Page 1

~1~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Translated by Dana Alexia


~2~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Translated by Dana Alexia


~3~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

La más grande prueba de coraje es llevar la derrota sin perder el corazón. —Robert G. Ingersoll

Tú eras un vampiro y yo nunca veré la luz. —Concrete Blonde, "Bloodletting"

Ahora la guerra surgió en el cielo, Michael y sus ángeles lucharon contra el dragón; y el dragón y sus ángeles lucharon, pero fueron derrotados y no hubo otro lugar para ellos en el cielo… “Ay pobre de ti, oh tierra y mar, para el demonio que ha bajado a ti en gran ira, porque él sabe que su tiempo es corto!”. —Revelation 12:7-12

Translated by Dana Alexia


~4~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

LA BATALLA DE CORCOVADO

Ella miró arriba y vio a Lawrence encerrado en una feroz lucha con su adversario. Su espada cayó al suelo. Encima de él surgía una blanca, y brillante presencia. Era tan brillante que era enceguecerá, como mirar directo al sol. Era el Lightbringer. La Estrella de la Mañana. Su sangre se congeló. “Schuyler!”, la voz de Oliver era ronca. “Mátalo!”. Schuyler levantó la espada de su madre, viendo el destello de la luz de la luna, un largo, pálido y mortífero tiro. Levantado en la dirección del enemigo. Corrió con toda su fuerza y clavó su arma en el corazón. Y falló.

ARCHIVOS DE AUDIO: Depósito de Historia DOCUMENTO CLASIFICADO: Solo Autorización Consagrada. Transcripción informe de Venator 1/5

“Un sonido de siseo, luego un click”. Tengo la firme posición en el Área Objetivo y comenzaré la investigación de la muerte por consumo de Augusta Carondolet. La víctima fue encontrada completamente drenada en un club nocturno de Nueva York, el Banco. Las siguientes personas de interés estuvieron en el área la noche del ataque: Schuyler Van Alen: Mestiza, padre mortal sin distinción; Madre: Allegra Van Alen (Gabrielle); quince años. Bliss Llewellyn: Hija de ciclo del Senador Forsyth Llewellyn; los registros de nacimiento indican madre desconocida (es esto correcto?); quince años. Madeleine Force: Hija de ciclo de Charles Force (Michael) y Trinity Force; dieciséis años. Hermano gemelo Benjamin Force también en las inmediaciones la noche del 12/9, ha sido removido de la lista de sospechosos ya que confirmó que había abandonado el local antes del ataque. Una situación EXTREMADAMENTE DELICADA ya

Translated by Dana Alexia


~5~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

que esta sospechosa es hija del actual Regis. No revelar la lista de sospechosos al Regis hasta que todo este confirmado. Sospechoso inicial, Dylan Ward, aún anda suelto; paradero: desconocido.

CAPÍTULO 1 La temprana y amarga fría mañana de Marzo, Schuyler Van Alen entró por las puertas de vidrio de la Escuela Duchesne, sintiéndose aliviada mientras caminaba por la entrada dominada por un imponente Sargento John Singer en los retratos de los fundadores de la escuela. Ella dejó la capucha de su elegante parca de piel sobre su grueso cabello oscuro, prefiriendo el anonimato en vez del intercambio de saludos casuales de otros estudiantes. Era extraño pensar que la escuela como un refugio, un escape, un lugar que miraba para ir. Por tanto tiempo, Duchesne, con sus brillantes suelos de mármol y extensa vista del Central Park, había sido nada menos que una cámara de torturas. Ella tenía pavor de caminar por la gran escalera, se sentía miserable en sus inapropiadas y odiadas salas de clase, y hasta lograba menospreciar las magníficas baldosas terrazzo en el comedor. Schuyler en la escuela a menudo se sentía fea e invisible, aunque sus profundos ojos azules y su delicada apariencia de muñeca de porcelana ocultaban eso. Toda su vida, sus adinerados compañeros de clases la trataban como loca, una paria – no deseada e intocable. Incluso si su familia era uno de los más antiguos e ilustres nombres en la historia de la ciudad, los tiempos han cambiado. Los Van Alen, una vez un clan de orgullo y prestigio, se había reducido y marchitado a lo largo de los siglos, por lo que ahora estaban prácticamente extintos. Schuyler era uno de los últimos. Por un tiempo, Schuyler había esperado que el regreso de su abuelo del exilio cambiaría eso – que la presencia de Lawrence en su vida significaría que no iba a estar más sola. Pero esas esperanzas fueron arrojadas cuando Charles Force la alejó de la gastada arenisca café en Riverside Drive, el único hogar que conocía. “Te vas a mover o tengo que hacer algo?”. Schuyler sobresaltada. Ella no había notado que ella estaba de pie aturdida en frente de su casillero. El timbre señalaba el comienzo del día. Detrás de la parada Mimi Force, su nueva compañera de hogar. No importaba cuan fuera de lugar se sentía Schuyler en la escuela, no había comparación con el frío ártico que ella sentía a diario en la gran casa de los Force al otro lado del Museo Metropolitano. En el Duchesne, no tenía que oír a Mimi gruñendo sobre cada segundo de su día. O al menos solo sucedía unas cuantas horas. No le impresionaba que el Duchesne se sintiera tan acogedor últimamente. Translated by Dana Alexia


~6~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Aunque Lawrence Van Alen era ahora el Regis, cabeza de los Sangre Azul, él había sido impotente al detener el proceso de adopción. El Código de los Vampiros estipulaba una estricta adherencia a las leyes humanas, para mantener seguros a los Sangre Azul de una vigilancia no deseada. En su última voluntad y testamento, la abuela de Schuyler la había declarado un menor emancipado, pero en un astuto movimiento, los abogados de Charles Force habían protestado sus principios en las cortes de los Sangre Roja. La corte estuvo a su favor, y Charles había sido nombrado el albacea de la herencia, ganando a Schuyler como parte del paquete. “Y bien?”, Mimi seguía esperando. “Oh. Uh. Lo siento”, dijo Schuyler, agarrando su libro y corriéndose. “Lo siento está bien”, dijo Mimi con sus ojos verde esmeralda y dándole a Schuyler una mirada despectiva. La misma mirada que le dio a Schuler en la mesa de cena la pasada noche, y la misma mirada que le dio a Schuyler cuando chocaron en el pasillo esa mañana. La mirada que decía: qué haces aquí? No tienes derecho de existir. “Qué te he hecho?”, susurró Schuyler, metiendo un libro a su bolso. “Salvaste su vida!”. Mimi fulminó con la mirada a la llamativa cabeza roja que había hablado. Bliss Llewellyn, la texana trasplantado y ex acólita de Mimi, la fulminó con la mirada de vuelta. Las mejillas de Bliss estaban tan rojas como su cabello. “Ella te salvó el pellejo en Venecia, y ni siquiera tienes la decencia de ser agradecida!”. Hace un tiempo Bliss había sido la sombra de Mimi, feliz de seguirla en cada directriz, pero la confianza se había quebrado entre ambas ex amigas desde el último ataque del Sangre Plateada, cuando Mimi había sido revelada como servicial, como una ineficaz conspiradora. Mimi había sido condenada a arder en llamas, hasta que Schuyler fue a su ayuda para el juicio de sangre. “Ella no salvó mi vida. Simplemente dijo la verdad. Mi vida nunca estuvo en peligro”, contestó Mimi mientras corría su cepillo plateado por su fino cabello. “Ignórala”, le dijo Bliss a Schuyler. Schuyler sonrió, sintiéndose valiente ahora que ella la había apoyado. “Es difícil hacerlo. Es como fingir que el calentamiento global no existe”. Ella pagaría más tarde por ese comentario, ella lo sabía. Habría guijarros en su cereal para el desayuno. Alquitrán en sus sábanas, o la más nueva molestia – la desaparición de otra de sus cada vez más escasas posesiones. Ella ya había perdido el medallón de su madre, sus guantes de cuero, y una copia doblada de El Juicio de Kafka, inscrito en la primera página con las iniciales “J.F.”. Schuyler sería la primera en admitir que el segundo dormitorio para huéspedes en la mansión de los Force (el primero continuaba reservado para visitas de dignatarios) era difícilmente el armario bajo las escaleras. Su habitación estaba hermosamente decorada y suntuosamente designada con todo lo que una chica quiere: una cama tamaño queen con edredón acolchado, armarios repleto de ropa de diseñador, un Translated by Dana Alexia


~7~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

centro de entretenimiento de alta calidad, docenas de juguetes para Beauty, su sabueso, y un nuevo MacBook ultraliviano. Pero si su nuevo hogar era rico en obsequios materiales, carecía del encanto de la antigua habitación. Ella extrañaba su antigua habitación, con sus paredes Mountain Dew amarillas y su escritorio desvencijado. Extrañaba su sala de estar cubierta de polvo. Extrañaba a Hattie y Julius, quienes habían sido su familia desde su infancia. Extrañaba a su abuelo, por supuesto. Pero más que nada, extrañaba su libertad. “Estás bien?”, preguntó Bliss, golpeándola en el codo. Schuyler había regresado de Venecia con una nueva dirección y una inesperada aliada. Mientras ella y Bliss siempre fueron amistosas, ahora eran casi inseparables. “Si. Estoy acostumbrada. Podría meterla en una jaula para pelear”. Schuyler sonrió. Ver a Bliss en la escuela era uno de pequeños respiros de felicidad que el Duchesne proporcionaba. Ella volvió a las escaleras, siguiendo a la multitud de camino en la misma dirección, cuando por la esquina de sus ojos vio en un parpadeo y lo supo. Era él. Ella no tenía que mirar para saber que él estaba entre la multitud de estudiantes caminando en la dirección contraria. Ella siempre podía sentirlo, como si sus nervios fueran receptores de antena afinados que lo captaban donde sea que estuviera cerca. Quizás era el vampiro en ella, dándole la habilidad de decirle cuando otro estaba cerca, o quizás no tenía nada que ver con poderes de otro mundo. Jack. Sus ojos estaban enfocados hacia adelante, como si el nunca la hubiese visto, nunca hubiese registrado su presencia. Su cabello rubio lacio y brillante, el mismo matiz traslúcido que el de su hermana, estaba hacia atrás de su orgullosa frente; y a diferencia de otros chicos a su alrededor, vestidos en una variedad de grados de desaliño, él se veía regio en blazer y corbata. Él era tan apuesto que era difícil para Schuyler respirar. Pero solo hasta la casa – Schuyler se rehusaba a llamarlo hogar – Jack la ignoraba. Ella dio otra mirada a escondidas a su dirección y luego subió de prisa las escaleras. Glass ya había comenzado cuando ella llegó. Schuyler intentó ser lo más discreta mientras caminaba, por costumbre, hacia los asientos traseros al lado de la ventana. Oliver Hazard-Perry estaba sentado ahí, inclinado en su cuaderno. Pero se dio cuenta justo a tiempo y se movió por la sala para sentarse al lado del radiador, sin decir hola a su mejor amigo. Charles Force lo había dejado claro: ahora que ella estaba bajo su techo, ella tendría que seguir sus reglas. La primera regla era que Schuyler tenía prohibido ver a su abuelo. El rencor entre Charles y Lawrence era fuerte, y no solo porque Lawrence le había desplazado a Charles la posición en el Cónclave.

Translated by Dana Alexia


~8~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“No lo quiero llenándote la cabeza con mentiras”, le había dicho Charles. “Él puede mandar en el Aquelarre, pero él no tiene poder en mi casa. Si me desobedeces, te prometo que lo lamentarás”. La segunda regla de vivir con los Force era que estaba prohibido relacionarse con Oliver. Charles estaba enfurecido cuando descubrió que Schuyler había convertido a Oliver (su Conducto designado), en su conocido humano. “Primero que todo, eres demasiado joven. Segundo, es odioso. Desagradable. Los Conductos son sirvientes. Ellos no son – ellos no cumplen con los servicios de los conocidos humanos. Debes tomar un nuevo humano inmediatamente y cortar toda relación con este chico”. Si estuviera presionada, admitiría a regañadientes que Charles probablemente estaba en lo correcto. Oliver era su mejor amigo, y ella lo había marcado como su propiedad, tomó su sangre en la de ella, y hubo consecuencias por sus acciones. A veces ella deseaba poder regresar a la forma en que ellos eran antes de que todo se volviera tan complicado. Schuyler no tenía idea de por qué Charles le importaría a quien ella convertía en conocido familiar de todos modos, ya que los Force suprimían la antigua práctica de mantener humanos Conductos. Pero ella siguió las reglas al pie de la letra. En la medida en que todos podían ver, ella no tenía contacto absoluto con Lawrence, y se abstuvo de realizar el Beso Sagrado con Oliver. Había tantas cosas en su nueva vida que podía y no podía hacer. Pero había algunos lugares donde las reglas no se aplicaban. Un sitio donde Charles no tenía poder. Un sitio donde Schuyler podía ser libre. Para eso eran los lugares escondidos.

Translated by Dana Alexia


~9~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 2 A Mimi le gustaba el sonido de los tacos sobre el mármol. Sus charoles Jimmy Choos hacían un satisfactorio click, click, clack que hacía eco por todo el vestíbulo de la Torre Force. La brillante nueva oficina central del imperio de los medios de comunicación de su padre comprendía varios edificios en el medio del centro de Manhattan. Los relucientes bancos del elevador regularmente devolviendo una multitud de “Forcies” – los apuestos empleados de la organización de medios de comunicación Force – directores de diseño, directores de moda, directores de estilo de vida, marchándose a sus reuniones de almuerzo en Michael o subiéndose a autos que los escoltarán a varias citas alrededor de la ciudad. Era un grupo bien vestido, con similares rostros ceñidos, como si sus agendas perpetuamente ocupadas no les dejaran tiempo para sonreír. Mimi armonizaba. Ella solo tenía dieciséis, pero mientras caminaba entre la multitud, pasando el vestíbulo y dentro del oscuro hueco que ocultaba un elevador que solo podía tener acceso mediante una clave secreta e irreproducible, ella se sentía increíblemente vieja. Recordó cuando la Torre Force que originalmente había sido bautizada como el Edificio Van Alen. Por años había estado como una mera fundación de tres plantas, ya que su planeada torre no hubiese sido nunca construida a no ser después del Crash de 1929 y de la Gran Depresión. Solo el último año la compañía de su padre finalmente completó la construcción de acuerdo con los antiguos planes y bautizando el edificio con un nuevo nombre. Mimi miraba alrededor y discretamente enviaba una fuerte sugerencia a cualquiera que pudiera estar cerca. Ella encontró el pomo de la puerta y puso su dedo en la cerradura, presionándolo tanto que salía sangre. La sangre del análisis en la cerradura no era lo último en tecnología de seguridad, pero si un antediluviano. Su sangre había sido analizada y comparada a los archivos de ADN del Depósito; una coincidencia que confirmaría que solo un verdadero Sangre Azul estaba de pie en la entrada. La sangre no podía ser duplicada y tampoco extraída. La sangre de vampiro desaparece dentro de minutos al estar expuesta al aire. Las puertas se abrieron silenciosamente, y Mimi tocó para bajar. Lo que los Sangre Roja no sabían era que en 1929, el edificio había sido construido completamente – excepto que fue ampliado hacia abajo en lugar de hacia arriba. De hecho la torre era un “centro de todo” – una estructura construida bajo la tierra, con túneles bajo el centro del planeta, en vez de arriba hacia el cielo. Mimi observaba mientras los pisos descendían. Iba cincuenta, luego cien, luego doscientos, luego trescientos pies bajo la superficie. En el pasado, los Sangre Azul habían vivido bajo tierra para esconderse de sus agresores Sangre Plateada. Ahora Mimi comprendía a lo Translated by Dana Alexia


~ 10 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

que se había referido Charles Force cuando comentó despectivamente que Lawrence y Cordelia tendrían a los vampiros “humillados en cuevas otra vez”. Finalmente el elevador se detuvo y la puerta se abrió. Mimi asintió al Conducto en el escritorio. El Sangre Roja parecía un topo ciego, viéndose como si no hubiese visto el sol en un largo tiempo. Como las falsas leyendas perpetuadas sobre los vampiros, Mimi pensó con regocijo. Ella podía sentir la custodia, las fuertes protecciones establecidas alrededor del área. Esto se suponía ser uno de los refugios más secretos y seguros de los Sangre Azul. Lawrence disfrutó una enormidad en la brillante, y llamativa nueva torre que había sido construida en la cima. “Nos estamos escondiendo a plena vista!”, se rió entre dientes. El Depósito de Historia había sido recientemente cambiado a algunos pisos más abajo. Desde el ataque, la guarida bajo el club había sido abandonada. Mimi aún se sentía culpable de lo que había sucedido ahí. Pero no fue su culpa! Ella no quiso causar ningún daño. Ella solo quería a Schuyler fuera del camino. Quizás ella había sido ingenua. No había necesidad de persistir ahora en ese pensamiento. “Buenas tardes, Madeleine”, una mujer elegantemente vestida en un elegante traje Chanel la saludó cortésmente. “Dorothea”, asintió Mimi, siguiendo a la vieja bruja hacia la sala de conferencia. Ella sabía que varios miembros del Cónclave no eran entusiastas en su acceso al círculo íntimo. Ellos estaban preocupados de que ella aún era demasiado joven y no estaba en control con todos sus recuerdos, la totalidad de su sabiduría de todas sus vidas pasadas. El proceso hacia un completo Sangre Azul auto realizado comienza durante la transformación a los quince, y continúa hasta el fin de uno de los Años del Ocaso (o aproximadamente a los veintiún años de edad), cuando el caparazón humano se entrega completamente, revelando finalmente el vampiro debajo. A Mimi no le importaba lo que ellos pensaran. Ella estaba ahí para cumplir una obligación, y si ella no recordaba todo, ella recordaría lo suficiente. Ella estaba ahí porque Lawrence había ido a la mansión de los Force una noche, poco después de que ellos regresaran de Venecia, para hablar con Charles. Mimi había oído toda la conversación. Cuando Lawrence había asumido como Regis, Charles voluntariamente había resignado su puesto en el Cónclave, pero Lawrence le insistía que lo reconsiderara. “Ahora necesitamos toda nuestra fuerza. Te necesitamos, Charles. No nos des la espalda”, la voz de Lawrence era baja y grave. Él tosió varias veces, y el olor de tabaco dulce de su pipa había llenado el pasillo de la oficina de su padre. Charles era inflexible. Él había sido humillado y rechazado. Si el Cónclave no lo hubiese tenido, él no tendría el Cónclave. “Por qué me necesitan cuando ellos te tienen, Regis”, bufó Charles, como si siquiera decirlo era desagradable. “Iré”.

Translated by Dana Alexia


~ 11 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Lawrence solamente levantó una ceja al descubrir a Mimi de pie al frente de ellos. Charles tampoco se veía demasiado sorprendido. Encontrando una forma de abrir las puertas siempre había sido uno de los talentos de Mimi, incluso cuando era pequeña. “Azrael”, murmuró Lawrence. “Lo recuerdas?”. “No todo. No aún. Pero si te recuerdo… Abuelo”, dijo Mimi con una sonrisita. “Eso es suficiente para mí”, Lawrence sonrió en una forma que no era demasiado distinta de la propia sonrisa de Charles. “Charles, está decidido. Mimi puede tener tu puesto en el Cónclave. Ella te informará, como tu representante. Azrael, puedes irte”. Mimi estaba a punto de alegar, hasta que se dio cuenta que había sido encantada para dejar el estudio sin darse cuenta. Ese viejo bobo era inteligente. Pero nada iba a detenerla de poner su oreja contra las puertas. “Ella es peligrosa”, dijo Lawrence suavemente. “Estaba sorprendido al saber que habías llamado a los gemelos para este ciclo. Era realmente necesario?”. “Como tu dijiste, ella es fuerte”, suspiró Charles. “Si hay una batalla por delante, como tu nos quieres hacer creer a todos, Lawrence, la necesitarás a tu lado”. Lawrence resopló. “Si ella se mantiene fiel”. “Siempre lo ha sido”, dijo Charles bruscamente. “Y ella no es la única entre nosotros que una vez amó a la estrella de la mañana”. “Un grave error que todos cometemos”. Asintió Lawrence. Charles dijo suavemente. “No, no todos”. Mimi flotó lejos de la puerta. Ella había oído todo lo que necesitaba oír. Azrael. Él la había llamado por su verdadero nombre. Un nombre que estaba grabado dentro de su consciencia, dentro de sus huesos, de su sangre. Qué era ella excepto por su nombre? Cuando estás vivo miles de años, tomando un nuevo apodo después de otro, los nombres se vuelven como un papel de regalo. Algo decorativo al cual respondías. Tomar su nombre en este ciclo, por ejemplo: Mimi. Era el nombre de una socialite, una mujer frívola que pasaba sus días llevando al límite las tarjetas de crédito y que solo le importaban los tratamientos de spa y cenas con invitados. Ocultaba su verdadera identidad. Para ella era Azrael. Ángel de la Muerte. Ella trajo oscuridad a la luz. Era su regalo y su maldición. Ella era un Sangre Azul. Como Charles había dicho, una de las más fuertes. Charles y Lawrence habían estado conversando sobre el fin de los días. La Caída. Durante la guerra con Lucifer, debía ser Azrael y su gemelo, Abbadon, quienes voltearon la marea, quienes cambiaron el curso de la última batalla. Ellos habían traicionado a su príncipe y unido a Michael, arrodillándose a la espada de oro. Ellos habían sido fieles a la luz, aunque ellos estaban hechos de oscuridad. Lo de ellos había sido un abandono crucial. Si no hubiese sido por ella y Jack, quien podría decir quien hubiese ganado? Sería Lucifer el rey de todos los reyes en un trono celestial si ellos no lo hubiesen abandonado? Y qué hubiesen ganado ellos de todos Translated by Dana Alexia


~ 12 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

modos, sino que esta vida interminable en la tierra. Este ciclo interminable de reparación y absolución. Por quien y para qué compensar? Sabrá Dios siquiera que ya no existen? Alguna vez ellos recuperaron el paraíso que habían perdido?. Había sido útil? Mimi se preguntaba mientras tomaba asiento en el Cónclave, ahora solo informando lamentaciones entre sus pares. Ella miró donde Dorothea Rockefeller estaba mirando. El horror casi la tambaleó. Dentro de la guarida más protegida, y más segura de los Sangre Azul, y sentado al lado de Lawrence en un puesto de honor, no había otro más que si no el desvergonzado ex Venator, el traidor Sangre Plateada, Kingsley Martin. Él agarró su mirada y apuntó dos dedos en la forma de una pistola en su dirección. Y Kingsley siendo Kingsley, sonrió pretendiendo accionar el gatillo.

Translated by Dana Alexia


~ 13 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 3 A diferencia de la mayoría de las salas de exposición de los diseñadores, las cuales estaban decoradas en el más mínimo, y casi clínico estilo con apenas un arreglo floral para disolver el deslumbrante vacío blanco de las habitaciones, la vitrina interior que albergaba la colección de Rolf Morgan que se parecía a un acogedor cuarto de un anticuado club de caballeros: libros cubiertos de cuero alineados en estanterías, amplias sillas de club blancas y cómodas alfombras organizadas alrededor de un chispeante fuego. Rolf Morgan había saltado a la fama al vender el estilo de un hombre de preparatoria a las masas, su creación más ubicua es una camisa de cuello plano discretamente bordada con su logo: un par de palos de cricket entrecruzados. Bliss se sentó nerviosamente en una de las sillas de cuero, balanceando su portafolio sobre sus piernas. Ella tenía que irse de la escuela en minutos más temprano para realizar su cita de go-see, aunque llegó para encontrar que el diseñador estaba media hora retrasado. Típico. Ella miró a las otras modelos, todas con la misma buena apariencia clásica Americana comúnmente encontrada en los anuncios “Croquet por Rolf Morgan””: mejillas bronceadas, cabello dorado, nariz respingada. Ella no tenía idea por qué el diseñador estaría interesado en ella. Bliss se veía más como una chica de una pintura preraphaelite, con su largo cabello rojizo, piel pálida, y grandes ojos verdes, que del tipo de chica que se ve como ella terminando un enardecedor partido de tenis. Pero otra vez, Schuyler había concertado la cita el otro día en la primera audición, entonces esta vez quizás ellos estaban buscando otro tipo de chica. “Puedo traerles algo chicas? Agua? Soda dietética?”, preguntó una sonriente recepcionista. “Nada para mi, gracias”, objetó Bliss, mientras las otras chicas asentían con sus cabezas. Era amable haber preguntado, haber ofrecido algo. Como modelo, ella estaba acostumbrada a ser ignorada por el equipo de trabajo. Jamás alguien era amistoso. Bliss comparaba las reuniones go-see con las inspecciones de ganado que su abuelo solía realizar en el rancho. Él revisaba los dientes, pezuñas, e ijada. Las modelos era tratadas justo como el ganado – piezas de carne las cuales eran pesadas y acompasadas. Bliss deseaba que el diseñador se apresurara y terminara con todo esto. Ella casi cancelaba la reunión, y solo un profundo sentido de obligación a su agencia (y un ligero temor de su encargado de modelos – un calvo e imperioso hombre gay, que la mandaba como si ella fuese su esclava, la mantenía clavada en su asiento). Ella aún estaba nerviosa por lo que había sucedido más temprano en la escuela, cuando ella intentó hacerle una confidencia a Schuyler. Translated by Dana Alexia


~ 14 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“Hay algo malo conmigo”, dijo Bliss, durante el almuerzo en el comedor. “A qué te refieres? Estás enferma?”, preguntó Schuyler, abriendo una bolsa de papas fritas con jalapeño. Estoy enferma? Se preguntó Bliss. Ciertamente ella últimamente se sentía enferma. Pero era una forma distinta a estar enferma – su alma se sentía enferma. “Es difícil de explicar”, dijo ella, intentándolo. “Yo estoy, como, viendo cosas. Cosas malas”. Cosas terribles. Ella le contó a Schuyler sobre como había comenzado. El otro día ella estaba haciendo jogging por el Hudson, y cuando pestañeó, en vez de las plácidas y marrones aguas del río, ella las había visto llenas de sangre – roja y viscosa y agitada. Luego ahí estaban los jinetes que habían entrado con un estruendo a su habitación una noche – cuatro de ellos, sobre grandes corceles negros, detrás de máscaras; ellos se veían asquerosos y olían peor. Como vivir muertos. Ellos habían sido tan reales, los caballos habían dejado sucias huellas sobre la alfombra blanca. Pero la visión de la otra noche había sido peor: bebés bayonetas, víctimas destripadas, monjas decapitadas con cruces colgando… continuó. Pero lo más espantoso de todo? Justo en la mitad de una visión, un hombre había aparecido. Un hombre en traje blanco. Un hombre apuesto, con brillante cabello dorado y una hermosa sonrisa que la congelaba hasta los huesos. El hombre caminó por la habitación y se sentó a su lado en la cama. “Bliss”, dijo el hombre, poniendo una mano sobre su cabeza como una bendición. “Hija”. Schuyler levantó su mirada de su sándwich de atún. Bliss se preguntaba como Schuyler aún podía tener apetito por la comida normal – Bliss había perdido el gusto hace tiempo. Ella apenas podía resistirse a comer su hamburguesa a medio hacer. Quizás era porque Schuyler era mestiza. Bliss alcanzó una papa frita por curiosidad. Estaba salada y desagradablemente picante. Tomó otra. Schuyler se veía pensativa. “De acuerdo, entonces un tipo raro te llamó como su hija, gran problema. Era solo un sueño. Y en cuanto a las otras cosas – estás segura que no te quedaste hasta tarde viendo una película de zombies?”. “No – es solo que…”, Bliss negó con su cabeza, molesta por ser incapaz de transmitir cuan espeluznante era este hombre. Y como sonaba como si él le estuviera diciendo la verdad. Pero como podía ser así? Su padre era Forsyth Llewellyn, el senador de Nueva York. Ella se preguntó una vez más por su madre. Su padre nunca hablaba de su primera esposa, y solo unas semanas atrás Bliss se sorprendió de encontrar una fotografía de su padre con una mujer rubia que ella siempre había asumido como su madre escrito en la parte de atrás con las palabras “Allegra Van Alen”. Allegra era la madre de Schuyler, la paciente comatosa más famosa de la ciudad de Nueva York. Si Allegra era su madre, eso la convertía en la hermana de Schuyler? Translated by Dana Alexia


~ 15 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Aunque, los vampiros no tenían familia en el sentido de los Sangre Roja: ellos eran los ex hijos de Dios, inmortales, sin verdaderos padres. Forsyth era apenas su “padre” para este ciclo. Tal vez sea lo mismo con Allegra. Ella se abstuvo de contarle a Schuyler su descubrimiento. Schuyler era protectora con su madre, y Bliss era demasiado tímida para afirmar una conexión con una mujer que nunca ha conocido. Aun así, ella sentía un parentesco con Schuyler desde que encontró la fotografía. “Aún sigues teniendo esas – ya sabes, pérdidas de conciencia?”, preguntó Schuyler. Bliss negó con la cabeza. Las pérdidas de conciencia se detuvieron al mismo tiempo que comenzaron las visiones. Ella no sabía cual era peor. “Sky, has pensado en lo de Dylan?”, preguntó con indecisión. “Todo el tiempo. Desearía saber lo que le sucedió”, dijo Schuyler, apartando su sándwich y comiendo una parte al mismo tiempo: pan primero, luego una bola de atún, luego una mordida de lechuga. “Lo extraño. Él era un buen amigo”. Bliss asintió. Ella se preguntaba como podía abordar el tema. Ella había estado ocultando por demasiado tiempo un enorme secreto. Dylan, quien todos habían dado por muerto, quien había sido tomado por un Sangre Plateada, quien desapareció completamente… había regresado, estrellándose en su ventana hace dos semanas y contándole las historias más escandalosas. Desde la noche en que él había regresado, Bliss no sabía qué creer. Dylan tenía que estar completamente chiflado. Loco. Lo que él había dicho esa noche. No tenía sentido, pero él estaba convencido en que era la más sagrada verdad. Ella jamás podría disuadirlo en eso, y últimamente él estaba amenazando con hacer algo. Justo esa mañana él estaba seriamente trastornado. Desvariado. Gritando como un loco. Fue difícil de observar. Ella le había prometió que ella haría….ella haría… qué haría ella? No tenía idea. “Bliss Llewellyn?”. “Aquí”, respondió Bliss, poniéndose de pie y metiendo su portafolio debajo de su brazo. “Estamos listos. Disculpa la espera”. “No hay problema”, dijo ella, dándoles la sonrisa más profesional. Ella siguió a la chica dentro de una ventilada habitación en la parte de atrás. Bliss tenía que caminar en lo que parecía el largo de una cancha de fútbol para alcanzar la pequeña mesa donde estaba sentado el diseñador. Siempre era así. A ellos les gustaba mirarte caminar, y después de que digas hola, ellos te pedían que te dieras vuelta y caminaras otra vez, Rolf estaba audicionando para su Semana de la Moda, y a su lado estaba sentado su equipo: una bronceada mujer rubia usando gafas oscuras, un delgado hombre afeminado, y varios asistentes. “Hola Bliss”, dijo Rolf. “Esta es mi esposa, Randy, y él es Cyrus, está ensamblando el espectáculo”. Translated by Dana Alexia


~ 16 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“Hola”. Bliss ofreció su mano y la estrechó con firmeza. “Estamos bastante familiarizados con tu trabajo”, dijo Rolf, dando un vistazo rápido a las fotografías. Él era un hombre sumamente bronceado con el cabello lleno de canas. Cuando él cruzaba sus brazos, sus músculos sobresalían. Él se veía como un vaquero, con sus botas de caimán hechas a la medida. Eso es, si es que los vaqueros tienen sus bronceados en St. Barth y sus camisas hechas en Hong Kong. “De hecho, estamos bastante seguros de que eres la chica que buscamos. Solo queremos conocerte”. En lugar de aliviar a Bliss, la simpatía del diseñador la puso aún más nerviosa. Ahora el trabajo era de ella como para perderlo. “Oh, ehm, está bien”. Randy Morgan, la esposa del diseñador, era por excelencia la “chica Morgan”, con el cabello despeinado. Bliss sabía que ella había sido la primera modelo, en los setenta, y ocasionalmente protagonizaba algunas de las campañas publicitarias. Randy puso sus gafas de sol sobre su cabeza y le dio una brillante sonrisa a Bliss. “El estilo va en una dirección diferente para este espectáculo. Queremos establecer una atmósfera Edwardian – romántico anticuado. Va a haber un montón de terciopelo, un montón de encaje, quizás hasta un corset o dos en la colección. Queremos a una chica que no se vea demasiado contemporánea”. Bliss asintió, no muy segura de lo que ellos estaban insinuando, ya que su otro estilo que había concertado en su último pensamiento ella se había visto lo suficientemente “contemporánea”. “Quieren que camine o...?”. “Por favor”. Bliss se dirigió al final de la habitación, tomó aire, y comenzó a caminar. Ella caminaba como si estuviera caminando en el moro de noche, como si estuviera sola en la niebla. Como si estuviera un poco perdida y distraída. Y justo cuando golpeó en el pivote, la habitación giró y ella tuvo otra visión. Como ella le había contado a Schuyler, ella ya no tuvo más pérdidas de conciencia. Ella aún podía ver la sala de exposición, tan bien como el diseñador y su equipo. Y ahí estaba ahora: sentado en el medio entre Rolf y su esposa estaba la bestia con ojos carmesí con una lengua viperina plateada. Gusanos escapaban de sus ojos. Ella quiso gritar. En lugar de eso ella cerró sus ojos y siguió caminando. Cuando abrió sus ojos, Rolf y su equipo estaban aplaudiendo. Visiones apocalípticas o no, Bliss estaba contratada.

Translated by Dana Alexia


~ 17 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 4 “Te he extrañado”. Los labios de Oliver contra su mejilla eran tibios y suaves, y Schuyler sintió un dolor agudo en su estómago ante su profundo afecto. “Yo también”, susurró de vuelta. Eso era cierto. Ellos no habían estado así de juntos hace dos semanas. Y mientras ella quería presionar sus labios contra su cuello y hacer que sucediera naturalmente, pero ella se detuvo. Ella no lo necesitaba ahora, y ella estaba cautelosa de hacerlo en como podía hacerla sentir. La Caerimonia Osculor era una droga – tentadora e irresistible. Le daba mucho poder. Demasiado poder sobre él. Ella no podía. No aquí. No ahora. Más tarde. Quizás. Por otro lado, no era seguro. Ellos estaban en el armario de suministros fuera de la sala de copiado. Cualquiera podía entrar y atraparlos juntos. Ellos se habían encontrado, como siempre lo hacían, entre el primer y segundo timbre después del cuarto periodo. Ellos solo tenían cinco minutos. “Estarás ahí… esta noche?”, preguntó Oliver, con su voz ronca en su oído. Ella quería correr sus dedos por su grueso cabello color caramelo, pero ella se contuvo. En lugar presionó su nariz contra un lado de su cabeza. Él olía tan limpio. Como habían sido amigos durante tanto tiempo sin ella saber a que olía el cabello de él? Pero ahora lo sabía: como el césped después de la lluvia. Él olía tan bien que podía llorar. Ella le había fallado en todas formas. Él nunca podría perdonarla si realmente él entendiera lo que ella le había hecho. “No lo sé”, contestó Schuyler, vacilante. “Lo intentaré”, ella quería decepcionarlo lo más gentil posible. Ella miró a su cordial y apuesto rostro, sus tibios ojos avellana con salpicadas de café y dorado. “Promételo”, la voz de Oliver era fría. “Promételo”. Él la presionó fuertemente contra él, y ella estaba sorprendida de su fuerza. Ella no tenía idea que los humanos podían ser tan fuertes como los vampiros cuando surgía la ocasión. Su corazón se hizo trizas. Charles Force estaba en lo correcto. Ella debía alejarse de él. Alguien iba a salir herido, y ella no podía soportar pensar en Oliver sufriendo por ella. Ella no valía la pena. “Ollie, sabes que yo – ”. “No lo digas. Solo ve”, dijo él toscamente, y la dejó ir tan rápido que casi ella perdió el equilibrio. Luego él se marchó tan rápido, dejándola sola en la oscura habitación, sintiéndose extrañamente privada. Más tarde Schuyler se movía rápidamente por las oscuras y lluviosas calles, un cúmulo de plata en su nuevo impermeable. Ella podía tomar un taxi, pero no había ninguno en la lluvia, y prefería caminar – o, deslizarse. A ella le gustaba hacer ejercicios con sus músculos vampíricos, como cuan rápida podía ser cuando fijaba su mente en ello. Ella

Translated by Dana Alexia


~ 18 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

caminaba toda la distancia de la isla como un gato; ella se movía tan rápido que estaba seca. No había una gota de agua sobre ella. El edificio era uno de esos nuevos apartamentos con vidrios deslumbrantes diseñados por el arquitecto Richard Meier en la esquina de Perry Street y West Side Highway. Relucían como el cristal en el confuso y oscuro crepúsculo. Schuyler nunca se cansaba de mirarlo, era tan hermoso. Schuyler se deslizó por las puertas principales, aprovechando su velocidad vampírica que la volvía invisible al guardia y a los otros residentes. Pasó del elevador, prefiriendo usar sus talentos de otro mundo y subir las escaleras, subiendo de a cuatro, cinco, a veces diez escalones al mismo tiempo. En segundos ella estaba en el penthouse. Estaba tibio en el apartamento, y las luces de la calle iluminaban todo, desde el suelo hasta el cielo, las ventanas. Ella presionó el botón para inmediatamente correr las cortinas. Ellos la habían dejado abiertas otra vez, expuestas – era increíble como su lugar secreto estaba ubicado en uno de los edificios más visibles en Manhattan. La ama de llaves había puesto troncos en la chimenea, entonces Schuyler hizo un rápido fuego, fácil mientras presionaba otro botón. Las llamas aumentaban y derrotaban la madera. Schuyler observaba como ardían; luego, como si estuviera viendo su futuro en las llamas, puso su cabeza en sus manos. Qué hacía ella ahí?. Por qué había ido?. Estaba mal, lo que ellos hacían. Él lo sabía. Ella lo sabía. Ellos se habían dicho que iba a ser la última vez. Como si ellos fueran capaces de soportarlo. Ambos estaban extasiados y afligidos ante la perspectiva de su reunión. Schuyler se entretenía vaciando el lavaplatos y dejándolos en la mesa. Encendiendo velas. Conectó el estéreo a su iPod, y pronto la voz de Rufus Wainright hacía ecos en las paredes. Era una canción de anhelo – su favorita. Ella contemplaba el baño, sabiendo que su bata colgaba de un gancho en el armario. Había tan poca evidencia de sus presencias en el lugar – unos cuantos libros, un par de ropas, un par de cepillos de dientes. Esto no era un hogar, esto era un secreto. Ella se miró en el espejo – su cabello estaba desordenado y sus ojos estaban brillantes. Él llegaría pronto. Por supuesto que lo haría. Él había sido el que insistió. La hora designada pasó, aún no llegaba. Schuyler puso sus dedos contra su pecho, intentando luchar con la creciente ola de decepción. Ella estaba a punto de quedarse dormida cuando había una sombra en la terraza. Schuyler levantó la mirada expectante, sintiendo una mezcla de anticipación y una profunda y permanente pena. Su corazón latía a millones de millas por minuto. Incluso si ella lo veía cada día, siempre sería como la primera vez. “Hola, tu”, dijo una voz. Y el chico apareció de las sombras. Pero él no era el que ella esperaba.

Translated by Dana Alexia


~ 19 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

ARCHIVOS DE AUDIO: Depósito de Historia DOCUMENTO CLASIFICADO: Solo Autorización Consagrada Transcripción de reporte Venator archivo 2/1

Schuyler Van Alen: Notable alienación de los pares. Prefiere la compañía de su Conducto, hombre humano: Oliver Hazard-Perry. Sobreviviente de dos posibles ataques de Sangre Plateada. Continuará con monitoreo, todavía estoy convencido que es poco probable que ella sea culpable. Bliss Llewellyn: Caso interesante. Se queja de dolores de cabeza, mareos, “pérdidas de conciencia”. Tal vez un efecto de la transformación? Fue descubierta ahogándose en el lago de Central Park la noche del 28/11. Me dirigí a salvar al sujeto sin revelarme. Madeleine Force: Posee un significante poder oscuro y demuestra flagrante indiferencia a las reglas, especialmente las que conciernan los conocidos familiares. ACTUALIZACIÓN SOBRE DYLAN WARD: El equipo de Long Island reportó ver al sujeto huyendo de la casa Ward en Shelter Island. Han enviado refuerzos para traerlo de regreso.

