Issuu on Google+

“AXEL ME ENSEÑA SOBRE ARTE”

CANIGGIA Y SU HIJO PINTOR

Exclusivo: Padre e hijo en el jardín de su villa en Marbella, España. El ex atacante de la Argentina dice que descubrió el mundo de la pintura gracias a Axel.


Axel descubrió su vocación a los 7. Con apenas 18, en noviembre de 2009, hizo su primera muestra en el lujoso Ritz-Carlton de Marbella.

por Federico Levin

S

u padre es, sin duda alguna, uno de los más fantásticos jugadores que dio la Argentina en su rica historia futbolística. Por sus hasta hoy inigualables características fue “el hijo del vien-

to” durante dos décadas en una cancha. Idolo de un país entero, al que lo llevó a lo máximo con una pelota en sus pies, y adorado a lo largo y ancho del globo, Claudio Paul Caniggia (43) dejaba surcos sobre el césped con su velocidad y, antes de cumplir los

veinte años, ya sorprendía por sus cualidades. Hoy, lejos de los grandes estadios y las ruidosas ovaciones, la historia parece repetirse pero esta vez no sobre el verde, sino sobre lienzos, ya que su hijo mayor, Axel Caniggia es, a sus 18 años, un gran artista de la pintura

realista e hiper-realista. Como su padre, pero en el ámbito del arte y no del deporte, el joven artista logró gracias a su disciplina y extrema dedicación, plasmar a través de sus pinceladas la belleza de las cosas, utilizando técnicas de luz y color. Des-

“Mi familia me apoyó desde el comienzo y eso fue fundamental. Mi sueño es que mis obras sean reconocidas y pintar toda la vida.”


Axel y Claudio Paul hablan sobre uno de los primeros trabajos del joven. El jugador dice que jamás podría aconsejar a su hijo sobre arte pero sí es quien suele acompañarlo cuando viaja a Londres a encontrarse con otros destacados artistas.

de su casa en Marbella, Axel y Claudio eligieron a CARAS para contar y mostrar el trabajo del joven artista. “Me dicen que mi amor por la pintura empezó cuando tenía cuatro años. En esa época hice mis primeros dibujos. Pero lo que yo recuerdo es que hasta los siete u ocho, no tenia claro que quería dedicarme a esto”, cuenta

Axel, quien habla a la perfección castellano, italiano e inglés. Axel vive en Marbella, España, junto a su padre, su madre, Mariana Nannis (43), y sus hermanos, los mellizos Alexander, piloto de Karts y muy enfocado hacia la Fórmula 1, y la princesa de la casa, Charlotte (17), todos grandes admiradores de las

obras del mayor de los herederos. En la Costa del Sol, la familia vive en una villa estilo cortijo español con cinco mil metros cuadrados de parque y unos mil metros de casa, con pileta y espectaculares vistas al mar. La villa está ubicada en la exclusiva zona de Sierra Blanca donde viven, entre otras celebridades,

Dolph Lundgren, el recordado Iván Drago de Rocky IV. Fanático de Bob Dylan, Axel vivió al ritmo de los destinos futbolísticos de su padre hasta que a los trece años se estableció en España con su familia, donde descubrió el arte de la pintura. Decidido a dedicarse plenamen-

te a este oficio comenzó a estudiar en 2005 en el taller de Alexis, quien es un prestigioso pintor surrealista español. “Recuerdo por ese entonces que lo vi muy decidido y la verdad es que cuando un padre ve eso en un hijo, debe apoyarlo y yo lo hice. Pienso particularmente que el arte es algo

interesantísimo, así que para mí es algo fenomenal que él se dedique a esto”, dice Claudio Paul. De hecho, padre e hijo comparten viajes juntos a Londres, donde visitan a diferentes pintores amigos o celebridades como el artista Helmut Ditsch o el mentalista Uri Geller.

“Cuando veo a Axel hacer su trabajo me siento muy orgulloso. Uno espera que sus hijos tengan un objetivo y él lo tiene.”


A los 7 años pasea con su padre por Mónaco. Axel es el mayor de los tres hijos que Claudio Paul tuvo con su esposa Mariana Nannis. La pareja también tiene a los mellizos Charlotte y Alexander, quien es piloto de Karts.

“Cuando veo a Axel hacer su trabajo siento orgullo y satisfacción, porque uno espera que sus hijos tengan un objetivo, más que nada cuando son adolescentes y se acercan a la mayoría de edad. En su momento yo lo tuve en el deporte, y cuando vi que Axel ya desde la pre-adolescencia tuvo claro que se iba dedicar a esto, me pareció bien, y con todo gusto lo apoyé”, cuenta “el Pájaro”, finalista del Mundial de Italia ‘90 con la Selección Argentina de Carlos Salvador Bilardo. Pero no sólo siente orgullo, sino que también confiesa que aprende día a día sobre arte gracias a su hijo: “Escuchándole a él, he aprendido bastante acerca de arte y de ciertas cosas que antes no había oído nunca, lo cual es muy bueno para mí ya que me ha gustado. Está claro que no podría aconsejarle acerca de la pintura, de cómo trabajar, o qué técnicas usar, pero si puedo llegar a darle una opinión en algo se la doy, por supuesto”, dice el delantero, entusiasmado. Admirador de Michelangelo Merisi da Caravaggio, y Johannes Vermeer, y de Luciano Ventrone y Ditsch, entre otros, Axel ha realizado una veintena de obras entre las que se destacan: “La Espera”, “La Mirada” y “Nacimiento de frutas”, por nombrar algunas. Su primera exposición, titulada “Born from Nature”, la realizó en Noviembre de 2009 en el


Los Caniggia viven en una villa estilo cortijo español ubicada en la exclusiva zona de Sierra Blanca con cinco mil metros de parque y unos mil de casa, con pileta y una hermosa vista al mar.

lujoso Ritz-Carlton Villa Padierna de Marbella y si bien ya está proyectando otras exposiciones a futuro, lo que él más destaca es su predisposición y amor por el arte. “Tengo la suerte de poder dedi-

carme a lo que me gusta porque mi familia me apoya desde el inicio y no tengo que preocuparme por lo económico, pero soy consciente que gracias a ello he tenido más oportunidades que otros ar-

tistas y estoy agradecido por eso. Creo que aproveché bien las oportunidades que surgieron. Al final depende de tí, de ver y aprender lo más que puedas de los que más saben”, dice el joven Ca-

niggia, que sueña que sus obras sean reconocidas y poder pintar toda la vida. Agradecimientos: Jorge “Topo” López. Fotos: Rami Morante. www.axelcaniggia.com y www. claudiocaniggia.com.


Claudio Caniggia y Axel -su hijo pintor- Revista CARAS - Abril 2010