Page 90

~ 90 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Hubo una risa vacía. “Tienes razón. Está destrozado. Está acabado. Todo lo que él hace es llorar y estudiar minuciosamente viejos álbumes de fotos, o escuchar viejas cintas. Trinity está al lado de sí misma. Es patética. No hay forma de que él lo sepa”. “Entonces quien?”. “Conoces mis sospechas”. “Pero ella es solo una niña”. “Ella es más que eso. Lo sabes”. “Pero como podemos estar seguros?”. “No podemos”. “A menos…”. Sus voces se apagaron, y Bliss subió sigilosamente la escalera hasta su dormitorio. Ella se preguntaba de qué estaban hablando. Sonaba como si hubiesen perdido algo. Su mente le enseñó el collar que llevaba puesto. Jamás lo había regresado a su padre después de la noche del baile Four Hundred. Pero él jamás se lo había pedido de regreso. No podía ser el collar, porque BobiAnne la había visto usarlo el otro día y comentó cuan bien se veían con sus ojos. Ella dejó sus cosas en su dormitorio y recogió el teléfono. Dylan había estado en su mente todo el día después de la visita. Ella no podía creer que ni siquiera la recordara. Ella no sabía si era mejor reír o llorar cuando pensó en él. Bliss cambió sus ropas de la escuela y se puso algo más cómodo. Se metió a la cocina, donde encontró a Jordan haciendo una tarea en la encimera. “Qué sucede?”, preguntó Jordan, levantando la vista de sus libros. La chica tenía todos los honores de su clase – algo que Bliss no consiguió hasta que su sangre vampiro le diera un puntapié. “Nada”, Bliss negó con su cabeza. “Es sobre ese chico, cierto? Tu amigo?”, preguntó Jordan. Bliss suspiró y asintió. Ella estaba aliviada cuando su hermana no la presionó para hablar de ello. En lugar de eso, Jordan partió su barra de Toblerone en dos. Era el dulce favorito de Jordan, y lo reservaba en su dormitorio porque BobiAnne siempre arengaba sobre su peso. “Gracias”, dijo Bliss, dando una mascada. El chocolate era dulce y delicioso como si se derritiera en su lengua. Bliss estaba emocionada. Su pequeña hermana intentaba hacerla sentir mejor de la única forma que ella sabía hacerlo. “Necesitas ayuda con algo?”, preguntó, como una forma de decir que agradecía su considerado gesto. “Nop”. Jordan negó con su cabeza. “De todos modos eres un caso perdido en matemáticas”. “Cierto”. Bliss se rió. Tomó el control remoto hacia la pequeña tv de plasma colgada en la encimera. “Te molesta?”, preguntó, revisando los canales. “Nah”.

Translated by Dana Alexia

Blood 03  
Advertisement