Translated by Dana Alexia


~ 20 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 5 La reunión fue convocada de manera regular. La secretaria tomó lista. Todas las familias antiguas estaban representadas, las siete originales (Van Alen, Cutler, Oelrich, Van Horn, Schlumberger, Stewart, y Rockefeller) aumentaron para dar cabida a los Llewellyn, los DuPont (representados por una nerviosa Eliza, que era la última sobrina de Priscilla), los Whitney, y los Carondolet. Esos eran los miembros del Cónclave– la reunión de la elite de los Sangre Azul. Aquí era donde las decisiones por la raza, por el futuro del clan, eran tomadas. Mimi estaba fuera de sí. Lawrence llevó a cabo la reunión como si no hubiese ningún problema, como si un traidor no estuviese sentado a su lado. Era exasperante! Había sido Kingsley quien había llamado al Sangre Plateada, Kingsley quien organizó el ataque en el Depósito. Kingsley quien había sido la mente maestra detrás del encubrimiento, y ahí estaba, sentado en la mesa como si le perteneciera. En la superficie, el Conclave estaba tan calmado y plácido y desconcertado como nunca, aunque Mimi podía detectar un ligero malestar, el más débil olor de discordia dentro de la fila. Por qué Lawrence no decía nada? El viejo bobo estaba parloteando sobre el mercado sub-prime y los recientes eventos desastrosos en Wall Street. Ah, finalmente…. Lawrence se volteó hacia Kingsley. Por último una explicación. Pero no. Lawrence de manera casual declaró que Kingsley había reportado un archivo, y cediendo el piso al supuesto Venator, un hablador de verdades, un miembro de la policía secreta de los vampiros. Kingsley saludó a la mesa con una severa sonrisa. “Miembros del consejo…y ehm, Mimi”, comenzó. Él estaba tan perversamente apuesto como nunca, pero desde que él había sido desenmascarado como un Venator , él se veía mas viejo. Ya no más un joven rebelde, pero si serio y sombrío en un abrigo oscuro y corbata. Varios miembros del Conclave intercambiaron cejas levantadas, y el canoso Brooks Stewart tuvo un ataque de tos lo bastante severo para que Cushing Carondolet lo golpeara varias veces en la espalda. Cuando el jaleo se calmó, Kingsley continuó sin comentar. “Traigo noticias graves. Hay un disturbio en el continente Sudamericano. Mi equipo ha detectado malas señales que apuntan a un posible infractio”. Mimi entendía la palabra del lenguaje sagrado – Kingsley estaba hablándoles de una ruptura. Pero ruptura de qué?. “Qué ha sucedido?”, Dashiell Van Horn quería saber. Mimi lo reconoció como el inquisidor durante su juicio. “Grietas en la fundación de Corcovado. Algunos reportes de desapariciones de Miembros del Conclave. Alfonso Almeida no ha regresado de su usual estancia en los Andes. Su familia está preocupada”. Translated by Dana Alexia


~ 21 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Esme Schlumberger resolpló. “Alfie le gusta perderse en la selva cada año. Dice que lo mantiene cerca de la naturaleza. No quiere decir nada”. “Pero en Corcovado – eso es un problema”, dijo Edmund Oelrich, quien era ahora jefe de los Guardianes desde la muerte de Priscilla. “Con lo que sabemos de los Sangre Plateada – como uno era capaz de infiltrarse en el Depósito por si solo – nada puede ser posible”, dijo Kingsley. “Efectivamente”, concedió Daniel Van Horn, regulando sus gafas. Lawrence asintió. “Todos lo saben, por supuesto, por los rumores de que los Sangre Plateada huyeron a Sud América antes de haber desaparecido. Los Sangre Azul se quedaron en el norte, y algunos creyeron que los Sangre Plateada se dirigieron al sur para reagruparse. Por supuesto, nunca hemos tenido alguna evidencia de esto…”. Varios miembros del Conclave se retorcieron visiblemente. Desde el ataque en el Depósito, ellos tuvieron que admitir que Lawrence, el ex marginado, había estado en lo correcto todo este tiempo. Que los guardianes intencionadamente habían ignorado las señales, atascaron sus cabezas en la arena como un grupo de avestruces, demasiado miedosos para aceptar la verdad: los Sangre Plateada, los demonios del mito, sus antiguos enemigos, habían regresado. “No teníamos evidencia alguna hasta ahora”, asintió Kingsley. “Pero al parecer las sospechas de Lawrence estaban correctas”. “Si Corcovado está comprometido, no puedo enfatizar en cuan grave es el peligro en el que estamos”, dijo Lawrence. “Pero no ha habido…muertes?”, preguntó Eliza DuPont con una voz tímida. “Ninguna de la que tengamos conocimiento”, confirmó Kingsley. “Uno de los jóvenes, una tal Yana Riberio, también está desaparecida. Pero su madre cree que se fugó con su novio a un improvisado fin de semana en Punta del Este”, dijo él con una sonrisa. Mimi se mantenía en silencio; ella era la única miembro que aún no aportaba en la discusión. En Nueva York, no ha habido muertes o ataques desde la noche en el Depósito. Ella se sentía frustrada de no poder recordar por qué Corcovado era tan importante – obviamente todos en el Conclave sabían por qué, pero ella no. Era molesto no tener todos sus recuerdos. La palabra no significaba nada para ella. Y ella jamás preguntaría a alguien que significaba tampoco – ella tenía demasiado orgullo. Quizás ella podía ir con charles para que la iluminara, aunque al parecer después de su dimisión del Conclave él tenía poco interés en nada más que guardar un puesto en su salón, estudiando minuciosamente libros antiguos y fotografías, y escuchando las amortiguadoras grabaciones de una antigua cinta magnética. “Mientras se haya demostrado el ataque en el Depósito, los Sangre Plateada ya no son más un mito del que podamos elegir ignorar. Debemos actuar rápidamente. Corcovado debe mantenerse”, declaró Lawrence. Qué rayos estaba hablando Lawrence? Mimi deseaba saberlo. Translated by Dana Alexia


~ 22 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“Entonces. Cual es el plan?”, preguntó Edmund. La atmósfera había cambiado. La consternación ante la presencia de Kingsley se había transformado en consternación ante las noticias que el trajo. Kinglsey revolvió los papeles en frente de él. “Reuniré a mi equipo en la capital. Sao Paulo es un nido de ratas. Se hará un buen escondite. Luego iremos a Río a pie, revisaremos la situación en Corcovado, conversaremos con alguna de las familias”. Lawrence asintió. Mimi pensó que él iba a dar por temrinada la reunión, pero no lo hizo. En lugar de eso él sacó un cigarrillo del bolsillo de su camisa. Kingsley se inclinó hacia adelante con un fósforo encendido, y Lawrence inhaló profundamente. El aire se llenó de humo. Mimi quería levantar su mano y recordarle a Lawrence la regla del Comité de no fumar, pero no se atrevió. El Regis contempló la mesa con una mirada severa. “Estoy consciente de que algunos de ustedes se preguntará por qué Kingsley está aquí hoy”, dijo Lawrence, finalmente dirigiéndose a la pregunta candente que estaba en la mente de todos. Él tomó otra chupada de su cigarrillo. “Especialmente con respecto a la evidencia mostrada en el juicio de sangre. Sin embargo, me he enterado que los Martin, y Kingsley en particular, son inocentes. Sus acciones eran justificadas por la misión que les fueron otorgadas por el antiguo Regis. En protección del Aquelarre, no puedo revelar más información sobre esto”. Su padre! Charles tenía algo que ver con eso – pero por qué Lawrence no les contaría lo que era?. “Qué misión?”, exigió Edmund. “Por qué el Conclave se mantiene en la oscuridad sobre esto?”. “No es nuestra posición el cuestionar al Regis”, recordó bruscamente Forsyth Llewellyn. Nan Cutler asintió. “No es nuestro camino”. Mimi podía ver que la mesa estaba claramente dividida en dos: la mitad de los miembros estaban indignados y ansiosos, mientras que la otra mitad estaban preparados para aceptar el comunicado de Lawrence sin preguntar. Ni que fuera importante. El Conclave no era una democracia; el Regis era el indiscutido líder cuyas palabras eran ley. Mimi temblaba con una furia apenas contenida. Que le sucedía al Conclave que la había condenado a arder hace unos meses atrás? No era justo! Como podían confiar en un Sangre Plateada “reformado”?. “A alguien le importaría presentar formalmente un desacuerdo?”, preguntó Lawrence casualmente. “Edmund? Dashiell?”. Dashiell inclinó su cabeza. “No. Hemos puesto nuestra fe en ti, Lawrence”. Edmund dio un reticente asentimiento con la cabeza. “Gracias. Kingsley es nuevamente un miembro con derecho a voto en el Conclave, con el completo estado de Venator. Únanse en darle la bienvenida de regreso al redil. Sin Kingsley, no hubiésemos sabido tan temprano lo de Corcovado”. Translated by Dana Alexia


~ 23 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Hubo nociones de aplausos. La reunión se levantó, y los miembros se dividieron en grupos murmurando. Mimi notó a Lawrence hablando silenciosamente con Nan Cutler. Kingsley se acercó a Mimi y puso una mano sobre su codo. “Quería decirte que lamento lo que sucedió. El juicio y todo”. “Me tendiste una trampa”, dijo entre dientes, sacudiendo su brazo. “Era inevitable. Aún así, estoy contento de ver que estás bien”, dijo él. Pero su tono de voz indicaba que su bienestar no le interesaba en lo absoluto.

Translated by Dana Alexia


~ 24 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 6 El chico caminó hacia la luz, su rostro estaba iluminado por el fuego. Él tenía los mismos – los mismos ojos tristes, el mismo cabello negro desordenado. Él llevaba la misma polera sucia y vaqueros que Schuyler recordaba que él llevaba puesto la última vez que lo había visto. “Dylan! Pero como? Qué sucedió? Donde has estado?”, ella corrió a abrazarlo, con una extasiada sonrisa en su rostro. Dylan! Vivo! Él no era esperado, pero él era muy bienvenido. Ella tenía tantas preguntas que hacerle: qué le sucedió la noche en que desapareció? Como había escapado de los Sangre Plateada? Como era posible de que él haya sobrevivido?. Tan pronto ella se acercó a él, se dio cuenta de que algo estaba bastante mal. El rostro de Dylan estaba nefasto, enojado. Sus ojos estaban desenfocados y al borde de la histeria. “Qué sucede?”. Con la velocidad de un rayo, Dylan empujó a Schuyler con su mente, un empujón telepático – AZOTE! – pero Schuyler era más rápida y esquivó el golpe de su mente. “Dylan! Qué estás haciendo?!”, ella levantaba sus manos para protegerse, como si ella pudiera protegerse con una barrera física. AZOTE! Otro más. Esta vez la sugestión la envió al balcón. Schuyler ahogó, su cerebro se sentía como si fuera a explotar por la presión con la que estaba luchando. Huyó a la terraza, sin ser capaz de detener la sugestión para tomar el mando de sus sentidos. Ella miró por sobre su hombro. Dylan estaba justo detrás de ella. Él se veía maniático y cruel, como si estuviera poseído por alguna fuerza maligna. “Por qué estás haciendo esto?”, chillaba, mientras él enviaba otro jalón, una orden atroz. SALTA! Si. Ella debe cumplir, ella debe obedecer – Salta! – si, ella lo hará, pero si no es cuidadosa, y ella no tiene tiempo para estar… ella podría perder su equilibrio… ella podría… Oh Dios, qué pasa si Lawrence está equivocado? Qué pasa si ella no es inmortal? Ella es mitad humano después de todo… qué pasa si no sobrevive? Qué pasa si, a diferencia de los otros Sangre Azul, el ciclo del sueño y descanso y reencarnación no le pertenece a ella. Qué pasa si esta vida es todo lo que ella tiene? Pero es muy tarde para preocuparse de eso ahora – ella no tiene opción. SALTA! Ella no puede ver a donde va, se está meneando y escarbando por adquisición… él está justo detrás de ella, entonces ella va a… Translated by Dana Alexia


~ 25 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Ella saltó de la terraza, volando… No hay tiempo, no hay tiempo para pelear por otra cornisa, no hay tiempo para agarrar la baranda… la acera inminente… Schuyler se preparó para el impacto y aterrizar con sus pies. Sobre sus botas. CATAPLÚM!. Justo en el medio de un grupo apiñado con estilo en frente del restaurante Perry St. Los Neoyorkinos abandonaron los elementos porque ellos fumaban. Y en un flash, Dylan estaba justo detrás de ella. Tan rápido, él era bastante rápido… Luego se apoderó una poderosa coacción: esto no era una simple sugestión – esto era un control cerrado. Aplastante. Esto era lo que Lawrence le había dicho que era el poco conocido quinto factor del encantamiento. El Consummo Alienari. Perdida completa de una mente a otra. Para los Sangre Roja, alienari significaba una muerte instantánea. Para los vampiros, causaba una irrevocable parálisis – la mente absorbida en la que la voluntad de uno era completamente subsumida. Lawrence le había dicho que tomando la sangre y los recuerdos de compañeros vampiros, realizando la Caerimonia Osculor con su propia especie, no era la única cosa por la que los Sangre Plateada eran conocidos. Ellos tenían muchas otras torturas y trucos bajo la manga. Ellos no drenaban a todas sus víctimas; algunos de ellos los dejaban vivir porque ellos eran más útiles a los Sangre Plateada como peones. Schuyler sentía una pesadez mientras la fuerza del alienari se establecía en… ella estaba a punto de sucumbir; era mucho más fácil rendirse que luchar… ella se sintió débil bajo su agarre… qué quedaría de ella si él tenía éxito? Ella pensó en su madre, viva pero no viva, ese sería su destino? Ella estaba mareada, se balanceaba; pronto se acabaría. Pero entonces ella encontró algo en el oscuro efluvio - como una cola, la cola del encantamiento – y ella era capaz de aislar la señal, capaz de descubrir qué parte estaba intentando controlarla, y ella se retorció, como luchando con un caimán – aventándose sobre su cabeza – y pronto ella tomo el mando, y ella estaba inclinándolo a su voluntad, y – Dylan está gritando – él es el que está sufriendo – él es el que está apoyado contra la pared, incapaz de moverse mientras su mente mantiene la de él en su agarre. Ella puede sentirlo, puede sentir el mando de su dominio, ávidamente exultando su triunfo. Ella lo está apretando – todo su ser – con su mente. Es como un tornillo – Ella lo está matando… Pronto él ya no será él… más que una extensión de su voluntad… Hasta que… “SCHUYLER! DETENTE!”. “NO LO HAGAS!”. “SCHUYLER!”, un bramido. Su nombre. Alguien estaba gritando su nombre. Oliver. Le decía que se detuviera. Translated by Dana Alexia


~ 26 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Schuyler liberó su agarre, pero no completamente. Ella aún estaba aguantando una mano, y a unos veinte pies de distancia, Dylan estaba clavado a la muralla. Agarrado ahí por su mente. Él estaba balbuceando. No podía respirar. “POR FAVOR!”, esta vez era la voz de una mujer. Bliss. Ahí. Lo soltó. Dylan se hundió en el suelo.

Translated by Dana Alexia


~ 27 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 7 Bliss corrió lo más rápido que pudo. Ella había visto todo. Ella estaba en el taxi y lo vio todo: el salto de Schuyler, Dylan tras ella, la persecución, el revés. Ella había sido testigo de la angustia de Dylan y del dominio de Schuyler. Oh Dios, no dejes que lo haya matado. “Dylan!”, Bliss se arrodilló a su lado. Él estaba tendido boca abajo sobre la acera, entonces ella lo volteó delicadamente y lo tomó en sus brazos. Él estaba tan delgado… solo piel y huesos bajo esa polera. Ella lo sostuvo tiernamente como una cría de pájaro. Él estaba dañado y patético, pero él era suyo. Lágrimas corrían por sus mejillas. “Dylan!”. Cuando ella llegó a su casa después de su reunión go-see y él no estaba ahí para encontrarse como lo habían planeado, ella supo inmediatamente que algo estaba mal. Ella llamó a Oliver y le dijo que se juntaran en el edificio Perry Street lo más pronto posible. Dylan había estado diciendo todo este tiempo que iba a hacer algo, y ahora lo hizo. Afortunadamente, Bliss sabía donde encontrarlo porque ella sabía el secreto de Schuyler y a donde iba a estar esa noche. Dylan abrió sus ojos. Él retrocedió cuando vio a Bliss, y luego se volteó hacia Schuyler y gruñó en un profundo y resonante estruendo, “Argento Croatus!”. “Estás loco?”, preguntó Schuyler, Oliver se cruzó protectoramente. Ella no podía creerlo que había escuchado. Dylan le había dicho Sangre Plateada. Qué estaba sucediendo? Qué le sucedía? Por qué su voz sonaba de esa forma?. “Dylan, detente. Sky – él no sabe lo que está diciendo”, dijo Bliss nerviosa. “Dylan, por favor, no tienes sentido”. Dylan se desconectó, sus pupilas se dilataron rápidamente como si una linterna le estuviera alumbrando en los ojos. Luego comenzó a reír en un alto chillido. “Sabías que él había regresado y no me lo dijiste”, dijo Schuyler, y la acusación se mantuvo en el aire entre ellos. “Si”, Bliss respiró fuerte. “No quise decirte porque…” porque se lo dirías al Conclave. Harías que se lo llevaran. Y si, él cambió. Él es diferente. No es el mismo. Algo terrible e indescriptible le ha sucedido. Pero aún lo amo. Tu me entiendes, cierto? Tu, que esperaste en un apartamento por un chico que no llegó. Schuyler asintió. Las dos se entendían sin hablar. Era una forma vampírica. “Aún así, él no puede estar así; tenemos que buscarle ayuda”. Schuyler se acercó a los dos. “No me toques”, gruñó Dylan. De pronto, se levantó y agarró a Bliss por la garganta, sus dedos huesudos presionaban violentamente su pálido cuello. Translated by Dana Alexia


~ 28 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“Si no vas a ayudarme, entonces eres uno de ellos”, dijo amenazadoramente, intensificando su agarre. Bliss comenzó a llorar. “Dylan…no lo hagas”. Schuyler gritó con todas sus fuerzas a Dylan, pero Oliver la contuvo. “Espera”, dijo él. “Espera – no puedo dejar que te haga daño otra vez…”. Mientras tanto, Dylan presionaba más y más a Bliss con su mente, su furia era implacable, su poder solo más espantoso en su temeridad. Bliss cayó de rodillas. No habría gimnasia telepática por su parte. Ahora era el turno de Schuyler de gritar. Schuyler se volteó a rogarle que se detuviera. Dylan no lo tomó en cuenta, y golpeó la mejilla de Bliss con su otra mano. Él se inclinó, con su boca sobre su cuello. Schuyler pudo ver como sus colmillos aparecían. Estaban a punto de extraer sangre. “No…Dylan…por favor”, susurró Bliss. “No…”. “Déjame ir”. Schuyler se quitó de encima a Oliver. Bliss observaba como su amiga frenéticamente preparaba un encantamiento que rompería el agarre de Dylan. Pero justo antes Schuyler pudo enviar la coacción, los brazos de Dylan se sacudieron y cayó al suelo por voluntad propia, liberando abruptamente a su víctima. Bliss se arrugó en el suelo, marcas violetas de sus dedos florecían sobre su cuello. Dylan puso su cabeza entre sus rodillas y sollozaba. “Qué rayos sucedió?”, lloraba, y finalmente él tenía una voz que Bliss reconocía. Por primera vez esa noche, Dylan sonaba como él.

Translated by Dana Alexia


~ 29 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 8 “Pruébalo”, dijo Mimi, sosteniendo una cuchara con un montón tembloroso de gelatina. “Está delicioso”. Su hermano miraba con desconfianza el aperitivo. Gelée de erizo de mar con espuma de espárragos no sonaba bueno. Pero valientemente le dio una mordida. “Ves?”, sonrió Mimi. “No está nada de malo”. Asintió Jack. Ella estaba en lo correcto como siempre. Ellos estaban sentados en un lugar privado en un restaurant ubicado en el reluciente Time Warner Center. Un restaurant que era, por el momento, el más costoso y más célebre en Manhattan. Obtener una reservación por si mismos era similar a obtener una audiencia con el papa. Casi imposible. Pero para eso estaban las secretarias de papi. A Mimi le gustaba el nuevo centro comercial, como ella lo llamaba. Era reluciente y brillante y bien logrado, justo como la Torre Force. Olía emocionantemente costoso, como un nuevo Mercedes. El edificio y todo en él era un elogio para el capitalismo y el dinero. No podías gastar menos de quinientos dólares para una comida para dos en cualquiera de sus restaurantes de cuatro estrellas. Esto era la onda, un bono de siete dígitos para Nueva York, el Nueva York de financieros y multimillonarios preparados, el Nueva York con descarados fondos de cobertura para jinetes con los trofeos de esposas completamente maquilladas alardeando sus lipoesculturas y sus extensiones de cabello de alta costura. Jack, por supuesto, lo odiaba. Jack prefería una ciudad que nunca hubiese experimentado. Se volvía nostálgico sobre los legendarios días en la aldea, cuando todos desde Jackson Pollock hasta Dylan Thomas podían encontrarse deambulando por las calles de adoquín. A él le gustaba la arenilla y el polvo y un Times Square que era conocido por sus estafadores y comerciantes de trilero y barras de jugo (desde que los clubs stripper no podían servir alcohol). Él no podía soportar un Nueva York que había sido apoderado por los gustos del jugo de Jamba, Pinkberry, y Cold Stone. Él había estado preparado para despreciar la preciosa, mesa dieciséis del restaurant en el medio de lo que era esencialmente el centro comercial. Pero mientras aparecía cada plato – caviar y ostras, trufas blancas gratinadas generosamente sobre los escurridizos fideos tagliatelle, médula sobre la más rica carne de kobe – Mimi podía ver como él comenzaba a cambiar de opinión. Cada plato consistía en un simple par de mordidas, lo suficiente para despertar los sentidos y dejarlos resollando para el próximo arreglo gastronómico. Ellos habían entrado esa tarde para encontrar el lugar plagado de Sangre Azul, lo que era un tanto inesperado ya que los vampiros solo comían para entretenerse; pero Translated by Dana Alexia


~ 30 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

aparentemente hasta aquellos que no necesitaban sustento apreciaban tener un cosquilleo en sus paladares. Un par de miembros del consejo, miembros eméritos del Cónclave - Margery y Ambrose Barlow – ocupaban una mesa en la esquina. Mimi vio que Margery se había quedado nuevamente dormida, como lo había hecho entre cada plato. Pero el camarero, que parecía como si él estuviera acostumbrado, simplemente la despertaba cada vez que llevaba algo nuevo a la mesa. “Entonces como estuvo la reunión?”, preguntó Jack casualmente, bajando la cuchara y asintiendo al ayudante de camarero que había acabo. “Interesante”, dijo ella, tomando un sorbo de su copa de vino. “Kingsley Martin regresó”. Jack se veía sorprendido. “Pero él…”. “Lo sé”. Mimi se encogió de hombros. “Lawrence no lo explicaría. Aparentemente hay una razón, pero es demasiado importante para compartirla con el Conclave. Lo juro, él organizó esa cosa como si fuera el siglo diecisiete. Es una farsa tener ‘miembros con derecho a voto’. Él no pide nuestra opinión en nada. Él hace lo que se le antoja”. “Él debe tener una buena razón para hacerlo”, dijo Jack, sus ojos se iluminaban mientras el camarero traía nuevas exquisiteces. Él se veía decepcionado al descubrir que solo era una porción de ensalada de papas. Mimi frunció el ceño también. Ella estaba esperando fuegos artificiales gastronómicos, no un plato de picnic. Pero una mascada cambió su parecer. “Esta es…la… mejor ensalada de papas… en el mundo”. Jack concordó, mientras enérgicamente devoraba la suya. “Esto es lindo, cierto?”, dijo Mimi, indicando el salón y la vista del Central Park. Ella extendió su mano y tomó la mano de él. Casi ser asesinados en Venecia había sido probablemente la mejor cosa que había sucedido en su relación. Enfrentado con la posibilidad de perder a su gemelo para siempre, Jack se volvió leal hasta el alma. Ella aún recordaba como él la había abrazado la noche anterior al Juicio de Sangre. Su rostro había envejecido repentinamente por la preocupación. “Tenía tanto miedo. Tenía tanto miedo de perderte”. Mimi había progresado lo suficiente para disculpar sus infracciones. “Jamás, amor mío. Estaremos juntos para siempre”. Después de eso, no hubo más conversaciones sobre Schuyler. Aunque la pequeña rata se había mudado a su hogar, Jack permanecía frío e indiferente. Él nunca le hablaba, apenas la miraba. En la medida que Mimi podía decir, en secreto investigaba su mente cuando su guardia estaba baja, él nunca pensó en Schuyler. Ella era simplemente una irritante huésped. Como una mancha que no se podía borrar. Quizás ella había logrado lo que quería después de todo. Ella no había sido capaz de deshacerse de Schuyler, pero el ataque que había dado resultado en asegurar el amor de su gemelo vampiro.

Translated by Dana Alexia


~ 31 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“Langosta a la mantequilla”, murmuró el camarero, silenciosamente puso dos nuevos platos. “Entonces estaba pensando, que podríamos invitar a todos al vínculo”, dijo Mimi, entre mordiscos. Jack gruñó. “Oh, lo sé. Te gusta del modo anticuado, solo los dos a la luz de la luna, bla, bla, bla. Pero recuerdas Newport? Ahora eso era una fiesta. Y ya sabes, tener el Four Hundred en el vínculo es la forma de hacerlo ahora. Escuché que Daisy Van Horn y Toby Abeville realizaron su vínculo en Bali. Era un ‘vínculo de destino’”. Mimi se reía disimuladamente. Jack le hizo señas al camarero para otra botella de vino. “Ya sabes, la mayoría de los Sangre Roja estos días esperan hasta que tienen treinta años para casarse. Cual es el apuro?”, preguntó, en lo que se refiere a la suprema satisfacción del séptimo – o era el octavo? – plato: un bol con sopa de arvejas. “Bueno, mi sangre es azul, amigo mío”. Mimi dijo con desprecio. Cierto, los Sangre Roja sabían que debían esperar un tiempo ridículamente largo para sus vínculos, para aquellos que tenían simplemente bodas terrenales. Los humanos rompían sus votos matrimoniales cada día sin ninguna consecuencia. Esta era una situación celestial. Mientras era una tradición para los gemelos vampiros realizar el vínculo en sus cumpleaños número veintiuno, Mimi no vio ninguna razón para esperar hasta ese momento, y no había nada en el Código que dijera que no podían hacerlo antes. Mientras más pronto realizaran sus votos, mejor. Cuando el juramento era intercambiado, sus almas se moldearían a la otra. Nada podía interponerse entre ellos. Ellos podían volverse uno en esta vida, como ellos tenían en las otras. Una vez que el vínculo haya sido sellado, no podía romperse en el ciclo. Schuyler se volvería nada más que un recuerdo distante. Jack olvidaría cualquier sentimiento que haya sentido por ella. El vínculo trabajaba en formas misteriosas e irrevocables. Mimi lo había visto en vidas anteriores – como su gemelo suspiraba por Gabrielle (quien ahora era Allegra Van Alen en este ciclo) en su juventud, pero una vez que dijo sus votos, él ni siquiera recordaba el nombre de Gabrielle. Azrael sería la única estrella oscura en su universo. “No deberíamos graduarnos de la secundaria primero?”, preguntó Jack. Mimi no había escuchado. Ella ya estaba planeando hacerse un vestido a la medida para su vínculo. “O no sé, quizás podríamos fugarnos a México, qué opinas?”. Jack sonrió, y continuó tomando su sopa.

Translated by Dana Alexia


~ 32 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 9 Sucedía que para Schuyler la última vez que ella había estado en Odeon, había estado con Oliver y Dylan. Fue hacía un año – Dylan había sido transferido recientemente a Duchesne, y el chofer de Oliver los había llevado al centro de la ciudad. Ellos habían recorrido las calles, entraban y salían de compras y tiendas de libros y tiendas de discos, golpeando tarros de boticarios y sus palmas fueron leídas por una mujer gitana en la acera. Luego al final del día, ellos habían entrado a un restaurant, a una de las cómodas, sillas forradas en cuero rojo y comieron moules frites mientras Dylan ordenaba cervezas con su identificación falsa y les contaba historias siendo echado a patadas de cada preparatoria en el pasillo del noreste. Dylan les contaba otra nueva historia ahora, Bliss estaba silenciosamente sentada a su lado. Él les estaba contando lo que le había sucedido. Ahora que él no estaba intentando matarla, Dylan no parecía tan espeluznante, tan… loco y desorientado. Ahora se veía tan delgado, como un gato dejado afuera en la lluvia mientras sus dueños estaban de vacaciones. Sus ojos estaban caídos, y había contusiones negras en sus pómulos. Su piel se veía ictérica y tenía cortes – pequeños cortes en sus antebrazos, como si hubiese caminado por vidrio. Quizás lo hizo. Oliver puso un brazo alrededor de Schuyler. Después de lo que había sucedido, él había ido más allá de la preocupación de quien los viera juntos. Y por primera vez Schuyler estaba de acuerdo. A ella le gustaba que la mano de él estuviera ahí. Como sintiéndose protegida. Su mente se distanció al apartamento vacío en Perry Street. Pero se concentró en Dylan. “En realidad no recuerdo mucho. Ya saben, me escapé. Fui a la antigua casa de los Ward, en Shelter Island… hice un refugio ahí. Pero al final la bestia me alcanzaba. No recuerdo mucho de qué sucedió, pero logré arrancarme otra vez, y esta vez obtener alguna ayuda”. “Venators”, él continuó en un tono atemorizado. “Saben sobre ellos, cierto?”. Ellos asintieron. También sabían que uno había sido enviado al Duchesne. Bliss les contó sobre como había regresado Kingsley Martin. Su padre había estado en la reunión del Conclave esa tarde. Pero Schuyler no prestó atención a las noticias; ella quería saber qué le había sucedido a Dylan. “De todos modos, ellos me dejaron quedar con ellos, tuvieron precaución de mí mientras me recuperaba. Uno de los SP me agarró bastante feo en el cuello. Pero los Venator dijeron que estaba bien, que no había sido ‘corrupto’, ya saben… ‘convertido’ en uno de ellos. De todos modos” – miró con cautela a Schuyler – “escuché sus

Translated by Dana Alexia


~ 33 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

conversaciones… como el Conclave finalmente había descubierto quien era el Sangre Plateada entre nosotros, y ellos dijeron que –”. “Dijeron que era yo, cierto?”, preguntó Schuyler, sacando una patata frita del plato de Oliver. Dylan no lo negó. “Dijeron que eras tú. La noche en el Banco. La última cosa que recuerdo era salir contigo, Schuyler, y ellos dijeron que fuiste tú la que me atacó”. “Crees eso?”, ella preguntó. “No sé qué creer”. “Siquiera sabes quien es ella?”, exigió Oliver. “Quiero decir, estoy feliz de que hayas regresado y todo, pero chico, estás hablando estupideces. Schuyler es… su madre es…”, Oliver estaba tan enojado que no podía terminar de hablar. “Conoces la historia de Gabrielle?”, preguntó Schuyler. “Un poco”, admitió Dylan. “Gabrielle, la Incorrupta, la que era vinculada con Michael, Puro de Corazón. Los únicos vampiros que no pecaron contra el todopoderoso. En este ciclo, el nombre de Michael es Charles Force. Qué hay con eso?”. “Gabrielle es mi madre”, le dijo ella. “Demuéstraselo”, insistió Bliss. Schuyler presionó el largo reloj de hombre que ella usaba en su muñeca derecha. Lo levantó del mismo modo que ella vio a Charles hacerlo la noche en que ella lo había acusado de ser el Sangre Plateada. Qué gracioso era que ahora ella tenía que recurrir a limpiar su nombre exactamente de la misma forma. Grabado en su piel, justo como en la de Charles, estaba la marca. Estaba levantada, como si quera, un sello. Una espada penetrando unas nubes. “Qué es?”, preguntó Dylan. “La marca del Arcangel”, explicó Oliver. “Ella es la hija de la Luz. No hay forma de que ella sea una Sangre Plateada. Ella es lo opuesto. Ella es a lo que ellos le temen”. Schuyler tocó la marca. Siempre había estado ahí, desde que había nacido. Ella había pensado que era simplemente una extraña marca de nacimiento, hasta que Lawrence la observó. Dylan miró la marca. Brillaba. Se santiguó. Miró cabizbajo a su plato de filete. “Entonces quienes eran ellos – los Venator que me ayudaron?”, preguntó él, con su voz ronca. Oliver sonrió ligeramente. Le dio golpecitos a la mesa en frente de su amigo. “No es obvio?”. “No”. “Sé exactamente lo que eran. Ellos eran los Sangre Plateada”.

Translated by Dana Alexia


~ 34 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

ARCHIVOS DE AUDIO: Depósito de Historia DOCUMENTO CLASIFICADO: Solo Autorización Consagrada Transcripción de reporte Venator archivo 2/15

ACTUALIZACIÓN DE DYLAN WARD : Sujeto ha sido interrogado y liberado. La transcripción de la interrogación fue destruída en acuerdo con el Mandato del Regis 1011.

Translated by Dana Alexia


~ 35 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 10 “Estás seguro que estarás bien?”, Bliss miró alrededor de la sucia habitación de hotel. Ella nunca había estado adentro. Dylan siempre había insistido en que se encontraran en el vestíbulo del Hotel Chelsea. El hotel había conocido mejores días. Estaba deteriorado y se estaba viniendo abajo, uno de los monumentos antiguos de Nueva York con un pasado literario y escandaloso. El Chelsea era donde el heroinómano Sid Vicious supuestamente apuñaló a Nancy Spungen, donde Dylan Thomas murió alcohólico. También era el lugar que inspiró a Bob Dylan en “Sara” (“Despierto por días en el Hotel Chelsea…”) y donde Allen Ginsberg escribió alguno de sus poemas. Ella caminó alrededor de la habitación, mirando la lluviosa calle por las persianas. La primera noche que él había regresado a ella, ella había estado horrorizada y feliz de verlo. Ella nunca había creído que él había muerto, ero aun estaba asombrada de descubrir que estaba vivo. Esa noche ella le había rogado que se quedara cerca, pero él había insistido en quedarse en este hotel. Él se sentía más seguro en el centro decía, y se había estremecido ante el pensamiento de pasar otra noche en una de esas lujosas suites de hotel cinco estrellas donde el Conclave lo tenía encerrado mientras era investigado por la muerte de Aggie Carondolet. La noche que él había regresado, ella había querido estar cerca de él, sentir su cuerpo cerca del suyo. Ella había sentido un parentesco cercano a él sabiendo que él era como ella, un vampiro, más que un simple Sangre Roja que ella podía vaciar. Antes que él se fuera, ellos habían tenido… no una relación del todo, pero más que un coqueteo. Ellos habían estado a punto de comenzar algo… ella aún recordaba el sabor de su piel, la sensación de sus manos bajo su polera. Pero Dylan no había mostrado ningún interés en reanudar donde habían quedando. Mientras él no la rechazara abiertamente, ella aún sentía un rechazo románticamente. Esa primera noche, ella había intentado poner sus brazos a su alrededor, y él la abrazó con impaciencia, rápidamente lo dejó ir como si tocarla lo repeliera. Él había exigido que debían buscar a Schuyler y enfrentarla, y Bliss había pasado horas disuadiendo su plan. Ellos habían discutido, y ella lo dejó en este hotel, donde él había estado escondido desde… En esta sucia, y apestosa suite. Acaso no tenían personal d elimpieza? Por qué esto estaba permitido? Periódicos amontonados hasta la cintura, botes de basura vacíos, cenizas derramadas con colillas de cigarrillos. “Lamento el desorden”. Ella tomó asiento en una esquina sobre un sofá escocés que estaba cubierto con restos del Times del domingo. De pronto ella se sintió tan cansada. Ella había estado Translated by Dana Alexia


~ 36 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

esperando su regreso, soñando en eso durante tanto tiempo – y ahora él estaba aquí, pero nada era como ella se lo había imaginado. Todo estaba mal, mal, mal. Él había intentado herir a Schuyler; él había intentado herirla. Como si él supiera lo que ella estaba pensando, Dylan habló. “Bliss, no sé que me pasó ahí. Sabes que nunca… nunca…”. Bliss asintió bruscamente. Ella quería creerle, pero la energía de su fuerza de voluntad en su mente aún vibraba. Él le había hecho eso, cortarla con un cuchillo – uno mental, pero eso no reducía el filo del cuchillo. Dylan se sentó a su lado sobre el sofá y la empujó hacia él. Qué estaba haciendo? Ahora él quería besarla? Ahora él quería que estuvieran juntos? Cuando no hizo nada más que hacerle creer que él no quería eso?. Ella tenía que estar de acuerdo con Schuyler y Oliver. Dylan era peligroso. Él había cambiado. Estaba corrupto? Se había convertido en un Sangre Plateada? Él había tomado a Aggie, cierto? Después de su encuentro en el Odeon ellos habían dejado a Dylan en el asiento trasero de un taxi, y Bliss había tenido una rápida charla con susurros con Sky y Ollie. “Él no puede estar solo”. “Me quedaré con él”, les prometió. “Ten cuidado. Él no es el mismo”. “Él no está sano”. “Lo sé”, admitió Bliss. “Qué vamos a hacer?”. “Tendremos que ingeniárnosla. Siempre lo hacemos”. Ese era Oliver. Siempre optimista. Y ahora ahí estaba ella, en este sucio y apestosa habitación, con el chico que una vez había amado tanto que su corazón había sufrido por meses después de su desaparición. Dylan se quitó su chaqueta. Era de nylon, era un cortaviento beige claro, del tipo que vendían en bodegas donde podías comprar hasta cansarte en el mismo pasillo de la ropa interior. Ella recordó sutilmente una chaqueta de cuero ensangrentada en la basura. Lo que sea que le haya sucedido a eso? Incinerada. “Qué haces?”, preguntó, queriendo parecer enojada pero sintiendo una ráfaga, y mareado entusiasmo. Él era tan diferente de los chicos Sangre Roja que había tenido. Mimi estaba en lo cierto – había algo en estar con tu propia especie que hacía fluír la sangre de una manera diferente. Él se acercó a su mejilla. “Bliss…” el modo en que dijo su nombre, tan suavemente, tan íntimamente, su tibio aliento en su oreja. “Quédate conmigo”, dijo él. Antes de incluso poder protestar con poco entusiasmo, él se había maniobrado con destreza para caer sobre el sofá, sus rodillas bajo las de él, sus muslos presionando contra los de ella, sus manos entrelazadas en su cabello, y ella Translated by Dana Alexia


~ 37 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

corría sus manos por todo su pecho – lo tenía esquelético, pero había una dureza en sus músculos que no había estado ahí antes – luego su lengua estaba en la boca de ella… y era tan dulce… ella podía sentir las lágrimas de sus ojos bajando por su mejilla, y él las besaba… Dios, ella lo había extrañado… él la había herido, pero quizás herirías a los que quieres?. Él hurgó el dobladillo de su polera, y ella lo ayudó a sacarla; él enterraba su rostro en el hueco bajo su cuello, y de pronto él saltó, como si quemara. “Aún tienes esa cosa”, dijo él, retrocediendo lo más que podía, flexionando contra el otro extremo del sofá, lejos de ella. “Palma Diabolos…”. Él estaba hablando en una lengua que ella no podía entender. “Qué?”, ella preguntó, aún mareada por sus besos. Aún sintiéndose borracha con su esencia. Ella miró hacia donde él apuntaba. El collar. La Ruina de Lucifer. La esmeralda colgaba en una cadena sobre su corazón. De alguna forma ella nunca se lo reresó a su padre. De alguna forma lo había convertido en una costumbre usarlo en cualquier ocasión. La consolaba saber que estaba ahí. Cuando la tocó, ella se sintió… mejor. Segura. Más como ella. Dylan se veía afligido. “No puedo besarte con esa cosa alrededor de tu cuello”. “Qué?”, Bliss pasó su polera por su cabeza. Él continuaba pareciendo como si hubiese sido envenenado. “La has llevado puesta todo este tiempo. Por eso no podía… sabía que había una razón”. Luego él estaba parloteando otra vez. En una lengua diferente. Esta vez sonaba como Chino. Bliss se puso la polera. Él era increíble. Ella había sido una completa idiota. De acuerdo, entonces quizás ella había prometido a Schuyler y Oliver que lo mantendría vigilado, pero no era como si él estuviera en peligro. Él sabía que Schuyler no era una Sangre Plateada. Además, él era lo suficientemente mayor para cuidarse solo. Ciertamente ella no iba a quedarse ahí ningún segundo más. Ella estaba humillada. No tenía idea qué sentía él por ella. Él era ardiente y frío. Un minuto él estaba despojándole su ropa, y el siguiente minuto estaba muerto de vergüenza como si su cuerpo fuera la cosa más desagradable que él había visto. Ella estaba cansada de ese juego. “Te vas?”, preguntó Dylan mientras ella agarraba sus cosas y se dirigía hacia la puerta. “Por ahora”. Él la miró tristemente. “Te extraño cuando te marchas”. Bliss asintió como si él le hubise dicho algo inofensivo sobre el clima. Dylan podía llevarse su mirada de perro faldero y su sexy voz a otra parte. Ella quería estar sola.

