Page 89

~ 89 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 25 Bliss nunca entendió el encaprichamiento de Schuyler con Jack Force y deseaba que su amiga dejara ese fantasma particular. Nada bueno podía salir de ello. Aunque Bliss era un nuevo miembro del Comité y estaba comenzando a aceptar los caminos de su especie, siempre había entendido una cosa: no debes fastidiar el vínculo. El vínculo era algo serio. Nada separaría a Jack y Mimi; nada se suponía que debía entrometerse entre ellos. Era imposible hasta pensar de otra manera. Bliss pensó que Schuyler siempre lo tomaba demasiado a la ligera, lo que era raro para una chica que su propia madre fue la primera de su raza en romper el vínculo y vivir (si pueden llamar a eso vivir), con las consecuencias. Pero como ellos dicen, el amor es ciego. Pero ella no dijo “te lo dije” después de la lectura. Bliss no era de ese tipo de amiga. Tampoco de las que hablaban mientras se retiraban de una reunión del Comité. Oliver se había marchado rápidamente, retirándose antes que la reunión haya acabado, mientras Schuyler estaba deprimida y callada camino a casa de la escuela. Bliss no le preguntó si ella aún se encontraba con Jack en ese apartamento del centro de la ciudad – un secreto que un día Schuyler había soltado inocentemente, varios meses atrás, cuando ella le dijo a Bliss sobre la llave que encontró en un sobre con una dirección, el cual había sido deslizado bajo su puerta. Al día siguiente, cuando Schuyler llegó a la escuela exaltada y distraída, Bliss tuvo que sumar dos más dos. Bliss culpaba a Jack Force. Él debió saberlo. Él tenía acceso a la sabiduría de su pasado, mientras que Schuyler era un espíritu nuevo, tan ciega y tonta como un Sangre Roja. Él debió haber dejado a Schuyler. Ambos padres de Bliss estaban en casa cuando ella llegó, lo cual la sorprendió. BobiAnne usualmente tenía sus tratamientos de celulitis a esa hora, y Forsyth se suponía que estaba en Washington por la semana. Ella puso su llave en la bandeja de plata de la mesa principal y fue al vestíbulo, atraída por las voces discutiendo. Sonaba como Forsyth y BobiAnne estuvieran gritándose. Pero Bliss prontamente se dio cuenta que solo era su audición vampírica que la hacía verlo de esa forma. En realidad, ellos solo estaban susurrando. “Estás seguro que lo tienes completamente asegurado?”, esa era BobiAnne, sonando más agitada de lo que Bliss en su vida la había escuchado. “Positivo”. “Te dije que te lo llevaras lejos”. “Y te dije que eso no sería seguro”, dijo Forsyth bruscamente. “Pero quien lo haría? Quien sabe que lo tenemos? Él ni siquiera se ha dado cuenta que está perdiendo…”.

Translated by Dana Alexia

Blood 03  
Advertisement