Issuu on Google+

Nunca digas nunca, los sue帽os se cumplen

Nombre: Claudia Costa Arenas Materias: Castellano y Sociales Fecha de entrega: 14路04路2011 Profesor: Evaristo y Joan.


Índice Capítulo 1-¿Quien fue y que hizo Agustín?..................pag. 3 Capítulo 2-20 años de trabajo dieron fruto..................pag. 4 Capítulo 3-Descubriendo la verdad..............................pag. 6 Capítulo 4- intentando volver al presente....................pag. 8 Capítulo 5- Me siento orgullosa de ser la nieta de Agustín!...pag. 11


Capítulo 1: ¿Quien fue y que hizo Agustín? -Hoy es 20 de Mayo de 2035. Es uno de los días más tristes para toda mi familia, y los grandes amigos de mi abuelo, pero especialmente para mi. Mi abuelo Agustín Martín Gil, acaba de ser enterrado en el cementerio de Monjuic, en Barcelona. Murió dos días antes del entierro, el 18 de Mayo de 2035, por causas naturales. Más detalladamente explico las causas. Mi abuelo ya desde hace mucho tiempo atrás tenia problemas con la tensión y el colesterol, ya le advirtieron que podría ser peligroso y que convenía que se tomara unas pastillas o que por lo menos hiciera dieta, pero el no hizo caso, desde siempre ha dicho que no se cree a los médicos que todo lo hacen para que gastemos dinero en cosas innecesarias, pero no serán tan innecesarias si te las recomienda un medico. Así que como podéis ver, al no hacerle caso acabó muriendo de un infarto por no cuidarse. El era una persona muy importante para mi, ya que a parte de ser actualmente, el hombre más famoso del mundo, gracias a su creación, fue mi referencia maternal, paternal e incluso hizo de mi abuela, porque ella murió mucho antes de que yo naciera. Era mi único apoyo familiar por así decirlo. El era un hombre con el que siempre apetecía charlar, siempre estaba de buen humor, y veía las cosas de una forma positiva. Fue un hombre muy chistoso, siempre estaba de la broma y a mi eso me encantaba. Era también un hombre muy radical, y toda su ideología la transmitía a aquel que le interesara. Era un hombre muy completo, sabia hacer de todo, por ejemplo, cocinar, coser, arreglar todo tipo de electrodomésticos o cualquier otro aparato...Le encantaba experimentar con cualquier tipo de objecto, cualquier tipo de experimento, el solo buscaba pasar un buen rato haciendo lo que le gustaba, física. También le encantaba dibujar, y la verdad es que no lo hacia nada mal, todo lo contrario, lo hacia genial. Yo aun conservo un par de cuadros suyos y unos dibujos que me hico para cumpleaños anteriores. La verdad, es que para sus años, físicamente era un hombre aun muy bien plantado, tenía unos ojos azules que resaltaban tanto en su rostro aun tan hermoso. Era un hombre alto y bastante fuerte. Muchas de las señoras del pueblo donde vivía él hubieran querido tener una relación sentimental formal con mi abuelo, pero el decía que no, por muy guapas que fueran o por muy buenas personas que fueran el siempre decía que no a todo el que le pidiera salir. Las prefería como amigas, ya que desde que murió mi abuela no ha vuelto a estar con otra mujer, ni quería estarlo, el decía que siempre estaría enamorado de la abuela y que no le hacia falta rehacer su vida, que ya me tenia a mi. Os explicaré un poco porque he comentado antes que mi gran y querido abuelo era el más famoso en esos instantes y porque marcaría un antes y un después en este mundo. Mi abuelo creó la primera máquina del tiempo en el mundo cuando tenía 51 años, más o menos por el año 2011! Según lo que me contaba el le costó más de 20 años llegar a conseguirlo, pero el nunca se desanimó, siempre me recordaba esa historia para que arriesgara por lo que quería por mucho que costara, y es un gran ejemplo, la verdad. El entierro de mi abuelo había terminado y la cena familiar y con algún que otro amigo también. Mi dolor por esta gran perdida no fue muy respetado por los periodistas de la prensa, sabían que hoy no era un gran día pero seguían acorralándome para que contase todo lo que el me contaba , es decir como consiguió poner en funcionamiento la máquina, que les explicara el secreto, ya que yo ahora era su única heredera. Así que tras decir que no mil y una vez, ya que ese no era el mejor momento para hablarlo, acabé cediendo para que se callasen de una vez por todas. Acepté contar la historia con una simple condición, era muy simple, si todo el mundo aceptaba en


