Issuu on Google+

El colibrí del delta Claudia Solís-Ogarrio

Colección Imaginaria

parís • méxico • toronto


Claudia Solís-Ogarrio es poeta y comunicóloga mexicana nacida en Ginebra. Ha publicado Poemas al Fresco (Editorial Domés 1987); Insomnios/Insomnia/ Insomnies (El Tucán de Virginia 2001) en español, inglés y francés. Sus trabajos han aparecido en diversas diarios y revistas mexicanas e internacionales. Desde 1995 es Agregada de Asuntos Públicos y Cultura de la Embajada de Canadá en México. Claudia Solís-Ogarrio is a Mexican poet and communications specialist born in Geneva. She has published Poemas al Fresco (Editorial Domés, 1987) and Insomnios/Insomnia/Insomnies (El Tucán de Virginia, 2001), a trilingual Edition in Spanish, English and French. She has published articles in several Mexican and international newspapers and literary magazines. Since 1995 she is the Public Affairs and Culture Attachée of the Embassy of Canada in Mexico. Claudia Solis-Ogarrio est une poète et communicologue mexicaine née à Genève. Elle publie en 1987 Poemas al Fresco (Édition Domés); Insomnios / Insomnia / Insomnies aux éditions Toucan de Virginia en 2001 en espagnol, anglais et français. Plusieurs de ses travaux d ’écriture ont parus dans des journaux et revues mexicaines et internationales. Depuis 1995 elle est Attachée culturelle et aux Affaires publiques à l ’Ambassade du Canada au Mexique.


El colibrĂ­ del delta


El colibrí del delta Claudia Solís-Ogarrio

Colección Imaginaria parís • méxico • toronto


A Dominique


A Jorge SolĂ­s Ogarrio y Guillermina SĂĄnchez Meza: brillantes faros en mis noches oscuras y por supuesto, otra vez, a Rodrigo.


SatĂĄn ha sido condenado a enamorarse de las cosas que pasan y por eso estĂĄ solo y llora. JosĂŠ Lezama Lima History is made not only by those extraordinary beings, but by the collaborative effort of ordinary people. V. Pietropaolo


A escondidas

TiranĂ­a de la luz espĂĄtula desorientada entre las aristas de la tela los fantasmas vestidos de palabras tocan las membranas del insomnio se vuelven lodo criaturas de lo imaginario: el ĂĄngel fornicador al centro de un gesto grĂĄfico es el ave imperial que se oculta bajo la niebla de nuestras vidas de miniatura

13


Valeriana officinalis

Un día sin clima entre el amor y la muerte somos átomos arrastrados por el tiempo: un sueño húmedo del fluir de lo externo el texto de hechicería en un territorio donde no tenemos preparada la defensa el agua es cielo la verdad el lado oval de la tristeza pastilla que a diario se ingiere para que la vida no pese se termina la caja aumenta su dosis la felicidad se mide por un equilibrio químico ¿algo más?

14


Peregrinaje

La mirada hacia otras lenguas es el puente que nos mantiene en suspenso un extracto musical en la acción de las mareas mi voz el minotauro de cara luminosa extraviado en los laberintos de una cosmogonía compleja legiones de apátridas en revolución silenciosa mudas castas que nunca desaparecen muy a pesar de los imprescindibles esfuerzos de la empatía

15


La noche de las escrituras

Recojo la mente la llevo a casa: a la tierra de alguna señora elegante de árbol genealógico tamaño bonsai donde medita la cordillera rugosa es erosión tal vez un lecho marino del mesozoico o el suspiro intermitente de Ehécatl

en esta tierra indomable una divinidad se convirtió en lucero en busca del génesis de la escritura canto sigiloso de monjes en el coro erotismo de intimidad vigilada

16


Intención

Despierto mis sábanas son la extensión del valle el olor a nosotros en medio de la lluvia En este abrazo encuentro la patria más amada el continente de aliento futuro cardumen malaquita y el cuerpo escribe su coreografía en rapsodias pócima de domingo/somos vapor el buen augurio sobre nuestras cabezas

17


Coyoacán

La búsqueda era un movimiento de translación siempre fuiste así desde niño de sílabas mayores y rasgos finos jugábamos en áticos a los primeros encuentros: la ventanta abierta tu cuerpo junto al mío la conversación gutural de las palomas Y esa tarde nos gravó su luz en pequeños pedazos El Coyote Flaco tuvo la misma factura que el Palacio de Cortés confeccionado con las mismas piedras de los escondites de pubertad aunque con diferentes propósitos igual que las casas de Frida y Trotsky y el Café del Convento

