Page 1

1

Cómo escribir un ensayo, una monografía o una tesis. Algunas recomendaciones. Por Marco Ensignia Zapata Profesor Metodologías de la Investigación I. El esquema general del documento (Para el desarrollo de este punto me baso fundamentalmente en Eco, U, (1998), Cómo se hace una Tesis. Técnicas y procedimientos de estudio, investigación y escritura, Gedisa Editorial, Barcelona, España, 22° edición. Título del original italiano: Come si fu una tesi di laurea, Tascabili Bompiani, 1977.)

Todo trabajo de investigación, así se exprese como resultado en un ensayo, una monografía o una tesis, parte de una Pregunta. La pregunta es central porque define la factibilidad y la relevancia de un trabajo, es decir, la posibilidad real de llevarlo acabo y la importancia de que se haga. La pregunta define los tiempos de un trabajo, los recursos a utilizar, las fuentes en las que se buscará, dónde buscar y a quienes buscar. La pregunta es un norte, una brújula que nos dice hacia dónde ir y cuando. La pregunta no contiene juicios, ni alternativas, ni soluciones; sólo pregunta por algo, por una cosa: ¿por qué es de esa forma?; por un hecho: ¿quiénes intervienen?; por un proceso: ¿qué factores lo desencadenan?, son algunos ejemplos. Para poder hacer una buena pregunta no se requiere “calentarse” el cerebro, ni encerrarse a solas una semana en un claustro, ni meditar esperando una iluminación; se requiere trabajar, se requiere leer, preguntar, indagar, observar, registrar, fichar y me atrevería a agregar, estar obsesionado/a con el tema que se va investigar, lo que no supone más que pensar varias veces al día en el trabajo, anotar las cosas que se le vayan ocurriendo y dedicar rigurosa y disciplinadamente un tiempo determinado a escribir. Puede sonar paradójico, pero para hacer una pregunta se requiere saber bastante sobre el tema que se va a investigar, esto es, qué se ha dicho antes sobre el tema, qué autores/as han escrito sobre él, en qué circunstancias se ha escrito, qué es lo último que se ha dicho. Si usted sabe qué se ha dicho y/o en qué está la conversación sobre un tema, podrá hacer una buena pregunta, porque no andará tratando de responder lo que ya se contestó, porque no andará buscando lo obvio o lo innecesario, porque no buscará indagar lo imposible de indagar. Este saber anterior a la construcción de la pregunta se denomina “Estado del Arte”, que no es otra cosa que el estado en el que está la conversación sobre un tema, una revisión de los textos, de las revistas, de los videos que hacen relación con lo que buscamos.


2 Busque, en primer lugar, en las revistas especializadas de las universidades prestigiosas que hoy están en la web; luego en las bibliotecas más completas; haga fichas bibliográficas de los títulos relacionados con el trabajo y a lo menos lea la introducción, las conclusiones y la bibliografía; luego fiche los textos más importantes de los/as autores/as más destacados/as en el tema; luego busque en las tesis de licenciatura y maestría de universidades nacionales; luego revise las revistas de las instituciones y organizaciones dedicadas al tema y sólo al final busque aleatoriamente en la red. Un vez hecho el estado del arte, podrá saber qué se ha dicho y que no se ha dicho sobre un tema, que aspectos del tema se han contestado y cuales no han sido explorados, desde que perspectiva teórica e ideológica se ha mirado el fenómeno y qué enfoques metodológicos y técnicas se han usado para construir los datos empíricos. En consecuencia, podrá hacer una pregunta pertinente, útil de resolver, cuya respuesta será un aporte al conocimiento o una mirada novedosa de un fenómeno, cosa, proceso u objeto de investigación. A partir de la pregunta de investigación, haga un esquema de su trabajo. Primero, escriba todos los títulos que pueda llevar y escriba en el título todo lo que se requiere para saber de qué trata el trabajo: i) sobre qué o quienes trata, ii) dónde y cuando, iii) desde que perspectiva y con que recursos o fuentes. Use puntos seguidos para decirlo todo en el Título, puede usar paréntesis y cursivas. El subtítulo puede ser una ironía o una metáfora o a la inversa, el título puede ser una ironía o una metáfora a condición de que el subtítulo diga todo lo necesario sobre el trabajo. En segundo lugar, haga un bosquejo de los capítulos en que dividirá su trabajo o exposición, con sus respectivos títulos y subtítulos, con la posible ubicación de las ilustraciones, de las fuentes, de las notas. Debe haber un orden lógico en la presentación de los capítulos y un esquema tentativo final del como resultado de esta tarea. Esto se llama “Índice hipotético”, porque puede variar con el desarrollo de la investigación, no es estático ni una camisa de fuerza. Es una “guía carretera” del trabajo, dice para donde va y por donde puede irse, que medios tiene que usar y cuales son los tiempos que le llevará hacerlo Una vez elaborado el índice hipotético, haga una lista razonable de cosas que deben ser informadas o explicadas en cada capítulo o subtítulo. Al hacer eso usted habrá dado un paso decisivo en la escritura y en contra del "bloqueo del escritor/a". Cuando se disponga a teclear, su objetivo ya no será escribir un trabajo de investigación, sino algo más simple, esto es, teclear un párrafo aislado, unas ideas germinales debajo de cada uno de los subtítulos.