Translated by Dana Alexia


~ 38 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 11 “Última llamada, chicos”, informaba la empleada “otro Campari?”, le preguntó a Oliver. Él hizo sonar los cubos de hielo en el vaso y lo vació de un sorbo. “Seguro”. “Algo para usted?”. Schuyler consideró otro vaso de Johnnie Walker Black. Ella solía odiar el gusto del whisky pero últimamente desarrolló un gusto por él. Era fuerte y dulce y suculento – lo más cercano que podías obtener del gusto de la sangre. Oliver le había pedido una vez que le describiera a qué sabía, ya que él nunca vio el atractivo. Para él, la sangre sabía a metal y ligeramente dulce. Schuyler le explicó que los vampiros sentían la sangre con un sabor diferente – era como beber fuego. De ahí, su nuevo amor por el whisky. “Seguro, por qué no?”, le dijo a la camarera. No era como si la fuera a dejar borracha. Aunque Oliver parecía que iba bien por su camino. Él había entrado en el hábito de fortalecerse con alcohol cuando estaban juntos. Seguro, él no estaba borracho cuando estaban juntos en la escuela – pero esos abruptos reencuentros eran tan breves que no tenían importancia. Pero ella se dio cuenta que cuando ellos pasaban un tiempo sustancial juntos, él siempre estaba un poco borracho. La camarera regresó con dos vasos llenos hasta el borde. Era pasada la medianoche, y las únicas personas que quedaban en el lugar eran chicos de club con los ojos aturdidos consiguiendo el desayuno antes del periodo de los after-hour de las comidas de la madrugada donde no era servido alcohol y la clientela prefería sus máximos para ser químicos. Oliver tomaba su trago con una pajita roja. Ella lo encontraba simpático como le gustaban las cosas dulces. Oliver odiaba la cerveza y todos los típicos que él llamaba “el jocko-Americano”. De alguna forma los tragos de mujeres lo hacían más masculino, a los ojos de Schuyler. Él no tenía miedo de ser él mismo. Era tan lindo salir finalmente con Oliver en público. Ella no podía enterrar sus colmillos en él con otras personas alrededor. Últimamente, cuando estaban solos, merodeaba en el aire, una expectación de su parte, y Schuyler extrañaba su amistad. Ella se relajaba en su compañía. “Por qué bebes demasiado cuando estás conmigo?”, preguntó, intentando mantener su voz suave. “Me ofendes. Crees que soy un alcohólico?”. “Un poco”. “No lo sé”. Miró al cielo en vez de mirarla directamente. “Es que, me asustas a veces”. Translated by Dana Alexia


~ 39 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Schuyler quería reírse. “Te asusto?”. “Si, eres toda una – super mujer vampiro. Pudiste haberlo lastimado, sabes”. Oliver sonrió, aunque Schuyler sabía que él estaba más preocupado de lo que parecía. “Él está bien”, dijo ella bruscamente. Ella no quería hacer hincapié en lo que pudo haber sucedido ahí. Ella tuvo a Dylan en su agarre. Ella sintió que su mente se inclinaba ante la de ella. Sintió todos sus recuerdos gritando para ser libres. Y ella lo único que quería era aplastarlos – silenciar todas esas voces. Ella lo tenía en su poder para hacerlo. Era un pensamiento aleccionador, entonces ella tomó otro sorbo de su trago. “Él no está bien”, dijo Oliver. “Sabes que tenemos que contarle a Lawrence, no crees? Ellos tendrán que hacer algo. Él está mostrando clásicas señales de corrupción. Alucinaciones, histeria, manía”. Un ayudante de camarero despejó su mesa y les dio una mirada. Schuyler sabía que se debían marchar, el personal estaba listo para irse a casa. Pero ella quería quedarse con Oliver solo un rato más. “Como sabes todo eso?”. “Hice mi lectura. Ya sabes, las cosas que Lawrence nos dijo que buscáramos?”. Cierto. Schuyler se sentía culpable. Ella había sido negligente sobre suslecciones vampíricas. Lawrence había estado usando a Oliver para mantenerla al día con sus estudios. Ella debería estar concentrándose en perfeccionar su fuerza, en agudizar sus habilidades, pero en lugar de eso ella había estado distraída. El apartamento de Oerry Street… “Crees que Dylan nos este mintiendo?”, preguntó. “No, creo que él pensó que estaba diciendo la verdad, tanto como sabía. Pero obviamente estaba siendo manipulado”. Oliver golpeó los cubos de hielo en su boca. “No se si creer que él se alejó de ellos. Creo que ellos lo dejaron ir”. Schuyler se quedó en silencio. Ellos lo habían dejado ir entonces él podía terminar el trabajo que había fallado anteriormente. Dylan la había atacado – dos veces – antes de haber desaparecido de pronto. Ellos lo habían escogido porque él era cercano a ella, era uno de sus mejores amigos. Ella no podía negarlo: alguien quería matarla. Ella quería compartir esta comprensión con Oliver, pero se la guardó. Él se preocupaba lo suficiente por ella. Oliver le echó un vistazo a la cuenta y dejó su tarjeta de crédito. “Y, como van las cosas con la Estrella de la Muerte?”. “Igual”. Schuyler sonrió, aunque se sentía lo suficientemente enferma para vomitar. Era difícil ver a Oliver y no odiarse a sí misma por lo que ella le estaba haciendo. “Entonces…”, Oliver suspiró. Schuyler sabía a qué iba eso y deseaba otra vez no haberlo convertido en su conocido humano. “Entonces?”. La mesera regresó entregando la tarjeta de crédito e insinuando que si se iban a quedar más tiempo deberían salir por la entrada trasera.

Translated by Dana Alexia


~ 40 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Oliver guardó su tarjeta de crédito en el bolsillo e intentó tomar otro sorbo de su trago vacío. “Estaba camino a encontrarme contigo en el Mercer cuando Bliss llamó. Ella dijo que estabas justo aquí, en Perry Street. Pensé que era extraño, ya que habíamos acordado que nos encontraríamos en el Mecer, como siempre, pero ella dijo que estaba segura que estabas ahí. De todos modos, qué hacías en ese edificio? ”. Schuyler no lo miraría a los ojos. “Cosas de modelaje. Linda Farnsworth tiene un lugar para que los modelos se encuentren. Bliss y yo vamos algunas veces para pasar el rato con un par de chicas. No me di cuenta de la hora. Lamento dejarte esperando”. “Bueno, um, ya que no logramos encontrarnos como lo habíamos planeado, quieres…”. Era más fácil rechazarlo esta vez, ya que ella ya había tomado su decisión. Schuyler sacudió su cabeza. “No, tengo que regresar en mi toque de queda. Estoy lo bastante atrasada, y si Charles descubre – ”. “Maldito Charles”. Tiró un mondadientes por la mesa y cayó al suelo. “Quiero decir, Dios, a veces estoy tan cansado de toda esta mierda”. “Ollie – ”. “Solo quiero que estemos juntos”, dijo él, mirando nuevamente al techo. “Quiero decir, sé que no es posible. Pero por qué no? Por qué debemos seguir las antiguas leyes? De todos modos, por qué le importaría a alguien?”, cuistionó, con la voz nerviosa. Schuyler se movió para tomar las manos de él en las suyas. “Lo hago, Ollie, sabes que lo hago”. Él era su aliado, su cómplice, su consciencia y su consuelo. El rostro de Oliver se transformaba en una mirada de mayor felicidad y satisfacción. Él le sonreía a ella, y Schuyler esperaba con todo su corazón de que él nunca descubriera la verdad.

Translated by Dana Alexia


~ 41 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 12 Era tarde cuando Mimi y Jack finalmente se salieron tambaleándose por si mismos. La cuenta por su comida estaba en el rango de cuatro ceros, no es que Mimi se haya sorprendido. Ella estaba tan acostumbrada a pagar exorbitantes precios por todo en su vida, que a veces se quejaba cuando descubría que algo era más barato de lo que esperaba. “Qué piensan ellos, que soy pobre?”, lloriqueaba. “Que no puedo pagar una agua FIJI?”. Jack la reprendió por su extravagancia. “Es el error de los nuevos millonarios, ya sabes, que creen que tener un montón de dinero es lo mismo que tener una infinita suma de dinero”. Mimi lo miró incrédula. “Me acabas de llamar nueva millonaria?”. Jack espetó una risa mientras entraban al elevador. “Supongo”. “Bastardo!”, Mimi fingió estar terriblemente ofendida. “Nuestro dinero es tan antiguo como el establecimiento de la seguridad social. La bancarrota está fuera de discusión. Estamos muy bien de dinero”. “Eso espero. No dijiste que Lawrence reportó un enorme bajón en los ingresos? Y lo he escuchado en la última evaluación inversionista. FNN está unos cuantos puntos abajo. No son buenas noticias”. Ella fingió un enorme bostezo. “No me aburras con detalles. No estoy preocupada”. Ellos salieron a la noche. Al otro lado de la calle, caballos enganchados a taxis cabriolé esperaban a despistados turistas. Estaba frío – elúltimo rastro de invierno. Vestigios de la más reciente tormenta de nieve permanecía en la forma de un amarillento y agrietado hielo en la cima de los cubos de basura y en las aceras. Jack levantó su mano, y un elegante Bentley negro tan largo como un coche fúnebre se detuvo en la curva. “A casa?”, preguntaba Mimi mientras se deslizaba en el asiento. Jack se inclinó, con su brazo descanzando en la orilla de la puerta. “Te veré en un rato. Le dije a Bryce y Jamie que nos encontraríamos en el club”. “Oh”. Él acarició con sus labios su mejilla. “No me esperes despierta, de acuerdo?” luego ceró la puerta y golpeó elegantemente la ventana. “Llévala a casa, Sully”. Mimi se despedía con su por el cristal polarizado, su buen humor se evaporaba mientras lo observaba caminar por el otro lado de la calle tomando un taxi y dirigiéndose al centro. “A casa, señorita Force?”, se volteó Sully. Ella estaba a punto de asentir. Estaba cansada. Casa sonaba como una buena idea. Aunque ella estaba un poco molesta de tener que ir a casa sola. Le dio vueltas a la idea Translated by Dana Alexia


~ 42 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

de seguirlo, pero Jack había sido demasiado dedicado últimamente… no había nada para sospechar… Él siempre se reunía con Bryce Cutting y Jamie Kip en el club…chicos ridículos. Y por otro lado, ella había estado observándolo como un halcón las últimas semanas, desde Venecia, y se había sentido culpable porque no encontraba nada. Por qué estaba tan preocupada de todos modos?. Pero ella tenía que ser honesta con ella misma. Ella estaba preocupada. “No aún, Sully. Veamos hacia donde va”. El chofer asintió. Él ya había oído esta solicitud antes. “Asegúrate que no nos vea”. El auto siguió el rastro del taxi dirigiéndose al sur en la Autopista West Side. El Bloque 122 estaba cerrado, y los nuevos clubes del momento, el Dante Inn, estaba ubicado más lejos del centro, en West Village, en el sótano de uno de esos nuevos edificios de cristal enseguida de la autopista. El lugar estaba siendo rentado a alguna celebridad. El auto se detuvo en la entrada, una cuerda de terciopelo enganchada entre dos salidas de emergencia y custodiadas por un hombre alto en un gabán negro. El Dante Inn era un lugar más pequeño, menos llamativo que el Bloque 122, pero hasta más exclusivo. Jack salió y desapareció adentro. Mimi se inclinó hacia atrás alegremente. “Está bien, vamos”. Ella observaba mientras una limusina blanca circulaba en frente de ellos. Dios, la gente es tan chabacana. Y Jack la llamaba nueva millonaria?. Ella intentó ver si podía reconocer a la escandalosa gente de la lomusina – tendría que ser de un actor famoso, porque él llebava puesto un sombrero tirolés como un idiota – cuando ella vio algo más: alguien salió de las sombras y se deslizó por las puertas principales del edificio. Una figura en un impermeable plateado, con cabello oscuro. No. No podía ser. No podía ser Schuyler Van Alen. O si? Por supuesto que lo era. Mimi sintió su corazón apretado. Era demasiada coincidencia. Jack estaba en el club que estaba ubicado en el sótano del mismo edificio en el que Schuyler había entrado. No podía ser. Su mente echó a correr; se había perdido algo? Pero él había sido tan indiferente, tan frío con Schuyler. Él no podía estar encaprichado, o si?. Él se queja demasiado. Mimi nunca había sido una admiradora de Shakespeare, ni siquiera durante su vida, pero ella recordaba las líneas importantes. Este definitivamente era el invierno de su descontento. Ella sabía, sin tenerlo confirmado, que no importaba que especie de fachada levantaba Jack al mundo, que especie de mentiras le dijo, había un lugar secreto en su corazón que ella no podía leer o descifrar. Un lugar secreto que estaba dedidado a otra persona. Un lugar secreto habitado por Schuyler Van Alen. Translated by Dana Alexia


~ 43 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Por raro que parezca, Mimi no se sentía traicionada, o afligida, o devastada. Ella casi sentía una pesada pena. Ella se había esforzado tanto por ayudarlo. Ella había intentado mantenerlo leal a ella. Como podía actuar sin miedo de una represalia? Él conocía las leyes tan bien como ella. Él sabía lo que estaba en juego. Él sabía lo que podía perder. Oh, Jack. No me hagas hacerte daño. No dejes que nos separen de esta forma. No me hagas perseguirte.

Translated by Dana Alexia


~ 44 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 13 “Pensé que lo habías olvidado”. Schuyler sonreía mientras se sacaba su impermeable y lo colgaba en el gancho. Ella había entrado al apartamento con su llave. Una llave que mantenía en una cinta de seda alrededor de su cuello. Ella nunca se lo quitaba, por miedo de que fuera robada. Ella entró al edificio de manera normal. Tuvo unas palabras corteses con el guardia. Se dirigió al elevador, intercambiando cortesías con los vecinos. Arrullada con el bebé atado dentro de un coche con una lana de mil dólares. Fingiendo que ella era como ellos. No más trucos vampíricos por una noche. “Has estado esperando mucho?”, preguntó ella. “Acabo de llegar”. Él estaba de pie contra una columna, sus brazos cruzados en frente de él. Él aún vestía la misma camisa blanca de esa mañana, un poco arrugada al final del día, y había aflojado su corbata, dejándola caer a un lado. Pero aún estaba dorado y guapísimo. Sus ojos verde mar bailaban de regocijo y deseo. Jack Force. El chico que ella había estado esperando ver todo el día. El chico que ella había estado esperando toda su vida. Ella quería correr hacia él – saltar, reírse tontamente en sus brazos – pero a ella le gustaba el modo en que él la estaba mirando. Ella podía ahogarse en la intensidad de su mirada. Y ella había aprendido un poco sobre seducción en las últimas semanas que habían estado juntos. Aprendió que era más dulce cuando lo hacía esperar. Entonces ella se tomó su tiempo, se sacó sus zapatos, rozó la alfombra con sus pies descalzos, y dejó que la observara. Fuera de este lugar, ellos podían ser nada para el otro. Él ni siquiera se permitiría mirarla. No podía darse ese lujo. Entonces ella deseaba entretenerlo, que la observara tanto como quisiera. “Ven aquí”, gruñó. Y luego, al final, ella corrió – saltó a sus brazos, y juntos se estrellaron contra la muralla en un fuerte abrazo. Él la levantó con grácil facilidad, cubriendo su cuerpo de besos. Ella apretó sus piernas alrededor de su torso y se inclinó, rozando su mejilla con los mechones de su cabello. Jack. Ella se sentía líquida en sus brazos. Presionada contra él, su corazón latía frenéticamente como el de ella. Cuando se besaron, ella cerró sus ojos y vio un millón de colores estallando en el aire, gloriosos y vivos. Él olía terroso y lozano, cálido y

Translated by Dana Alexia


~ 45 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

bestial. Había sido una sorpresa: ella había asumido a que él olería como hielo – como nada – y le gustó que él oliera grueso y verdadero. Él no era un sueño. Ella sabía que lo que hacían estaba mal. Lawrence le había advertido que los vínculos vampíricos no debían ser disueltos. Jack había jurado a otra. Ella se había prometido a si misma parar con esto, pero también le había prometido a Jack que siempre estaría para él. Ellos eran tan felices juntos. Ellos se pertenecían. Aún ellos no hablaban sobre el pasado o el futuro. Solo esto existía, esta pequeña burbuja que habían creado, este pequeño secreto. Y quién sabía cuanto tiempo tenían?. Cuando ella estaba en sus brazos, sentía lástima por Mimi. Había comenzado justo después de que ella se estableciera en ese palacio dorado de mármol que los Force llamaban hogar. El lugar era parte fortaleza y parte Versalles. Había habitaciones y antesalas llenas con magníficas antigüedades finas y teatralmente manifestadas. Océanos de costosas telas envolvían las ventanas, y un silencioso grupo de sirvientes se movían alrededor de la casa, sacando el polvo, limpiando, ofreciéndoles a sus ocupantes té o café en bandejas de servicio de plata. Ella se había sentado sobre la cama princesa en su habitación designada, golpeando un abollado baúl que era el único vestigio de casa que ella se había permitido traer. Lawrence había prometido que él la sacaría de algún modo, que ella pronto regresaría a su legítimo hogar. Él sabía que Charles no lo dejaría tener contacto con ella, entonces acordaron que usarían a Oliver como un (ella sonrió un poco) conducto entre ellos. Lawrence la llevó a la casa de los Force. La ayudó a llevar sus maletas a la puerta principal, donde un mayordomo enguantado las recibía. Muy pronto, su abuelo se fue, y Schuyler estaba sola de nuevo. Charles le había dado un rápido paseo por la casa: la brillante piscina olímpica en el sótano, las canchas de tenis en el tejado, el gimnasio, el sauna, la habitación Picasso (llamada porque contenía una de las dos obras maestras Les Demoiselles d’Avignon del tamaño del estudio). Él le había dicho que se sintiera cómoda, para utilizar todo lo de la cocina. Luego estableció sus reglas. Schuyler tuvo que haber estado demasiado enojada y molesta para hacer más que un silencioso movimiento de cabeza a todo. Entonces decidió golpear su baúl. Estúpido baúl. Estúpido baúl con la cerradura rota. Estúpido y feo baúl que era una de las cuantas cosas que ella se había quedado que pertenecían a su madre. Era una maleta de viaje vieja de Louis Vuitton, de las que, cuando la pones vertical y la abres, muestra un pequeño guardarropa. Ella lo golpeó otra vez. Hubo un suave golpe en su puerta, y luego la puerta se abrió. “Crees que puedes…ehm… bajar el ruido un poco? Estoy intentando leer”, dijo Jack, viéndose perplejo. “Oh! Lo lamento”. Ella dejó de golpear el baúl. Se preguntaba cuando iba a ver a sus primos. Los complicados vínculos de las familias vampiro aún la eludían, pero ella sabía que ella y Jack no tenían técnicamente un lazo sanguíneo, aunque Charles era su tío. Translated by Dana Alexia


~ 46 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Algún día ella le iba a preguntar a Lawrence como se registraba todo. “Qué estás leyendo?”. “Camus”, dijo él, sosteniendo una copia de The Stranger. “Lo has leído?”. “No, pero me gusta la canción de The Cure. Ya sabes, la que está basada en ese libro?”. Él negó con la cabeza. “Nop”. “Creo que está en Three Imaginary Boys. Su primer álbum. Robert Smith, él también es un gran lector. Probablemente un existencialista como tu”, se burló. Jack se inclinó contra la muralla y cruzó sus brazos, contemplándola pensativamente. “Odias estar aquí, cierto?”. “Se nota mucho?”, preguntó Schuyler, tirando las largas mangas de su sweater sobre sus manos. Él se rió. “Lo siento”. “Lo sientes”. Él puso el libro bajo el tocador. “No está tan mal”. “De verdad? Qué hay de bueno en eso?”. “Bueno, primero, estoy aquí”, dijo él, acercándose para sentarse a su lado en la cama. Él levantó una pelota de tenis que salía del baúl. Ella lo llevó para practicar sus lecciones vampíricas. Lawrence quería que se concentrara en la habilidad de mover objetos en el aire, algo que aún no se especializaba. Jack la lanzó al aire, agarrándola con destreza. Luego la bajó. “A menos, ya sabes, que quieras que me vaya”. Él estaba sentado muy cerca de ella. Ella recordó como había corrido hacia él la primera noche que fue atacada, cuan apasionado había estado al descubrir la verdad sobre los Croatan, y luego cuan profundo la había decepcionado cuando la dejó a un lado. Y luego recordó algo más. Algo que ella no podía dejar de pensar desde que extrajo la sangre de Mimi y absorbió sus recuerdos. “Tu fuiste – esa noche del baile de máscaras – fuiste tu quien…”, Schuyler suspiró, y en respuesta a su pregunta, él la besó. El beso era el tercero que habían intercambiado (ella mantenía la cuenta), y mientras él respiraba en ella y ahuecaba sus anchas manos en su rostro, todo en su vida subió hasta entonces parecía secundario y ordinario. No había nada para qué vivir más que esta pura, y celestial sensación. La primera vez que ellos se besaron, ella vislumbró los recuerdos de Jack sobre una chica que se veía como ella pero no era ella. La segunda vez, ella no tenía idea que él era el chico detrás de la máscara, pero esta vez eran solo los dos. Jack no estaba besando a alguien que creía que conocía antes, y Schuyler no estaba besando a alguien que no conocía. Ellos simplemente se estaban besando. “Jaaaaack! Jaaaaaaaack!”. “Mimi”, dijo Jack. Él desapareció tan rápido de la habitación que era como si se hubiese vuelto invisible. Cuando Mimi asomó su cabeza en la habitación de Schuyler, ella estaba sentada golpeando el baúl nuevamente. “Oh. Tu. Has visto a Jack?”. Translated by Dana Alexia


~ 47 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Schuyler negó con la cabeza. “Por cierto, no te acomodes tanto aquí. No tengo idea por qué mi padre quiere a una pequeña lambiscona como tu por aquí, pero aquí va un consejo: mantente fuera de mi camino”. Más tarde esa noche, Schuyler había recibido dos diferentes obsequios de bienvenida: alguien le había hecho la cama turca1, y había un libro metido bajo su puerta. Una copia de The Plague de Albert Camus. Dentro del libro había un sobre, y dentro del sobre, había una llave. Desde entonces, Jack jamás hizo mención de su presencia en la casa o en la escuela. Pero él tenía más de un invento de eso más tarde. “Donde conseguiste esto?”, preguntó Jack, descubriendo con el dedo un corte en su frente. Ellos estaban tendidos en la gruesa alfombra de lana, mirando fijamente a los retazos de fuego. “Oh. No es nada. Me golpeé la cabeza”, dijo Schuyler. Ella no quiso contarle aún lo de Dylan. “Te siguieron?”. “Si. Pero me aseguré que se fuera antes de venirme acá”, dijo él. Su voz era profunda, y ella se acurrucó en su brazo. Las luces de la calle era la única luz en la habitación, pero ella podía verlo claramente en la oscuridad. Su perfil perfecto, como si estuviera esculpido en mármol, y brillante como una vela. “Y a ti?”. “No”. En realidad ella no se había fijado. Ella había estado demasiado ocupada convenciendo a Oliver para que se marchara. Demasiado ocupada y demasiado entusiasmada. Porque ella lo sabía, cierto? Ella sabía que Jack estaría ahí, esperándola, mientras ella lo esperaba más temprano. Pero si, la próxima vez ella sería más cuidadosa. Ambos tendrían que serlo.

1

Una broma donde la víctima tiene hecha perfectamente la cama, pero cuando se acuesta las piernas llegan solo a la mitad porque la sábana esta doblada.

Translated by Dana Alexia


~ 48 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 14 Bliss llegó tarde al Lexington Armor. El Rolf Morgan mostraba qué estaba programado para comenzar a las nueve de la noche, y ella se suponía que debía estar ahí a las seis para el cabello y el maquillaje, pero ya eran las ocho y media. Ella esperaba que el diseñador no la asesinara, aunque porbablemente él ya la había dado por perdida, y ella había llegado para encontrarse con algna otra modelo vistiendo el vestido de encaje negro que se suponía que ella debía usar esa noche. Ella no quiso llegar tarde, pero su última visión la había dejado desorientada. Ella había estado cepillándose los dientes, y cuando miró al espejo, el mismo hombre apuesto de sus sueños con traje blanco la estaba mirando. “Jesus!”. “Díficilmente”. El hombre se rió como si fuese la cosa más divertida que había oído en su vida. Su cabello, Bliss notó, que era del color exacto del oro fundido. Sus ojos eran tan azules como el cielo claro de la mañana. Había un olor en la habitación a azucenas en primavera, pero había un olor empalagoso que cubría algo podrido. Como cuando su madrastra, BobiAnne, olía cuando se ponía demasiado perfule después de dejar el gimnasio en vez de bañarse. Bliss decidió que debía ser valiente. “Quién eres?”. “Soy tu”. “Me estoy volviendo loca, cierto? Por qué estás aquí?”, Bliss cerró la llave del agua e intentó mantener firme su respiración. “Qué quieres?”. El hombre dorado con traje blanco buscó en el bolsillo de su abrigo u sacó un anticuado reloj de bolsillo que colgaba de una cadena de oro. “Tiempo”. Cuando Bliss miró de nuevo al espejo, él se había ido. Ella había pasado la siguiente hora mirando el vidrio, esperando que apareciera de nuevo. Solo cuando ella finalmente se soltó se dio cuenta que estaba muy atrasada. Pero cuando revisó su teléfono celular, no había ningún mensaje furioso de la encargada de modelos, ni discursos ansiosos sobre como al diseñador le daba un ataque porque ella no estaba ahí. Ella estaba doblemente confundida de encontrar la entrada del espectáculo completamente vacía, a salvo de unas cuantas miserables víctimas de la moda envueltas en negro, siendo sujetadas por policías. Esta era la semana de la moda?. Donde estaba el loco carnaval de directores y fotógrafos, celebridades y estilistas, la elegancia y moda, multitudinaria, empujándose entre otros, presionando y empujando para entrar al espectáculo de Rolf Morgan? El espectáculo de Rolf era el boleto más grande de la temporada y la invitación más difícil de conseguir. Y ahora, aquí estaba, treinta minutos antes de la hora del espectáculo y no había nadie alrededor. Translated by Dana Alexia


~ 49 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Ella encontró a un subordinado solitario, un asistente de producción vistiendo una polera negra adornado con ROLF MORGAN en el pecho, y le pidió que la llevara a los bastidores. El Armory estaba ubicado en el Regimiento 69th de la Guardia Nacional, y varios soldados con uniforme la saludaban mientras entraba. El edificio era enorme, y revestido en vitrinas de vidrio forrando las murallas donde estaban cientos de armas de fuego y municiones. Ella siguió la dirección por un magnífico atrio, un espacio tan largo como un hangar, el que estaba arreglado con una pista de modelaje para el espectáculo. Había filas de bancos que conducían hasta el techo, y un escenario había sido montado al final, donde una banda tocaba. Durante los ensayos, Rolf había explicado que las modelos caminarían sobre una pista gigante suspendida sobre el escenario, y Bliss esperó el desafío. Ella entró al improvisado bastidor y estaba desconcertada de encontrar que en lugar del típico pánico de la preparación, entre la adrenalina de miedo y entusiasmo, la atmósfera estaba completamente relajada. Ella encontró a Schuyler leyendo una revista en una silla cercana, su cabello estaba hacia atrás en una extrema cola de caballo sobre su cabeza, su rostro listo para la pasarela, con delineador oscuro difuminando sus delineados ojos azules, y sus labios pintados en un pálido rosa. Ella estaba contenta de ver a su amiga; ellas aún tenían que charlar sobre lo que había sucedido la otra noche. Ambas habían evadido el tema, casi como si estuvieran avergonzadas. Ella no había visto a Dylan desde entonces, aunque él le había dejado bastantes mensajes en su teléfono, pidiéndole disculpas y rogando que lo visitara. Ella los borró todos. En cuanto a Schuyler, desde esa noche que ella había deambulado el Duchesne en una nube. Bliss sabía que Schuyler estaba viendo a Jack, y ella no podía hacer nada más que estar celosa de la nueva felicidad de su amiga. Seguro, apestaba que ellos no pudieran salir juntos en público, por Mimi y todo eso. Y si, reventaba completamente que Jack estuviera prometido en matrimonio con otra persona. Pero aún así, Bliss podía ver que Schuyler estaba enamorada, y su amor era correspondido. Era más de lo que ella podía decir sobre Dylan y ella. “Donde están todos?”, preguntó Bliss. “Ni siquiera hay nadie afuera”. “Oh, hola”, Schuyler bajó el último número de Vogue francesa. “Si, está cerrado. El espectáculo no empezará hasta la medianoche, si tenemos suerte. Les dijeron a todos que se fueran y volvieran más tarde”. Bliss se desplomó en un asiento cercano. “Estás hablando en serio?”. “Esta es tu primera vez trabajando para Rolf?”, preguntó otra modelo, escuchando su conversación. Bliss la reconoció como Sabrona Sorboba, la Giganta Europea, quien era la querida diseñadora actual. Bliss asintió.

Translated by Dana Alexia


~ 50 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“Él siempre llega tarde. El año pasado en Brannon Frost dejó el espectáculo sin verlo, ella estaba muy molesta por dejarla esperando”, les contó Sabrona. Brannon Frost era la directora Sangre Azul de Chic, la revista más poderosa del mundo. Brannon chasqueó sus dedos, y de pronto todo el guardarropa estaba fuera de estilo. Chasquido! Volumen y protuberancia. Chasquido! Cintura de avispa y pantalones para flacas. Chasquido! Cambios y serie de tacones! Chasquido! Ganchillo y plataformas! Chasquido!. “Medianoche? Eso es en tres horas!”, se quejó Bliss. Qué se suponía que iban a hacer, solo esperar? Ella notó que algunas de las modelos jugaban cartas, aunque la mayoría estaba en sus teléfonos celulares y BlackBerries. “Champaña?”, ofreció Sabrina, levantando una botella grande de Laurent-Pierre y vertiéndolo en dos copas para Bliss y Schuyler sin esperar sus respuestas. Esa era la respuesta paraa esperar: beber, fumar, y esperar. Como una concesión de las últimas las-modelos-demasiado-delgadas para esperar, había una propaganda ilusoria de galletas pasadas y queso mohoso para proporcionar comidas “saludables” para las chicas. Seguro! Las modelos viven sobre gas: humo y aire. “De todos modos, por lo que pasó el año pasado, esta vez llamaron a todos los directores de Chic, Mine, y Jeune y les dijeron que fueran por un trago o a cenar y regresaran en un rato”. Bliss asintió. “Entonces quienes son las personas de afuera?”. “Nadie”. Entendido. Por supuesto que todas las personas importantes debieron ser advertidas, pero para los escalones menores, ellos tienen que valerse por sí mismos. Ella metió su bolso debajo del mostrador y estaba a punto de hacerle una pregunta a Schuyler, cuando un hombre acosado – finalmente alguien que parecía y actuaba como ellos habían tenido que simular en un espectáculo en unas cuantas horas – cayendo sobre las modelos en la sala de espera. “Bliss! Ahí estás. Necesitamos arreglarte el cabello y maquillarte”. Bliss hojeaba el último número de Arena Homme, fumó unos cuantos cigarrillos, y bebió demasiado champaña mientras un estilista le cortaba el cabello y del mismo modo su tenso asistente cepillaba su cabello en una enorme nube de creación, y un dulce maquillista untaba masilla. Siempre le asombrava cuan poco esfuerzo resultaba modelar. Todo lo que tenía que hacer era sentarse ahí. Luego tenía que ponerse de pie. Luego caminar. Y eso era todo. Por supuesto, uno tenía que ser impresionantemente bella para hacer que todo “funcione”. Aún así, no era suficiente ser sorprendentemente apuesta. Las mejores modelos tenían un aire seguro de languidez y misterio que era innato en sus personalidades. Solo había una Kate Moss, después de todo. Cuando el equipo de belleza estaba satisfecho con su trabajo, dos impacientes estudiantes de diseño, que eran parte del largo ejército voluntario que cargaba con la Translated by Dana Alexia


~ 51 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

actual labor física y hacían que la semana de la moda ocurriera, abordándola al lado. “Tenemos que ponerte tu primer conjunto. Rolf quiere verlo”. Los dos estudiantes ayudaron a Bliss con el ajustado vestido negro de encaje. Uno de ellos tiraba y amarraba las cintas en la espalda mientras el otro ayudaba a Bliss en un par de de botas de terciopelo hasta el tobillo que se entrecruzaban al frente. El vestido abrazaba cada curva, y el cucú negro de encaje prestaba al vestido una cargada sensualidad. El corpiño descendía tan abajo en el frente, que Bliss se ruborizaba en cuanta piel ella estaba mostrando. “Qué es eso?”, preguntó uno de los estudiantes, apuntando al brillante collar de esmeralda que se acurrucaba en su escote. “Es mío”. “No sé si a Rolf le irá a gustar”, dijo el otro estudiante indeciso. Bliss se encogió de hombros. No le importaba lo que quería Rolf. Ella nunca se lo sacaría.

Translated by Dana Alexia


~ 52 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 15 A exactamente cinco minutos para la medianoche, Mimi y Jack Force entraron al Armory para un torrente de flashes. Mimi presionaba el hombro de Jack, tirando de su afelpado abrigo marta de cebra y esocndida detrás de un par de gafas de sol extra grandes, como si el exceso de fotografías la pudiera lastimar. “Observa”, dijo repentinamente Jack a un entusiasmado paparazzi quien estaba un poco cerca y empujaba a Mimi. “Mimi! aquí”, dijo un joven publicista usando un casco, llevándolos a la sala principal y guiándolos rápidamente por el mar fashionista hasta la primera fila. “Estamos a un minuto de empezar. Tu vas a quí al lado de Brannon”. La sala zumbaba de entusiasmo, cada asiento en el lugar estaba ocupado, cada celebridad estaba informada (Mimi era una de las últimas), e incluso los pasillos estaban llenos de voluntarios con poleras negras quienes salían de bambalinas y a la sala principal para observar la acción. Sobre el escenario, la banda sonaba con un estridente himno rock alternativo. Mimi se arreglaba para las cámaras, sacándose su abrigo de piel y doblándolo para que sus piernas se vieran más delgadas. Ella no tenía envidia a las modelos; ellas solo serían fotografiadas por las ropas que usaban. Mientras que la multitud que la rodeaba y gritaba su nombre tomaban fotografías porque ellos estaban interesados en ella. “Realmente disfrutas esto”, se burló Jack. “Mmmmm”. La última semana ella había ocultado su rabia tan bien que ella pensó que se merecía un Oscar. Pero ni siquiera podía aguantar mirar a su gemelo. Ese mentiroso, ese traidor. Él estaba arriesgando todo por un jugueteo amoroso con una chucha mestiza. Ella podía ver entre su ansiedad y se dio cuenta cuan bien él había cubierto por tanto tiempo. El bastardo solo había fingido amarla, mientras ocultaba sus verdaderos sentimientos. La peor parte de todo era que ni siquiera podía odiarlo. Ella lo amaba demasiado y comprendía demasiado bien sus defectos. Odiar a Jack sería similar a odiarse ella misma, y Mimi tenía demasiada autoestima para revolcarse en esa desgracia en particular. “Mimi! Querida!”, Randy Morgan, la esposa del diseñador, de pronto se dejó caer sobre ellos y la besó efusivamente en ambas mejillas. “Debes venir a bambalinas y desearle buena suerte a Rolf!”. Mimi accedió a que la llevaran a la tradicional humillación con el diseñador. El diseñador, por supuesto, sería el que se tendría que arrastrar por el suelo. Mimi era una de sus más grandes clientes. Translated by Dana Alexia


~ 53 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Ella dejó a Jack y tomó su camino entre la multitud. Rolf la saludó con un abrazo de oso y una ducha de cumplidos. Mimi aceptó el homenaje y generosamente le deseó un buen espectáculo. Ella saludó a varias de otras Sangre Azul de su círculo social: Piper Crandall en un espantoso vestido amarillo, y Soos Kemble, quien alegaba por ser relegada a la segunda fila. Mimi divisó a varias engreídas Sangre Roja. Lucy Forbes arrulló sobre el nuevo conjunto de Mimi de Rolf Morgan que el diseñador le había enviado esta mañana para que lo usara para su espectáculo. Luego ella divisó el objeto que ella odiaba al otro lado de la habitación. Schuyler estaba dejando que sus vestidoras se preocuparan de su conjunto: Mimi pensó para si misma que compraría el traje si Schuyler no hubiese sido la primera en usarlo. Sin vacilación se acercó a Schuyler. Quizás ella podría cortar esta cosa de raíz; quizás aún haya esperanza de que nada resulte con el pequeño y estúpido flirteo de Jack. “Schuyler, tienes un segundo?”, preguntó. Schuyler envió a sus vestidoras a otro lugar, amontonándose en una tranquila esquina. “Qué sucede?”. Mimi decidió ir directo al grano. “Sé que es lo que sucede entre tú y mi hermano”. “A qué te refieres?”, Schuyler intentó verse calmada, pero Mimi podía sentir su alarma. Ella estaba en lo cierto. Maldición ella estaba en lo cierto. La desgraciada ni siquiera intentó negarlo. Los dos estaban juntos. Cuan lejos habían ido? El corazón de Mimi se desplomó. Ella se había dicho a si misma que jamás se sentiría celosa de un molesto y pequeño chucho. Pero el rostro desafiante de Schuylerla hizo sentirse de lo contrario. Schuyler nos e veía escarmentada, o débil, o avergonzada. Ahí estaba la llorona mestiza quien salta cuando dice “Buu!”, ahí estaba la chica con el amor no correspondido del gran Jack Force. Mimi vio a Schuyler muy claramente. Ella se veía como una chica que estaba segura de su amor. Una chica que sabía que tenía su corazón en sus manos. Por un momento Mimi intensamente deseaba que un Sangre Plateada hubiese arrastrado a Schuyler al infierno. “Tienes alguna idea de lo que le estás haciendo a Jack?”. “De qué estás hablando?”. Mimi agarró fuertemente el brazo de Schuyler. “Piensa en tu madre. Por qué crees que Allegra está en coma? Por qué crees que ella es inmortal pero no muere? Ella es inútil y está destruida. Quieres eso para él?”. “No metas a mi madre en esto”, advirtió Schuyler, quitándose la mano de Mimi. “No sabes nada sobre mi madre”. “Oh. Pero lo sé. He vivido mucho más que tú”. El rostro de Mimi cambió, y por un momento, Schuyler vio imágenes de todas las mujeres en la historia que Mimi había sido; la reina egipcia, la noble francesa, la resitente peregrina, la azafata de Newport – todas impresionantemente bellas, todas con los mismos ojos verde frío. Translated by Dana Alexia


~ 54 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“No entiendes el vínculo”, susurró Mimi, mientras alrededor de ellas el diseñador y su equipo estaban haciendo las correcciones finales a todos los conjuntos. “Jack y yo somos uno. Alejarlo de mí sería sacarle su piel. Él me necesita. Si renueva el vínculo, se volverá más fuerte, sus recuerdos estarán completos. El va a prosperar”. “Y si no?”, desafió Schuyler. “Reservarás también un lugar para él en el hospital que mi padre sigue visitando. Esto no es un tonto juego de secundaria, niña estúpida”. Esto es vida y muerte. Ángeles y demonios. El vínculo es ley. Estamos hechos de la misma materia oscura, pensó Mimi sin decirlo. Ella vio que Schuyler no podía, o no quería entender. Schuyler era una recién nacida. Ella no tenía comprensión de los rigores de la inmortalidad. Las formas severeas y absolutas de su especie. “No te creo”. “No esperaba que lo hicieras”. Mimi se veía cansada. “Pero si lo amas, déjalo, Schuyler. Dile que ya no lo deseas. Es la única forma d edejarlo ir”. Schuyler negó con su cabeza. Alrededor de ella, las modelos se estaban poniendo en fula, y Rolf facilitando un dobladillo, metiéndolo en un pliegue. Afuera, las luces se volvieron negras y el espectáculo estaba a punto de comenzar. Ella dejó a una de sus vestidoras tijeretear un hilo errante de la manga de su chaqueta de equitación. “No puedo hacer eso. No puedo mentir”. Mimi tomó un sorbo de champaña de la copa de Schuyler sin preguntarle. “Entonces Jack está perdido”.