acordar un día en memoria de mi abuelo yo contaría todo lo que hiciera falta, quería que se le recordara siempre, mi abuelo no era una persona fácil de olvidar, quería que fuera recordado por todo el mundo! Les pareció una gran idea así que ambas partes aceptamos encantados. ME llevaron a sus estudios, según ellos para “estar más cómodos”, y yo lógicamente no vi porque no podía hacer esa entrevista, estaría bien que todo el mundo supiera como era mi abuelo y lo importante que es, desde que creo la máquina hasta de aquí unos cuantos miles de años.

Capítulo 2: 20 años de trabajo dieron fruto. -Agustín creó la primera máquina del tiempo hace ya unos 24 años, cuando el más o menos tenia unos 51 años. La causa por la cual la pudo crear es demasiado curiosa. El llevaba casi 20 años intentado hacer funcionar a la máquina. Creó todas las piezas necesarias. Ajustó hasta el último tornillo. Pero no conseguía hacerla funcionar. No entendía el porque, el lo había intentado todo, o por lo menos eso creía el. Un día cualquiera, como de costumbre, Agustín estaba trabajando en su laboratorio, con tal de averiguar que es lo que le fallaba a su máquina. Agustín tenía a cargo a su tía Olga, una señora ya muy mayor que no se valía por si sola y tenia que estar acompañada siempre de alguien, y quien mejor que Agustín, la quería mucho y la cuidaba muy bien. Bien, retrocedemos, tía Olga que estaba en la sala de estar llamó a gritos a Agustín y el se asusto, lógicamente. Subió raudo y veloz para ver que es lo que había sucedido. Cual fue su sorpresa al llegar arriba? A tía Olga no le había sucedido nada malo, simplemente que un enchufe su peló y ya no funcionaba la televisión, justo en el momento más interesante de su telenovela favorita: “Amar en tiempos revueltos”. Y a eso venían tantos gritos, con tantas ansias. Agustín arregló el enchufe lo más rápido posible para no perder mucho tiempo y volvió a su trabajo, en el laboratorio. Al llegar estuvo un buen rato pensando que es lo que no acababa de funcionar, y como ultima opción tocó el interruptor por si gracias a Dios, funcionara por casualidad. Entonces, sin saber de donde venia Agustín visualizó una gran luz roja que lo dejó medio ciego. No entendía que podía ser, ni de donde provenía, pero entonces cayó, acababa de tocar el interruptor de la máquina del tiempo, pensó que se habría roto alguna de las piezas y que tardaría mucho más en arreglarla, y se desanimó mucho, se sentó en el borde de la máquina a punto de estallar de los nervios cuando de repente, se encontraba en un lugar desconocido. Al principio no se dio cuenta de nada, el cerró los ojos y solo pensó en como sería su futuro si de verdad consiguiera inventar la máquina del tiempo. Entonces cuando se cansó de pensar en todo eso, ya se había relajado y volvió a su optimismo generalmente normal, abrió los ojos con el objetivo de seguir intentándolo. Cual fue su sorpresa? No estaba en la habitación, en el laboratorio, pero tampoco estaba en su casa, ni tía Olga estaba por allí arriba viendo la novela, estaba en un sitio desconocido para el. Entonces empezó a asustarse, pero todo esto sin perder la calma. No entendía que había podido pasar, quizás se había dormido y se lo habían llevado algunos amigos? O quizás lo habían secuestrado? Sentía cada vez más miedo, pero no sabía que hacer, entonces pensó en retroceder un poco hacia atrás, en pensar que es lo último que había echo y pensar en como había llegado hasta ese lugar desconocido pero a la vez muy rústico y acogedor. Entonces empezó a pensar, arregló el enchufe de tía Olga para que pudiera ver su telenovela de todas las tardes, bajó a su pequeño laboratorio, allí le dio al interruptor de su máquina del tiempo (en proceso) y luego empezó a ver una luz roja que salía de la máquina. Ahora esta en un sitio desconocido, parece viejo, pero no sabe donde es. Empezó a plantearse si podría haber pasado lo que estaba pensado que había pasado. Pero no creía que eso fuera posible, pensaba en que se podría haber tele transportado al pasado y que esa luz roja no era mala señal si no todo lo contrario. Pero si era así no entendía el porque, hace un momento no funcionaba, faltaba la ultima pieza del rompecabezas y ahora estaba en el pasado? Un poco extraño todo no? Entonces se puso a pensar, y sacó una gran conclusión a todo esto. Cree que todo lo sucedido con la máquina estos últimos minutos fue gracias a la tía Olga. Y os preguntareis