II. La Organización de los archivos del documento


3 (Para el desarrollo de este punto me baso fundamentalmente en las adaptaciones de un documento virtual sobre el tema, hecho por el profesor Luís Ramírez, Instituto de Asuntos Públicos (INAP), Universidad de Chile)

La principal recomendación es tener un sistema de archivos, compuesto de tres modalidades de carpetas: i) carpetas mentales, para lo cual se requiere llevar consigo una libreta de notas sobre el trabajo donde poder consignar rápidamente las ideas que se le vengan a la mente o los textos que se le “cruzan en el camino” producto de la obsesión antes señalada; ii) carpetas físicas por capítulo, donde van todos los textos, documentos, fotocopias, ilustraciones y fichas que corresponda; iii) y carpetas electrónicas donde debe ir las fichas y los avances en la escritura final de su trabajo. Las carpetas físicas se construyen seleccionando, clasificando y rotulando todo tipo de documentos que aportan al trabajo: manuscritos, recortes, fotografías, fotocopias. Construya una carpeta por capítulo, asunto o tema de investigación. Esto le ayudará a mantener ordenado su escritorio y a disponer de toda la información compilada "a mano". Es absolutamente recomendable un archivador de carpetas colgantes o un revistero para poner sobre el escritorio o la mesa que usted use para trabajar. A la par, abra un documento en su computador para cada capítulo, uno para la introducción o prologo, otro para las conclusiones o epílogo y otro para las referencias bibliográficas. Así, se dará cuenta inmediatamente de que información va en el texto final y cual va en los anexos. Mientras escribe algo en el Capítulo X, pensará quizá en una referencia o en una idea para discutir en el Capítulo Y. Anótela como recordatorio, ponga indicadores. Si en el futuro piensa en algo interesante o pertinente para tal capítulo tales referencias y tales notas, le facilitarán la escritura. 1. Respaldo de archivos Los archivos de su trabajo deben ser guardados, debe hacer un backup. En primer lugar grabe manualmente, con el explorador, los archivos duplicándolos en otros directorios en su propio disco duro. Puede usar la opción automática de Copia de Seguridad de su computador. En segundo lugar, hágalo siempre, salve sus archivos de computador en disquetes con un sistema de rotulación que indique claramente la versión del documento. Alternativamente, a través de Internet puede enviar su trabajo como documentos adjuntos a su propio correo electrónico. 2. Registro de ideas Haga fluir sus ideas. Usted debe imaginarse a sí mismo como una máquina de producir ideas brillantes. Abra un archivo con su procesador de textos bautizándolo con el nombre