Translated by Dana Alexia


~ 55 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 16 El año pasado durante su presentación de otoño, Rolf Morgan hizo que la audiencia caminara por la pasarela mientras las modelos se sentaban en la primera fila y fingían tomar notas. El truco encantó tanto a la prensa de moda que lo entusiasmaron a poner a prueba otro giro divertido. Este año el espectáculo sería correr hacia atrás, comenzando con la reverencia del diseñador y los trajes de noche y finalizando con la ropa deportiva. Mientras la banda tocaba una retumbante interpretación de “Space Oddity”, Rolf salió corriendo al escenario para ensordecedores aplausos. Él regresó cargando un arreglo floral, radiante y energizado. Schuyler observaba como Cyrus, el productor ejecutivo espástico de Rolf, llevó a Bliss hasta el frente de la línea. El vestido negro de encaje debería ser el final del espectáculo, y por lo tanto, en la ecuación hacia atrás, el que abre el espectáculo. Schuyler le dio a Bliss un movimiento de ánimo con la mano. Ella sabía que su amiga aún estaba ligeramente intimidada por la pasarela, y Bliss se veía como un potro nervioso, sus manos tiritaban ligeramente mientras descansaban en sus caderas. Bliss regresó unos minutos después, una amplia sonrisa de alivio sobre su rostro. “Es una locura allá afuera!”, le dijo efusivamente a Schuyler antes de ser retirada rápidamente para cambiarse para su segunda tenida. Schuyler le regresó la sonrisa a Bliss, pensando que se alegraría cuando haya terminado, cuando finalmente ella se puso su ropa – una polera de hombre de Oxfors que actualmente era su favorita, sobre un par de pitillos negros y botas con punta de pezuña de cabra que ella había recogido en una tienda de reventa. Las chicas en sus vestidos de baile gótico salieron por la pasarela, y Cyrus le indicó que fuera al principio. Ella era la siguiente. “Recuerda, cuando llegues al final, una pose, dos pose, Bam! Y luego regresas”. Schuyler asintió. Ella tomó un respiro profundo y caminó en el escenario. Salió por la pasarela como si estuviera caminando sobre la luna. Ibas desde la sucia realidad de las bambalinas, rodeada por cotilleos y alfileres de seguridad y un heroico desastre de percheros y asalto de cubos de basura, a las brillantes luces blancas del escenario y el cegador flash de cientos de cámaras. La atmósfera era eléctrica, una ruidosa cacofonía de histeria reservada para los mejores conciertos de rock – gritos y aplausos desde laúltima fila energizando a la banda a tocar más rápido y fuerte, y las modelos para asumir sus más arrogantes fachadas. Schuyler jamás había notado el rostro sonriente de los directores o de las celebridades sensuales en primera fila; ella estaba demasiado ocupada concentrándose en poner un pie en frente del otro y no hacer el ridículo. Translated by Dana Alexia


~ 56 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Ella encontró el lugar marcado al final de la pasarela y automáticamente hizo las poses requeridas, voltearse a la izquierda y rotar su cadera hacia adelante, y voltearse a la derecha poco después. Y justo mientras estaba a punto de hacer una media vuelta para regresar, su mente se abrió en un urgente, y forzado envío. Era un odio incoherente y salvaje. La inesperada intensidad era suficiente para detener a Schuyler en medio paso, y ella se pasmó por el peso de ello, tropezándose con sus tacones y causando que los miembros de la primera fila jadearan audiblemente. Schuyler se sintió desorientada y quebrada. Alguien – o algo – había entrado salvajemente a su mente. Ella lo reconoció inmediatamente como una manipulación, pero esta era más fuerte y más malvada que la que ella había experimentado con Dylan. Era una entrada sin autorización imperdonable, y ella se sintió violada, desnuda, y terriblemente asustada. Ella tenía que salir de ahí. No había tiempo para hacer la salida apropiada. Schuyler saltó del escenario, aterrizando en el medio de la fosa de los fotógrafos. Ella sabía exactamente donde tenía que ir ahora. “Lo siento!”, le dijo al desafortunado fotógrafo aficionado el cual su pie ella había aplastado. Ella voló entre la multitud, para la confusión de la multitud y el deleite de alguien más, que pensó que era parte del espectáculo. Desde bambalinas ella escuchó, “Hey! A donde cree que va? Vuelve acá!”. Mañana habría una historia en el tabloide sobre la modelo que arrancó de la pasarela del espectáculo de Rolf Morgan, pero Schuyler no estaba preocupada por los medios o por la encargada de las modelos o por Rolf. Qué fue eso? Pensó, su corazón se sentía como si habría explotado de miedo mientras corría por la autopista West Side, moviéndose más rápido que el tráfico hubiese permitido. Quién fue ese? El enfermizo, y profanador sentimiento se reducía ligeramente en el momento en que llegó a la gastada y antigua arenisca café en Riverside Drive. No se veía tan débil como lo era antes, gracias a la reciente renovación de Lawrence. Sus gradas de piedra fueron recientemente barridas, el graffiti en las puertas había sido vuelto a pintar, y las gárgolas habían sido restauradas para su antigua dignidad. Cuando ella entró al estudio de su abuelo él estaba inclinado, empacando unos expedientes en un maletín de cuero con grapas. Schuyler notó que él había envejecido en el mes que habían estado separados. Su cabello leonino estaba con reflejos grises, y había nuevas líneas alrededor de sus ojos. Lawrence era un Enmortal, un vampiro excepcional que no descansaba, no iba con el ciclo regular de reencarnación. Él ha mantenido su mismo caparazón físico por siglos. Él tiene la habilidad de verse tan joven como Schuyler, pero esa noche él parecía como si llevara el peso de mil años. Él se veía, por primera vez desde que Schuyler lo conoció,

Translated by Dana Alexia


~ 57 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

viejo. Él no se veía como un hombre del siglo veintiuno. Él se veía como si hubiese estado ahí cuando Moisés se había propuesto separar el río. “Schuyler, qué sorpresa tan placentera”, dijo él, aunque él no se veía sorprendido de verla. “A donde vas?”, ella preguntó en respuesta, cuando vio su estropeada maleta amarrada con una correa y repleta, al lado de su escritorio. “Río”, dijo él. “Hubo un enorme terremoto; has visto los noticieros?” preguntó Lawrence, haciendo señas a la televisión que recientemente había instalado en su oficina. Las cámaras mostraban una ciudad envuelta en llamas, edificios colapsados en pilas de escombros. Schuyler dijo una rápida oración al ver la devastación. “Abuelo, algo me ha sucedido. Hace solo unos minutos atrás”. Ella describió la sensación, el sentimiento que tenía en la presencia de una increíble mala intención. Fue solo por un breve momento, pero fue lo suficiente para sentirse contaminada en cada poro de su ser. “A si que lo sentiste también”. “Qué fue?”, se estremeció Schuyler. “Era… repulsivo”, dijo ella, aunque repulsivo era una palabra demasiado débil para la incipiente hostilidad que había experimentando. Lawrence le movió la mano para que tomara asiento mientras él continuaba revisando sus papeles. “En tu lectura, te has encontrado con el capítulo de Corcovado?”. “Se que está en Río… en Brasil”, dijo ella indecisa. Ella no había progresado mucho en las tareas de Lawrence. Era ridículo para ella, pero sintió que su abuelo en parte era cupable por su situación, y en petulancia ella desestimó sus sugerencias de repasar su historia Sangre Azul. Él la había presionado para leer copias de antiguos textos alguna vez olvidados – la historia del Croatan que había sido expurgado de los archivos oficiales hasta ahora. Si Lawrences estaba molesto, no lo demostraba. En lugar de eso explicó pacientemente, como el profesor de universidad que había sido una vez. “Corcovado es un lugar de poder, una fuernte de energía, el bivio fundamental del cual los vampiros extraemos fuerza sobre la Tierra. Nuestra inmortalidad proviene de una armónica conexión hasta la primordial esencia de vida, un regalo que hemos retenido desde entonces de nuestro destierro”. En la pantalla, la cámara mostraba la famosa estatua del Cristo Redentor colgando sobre la ciudad en su pedestal en la Montaña Corcovado. Schuyler se maravillaba que aún estuviera en pie mientras que los edificios alrededor de toda la ciudad habían sido reducidos a escombros. “El terremoto. El envío que experimenté. Está conectado, cierto? Esa es la razón por la cual vas?”, preguntó ella, sabiendo que estaba en lo correcto. Su abuelo asintió pero no entregaría más detalles. “Es mejor si no sabes exactamente como”. “Me imagino que te vas esta noche?”, preguntó Schuyler. Translated by Dana Alexia


~ 58 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Lawrence asintió. “Me encontraré primero con el equipo de Kingsley en Sao Paulo. Luego iremos a Corcovado juntos”. “Y el Conclave?”. “Ellos están comprensiblemente preocupados, pero es mejor si no saben demasiados detalles d emi viaje. Sabes mis dudas sobre el Conclave, lo que Cordelia y yo siempre hemos sospechado”. “Que una de las grandes familias nos han traicionado”, dijo Schuyler, observando mientras su abuelo meticulosamente organizaba su corbata. Lawrence siempre se vestía formalmente para cada ocasión. “Si. Pero no sé como. Y no sé por qué. Por supuesto, nuestras dudas nunca han sido confirmadas, y ciertamente nunca hemos tenido alguna evidencia de tal traición. Los últimos ataques confirmaron que de alguna forma, uno o mñas de los Sangre Plateada habían sobrevivido, y regresaron para alimentarse de nosotros. Quizás porque el Príncipe Oscuro aún camina en esta tierra”. Schuyler se estremeció. Siempre cuando Lawrence hablaba de Lucifer, ella sentía como si su sangre se volvía hielo. Había maldad incrustada hasta en su nombre. “Ahora, Schuyler, debo despedirme de tí”. “No! Déjame ir contigo”, dijo Schuyler, levantándose de su asiento. Ese oscuro, terrible y odioso rencor. Su abuelo no podía enfrentar a esa cosa – lo que sea que fuera – solo. “Lo siento”. Lawrende negó con su cabeza y deslizó su billetera a su bolsillo del abrigo. “Debes quedarte aquí. Eres fuerte, Schuyler, pero eres muy joven. Y aún estás bajo mi cuidado”. Corrió las persianas y se puso un antiguo impermeable. Anderson, su Conducto, apareció en la puerta. “Listo, señor?”. Lawrence recogió sus bolsos. “No te ves tan decepcionada, nieta. No es solo por tu seguridad que debes continuar en Nueva York. Si hay alguna cosa que puedo hacer por tu madre, es mantenerte a salvo de algún daño, y tan lejos de Corcovado como sea posible”.

Translated by Dana Alexia


~ 59 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

ARCHIVOS DE AUDIO: Depósito de Historia DOCUMENTO CLASIFICADO: Solo Autorización Consagrada Transcripción de reporte Venator archivo 2/28 “Grabación silenciosa. Dos voces distintas son oídas: Venator Martin y Charles Force, Regis”. Venator Martin: Ella se ha llevado el cebo. Charles Force: estás completamente seguro?. VM: Si. No hay duda en mi cabeza que ella pueda intentar realizar el Incantation Demonata. CF: Pero un simple niño para interesarse con tal magia oscura. Tal vez si tú pudieras revelarla para mí… VM: Sabe que no puedo decir su nombre hasta que este confirmado en el juicio, Regis. Perono se preocupe, no permitiré que ella complete el hechizo. CF: Pero debes hacerlo. VM: Disculpe, Regis? No lo entiendo. CF: Es una prueba, Venator. El Incantation debe ser realizado. Si ella falla, tu levantarás la cuchilla y extraerás tu propia sangre. VM: Pero el Comité sabe de esto? El Conclave lo aprueba?. CF: No te preocupes por el Conclave. Ese es mi problema. Los Venators están para serme fieles, o no?. VM: Pero Regis – el Incantation. Está seguro?. CF: Lo estoy. Cuando llegue el momento, hazlo. Es mi orden.

Translated by Dana Alexia


~ 60 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 17 Cuando Bliss crecía, su familia vivía en una de esas mega-mansiones que eran ubicuas al Río Oaks, un suburbio adinerado de Houston. Su cada era la personificación del “Exceso Tejano”, con veintiocho mil metros cuadrados. Bliss solía bromear que debía tener su propio código postal. Ella nunca se había sentido cómoda en él, y prefería el viejo rancho de sus abuelos en lugar del salvaje Oeste de Texas. A pesar de sus raíces yankee, su familia era considerada laEstrella Solitaria de la aristocracia – su dinero hecho en petróleo, ganado, y bueno… mayormente petróleo. La historia que a los Llewellyn les gustaba contar era como la familia patriarca había escandalizado a su familia de categoría social superior al dejar los estudios en Yale para trabajar en un campo de petróleo. Él rápidamente había aprendido como funcionaba todo, acaparando miles de acres de tierra rica en petróleo para volverse el barón del petróleo más afortunado en todo el estado. Era suerte o debido a su habilidad vampírica, se preguntaba ahora Bliss. Forsyth era el hijo más joven del hijo más joven. Su abuelo era un rebelde que se había quedado en el Este después del internado, se caso con su dulce Andover, una debutante en Connecticut, y levantó a su hijo en su familia en el apartamente de la Fifth Avenue, hasta que la mala suerte sobre el stock del mercado mandó a la familia de regreso a la hacienda de Texas. Su abuelo había sido una de sus personas favoritas. Él había conservado su acento tejano incluso después de estar años en el Noreste, y tenía un irónico y fresco sentido del humor. Le gustaba decir que el no pertenecía a ninguna parte y por lo tanto pertenecía a todas partes. Él era nostálgico con respecto a su vida en Nueva York, pero él se había atrincherado y tomado el mando del negocio de la familia cuando nadie más quería el rancho, prefiriendo en lugar de eso mudarse a las ciudades de Dallas o San Antonio. Ella deseaba un pap-pap amarrado; cual era el punto de ser un vampiro si tenías que vivir el tiempo de una vida humada de todos modos, y luego tener que esperar a ser llamada nuevamente para el próximo ciclo?. Bliss había crecido entre varios primos, y hasta que se mudó a Nueva York y cumplió quince, siempre había asumido que no había nada particularmente especial o interesante en ella. Tal vez era ignorancia intencionada. Había señales, ella se dio cuenta después: sus primos mayores insinuaban el “cambio”, risitas sospechosas de los recién iniciados, su padre rotando secretarias quienes, ahora ella comprendía, servían como sus humanos conocidos. Solo recientemente se le ocurrió a Bliss cuan raro era que nadie nunca hablara de su verdadera madre. BobiAnne era la única madre que ella había conocido. Bliss tenía una incómoda relación con su chabacana, y sobreprotectora madrastra, quien la llenaba de afecto Translated by Dana Alexia


~ 61 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

mientras ignoraba a su propia hija, la hermanastra de Bliss, Jordan. BobiAnne, con sus pieles y diamantes y sus combinaciones ridículas, había intentado duramente reemplazar la madre que Bliss nunca tuvo, y Bliss no podía odiarla por eso. Por otro lado, ella no podía amarla tampoco por eso. Forsyth se había casado con BobiAnne mientras Bliss aún estaba en la cuna, y Jordan nació cuatro años después. Una niña silenciosa y extraña, quien era más regordeta que la forma esbelta de Bliss, pastosa para el cutis marfil de Bliss, y difícil en comparación al temperamento sin problemas de Bliss. Bliss no podía imaginar una vida sin su hermana menor, y manifestar una protección fiera siempre cuando BobiAnne se burlaba o insultaba a su propia progenie. Por su parte, Jordan adoraba a su hermana cuando ella no estaba burlándose de ella. Era una relación normal de hermanas – llena de burlas y riñas, y reforzada por una fiel y permanente lealtad. Uno siempre daba por sentado las cosas más importantes en la vida, pensó Bliss, cuando unos días después del espectáculo de modas ella tomó un taxi hasta la parte más alta de Manhattan. Ella indicó al conductor hasta el hospital ColumbiaPresbyterian. “Es familiar?”, preguntó el guardia en el escritorio de la recepción, entregándole una hoja de visitantes para que ella firmara. Bliss vaciló. Ella tocó la fotografía escondida en el bolsillo de su abrigo para la suerte. Era similar a una que su padre mantenía en su billetera, una copia de la que ella encontró en la caja de joyas y que ahora sostenía en sus manos. “Si”. “Último piso. Última habitación al final del pasillo”. Ella deseaba que alguien la acompañara, pero no podía pensar en nadie a quien pudiera preguntarle. Schuyler le exigiría una explicación, y Bliss no era capaz de darle una excusa razonable. “Um, creo que podemos ser hermanas?”, sonaba demasiado absurdo. En cuanto a Dylan, Bliss lo había empujado todos los pensamientos de él al final de su mente. Ella sabía que tenía que vigilarlo, especialmente ahora que se había dejado de contactarla, pero estaba demasiado enojada y humillada para regresar a esa horrenda habitación en el Hotel Chelsea. Los extraños tics que ella había observado: el habla nasal, la risa alta, el extraño parloteo de idiomas que solo la hacían estar más temerosa. Bliss sabía que se hacía ilusiones, pero no podía hacer más que esperar que las cosas quizás volvieran a la normalidad. Ella había prometido a Schuyler y a Oliver que lidiaría con eso – entregarlo al Comité y al Conclave – pero hasta el momento seguía buscando excusas para no hacerlo. Hasta había decidido no sentirse más atraída por él, pero no podía encontrar en su corazón para delatarlo.

Translated by Dana Alexia


~ 62 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Ella tenía otras cosas de qué preocuparse, aunque ella sabía que no iba a encontrar alguna respuesta en el hospital. Allegra estaba en coma, después de todo. Y era inútil intentar plantear el asunto con su padre. Toda su vida, le habían dicho que su madre había muerto cuando ella era pequeña. Esa “Charlotte Potter” había sid una profesora que su padre conoció durante su primera campaña política, cuando él postuló para miembro del Congreso. Ahora Bliss se preguntaba si Charlotte Potter había existido. Ciertamente no había álbumes de bodas, tampoco chucherías, ni herederos para indicar si tal mujer se había caso con su padre. Por el largo tiempo ella lo había asumido porque BobiAnne no quería recuerdos de la ex Sra.Llewellyn. Ella no sabía nada sobre la familia de su verdadera madre, y con sus profundos recuerdos vampíricos, ella podía retroceder al tiempo cuando ella preguntó por primera vez a su padre cual era el verdadero nombre de su madre. Ella tenía cinco años, y su padre le había leído un cuento para dormir. “Charlotte Potter”, le dijo alegremente. “El nombre d etu madre era Charlotte Potter”. Bliss había estado encantada. “Justo como la Web de Charlotte!”, chilló. Y su apellido era justo como la mujer que había escrito todos esos libros en las estanterías, Beatrix Potter. Más y más, Bliss sospechaba que su padre lo había inventado. El otro día cuando ella mencionó el nombre a Forsyth, él simplemente se veía en blanco. Bliss caminó hasta el final del pasillo y encontró la habitación. Ella empujó la puerta abierta y entró. La habitación de Allegra Van Alen estaba tan fría como cámara frigorífica. La mujer dormía en la camaque no s emovía. Bliss se acercó con indecisión al lado d ela cama, sintiéndose como una intrusa. Allegra se veía tranquila, sin edad, sin arrugas en su rostro. Ella era como una pincesa en un ataúd de vidrio: bella y en calma. Ella pensó que cuando finalmente vio a Allegra sentiría algo – sabría con certeza si estaba relacionada con ella o no. Pero no hubo nada. Bliss tocó el collar escondido bajo su polera por comodidad, luego lo sacó para ponerlo en la mano de Allegra, sintiendo su piel de papel. Ella cerró sus ojos e intentó ingresar a sus vidas pasadas, sus recuerdos, para ver si ella tenía algún conocimiento de Gabrielle. En destellos ella captaría el vislumbre de alguien que se veía conocido, que podía ser ella, pero Bliss no estaba segura. Al final, la mujer en la cama era tan extraña como la enfermera en el pasillo. “Allegra?”, susurró Bliss. Parecía atrevido llamarla “madre”. “Soy yo. Soy…Bliss. No sé si te acuerdas de mi, pero creo que puedes ser mi…”, de pronto Bliss se detuvo. Sintió un dolor en su pecho, como si no pudiera respirar. Qué estaba haciendo ella ahí? Tenía que marcharse. Tenía que irse inmediatamente. Ella tenía razón; ella no encontraría respuestas. Nunca sabría la verdad. Su padre nunca le contaría, y Allegra no podía. Translated by Dana Alexia


~ 63 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Bliss se marchó, aproblemada y confundida, aún buscando respuestas para preguntas que mantenía en su corazón. Ella no supo que cuando dejó la habitación, Allegra Van Alen comenzó a gritar.

Translated by Dana Alexia


~ 64 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 18 Las reuniones del Comité nunca comenzaban a tiempo, así que Mimi no s epreocupó cuando su llamada con su planificador del vínculo salía un poco más larga de lo que ella había planeado. Desde que Lawrence se había instalado como Regis, las reuniones tenían menos y menos que ver con la planeación social y recaudación d efondos y más que ver con, en su opinión, lecciones vampíricas completamente redundantes. Edmund Oelrich, el macho cabrío senil del Conclave quien era elnuevo jefe de los Guardianes, no trabajaba tan eficientemente como Priscilla Dupont, y era completamente ignorante del hecho de si ellos querían asegurar las sillas honorarias para el ballet de la gala anual de la primavera en Mayo, ellos debieron haber enviado a revisar el terreno semanas atrás. Como era, todas las antiguas Primeras Damas no estaban disponibles, y la esposa del gobernador estaba sumergida en el último escándalo de su esposo. A este ritmo ellos tendrían que ponerse cómodos para la novia del alcalde, quien no estaba ni remotamente a la moda o interesada en hacer trabajo social bajo la apariencia de ascender de clase. Mimi entró a la biblioteca del Duchesne, encontró un asiento al fondo, y le dio un golpecito al dispositivo Bluetooth en su oído como una excusa para no saludar a sus amigos. Ella pensó que las lecciones del Comité era una completa pérdida de tiempo. Ella había estado experta en todas sus habilidades desde la transformación, y le molestaba que otros vampiros fueran tan lentos. Hoy se suponía que ellos debían aprender más sobre mutatio, la habilidad para cambiar en los elementos: fuego, agua, aire. Mimi suspiró. Ella ha estado desapareciendo entre la niebla desde que tenía once. Ella se había “desarrollado” tempranamente, como ellos dicen. “Disculpa, puedes repetir eso otra vez?”, preguntó ella, moviendo el pequeño receptor de

plata metido en su oreja. “Crees que podemos tenerla en la Casa Blanca? No?”. La firma que ella había contratado, Elizaveth Tilton Events, recientemente había orquestado cinco días de gran espectáculo en Cartagena, donde Don Alejandro Castañeda, el Sangre Azul heredero de la fortuna de dulces-y-tragos de su padre, se había vinculado con su vampiro gemelo, Danielle Russell, una reciente graduada de Brown. Mimi y Jack habían representado a la familia, y Mimi ha estado un poco ofendida cuando la conversación en la cena de ensayo era acerca de cuan extraordinario habóa sido todo. El padrino de la boda había anunciado que “el próximo vínculo será en la luna, ya que nadie más irá más arriba de eso!”Mimi estaba segura de intentarlo. “Querida”, arrulló Lizbet Tilton. “Lo lamento, pero con la nueva administración, el Rose Garden es impensable. No creo que aportemos lo suficiente para la campaña. Pero debe haber otro lado más que te gustaría tenerlo”. Translated by Dana Alexia


~ 65 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“Qué hay de Buckingham entonces?, estoy segura que mi padre puede llamar en favor”. Lizbet se rió con ganas. “Cariño, en qué siglo estás? Confundiste tus vidas pasadas? Aunque eres de la Realeza, ese grupo del clan jamás nos perdonará por marcharnos. Por otro lado, ellos son terriblemente estrictos en estos días. Incluso Charles y Camila tuvieron que casarse fuera”. Mimi hizo pucheros. “Bueno, supongo que podemos hacerlo en la isla”, dijo ella, notando que Schuyler y Bliss habían entrado a la sala. Mimi envió una rápida orden y causó que Schyler se tropezara de pronto. Ja. Alguien de seguro no estaba haciendo sus lecciones de occludo. La mente de Schuyler estaba tan abierta como el viento. “Te refieres al lugar de tu padre en Sandy Cay?”, preguntó Lizbet. “Eso sería fabuloso”. Los Forces tenían su propia isla privada en las Bahamas. “Todos podrían volar en avión por el fin de semana, y si no tienen alas nosotros podemos alquilar uno. Hicimos eso para Alex y Dani en Colombia”. Mimi no quería que su vínculo fuera como el de alguien más. “Qué hay de Italia?”, sugirió Lizbet. “En uno de los palacios ancestrales? Aún tienen ese lugar en Tuscany?”. “Ehm, no. Italia no. Malos recuerdos?”, reprendió Mimi, mirando al grupo que la estaba mirando. El jefe de los guardianes y el resto de los miembros senior del Comité finalmente habían llegado, y las lecciones estaban a punto de comenzar. “Cierto. Disculpa”. “Sabes”, dijo Lizbet pensativa, “con todo el alboroto de todos vinculándose en todas partes, nadie ha hecho en décadas un vínculo de cinco estrellas en Nueva York”. “Aquí? En casa?”, Mimi frunció el ceño. Eso no sonaba para nada especial. Al frente, Edmund Oelrich estaba hojeando unos papeles en el pódium y saludando a una mujer bien conservada quien inventó el comité senior. “Saint John el Divino es una fabulosa catedral gótica. Puedes usar una cola más larga que la Princesa Di. Y podemos conseguir el coro de niños de Harlem. Sería adecuadamente angelical”. Mimi consideró la sugerencia. De hecho era una iglesia hermosa, le dijo a Lizbet, y podrían tener la recepción en el Templo de Dendur en el Museo Metropolitano después. Charles era un miembro del consejo de administración del museo y ha sido particularmente generoso ese año. Ella le hizo señas a Jack, quien recién entraba por la puerta. Su hermano se unió a ella y le dio una sonrisa rápida. “Con quién hablas?”, articuló con los labios. “A si que, estamos en la misma página? Saint John? Y luego en el Met?”, preguntaba Lizbet. “Y decías que quieres invitar a todo el Four Hundred, correcto?”. “Hecho y hecho!”dijo Mimi con satisfacción. Ella alejó su teléfono y le sonrió a su hermano. Ahora que ella sabñia su secreto, ella notó que él veía a todas partes de la sala menos hacia la esquina donde Schuyler estaba sentada. Translated by Dana Alexia


~ 66 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

El compinche de Schuyler, ese molesto humano Oliver, llegó poco después. Esa era otra parodia – dejar que los humanos entren a sus reuniones exclusivas. Charles nunca lo habría permitido durante su ocupación. Pero Lawrence dejó en claro que él esperaba que los Conductos se sometieran también a nuestro entrenamiento, y qué mejor forma para aprender sobre su llamado que unirse al Comité. Mimi sintió tenso a Jack a su lado. Oliver había besado a Schuyler en la mejilla. Eso era interesante. Ella usaba su sentido vampírico para dirigir su atención hacia el cuello de Oliver. Ella reveló inmediatamente las marcas de mordida. Eran indetectables para el ojo humano, pero brillaban a la vista d elos vampiros. A si que. La pequeña mestiza convirtió a su mejor amigo en un humano conocido. Bueno. Le dio una idea a Mimi. Si Schuyler no iba a darse por vencida con su pequeño affaire con Jack, entonces ella podía forzarla a hacerlo. Oliver podía llegar a ser útil. Mimi tendría que actuar rápido. Ella le había dicho a Lizbet que quería que su vínculo fuera realizado en tres meses.

Translated by Dana Alexia


~ 67 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 19 A diferencia de Mimi, Bliss disfrutaba de la nueva agenda del Comité. A ella le gustaba descubrir y usar sus habilidades vampíricas, en lugar de simplemente memorizar aurridos hechos sobre su historia, o escribir sobres y criticar proveederos de eventos extravagantes que ella no esperaba asisitir. Las lecciones hacían bombear su sangre. Ella estaba contentísima al encontrarse experta en algunas de las tareas más difíciles, como el mutatio, por ejemplo. Los miembros del Comité senior le habían pedido a los miembros más jóvenes que se organizaran en grupos de a dos o tres mientras ellos practicaban la delicada arte de la metamorfosis. “Todos los vampiros deben ser capaces de cambiar a humo, o aire, o niebla; aunque la mayoría de nosotros puede transformarse en fuego y agua también. Como pueden saber, la Conspiración vio que las falsas leyendas sobre nuestra gente perpetuadas en la historia de los Sangre Roja eran basadas en una pizca de verdad”. Dorothea Rockefeller, su conferencista invitada, se reía entre dientes mientras decia eso. La Conspiración era una gran fuente de entretención para el Comité. “Ellos también pensaron que sería apropiado si los humanos se les daba a entender que nuestra especie solo podía transformarse en murciélagos o ratas u otra criatura de la noche. De esa forma los Sangre Roja se calmarían en un falso sentido de seguridad durante las horas diurnas. Y mientras es cierto que aquellos de nosotros que tienen la habilidad de cambiar de forma pueden escoger esas repulsivas formas físicas, la mayoría de nosotros no lo hace. De hecho, nuestra señorita Gabrielle eligió una paloma como su mutatus. Si ustedes son unos de los que pueden transformarse a voluntad, encontrarán una forma que se adapte a sus habilidades. No se sorprendan cuando es una que ustedes no esperan”. Bliss era una de las cuantas afortunadas. Ella encontro que podía cambiar de chica a humo y al revés, y luego intentó otras formas – un cbaallo blanco, un cuervo negro, un mono araña – antes de ponerse cómoda en la forma de una leona dorada. Pero Schuyler simplemente se paró en el medio de la sala, volviendose más y más frustrada con cada intento fallido. “Quizás es porque soy mital humana”, suspiró cuando otro intento al forzar su materia a cambiar en una diferente configuración resultó en su simple caída sobre el suelo, aún ella. “Oye, qué hay de malo con ser humana?”, preguntó Oliver, observando con fascinación mientras Mimi Force se transformaba en un ave fénix, una columna de fuego, y una serpiente roja en el espacio de tres segundos. “Guau – ella es buena”.

Translated by Dana Alexia


~ 68 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“Deja de lucirte”, dijo Bliss entre dientes. “No te preocupes por ella. Y deja de reírte, Ollie. Estás distrayendo a Schuyler!”, Bliss intentó no ser demasiado petulante sobre su éxito, pero estaba satisfecha al saber que Schuyler no era genial en todo. “Mira, esto es lo que tienes que hacer. Debes visualizar tu meta. Tienes que ser la niebla. Piensa en la niebla. Deja que tu mente se vaya a blanco. Puedes sentirlo – lo tenue – comienza en el borde de tu piel, y luego…”. Schuyler obedientemente cerró sus ojos. “De acuerdo, estoy pensando en niebla. Entrada dorada, San Francisco. Pequeñño gato caminando. No lo sé… no pasa nada”. “Sshhhhh”, la amonestó Bliss. Ella ya podía sentir comenzar la transformación, podía sentir cambiar todos sus sentidos, podía sentir todo su ser desaparecer en una suave nube gris. Ella estaba divirtiéndose imaginando como podía usar este nuevo talento, cuando ella tuvo otra visión. Le dio de golpe. La cruda imagen era como un puñetazo en la barriga. Dylan. Si él antes se veía simplemente despeinado, ahora estaba peor. Su ropa estaba en andrajos, su polera rasgada en tiras, sus vaqueros desgarrados y su cabello salvaje. Él se veía como si no hubiese comido o dormido en semanas. Él estaba parado en frente de la entrada de la escuela, moviendo los barrotes y desvariando como un loco. “Qué sucede?”, preguntó inmediatamente Schuyler cuando Bliss se estimuló. “Dylan. Está aquí”. Eso era todo lo que ella necesitaba decir. Los tres salieron de la reunión del Comité, ignorando las miradas curiosas de los otros miembros, dejando la biblioteca, y bajando rápidamente las escaleras. Su velocidad vampírica significaba que Schuyler y Bliss adelantaran a Oliver, quien jadeaba mientras intentaba alcanzarlas. Duchesne estaba ubicado en una tranquila esquina de la calle Ninety-sixth, a la vuelta de la escuela preparatoria. Desde que era media tarde, las calles estaban prácticamente desiertas, a salvo de una o dos nanas llevando un coche hacia el parque. El chico que estaba de pie en el medio de la acera sacudiendo violentamente la entrada se veía como un profeta de antaño, una devolución para el tiempo de los predicadores y pontificadores, cuando hombres andrajosos advertían sobre el Fin del Mundo. Casi no hubo señal del chico adolescente que había querido crecer para tocar guitarra como Jimi Hendrix y había sido el instigador de innumerables travesuras. “ABOMINACIÓN!”, gritó en cuanto los vio. “es mi culpa”, llorqiqueó Bliss, casi cayendo en lágrimas al ver a Dylan. “Sé que prometí que iba a decirle al Cónclave de él, pero no pude. Y tampoco lo vigilé… lo dejé y lo ignoré… solo quería que él se fuera. Todo es mi culpa”. “No, es mi culpa”, dijo Schuyler. “Iba a contarle a Lawrence, pero –”. “Es nuestra culpa”, dijo Oliver firmemente. “Tuvimos que hacer algo con él, pero no lo hicimos. Miren, tenemos que sacarlo de aquí. La gente va a comenzar a hacer Translated by Dana Alexia


~ 69 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

preguntas”, dijo él mientras una mujer anciana caminaba con un poodle cruzando la calle y dio unas miradas misteriosas en su dirección. “No queremos que la policía se involucre”. De pronto Dylan arremtió hacia ellos, con sus garras entre los barrotes y haciendo gárgaras en un lenguaje que ellos no entendían. Schuyler apenas esquivó su alcance. “Tenemos que atraparlo antes que use su encantamiento contra nosotros otra vez”. Bliss inmediatamente se transformó en una leona dorada. Vaya aspecto que tenía – una criatura acechadora y despiadada. Ella saltó sobre la entrada y sujetó a Dylan, quien le rugía. “Engendro del demonio! TRAIDORA!”, decía entre dientes. Bliss lo arrinconó contra las barras de fierro y mostró sus dientes. Ella se sentó en sus patas traseras y lo empujaba con sus gigantes patas doradas. Dylan se encogió y se quejó, cubriéndose su cabeza con las manos. “Ella lo tiene!”, gritó Oliver, haciendole señas a Schuyler para que fuera al costado de Schuyler. Schuyler corrió al lado de Bliss. Ella miró a Dylan a los ojos. Vio la furia, rabia, y confusión. Ella se tamableó. No había un monstruo. Esto era un animal herido. Pero Oliver no dudó. “SCHUYLER! HAZLO! AHORA!”. “Dormi!”, ordenó, y movió su mano en frente del rostro de Dylan. Dylan se desplomó en el suelo. Bliss se convirtió en ella y se arrodilló a su lado. “Él dormirá hasta que se le ordene despertar”, les dijo Schuyler. Oliver se arrodilló al lado de Bliss, y ellos estaban listos para hacer una improvisada camisa de fuerza con el sweater de Dylan. Las líneas en su rostro lentamente se suavizaron. Dormido, él se veía dócil y tranquilo. “Tenemos que llevarlo al Comité; esto ha ido demasiado lejos”, dijo Oliver. “Sé que no quieres hacerlo, Bliss, pero es lo mejor para él. Quizás pueden ayudarlo”. “Ellos no ayudan a los Sangre Plateada – los destruyen. Tú lo sabes”, le dijo Bliss amargamente. “Pero quizás…”. “Lo llevaré a mi padre”, decidió Bliss. “Puedo ser capaz de defender su caso con Forsyth. Conseguir piedad con Dylan porque es mi amigo. Él sabrá qué hacer”. Schuyler asintió. Forsyth estaría dispuesto a lidiar con Dylan. Mientras tanto, los RollRoyce de los Llewellyn arrancaban por la cuneta. Ellos ataron a Dylan en el asiento trasero y lo apretaron al lado de Bliss. “Él estará bien”, aseguró Schuyler. “Si”, dijo Bliss auqnue ella sabía que ninguno de ellos lo creía. El auto se puso en marcha, y ella levanto su mano para decir adiós. Oliver devolvió la despedida, mientras que Schuyler simplemente se veía afectada. Finalmente el auto dobló en la esquina y ella ya no pudo verlos.

Translated by Dana Alexia


~ 70 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Cuando Bliss llegó al Penthouse des Reves, el apartamento triplex extravagante de su familia en uno d elos edificios más exclusivos de la Park Avenue, BobiAnne estaba consultando con su astróloga en la “casual” sala de estar. La madrastra de Bliss era una exhuberante socialité texana que estaba empapada en diamantes hasta en la noche. La hermanastra de Bliss, Jordan, estaba haciendo su tarea en una mesa de café cercana. Las dos miraron sorprendidas al entrar Bliss. “Qué rayos?”, lloriqueó BobiAnne, saltando de su silla al ver a su hijastra y el chico inconsciente atado. “Es Dylan”, dijo Bliss, como si eso explicaría todo. Ella estaba aterradoramente calmada mientras ella se dirigía a la familia. Ella no tenía idea de cómo ellos reaccionarían al verlo, especialmente ya que él estaba tan sucio. BobiAnne tenía una palpitación de corazón cuando alguien olvida usar posavasos o dejaba marcas sudorosas en el papel tapiz japonés. “El chico que desapareció”, susurró Jordan, sus ojos redodndos y asustados. “Si. Hay algo malo en él. Él… no está aquí del todo. Tengo que decirle a papá”. Bliss confesó todo – el regreso inesperado de Dylan, como lo escondió en el Hotel Chelsea – y les dio la versión de las notas de Cliff de sus ataques previos. “Pero todos estamos bien”, aseguró. “No se preocupen por mí. ayúdenlo”, dijo ella, dejando delicadamente a Dylan en la tumbona más cercana. “Hiciste lo correcto”, dijo BobiAnne, empujando a Bliss a su pecho y sofocándola con su perfume. “Él estará a salvo con nosotros”.

Translated by Dana Alexia


~ 71 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 20 Primavera en nueva York era un espejismo. La ciudad convertida de un brutal invierno a un brutal verano con casi un espacio entremedio. Después de que se derritiera la nieve del invierno, habrían unos cuantos días de lluvia, y luego el sol brillaría despiadadamente, convirtiendo a la ciudad en un enorme sauna. Como sus ciudadanos residentes , Schuyler valoró la pequeña primavera que tenían. Mientras caminaba por la calle Ninety-sicth con Bliss después de la escuela, ella sonrió cuando notó los primeros capullos frágiles de la temporada. Por mucho que su vida haya cambiado, ella aún podía contar con que florecieran los tulipanes en Central Park. Arrancó una pequeña flor amarilla de un arbusto cercano y la puso en su cabello. Duchesne estaba comenzando a relajarse en sus últimos meses antes de las vacaciones de verano. Los seniors habían recibido sus aceptaciones de universidades, y los profesores mantenían la mitad de sus clases en el patio. Bliss le contó que Dylan estaba bajo cuidado – y no de una mala forma. Forsyth había sido más comprensivo con la situación de Dylan. El senador le había dicho que aún podía haber esperanza para él, incluso si había sido corrompido, ya que tomaba bastante tiempo para que un Sangre Azul se convierta en un Sangre Plateada. Aún debe haber tiempo para detener el proceso. Forsyth lo puso en un lugar donde pudiera ser observado y rehabilitado. “Básicamente, está en rehabilitación”, explicó Bliss mientras caminaban por el famoso monumento del vecindario, esquivando un grupo de enojadas chicas NightingaleBamford con sus uniformes azul con blanco. “Sabes como Charlie Bank y Honor Leslie tuvieron que ir a las Transiciones el año pasado? Y todos pensaron que era por las drogas?”, preguntó Bliss, nombrando a dos estudiantes del Duchesne que habían desaparecido por meses de la escuela. “Uh-huh”, asintió Schuyler. “Bueno, ellos no eran drogadictos. Sus transformaciones los estaba volviendo locos. Estaban teniendo alucinaciones, no podían separar el pasado del presente. Estaban atacando a humanos, violando el Codigo. A si que los enviaron lejos para lidiar con eso. La rehabilitación es una buena cubierta, no crees? Los humanos creen que están desintoxicándose, lo que creo que es cierto de una forma”. Siempre Schuyler se sorprendía como los vampiros encontraban una forma para ocultar sus vidas integrándose en una sociedad humana normal, pero Bliss explicó que era lo contrario. “Aparentemente, la Clínica Mayo, Hazelden, y todos esos famosos centros de rehabilitación fueron fundados por Sangre Azul. Ellos tuvieron que comenzar a encargarse de los problemas humanos cuando se puso de moda. Crees que estará bien?”, preguntó Bliss. Translated by Dana Alexia


~ 72 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Schuyler no quería darle ninguna falsa esperanza a Bliss, pero pensó que sería cruel si dijera lo contrario. “Estoy segura que harán lo mejor para él”. Bliss suspiró. “Si”. Ellas hicieron planes para ir a visitar a Dylan en unos cuantos días, y Schuyler sijo adiós en la eighty-six para alcanzar el autobus de la fifith avenue. Toda la semana ella había forzado pensamientos sobre la advertencia de Mimi. Estaba diciendo la verdad? Estaba poniendo a Jack en peligro? Ella hubiese querido preguntarle a Lawrence sobre el asunto, pero ella estaba demasiado avergonzada. Que le había dicho su abuelo? Debes haber notado que él está interesado en ti. Gracias a Dios que tu no lo estás en él. Sería un desastre para ustedes dos. Como podía decirle a su abuelo que estaba equivocado. Que ella si correspondía a los sentimientos de Jack Force. Que fue débil y patética cuando Lawrence creyó que ella era tan fuerte. Ella podía no serlo. Se dijo a sí misma que no podía molestarlo con tal ridiculez como el amor de su vida, mientras él estaba afuera lidiando con un problema tan grave y serio como la posible destrucción de la existencia de los Sangre Azul. Ella estaba comenzando a preocuparse por Lawrence. No había recibido mensaje de él en días. Su abuelo había sido cauteloso al usar los significados normales de comunicación, y una vez que el llegó a Río había dependido exclusivamente de telepatía para estar comunicados y hacerle saber que todo estaba bien. Por el momento él solo se había quejado por el clima (vaporoso) y la comida (demasiado picante). Él no había tocado el problema de Corcovado, y Schuyler no sabía si eso era bueno o malo. No había habido oportunidad de preguntarle a Jack sobre las nefastas predicciones de su hermana. No habían podido encontrarse desde la noche del ataque de Dylan. Mimi, Schuyler lo sabía, estaba acaparando todo su tiempo libre. Cuando ella llegó a la casa, Jack estaba en la sala de estar, convesando con su padre. Charles estaba en su bata de baño. El ex líder de los Sangre Azul ahora pasaba sus días en su estudio. Él ni siquiera parecía como si se hubiera duchado ese día. Schuyler sintió lástima y molestia. Él le había causado demasiado dolor. Ella tuvo que evitar a todos los que quería por culpa de él. Ella creyó en sus amenazas, pero últimamente parecía como si Charles fuera una amenaza para si mismo. Pero luego se dio cuenta que si Charles no la hubiese traído a su casa, quizás ella y Jack jamás hubiesen tenido la oportunidad de descubrir lo mucho que se gustaban. “Hola”. Jack sonrió. “Volviste temprano”. “Tomé el autobus esta vez”, dijo ella, dejando las cosas de su escuela en una mesa cercana. Ella aún no se sentía cómoda en su casa, pero por otra parte, ella estaba cansada de andar a puntillas por el lugar como si ella no perteneciera ahí. “Hola, Schuyler”, gruñó Charles. “Charles”, dijo ella fríamente. El ex Regis ajustó la correa de su bata y se arrastró a su estudio, dejándolos solos. Translated by Dana Alexia


~ 73 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“Está ella aquí?”, preguntó Schuyler, mirando alrededor del opulento espacio que era la sala de estar de los Force. Decorado en un exuberante estilo francés victoriano, la sala estaba estrechamente lleno de antiguedades raras, arte familiar, y lujosos géneros. Sus sentidos le decían a Schuyler que Mimi no estaba en el lugar. Pero quien sabía. “No. Está en una especie de degustación”, contestó. Schuyler se sentó a su lado sobre un “sofá del beso” de terciopelo dorado del siglo dieciseis y nombrado así porque una pareja tenía que sentarde lado a lado mirándose a la cara. “Jack”. Ella miró a su rostro. El rostro que ella tanto amaba. “Quiero preguntarte algo”. “Dispara”, dijo Jack, estirando sus piernas y corriendo su largo brazo sobre el borde del sofá a si que sus dedos descansaban ligeramente sobre los hombres de ella. Ella sintió cosquillas con su menor toque. “Es cierto que el vínculo entre tú y –”. “No quiero hablar del vínculo”, dijo Jack, cortándola y retirando su brazo. Su rostro se volvió frío, y por un momento ella vio un destello de su verdadera naturaleza, vió el ángel oscuro que era. El ángel que había traído destrucción al Paraíso, el que sonaría la trompeta del Apocalipsis cuando se acercara. Él era el rostro de Abbadon, el amenazador, el golpe del martillo, el soldado más peligroso en el ejército del Todopoderoso. “Pero quiero saber –”. “Shhh”. Jack se volteó hacia ella y presionó una mano en su mejilla. “Solo no…”. “Pero Mimi…”, justo cuando Schuyler dijo su nombre, ella sintií una presencia en la entrada principal. Mimi había llegado, o estaba a punto de hacerlo. Más rápido que un pestañeo, o al máximo de la velocidad vampiro, Schuyler dejó la sala de estar y corrió a su dormitorio, cerrando la puerta detrás de ella. Cuando Mimi entró segundos después, trayendo varias bolsas de compras con ella, encontro a Jack leyendo un libro. Schuyler y Jack no estuvieron solos nuevamente esa noche. Toda la familia se reunió para su cena obligatoria unas cuantas horas más tarde. Una vez a la semana, Trinity Burden, su madre, exigía que los niños estuvieran en casa para unirse a sus padres para la cena. Schuyler una vez había soñado por una familia nuclear, por una vida que incluyera una madre amorosa, un padre atento, y hermanos con quienes burlarse en la carne y patatas. Por supuesto, los Force no eran nada como eso. Las comidas en casa eran servidas en el antiguo comedor, sobre una mesa tan larga e intimidante, que cada persona estaba sentada a unos buenos dos pies de distancia del otro. Cada entrada era servida por un mayordomo en una bandeja de plata, y el menú jamás variaba – siempre era frances, siempre era costoso y complicado, y siempre era perfectamente delicioso. Aún Schuyler extrañaba los sensatos chapuceros de Hattie en Translated by Dana Alexia


~ 74 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

la cocina, y y la extrañaba por lo simple, y nada pretencioso que eran sus platos de macarrón con queso o patata asada que no requería un vino tinto con descuento y un acento para pronunciar. La conversación era añeja o no existía. Charles continuaba perdido en su propio mundo, mientras Trinity intentaba captar a los gemelos en su charla superficial sobre sus vidas. Jack era cortés mientras Mimi simplemente era cortante. Al menos alguien más que Schuyler pensaba que esas cenas eran una farsa y una pérdida de tiempo. “Entocnes, Jack y yo tenemos un anuncio”, dijo Mimi, cuando llegó el postre, unos flameantes duraznos. “Hemos decidido la fecha de nuestro vínculo”. Schuyler intentó componer su rostro pero encontró que no podía más que mirar a Jack, quien se veía tan impasible como siempre. Su vínculo! Tan pronto… Mimi estiró su brazo para tomar la mano de su hermano. “Es un poco pronto, no creen?”, preguntó Trinity, viéndose preocupada. “Tienen un montón de tiempo”. Si, Schuyler pensí. Montón y montón de tiempo. Posiblemente para siempre. Charles tosió. “Recuerda que la edad es una ilusión entre nosotros, Trinity. Estás comenzando a pensar como un Sangre Roja. Mientras más pronto sea el vínculo, más fuertes serán. Un brindis es una orden. Por los gemelos”. “Por nosotros!”, alardeó Mimi, chocando su copa contra la de Jack. El cristal sonó como una campana profunda. “Por los gemelos”, susurró Schuyler. Ella bebió pero encontro que no podía tragar el vino en su copa. Más tarde esa noche Schuyler soñó que recibía un mensaje de Lawrence. El envío era más fácil en estado de sueño, explicó él. No era tan escandaloso para los sentidos, y dormida su mente no tenía distracciones. “Corcovado está estable. Todo está bien”.

