Page 5

www.

.com

para nosotros son imperceptibles”. En los terremotos de Bucarest, Friaul (Italia), México, Perú, Japón, Colombia, Turquía, Taiwan y de otros países, los perros de salvamento han dejado constancia documental de su eficacia. LAS RAZAS Cualquier perro, sea de raza o mestizo, si tiene cualidades, aptitudes, valentía, seguridad, agilidad, y autonomía, puede ser apto para salvar vidas. Sin embargo, existen algunas razas en particular que se han destacado en estas labores, tales como: el pastor alemán, pastor belga malinois, pastor belga tervueren, boorder collie, labrador retriever, golden retriever, por nombrar solo algunas. LOS INSTINTOS Los perros de rescate necesitan una serie de instintos e impulsos naturales fundamentales, los cuales pueden ser utilizados por el ser humano y modificados por la cría selectiva. Aunque no siempre es posible determinar cuando una actitud corresponde a un instinto o a una conducta aprendida, generalmente los primeros constituyen la base de los segundos. Existen en el animal dos grandes instintos, el de supervivencia y el de reproducción, de estos dos se desprenden una serie de impulsos que buscan satisfacer estos, los más implicados en los perros de salvamento son: a) De caza. Cuanto más elevado lo tenga, más fácil será conseguir una motivación alta que será la que mueva al animal a realizar el ejercicio. b) De presa. Se desarrolla a continuación del impulso de caza y es fundamental a la hora de recompensar al perro. c) De búsqueda. El perro intentará localizar su presa, en este caso, la víctima. La búsqueda se da de manera sistemática moldeando la conducta o sea entrenándolo para ello. UN OLFATO PARA CONFIAR Pareciera que el perro puede “ver” con el olfato y es tan impresionante esta capacidad que en la actualidad se llevan a cabo investigaciones con las cuales se están utilizando estos animales para la detección temprana de enfermedades como el cáncer. Ahora bien, en temas de salvamento y rescate existen algunas consideraciones

Septiembre / Edición No. 01

que el guía de catástrofes debe tomar en cuenta: • Los objetos calientes desprenden más olor en general. • Las cosas calientes en ambiente frío tienen más olor que en ambiente caliente. • Los objetos fríos en ambiente frío son difíciles de identificar. Cuando llueve el perro detecta peor el olor, pero cuando cesa, gracias a la evaporación y ambiente húmedo detecta mejor. Además puede haber otros factores que influyan en la detección de los olores, como la fatiga, dietas, medicamentos, alergias, concentración del olor, ambiente, temperatura, humedad y otros olores. ENTRENAMIENTO Una vez que la persona ha seleccionado el perro adecuado, en los términos antes expuestos, el paso siguiente para dar es el adiestramiento y, en este sentido, se debe practicar continuamente para conseguir que el animal esté en condiciones óptimas para poder acudir a una situación real. Un experto en el área como Mario Chan, director de K-SAR, explica que es importante hacer que el animal se enfrente a situaciones nuevas para que aprenda a resolverlas y así adquiera seguridad e independencia. Para ello, se utilizan técnicas, como las basadas en las teorías del Conductismo, tanto de Pavlov como Skinner, utilizando refuerzos negativos y positivos que condicionen el comportamiento. “Siempre con mucho criterio y sentido común”, enfatizó Chan. Se trata de un sistema que no es rígido y que va adaptándose a las necesidades, “porque en el tema del adiestramiento nadie tiene la verdad absoluta”, agregó. EL MODELO K-SAR Y LA CRUZ ROJA En KSAR se utiliza el sistema binomio hombre/mujer-perro para crear una relación ideal entre guía y perro, de manera que este último encuentre la seguridad necesaria. Se produce una situación ideal de apego y además se responde al instinto gregario del animal, que le hace buscar refugio y protección en la manada. Como existe un orden jerárquico, el guía se situará por encima del perro, en el orden social, siendo su indiscutible líder y una vez logrado este punto se inicia el entrenamiento. Además en situaciones adversas, que

5

Foto: Cortesía de K-SAR

no son controlables, como por ejemplo el clima o la zona de impacto, el animal puede tener comportamientos atípicos para lo cual es fundamental la figura del guía, de manera que pueda dar una adecuada lectura y orientar las acciones a seguir para el logro de los objetivos. El Director de KSAR explica que la metodología que utilizan en la organización ha sido probada con excelentes resultados. La meta final es conseguir perros fiables en la detección de personas sepultadas en catástrofes. Para lograrlo se utilizan diferentes técnicas que han demostrado alta fiabilidad. Además se cuenta con equipo valioso de líderes, que son los tutores Annette Quinn, Rafael Guerrero Arrocha, Ángel Rodríguez y Néstor Viveros, quienes con gran entusiasmo pero sobre todo

responsabilidad han sabido adquirir el compromiso que requiere la organización. ALEGRÍAS Y TRISTEZAS Los integrantes del Equipo Humano de KSAR resumen que como parte de la experiencia se viven sentimientos encontrados, por un lado están los momentos que los llena de felicidad, como cuando los perros son certificados, la emoción y adrenalina de cuando hay que asistir a una misión de rescate, así como las tristezas cuando se pierden compañeros de labores en la acción. Pero todos coinciden en señalar que la misión de salvar vidas bien vale la pena. “Para mí la felicidad no está en las riquezas materiales sino en la capacidad de servir al otro”, dijo Mario Chan, Director de K-SAR.

Mi mundo mascota E-01  

El primer periódico creado para los amantes de las mascotas en Panamá

Mi mundo mascota E-01  

El primer periódico creado para los amantes de las mascotas en Panamá

Advertisement