Page 83

~ 83 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

practicando tai chi sobre el césped, otros realizando poses de yoga, y otros grupos sentados en el césped en un círculo. “Grupo de terapia”, susurró Bliss mientras seguían su camino hacía la puerta principal del edificio central. “Le pregunté a Honor como era aquí, y ella dijo que hay un montón de terapia de regresión”. Ellos fueron recibidos en la entrada por una delgada mujer bronceada en una polera blanca y pantalones blancos. El efecto era menos clínico y más a la moda – como un ashram de New Age. “En que puedo ayudarles?”, preguntó la mujer de manera agradable. “Estamos aquí para visitar a un amigo”, dijo Bliss, quien se había convertido en vocero del trío. “Nombre?”. “Dylan Ward”. La asesora revisó el computador y asintió. “Tienen permiso del senador para visitar a este paciente?”. “Yo soy su, ehm , hija”, dijo Bliss, mostrándole a la mujer su ID. “Genial. Él está en el campus norte, en una casa privada. Sigan el camino fuera de la puerta, verán señales”. Les entregó pegamentos de visitante. “Las horas de visitas es hasta las cuatro. La cafetería está en el edificio principal. Es el Día Internacional – creo que es Vietnamita. Les gusta el pho?”. “Acabamos de comer”, dijo Oliver, y Bliss pensó que ella sintió una pizca de una sonrisa en las palabras de Oliver. “Pero gracias”. “Parece ser agradable aquí”, dijo Schuyler mientras caminaban por el follaje. “El Comité hace un buen trabajo, les otorgaré eso. Nada más que lo mejor para los vampiros”. Oliver asintió y se puso un par de gafas oscuras de sol. Bliss no podía creer cuan calmado y organizado estaba todo. Aquí era donde ellos ponían a los Sangre Azul aproblemados? Quizás ella cometió un error en esconder a Dylan por tanto tiempo. Quizás realmente ellos puedan ayudarlo aquí. Ella comenzó a sentirse menos tensa y más optimista. Varios pacientes los apuntaban mientras pasaban. La habitación de Dylan era una de las casas más lindas, con una cerca blanca y rosales creciendo en las ventanas. Una enfermera estaba sentada en una antesala. “Él está durmiendo. Pero déjenme ver si quiere visitas”, les dijo. Ella desapareció en la habitación principal, y pudieron escuchar su conversación en un suave y gentil tono hacia Dylan. “Él está listo”. La enfermera sonrió y les indicó que eran bienvenidos para entrar. Bliss exhaló y no se dio cuenta que estaba sosteniendo su respiración todo este tiempo. Dylan ciertamente se veía mejor. Estaba sentado en la cama, había color en sus mejillas, y no se veía tan delgado o demacrado. Su cabello negro había sido cortado a si que no caía en lacios mechones sobre su rostro, y él estaba bien afeitado. Translated by Dana Alexia

Blood 03  
Advertisement