Translated by Dana Alexia


~ 75 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 21 Contratar a Lizbet Tilton fue la mejor decisión que podía tomar, pensó Mimi, felicitándoce por su inteligencia. Lizbet era muy organizada, y en un una pequeña orden las sedes estaban cerradas en las fechas solicitadas, los contratos preparados, presupuestos equilibrados, depósitos hechos. Más temprano esa tarde Trinity y Mimi habían repasado la combinación de colores y los menús con el proveedor y el diseñador de interiores. Todo estaba operando como reloj; aunque ustedes pensarán que era como un reloj del juicio final, la forma en que Jack estaba actuando. “Sabes de que se trata esto?” preguntó él, encontrándose con Mimi en la sala de estar de Trinity la tarde siguiente. Su “madre” – Mimi siempre pensaba en la palabra en citas, ya que Trinity era más su madre que Jack era su hermano – había requerido su presencia antes de la cena. Ella había dado a entender que quería conversarles sobre algo importante respecto a su vínculo. “Tengo un presentimiento”. Mimi sonrió. Alborotando el cabello de Jack, y en respuesta él puso una mano sobre su cintura y la acercó ahcia él. Ellos siempre habían sido cariñosos, y aunque ella estaba consciente de su continua hipocresía, no podía endurecer su corazón contra él. Jack no había estado de acuerdo en realizar el vínculo tan pronto en el ciclo, pero por otra parte, él no había hecho nada para detenerlo. Quizás el coqueteo con Schuyler era simplemente eso. Jack solo la estaba usando como una entretención. Un plato de acompañamiento. Mimi desde luego lo comprendía. Ella había encontrado a un apetitoso nuevo conocido humano, y había sido tan voraz en su apetito que el otro día casi mata al chico. Él estaría bien; nada más que descansar y una semana alejado de una vampiresa rubia que no pudiera curarse. Mimi miró alrededor con aprobación. La oficina de Trinity en su hogar era famoso entre su serie por ser el más espléndido e impecable. Envuelto en las paredes de terciopelo donde retratos de tamaño natural de aristócratas del siglo diecisiete – y dieciocho por Vigée-LeBrun y Winterhalter. Había un piano Erard en la esquina – el mismo que Chopin usó para componer sus estudios. La bonheurs du jour, una pequeña y elegante mesa donde Trinity escribía sus tarjetas de agradecimiento (“Bravo!” era su típica exhortación después de asusutir a cenas de amistades) era originalmente encargada por el Gran Trianon. Mimi decidió que cuando ella viniera con su enorme herencia, y ella y Jack compren su porpio lugar en 740 Park, ella podría contratar al mismo decorador. Unos minutos después, Trinity entró a la habitación sosteniendo dos largas cajas de ébano con filigrana de oro. Los sentidos de Mimi cambiaron, sus recuerdos se

Translated by Dana Alexia


~ 76 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

apresuraron, y de pornto ella sabía por qué estaban ahí. “Pero donde está Charles?”, lloriqueó. “No podemos hacerlo sin él, cierto?”. “Lo intenté, querida. Pero él no dejará su estudio. Él solo…”, Trinity sacudió sus hombros ligeramente. Mimi comprendió que su madre se adherió a un rígido código de etiqueta. Tan afligida como podía estar por la condición de su esposo, ella jamás admitiría o mostraría alguna manifestación de desesperación. Ella era una mujer que no estaba equipada fundamentalmente para hacer una escena. La deterioración de Charles desde que perdió su posición como Regis en el Aquelarre era algo que los Force nunca hablaban. Los frustaba y aproblemaba, pero no había nada que pudieran hacer al respecto. Asumieron que Charles simplemente lo superaría en un día. Mientras tanto, la compañía y todas sus acciones corrían por una tabla de eficiencia alta de directores,, que habían dejado de inquietarse mientras su presidente y fundador jamás asistiría a otra reunión. “Está bien”, le aseguró Jack a su gemela. Él también sabía qué iba a suceder y no podía disimular el entusiasmo en su voz. “No lo necesitamos”. “Estás seguro?”, preguntó Mimi, viéndose decepcionada. “Pero sin la bendición del Arcangel…”. “Será igual de certera”, aseguró Jack. “Nada puede cambiar su poder. Su poder viene de dos de nosotros”. Él asintió hacia Trinity. “Comenzamos, madre?”. En respuesta, Trinity inclinó su cabeza. “Estoy honrada en realizar el rito”. Ella cerró la puerta tranquilamente y atenuó las luces. Las cajas sobre la mesa emanaban un brillo suave y vago. “Lamento mi juicio apresurado en la precipitación de su vínculo. Estaba equivocada, perdónenme. Quizás es solo que estoy entristecida que yo ya ni pueda vincularme otra vez con mi gemelo”. Mimi conocía la historia de Trinity. Trinity era Sandalphon, el Angel del Silencio. Ella perdió a su gemelo por los Sangre Plateada durante la batalla en Roma. Trinity se casó con Charles solo en el sentido de los Sangre Roja cuando su gemela, Allegra, había roto su vínculo. Era un matrimonio de conveniencia, nada más. Trinity llevaba el luto del ángel Salgiel. Trinity abrió las cajas. Adentro había acurrucadas dos fundas de espadas incrustada en joyas. Espadas que usarían bajo sus prendas en el vínculo. Espadas que ahora serían capaces de usar en la pelea contra los Croatan. Ella levantó la primera espada aún en su funda y se volteó a Jack. “Arrodíllate, Abbadon”. Jack se levantó de su silla y caminó para estar en frente de Trinity. Se arrodilló ante ella, con su cabeza inclinada. Trinity levantó la espada sobre su cabeza. “Con la autoridad de los Cielos conferida en mí, yo, Sandalphon, concedo sobre ti todos los derechos y privilegios aplicables a esto como el verdadero propietario de Eversor Orbis”. Translated by Dana Alexia


~ 77 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Destroza-Mundo. Luego golpeó el hombro izquierdo y derecho de Jack con la espalda. “Levántate, Abbadon de la Oscuridad”. Jack se levantó con una sonrisa en su rostro como si aceptara su espada. Trinity sonrió orgullosa. Luego se volteó a Mimi. “Arrodíllate, Azrael”. Mimi tomó un momento para ponerse en posición, debido a sus tacones altos. Trinity levantó la segunda espada y otra vez la elevó sobre su cabeza. “Con la autoridad de los Cielos conferida en mí, yo, Sandalphon, confiero sobre ti todos los derechos y privilegios aplicables a esto como el verdadero propietario de Eversor Lumen”. Destructor de la Luz. Mimi sintió la espada golpeando ligeramente sus hombros. Luego se puso de pie con una ancha sonrisa en su rostro. Se volteó a Jack, quien asintió. Juntos los gemelos desenfundaron sus espadas y las levantaron en el aire, apuntándolas a los Cielos. “Aceptamos estas armas como nuestros derechos divinos. Forjados en el Cielo, arrojadas a la Tierra, son nuestros encargados en nuestra búsqueda por la Salvación”. Trinity se les unió mientras ellos terminaban la letanía de las Espadas. “Úsenlas solamente en la más terrible necesitas”. “Manténganlas escondidas de los enemigos”. “Úsenlas solo para matar”. Mientras ellos revibían sus espadas en cada vínculo a lo largo de los siglos, no la habían desenfundado realmente en un milenio. Los Sangre Plateada habían sido derrotados, o eso era lo que ellos creían. Mimi miró asombrada la brillante arma en su mano. Ella recordaba su peso y el filo de su cuchilla. Recordando el terror que había traído a sus enemigos. Ella notó como Abbadon sostenía la suya delicadamente, con cariño. La espada era una extensión de ellos. Única, irremplazable, inolvidable. Las espedas de los vampiros cambiaban de forma, color y tamaño. Cuando necesitaban que se volvieran más anchas como hachas o más angostas como alfileres. En el vínculo, ella la llevaría en su cadera, bajo la enagua de seda que le daría la forma a su vestido. Trinity regresó las luces a su brillo normal. “De acuerdo”. Asintió como si ellos hubiesen terminado de conversar sobre algo pequeño y trivial en lugar de haber completado algo asombroso y que cmabiaba la vida. En la luz de la tarde, con el sonido de taxis alejándose a toda velocidad por las avenidas y los bip metálicos de la máquina de fax de Trinity (recibiendo otra copia de un fragmento de prensa en la cual ella había escrito), era difícil imaginar el mundo tan primitivo, escondiendo peligros. Como resignarse a un mundo con mensagería instantánea y veinticuatro horas de canales de noticias con el mundo de acero y sangre. Translated by Dana Alexia


~ 78 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Pero eso era lo que su gente hacía: ellos evolucionaban, se adaptaban, sobrevivían. “Genial, huh?”, preguntó Jack, meintras se alegaban de su madre y tomaban cmainos separados. “Puedes apostarlo”, Mimi asintió, metiendo la caja de ébano bajo su brazo. Corrió a su habitación y la empujó al final de su armario detrás de su estante de zapatos. Estaba atrasada para Pilates. Si ella iba a ser la novia más bella del Aquelarre, debería apresurarse a llegar al estudio de su entrenador. Tenía brazos que esculpir.

Archivo Personal de Cordelia Van Alen Depósito de Historia DOCUMENTO CLASIFICADO: Solo Autorización Consagrada Mayo 9 , 1995 Querido Forsyth, Como sabes, aprecio profundamente tu categórica lealtad y amistad a la familia Van Alen. Me aproblema que estemos separados debido a tu decisión de presentarte y mantener una oficina Sangre Roja en directa violación con el Código. Mientras no estoy convencida de que hayas tomado la decisión correcta, la respeto. Estoy escribiendo para suplicarte que cambies de parecer respecto a tu decisión, no para traer el nuevo espíritu de Observador en tu familia. Debo insitir en que lo reconsideres. Necesitamos vigilancia más que nunca, y la sabiduría del Observador para guiarnos en nuestro camino. Temo que Charles y su arrogancia nos traiga nada más que condena para nuestra gente. Forsyth, apelo a tu amistad. Toma el Observador y tu familia. Como un salvaguarda contra las fuerzas de la Oscuridad. Tu amiga, Cordelia Van Alen.

Translated by Dana Alexia


~ 79 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 22 El Centro Residencial de Transición de Tratamiento estaba ubicado en un gran campus con múltiples edificios en el norte de Nueva York. Oliver había ofrecido llevar a Bliss y Schuyler, ya que recientemente obtuvo su licencia con un nuevo Mercedes G500 último modelo. El todoterreno hecho por encargo era su último motivo de orgullo. Schuyler estaba contenta de escaparse. Se había sentido culpable por lo que había sucedido con Dylan, cuanto le habían fallado en no cumplir con alertar al Conclave sobre su condición lo más pronto posible. Con suerte los miembros del consejo sabrían el mejor curso de acción. Bliss les dijo que su padre le aseguró que Dylan regresaría con ningún daño en sus manos y que recibiría el mejor tratamiento posible, pero ella quería verlo con sus propios ojos – todos lo hicieron. En el asiento trasero, Bliss fluctuaba entre ser holgazana y ser una maniática demasiado alegre, notó Schuyler. Ella había estado malhumorada y callada cuando se fueron, probablemente preocupada por Dylan y en qué condición lo encontrarían, y Schuyler estaba contenta cuando a mitad del camino saliendo de la ciudad Bliss se animó y comenzó a farfullar energéticamente sobre el GPS. “M&M de maní?”, ofreció Bliss, inclinándose con una larga bolsa amarilla abierta. “No gracias”, dijo Oliver, manteniendo sus ojos en el camino. “Seguro”, consintió Schuyler. Era divertido como el Comité no podía predecir todo: aunque ellos eran vampiros no habían perdido el gusto por los dulces. Era agradable dejar el Duchesne, aunque sea solo por un día. Todos en la escuela sabían los detalles del vínculo de Mimi y Jack (o al menos los Sangre Azul sabían) y no paraban de hablar de ello. Los otros solo pensaban que los Force iban a realizar una fabulosa fiesta en la que no estaban invitados de nuevo, y en una forma su suposición era correcta. Schuyler estaba harta de escuchar sobre el vestido de Mimi y como comparaba este vínculo a todos los anteriores en su historia compartida. Piper Crandall constantemente les recordaba a todos que ella había sido la esclava de Mimi tres veces. Era deprimente pensar que Jack y Mimi habían estado juntos por tan incomprensible tiempo. Ella casi no podía creerlo y no quería pensar en aquello, y se mantenía ocupada jugando con los botones del tablero de mandos nuevos. “Chico, esto es como, el vehículo más lujoso del ejército en el mundo. Mira esto! Este es el botón que lanza los M-15”, bromeó. “Cuidado, ese es el botón rojo que destruye el mundo”, dijo Oliver valiente, siguiendo las instrucciones robóticas del GPS mientras conducía por el puente George Washington. El tráfico estaba descongestionado en la autopista. Translated by Dana Alexia


~ 80 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Era la primera vez que ellos se saltaban la escuela en todo el semestre. Los estudiantes del Duchesne se les permitía saltarse varias clases por año; la escuela era tan progresista que incluso la rebelión estaba escrita en el currículo. Algunos chicos, como Mimi Force, llevaban esta política hasta sus límites, pero la mayoría ni siquiera sacaba ventaja de ello. La escuela estaba llena de esforzados que pronto se quedarían en una clase que un golpe de suerte metiéndose en la hiedra. Cada día contaba. “Ustedes saben que esto puede arruinar mi GPA”, se quejaba Oliver mientras miraba por sobre su hombro para cambiar de camino y adelantar a un Honda que estaba conduciendo bajo el límite de velocidad. “Relájate alguna vez, de acuerdo?”, reprendió Schuyler. “Todos los seniors han estado saltando clases desde que obtuvieron sus cartas de aceptación”. Oliver podía ser tan aguafiestas a veces. Siempre siguiendo las reglas. Era un total nerd cuando se refería a lo académico. “Si, acaso no vas a ir a Harvard?”, preguntó Bliss. “College parece ser una cosa tan rara, cierto?”, reflexionó Schuyler. “Sé a lo que te refieres. Antes de descubrir lo del Comité, pensé que podía ir Vassar, sabes? Especializarme en Historia del Arte o algo por el estilo”, dijo Bliss. “Me gustaba la idea de estudiar el arte Renacentista Norteño, y luego trabajar en un museo o galería”. “A qué te refieres con ´me gustaba la idea´?”, preguntó Schuyler. “Si, no crees que suceda?”, preguntó Oliver, revisando las estaciones de radio. Amy Winehouse cantaba sobre como no quería ir a rehabilitación (“No! No! No! No!”). Schuyler encontró la mirada de Oliver, y sonrieron. “Chicos, eso no es para nada gracioso. Apágala o cámbiala”, amonestó Bliss. “No lo sé. No creo que vaya al college. A veces siento como si no tuviera futuro”, dijo, girando su collar. “Oh silencio”, dijo Schuyler, volteándose para poder hablar directamente con Bliss mientras Oliver encontraba algo más apropiado en la radio satelital. “Por supuesto que vas a ir al college. Todos lo haremos”. “De verdad crees eso?”, preguntó Bliss, sonando esperanzada. “Completamente”. La conversación cayó en una pausa después de unos minutos, y Bliss se quedó dormida. En el asiento delantero, Schuyler escogía la música, Oliver la dejaba ser DJ esta vez. “Te gusta esta canción?”, preguntó, cuanto se quedó en una estación tocando una canción de Rufus Wainwright. “A ti no?”, preguntó, sintiendo como si hubiese sido agarrada con las manos en la masa. Era la misma canción que ella y Jack siempre ponían. Ella pensó que podía escaparse con escucharla en el auto. Oliver tenía un poco de reflejo emo en él. A ella le gustaba burlarse de sus gustos musicales. “Crees que me gustaría, cierto? Pero no es así”. Translated by Dana Alexia


~ 81 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“Por qué no?”. Oliver se encogió de hombros, mirándola de reojo. “Es como… demasiado llorona o algo así. Puaj”. “A qué te refieres?”, preguntó Schuyler. “Llorona?”. Él se encogió de hombros. “No lo sé, solo siento que el amor no se supone que debe ser tan… angustioso, sabes? Como, si resulta, no debería ser tan tortuoso”. “Huh”, dijo Schuyler, preguntándose si debía cambiar de estación. Parecía traicionero poner una canción que la hacía recordar a otro chico. “Eres tan poco romántico”. “No lo soy”. “Pero nunca has estado enamorado”. “Sabes que eso no es cierto”. Schuyler se quedó en silencio. En el pasado mes ellos habían realizado el Caerimonia dos veces. Ella sabía que debía tomar a otros conocidos humanos – los vampiros decían que debían rotar a los conocidos a fin de no gravarlos – pero ella había sido capaz de ir más allá de lo ella había pensado sin alimentación. Y se había resistido a tomar otros humanos, no completamente segura que Oliver lo aprobaría. Pero Schuyler no quería pensar en su relación – amistad – lo que sea que fuera. Después del arrebato pasional de Oliver en el Odeon, no se había acercado de nuevo. Ella quería esparcir la tensión que estaba comenzando a sentir en el auto. “Apuesto que ni siquiera pueden nombrar una película romántica que te guste”, bromeó. Se sintió pagada cuando pasaron unos minutos después y Oliver aún era incapaz de nombrar una película romántica que pudiera profesar disfrutar. “El Imperio Contraataca”, finalmente declaró Oliver, tocando el claxon a un Prius que andaba fuera de línea. “El Imperio Contraataca? La película de la Guerra de las Galaxias? Eso no es romántico!”, mofó Schuyler, jugueteando con los controles del aire acondicionado. “Al contrario, querida, es muy romántico. La última escena, ya sabes, cuando están a punto de poner a Han en una cámara congelación criogénica o lo que sea? Recuerdas?”. Schuyler pensaba Mmmmmm-Mmmmm. “Y Leia se inclina sobre la repisa y dice, ‘Te amo’”. “Eso es cursi, no romántico”, discutió Schuyler, aunque a ella le gustaba esa parte. “Déjame explicar. Lo romántico es lo que Han le dice. Recuerdas lo que él le dice? Después que ella le dice ‘Te amo’?”. Schuyler sonrió. Quizás Oliver tenía un punto. “Han dice, ‘Lo sé’”. “Exactamente”. Oliver golpeó el volante. “Él no tuvo que decir nada tan trillado como ‘Te amo’. Porque eso ya se sabía. Y eso es romántico”. Por primera vez, Schuyler tuvo que admitir que él tenía razón.

Translated by Dana Alexia


~ 82 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 23 Cuando Bliss despertó de su siesta, Oliver y Schuyler estaban hablando bruscamente en el asiento delantero. “De qué están discutiendo?”, preguntó, restregando sus ojos. “Nada”, dijeron a coro. Bliss aceptó su reticencia sin preguntar. Esos dos siempre le ocultaban secretos, incluso cuando no querían hacerlo. “De acuerdo, entonces supongo que podemos detenernos para comer”, dijo finalmente Schuyler. Ah, a si que de eso se trataba. Esos dos peleaban por todo. Se había vuelto peor desde que Oliver se convirtió en el conocido humano de Schuyler. Ellos actuaban más como un viejo matrimonio que antes. En la superficie, al menos, fingían que su amistad era exactamente la misma. Lo que estaba bien con Bliss; ella no sabía si realmente podía soportar la demostración pública de afecto de Schuyler-Ollie. “Solo estoy diciendo que no le vamos a hacer bien a Dylan si llegamos hambrientos”, Oliver se encogió de hombros. Se estacionaron en el aparcamiento, uniéndose a cansados viajeros a la máquina expendedora y el patio de comidas. Oliver observó que uno de las novedades de crecer como chicos de ciudad era que todos eran adictos a las cadenas de comida rápida suburbano. Mientras ninguno de ellos jamás consideraría ir a un McDonald’s en Manhattan – esos lugares eran básicamente ad-hoc para refugio de personas sin hogar – una vez que salieron de los límites de la ciudad, las reglas cambiaron, y a nadie le importaba comer costosos emparedados panini y ensaladas orgánicas. Provocando agrandar comidas. “Dios, me siento mal”, dijo Bliss, bebiendo el último sorbo de su malteada. “Creo que voy a vomitar”, declaró Oliver, arrugando el envoltorio de su hamburguesa grasienta y limpiándose las manos con varias servilletas. “Siempre es entretenido comer estas cosas. Pero después…”, agregó Schuyler, aunque aún estaba comiendo papas fritas. “Después siempre te sientes como si fueras a vomitar. O que tu colesterol aumentó como cohete”, dijo Bliss, haciendo una morisqueta. Estaba tranquilo cuando subieron al auto y sintieron los soporíferos efectos de su comida pesada. Una media hora después, el GPS sonó “SALIDA A LA DERECHA EN QUINIENTOS METROS”, y Oliver siguió las señales por la vía de acceso y por la calle hasta un estacionamiento. Ellos habían llegado. El centro de rehabilitación estaba impecable. Se veía más como un resort de cinco estrellas, donde las celebridades iban a esconderse por un fin de semana, en lugar de un complejo de tratamiento costoso para sacar vampiros a flote. Ellos vieron un grupo Translated by Dana Alexia


~ 83 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

practicando tai chi sobre el césped, otros realizando poses de yoga, y otros grupos sentados en el césped en un círculo. “Grupo de terapia”, susurró Bliss mientras seguían su camino hacía la puerta principal del edificio central. “Le pregunté a Honor como era aquí, y ella dijo que hay un montón de terapia de regresión”. Ellos fueron recibidos en la entrada por una delgada mujer bronceada en una polera blanca y pantalones blancos. El efecto era menos clínico y más a la moda – como un ashram de New Age. “En que puedo ayudarles?”, preguntó la mujer de manera agradable. “Estamos aquí para visitar a un amigo”, dijo Bliss, quien se había convertido en vocero del trío. “Nombre?”. “Dylan Ward”. La asesora revisó el computador y asintió. “Tienen permiso del senador para visitar a este paciente?”. “Yo soy su, ehm , hija”, dijo Bliss, mostrándole a la mujer su ID. “Genial. Él está en el campus norte, en una casa privada. Sigan el camino fuera de la puerta, verán señales”. Les entregó pegamentos de visitante. “Las horas de visitas es hasta las cuatro. La cafetería está en el edificio principal. Es el Día Internacional – creo que es Vietnamita. Les gusta el pho?”. “Acabamos de comer”, dijo Oliver, y Bliss pensó que ella sintió una pizca de una sonrisa en las palabras de Oliver. “Pero gracias”. “Parece ser agradable aquí”, dijo Schuyler mientras caminaban por el follaje. “El Comité hace un buen trabajo, les otorgaré eso. Nada más que lo mejor para los vampiros”. Oliver asintió y se puso un par de gafas oscuras de sol. Bliss no podía creer cuan calmado y organizado estaba todo. Aquí era donde ellos ponían a los Sangre Azul aproblemados? Quizás ella cometió un error en esconder a Dylan por tanto tiempo. Quizás realmente ellos puedan ayudarlo aquí. Ella comenzó a sentirse menos tensa y más optimista. Varios pacientes los apuntaban mientras pasaban. La habitación de Dylan era una de las casas más lindas, con una cerca blanca y rosales creciendo en las ventanas. Una enfermera estaba sentada en una antesala. “Él está durmiendo. Pero déjenme ver si quiere visitas”, les dijo. Ella desapareció en la habitación principal, y pudieron escuchar su conversación en un suave y gentil tono hacia Dylan. “Él está listo”. La enfermera sonrió y les indicó que eran bienvenidos para entrar. Bliss exhaló y no se dio cuenta que estaba sosteniendo su respiración todo este tiempo. Dylan ciertamente se veía mejor. Estaba sentado en la cama, había color en sus mejillas, y no se veía tan delgado o demacrado. Su cabello negro había sido cortado a si que no caía en lacios mechones sobre su rostro, y él estaba bien afeitado. Translated by Dana Alexia


~ 84 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Se veía casi como su antigua persona, como el chico que tocaba guitarra de aire durante la capilla solo para molestar a los profesores. “Dylan! Gracias a Dios!”, lloró. Ella estaba feliz de verlo mucho más sano. Él le sonrió con simpatía. “Te conozco?”, preguntó él.

Translated by Dana Alexia


~ 85 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 24 “El pasado a veces puede cegarnos de lo que está sucediendo hoy”, dijo el jefe de los Guardianes al comenzar su lectura. “Es por qué hemos estado en rechazando la existencia de los Sangre Plateada por tanto tiempo. Porque nuestro pasado nos dijo que ellos ya no eran una amenaza. Porque el pasado nos cegó ante su existencia. Hemos olvidado como eran los primeros días de nuestra historia. Hemos olvidado la Gran Guerra. Sobre nuestros enemigos. Nos hemos vuelto suaves y satisfechos. Atiborrándonos en los Sangre Roja y volviéndonos obesos y flojos e ignorantes”. Algo sutil para decir cuando su chaleco estaba tirante en los botones, pensó Schuyler. Era otro lunes. Otra reunión del Comité. Una aburrida también, ya que hoy no practicarían el mutatio. Sentados al lado de ella, Bliss y Oliver miraban tan aburridos como ella se sentía. La visita a las Transiciones había sido muy inquietante para todos ellos, afectando mayormente a Bliss. Schuyler no sabía que esperaban ver ellos, pero ciertamente no esperaban encontrar los recuerdos y la personalidad de Dylan borrados por completo. Seguro, Dylan no parecía como si estuviera a punto de noquearlos con un encantamiento mental o comenzar a soltar acusaciones sobre uno de ellos siendo un subordinado de Satán, pero no se parecía para nada a él tampoco. Era como si fuese una persona completamente diferente. Él era afable, simpático, y completamente aburrido. Ninguno de sus doctores estaban cerca para contestar alguna pregunta, y la enfermera no les diría nada excepto que Dylan, hasta donde podía decir, estaba “bien”. Él era obediente al ir a todas las sesiones de terapia y “progresando”. Schuyler sabía que Bliss se culpaba a sí misma, pero no había nada que ellos pudieran hacer. Ninguno tenía idea de como arreglar lo que sea que le haya sucedido a Dylan. Ella había intentado consolar a Bliss lo más que pudo. Ella sabía cuan terrible se sentiría ella si hubiese visto a Jack de esa forma. Si la mirara como si no la conociera. Y ahora, eso era exactamente lo que iba a suceder una vez que se vinculara con Mimi. Él se olvidaría completamente de Schuyler, olvidaría lo que se quieren. Schuyler intentó prestar atención a lo que el Guardián Oelrich estaba diciendo. Era una información importante, pero no tenía paciencia para ello en este momento. Sentado justo frente a ella estaban los gemelos Force. Ella los observó entrar al salón juntos, sintiéndose ofendida al ver a Jack riéndose de algo que le decía su hermana. Aunque, por supuesto él tenía que fingir. La atmósfera en la casa era frenética con los preparativos para el vínculo. Diferentes paquetes llegaban cada día, y varías personas llamaban. La planificadora del vínculo de Mimi, Lizbet Tilton, llegó con un grupo de fotógrafos, estilistas, floristas, y “artistas de paisaje auditivo” (las palabras exactas para Translated by Dana Alexia


~ 86 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

el DJ que iba a asumir después que se despidiera la orquesta a las dos de la mañana) para que Mimi los aprobara. Schuyler se sentía mal solo al escucharlos hablar sobre el evento. No solo porque el evento en cuestión la alejaría para siempre de Jack, sino porque la forma en que Mimi actuaba, ustedes pensarán como si nadie se hubiese vinculado antes. La próxima ceremonia tenía sus ventajas – Mimi estaba tan ocupada que su pequeño robo y sus maliciosas travesuras finalmente habían cesado. A veces Schuyler extrañaba tanto a Jack que sentía un vacío en su estómago que se sentía como si jamás estuviera lleno. Ella deseaba que él no tuviera que esconder lo que sentía por ella. Ella tenía que recordarse a sí misma que todo era un acto, pero a veces su indiferencia parecía tan real que era difícil consolarse con recuerdos de sus encuentros privados. A veces se sentía como si sus recuerdos fueran meras fantasías, especialmente cuando ella lo veía en los pasillos de la escuela, o cuando él apenas reconocía su presencia en su propia casa… Hasta que otro libro fuera deslizado por su puerta, una señal de que era seguro juntarse. La última vez había sido un delgado libro de poesía. John Donne. Esa noche ella tuvo que sonreír y bromear sobre su anticuado gusto. Él le había preguntado que tipo de poesía prefería, y ella le contó. Arriba del atril, Edmund Oelrich continuó su lectura. “Uno de los trucos de los Croatan es usar la ilusión para manipular a sus enemigos. No deben caer en el truco del ojo. Deben usar su vista interna para ser capaces de ver lo que realmente está en frente de ustedes. Usen el animadverto y sus recuerdos pasados para tomar una verdadera decisión bien fundada”. Él le pidió a Mimi que le entregara los papeles para la tarea de lectura de la semana. Mimi se deslizó por el salón entregando las hojas con grapas. Cuando llegó a la mesa de Schuyler, deliberadamente botó todos los libros de Schuyler al suelo. “Oops!”, dijo falsamente. Schuyler recogió sus libros con el ceño fruncido. Ella había tenido bastante de Mimi para toda la eternidad. Ella se preguntaba como los otros vampiros la aguantaban. Si ella tenía que pasar el resto de sus vidas lidiando con esa bruja, ella con mucho gusto dejaría que los Sangre Plateada se la llevaran. Ella seguía ceñuda mientras leía por encima. Luego sus ojos se abrieron. En la parte superior de la página leyó: Vínculos vampíricos, una Historia. Varios miembros se rieron por lo bajo de emoción y vergüenza, y Schuyler se ruborizó. Ella notó a Oliver hojear el documento con un aire meditabundo, mientras Bliss garabateaba en los márgenes. Él jefe guardián aclaró su garganta antes de dirigirse nuevamente a su audiencia. “Quiero hablarles hoy sobre los vampiros gemelos. A su edad, hay bastante interés en este tema, y pienso que finalizaría esta reunión en una nota más placentera. Ustedes están familiarizados con el vínculo. Cada uno de nosotros tiene un alma gemela que Translated by Dana Alexia


~ 87 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

fue formada en nuestro pasado celestial. Al paso de los siglos, pasamos cada ciclo buscando nuestro gemelo para que podamos vincularnos al otro una vez más en una nueva vida”. Todo el color se extrajo del rostro de Schuyler al escuchar las palabras del guardián. “A veces es difícil reconocer a nuestro espíritu gemelo en una caparazón física diferente. O, como en algunos casos aislados, el gemelo de uno no ha sido llamado para el mismo ciclo una y otra vez, y de esa manera se pierden en el tiempo. Hay historias de amores que se han buscado en vano al pasar de los años, nunca encontrando a su gemelo”. Justo en frente de ella, Mimi comenzó a masajear la nuca de Jack. “Como sea, esos son casos bastante extraños. Ya que solo hay cuatrocientos de nosotros, no es muy difícil encontrar a la otra persona. Esta feliz reunión usualmente resulta en un corto noviazgo y una presentación pública en el Baile Four Hundred. El vínculo debe ser renovado durante cada ciclo. Renovar el vínculo renueva el espíritu de vida que fluye en nuestras venas. Es uno de los misterios eclesiásticos. Pero quizás el vínculo es donde todas las leyendas sobre el amor verdadero y romance en este mundo provienen. Los Sangre Roja incluso tienen su propio nombre para aquello: ‘alma gemela’. Ellos han tomado varias de nuestras tradiciones y prácticas. Su ceremonia de matrimonio es directamente derivada de nuestra comunión vampírica“. “Encontrar a tu vampiro gemelo es una de las fases más felices y provechosas del ciclo de uno. Sé que varios de ustedes ya han encontrado a los suyos, y los felicito. El vínculo es una parte integral de nuestras vidas. Nos nutre y fortalece. Estamos incompletos sin nuestro gemelo; somos la mitad de nosotros mismos. Solo cuando encontramos a nuestro espíritu gemelo y nos vinculamos recuperamos todos nuestros recuerdos y heredamos nuestro potencial máximo”. Schuyler no necesitaba escuchar o leer nada más. Ella miró a Mimi y Jack. Vio como la luz enfrentaba su hermoso cabello platinado, cuan hermosos se veían los dos sentados juntos. Vio con nueva comprensión como los dos se complementaban y equilibraban al otro en cada atributo: la falta de sinceridad atenuada de Mimi con la elocuencia de Jack, su agresividad controlada por el temperamento de él. Eran dos mitades de una misma persona. Un par que combinaba. Schuyler sintió instintivamente que era una parte de Jack que continuaría permanentemente inaccesible a ella; había una otredad de él que ella jamás podría alcanzar. Ella sabía que era raro para espíritus gemelos nacer en la misma familia en un ciclo, pero no era insólito, y ha sido menos problema en el pasado, cuando faraones y emperadores rutinariamente se casaban con sus hermanas. En el evento que ocurría en la edad moderna, había un hechizo que evitaba que los Sangre Roja notaran algo extraño. Mimi Force seguiría siendo Mimi Force después del vínculo, excepto que los Sangre Roja asumirían que era porque ella era la esposa de Jack y no su hermana. Los recuerdos eran fácilmente cambiables, la verdad maleable. Translated by Dana Alexia


~ 88 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Schuyler vio a Jack voltearse a Mimi con una tierna mirada en su rostro. Por su parte, Mimi simplemente se ruborizaba. Todo al mismo tiempo, Schuyler sintió una tristeza profunda y dolorosa. Era desesperado pensar que tendría alguna oportunidad real de felicidad duradera con Jack. Debía haber alguna forma, pensó desesperadamente. Debe haber una forma de romper el vínculo y ser libre de amar a quienquiera que uno desee. La hay. Se sobresaltó. Por un momento había pensado oír la voz de Jack en su cabeza. Pero no lo escuchó nuevamente. Aún así, ella sabía que pasaría. No lo había imaginado. De pronto se sintió más ligera, y más optimista. Aún debe haber esperanza para los dos.

Translated by Dana Alexia


~ 89 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 25 Bliss nunca entendió el encaprichamiento de Schuyler con Jack Force y deseaba que su amiga dejara ese fantasma particular. Nada bueno podía salir de ello. Aunque Bliss era un nuevo miembro del Comité y estaba comenzando a aceptar los caminos de su especie, siempre había entendido una cosa: no debes fastidiar el vínculo. El vínculo era algo serio. Nada separaría a Jack y Mimi; nada se suponía que debía entrometerse entre ellos. Era imposible hasta pensar de otra manera. Bliss pensó que Schuyler siempre lo tomaba demasiado a la ligera, lo que era raro para una chica que su propia madre fue la primera de su raza en romper el vínculo y vivir (si pueden llamar a eso vivir), con las consecuencias. Pero como ellos dicen, el amor es ciego. Pero ella no dijo “te lo dije” después de la lectura. Bliss no era de ese tipo de amiga. Tampoco de las que hablaban mientras se retiraban de una reunión del Comité. Oliver se había marchado rápidamente, retirándose antes que la reunión haya acabado, mientras Schuyler estaba deprimida y callada camino a casa de la escuela. Bliss no le preguntó si ella aún se encontraba con Jack en ese apartamento del centro de la ciudad – un secreto que un día Schuyler había soltado inocentemente, varios meses atrás, cuando ella le dijo a Bliss sobre la llave que encontró en un sobre con una dirección, el cual había sido deslizado bajo su puerta. Al día siguiente, cuando Schuyler llegó a la escuela exaltada y distraída, Bliss tuvo que sumar dos más dos. Bliss culpaba a Jack Force. Él debió saberlo. Él tenía acceso a la sabiduría de su pasado, mientras que Schuyler era un espíritu nuevo, tan ciega y tonta como un Sangre Roja. Él debió haber dejado a Schuyler. Ambos padres de Bliss estaban en casa cuando ella llegó, lo cual la sorprendió. BobiAnne usualmente tenía sus tratamientos de celulitis a esa hora, y Forsyth se suponía que estaba en Washington por la semana. Ella puso su llave en la bandeja de plata de la mesa principal y fue al vestíbulo, atraída por las voces discutiendo. Sonaba como Forsyth y BobiAnne estuvieran gritándose. Pero Bliss prontamente se dio cuenta que solo era su audición vampírica que la hacía verlo de esa forma. En realidad, ellos solo estaban susurrando. “Estás seguro que lo tienes completamente asegurado?”, esa era BobiAnne, sonando más agitada de lo que Bliss en su vida la había escuchado. “Positivo”. “Te dije que te lo llevaras lejos”. “Y te dije que eso no sería seguro”, dijo Forsyth bruscamente. “Pero quien lo haría? Quien sabe que lo tenemos? Él ni siquiera se ha dado cuenta que está perdiendo…”.

Translated by Dana Alexia


~ 90 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Hubo una risa vacía. “Tienes razón. Está destrozado. Está acabado. Todo lo que él hace es llorar y estudiar minuciosamente viejos álbumes de fotos, o escuchar viejas cintas. Trinity está al lado de sí misma. Es patética. No hay forma de que él lo sepa”. “Entonces quien?”. “Conoces mis sospechas”. “Pero ella es solo una niña”. “Ella es más que eso. Lo sabes”. “Pero como podemos estar seguros?”. “No podemos”. “A menos…”. Sus voces se apagaron, y Bliss subió sigilosamente la escalera hasta su dormitorio. Ella se preguntaba de qué estaban hablando. Sonaba como si hubiesen perdido algo. Su mente le enseñó el collar que llevaba puesto. Jamás lo había regresado a su padre después de la noche del baile Four Hundred. Pero él jamás se lo había pedido de regreso. No podía ser el collar, porque BobiAnne la había visto usarlo el otro día y comentó cuan bien se veían con sus ojos. Ella dejó sus cosas en su dormitorio y recogió el teléfono. Dylan había estado en su mente todo el día después de la visita. Ella no podía creer que ni siquiera la recordara. Ella no sabía si era mejor reír o llorar cuando pensó en él. Bliss cambió sus ropas de la escuela y se puso algo más cómodo. Se metió a la cocina, donde encontró a Jordan haciendo una tarea en la encimera. “Qué sucede?”, preguntó Jordan, levantando la vista de sus libros. La chica tenía todos los honores de su clase – algo que Bliss no consiguió hasta que su sangre vampiro le diera un puntapié. “Nada”, Bliss negó con su cabeza. “Es sobre ese chico, cierto? Tu amigo?”, preguntó Jordan. Bliss suspiró y asintió. Ella estaba aliviada cuando su hermana no la presionó para hablar de ello. En lugar de eso, Jordan partió su barra de Toblerone en dos. Era el dulce favorito de Jordan, y lo reservaba en su dormitorio porque BobiAnne siempre arengaba sobre su peso. “Gracias”, dijo Bliss, dando una mascada. El chocolate era dulce y delicioso como si se derritiera en su lengua. Bliss estaba emocionada. Su pequeña hermana intentaba hacerla sentir mejor de la única forma que ella sabía hacerlo. “Necesitas ayuda con algo?”, preguntó, como una forma de decir que agradecía su considerado gesto. “Nop”. Jordan negó con su cabeza. “De todos modos eres un caso perdido en matemáticas”. “Cierto”. Bliss se rió. Tomó el control remoto hacia la pequeña tv de plasma colgada en la encimera. “Te molesta?”, preguntó, revisando los canales. “Nah”.

Translated by Dana Alexia


~ 91 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Bliss terminó el chocolate y observó la televisión mientras Jordan continuaba con su tarea de problemas matemáticos. Cuando Forsyth y BobiAnne entraron a la cocina unas horas después para congregar a la familia para la cena, encontraron a las hermanas aún sentadas juntas y en silencio, lado a lado.