18


Y en esas inmediaciones con su penacho de plumas el vertebrado complejo bestia de belleza en actitud de ataque desaparece bajo la acuarela

19


Júpiter

A Narda

El astrólogo predicó: luna vacía de curso cuando el exterior se vuelve hostil hay que mirar al interior La casa oculta un silencio rojo con tu pulsera de sonidos y bolsa acolchada eres columna de azúcar en el cosmos las cumbres se vuelven volcanes por cuyos cráteres estornuda el Averno en Sierra Paracaima las cosas no descansan Un trino sobre la carta augura el buen destino quiere reconciliarse con la tierra la llamada sorpresiva anunciando nuevos parentescos en busca del beneplácito de los astros El chorro de agua explota en luz acaparas la atención 20


yo al lado espero bebiendo burbujas mientras llegan las aves Exploramos la textura de la noche la confeccionamos en un vestido de la misma talla somos cenicientas y reinas la colmena y la guerra fosas abismales de un archipiélago marino tenemos la misma altura, la misma medida del pie los ojos grandes y la facilidad para escribir Yo te imaginé mucho antes de saberte: en mi casa de muñecas como señoras grandes bebiendo té tu lectora yo bailarina aguardando el ruido de tus pasos para dormirme

21


Instante

Los excesos son los únicos recuerdos que permanecen fotogramas de una superocho la noche se hace vientre personaje rupestre entre rascacielos luna calcinada el tiempo apremia / agota somos vorágine / extraviados urbanitas El agua es un roce terapeútico el cielo rayado nos cubre algarabía de mirlos

en invierno soy mujer a mi modo

22


Inmediatez

Mi colonia Roma es el ombligo del mundo el deseo de una infancia que se fue en bicicleta por los aires de diciembre y las castaĂąas Expandimos nuestras definiciones de intimidad se alejan los demonios hundimos las fronteras del ego ilimitadas formas del perdĂłn el final no se deja esperar: el cuento de caballerĂ­a pierde su protagonista bajo la curvatura de la tierra

23


Búsqueda

En alguna capa de la historia una cama nos sumerje en el ámbar profundo la acción de las arenas es un dragón oculto que yace enroscado en la raíz de las cosas Tomamos el libro de formato minúsculo que se vuelve mar el unicornio bordado en el gobelino me mira: busca el color de la debilidad la inmediatez de lo simple —así nomás— mientras tú te extravías por la ruta de la seda

24


Anuario

En esta antropología de la vida cotidiana la madrugada huele al equilibrio de mayo el móvil de soles negros y lunas transparentes es el espejo de una historia natural: pentagrama de tiempos y silencios la raíz aérea de no-ser / para ser la mirada pendular del corazón: es la sabiduría que grita en una plaza pública donde juegan las alturas nos hacemos pequeños tras las esquinas nos escondemos son los adultos niños queriendo jugar a ser grandes

25


En fase creciente

Al definir la belleza definimos la verdad cae la luna del Islam sobre la ciudad el agua es la promesa de los ríos y sus deltas me tomas entre tus dedos no tengo límites me resbalo en la punta de tu lengua atrapan mis ojos tu sombra la línea de tus trópicos me cobija contigo soy arena la respiración de un callejón que duerme el rostro del ágata la cariátide que nos protege el viaje ocre de las tardes que se inflaman: el lugar donde explota y se compacta todo y lo que ya no puede ser 26


Zacatecas

El desierto está ahí aliento extenso de un cielo plúmbago tuvieron que pasar los años acabarse los cactos y las biznagas para repensarte después de dos décadas Se manchó la cantera se agrietó en el túnel de la mina la memoria de tu tacto es un pequeño recordatorio del mar amotinado

27


Astrología

Saturno transita cada siete años para cambiar de casa sus anillos son el acceso a nuestras más profundas cavernas ahí alguien grita: quien avisa no es traidor el amor esa lógica del desorden donde sentirnos tan vivos —en esa dinámica de la obsesión— ya no importan las fechas específicas los actos de sumisión ni las icongrafías de la espera