4 de "Ideas". Téngalo siempre abierto, en otra ventana, mientras trabaje con el archivo principal. Mientras transcurre su escritura normal, cualquier idea que se le ocurra, escríbala en este archivo rápidamente, sin importar la redacción o la ortografía. Use abreviaturas para hacerlo más rápido. Debe escribir al ritmo del fluir de las ideas, así de rápido. No se quede pensando como escribirla mejor, sólo escriba. Algunas personas usan grabadoras para almacenar estas “ideas geniales” que se nos olvidan rápido. 3. Algunas consideraciones a tener presente durante el proceso de escritura Sea creativo. No importa que algunas ideas suenen poco coherentes al principio. La mayoría de los trabajos que tienen propuestas interesantes, originales o críticas, parten como ideas desvariadas que de a poco van haciéndose más coherentes. Use sus contactos para discutir informalmente su trabajo. Busque algún familiar o colega que este dispuesto/a a leer sus borradores. La mayoría de las veces las críticas externas son de gran ayuda para darle más solidez al trabajo. Escríbale correos electrónicos a sus profesores/as, con preguntas específicas sobre el tema, nunca con un “¿qué bibliografía me sugiere o me puede prestar?”. Busque la aprobación del profesor/a que ha solicitado o dirige el trabajo, cada vez que se produzca un vuelco importante en el mismo, es decir, cuando usted quiera cambiar el enfoque teórico o la metodología que estaba usando. 4. Las notas al pie de página Las notas al pie de pagina son una manera de decir algo extra, que amplifica un punto que se ha hecho en el texto principal, pero que es periférico a él y podría no ser necesario en el texto principal. Deben ser numerados consecutivamente dentro de cada capítulo. Usted puede usarlas literalmente “al pie de la página” o como notas al final o “enanotes”.Ambas opciones pueden arreglarse fácilmente con Word u otro procesador de textos. Evite hacer notas muy largas; si son excesivas es porque iban en el texto principal con otra redacción o en otro capítulo. 5. Sistema de Referencias La recomendación más común es usar el sistema Harvard de apellido del autor, año y páginas cuando corresponda, pero usted puede escoger un método alternativo, siempre y cuando sea consistente y lo utilice durante todo el trabajo. 6. Formato general del trabajo a) Introducción La introducción define por qué es relevante su trabajo en particular. Plantea las preguntas que inspiraron la investigación y formaliza el contexto de la misma. De igual forma se


5 explica el orden en que serán presentados los contenidos, es decir, que es lo que el lector/a va a encontrar más adelante. Dedique un párrafo al qué se va a investigar, uno para el por qué es importante hacerlo y uno para el cómo se hará. Es necesario que un párrafo lo dedique a explicitar con claridad su pregunta e hipótesis de investigación. b) Objetivos Su pregunta de investigación se transforma en objetivos, cuando usted le antepone verbos claros a la tareas que llevará a cabo para responderla: determinar, explicar, clasificar, describir, elaborar, definir, examinar, etc. El objetivo general contiene todos los aspectos involucrados en la pregunta: qué, quiénes, por qué, dónde y cuándo, además del cómo se hará el trabajo o dicho de otra forma, a través de qué fuentes y técnicas se elaborará. Los objetivos específicos también son acciones, verbos, que desglosan la tarea final del objetivo general. Son pasos más pequeños que hay que dar para cumplir con el objetivo general o responder la pregunta. c) Capítulo teórico Lo más relevante de este capítulo es demostrarle al lector/a, que usted maneja la literatura especializada en el tema de su investigación. No basta con “cortar y pegar” unas cuantas citas. Debe hacer conversar a los autores que han escrito sobre su tema. Y esta demostración es fundamental también, porque le permite al lector/a saber desde qué conceptos usted miró el fenómeno. El capítulo teórico no es una enumeración de conceptos ni un diccionario de términos. Es un análisis crítico de la literatura o una exposición de las controversias y principales debates dentro del tema abordado. Usted asume además una posición frente a ese debate. Claramente no es posible cubrir toda la literatura en el tema investigado, pero por lo mismo, una cualidad importante es poder discernir lo relevante de lo que no lo es, así como ordenar las ideas en forma lógica. En lo personal trabajo la teoría conjuntamente con la construcción de datos empíricos, es decir, voy buscando, encontrando, inspirándome en conceptos. Por lo tanto, el marco teórico se va entremezclando en el relato y las categorizaciones y nociones las uso como “Caja de Herramientas” en términos de Foucault; aparecen en escena en la medida en que me son necesarios. d) Metodología del trabajo Primero, la estrategia de la investigación debe ser definida con una justificación del enfoque escogido. Ejemplo: “Esta investigación se basará en entrevistas en profundidad a los/as Seremis de la región (...) este enfoque se ha privilegiado porque (...)” ¿Por qué criterios fue el método utilizado considerado apropiado y por qué otros fueron rechazados?.