Translated by Dana Alexia


~ 92 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 26 Una reunión de emergencia del Conclave fue convocada, y al final de eso Mimi estaba sorprendida de encontrar a Bliss esperando afuera de las puertas. “Qué haces aquí?”, preguntó, lanzando su bolso de gimnasia a su hombre. Ella había estado en el medio de la sesión de dos horas de cardio antes de dirigirse a la Torre Force. Ella no había tenido tiempo para cambiarse o verse presentable. Su cabello aún estaba pegado a su sudada frente. “Forsyth me recogió de la escuela, y cuando recibió el citatorio, me trajo con él”, dijo Bliss. “Qué sucede?”. “Tu padre no te dijo?”, dudó Mimi, usando una muñequera afelpada para secar la humedad de su mejilla. “Algo que ver con la espada dorada?”, preguntó Bliss. Mimi se encogió de hombros sin confirmar la suposición de Bliss. Ella estaba especialmente molesta con Bliss, quien siempre había asumida que ella era más una perdedora que una reina del baile de graduación en el gran plan de las cosas. los críticos de moda y los que vestían a la moda no parecían comprender por completo a la amazona de cabello rojizo. Después de abrir el espectáculo de Rolf Morgan, Bliss había concertado más campañas publicitarias que nunca. Su rostro estaba en todas partes – en carteleras, sobre los taxis. Ella era ineludible. Mimi perdonaría la fama y gloria repentina – Dios sabe que eso es lo que le sucede a todos en Nueva York – pero no podía perdonar a Bliss por elegir partes, especialmente desde que estaba en el lado equivocado. Todos en la escuela sabían que Bliss y Schuyler eran amigas. Mimi encontró denigrante que Bliss, una chica que no tenía la aptitud social para insistir en el Duchesne sin la aprobación de Mimi, había dado vuelta su espalda al grupo de moda para quedarse con el andrajoso grupo de inadaptados. Ella no quería compartir la información con ella, pero la oportunidad para mandarla dentro del estatus a su ex amiga era demasiado para que Mimi se resistiera. “Es la espada de Michael”, explicó. “La Cuchilla de la Justicia”. “Qué hay con eso?”. “Está perdida. Charles citó a reunión tan pronto en cuanto descubrió que había desaparecido”. Mimi había llegado al Conclave para encontrar a su padre en la cabecera de la mesa. Charles había estado furioso. Él estaba seguro que alguien del Conclave la había tomado, y comenzó la asamblea acusando a varios miembros de robo. Bliss miró alrededor a los miembros, quienes abandonaban la reunión susurrando en grupos. “Por qué es importante?”.

Translated by Dana Alexia


~ 93 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“Duh. No lo recuerdas? Es la espada del Arcangel. Hay solo dos en el mundo. Gabrielle tiene la otra, por supuesto – ya sabes, Allegra – pero nadie sabe donde desapareció cuando ella DESERTÓ. Ha estado perdida por décadas. Pero la de Charles, de Michael… él la mantenía en una cerradura a prueba de sangre en su estudio. Pero alguien lo traspasó. Se ha ido. Él está seguro que el Croatan la tiene”, explicó Mimi. La cerradura a prueba de sangre era la seguridad más poderosa que los Sangre Azul tenían en su arsenal. Solo la sangre de un Arcangel puede abrirla. Era un misterio imposible. Con Allegra en coma, no había más sospechosos. “Qué tiene que ver con los Sangre Plateada?”, Bliss quería saber, mientras chupaba la venda que cubría su pulgar. Ella se había despertado una mañana y se encontró sangrando. Raro. Quizás se había astillado en el sueño?. “Solo la espada de un Arcangel puede matar a otro Arcangel. No puedo creer que no sepas eso, Bliss”, la regañó Mimi. “No has hecho tus lecturas?”. “Pero por qué Charles querría matar a Allegra?”. “Allegra no. Dios, tengo que explicártelo todo? Si Lucifer está afuera – ya sabes, el Príncipe de la Oscuridad? Lucifer es un ex Arcangel. Es la única cosa que puede matarlo. Las espadas normales de los Sangre Azul – las obtienes antes de ser vinculado, por cierto, o no recuerdas eso tampoco? Estas solo trabajan contra cualquier viejo Sangre Plateada. Pero la espada de Michael es la única que puede matar a Lucifer”. “Y ahora ha desaparecido”. “Si. Apesta. Charles realmente la va a perder si la espada le sucede algo durante su cuidado”, suspiró Mimi. Se veía realmente mal para su padre. Ella podía sentir que había miembros del Conclave que sospechaban de este “robo”. Pero por qué Charles robaría su propia espada? Ellos creían que Michael, Puro de Corazón, consortaría con los Sangre Plateada?. Bliss miró alrededor por su padre. Forsyth aún estaba en la sala, probablemente hablando con Charles. “A si que quién piensan que la robó?”. “No tienen idea; aunque Charles dijo que Kingsley fue la última persona que lo visitó en su estudio. Sé que jamás debieron confiar en ese perdedor. De todos modos, el equipo de Kingsley está incomunicado en Río. No pudieron contactarlo con telepatía. Y Lawrence tampoco ha aparecido. Es un caos”, dijo Mimi un poco alegre. “Espero que no piensen que Dylan está detrás de esto. Él no puede ser”, dijo Bliss nerviosamente. “De qué estás hablando?”, preguntó Mimi. “Dylan? Por qué tendría que estar involucrado? Que no desapareció hace un par de meses? Él es como, historia”. Mimi débilmente recordaba la historia de cómo Dylan rompió la ventana de Bliss antes de ser atrapado por un Sangre Plateada. Bliss había estado sin consuelo durante días, y Mimi había intentado consolar a Bliss recordándole que ese monstruo pudo habérsela

Translated by Dana Alexia


~ 94 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

llevado también. Ella era afortunada de estar viva. El Conclave envió un equipo a investigar y localizar el paradero de Dylan, pero los Venators no encontraron nada. “No lo sabes?”, dijo Bliss. “Saber qué?”. “Dylan regresó y está en rehabilitación”. “Estás segura que estamos hablando del mismo tipo. Dylan – tu muerto ex y el chico que mató a Aggie? El que se convirtió en un Sangre Plateada?”, exigió Mimi. Bliss no era la más lista de la clase. Una chica que aún vestía vestidos de la última temporada en mayo era totalmente despistada, hasta Mimi estaba preocupada. “Si”. “Por qué sabría de esto?”, preguntó Mimi. “Estás en el Conclave. Lo entregué a Forsyth. Él dijo que le haría saber al Conclave, así todos podrían tomar una decisión. Él dijo que los miembros del consejo decidieron enviarlo a Transiciones”. Mimi negó con su cabeza, viéndose perpleja. “No. Tu padre jamás lo mencionó en una reunión. No haríamos tal cosa”, ella miró a Bliss como si estuviera loca. Cuan extraño era que Forsyth ocultara algo como eso al Conclave. “Eso es extraño, por qué me mentiría?”. “Quien sabe?”, Mimi estudió a Bliss. “Dylan de verdad regreso? Estás segura?”. Bliss asintió. “Lo visitamos la semana pasada”. “Llévame con él. Le haré saber a Forsyth que necesito hacer un reporte de Dylan para el Conclave”.

Archivos de Cordelia Van Alen Depósito de Historia DOCUMENTO CLASIFICADO: Solo Autorización Consagrada Cordelia – confío en que encontrarás esto exitosamente. Forsyth L. LA ESTRELLA HOUSTON ANUNCIO DE NACIMIENTO EL CONGRESISTA Forsyth Llewellyn y su esposa, la antigua Roberta Prescott, son los orgullosos padres de una nueva hija. Jordan Grace Llewellyn nació exactamente a medianoche del 1 de Enero de 1994. Jordan es la segunda hija del congresista. Madre y bebé se encuentran en buen estado de salud.

Translated by Dana Alexia


~ 95 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 27 Porque Mimi quería ver a Dylan inmediatamente, decidieron visitarlo el día siguiente, lo que significaría saltarse clases nuevamente. No es que a Bliss le importara demasiado. Sus calificaciones era la cosa más alejada en su mente. Esa noche, Bliss no le preguntó a su padre por qué él no le dijo al Conclave sobre Dylan. Ella estaba cautelosa en hacerle saber que ella sabía que él estaba manteniéndole secretos. Forsyth debió tener sus razones, pero de alguna forma Bliss tenía el presentimiento que no compartiría su secreto. La siguiente tarde Bliss le hizo un regalito a Dylan. Ella sabía que él estaba recibiendo el mejor cuidado que el dinero pudiera comprar, pero Transiciones no tendría el CD más nuevo de indie-rock o una copia de Absolute Sandman. Ella pensó que quizás si él tenía un par de sus cosas favoritas, podría hacerlo recordar quien era, y en tándem, lo que Bliss quería para él. Ella no quería rendirse. Incluso había decidido dejar de sentir rechazo sobre lo que sucedió cuando ellos se enrollaron esa fatídica noche. Quizás Dylan perdiendo el control con ella era solo parte de su enfermedad. Jordan caminaba por la entrada y echó un vistazo en el dormitorio de Bliss. “Vas a ir a Saratoga otra vez?”, preguntó. “Si. Mimi quiere ir a ver a Dylan por el Conclave. Y su doctor va a estar ahí hoy. Finalmente podré preguntarle qué le sucede”, explicó Bliss, doblando una nueva chaqueta de cuero que había encontrado su estilista en Barneys y la metió a la bolsa de compras. Su hermana entró y se sentó en la cama, observando el paquete de Bliss. “Oye… quería preguntarte… sabes como lo hacías para tener tus perdidas de conciencia?”. “Uh-huh”, Bliss asintió, decidiendo en contra, llevar el oso Teddy en una “recuperada” polera que compró en un impulso con una tarjeta de compras. Dylan definitivamente pensaría que era cursi. Él siempre se reía de ella por tener tantos animales sobre su cama. “Aún las tienes?”. Bliss se detuvo y pensó en ello. Las pérdidas de conciencia solían venir con una regularidad desconcertante. Ella se desmayaría y despertaría en otro lugar completamente diferente al donde ella había estado, sin conocimiento de cómo llegó ahí. “No. Y no he tenido pesadillas en meses”. “Eso es bueno”, dijo Jordan, viéndose aliviada.

Translated by Dana Alexia


~ 96 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Pero Bliss no había terminado de hablar. “Es como, si las tuviera ahora durante el día. Como el otro día – vi esta cosa rara. Estaba sosteniendo mi cepillo y me convertí en eso, como una serpiente dorada. Se me pusieron los pelos de punta”. Jordan palideció. “Serpiente dorada?”. “Si”. “Y el otro día miré al cielo, y vi ese dragón de siete cabezas. Me volví loca”. “Sucede a menudo?”, preguntó Jordan. Bliss se encogió de hombros. “Algo así. Le pregunté a papá de eso. Dijo que todo era…”. “Parte de la transformación”, intervino Jordan. “Si”. Bliss terminó de empacar. Su teléfono celular sonó. Mimi estaba abajo con el auto, esperando. Jordan aún estab de pie ahí, con una extraña expresión en su rostro. Ella se veía como si estuviéramos luchando con una decisión. “Qué pasa?”, preguntó Bliss. “Nada”. Jordan negó con la cabeza. “Diviértete visitando a tu amigo”. Bliss no había pasado el rato con Mimi en meses, y al principio pensó que sería incómodo entre ellas, pero ella había olvidado cuan egocéntrica podía ser Mimi Force. Mimi charlaba fácilmente durante el camino, charlando sobre su nuevo reparto de humanos conocidos, que incluía a los chicos más apuestos de Collegiate y Horace Mann, junto con un chico universitario o dos, también como sus planes para el verano: un programa intensivo de inmersión China en Beijing, ya que ella quería exponer fluidez lingüística para su solicitud de ingreso a Stanford el próximo año. “No es gracioso? El chino es el único idioma que no está en mis recuerdos. Huh. Me quedo con Wah y Min, ya sabes esos gemelos chinos que conocimos en el baile Four Hundred?”, se rió Mimi. Cuando llegaron a Transiciones, Dylan estaba solo en su habitación, viendo tv. “Hola…Bliss… cierto?”, preguntó, apagando la tv. “Y tu eres?”. “Mimi”. Ella lo miró con dureza. “De verdad no nos recuerdas?”. “La recuerdo a ella”, dijo Dylan con timidez. “Ella me ha visitado unas veces”. “Te traje un par de cosas”, dijo Bliss, entregándole una gran bolsa de regalos. “Genial”, dijo Dylan, revisando la bolsa. “Para qué es esto?”, preguntó, sosteniendo la chaqueta de cuero negro. Bliss se sintió avergonzada. “Yo…ehm… solías tener una…”. “No, es…. Dios, es genial”. Dylan se la puso. Él se veía tan apuesto con ella como con la antigua. Él le sonrió, y su corazón latía rápidamente. Él siguió revisando la bolsa y sacó una caja de iPhone. “Pensé que quizás quieras una”, dijo Bliss. “Espero que no te moleste. Ya programé mi número en él”. “Bliss”, preguntó Mimi. “Nos podrías dejar a solas por un rato? Me gustaría hacerle algunas preguntas a Dylan”. Translated by Dana Alexia


~ 97 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“Seguro”. Bliss dejó la habitación. Unos minutos después, Mimi abrió la puerta. Ella miraba a Bliss con una mezcla de lástima y desprecio. “Y bien?”, preguntó Bliss. “Parece como si realmente no tuviera recuerdos”, dijo Mimi. “Te lo dije”. “Es increíble. Es como si fuera una pizarra en blanco”. “Dices eso como si fuera algo bueno”. Bliss fulminó con la mirada a Mimi y entró a la habitación. “Qué quería saber ella?”, le preguntó a Dylan. Dylan se encogió de hombros. “No mucho… solo unas cosas raras – y algo sobre unos vaqueros o algo así. De verdad no entiendo lo que era ella después. Le dije que ni siquiera sabía mi nombre cuando desperté”. “De verdad no tienes idea quien soy?”, preguntó Bliss, sentándose al lado de Dylan en la cama. Él miró abajo al libro de cómic que estaba hojeando y lo dejó a un lado. Luego levantó su mano y tomó la de ella. Ella estaba sorprendida y lo miró con miedo… con optimismo… Dylan frunció el ceño y finalmente dijo. “No sé quien eres. Pero sé que cada vez que te veo, me siento mejor”. Bliss apretó su mano y él se la apretó. Se sentaron sosteniendo sus manos por un largo tiempo. Hasta que Mimi golpeó en la puerta para hacerle saber a Bliss que el doctor de Dylan estaba listo para verlas. Mientras caminaban al edificio principal. Mimi se sacó sus gafas de sol y torció la visa a la figura caminando hacia la casita de Dylan. “Oye, ese no es Oliver Hazard-Lo que sea?”. “Si”, dijo Bliss. Oliver le había dicho que podía visitar a Dylan después de clases. Aparentemente salía bastante para hacerle compañía a Dylan. Los dos jugaban ajedrez. Dylan puede haber perdido su memoria, pero él no había perdido su habilidad para matar a Oliver en el juego, Oliver le había contado. “Espera. Quiero conversar con el un poco”, dijo Mimi, dirigiéndose a su dirección. Bliss se preguntaba de qué rayos Mimi querría hablar con Oliver. Los dos se despreciaban mutuamente. Pero ellos estaban demasiado lejos para poder escuchar. Ella notó que cuando Mimi regresó, ella se veía extremadamente satisfecha, incluso más de lo usual. En cuanto a Oliver, Bliss no tuvo oportunidad de mirarlo. Lo que sea que Mimi le haya dicho lo conmocionó bastante, él nunca debió visitar a Dylan ese día.

Translated by Dana Alexia


~ 98 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 28 Ella escuchó el auto antes de que doblara en la esquina. Un suave ronroneo de motor que crecía a un enorme rugido. Se detuvo en el callejón atrás del edificio Perry Street. Un convertible Jaguar gris plateado XKE 1961, elegante y maravilloso como una bala, con Jack Force al volante. Schuyler entró al auto, admirando su clásica terminación, sus indicadores antiguos de plata y simples mecanismos anticuados. Jack se puso en marcha y el auto rugió por la autopista. Ellos tendrían solo un par de horas juntos, pero era suficiente – aunque, por supuesto, nunca sería suficiente. Cada día se acercaba cada vez más el vínculo. Ella había espiado las invitaciones, y había una para ella. Al principio había estado sorprendida, luego se dio cuenta que era una forma de Mimi para hacerla saber donde estaba ella. El otro día le había dado un vistazo a Mimi en su vestido del vínculo. Schuyler no sabía quien era la más tonta – ella o la chica en el vestido blanco. Ambas estaban enojadas por estar enamoradas del mismo chico. Jack era el tonto, pensó Schuyler, observándolo maniobrando con habilidad por la calle. Un tonto loco. Pero ella lo amaba, Dios cuanto lo amaba. Ella solo deseaba no tener que esconderse, que pudieran declarar su amor al mundo. La otra noche ella le había dicho que estaba cansada de esconderse en un lugar. Tanto como el apartamento proporcionado como escape, también era una prisión. Schuyler anhelaba estar con él en otro lugar, incluso por una noche. En respuesta Jack le deslizó una nota esa mañana diciéndole que lo encontrara en el crepúsculo en la ubicación designada. Ella no tenía idea lo que estaba planeando, pero la pequeña sonrisa que ahora jugaba en el borde de sus labios insinuaba una sorpresa maravillosa. Jack condujo el auto por el puente a Nueva Jersey. En unos cuantos minutos ellos entrarían a un aeródromo privado en Teterboro, donde un jet los estaba esperando. “No puede ser verdad”. Schuyler se rió y aplaudió con sus manos cuando vio al aeroplano. “Dijiste que querías escaparte”. Sonrió Jack. “Qué tal Tokio? O Londres? Seoul? Me siento como barbacoa. Madrid? Bruges? Donde te gustaría ir esta noche? Esta noche el mundo es tuyo, como yo”. Schuyler no preguntó donde estaba Mimi; no le importaba y no quería saberlo. Si Jack iba a arriesgarse, entonces ella no necesitaba preguntar. Translated by Dana Alexia


~ 99 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“Viena”, decidió Schuyler. “Hay una pintura ahí que siempre he querido ver”. A si que esto es ser como uno de los vampiros más ricos y poderosos del mundo, pensó Schuyler, mientras seguía a Jack dentro de la Osterreichische Galerie en el palacio Belvedere. El museo estaba cerrado por la noche, pero cuando ellos llegaron a la gran puerta de entrada un guardia de seguridad los saludó, y el encargado los guió por la galería. “Esta es la que estaba buscando?”, preguntó el encargado, apuntando a la pintura oscura en el medio del salón. “Si”. Schuyler tomo un respiro y miró a Jack para tranquilizarse. En respuesta él apretó su mano. Ella se acercó a la pintura. Ella tenía un poster desteñido de la misma imagen en su dormitorio. La realidad la dejaba pasmada. Los colores eran mucho más vibrantes y atractivos, frescos y vivos. Egon Schiele siempre había sido uno de los artistas favoritos de Schuyler. Siempre se sintió atraída por sus retratos – esas duras, y torturadas líneas, las figuras demacradas, la elocuente tristeza aplicada tan gruesa como la pintura. Era llamado simplemente El Embrujo, y representaba a un hombre y una mujer con sus cuerpos entrelazados. Había una energía feroz en la pieza, y Schuyler sentía como si ella pudiera sentir la intensa conexión de la pareja. Y la pieza era lejos de lo romántico. Estaba cargada de angustia, como si las dos personas de la pintura supieran que su abrazo era el último. Había una melancolía en su arte – no era para todos. En la clase de expresión de arte de Schuyler todos estaban enamorados de la obra maestra de Gustav Klimt The Kiss. Pero Schuyler pensó que gustarle esa pintura era demasiado fácil; era una decoración de residencia, una típica elección segura. Ella prefería locura y tragedia, soledad y tormento. Schiele había muerto joven, quizás por su corazón roto. Su profesor de arte siempre les hablaba de “cálidas de arte redentor y transformador”, y mientras estaba en frente de la pintura Schuyler comprendía totalmente lo que significaba. Ella no tenía palabras para lo que estaba sintiendo. Sintió la mano de Jack en la suya – tan fría y seca, y se contaba como la chica más afortunada del mundo. “A donde ahora?”, preguntó Jack mientras abandonaban el museo. “Tú elige”. Jack levantó una ceja. “Detengámonos por un café. Tengo un gusto por la torta Sacher”. Ellos cenaron en el tejado de un edificio y observaban el amanecer en el horizonte. Una de las ventajas de se vampiro era que era fácil ajustarse a la agenda nocturna. Schuyler no necesitaba tantas horas de sueño como las que solía necesitar, y por las noches cuando se reunía con Jack, difícilmente dormían. “Es esto lo que querías?”, preguntó Jack, inclinándose sobre la pequeña mesa desvencijada y echándole más vino. Translated by Dana Alexia


~ 100 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“Como lo sabes?”, sonrió, llevando su cabello detrás de la oreja. Él la había sorprendido llevándola a otro hermoso apartamento que poseía su familia. Los Force tenían más propiedades que los sweater negros que tenía Schuyler en su armario. “Ven, bajemos”, dijo Jack, llevándola de regreso al apartamento. “Quiero que escuches algo”. La estancia temporal de los Force estaba ubicada en un edificio que databa del 1897, en el prestigioso Distrito Nueva, con techos de bóvedas, matricería ornamentada, y vistas desde cada ventana. Era espaciosa y ventilada, a diferencia de su lujosa casa en Nueva York, el lugar estaba escasamente amoblado casi monástico. “Nadie ha estado aquí en años, desde que dejaron de hacer los bailes de Vienense Opera correctamente”, explicó Jack. Él limpió el polvo de una antigua grabadora de cassette Sony. “Escucha esto”, dijo, poniendo una cinta. “Creo que pueda gustarte”. Presionó PLAY. Había un rasposo sonido. Luego una voz baja y ronca – sin lugar a dudas femenina, pero sonando devastada debido a años de fumar – comenzaba a hablar. “También fue mi violento corazón que rompió…”. Schuyler reconoció las líneas. “Es ella?”, preguntó efusivamente. “Es ella, cierto?”. Jack asintió. Lo era. “Encontré la cinta en esa antigua tienda de libros el otro día. Ellos tenían a los poetas leyendo sus trabajos”. Él lo había recordado. Era Anne Sexton. Leyendo Poemas de Amor. Su poetiza favorita leyendo su poema favorito, “La ruptura”. Era la más triste del montón, enfadado y amargo y hermoso y enfurecido. Schuyler estaba atraída al dolor – como las pinturas de Schiele, la poesía de Sexton era brutal, honesta en su agonía. Poemas de Amor había sido escrito durante un enredo amoroso que la poeta había tenido –una aventura secreta e ilícita nada distinto a la que ellos tenían. Ella se arrodilló y se acurrucó cerca del pequeño estéreo, y Jack la envolvió en sus brazos. Ella pensó que podía amarlo más de lo que ya lo amaba. Quizás era parte de él que ella nunca podría entenderlo, pero en este momento los dos se entendían perfectamente. Cuando la cinta acabó, estaban en silencio, disfrutando la calidez de sus cuerpos. “Entonces…”, Schuyler se sintió insegura y se apoyó en un codo para hablarle. Ella temía que hablarle de la realidad de su situación rompiera la magia de la noche. Y aún quería saberlo. El vínculo estaba acercándose a toda velocidad. “El otro día en la reunión del Comité dijiste que había una forma de romper el vínculo”. “Eso creo”. “Qué vas a hacer?”. En respuesta, Jack derribó a Schuyler así los dos quedaron acostados juntos. “Schuyler, mírame”, dijo él. “No, de verdad mírame”. Ella lo hizo.

Translated by Dana Alexia


~ 101 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“He vivido bastante tiempo. Cuando ocurre la transformación… cuando comienzas a estar consciente de tus recuerdos… es un proceso insoportable. Es casi como si tuvieras que revivir cada error”, dijo suavemente. “No quiero cometer los mismos errores que hice antes. Quiero ser libre. Quiero estar contigo. Estaremos juntos. Creo que tendré menos para qué vivir, si no estoy contigo”. Schuyler negó con su cabeza vigorosamente. “Pero no puedo dejarte hacer eso. No puedo tomar ese riesgo. Te amo demasiado”. “Entonces prefieres verme vinculado con otra mujer que no amo?”. “No”, susurró ella. “Jamás”. Jack la abrazó y la besó. “Hay una forma. Confía en mi”. Schuyler lo besó en respuesta, y cada momento era más dulce que el anterior. Ella confiaba completamente en él. Lo que sea que él haga para romper el vínculo, ellos estarían juntos. Siempre.

Translated by Dana Alexia


~ 102 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 29 El doctor de Dylan era semejante aun oso, con una barba completamente poblada y una forma de caminar inclinada y con pesadez. Vístanlo con un traje rojo y envíenlo bajo la chimenea, pensó Bliss, sin confiar en poner toda su fe en el hombre torpe, aunque él era un destacado Hematólogo y venía de una antigua familia Sangre Roja de Conductos de confianza. “Mi secretaria me dijo que son amigas de Dylan Ward. Sé que han estado intentando comunicarse conmigo. Me disculpo por el retraso en responderles. Ha sido una semana bastante ocupada. Alguien escabulló a un conocido humano en uno de los dormitorios, y casi fue un baño de sangre”, se estremeció. “Pero no se preocupen, todo está bajo control por ahora”. El doctor sonrió. “Seguro”. Bliss asintió y tomó asiento al otro lado de su escritorio. “Somos sus amigas. Gracias por atendernos”. “No soy su amiga. Estoy aquí para averiguar qué está sucediendo con él para el Conclave”, dijo Mimi bruscamente. “Soy un Guardián”. Él levantó una ceja. “Te ves joven para tu edad”. Mimi sonrió. “Cuando piensas en ello, todos lo hacemos”. “Quiero decir, para alguien en tu posición”, dijo nervioso, tosiendo y revolviendo papeles en su escritorio. “Vaya al punto, Doctor. No vine aquí para debatir las políticas del Conclave. Qué sucede con ese caso perdido?”. El Dr. Andrews abrió el expediente en frente de él e hizo una mueca. “Dylan parece tener una forma de desorden post- traumático de estrés. Lo hemos inscrito en varias terapias de regresión para ayudarlo a recobrar sus recuerdos. Pero hasta el momento no ha hecho alguna conexión a nada. Ni siquiera recuerda lo que le sucedió hace cien años o lo que le sucedió hace un mes”. Era justo a lo que Bliss temía. Dylan era como un bote desamarrado, sujeto a nada y a nadie. “Entonces él solo tendrá amnesia para… siempre?”. “Difícil de decir”, dijo el doctor vacilante. “No nos gusta fomentar falsas esperanzas”. “Pero por qué”, dijo Bliss, sintiéndose extremadamente inquieta, “Por qué sucedió?”. “La mente hace eso algunas veces; borra todo en orden de función. Para embotar la fuerza de un trauma reciente”. Translated by Dana Alexia


~ 103 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“Él lo ha pasado mal”, susurró Bliss. “Ataque de un Sangre Plateada y todo eso”. Asintió Mimi. Él doctor consultó su expediente nuevamente. “Eso es algo interesante. Como le dije al Senador Llewellyn, en la medida que podemos determinar, no hay señales de corrupción de Sangre Plateada en su sangre. Él fue atacado, sí, y torturado gravemente, pero estamos escépticos de que él haya realizado la Caerimonia con otro compañero vampiro. No completó el proceso. O déjenme aclararlo: él ni siquiera lo comenzó”. Bliss quedó perpleja. “Pero…”. “Eso es ridículo”, dijo Mimi rotundamente. “Todos sabemos que Dylan asesinó a Aggie. Ella estaba drenada por completo. Y él era el único sospechoso. Incluso se lo confesó a Bliss”. “Lo hizo”, concordó Bliss. Dr. Andrews negó con su cabeza. “Tal vez fue engañado, o manipulado para pensar que él era uno de ellos. Nuestras conclusiones son completamente definitivas”. “Forsyth sabía esto? Que Dylan era inocente?”, preguntó Mimi con dureza. El doctor asintió. “Lo llamé tan pronto en cuanto llegaron los exámenes”. Mimi rió con una risa sarcástica. “Si Dylan no es un Sangre Plateada y no tomó a Aggie, eso quiere decir que probablemente él no estaba mintiendo cuando me dijo que no sabía donde estaban los vaqueros que ella me había pedido prestado”. “De qué estás hablando?”, preguntó Bliss, con su mente dando vueltas. “Olvídalo”. Mimi se encogió de hombros. Se puso de pie, y Bliss la siguió. “Muchas gracias por reunirse con nosotras, doctor. Ha sido de gran ayuda”. Bliss no podía concentrarse. Sus dedos temblaban mientras abotonaba su abrigo. Golpeó su rodilla con la mesa y casi tropieza. Dylan era inocente. Él no era un Sangre Plateada o a punto de convertirse en uno. Él era una víctima. Por meses, todos en la comunidad habían creído en la culpabilidad de Dylan en el asesinato de Aggie Carondolet. Que él había despachado a las otras víctimas, atacado a Schuyler, y herido mortalmente a Cordelia. Él le había dicho a Bliss que había hecho esas cosas. y ella le había creído. Pero qué sucede si él solamente estaba encubriendo a alguien más? Qué sucede si solo estaba haciendo pensar que estaba infectado?. Y si no había sido Dylan quien hizo todas esas cosas, entonces quien?.

Translated by Dana Alexia


~ 104 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 30 Era de noche cuando Schuyler dejó el apartamento en Perry Street. Su rostro aún estaba colorado de los besos de Jack, sus mejillas y labios eran un prometedor rojo profundo. Como todo en Nueva York, Schuyler estaba rebosante de salud. Un beso por un beso por un beso, pensó, aún confundida por su noche en Viena. Ellos habían regresado y arreglado para su escondite para una ducha y cambiarse de ropa. Jack se marchó primero – saliendo inadvertido por la puerta del lado – y ella había esperado la media hora necesaria antes de salir. Ella sonreía suavemente para sí misma, intentando calmar su cabello salvaje en un inesperado viento, cuando vio a alguien que no esperaba ver. Él estaba de pie al otro lado de la calle, mirándola con una mirada de horror y consternación. Una mirada en los ojos de Oliver y ella supo que él sabía. Pero como? Como pudo saberlo? Ellos habían sido tan cuidadosos manteniendo su amor en secreto. La pena estaba en todo su rostro que era demasiado para aguantar. Schuyler sintió las palabras atrapadas en su garganta mientras cruzaba la calle para estar en frente de él. “Ollie… no es…”. Oliver le lanzó una mirada de odio, se dio vuelta, y comenzó a caminar, luego salió corriendo. “Oliver, por favor, déjame explicarte…”. En un destello, ella estaba de pie en frente de él. Él podía correr, pero no podía dejarla atrás. “No hagas esto. Háblame”. “No hay nada que decir. Lo vi marcharse, y luego, justo como ella dijo, esperé media hora, y luego tú te marchaste. Estabas con él. Me mentiste”. “Yo no – no es eso – Oh Dios, Oliver”. Los sollozos tomaban forma, Schuyler sintió su tristeza y furia inundándola. Si solo él la golpeara, si solo él la azotara – hacer algo en vez de estar de pie ahí viéndose tan devastado que ella solo podía sentirse más devastada. Comenzó a llover. Nubes de tormenta se abrían en lo alto, y caían las primeras gotas de lluvia, luego les caía encima. Ellos se iban a empapar. “Tienes que elegir”, dijo Oliver, mientras la lluvia se mezclaba con lágrimas que caían por sus mejillas. “Estoy cansado de ser tu mejor amigo. Estoy cansado de ser tu Translated by Dana Alexia


~ 105 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

segunda opción. Ya no aceptaré eso. Es todo o nada, Schuyler. Tienes que decidir. Él o yo”. Su mejor amigo y Conducto, o el chico que amaba. Schuyler sabía que sucedería esto algún día. Que tendría que perder a uno para tener al otro. Que este juego traería consecuencias. Que no continuaría con lo que tenía – con un amor vampiro y un conocido humano, sin darse cuenta de ello. Ella le había mentido a Oliver, le mintió a Jack, les mintió a todos, incluyéndose ella misma. Pero sus mentiras finalmente la atraparon. “Eres egoísta, Schuyler. Jamás debiste haberme convertido en tu conocido humano”, dijo Oliver impasible. “Pero dejé que ocurriera porque me preocupé por ti. Estaba preocupado en qué te sucedería si no lo hacía. Pero tú – si alguna vez te importé, si alguna vez pensaste en mí, debiste haber tenido la decencia de contenerte. Sabías exactamente lo que siento por ti, y de todos modos me utilizaste”. Él tenía razón. Schuyler asintió sin habla mientras la lluvia caía a mares sobre su cabello y sus ropas, sus prendas se empaparon. Oliver siempre había sido el más sensible de los dos. Él se había enamorado de su mejor amiga, la había amado desde la primera vez que se conocieron, la llevó en el corazón durante años, pero si ella no hubiese realizado la Caerimonia, no hubiese bebido su sangre, no hubiese dejado su huella en su alma, quizás algún día él hubiese dejado de sentir ese sentimiento por ella. Si hubiese encontrado a otro conocido humano, si hubiese escogido a otro chico, el enamoramiento de Oliver pudo haber marchitado en un suave y no vinculante afecto. Oliver habría sido capaz de madurar, amar a una chica Sangre Roja, tener su propia familia algún día. Pero ella lo hizo suyo. Ella había sellado su afecto con esa primera mordida tentadora. El Beso Sagrado lo marcó como su pertenencia. Ella había actuado con egoísmo, innecesariamente, imprudentemente. Él no tuvo más opción que amarla. Incluso si él la dejaba ahora, jamás amaría a otra persona; siempre estaría solo. Él estaba condenado, y ella maldijo a ambos con su debilidad. “Lo lamento”. Los ojos de Schuyler estaban repletos de lágrimas. No habría otra forma de hacerlo correcto. “Si lo lamentas, lo dejarás. Jack jamás será tuyo, Schuyler. No como yo que soy tuyo”. Ella asintió, llorando amargamente, secando sus lágrimas y su nariz goteando con una manga húmeda. Ella sabía que se veía tan desdichada como se sentía. Oliver se ablandó. “Vamos, salgamos de la lluvia. Vamos a agarrarnos un resfrío”. Llevó gentilmente a Schuyler a refugiarse a una tienda con toldo. “Eres demasiado bueno conmigo”, susurró Schuyler. Oliver asintió. Él sabía qué era amar a alguien que no le correspondía – o no podía – amarle. Pero no tenía otra opción. Ninguno la tenía.

Translated by Dana Alexia


~ 106 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

ARCHIVO DE GRABACIONES DE AUDIO Depósito de Historia Solo Autorización Consagrada Transcripción del reporte de Venator 3/3

Venator Martin: ellos han llamado para el juicio de sangre. Seremos reconocidos. Seré descubierto. Charles Force: Si, lo escuché. Debes ser rápido. Debes desaparecer. Te ayudaré. VM: Pero quiero saber por qué. Por qué me hizo llamar al Sangre Plateada? Por qué?. CF: Porque tenía que saber. VM: Saber qué?. CF: Si era posible. VM: A qué se refiere?. CF: Debió no funcionar, (agitado) jamás debió ocurrir – solo era una prueba. Para ver… VM: Qué?. CF: No hay tiempo, (susurros) sé lo que debo hacer ahora. VM: Pero el Regis. Él querrá una explicación por mis acciones. CF: Si. Me ocuparé de Lawrence. No te preocupes. Él, todos, entenderán por qué hice lo que tenía que hacer. Ahora, escúchame. Te enviaré a Corcovado…

Translated by Dana Alexia


~ 107 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 31 “Sky, te ves fatal. Qué sucede?”, preguntó Bliss, encontrando a Schuyler taciturna en la entrada de su habitación. Los ojos de Schuyler estaban rojos del llanto, y estaba limpiándose la nariz con un pañuelo. “Tu criada me dejó entrar. Espero que no te moleste. Están tus padres por aquí?”, preguntó Schuyler, aún lloriqueando. “No. Están en alguna campaña de recaudación de fondos. Lo que es nuevo. Entra. No es que les importe de todos modos. Sabes que les agradas”, dijo Bliss. Tan pronto ella lo dijo, Bliss se dio cuenta que no estaba seguro de que eso fuera cierto. Sus padres jamás mostraron algún interés en sus amigos. Ellos aún asumían que ella pasaba el rato con Mimi Force. Eso demuestra cuan despistados eran. Ni siquiera han conocido a Schuyler u Oliver. “Estás bien?”, preguntó Bliss. Schuyler negó con su cabeza. Siguió a Bliss hasta su dormitorio y se subió a la cama, apoyándose en las almohadas y cerrando sus ojos. “Oliver me odia”, dijo ella con un extraño llanto mientras restregaba sus ojos. “él vio… a… los dos… Jack y…”. “Lo sabe”. Bliss asintió. A si que eso era lo que Mimi le dijo a Oliver esa tarde. En respuesta, Schuyler agarró la afelpada almohada y se la puso detrás de su cuello. “Si”. Bliss suspiró. Recogió el control remoto de la tv y comenzó a revisar los programas grabados. “Viste el último episodio de The Beach?”. “No, ponlo”, animó Schuyler. El invento de “reality show” sobre vidas de tres frívolas y extrañamente fascinantes rubias de Los Ángeles era su favorito. “Entonces como lo descubrió?”, preguntó Schuyler, manteniendo sus ojos en la pantalla. Luego pausó la imagen y se volteó a Schuyler. “Aunque, supongo que no importa. Sabías que al final lo haría”. “Lo sé”, dijo Schuyler. “Desearía que no me miraras de esa forma. Sé lo que estás pensando”. “No he dicho nada”. “No tienes necesidad de hacerlo”. Bliss frotó la espalda de Schuyler. Ella era comprensiva, pero Schuyler sabía lo que estaba haciendo cuando se enrolló con Jack. Ella había alejado a un amigo, y para qué – Jack Force? Qué le vio de todos modos?. Translated by Dana Alexia


~ 108 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“Mira, debo decirte algo: Mimi y yo visitamos a Dylan hoy”, dijo Bliss. Ella repitió todo lo que el doctor le dijo. Schuyler estaba asombrada y confundida. “Entonces si no fue Dylan quien mató a Aggie y a todos los demás – quien fue?”. “Quien sabe?”. “Alguien más sabe de esto? Que no lo hizo?”. “Alguien más que Mimi y yo? Si. Forsyth”, dijo Bliss. Ella se dio cuenta que de alguna forma últimamente no podía permitirse llamarlo “Papá”. “Dr. Andrews dijo que lo llamó una vez que llegaron los exámenes”. “Pero tu padre no te mencionó nada?”. “Ni una palabra”. “O al Conclave?”. “Mimi dijo que Forsyth no les contó sobre Dylan”, dijo Bliss, sintiéndose más y más avergonzada por las acciones de su padre. “Me pregunto por qué…”. “Quizás el quería ayudarme”, dijo Bliss a la defensiva. “Él sabía que el Conclave querría destruir a Dylan, a si que se los ocultó”. “Pero Dylan no es un Sangre Plateada”, dijo Schuyler. “Y jamás lo fue. Asi que no hay amenaza que pueda ser destruido. Ellos realizaron el examen, y lo pasó. Oye, qué hay con la maleta?”, preguntó, indicando a la Tumi con ruedas empacada a la mitad a los pies de la cama de Bliss. “Oh si, nos vamos”. “A donde?”. “Río. Forsyth dijo que Nan Cutler llamó a una reunión de Conclave importante, les dijo que tu abuelo necesitaba ayuda, y ahora todos van”. “Qué tipo de ayuda?”, exigió Schuyler. “Oye – no te preocupes”, dijo Bliss, viendo la expresión de pánico en el rostro de su amiga. “Estoy segura que todo está bien”. “No he escuchado a Lawrence en bastante tiempo”, admitió Schuyler. “He estado tan enganchada con Jack que ni siquiera lo he notado. Qué más dijo Forsyth?”. Bliss fue reacia para decirlo, pero decidió que Schuyler tenía derecho a saberlo. “No estoy cien por ciento segura, pero sonaba como si Lawrence estaba en una especie de problema”. “Qué tipo de problema?”. “Ojalá pudiera decirte. Todo lo que sé es que esta mañana Forsyth nos dijo a todos que íbamos a Río. Asuntos del Conclave”, apuntó el control remoto en dirección de la pantalla de la tv y adelantó los comerciales. El show comenzó, y Bliss metió la mano bajo su cama y le entregó a Schuyler una bolsa de sus papas fritas jalapeñas favoritas. “De todos modos no te preocupes por Ollie. Ya volverá en sí. Sabes que lo hará”. Translated by Dana Alexia


~ 109 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“No lo sé. De verdad creo que me odia, Bliss. Me dijo que era él o Jack. Que tenía que escoger”. “Y qué dijiste?”. “Nada”, Schuyler parpadeaba intentando controlar las lágrimas. “No puedo elegir. Sabes que no puedo”. Lanzó la bolsa vacía y golpeó una almohada. “Todo está mal”. Bliss mantenía un ojo en la tv y el otro en su amiga. Sinceramente ella acordaba con el juicio de Schuyler. Todo se sentía podrido. Era como cómo Forsyth no había sido directo con ella sobre Dylan. Algunas veces se sentía como si todos estuvieran mintiendo sobre todo. Después de unos minutos de ver a la estrella principal del programa romper con su novio por enésima vez, Schuyler habló. “Sabes, no he oído nada de Lawrence desde que ha estado allá, excepto esos deseos de que el clima estuviera más frío. Si realmente está en peligro, no crees que me habría dicho algo? Quizás enviarme un mensaje?”. “Quizás no quiere preocuparte”, dijo Bliss. “Probablemente lo está haciendo para protegerte. Si algo malo sucede en Corcovado, él dijo que quería que te mantuvieras lejos de ahí”, le recordó. “Supongo”. Schuyler jugaba con una borla en su almohada.”Pero se siente extraño, sabes? Quiero decir, Lawrence no confía en nada con el Conclave. No desde Plymouth”, dijo ella. “Por qué los llamaría ahora?”. “Qué piensas?”, preguntó Bliss. Ella notó que había una mirada decidida en los ojos de Schuyler. Al menos la chica finalmente dejó de llorar por esos chicos. Esta era la Schuyler que ella conocía y admiraba. “Voy a ir para allá. Si Lawrence está realmente en peligro, debo ayudarlo. D eotro modo no podré vivir tranquila conmigo misma”. ARCHIVOS DE GRABACIONES DE AUDIO: Depósito de Historia CONDUCTO: Hazard-Perry, Oliver POSICIÓN: familia Van Alen Reporte Personal archivo 5/19 “Las notas transcritas de dos minutos de la cinta estaban perdidas en la observación. La transcripción comienza como sigue:” Schuyler te dirá que no tiene opción en el asunto. Ella cree que la amo porque tengo que hacerlo, o porque no tengo alternativa, pero se equivoca. Ella a veces también se da muchos créditos. Sabía lo que hacíamos, cuando hicimos la Caerimonia. Sabía exactamente lo que significaba. Sabía que lo haría. Más importante, sabía que ella no sentía lo mismo por mi. Sé eso hace bastante tiempo. Crees que soy estúpido?. Translated by Dana Alexia


~ 110 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Entonces por qué lo hice?. No lo sé. No iba a hacerlo. En mi defensa, le dije no la primera vez. Estábamos sentados ahí en la habitación del hotel, y ella estaba sentada en mi regazo, y se sentía bien, sabes. Estar tan cerca de ella. Pero no era eso. Éramos amigos. Estábamos juntos. Me gustaba del modo en que piensa. Como el sonido de su risa. Como se vestía en esas capas oscuras. De qué se estaba escondiendo?. Si pensaba que era bella? No soy ciego, cierto? Por supuesto que pensé que era bella. Pero era más que eso – me gustaba que ella vistiera esa horrible sombra azul en los ojos que los chicos no notan cosas como el maquillaje, pero lo hacemos – y que se corría al final del día. Ella tendría esos enormes ojos de mapache, y ella no lo hubiese notado… no lo sé. Estaba encantado. Pero no sentía esto por ella en ese entonces. Ni siquiera en octavo grado cuando tuvimos que ir al baile de Sadie Hawkins juntos y ella me pidió ser su cita, y pasamos toda la noche sentados en una esquina riéndonos de todos. No bailamos, y ella vestía ese espantoso y ancho vestido. No, no estaba enamorado de ella entonces. Me enamoré de ella cuando descubrió que era un vampiro. Solo hace unos meses atrás. Cuando aceptó su herencia y no se acobardó de su destino. Porque saben quién suponía ser, cierto? O sea, la hija de Gabrielle. Asunto difícil. Ella es tan fuerte que me asusta. No estaba mintiendo cuando le dije eso a ella. Entonces, si – otra vez, me estas preguntando por qué lo hice. Por qué la dejé tomar mi sangre, dejarla que me marcara como su propiedad. Hacer toda esa cosa “familiar”. Y todas esas cosas. Ni siquiera sé por qué me molesté con esos reportes. De todos modos, quién los escucha?. De todos modos, supongo que la verdad del asunto era que no quería que ella lo hiciera con alguien más. No quería compartir. Ella ya era tan diferente a mí, ya cambiaba. Ella es diferente. Ella va a vivir para siempre, mientras yo solo voy a estar por aquí una vez. Quería aferrarme. Porque sí, la amo. La amaba cuando ella vino a mí esa noche en el Banco. Cuando me estaba buscando y estaba tan aliviada al verme. Cuando aceptó todo lo que le dije, y no enloqueció tanto cuando le dije lo que sabía. Que era su Conducto. Ese es el por qué tomo el siguiente avión a Río tras ella. Si, Bliss me dijo lo que iba a suceder. Piensas que la dejaría ir sola? Estás bromeando, cierto?. Pero si crees que caminé a esto a ciegas, estás equivocado. Sabía que ser su conocido humano no cambiaría nada. Sabía que hasta si ella sabía que estaba enamorado de ella, no cambiaría lo que ella sentía por mi. Sabía que perdería al final.