28


Tierra de coyotes

A Katy, Maricarmen, Yolanda y Renée

El silencio tiene timbre agudo es un conjuro en estado de ebriedad que se conecta con un lenguaje interior la naturaleza suspira es el vaho de la noche profunda abertura del universo que se abre al goce la zafra cae en Cocoyoc en horas fáciles entre cañaverales y arroceras bajo cielos esféricos las fiestas explotan en una danza colonial brinco y brinco tropeles de mantos añil, barbas puntiagudas y bocas magenta un encaje de lujo nos adorna coral terrestre, patos inmutables la guarida del garrobo bajo el fresno al perro amarillo que duerme en la esquina: se le olvidó el cambio de horario 29


Anticipando

Yo te invito a armar los labios de la noche rompecabezas: una prueba de aptitud para saber qué cosas pueden unirse y cuáles siempre deben ir separadas Viajo con pasaporte ordinario sin afeites animal antiguo que empieza a saber cómo esperar la aproximación más solitaria para el festín más pleno exploradora de los gustos grandes piensa: que como amamos es solamente una cuestión de experiencia

30


Cuento de Coppet

A Rodrigo

El pasado siempre es más accesible que el presente Ginebra se mira a sí misma en el agua que parece plana espejo de mujer y sus mareas mensuales donde habitan deidades lacustres y la brisa de un potente chorro nos pega en la cara Me revelas su rostro náútico en barco tras el timón entre oleajes descubres palacios y castillos que parece nadie habita: una sirena con binoculares al pretender encontrar su sitio en el mundo cautiva la fantasía de cierto turista del Sur 31


Aries en fuga

Las lluvias de septiembre son el lugar donde el sexo traza sus mapas lugar donde me gusta perderme intangible / invisible / invicta en esta constelación de inquietudes cuando la intimidad requiere valor la pasión se vuelve juego acrobacia de emociones la vitalidad de la vida es una posición de guerra ataque / espera sonido sordo subo al avión / dejas de existir

32


Conciencia

Rompemos doctrinas esa sustancia viscosa que nos golpea cuando las horas son mercurio al resbalar entre los dedos Los cielos de cometas lejos de la lente del satĂŠlite nos llevan a tierras parceladas cuando el discurso cambia haciendo los dobleces y ajustes a la vida y un velo pesado cubre la llanura

33


360 grados

Los quehaceres se detienen: en un segundo cambiamos la muerte escarpada / cuerpos desmembrados nosotros (intelectuales anestesiados por el consumo) adoradores de un dios virtual pretendimos metalizar espíritus todos somos miedo / palabra sin gobierno en un continente que muta

34


Clic

La paciencia es un trayecto de alianza piezas sueltas que hilvano en una larga plática en la más oscura de las noches en el chat de madrugada Encontrar al no teclear el exilio a mínima escala / escatimando letras / corte de luz de nada sirve en esta vida caminar dos minutos antes de los acontecimientos éste matiz de supuesta eficiencia me asesta el regreso a la verdad: que no-ser y no-tener da una libertad inmensurable

35


Cantata en Polanco

A Bono

En los artificios de un pentagrama la nota se escapa al jardín de las dudas U2 por el radio: its a beautiful day El halcón zurca el espacio en Tres Picos es mi nahual cibernauta al acecho del teclado cuando la tarde trilingüe presiona los estados de ánimo En la copa de los eucaliptos de Ghandi Bono se vuelve pájaro el rostro de un monje en la estela Estos son sin duda, los complejos mundos a cada lado del Atlántico

36


Estado mitol贸gico

Para calmar los berrinches de Neptuno nos fuimos pr贸fugos de un imperio en grandes barcos el sol se pone en la monta帽a entre sahumerios y rezos tras del altar pagano con tus manos inicia la danza que buscan el lado de la Luz bajo el ciruelo las hechiceras con turbantes de jade son la nueva referencia el hilo que nos sostiene all谩 en Malinalco a la mitad de la tormenta

37


Mi Tonantzin

De este lado de mi código postal es un cuervo bajo el cedro devorando al sol la diosa emprende la persecución al encuentro de su mantra en el mundo de fenómenos ruido espacio donde lo mismo hace milagros que abandera rebeliones mi pagana de cráneos / mujer / deidad y garras es una hidra rupestre con enaguas: en las cabezas del bífido hallo sereno junto a la bestia

