Page 125

El Sanatorio Fantasma de Abades Cambio de escenario Por alguna razón, Angie consideró que el primer lugar escogido no era propicio. Y tras consultarlo con su equipo, nos propusieron visitar otro de los edificios. Salimos de la iglesia y recorrimos de nuevo lo que quedaba de aquella avenida hasta otro de las imponentes construcciones olvidadas. Paseando nuestra vista, hasta donde alcanzara en la nocturnidad, poco a poco nos hacemos conscientes de la dimensión fatídica que motivó su construcción. Aquel complejo debió estar proyectado para albergar a, al menos, un millar de personas de personas, siendo las menos numerosas, el personal docente. Cuantos debieron perecer en aquellos años por el cruen-

to mal que provocaba que su cuerpo se deshiciera en pedazos. Primero nos adentramos a explorar uno de aquellos barracones, que debieron tener como fin albergar el área administrativa. Estaba constituido por

Angie Frelland y su equipo Irish Ghost Hunters

un largo pasillo flanqueado por multitud de pequeñas habitaciones. Angie y su equipo se decanta por la situada más al fondo. Usaban para ello varillas de radiestesia, que según su opinión, apuntaban hacia una de las esquinas de aquel pequeño cubículo. No cabíamos todos, de modo que solo estuvimos presentes unos cuantos. Los demás continuaban explorando el resto de estancias. La psíquica británica nos pide que formáramos un coro, sujetándonos de las manos y que apagáramos nuestras linternas. Ella permaneció en medio indicando a cualquier presencia que anduviera en aquel lugar a que nos hiciera una señal. Y una de estas señales escogidas por la propia Angie, fue que levantara alguna de nuestras manos, que seguían entrelazadas. Ojalá pudiéramos explicar cuál fue la causa. En el caso de quien esto escribe, el escepticismo me mantenía alerta ante cualquier posible estímulo que me indicara que allí ocurría algo perfectamente natural. Pero de pronto, levemente, mi mano derecha comenzó a elevarse. Con ella, sujetaba a uno de los miembros de Irish Ghost Hunters y no puedo asegurar hasta que punto esa leve elevación era provocada por este sujeto. Solo puedo

Clave7 125

Revista Digital Clave7, nº10, Diciembre 2011, Año II  

José Manuel García Bautista-Fantasmogénesis; Anibal Clemente Cristobal-Arqueología Bíblica: Lo que la ciencia descifró y las preguntas pendi...