Translated by Dana Alexia


~ 111 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Qué pienso de Jack Force? No lo hago. No pienso mucho en él. Solo otro chico que cree que es el regalo de Dios en la Tierra. En su caso, probablemente es literal. Pero, saben – es irrelevante para mí. No lo tomo en cuenta. Incluso si terminan juntos., lo que dudo demasiado dado a la fuerza de este vínculo en particular – Mimi no bromea, no fastidiaría a Azrael – pero incluso si Schuyler aún lo ama, o piensa que lo hace, no importa. Porque Jack va a dejarla un día, sé que lo hará. Él es demasiado para Schuyler. No son el indicando para el otro. Cualquiera puede ver eso. Y cuando él la abandone, yo estaré ahí. No importa cuanto tiempo tarde, estaré ahí para ella. Esperando. Así que creo que Schuyler se equivoca. Creo que soy un chico bastante romántico después de todo.

Translated by Dana Alexia


~ 112 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 32 Solo pronunciar el nombre del aeropuerto de Río – Gaelao – podía introducirla a una atmósfera lista para el Carnaval, pensó Schuyler. Gahhhhlaaaaeonnn. Ahora entendía por qué tanta gente viajaba a este país: hasta el nombre de su aeropuerto prometía seductoras y misteriosas aventuras. Schuyler, sin embargo, se sentía lejos de un romance de cualquier tipo. No podía dejar de pensar en Jack sin pensar en Oliver. Era demasiado doloroso. Escaparse de los Force había sido fácil: ella salió por la puerta. Charles estaba escondido en su estudio de nuevo, Trinity estaba fuera en un spa solo para chicas, mientras Mimi estaba viajando a Río con el Conclave. Jack continuaba en Nueva York. La otra noche le dejó otro libro bajo su puerta. Una copia de Anna Karenina. Pero no fue a encontrarse con él. Ella ni siquiera tuvo el valor de llevar el libro con ella en el vuelo de nueve horas. No durmió nada durante el viaje, y el asiento estrecho no ayudaba en nada. Schuyler solo había viajado con Cordelia u Oliver y su familia. Con su abuela ellos habían tomado pequeños aeroplanos con hélice hasta Nantucket, y Oliver solo viajaba en primera clase. Ella una vez pensó en si misma como una chica fuerte que no necesitaba una vida con lujos, un error bastante común hecho por aquellos que jamás experimentaron una vida con inconvenientes. El avión finalmente aterrizó, y Schuyler recuperó su bolso del contenedor y arrastró sus pies hasta el inicio de la fila. El aeropuerto era decepcionante, para nada la vida de la promesa mágica de su apodo. La aduana y los espacios de inmigración eran largos y abiertos, pero la decoración era fría, utilitaria, anticuada, e institucional. Para nada linda, sensual, o lo que sea que Schuyler había asumido que le daría la bienvenida cuando llegara. Estaba vacío y silencioso. Ella esperaba una fiesta, y se encontró con el Kremlin. Schuyler entendió que la ciudad era considerada bastante peligrosa, y mantuvo una mirada cautelosa. Lawrence aún estaba frustrantemente inalcanzable. Los últimos mensajes que le envió no habían sido contestados, y Schuyler no podía bloquear su señal. Siguió a la multitud hasta el frente del terminal. Bliss le había aconsejado tomar un taxi, pero con el poco dinero que llevaba, decidió afrontarlo tomando unos de los buses desvencijados que llevaban a áreas centrales a lo largo de las playas y se detenían alrededor de los principales hoteles. El bus estaba lleno de ruidosos mochileros australianos, y Schuyler encontró un asiento en el frente entonces podía mirar por la ventana. El viaje desde el aeropuerto era Translated by Dana Alexia


~ 113 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

confuso, mientras la autopista tenía varias curvas, incluyendo pasar por unos cuantos túneles, los que la dejaba sin sentido de dirección. De vez en cuando Schuyler vio magníficos acantilados de rocas con musgo y colinas cubiertas con vegetación tropical, encima de la costa de arena amarillenta y agua azul. También vislumbró las históricas favelas – los barrios urbanos del país que salpicaban los acantilados y las laderas. Repercusiones de la evidencia del terremoto estaba en todas partes, desde lotes cubiertos de basura llenos con pájaros carroñeros hasta montones de escombros que salpicaban el paisaje. Entre las vistas de la montaña y el mar ella vislumbró altísimas torres, edificios de acero y vidrio que no fueron afectados por el desastre. En el camino también notó varios autos fuera del camino de la autopista, detenidos por policías altamente armados en alguna especie de inspección. Todo era exótico y bello y feo al mismo tiempo. Finalmente los nombres en las señales de las calles se veían familiares: Ipanema, Copacabana, Leblon. Vio la famosa estatua de Jesús con sus brazos extendidos como si abrazara la ciudad, Cristo Redentor, O Cristo Redentor, en la cima de Corcovado. Ella estaba disfrutando la vista mientras el bus traqueteaba por la ruta, cuando de pronto su motor murió. El conductor maldecía efusivamente mientras empujaba a un lado del camino. Schuyler estaba confundida, especialmente cuando el chofer pidió a los pasajeros desembarcar a lo largo de la autopista, y llevar su equipaje con ellos. “De nuevo lo mismo”, se quejaba uno de los desgarbados australianos. “Ocurre demasiado?”, preguntó. “Todo el tiempo”, le dijeron. El conductor les aconsejó tomar un descanso y regresar en una hora mientras intentaba reparar el motor. Afortunadamente no fueron demasiado lejos del boulevard principal. A lo largo de la orilla había pavimentado un sendero con incrustaciones de conchas de mar en un mosaico, lleno de personas que hacen footing, paseando, con patines, y coches. Schuyler encontró una tienda de jugos cerca y compró un zumo. El calor tropical la estaba haciendo sentir marchita. Pero cuando regresó al lugar designado una hora después, el bus que la llevaba, junto con los bulliciosos australianos, se había marchado. Estaba sola. Su molestia estaba compuesta por un destello de incertidumbre cuando notó una pareja de jóvenes aunque – delgados chicos con pies descalzos en pantalones cortos y poleras de Chicago Bulls caminando hacia ella. Ellos miraron a la turista con ropa negra delgada. “Turista?”. Ella sabía que no tenía nada que temer, pero no quería arruinar su cubierta. Los chicos se acercaban más. Solo entonces notó a uno de ellos que sostenía una botella quebrada. Y justo cuando pensó que tendría que comenzar a defenderse sola, un brillante auto negro se estacionó. Se veía a prueba de balas, con ventanas oscurecidas. Translated by Dana Alexia


~ 114 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Ahora qué? Schuyler pensó que solo encontraría más problemas. Luego una de las ventanas bajó. Schuyler estaba segura que jamás se había sentido tan feliz de ver al chico adentro. “Me tomó un tiempo encontrarte. Lamento haberte perdido en el aeropuerto. Mi vuelo se atrasó”, dijo Oliver mientras abría la puerta trasera. Schuyler notó que tenía a dos guardias en el asiento trasero, y uno en el frente, incluyendo el chofer. “Qué estás esperando? Entra”.

Translated by Dana Alexia


~ 115 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 33 El Hotel Palace Copacabana era uno de los destinos favoritos de Mimi. Ella había viajado muchas veces a Río por el Carnaval y siempre se quedaba en la misma habitación de la esquina. No tenía idea por qué Nan Cutler trajo al Conclave a Sudamérica, pero no preguntó. Por otro lado, no era como si ella fuese a dejar escapar la oportunidad de no ir a la escuela. Jack no había expresado interés en acompañarla, y ella no presionó con el tema. Una vez que estén vinculados, viajarían juntos por el mundo. Lo extrañanaba, pero también estaba entusiasmada al estar sola en una nueva ciudad. Dejó su toalla sobre la tumbona ubicada en la terraza privada del techo fuera de su habitación. El Conclave había sido invitado a cenar en Casa Alameida, una villa en las colinas, en la noche. Las Almeidas habían sido parte del contingente Sangre Azul que se mudó a Brasil en 1808, cuando la familia real Portuguesa y varios nobles habían huído de, en lugar de pelear, el conquistador Napoleón. Se mudaron de los asientos en el patio de los reyes a una colonia, haciendo de Río su primera capital no europea de un país europeo. Por supuesto, una vez que se refugiaron jamás regresaron, y declararon a Brasil independiente, y al príncipe, emperador. Pero cuando el país se declaró república en 1889, los Sangre Azul de la ciudad se retiraron y concentraron en lo que mejor hacían: renacer. Mimi admiraba lo que los Sangre Azul Brasileros habían hecho con su ciudad, y se recordó de invitarlos a la Gala de Primavera. Las familias realmente deberían conocerse mejor, pensó. Tantos de ellos viviendo tan lejos del otro ahora. Por supuesto las cabezas de varios Comités se reunirían con los miembros antiguos del Aquelarre en Nueva York cada año, pero de lo contrario ellos casi no tenían contacto con el otro. Se tendió boca abajo sobre la toalla y desamarró las tiras de su bikini. Un chico musculoso de la piscina se acerco, su oscura piel y cabello destacaba contra su traje de baño blanco. “Caipiriña?”. “Seguro”. Mimi se apoyó en sus codos y no se molestó en cubrirse. La mirada indiferente de él – casi realmente detestable, la forma en que él le miraba su pecho, agitaba los sentidos de ella. Ella siempre estaba en una caza por un nuevo conocido humano, y cuando está en Río…

Translated by Dana Alexia


~ 116 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 34 En la medida en que Bliss se preocupada de poder quedarse en Río para siempre. Toda la tarde deambuló por las hermosas playas de la ciudad, vistiendo traje de baño que había adquirido en la tienda del hotel cuando el que trajo la hacía verse demasiado puritana para esta ciudad. Se estaban quedando en el fabuloso Hotel Fasano en Ipanema, y aunque Bliss disfrutaba tomar sol sobre la terraza cubierta, ansiaba caminar por la costa sola. BobiAnne le había pedido que llevara a Jordan con ella, y las hermanas se estaban divirtiendo nadando en el océano y las personas observando. Las brasileras usan pequeños bikinis, sin importar su silueta o tamaño; era liberal y un tanto horroroso al mismo tiempo. La americana en Bliss creía que las abuelas no debieran usar tangas. Aún así, realmente estaba comenzando a disfrutar, relajándose en el clima seductor y olvidando que estaban en Río por algún asunto bastante serio. Ella había escuchado a Forsyth conversando con Nan Cutler, y sonaba como si Lawrence estuviera en un verdadero problema. Sus padres no dijeron nada, pero era obvio que estaban incómodos y ansiosos. Forsyth seguía hablando bruscamente con cada pequeña cosa, e incluso BobiAnne estaba al límite. Bliss se preguntaba si Schuyler tuvo suerte en contactarlo. Bliss no había sido capaz de convencer a su familia de traer a Schuyler con ellos. (“Absolutamente no”, dijo su padre. “Ella es la pupila de Charles y no creo que le de permiso”). Entonces hizo la siguiente mejor cosa y le dio a Schuyler el dinero suficiente de su cuenta personal para conseguir un pasaje. Schuyler probablemente ya estaba en la ciudad, pero se suponía que debía llamar a Bliss en cuanto llegara, y hasta el momento no había sabido nada de ella. Esperaba que Schuyler estuviera bien. Río no era el lugar para que chicas jóvenes viajen solas. Intentó llamar nuevamente a Dylan, pero no había respuesta. Los dos habían tenido el hábito de hablar cada noche y comunicarse durante el día. Ella sabía cuando él hacía yoga, cuando tenía terapia, y a qué hora almorzaba. Le molestaba que él no le hubiese respondido ninguno de los mensajes. Donde estaba?. Marcó el número principal del centro y le preguntó al encargado. “Dylan?”, la voz de la terapista era alegre. “Se marchó el otro día”. “De verdad?”. Esas eran noticias para Bliss. Dylan ni siquiera había mencionado que era apto para salir. “Sabe quien lo retiró?”. “Veamos…”, hubo un sonido de papeles revueltos. “Dice que fue dado de alta por el Senador Llewellyn”. Translated by Dana Alexia


~ 117 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Bliss se sintió inquieta. Obviamente su padre no le había mencionado nada de esto. Quizás era momento de enfrentarlo sobre lo que ella sabía, pero pensar que tenía que planteárselo a Forsyth y su estómago se sentía mareado. Dylan pudo haberla llamado cuando tuvo oportunidad, ella estaba segura que lo haría. Solo tendría que esperar. A su lado Jordan estaba acurrucada bajo un quitasol, cubierta con toallas y pantallas solares. Bliss se mofaba de ella – sacando su preocupación por Dylan insultando a su hermana. “Tu tampoco te bronceas”, contestó Jordan. “Si, pero no me importa. Me gusta quemarme”. “B, puedo beber jugo de coco?”, preguntó Jordan, apuntando al vendedor que estaba pregonando las bebidas frías. “Seguro”. Bliss buscó en su bolso por su billetera, cuando de pronto todo se volvió blanco. No podía ver nada. Estaba completamente ciega – casi como si alguien más estuviera mirando por sus ojos. Como si hubiera otra persona dentro de su cabeza. Cuando su visión regresó, ella estaba tiritando. “Qué ocurrió?”, le preguntó a Jordan. El rostro de Jordan estaba sin color. “Tus ojos – eran azules”. Bliss tenía los ojos verdes, tan verdes como la esmeralda que destellaba alrededor de su cuello. “Estás bromeando”, se rió Bliss. Jordan se veía como si estuviera intentando decidir algo. Finalmente habló. “Escucha, tienes que creer que no tuve opción, de acuerdo?”. Agarró el brazo de Bliss. “De qué estás hablando?”, preguntó Bliss, completamente confundida. Jordan solo negó con su cabeza, y Bliss estaba horrorizada al ver a su estoica hermana menor al borde de las lágrimas. “Nada, no es nada”, lloriqueó Jordan. Bliss la abrazó. “Cálmate, niña”. “Recuerda que fuiste como una verdadera hermana para mi”, susurró Jordan tan suave que Bliss se preguntaba si ella lo decía realmente o si solo estaba escuchando cosas. “Lo que sea por lo que estés preocupada, todo va a estar bien, de acuerdo?”, dijo Bliss, abrazando fuertemente a su hermana. “Nada va a suceder, lo prometo”.

Translated by Dana Alexia


~ 118 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 35 “Oliver como puedo agradecerte”, dijo Schuyler, abrochando su cinturón de seguridad. Miró a los guardaespaldas armados. “No crees que lo has recargado con los músculos?”. Él se encogió de hombros, “Uno nunca puede ser demasiado cuidadoso”. Schuyler asintió. “Esto quiere decir que no estás enojado conmigo?”. “No hablemos de eso ahora. Estamos aquí por Lawrence, cierto?”. “Cierto”. “Sabías que todo el Conclave está aquí?”, preguntó. “Vi al Guardián Oelrich en mi vuelo. Y a los Dupont y Carondolet están en mi hotel”. “Lo sé. Bliss me contó que la Guardián Cutler llamó a una reunión de emergencia y los trajo aquí. Han encontrado a Lawrence?”. “Ese es el problema. Nadie ha hablado con Lawrence. Todos se están alistando para una gran cena esta noche en alguna casa de un Sangre Azul Brasilero”, dijo, mientras el auto conducía por el verdadero centro de la ciudad, y el paisaje se volvió incluso más pintoresco: follaje exuberante, preciosas playas, e igualmente hermosas personas bronceándose en ella. “Donde te estás hospedando?”, preguntó Schuyler. “El Faano, el nuevo hotel de Philippe Starck. Bliss también está ahí. Te hubiese pedido una habitación, pero ya no quedaban. Crees que estará bien si compartimos mi habitación?”, preguntó. “Por supuesto”, dijo ella, intentando no verse incómoda. “Escucha… sobre lo que sucedió la otra noche”. “No hablemos de eso ahora”, dijo Oliver. “Lo que quiero decir es que fui un poco dramático, no? Él o yo. Lo que sea”. “Entonces no lo decías en serio?”, preguntó Schuyler esperanzada. “No lo sé. Solo… preocupémonos primero de Lawrence y hablemos de esto después. Está bien?”. “Seguro”, Oliver tenía razón. No tenían tiempo para pensar en eso. Debían encontrar a Lawrence. El continuo silencio de su abuelo la preocupaba. Qué si fue atrapado, o contenido, o peor? Había sido prudente venir a Río solo? O reunirse con el equipo de Kingsley? Kingsley quien también estaba incomunicado, de acuerdo a lo que dijo Bliss. Schuyler aún no entendía por qué Kingsley, quién había demostrado ser un Sangre Plateada – Translated by Dana Alexia


~ 119 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

aunque reformado – había sido permitido regresar como un Venator. Su abuelo no era una persona crédula, y tuvo que haber tenido una buena razón para confiar nuevamente en Kingsley, especialmente después de lo que sucedió en Venecia. Pero aún así… Ella estaba preocupada. Cerró sus ojos y pensó en su abuelo. Se imaginó su cabello leonino, su porte aristocrático. El envío fue regresado inmediatamente. Qué haces aquí? Exigió Lawrence enfadado. Obviamente estaba muy molesto, y peor, sonaba perfectamente bien. Salvarte? Envió Schuyler con indecisión. Hubo un sonido como un resoplido telepático. Encuéntrame en el Palace bar. En una hora. *** Lawrence estaba vestido con su usual tweed y pesadas lanas cuando lo encontraron en el bar en el Copacabana Palace. Su rostro estaba rojo, y el sudor caía por su frente. Schuyler pensó que no se quejaría demasiado del clima si se vistiera de acuerdo a eso. “Se suponía que te quedaras en Nueva York”, dijo Lawrence severamente mientras saludaba. Tomaron asiento en el bar y Lawrence ordenó una ronda de tragos. Un Bellini para él y piña colada para su nieta y su Conducto. Incluso si el alcohol no afectaba a los vampiros, a Lawrence le gustaba acatar las reglas de los Sangre Roja y fruncir el ceño sobre los tragos para “menores”. “Pero abuelo… escuché que estabas en problemas”. Ella se retorció en su asiento. Se sentía aliviada que Lawrence estuviera bien, pero la mirada dura de su abuelo hacía que sus recientes acciones se sintieran impulsivas y tontas. Más y más parecía que su viaje fue innecesario e innecesariamente dramático. “Esas son noticias para mi”, dijo Lawrence, sacando su pipa. “Pero por qué no devolviste mis envíos?”, preguntó Schuyler. “Me preocupé”. Lawrence chupó su pipa antes de contestar. “No los escuché. No he escuchado nada de ti hasta hoy”, dijo él, soltando el humo al aire. La mesera regresó con sus tragos, y chocaron sus vasos. “Aquí no se fuma, señor”, le dijo. “Por supuesto que no”, guiñó Lawrence mientras continuaba fumando, jugando con un cenicero de plata sobre la mesa. La mesera se vio confundida y se marchó, solo otra víctima del encantamiento. Lawrence se volteó a Schuyler. “Has practicado los ejercicios que te enseñé? Concentrarte en localizar mi espíritu?”. “Si, por supuesto”, dijo Schuyler un poco impaciente. Translated by Dana Alexia


~ 120 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Oliver interrumpió. “Los mensajes telepáticos están encriptados, cierto? Puede alguien – no lo sé – trastornarlos? O borrarlos de alguna forma?”. “Así no es como funciona”, dijo Schuyler. “No son como correos electrónicos enviados por una red. Usando el encantamiento es una línea directa para la consciencia de alguien. No pueden… meterse en él. Cierto abuelo?”. “No estoy seguro. Puede que tengas un punto, jovencito”, dijo Lawrence pensativo mientras bebía su trago. “Usar la telepatía depende de las habilidades de un vampiro para intervenir en el ‘otro mundo’, lo que los humanos llaman paranormal. La fuente de nuestro poder viene de la gran división, el lugar donde nuestras fronteras usuales entre los mundos material y espiritual se caen”. “Y eso es Corcovado; el cruce está aquí”dijo Schuyler. “Si”, dijo su abuelo, las líneas de su ceño fruncido se profundizaron. “Y Kingsley? Lo has visto?”, preguntó Schuyler. “Estamos en contacto”. “Entonces él tampoco está desaparecido”. Su abuelo se vio perplejo. “No. Hemos estado en contacto todo el tiempo”. Schuyler negó con su cabeza. “Es solo… que oímos…”, dijo débil. “Que tú y Kingsley… olvídalo”. Lawrence continuó mirando misterioso mientras golpeaba la base de su trago. Oliver se retiró de la mesa para contestar su teléfono celular, y Schuyler tomó la oportunidad para preguntarle a su abuelo algo que la estaba aproblemando por semanas. Pero la respuesta no fue lo que ella esperaba. Lawrence miró directamente a su nieta, bajo sus arqueadas cejas. “No hay otro camino. Suponiendo que Jack rompa su vínculo, no hay recurso para él. Va en contra de nuestras leyes. El Código de los Vampiros. Si su gemela invoca el pacto, habrá un juicio. Si es encontrado culpable, será condenado. Quemado. Si elige huir en vez de enfrentar el juicio, su propia gemela debe traerlo para hacer justicia”. La respiración de Schuyler se atragantó en su garganta. “Pero Allegra… ella está viva”. “Allegra está prácticamente muerta por sus propias manos. Charles sostuvo que la sentencia no podía ser cumplida mientras estuviera inconsciente. Pero una vez que despierte, está sujeta a las leyes, como también él”. “Entonces por qué sigue esperando que ella despierte algún día?”, preguntó Schuyler, pensando en Charles arrodillado al lado de la cama de su madre. “Charles se rehúsa a reconocer el rompimiento del vínculo. Pero lo tendrá que hacer. Si ella despierta, el Aquelarre insistirá en un juicio”. “Pero tú eres el Regis. Puedes salvarla”, insistió Schuyler. Puedes salvar a Jack. “Nadie está por encima del Código, Schuyler. Ni siquiera tu madre”, dijo Lawrence, y Schuyler podía jurar que escuchó angustia en su voz. “Entonces Jack perderá su vida de una forma u otra”.

Translated by Dana Alexia


~ 121 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Lawrence aclaró su garganta y sacó las cenizas de su pipa en un cenicero de cristal. “Si él rompe el vínculo, incluso si consigue escapar del juicio, su espíritu será reducido. No hay muerte para nuestra especie, pero estará completamente consciente de su parálisis. Afortunadamente él nunca ha estado tentado en romper sus votos. Abbadon es coqueto y pícaro, pero es leal a su corazón. Él no cortará el vínculo con Azrael tan fácilmente. Pero Schuyler, dime, por qué todo este interés?”. “Estamos aprendiendo sobre eso en las reuniones del Comité, eso es todo, abuelo”. Por eso era que Jack jamás quiso hablar de eso. Porque no hay forma de escapar del vínculo. Le había mentido. Una mentira nacida del amor. No había esperanza para los dos. Él estaba se estaba arriesgando resistiéndose a eso. Mimi tenía razón. Mimi decía la verdad. Sin el vínculo Jack jamás sería el vampiro que quería llegar a ser. Sería la mitad de él, debilitándose y destruyéndose. Sucedería lentamente por los siglos, pero ocurriría. Su espíritu moriría. Y si no lo conseguía, las leyes lo harían. Mimi lo cazaría. El Conclave lo condenaría para ser quemado. Por amar a Schuyler él arriesgaba su alma. Mientras más continuaran reuniéndose, más peligro se le presentaba a él. Debía terminarse. Ella pensó melancólicamente en su último encuentro. Esa noche de ensueño llena de arte y poesía, cuan apuesto y valiente se veía cuando hablaba de romper el vínculo. Lo que arriesgaría por estar con ella. Las pinturas de Schiele le vinieron nuevamente a su mente. Había una razón por la cual ella le encantaba tanto. Dos amores, abrazándose, como si fuese el último. Justo como en “The Break” de Anne Sexton, la historia de Schuyler era una de un corazón destrozado. No habría más noches al lado del fuego. No más libros deslizándose bajo su puerta. No más secretos. Adiós Jack. Tan difícil como sería, tanto como destruiría su voluntad para incluso vivir, Schuyler sabía lo que tenía que hacer. Tendría que decir otra mentira. Una mentira que lo liberaría.

Translated by Dana Alexia


~ 122 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

ARCHIVOS DE GRABACIONES DE AUDIO: Depósito de Historia DOCUMENTO CLASIFICADO Solo Autorización Consagrada Archivo Personal de Cordelia Van Alen Transcripción de una conversación con fecha 25/12/98 Cordelia Val Alen: Ven aquí, niña. Me conoces?. Jordan Llewellyn: Seraphiel. CVA: Bien. CVA: Sabes por qué te he traído?. JL: (La voz de la niña cambia) Soy Pistis Sophia. La Observadora. Un espíritu nacido con sus ojos bien abiertons, nacida con la consciencia llena. Por qué me has despertado?. CVA: Porque tengo miedo. JL: A qué le temes?. CVA: Temo que hayamos fallado. Que la batalla en Roma haya sido una farsa. Que nuestro más grande enemigo aún camine en esta tierra, pero no sé como. Tú eres Jordan Llewellyn. Para este ciclo eres la hija de Forsyth Llewellyn. Si mis sospechas son correctas, entonces serás nuestra primera línea de defensa. JL: Qué debo hacer?. CVA: Debes observar y escuchar y vigilar. JL: Y luego?. CVA: Si lo que temo es cierto, debes completar lo que fallamos en hacer en Roma. Pero no puedo ayudarte. Estoy atada por el Código. Esta es la última vez que conversaremos. JL: lo entiendo, madrina. CVA: Que te vaya bien, niña. Toma mi bendición en tu viaje, puede que te mantenga a salvo. Facio Valiturus Fortis. Se fuerte y valiente. Hasta que nos encontremos nuevamente. JL: Te veo en la próxima vida.

Translated by Dana Alexia


~ 123 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 36 Dolor. Dolor abrasador. Como si alguien estuviera sosteniendo un atizador caliente en su corazón. Estaba hirviendo, quemaba. Ella podía sentir su piel volverse roja, luego negra, podía oler el humo elevándose desde su carne friéndose. Esto no era nada como el ataque en el Depósito. Ella no sobreviviría a esto. Bliss se arrancó del miasma de dormir, forzada a si misma a despertar. Despierta! Despierta! Era como estar sofocada y destrozada al mismo tiempo. Pero ella rescataba el poder que tenía, y lo reunió con todo su esfuerzo, toda su fuerza, y exitosamente se sacó el dolor. Hubo un estrépito y un grito. Ella pestañeó despertando y sentándose en el sofá. Ella había tomado una siesta en su suite después de regresar de la playa. Aún estaba intentando dar sentido a lo que había ocurrido cuando la puerta se abrió y sus padres aparecieron en la entrada. En la oscuridad ella vio a Jordan tendida en un abollado rincón del suelo, sosteniendo algo brillante y reluciente en su mano. Sus padres evaluaron la situación rápidamente, casi profesionalmente, como si hubieran esperado que algo así sucediera. “Rápido, BobiAnne, aún está aturdida. Has el hechizo”, dijo Forsyth mientras comenzaba a abrigar a su hija pequeña con el edredón del hotel y frazadas. “Qué está sucediendo? Qué están haciendo?”, preguntó Bliss aturdida. Las cosas estaban sucediendo demasiado rápido para su comprensión. “Mira”, dijo Forsyth, sacando una pequeña cuchilla de la mano de Jordan y aventándosela a su esposa. “Robó la bóveda”. Bliss intentó dar sentido a todo, pero el pensamiento lógico la eludía en un estado mareado y desorientado. Se estaba volviendo loca, o Jordan solo intentó matarla?. Se estremeció cuando su madrastra puso una mano sobre su frente. “Está tibia”, le dijo a su marido. Luego levantó la blusa de Bliss y examinó su pecho. “Pero creo que está bien”. Forsyth asintió, arrodillándose para rasgar las sábanas de Bliss para poder amarrar el edredón que mantenía a Jordan ajustada. Pensando que el dolor venía de la piedra esmeralda, Bliss miró abajo a su pecho. Se sentía como si la piedra ardiera sobre su piel, marcándola. Pero cuando la tocó, estaba tan fría como nunca. Su piel abajo estaba suave e ilesa. Luego lo entendió. La esmeralda la había salvado del arma que había intentado atravesar su corazón.

Translated by Dana Alexia


~ 124 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“Está bien”, anunció BobiAnne después de revisar las pupilas de Bliss y su pulso. “Buena chica. Nos diste un gran susto”, dijo, buscando en sus bolsillos por sus Marlboro Light. BobiAnne encendió un cigarrillo y chupó profundamente hasta que formó una larga columna de ceniza. Bliss notó que el rostro de su madrastra estaba perfectamente arreglado para una fiesta, y sus padres estaban vestidos con ropas formales de fiesta. “Qué sucede? Por qué me atacó Jordan?”, preguntó Bliss, finalmente encontrando voz y volteándose hacia su padre. Tomó unos minutos para que él respondiera. La reputación de Forsyth Llewellyn en el senado era como un moderador facilitado, alguien que estaba dispuesto a negociar con el otro lado, para traer consenso para las acciones beligerantes. Su suave encanto texano entraba hábil durante las batallas partidarias en la legislatura. Bliss pudo ver que él estaba poniendo en marcha su encanto en ella. “Cariño, tienes que darte cuenta que Jordan es diferente a nosotros”, dijo Forsyth, asegurando el paquete que sostenía a su hermana menor. “Ella no es uno de nosotros”. “Uno de nosotros? A qué te refieres?”. “Lo entenderás con el tiempo”, le aseguró. “Hemos sido obligados a hacernos cargo de ella. No tuvimos opción!”, se rió BobiAnne, con una amargura progresiva en su voz. “Cordelia Van Alen nos obligó. Esa vieja bruja metiche”. “Jordan no es de esta familia”, añadió el padre de Bliss. “De qué están hablando?”, lloró. Era demasiado. Todos estos secretos y mentiras, estaba harta de eso. Estaba harta de ser mantenida en la oscuridad sobre todo. “Se todo sobre Allegra!”, declaró de pronto, con una mirada desafiante. BobiAnne le dio una mirada a su esposo que decía, “Te lo dije”. “Sabes qué de Allegra?”, preguntó Forsyth, con una mirada de inocencia en su rostro. “Encontré esto…”, Bliss buscó en su bolsillo y les mostró la fotografía con la inscripción, la que llevaba con ella todo el tiempo. “Me mentiste. Me dijiste que mi madre se llamaba Charlotte Potter. Pero jamás hubo una Charlotte Potter, cierto?”. Forsyth vaciló. “No – pero no es lo que crees”. “Entonces dime”. “Es complicado”, suspiró. Sus ojos vagaban en la vista panorámica de la playa, sin querer encontrarse con la mirada de ella. “Un día cuando estés lista, te lo contaré. Pero no ahora”. Era exasperante. Su padre estaba haciéndolo otra vez: evadiendo sus preguntas, haciendo la táctica obstruccionista con ella. Protegiéndola de la verdad. “Qué hay con Jordan?”, preguntó. “No te preocupes. No te volverá a hacer daño”, dijo Forsyth con dulzura. “Vamos a enviarla a algún lugar seguro”. “La vas a enviar a Transiciones?”. Translated by Dana Alexia


~ 125 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“Algo parecido”, dijo su padre. “Pero por qué?”. “Bliss, cariño, ella estará mejor lejos”, dijo BobiAnne. “Pero…”, Bliss estaba completamente confundida. Sus padres hablaban sobre Jordan como si fuera un perro siendo enviado fuera del país. Conversaban sobre ella como si no importara. Pero Bliss tenía que admitir que la extraña dinámica de la familia no era completamente nueva. Ella pensó en como BobiAnne jamás le hablaba con cariño a Jordan, siempre dejaba en claro que prefería a Bliss, quien ni siquiera era su verdadera hija. Como su padre siempre mantenía una distancia de su hija menor. Cuando Bliss era más pequeña le deleitaba como sus padres eran indiferentes con su pequeña hermana. Ahora se daba cuenta que era patológico. Sus padres odiaban a Jordan. Siempre lo hicieron.

Translated by Dana Alexia


~ 126 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 37 “Era del hotel”, explicó Oliver, regresando a la mesa. “Alguien se marchó, y una habitación quedó disponible. Me preguntaron si quería tomarla. Así que tienes una habitación”, le dijo a Schuyler, con su rostro neutral. “Gracias”, dijo ella, intentando hacer que su voz sonara lo más normal posible, incluso si había un agujero donde debería estar su corazón. Pero expulsó de su cabeza todos los pensamientos sobre Jack; más tarde… lloraría más tarde. “Entonces por qué el Conclave está aquí, Lawrence?”, preguntó Oliver. “Es por Leviathan?”. “El Conclave está aquí?”, preguntó Lawrence con dureza. “Oh! Olvidé mencionarlo – si. Están aquí. Todos”, dijo Schuyler. “Creo que llegaron anoche”. Lawrence reflexionaba sobre su último trozo de información mientras bebía su trago. Como si ella tuviera la habilidad vampírica de su especie, la mesera reapareció con otro cocktail en su codo. “Más piña coladas?”, preguntó, haciendo señas a los vasos medio vacíos. “El mío que sea whiskey”, tosió Oliver. “Que sean dos”, añadió Schuyler rápidamente, pensando que se arriesgaría más tarde a la censura de su abuelo. “Quién es Leviathan?”, preguntó, volteándose a Oliver. Alrededor de ellos el bar comenzaba a llenarse con bronceados turistas entrando por el happy hour, y una banda de samba tocaba en un ambiente entusiasta. “Si hubieses realizado tus lecturas, nieta, sabrías la respuesta a esa pregunta”. Contestó Lawrence. “Leviathan es un demonio”, explicó Oliver. “Uno de los Sangre Plateada más poderosos de todos los tiempos”, dijo Lawrence. “El hermano del Príncipe de la Oscuridad. Su segundo al mando”. Schuyler se estremeció. “Pero qué tiene que ver él?”, deseaba que la música no fuera tan fuerte. El sonido feliz y lleno de vida estaba en escueto contraste con el asunto oscuro de su conversación. “Corcovado es la prisión de Leviathan”, contestó Lawrence. “Es el único lugar en la tierra que puede mantenerlo encerrado. Él era demasiado fuerte para asesinarlo, y estaba demasiado arraigado en la tierra para ser llevado de vuelta al infierno. Cuando fue capturado fue encarcelado en piedra bajo la estatua del Redentor. Tu propia madre lo derrotó”. Entonces eso era lo que Lawrence le estaba escondiendo la noche que se marchó. La protegía de la verdad y no te contó todo sobre Corcovado. Leviathan. Ese odio visceral

Translated by Dana Alexia


~ 127 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

que había sentido el día del espectáculo de moda. Si hubiese prestado más atención a sus libros pudo haberlo averiguado más pronto. Pero había estado tan distraída… “Si. Ese era él esa noche del terremoto”, confirmó Lawrence. “Él es la razón por la cual Corcovado está protegido por la elite Venator. Siempre hemos mantenido una fuerte presencia aquí”. “Ahora lo entiendo”, dijo Schuyler. “Me refiero a por qué viniste aquí”. Lawrence asintió. “Cuando Kingsley primero trajo las noticias sobre las extrañas desapariciones en Río, estaba un poco desconcertado. Después del terremoto, me di cuenta que tendría que tomar cartas en el asunto y asegurarme que Corcovado continuara fortalecido. Prometí que no dejaría la ciudad hasta que estuviera seguro que la amenaza – si es que había alguna – estuviera completamente desarmada”. “Luego hace unas semanas, los Venators me confirmaron que Yana, la vampiro joven que había estado perdida, simplemente se había ido de vacaciones a la playa con su novio, justo como lo pensó su madre. Mientras tanto el equipo de Kingsley traía a Alfonso Almeida, el patriarca perdido del clan Sudamericano, después de una intensiva búsqueda en los Andes. Aparte de estar congelado e inhabilitado de leer un mapa, él se encontraba bien”. “Entonces como te dije en mis mensajes, todo estaba estable. No hubo una ruptura”. “Leviathan?”, preguntó Oliver. “Atrapado por la eternidad por lo que puedo ver”, dijo Lawrence desdeñoso. “Pero el envío… el terremoto”, discutió Schuyler, intentando hablar por encima del sonido ensordecedor de la multitud y los incesantes tambores de samba. “Simples síntomas en su lucha para liberarse de las cadenas. Nada que Leviathan no haya intentado antes. Pero no vale la pena. Corcovado lo mantendrá encerrado por siempre”. Él golpeó la mesa con su vaso, como si enfatizara su punto. “Entonces por qué el Conclave cree que Corcovado está en peligro?”, preguntó. “Es por eso que están aquí?”. Schuyler asintió. “No lo sé. Pero Nan debe tener sus razones; el Regente jamás debería actuar sin una causa”. Lawrence acabó su trago. “Pero si lo pienso, quizás Kingsley tenga razón”, dijo suavemente para sí mismo. “Kingsley!”, rebatió Schuyler. “Como puedes confiar en él? Tú mismo dijiste que jamás hay que confiar en superficies brillantes. Kingsley es tan hábil como ellos llegaron”. “De hecho Kingsley ha probado su lealtad al Conclave por encima y más allá de sus deberes. No hables de él tan irrespetuosa, nieta”, dijo Lawrence severamente. “Esa maniobra que hizo en el Depósito? Así es como probó su lealtad?”. “Kingsley solo hacía lo que se le pidió que hiciera. Él seguía las órdenes de su Regis”. “Quieres decir que Charles le dijo que invocara al Sangre Plateada?”, Schuyler estaba que se reía de la indignación- Michael era un Arcangel. Él jamás sería capaz de tal traición. Translated by Dana Alexia


~ 128 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“Hay una razón para todo. Tal vez hasta para esta llegada repentina de los miembros del consejo a esta ciudad”, conjeturó Lawrence. “Sabes, los Almeidas darán una cena esta noche”, interrumpió Oliver. “Para todo el Cónclave”. Miró su reloj. “Creo que ya comenzó”. Lawrence señaló por la cuenta. “Muy bien. Quizás encontraremos nuestras respuestas ahí. Por lo menos, los Almeidas harán una maravillosa fiesta”.