38


Escenario

La nieve solamente quiso ser mar esta noche y no pudo se volvi贸 vapor al contacto con la piscina los copos resbalan por el techo de cobre no tienen peso me seda su caer la coreograf铆a de sombras se gesta sobre la planicie: sobre el canal helado una luna d茅bil refleja los pinos Ottawa en invierno es la estampa de una ciudad de hadas el g贸tico de no mal bigote me mira sin cesar

39


Pequeña fábula

En un campo de estrellas sobre el negro entre alabanzas y ebriedades somos un espejo de mujer de mundo la alegría del exceso nos extiende somos elásticos Entre dos puntos y aparte nos hundimos entre las dunas nuestros pies se multiplican/ inician la marcha hacia el meridiano donde los caracoles descansan

40


Impromptu

Hay que hacer el amor a toda hora alimentarlo explosión de liquen recrearlo soles albinos succionarlo membranas de heno tu iris oro girasol de otoño huracán en trayecto

41


Santander

A Delfina Ogarrio Navarrete y Fidel Solís Rodríguez, siempre conmigo

En un arrebato de mi arquitectura emocional mis pasos se vuelven eficientes huyen hacia la memoria persiguen a lo que tengo de animal un pedazo caído de luna sobre la corona de Carlos I En la taza del café Madrid permanece oculto un museo de arqueología puerto blanco y jacarandas estampas lila de Mixcoac y sus jardines y niñas y barcos de papel en las fuentes de talavera el arcángel sostiene una hoja donde rueda un brillante gota de agua que se ensancha y compacta (para hacerme la tarde interesante) toca el timbre guiado por el olorcillo de un pastel de matemática receta 42


sube la escalera ahí lo atrapo sobre el tezontle: no te vayas / quédate en mi baño mirándome bajo el agua entre la luz jugando a que yo también soy invisible iluminemos las palabras con un año de anticipación hasta que no queden las casas rurales el verde de Cantabria ni los enigmas

43


Fée verte

Lyon se expresa en pequeñas dosis bajo un cielo plomo nuestro cigarro se consume en un intento rápido al destejer el nudo entre libertad y destino Un dios pardo está sentado en la boca de la cueva donde aguardan los jaguares de fuego con rostros de serpiente buscando la composición genética de la luz la memoria es naipe el tarot se hace sombra es posible que espere al Mago con su bolsa de sortilegios al hombro: crinolinas / cascabel y zapatos de diamantina En el Café de Negociantes entre sorbo y sorbo pensé que el mundo era mío al elaborar una taxonomía de la alucinación donde cómodamente sentados nos miramos pretendiendo que la vida tiene sentido 44


Prima la poesia dopo le parole


Los días y los años

A Luis González de Alba

Carracci me hizo viajar a Alejandría la observación de los fenómenos naturales (esta vez sin matemáticas) que me hace anotar en mi calendario desde hace quince años la variación que hay cada febrero al florear el durazno que se mira de mi oficina Entre Mozart, el café con leche de La Veiga y Cavafis hoy colocada en lugar estratégico la canica de Poseidón son la tierra y los planetas que acompañan al sueño de los bravos

49


Poesía

Cúspides y barrancas agua en el desierto ideas sin temor a perder el hilo del relato indignaciones políticas amores que duelen hasta las mitocondrias la experiencia de los hijos algún acribillado familiar en sopa de letras y fosas con monstruos y castillos son muchos los buenos años

50


Índice Peregrinaje Valeriana officinalis A escondidas La noche de las escrituras Intención Coyoacán Júpiter Instante Inmediatez Búsqueda Anuario En fase creciente Zacatecas Astrología

13 14 15 16 17 18 20 22 23 24 25 26 27 28


Tierra de coyotes Anticipando Cuento de Coppet Aries en fuga Conciencia 360 Grados Clic Cantata en Polanco Estado mitológico Mi Tonantzin Escenario Pequeña fábula Impromptu Santander Fée verte

29

Los días y los años Poesía

49

30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 44

50


El colibrí del delta se terminó de imprimir el día diez y siete de diciembre de dos mil diez, en los talleres de Impresiones Modernas, S.A. de C.V. Sevilla 702-B Col. Portales 03300 México, D.F. La edición consta de quinientos ejemplares en papel cultural de 120 gramos. En su composición se ultilizó la tipografía Minion Pro. El cuidado de la edición estuvo a cargo de Mariano Flores Castro y el diseño de Gabino Flores Castro González. © Claudia Leonora Solís-Ogarrio Sánchez 03-2010-111609514700-14 © Colección Imaginaria



El colibrí del delta