Page 15

~ 15 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Aunque, los vampiros no tenían familia en el sentido de los Sangre Roja: ellos eran los ex hijos de Dios, inmortales, sin verdaderos padres. Forsyth era apenas su “padre” para este ciclo. Tal vez sea lo mismo con Allegra. Ella se abstuvo de contarle a Schuyler su descubrimiento. Schuyler era protectora con su madre, y Bliss era demasiado tímida para afirmar una conexión con una mujer que nunca ha conocido. Aun así, ella sentía un parentesco con Schuyler desde que encontró la fotografía. “Aún sigues teniendo esas – ya sabes, pérdidas de conciencia?”, preguntó Schuyler. Bliss negó con la cabeza. Las pérdidas de conciencia se detuvieron al mismo tiempo que comenzaron las visiones. Ella no sabía cual era peor. “Sky, has pensado en lo de Dylan?”, preguntó con indecisión. “Todo el tiempo. Desearía saber lo que le sucedió”, dijo Schuyler, apartando su sándwich y comiendo una parte al mismo tiempo: pan primero, luego una bola de atún, luego una mordida de lechuga. “Lo extraño. Él era un buen amigo”. Bliss asintió. Ella se preguntaba como podía abordar el tema. Ella había estado ocultando por demasiado tiempo un enorme secreto. Dylan, quien todos habían dado por muerto, quien había sido tomado por un Sangre Plateada, quien desapareció completamente… había regresado, estrellándose en su ventana hace dos semanas y contándole las historias más escandalosas. Desde la noche en que él había regresado, Bliss no sabía qué creer. Dylan tenía que estar completamente chiflado. Loco. Lo que él había dicho esa noche. No tenía sentido, pero él estaba convencido en que era la más sagrada verdad. Ella jamás podría disuadirlo en eso, y últimamente él estaba amenazando con hacer algo. Justo esa mañana él estaba seriamente trastornado. Desvariado. Gritando como un loco. Fue difícil de observar. Ella le había prometió que ella haría….ella haría… qué haría ella? No tenía idea. “Bliss Llewellyn?”. “Aquí”, respondió Bliss, poniéndose de pie y metiendo su portafolio debajo de su brazo. “Estamos listos. Disculpa la espera”. “No hay problema”, dijo ella, dándoles la sonrisa más profesional. Ella siguió a la chica dentro de una ventilada habitación en la parte de atrás. Bliss tenía que caminar en lo que parecía el largo de una cancha de fútbol para alcanzar la pequeña mesa donde estaba sentado el diseñador. Siempre era así. A ellos les gustaba mirarte caminar, y después de que digas hola, ellos te pedían que te dieras vuelta y caminaras otra vez, Rolf estaba audicionando para su Semana de la Moda, y a su lado estaba sentado su equipo: una bronceada mujer rubia usando gafas oscuras, un delgado hombre afeminado, y varios asistentes. “Hola Bliss”, dijo Rolf. “Esta es mi esposa, Randy, y él es Cyrus, está ensamblando el espectáculo”. Translated by Dana Alexia

Blood 03  
Blood 03  
Advertisement