Translated by Dana Alexia


~ 129 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 38 Hubo un fuerte golpe en la puerta, y Bliss notó como sus padres saltaron al sonido. Forsyth dio unos rápidos pasos y miró por el ojo de la cerradura. “Está todo bien”, declaró, abriendo la puerta. Una severa y elegante mujer con un mechón blanco en su cabello negro entró a la habitación, seguido por dos sirvientes. Bliss siempre había sentido algo de miedo por la Guardián Cutler. La miembro del cosnejo había sido una de los que había probado su mente en busca de la corrupción de Sangre Plateada. Aún recordaba la inquietante sensación de ser juzgada. “Donde está la Observadora?”, preguntó Nan Cutler. BobiAnne indicó el paquete al final de la habitación. “La dejaste inmóvil?”. Forsyth asintió. “Si. Va a pasar un buen tiempo antes que despierte”. “La encontramos con esto”, dijo BobiAnne, entregándole a la Guardián el arma de Jordan. “Necesitamos encontrar una forma para destruirla; es demasiado peligrosa para nosotros usarla”, dijo Forsyth. “Creo que ese hechizo fue lo suficiente para mantenerla en la bóveda, pero obviamente ella va a ser capaz de romperlo. Ella se pasa de lista”. “Si es que hay alguna forma de destruirla”, dijo Nan. “No es susceptible al Fuego Negro”. “Serás capaz de manejarlo?”, preguntó Forsyth. “No te siguieron?”, BobiAnne quería saber. Bliss observaba mientras la nefasta Guardián negaba con la cabeza. “No, no nos seguirán. Nos aseguraremos de eso. Es increíble que ella haya esperado todo este tiempo para hacer su movida. Pero no se preocupen, me aseguraré que no sea más una amenaza para nosotros”. Ella miró con desdén en dirección al edredón. “Cordelia Van Alen fue imbécil como siempre para pensar que enviar una Observadora a tu familia resolvería algo”. “Entonces ella sospechaba?”, preguntó BobiAnne. “Por supuesto que sospechaba”, dijo Forsyth bruscamente. “No le des demasiado crédito, Nan. Ese pájaro era fuerte. Ella sabía que algo se tramaba”. “Una lástima que su pequeño asesino haya sido tan ineficaz como ella”, señaló Nan, y sus sirvientes recogieron el paquete y abandonaron la habitación. Bliss no tenía idea de lo que estaban hablando, pero estaba desesperada por averiguarlo. Qué sospechaba Cordelia Van Alen?. “Debemos apurarnos”, dijo BobiAnne a su esposo. “La cena comienza en una hora”. Forsyth asintió.

Translated by Dana Alexia


~ 130 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“Qué sucede? A donde van?”, preguntó Bliss, luchando contra las lágrimas de frustración. “A donde se llevan a Jordan?”, ella se preguntaba qué había provocado a su hermana menor a hacer algo tan loco. Pero sus padres se rehusaron a explicarle o decirle algo más que los enigmáticos comentarios que hacían. Se fueron para la gran cena donde los Almeida, como si nada hubiese sucedido. BobiAnne incluso le dijo a Bliss que podía ordenar lo que quisiera. Ella tuvo que aceptarlo. Jordan se había ido. Su hermana menor, quien solía seguirla, intentando emularla en cada movimiento. A los cinco años Jordan quería un gran cabello rizado como su hermana, y forzaba a las criadas a usar un rizador en sus obstinados mechones lisos, así su cabello se asemejaría al de su hermana. Jordan, quien la llamaba “Biss” cuando era bebé porque no podía pronunciar correctamente su nombre. Jordan, quien le había ofrecido chocolate y consuelo el otro día. Bliss encontró que había lágrimas en sus ojos. Bliss comprendió que jamás volvería a ver a Jordan. Por qué esas lágrimas?. Una baja y comprensiva voz preguntó. Estoy triste. Jordan intentó herirte Bliss. Lo sé. Pero era mi hermana. Mi amiga. Qué clase de amiga te da dolor?. De pronto Bliss recordó como se habría sentido si ella la hubiese cortado en dos. Había experimentado más dolor que jamás había sentido en su vida. Jordan había hecho eso. Le había apuntado al corazón. Había intentado matar a Bliss con esa arma – algo brillante y dorado, como una espada. Pero era diferente a la espada que su padre mantenía en su estudio. La espada de Forsyth fue usada durante el ataque al Depósito – cuando el Sangre Plateada mató a Priscilla Dupont – era de un amarillo dorado sin brillo. La espada que Jordan usó emanaba una luz blanca. Nan Cutler había dicho que no podía ser destruida, y Bliss de pronto recordó las palabras de Mimi: La Espada de la Justicia está perdida. Acaso su padre tenía la espada de Michael? La única cosa en el mundo que podía matar a Lucifer? La espada del Arcangel? Y si fuera así, por qué Jordan la usó en contra de ella? Bliss sintió comenzar un dolor de cabeza. No tuve opción, le había dicho su hermana esa tarde. Por qué no?. Bliss gradualmente dejó de sentir tanta lástima por Jordan. Ella comenzó a sentir alivio de que se la hayan llevado. Donde sea que se la hayan llevado, Jordan merecía estar ahí. Bliss esperaba que fuera un calabozo oscuro y profundo, donde Jordan pudiera pensar por la eternidad sus crímenes.

Translated by Dana Alexia


~ 131 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Excelente, dijo la voz dentro de su cabeza. Ella la reconoció ahora. Sonaba como el caballero en traje blanco. El que la llamó “Hija”. Entonces otra vez más pudo ver, pero no podía ver. Iba a desmayarse. Si, estaba sucediendo ahora mismo. Intentó aferrarse en su visión, intentó luchar, pero la misma voz dentro de su cabeza dijo, “Déjate ir”. Y Bliss se dejó ir. Encontró que era un dulce alivio para rendirse.

Translated by Dana Alexia


~ 132 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 39 Mimi escogió un maravilloso vestido pequeño Valentino para usarlo en la cena. Era blanco y negro sin tirantes, con un corpiño ajustado que acentuaba su delgada cintura. Una ancha cinta negra y un dramático moño de encaje añadiendo la pizca justa de despreocupación femenina. Ella lo había comprado del espectáculo de costura y lo compró en Brasil, porque sabía que tendría una dura competencia con todos esos Almeida y Lima y Ribeiro – brasileros fastidiosamente hermosos con guardarropas exitosos. Ella aún no entendía qué hacían todos en Río. Algo sobre Lawrence, por supuesto. Y Kingsley no estaba muy segura. Nan Cutler, esa bruja arrugada, había sido un poco imprecisa con todo el asunto. Pero esa era la forma de ser del Conclave: no preguntaban a sus líderes. Nan Cutler era Regente, y si ella quería a los miembros del consejo en Brasil, entonces los miembros del consejo estarían allí. Un detalle de seguridad la recogió del hotel y la llevó a la extendida villa. Mimi pensó que era irónico que mientras los anfitriones de la enorme mansión ordenaran una gran vista de la ciudad, esas horribles cabañas pequeñas que vio en el camino, precariamente posadas sobre los bordes del acantilado, probablemente tenían hasta una mejor vista. Ella había esperado un enorme jaleo, y estaba sorprendida que solo los miembros del Conclave eran esperados. Los Brasileros usualmente hacían enormes fiestas, con bailarines de samba y festividades durante toda la noche. Pero esta noche era una noche tranquila, y Mimi cortésmente habló con unos guardianes y la intimidante esposa de Alfonso Almeida, Dona Beatrice, antes de encontrar su asiento para la cena. El primer plato fue servido, una tibia y rica sopa de champiñones que consistía de un claro caldo servido sobre un montón de paté de champiñón. Mimi dio un sorbo indecisa. Estaba delicioso. “Entonces Edmund, sobre nuestra sede del comité para nuestra gala de primavera”, dijo ella, volteándose hacia su compañero de la cena a su derecha. Ella había esperado conocer a más brasileros apetitosos en la cena, pero ya que no debía haber ninguno, se acomodó para abordar algún asunto no resuelto del Comité. “Acaso la novia del anfitrión te rechazó?”, preguntó Edmund, limpiando ligeramente las comisuras de su boca con una servilleta. Mimi hizo una mueca. “No hemos preguntado. No puedes estar hablando en serio. Ella es tan desaliñada. Además, ella no tiene interés en el ballet, sabes”. Edmund Oelrich se rió entre dientes mientras bebía su vino, luego repentinamente comenzó a asfixiarse. Ella asumió que su comida se había ido por el camino equivocado cuando la sangre comenzó a salir a chorros por su boca. Mimi gritó. La Guardián Jefe

Translated by Dana Alexia


~ 133 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

había estado apuñalándolo por la espalda. A su izquierda, Sophia Dupont estaba desplomada sobre su sopa, con una daga de plata metida en su espalda. Luego las luces se apagaron, y todo era oscuridad. Esto es una trampa, pensó Mimi, sintiendo una calma espiritual mientras se metía bajo la mesa, más rápido que el cuchillo que debía estar en su corazón y ahora estaba enterrado en el respaldo de la silla. Sangre Plateada!. Por supuesto. Pero los Almeidas… ellos eran de la línea real! Como pudieron convertirse?. La pelea fue silenciosa y veloz. Apenas hubo un grito o un llanto, solo el espeluznante sonido de sus compañeros Guardianes gorgoteando sangre. El Conclave había sido masacrado. Mimi intentó reunir sus pensamientos, para recordar lo que sabía, para recordar como combatir contra ellos. Dios mío, habían pasado siglos desde que había enfrentado a las bestias. Bliss había descrito ver a una criatura oscura con ojos plateados y pupilas carmesí esa noche en el Depósito. Pero los Sangre Plateada podían asumir cualquier forma que escogieran, para camuflar su verdadera forma. Mimi intentó pensar, para recordar. Sus recuerdos contestaban inundando su mente con imágenes que casi la hicieron gritar. Corriendo por ese oscuro bosque, las ramas de los árboles arañaban su piel, escuchando el sonido de sus sandalias de cuero golpeando contra el suelo sucio, sintiendo una ráfaga de alta adrenalina para correr por su vida… pero qué era esto. Ella era la que debía perseguir. La bestia estaba corriendo de ella. Ella vio la marca de Lucifer en sus pieles, brillando en la oscuridad. Ella regresó al presente. Aunque la habitación estaba extremadamente oscura, con su visión de vampiro, vio a Dashiell Van Horn apuñalado en el corazón, presenció a Cushing Carondolet drenando toda su sangre, mientras un Sangre Plateada afirmaba al anciano Guardián. La habitación hacía ecos de violentos sonidos de succión mientras los vampiros depredadores alternadamente bebían o estaban predispuestos a sus víctimas. Cuando terminaron, los Sangre Plateada tomaron la forma de sus víctimas. El vampiro que había sido Dorothea Rockefeller ya no lo era. Fue reemplazada por un cuerpo andante con ojos muertos. Demasiados miembros del consejo eran lentos y fuera de forma. Fuera de práctica. Habían olvidado como pelear. Mimi temblaba mientras agarraba su espada, actualmente del tamaño de una aguja que había escondido en su cartera de lentejuelas. Era su única oportunidad para salir de esa casa con vida. Pero ella estaba sobrepasada en número. No sería capaz de hacer su camino hacia la libertad. No ahora. Había demasiados de ellos para que ella lo hiciera sola. Dios, cuantos eran! Quien sabía que eran tantos? De donde venían? Ella tendría que esconderse. Era su única esperanza para sobrevivir.

Translated by Dana Alexia


~ 134 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Avanzó lentamente su camino fuera del comedor hacia el pasillo, tomando el camino hacia una salida. Por el momento ella estaba escapando inadvertida. Hasta que se dio cuenta que no era así. “Azrael”. La voz era fría y mortífera. Mimi se volteó para ver a Nan Cutler detrás de ella, sosteniendo una espada hacia su barbilla. La Guardián había perdido su disfraz de bruja vieja – se veía tan joven como Mimi, e infinitamente fuerte. Su cabello blanco ahora era dorado brillante, y el mechón negro una brillante línea negra. “Tú!”, acusó Mimi. Pero los Cutler eran uno de los siete originales. Una de las familias más antiguas y respetadas. Nan Cutler era Harbonah. El Ángel de la Aniquilación. Ellas habían luchado juntas, lado a lado durante la primera inquisición, cuando Michael estaba al mando de un ejército celestial y había diezmado a los vampiros enemigos renegados. “Pero por qué?”, preguntó, volteándose rápidamente y desenvainando su espada, lanzando lejos la espada de Nan. En respuesta, Nan se puso en guardia, rebanando el aire donde Mimi había estado de pie. Sus ojos destellaron. “No tienes que estropearte”, dijo, lanzándose hacia adelante. Mimi gruñó, defendiéndose rápidamente en el contraataque. “Puedes unirte a nosotros. Unirte a tus hermanos y hermanas que aún están luchando la batalla”. La bruja estúpida piensa que me uniría a su lado? Después de todo lo que Abbadon y yo pasamos para asegurar esta frágil paz que encontramos en la Tierra? Pensó Mimi. “Eres una de nosotros. No perteneces a la Luz. No es tu verdadera naturaleza. Portadora de la muerte”. Mimi se rehusó a contestar y en lugar de eso se concentró en localizar la vulnerabilidad de Nan. Pelearon por la habitación, la cual estaba llena de humo oscuro. Ellos están quemando la casa, pensó Mimi, con pánico. Quemándola con fuego negro, lo único que podía destruir al Sangre Azul… la inmortal sangre azul que corre en sus venas. Destruir la sangre, destruir al vampiro… sus recuerdos perdidos para siempre. La verdadera muerte para su especie. Nan cortó el brazo de Mimi con su espada, su arma finalmente sacó sangre. Perra!. Eso duele! Mimi olvidó sentir miedo, y saltó hacia adelante sin pensar en su seguridad. Dio un grito de guerra, uno que se le vino a la mente únicamente en ese instante. Uno que el mismo Michael usó para congregar a su ejército para la batalla. “NEXI INFIDELES!”, gruñó. Muerte a los desleales! Muerte a los Traidores! Ella era Azrael. Dorada y aterradora. Su cabello y rostro y espada llameaba con una luz incandescente. Y con un poderoso alcance partió a la falsa Guardián en dos. Translated by Dana Alexia


~ 135 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Luego se tambaleó hacia atrás. El humo negro estaba llenando sus pulmones. Tenía que salir de ahí. Sintió su camino hacia la puerta principal y la abrió – justo cuando un hombre de cabello negro estaba entrando desde el otro lado. En segundos agarró un cuchillo que iba hacia su garganta. Su corazón se detuvo. El hombre sosteniendo su cautivo era Kingsley Martin. El traidor Sangre Plateada. Esto era su muerte.

Translated by Dana Alexia


~ 136 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 40 Lawrence insistió en conducir, y mientras conducía por la curvilínea autopista oscura, Schuyler no podía hacer más que notar las pequeñas y parpadeantes luces contra la ladera u cuan hermosas eran. “Si, pero probablemente son de los barrios bajos, lo que quiere decir que la infraestructura de la electricidad no está instalada correctamente. Y es un potencial peligro de incendio”, apuntó Oliver. Schuyler suspiró. La ciudad era rica en yuxtaposiciones: pobres y adinerados, crimen y turismo a la cabeza, una embriagadora mezcla. Era imposible admirar la belleza sin notar también lo feo. Doblaron en una particular esquina angulosa cuando repentinamente Lawrence estacionó el auto al lado del camino y caer en picada en el asiento. “Abuelo!”, lloriqueó alarmada. Ella vio que sus ojos comenzaron a moverse, como si estuviera dormido pero no dormido. Estaba recibiendo un mensaje. Cuando finalizó, su rostro estaba pálido. Por un momento Schuyler pensó que iba a desmayarse. “Qué sucede? Qué pasa?”. Su abuelo sacó su pañuelo y lo presionó en su frente. “Eso fue antes que Edmund Oelrich muriera. Todo el Conclave. Masacrado. Los que no fueron quemados fueron tomados”. “Están todos muertos?”, jadeó Schuyler. “Pero como? Por qué…?”, agarró firmemente su brazo. “A qué te refieres con que todos están muertos?”. En el asiento trasero se volteó hacia Oliver por ayuda. Pero él estaba horrorizado y en silencio, su rostro era una máscara de confusión. “Los Almeidas eran los Sangre Plateada”, dijo Lawrence, tartamudeando atípicamente. “Mostraron sus cartas esta noche. Lo había sospechado, eso explica por qué me he quedado en Río más de lo que tenía previsto, pero Alfonso había pasado la prueba. No tenía la marca. Fui engañado”. Lawrence estaba temblando. “Pero ellos tuvieron ayuda. Edmund dijo que Nan Cutler era uno de ellos”. Schuyler mordió su labio. “Nan Cutler!”, Lawrence sonaba apabulladamente dolido. “Durante la crisis en Roma ella había sido integral para la derrota de los Sangre Plateada. Estuve cegado por sus años de lealtad al Conclave. Esto es mi culpa, estaba demasiado seguro y confiado cuando debí estar cauteloso y precavido”. Abruptamente Lawrence dio vuelta en el auto, causando que el auto se pusiera en la dirección opuesta para virar bruscamente y salir del camino. “Kingsley estaba en lo cierto – puse demasiada fe en antiguas lealtades”, dijo mientras pisaba a fondo el pedal y el auto salió disparado. Translated by Dana Alexia


~ 137 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“A donde vamos?”. “A Corcovado”. “Ahora? Por qué?”. Lawrence agarró la rueda fuertemente. “El ataque en el Conclave solo puede significar una cosa: los Sangre Plateada están planeando liberar a Leviathan”. Se estacionaron al pie de la entrada de la Estatua de Cristo Redentor y salieron del auto. El estacionamiento estaba vacío y tranquilo, y pudieron ver a la estatua encenderse por reflectores por debajo. “Disfrázate”, le ordenó Lawrence a Schuyler. “Y tú, quédate aquí”, le dijo a Oliver. Oliver comenzó a alegar, pero una mirada de Lawrence lo silenció. “No puedo”, confesó Schuyler a su abuelo. “No puedo realizar el mutatio”. Lawrence ya estaba en la forma de un joven con la nariz dura y una actitud imperial que ella había visto por primera vez en el Bianual de Venecia. “Por supuesto que puedes”, dijo, escalando la cerca fácilmente. “Abuelo, no puedo. No puedo convertirme en niebla o en animal”, dijo, siguiéndolo. “Quién dijo que podías?”, preguntó mientras saltaban las zigzagueantes series de los huecos de las escaleras. Sus pasos apenas hacían sonido en el concreto mientras corrían. “A qué te refieres?”. “Eres como yo. No puedo convertirme en nube o en una criatura. Pero puedo cambiar mis rasgos, tal cual, y tomar un disfraz diferente – pero humano. Inténtalo”. Schuyler lo intentó. Cerró sus ojos y se concentró en cambiar sus rasgos en lugar de cambiar su forma completa. En segundos descubrió que efectivamente había cambiado forma en una de las acaudaladas, e infladas patronas Argentinas que estaban de vacaciones en el país. Alcanzaron la cima de la montaña y estuvieron de pie bajo la estatua. Nadie estaba ahí. Estaba pacífico y silencioso. No era la primera vez en esa noche que Schuyler se preguntaba si su abuelo estaba perdiendo. No estaban en el lugar equivocado? Por qué los llevó ahí? Para qué?. “Quizás llegamos demasiado tarde. O no han llegado. Deberíamos dirigirnos donde los Almeida y ver si…”. “SILENCIO!”, ordenó Lawrence. Ella se quedó callada. Caminaron por el perímetro del pie de la estatua. Nada. Estaban solos. Schuyler comenzó a entrar en pánico. Por qué estaban aquí cuando su gente estaba siendo asesinada en otro lado? Ellos debían regresar; esto era un gran error. Ella caminó alrededor del lado noreste, convencida que Lawrence había supuesto incorrectamente. No había nada que… “Schuyler! CUIDADO!”, gritó Oliver. Él había trepado la montaña detrás de ellos, no dispuesto a hacerse a un lado. Translated by Dana Alexia


~ 138 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Schuyler mir贸 arriba. Hab铆a un hombre en traje blanco de pie justo en frente de ella, con una espada de oro apuntando directamente a su pecho. Ella se agach贸 y se golpe贸 fuerte en el suelo, justo mientras Lawrence sacaba su propia espada de una vaina escondida en su chaqueta. Las dos espadas chocaron, una dorada y ardiente, la otra helada y plateada, los metales sonaban contra el otro, haciendo un eco que llegaba hasta el valle.

Translated by Dana Alexia


~ 139 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 41 “Traidor!”, dijo Mimi entre dientes. “Baja tu arma, Azrael”, dijo Kingsley tranquilamente, aún sosteniendo la suya. “No me encontrarás una presa fácil como los otros”, escupió. “De qué estás hablando?”, exigió. “Vi el humo negro desde la calle. Dios mío, qué sucedió aquí?”. “Tú montaste esto. No juegues al inocente. Todos sabemos lo que eres realmente, Croatan”, escupió Mimi, dándole una mirada pura de enojo. “Me doy cuenta que es difícil para ti creer, pero solo he logrado escapar de un feo hechizo de inmovilidad”, dijo amargamente. “Vine a recoger a Alfonso para nuestro usual juego de golf, y la siguiente cosa que supe es que estuve atrapado en la parte trasera de mi propio auto. Tan pronto me liberé vine aquí a advertir a los otros”. Mimi esnifó. Una magnífica historia que Kingsley le contaba. Jugando a la víctima otra vez. Si, seguro, él había sido retenido. Cuando sería tan fácil para él dejar la casa desde la parte de atrás y entrar por la puerta principal. Pero qué ganaría él dejándola con vida? Por qué no la mataba? Cortar su garganta y terminar con esto?. “Donde está Lawrence?”, Kingsley tosió mientras varías explosiones movían el suelo bajo ellos. “Intenté enviarle un mensaje, pero no pude encontrarlo en el encantamiento”. “No está aquí”, dijo Mimi, notando que Kingsley había bajado su espada. Ella podía matarlo ahora, mientras estaba con la guardia baja. Pero qué sucede si decía la verdad? O estaba actuando solo como otra parte de la trampa?. Antes que ella pudiera tomar una decisión, hubo un estrépito, y Forsyth Llewellyn apareció. Él llevaba el cuerpo sin fuerzas de su esposa. Sus ropas estaban chamuscadas, y lucía un profundo tajo en su frente. Entonces él también sobrevivió. Mimi se sintió un poco mejor. Quizás había más sobrevivientes. Pero a donde se habían ido los Sangre Plateada? Después que ella había derribado a Nan Cutler, el resto de ellos pareció desaparecer en el humo. “Los demás están muertos”, le dijo Mimi a Forsyth. “Tú y yo somos los únicos que quedan. Vi a Edmund caer, Dashiell, Cushing… a todos. El Regente”. “Nan está muerta?”, preguntó Forsyth Llewellyn, aterrado. “Ella era uno de ellos”, le dijo Mimi, sus ojos irrigaban por el humo. “La maté yo”. “Tú …”. “Vamos, tenemos que salir de aquí”, dijo Kingsley, repentinamente llevándolos fuera de la entrada, la cual se estrelló en llamas en el suelo. Si Kingsley la quisiera muerta, seguramente él no actuaría de ese modo. Translated by Dana Alexia


~ 140 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

“Gracias”, dijo ella, metiendo su espada – nuevamente del tamaño de una aguja – en su cartera, la cual milagrosamente continuaba sosteniendo. Kingsley no respondió, su rostro estaba endurecido mientras miraba por sobre su hombro. Mientras tanto, Forsyth Llewellyn se veía completamente perdido, sentado en el medio de la calle con la cabeza en sus manos. Mimi se volteó donde Kingsley estaba mirando. La magnífica villa del siglo dieciocho ahora era una gigante bola de fuego negro. Era un crematorio. Los Sangre Plateada habían regresado. Y golpearon el corazón del Aquelarre. La Segunda Gran Guerra había comenzado.

Translated by Dana Alexia


~ 141 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 42 Desde lejos, Schuyler escuchó el sonido de gruñidos y gritos, el estruendo del metal contra el metal. Despierta. Despierta, niña. Hubo una voz desde adentro de su cabeza. Un envío. La voz que ella había escuchado antes. Abrió sus ojos. Su madre estaba de pie al lado de ella. Allegra Van Alen estaba vestida con ropas blancas, y sostenía una espada dorada en sus manos. Para mí?. Lo que una vez fue mío es justamente tuyo. Aturdida, Schuyler tomó la espada. Una vez que lo hizo, la imagen de su madre desapareció. Allegra… regresa… pensó Schyler, repentinamente temerosa. Pero un desesperado grito de Oliver la trajo de regreso al presente. Ella miró hacia arriba y vio a Lawrence encerrado en una violenta lucha con su adversario. Su espada cayó al suelo. Encima de él se avecinaba la blanca y brillante presencia. Era tan brillante y enceguecedora, como mirar al sol. Era el Lightbringer. La Estrella de la mañana. Su sangre se congeló. Lucifer. “Schuyler!”, la voz de Oliver era ronca. “Mátalo!”. Schuyler elevó la espada de su madre, vio el destello en la luz de la luna, un largo, pálido, y mortífero tiro. Elevando en dirección del enemigo. Corrió con todo su poder y empujó el arma hacia su corazón. Y falló. Pero le había dado tiempo a Lawrence para recuperar su arma, y fue su espada la que encontró su marca, cortando el pecho del enemigo y derramando sangre por todos lados. Ellos habían ganado. Schuyler se hundió en el suelo con alivio. Pero luego vino una gran grieta en el cielo, el sonido de los cielos abriéndose, el rugido, ensordecedor sonido del trueno. Luego la estatua se partió en dos. Su toda su fundación se hizo añicos. Hubo un profundo estruendo, y el suelo debajo de ellos comenzó a sacudirse y se partió en dos. “Qué está sucediendo?”, gritó Schuyler. Una oscura llama se rompió en la tierra, y un poderoso demonio con ojos carmesí y pupilas plateadas saltó al cielo. Se reía con una profunda risa retumbante, y con su encendida lanza, clavó a Lawrence al suelo, donde se tendió. Translated by Dana Alexia


~ 142 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 43 El demonio desapareció. La neblina se disipó, y Schuyler se tambaleó donde su abuelo había caído. A ese lugar donde estaba tan quieto, aún con los ojos abiertos. “Abuelo…”, lloraba Schuyler. “Oliver, has algo!”, dijo ella mientras intentaba acerrimarse al flujo de oscura sangre zafiro que se derramaba desde la herida abierta, el enorme, y ondulado agujero en el medio del pecho de Lawrence. “Es demasiado tarde”, susurró Oliver, arrodillado al lado de Lawrence. “A qué te refieres? No… consigamos el vial… para el próximo ciclo. Llévalo a la clínica”. “La lanza de Leviathan está envenenada. Corroerá la sangre”, dijo Oliver. “Tiene el fuego negro en él. Él se ha ido”. Su apuesto rostro estaba lleno de pesar. “No!”, gritó Schuyler, con lágrimas corriendo por sus mejillas. Hubo un quejido desde el lejano lado de la montaña, y se voltearon para encontrar que la forma del hombre en traje blanco comenzó a cambiar. Sus rasgos se suavizaron, se destiñeron, y el hombre dorado desapareció para revelar a un chico ordinario en una chaqueta negra de cuero. Un chico con cabello negro. “Ese no es un Sangre Plateada”, dijo Oliver. “Debió estar poseído”, dijo Schuyler, su voz se quebró un poco mientras Oliver se acercaba a los ligeramente cerrados ojos de Dylan. Schuyler notó que había lágrimas en los ojos de Oliver como también en los suyos. “Si”, asintió él. “El vacío… era el alienari”, dijo Schuyler, dándose cuenta cuan profundo habían engañado. “Un antiguo truco de los Sangre Plateada”, asintió Oliver. “Disfrazado como Lucifer, así Lawrence mataría a su propia especie. Un inocente”. Schuyler asintió. “Lo sentí, Oliver – Lawrence debió haberlo sentido también. Había algo mal. La luz que cegaba, ni siquiera podías mirarlo directamente. Era una distracción, así no podríamos ser capaces de ver lo que estaba en frente de nosotros. La imagen de Lucifer era tan poderosa, que nos despistó. Debí haber usado el animadverto”. “Este fue un plan bien ejecutado. Leviathan fue liberado por la muerte de Dylan. Las cadenas de la prisión solo pueden ser quebradas cuando un Sangre Azul comete el crimen más grande de todos – asesinar a su propia especie. Está en los libros”, dijo Oliver. “Abuelo”, dijo Schuyler suavemente, tomando las manos de Lawrence en las de ella. Tenían muy poco tiempo juntos; había tanto que aún tenía que aprender. Tanto que aún él debía enseñarle. Translated by Dana Alexia


~ 143 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Entonces por última vez, ella escuchó la voz de Lawrence en su cabeza. Escucha. No fui digno de esta tarea. No he aprendido nada con el correr de los siglos. No encontré al Príncipe Oscuro. No soy un cuidador. Debes preguntarle a Charles… debes preguntarle sobre las Entradas… por el legado de los Van Alen y los Caminos de la Muerte. Debe haber una razón por la que los Sangre Plateada han sido capaces de infringir tan fácilmente las divisiones entre los mundos. “Qué entradas? Qué caminos?”. Eres la hija de Allegra. Tu hermana traerá nuestra muerte. Pero tú eres nuestra salvación. Debes tomar la espada de tu madre y matarlo. Sé que lo lograrás. Luego Lawrence no volvió a hablar.

Translated by Dana Alexia


~ 144 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 44 Sangre oscura. Había sangre por todas partes. Sobre su rostro. En sus ojos. En sus manos, en su ropa. Luego lentamente comenzó a desaparecer, el tinte metálico se volvió blanco e invisible mientras el aire frío de la noche golpeaba el líquido. Sangre de vampiro… Bliss miró sus brazos. Qué sucedió?. Ella no podía recordarlo. Había perdido el conocimiento. O no?. Los recuerdos comenzaron a inundarla. Se vio entrar al auto con sus padres, los vio asintiéndole a ella. Estaban esperándola que los acompañara. Qué extraño. Era como estar en una película. Podía ver fuera de sus ojos, pero no podía mover sus brazos o piernas o incluso hablar. Alguien más estaba haciendo eso por ella. Alguien más estaba adentro de su cuerpo. El hombre del traje blanco. Si. Soy tú. Tú eres yo. Somos uno, hija mía. Llegaron a la mansión de la cima, y Bliss recordó esconderse en las sombras hasta que llegara el momento. Ella había observado los asesinatos desarrollados con un abrumador sentido de horror. La masacre que había impuesto con sus propias manos. Había estado encarcelada en su propio cuerpo, una figura indefensa, atrapada adentro de su cabeza mientras el otro se apoderaba de ella. Adentro ella había explorado y llorado y gritado. Pero estaba sin poder, sin ninguna habilidad para detenerse. Lentamente, comenzó a recordar lo que sucedió durante sus perdidas de consciencia. Comenzó a darse cuenta de la verdad. Ella fue la que atacó a Dylan esa noche en el Banco. Ella quiso drenarlo, pero algo – una atracción hacia él – la detuvo, así que en lugar tomó a Aggie. Ella había intentado tomar a Schuyler dos veces. Eso era el por qué el sabueso de Schuyler le ladraba – Beauty sabía su verdadera naturaleza incluso si Schuyler no lo sabía. Luego atacó a Cordelia, casi la tomó, si Dylan no la hubiese detenido. Dylan había sido un problema. Él lo sabía pero no lo sabía. Ese era el por qué sus recuerdos estaban tan estropeados todo el tiempo. Él sabía la verdad aunque ella intentara borrarlo de su consciencia. Translated by Dana Alexia


~ 145 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Esa primera vez que él había regresado para advertirle del Sangre Plateada resultó en esa sangrienta escena en el baño. Ella recordó su chaqueta de cuero empapada en sangre, los arañazos en su rostro y las magulladuras en su cuello. Pero él había escapado, y ella había enviado a otros para que lo encontraran. Pero los Venators vinieron a él primero. Oliver estaba equivocado. Ellos no eran Sangre Plateada. Ellos habían dejado ir a Dylan cuando descubrieron que era inocente. Él era libre para regresar a ella. El chico estúpido. “Sé quien es el Sangre Plateada”, dijo Dylan esa noche que se coló por la ventana. “Eres tú”. Y justo ahí, ella cambió sus recuerdos. Lo hizo pensar que era Schuyler. Una pequeña y triste voz adentro comenzó a llorar. Lo amaba. Amaba a Dylan. No amamos a nadie. A nadie más que a nosotros. Forsyth lo supo todo este tiempo. Ese es el por qué ella jamás podía preguntarle sobre Dylan, porque en alguna parte de su consciencia ella sabía la razón por la cual su padre estaba escondiéndole cosas. Porque parte de ella no podía aceptar lo que realmente era. Ella observó mientras dejaba la casa en llamas, tomando un auto que tenía un cuerpo adentro. Dylan. Ella lo había llevado a la cima de la montaña, donde Lawrence y Schuyler esperaban. Lo llevaba a Corcovado, donde él haría el sacrificio. Ahí, ella cambio su imagen en la de él. Ella lo llevó a la muerte. Fue la espada de Lawrence la que lo mató, pero fue ella quien lo había matado. Como ella había matado a tantos otros. Escuchó voces de todos los que había tomado. Todos estaban ahí, dentro de su cabeza, gritando, llorando. SILENCIO! Nan Cutler era parte de eso, se dio cuenta. Nan era la Guardián que había revisado la Marca de Lucifer en su cuello. Ella había sido la que había despejado las sospechas de Bliss durante la investigación. De pronto Bliss tuvo una idea, y levantó su cabello de su cuello y tocó su piel con los dedos. Lo sintió a la primera. Se volteó al espejo y lo vio. Una pequeña cicatriz en forma de estrella que la marcaba como la propiedad del diablo. Pero por qué? La pequeña y triste voz preguntó. Aún está ahí a la que llaman “Bliss”?. Si, dijo la pequeña voz. Era la voz de Bliss Llewellyn. La misma voz de Maggie Stanford antes de ella. Siempre fue de la misma forma. En cada ciclo. Jamás quisieron aceptar la verdad sobre su patrimonio. No lo sabía. No quiero esto.

Translated by Dana Alexia


~ 146 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Tus deseos son inmateriales. Ahora levántate y camina hacia tus amigos. No todo funcionó como el plan. Algunos de nosotros fueron asesinados. Debemos esperar el momento oportuno nuevamente. Se quien eres, dijo “Bliss”. Eres Lucifer. Lightbringer. Estrella de la mañana. El antiguo Príncipe del Cielo. Su verdadero e inmortal padre.

Translated by Dana Alexia


~ 147 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

CAPÍTULO 45 Lawrence estaba muerto. Schuyler sintió como si su corazón se destrozara por la pérdida de su querido abuelo. Como se dejó que sucediera esto? De qué había estado hablando él? Su hermana? Quien? Qué?. Los primeros rayos del amanecer encendieron la cima de la montaña. Una figura se acercaba. “Alguien se acerca”, advirtió Oliver. “Es solo Bliss”, dijo Schuyler mientras su amiga se acercaba a ellos. “Gracias a Dios estás bien”. “Mi hermana está muerta. Mi madrastra también. No sé donde está mi padre”, dijo Bliss en una voz plana y ahogada. “Había humo negro. El Conclave… ellos están… qué sucedió aquí?”, preguntó, viendo los cuerpos boca debajo de Lawrence y Dylan en el suelo. “Es? Oh Dios mío!”. Schuyler agarró a Bliss de la cintura y la dejó sollozar en su hombro. “Lo lamento tanto”. Bliss se corrió del abrazo de Schuyler y se arrodilló al lado del cuerpo del chico que amaba. Lo acunó en sus brazos, y sus lágrimas cayeron por las mejillas de él. “Dylan…No”, susurró. “No”. “No hay nada que podamos hacer… fue un error”, dijo Schuyler, intentando explicarle. “Lawrence…”. Pero Bliss no estaba escuchando. Se limpió las lágrimas con su manga. “Lo bajaré”, dijo ella, poniendo sus brazos alrededor de él, levantándolo. Él era tan liviano, era casi frágil. Era como sostener el aire. No quedaba nada de él. Hizo su camino sola bajando la montaña, sollozando con hipo. Schuyler los observó con lágrimas cayendo de sus propios ojos. Ella no había sido capaz de salvar a Dylan. Había perdido a dos amigos hoy. “Todo estará bien, ya lo verás”, dijo Oliver, arrodillado para cubrir la herida en su brazo con un torniquete hecho con su camisa. Schuyler lo miró. Vio la tristeza, la dibujada expresión en su apuesto rostro, su oscuro cabello caramelo caía sobre su herida frente. Amable, gentil, maravilloso Oliver. La enormidad de su decepción la mataba. Ella los había engañado en sus palabras y acciones. Porque ella lo amaba. Siempre lo había amado. Amaba a Oliver y a Jack. Translated by Dana Alexia


~ 148 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Ambos eran parte de ella. Ella había negado su amor por Oliver para permitirse amar a Jack. Pero ahora estaba todo tan claro. “Te amo”, dijo ella. “Lo sé”. Oliver sonrió y continuó vendándole el brazo.

Epílogo Dos semanas más tarde. Así que esto era su sórdido pequeño nido de amor. Mimi entró al oscuro apartamento. Ella encontró una llave que jamás había visto antes en la habitación de Jack. Ella sospechó donde pertenecía, y sabía que no tardaría mucho en llegar. La puerta se abrió lentamente, y Jack entró. La mirada en el rostro de su hermano le dijo todo lo que ella necesitaba saber. Mimi sonrió para sí misma. Así que la pequeña mestiza finalmente la cortó. “Ganaste”, dijo Jack suavemente. Él miraba a Mimi con un odio abrasador que casi ella se encoge con sus palabras. Pero ella no era enclenque. Ella era Azrael, y Azrael no se encogía, ni siquiera con Abbadon. “No he ganado nada”, respondió Mimi fríamente. “Por favor recuerda que casi todos los miembros del Consejo están muertos, que el Príncipe Oscuro está ascendiendo, y lo que queda del Conclave ser guiado por un hombre destruido que solía ser el más fuerte de todos nosotros. Y ahora lo que más te parece importar, querido, es que no jugarás más con tu pequeño juguete adorado”. En lugar de contestarle, Jack voló por la habitación y le pegó una fuerte bofetada en el rostro, enviándola al suelo. Pero antes él pudo ejercer otro golpe, Mimi saltó y lo golpeó contra la ventana, quitándole completamente la respiración. “Es esto lo que quieres?”, dijo entre dientes mientras lo levantaba por el cuello de la camisa, su rostro se volvía con un espantoso tono rojo. “No me hagas destruirte”, dijo sarcásticamente. “Solo inténtalo, dulzura”. Jack se soltó de su agarre y la lanzó, golpeándola hasta el final de la habitación. Ella se levantó con sus manos apretadas, sus uñas afiladas como garras, y con los colmillos expuestos. Se encontraron a mitad del camino en el aire, y Jack puso una mano en su garganta y comenzó a apretarla. Pero ella arañó sus ojos y soltó su cuerpo así ella rodó por encima de él, su espada en su garganta, con mano superior. RÍNDETE. Envió Mimi. JAMÁS. Tú eres mío. Estás equivocada.

Translated by Dana Alexia


~ 149 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Mimi lo lanzó por la habitación. Ambos estaban con magulladuras y ensangrentados. La blusa de Mimi estaba rasgada a la mitad, y la camisa de Jack estaba desgarrada en el cuello. Jack atacó de nuevo – esta vez clavando a Mimi al suelo. Su respiración era caliente en su oído. Ella podía sentir su cuerpo tenso, rígido, y pulsando sobre ella, casi podía ver su aura roja de la rabia. “Tú quieres esto”, dijo ella con astucia. “Tú me quieres”. “No”. “Si”. Él retorció sus brazos detrás de su espalda, clavó sus rodillas contra sus caderas, entonces apretó su agarre en sus muñecas que le llegaron a salir magulladuras. Por semanas, la forma de sus dedos estaría marcada en su piel. Por un momento ella estaba realmente aterrada. Este era Abbadon el Cruel. El Angel de la Destrucción. El puede y podría destruirla si tuviera que hacerlo. Si lo quisiera. Él había destruido mundos antes. Él había diezmado el Paraíso en nombre de la Estrella de la Mañana. Ella tembló con su agarre. Toda su suavidad, toda su amabilidad, toda la brillante preciosidad de su amor, él siempre se la había dado a alguien más. Él había adorado a Gabrielle, la había venerado, le había escrito poemas y cantado canciones, y para Schuyler había novelas y notas de amor y dulces besos y furtivas propuestas de encuentros junto a la chimenea. Pero por su gemela, Azrael, no había mostrado nada más que su furia y violencia. Su fuerza y destrucción. Él guardaba lo mejor de él para aquellos que no lo merecían. Jamás mostró su verdadero rostro a aquellas detestables Hijas de la Luz. Para Azrael, solo había oscuridad y aniquilación. Violación y matanza. Guerra y saqueo. Una lágrima escapó de su ojo y brilló a la luz de la luna. Pero solo mientras Mimi pensaba que él la destruiría para siempre, Jack comenzó a besarla con tal fuerza que sus labios y cuello estarían adoloridos e hinchados por sus mordidas. En respuesta, ella lo jaló hacia su lado, tan fuerte como pudo, por la raíz de su cabello. Amor. Está tan cerca del odio, es casi indistinguible. Pero esto es como era para los dos. Amor y odio. Vida y muerte. Alegría y angustia.

Translated by Dana Alexia


~ 150 ~ http://shadowsidebydana.blogspot.com

Finalmente él continuaba tendido contra ella, inclinado en un sueño profundo sin ensueños. Ella arregló su cabello de su frente y dijo su nombre suavemente. Abbadon el Insólito. Nombrado así por su melancólica naturaleza que enmascaraba una fría e intensa furia. El Destructor de Mundos, y el emperador de su corazón. Un día él le agradecería por salvarle la vida.

Translated by Dana Alexia

Blood 03