Page 85

~ 85 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 24 “El pasado a veces puede cegarnos de lo que está sucediendo hoy”, dijo el jefe de los Guardianes al comenzar su lectura. “Es por qué hemos estado en rechazando la existencia de los Sangre Plateada por tanto tiempo. Porque nuestro pasado nos dijo que ellos ya no eran una amenaza. Porque el pasado nos cegó ante su existencia. Hemos olvidado como eran los primeros días de nuestra historia. Hemos olvidado la Gran Guerra. Sobre nuestros enemigos. Nos hemos vuelto suaves y satisfechos. Atiborrándonos en los Sangre Roja y volviéndonos obesos y flojos e ignorantes”. Algo sutil para decir cuando su chaleco estaba tirante en los botones, pensó Schuyler. Era otro lunes. Otra reunión del Comité. Una aburrida también, ya que hoy no practicarían el mutatio. Sentados al lado de ella, Bliss y Oliver miraban tan aburridos como ella se sentía. La visita a las Transiciones había sido muy inquietante para todos ellos, afectando mayormente a Bliss. Schuyler no sabía que esperaban ver ellos, pero ciertamente no esperaban encontrar los recuerdos y la personalidad de Dylan borrados por completo. Seguro, Dylan no parecía como si estuviera a punto de noquearlos con un encantamiento mental o comenzar a soltar acusaciones sobre uno de ellos siendo un subordinado de Satán, pero no se parecía para nada a él tampoco. Era como si fuese una persona completamente diferente. Él era afable, simpático, y completamente aburrido. Ninguno de sus doctores estaban cerca para contestar alguna pregunta, y la enfermera no les diría nada excepto que Dylan, hasta donde podía decir, estaba “bien”. Él era obediente al ir a todas las sesiones de terapia y “progresando”. Schuyler sabía que Bliss se culpaba a sí misma, pero no había nada que ellos pudieran hacer. Ninguno tenía idea de como arreglar lo que sea que le haya sucedido a Dylan. Ella había intentado consolar a Bliss lo más que pudo. Ella sabía cuan terrible se sentiría ella si hubiese visto a Jack de esa forma. Si la mirara como si no la conociera. Y ahora, eso era exactamente lo que iba a suceder una vez que se vinculara con Mimi. Él se olvidaría completamente de Schuyler, olvidaría lo que se quieren. Schuyler intentó prestar atención a lo que el Guardián Oelrich estaba diciendo. Era una información importante, pero no tenía paciencia para ello en este momento. Sentado justo frente a ella estaban los gemelos Force. Ella los observó entrar al salón juntos, sintiéndose ofendida al ver a Jack riéndose de algo que le decía su hermana. Aunque, por supuesto él tenía que fingir. La atmósfera en la casa era frenética con los preparativos para el vínculo. Diferentes paquetes llegaban cada día, y varías personas llamaban. La planificadora del vínculo de Mimi, Lizbet Tilton, llegó con un grupo de fotógrafos, estilistas, floristas, y “artistas de paisaje auditivo” (las palabras exactas para Translated by Dana Alexia

Blood 03  
Advertisement