6 Uno puede pensar en los términos de la indicación del método, de la misma manera que las intervenciones de los/as médicos para diversas enfermedades; una aspirina es buena para los dolores de cabeza pero no tan buena para una ulcera. En segundo lugar, los métodos y los procedimientos particulares adoptados deben ser resumidos. Mientras que las preguntas de trabajo son normalmente de un naturaleza general, para conducir la investigación empírica o el ensayo, los procedimientos o técnicas deben describirse específicamente. Por ejemplo, si el diseño del trabajo implica análisis del contenido, un experimento, una encuesta o entrevistas cualitativas, los criterios de muestreo necesitan ser discutidos detalladamente. ¿Sobre qué base fue seleccionada la muestra y por qué? Las herramientas de investigación se refieren a los cuestionarios, guías para las entrevistas y marcos de codificación para el análisis de contenido. El procedimiento es la receta para conducir el trabajo después de que todos los ingredientes están montados. Por ejemplo, ¿cómo fueron conducidas las entrevistas, fueron grabadas y se transcribieron más adelante? ¿Cómo fue hecha la codificación? e) Resultados e interpretación Hay, básicamente, dos maneras de presentar resultados cuantitativos y cualitativos. Una, cumpliendo paso a paso los objetivos específicos, y la otra haciendo una discusión crítica del fenómeno a la luz de los datos que se presentan. Deben presentarse los principales resultados en forma de: resúmenes estadísticos, gráficos, cuadros de significancia y mapas de entendimiento, cuando corresponda. Pero lo fundamental, es que cada una de las cosas que se afirmen, sean comprobables, es decir, que se deje claro cómo se obtuvo la información, quien la suministro, en qué momento. f) Conclusiones Evite repetir lo que ya se ha dicho previamente. Una buena conclusión debería reflejar un análisis integrador de los elementos que el trabajo de investigación ha develado. No deben escribirse subjetividades como pareceres, recomendaciones, sugerencias, ni consejos. Sugiero hacer las conclusiones -primero, luego vendrá la construcción narrativa-, como una lista enumerada de aspectos: 1. Se puede concluir que tal cosa porque; 2. De lo descrito se concluye que, son algunos ejemplos. A menudo las conclusiones llevan a más interrogantes. Explicítelas en la conclusión. ¿Sugiere su trabajo una vía para continuar profundizando el tema? ¿Hay maneras con las que pueda ser perfeccionado por investigadores en el futuro? ¿Cuáles son las implicaciones


7 prácticas de su trabajo? ¿Cuáles son las áreas de aplicación que pueden tener estos descubrimientos? g) Referencias o Bibliografía No hay un número predefinido de referencias puesto que depende del tipo de estudio realizado. De todas formas, una buena bibliografía siempre es signo de una investigación acuciosa, especialmente cuando el estudio tiene una base teórica importante. Todas las referencias que se utilizaron en el texto deben aparecer en un listado final ordenado alfabéticamente por el apellido del autor principal. h) Apéndices o Anexos Los apéndices deben incluir sólo material de respaldo, datos, tablas estadísticas o transcripciones de entrevistas. No es muy recomendable incluir enormes cantidades de datos sin procesar. Cuando los datos son muy abundantes es mejor recurrir a tablas resúmenes.

MAEZ 2009

Cómo redactar una investigación  

Por Marco Ensignia. Métodos Cualitativos.