por que? Pues porque tía Olga hizo que Agustín arreglara el cable roto de la televisión, y al estar roto podría soltar alguna pequeña descarga eléctrica, sin que Agustín se diera cuenta, y eso hizo que los circuitos de la máquina se estimularan y respondieran correctamente, esto ayudó también a que las ondas expansivas que hay en el aire de la habitación hicieran lo que tienen que hacer para retroceder en el tiempo. Agustín aun no se creía que hubiera conseguido viajar al pasado a través de una máquina construida con el! Así que decidió ir a investigar y saber donde se encontraba. A los pocos minutos andando se encontró con una señorita de su edad más o menos y una más joven a su lado paseando por la hierba de un parque muy bonito. Las dos mujeres eran muy hermosas, pero Agustín raramente se fijó en una de las dos, digo raramente, porque nunca había mirado a otra mujer a parte de a su querida ex mujer, es viudo. En fin, no estaba para perder el tiempo allí, había viajado tiempo atrás, así que decidió preguntar a las dos damas tan hermosas en que año estaban y alguna cosa parecida. Se acercó y primero se presentó: -Em...Encantada señoritas, podrían decirme el día en el que estamos? -las chicas lo miran extrañadas-Si caballero, estamos a día 2 de abril. -Del año? -1537, no sabe en que año vive usted? -Perdone es que estoy un poco desorientado jajaja -Y esa ropa, señor? Donde la ha comprado? -Vengo así desde mi casa, la compré hace ya un tiempo en el Zara. -Perdone? Podría repetir donde la compró? -Ay! Nada nada. La he creado yo, que pasen un buen día señoras. -Con dios, encantadas buen hombre! Agustín metió la pata, no recordaba que estaba en el siglo XIV y que no podía actuar como si estuviera con sus amigos en el siglo XXI! Pero bueno, las señoritas habían sido muy amables con Agustín y el estaba muy feliz de haberse encontrado con ellas la verdad. Pasó dos días horribles en el siglo XIV y no tenía donde ir ni que comer ni tenía nada! Había realizado su sueño pero no podía hacer nada sin un alojamiento o simplemente sin comida ni bebida. Así que con las pocas fuerzas que le quedaban decidió ir a buscar a las dos señoritas que se encontró. Después de una hora de búsqueda más o menos encontró la casa donde vivían esas preciosas damas. Le dejaron pasar para dormir un rato y que comiera algo. Agustín se desesperaba, le había costado 20 años aproximadamente llegar donde hoy estaba, y ahora, no sabía como saldría de allí y volvería otra vez al presente. No sabía como hacerlo. Decidió hacer una expedición con un barquillo que se encontró en la orilla por el inmenso mar Mediterráneo. Y así probar suerte y ver si por el mar podía conseguir alguna cosa. Pero no quiso irse solo, quería irse con Clara, la señora que le volvió loco desde que la vio por primera vez en el césped de parque. La mañana antes de partir le pidió a Clara si quería marcharse con el, pero clara no supo responder, tenia a cargo a la otra chica más joven, a Luisa. Pero por otra parte, a ella también le encantó Agustín desde el primer momento en que lo vio. Clara se lo replanteó mucho hasta que decidió marchar con el, ya que hacia mucho tiempo que no le gustaba una persona tanto.


Capítulo 3: Descubriendo la verdad. -Agustín estaba tan convencido de que esos tres barcos que se acercaban eran los del Colon y el padre de Clara que no lo dudó, remó y remó hasta llegar a los pies de esos tres barcos tan y tan grandes. Y no se equivocaba, raramente Agustín se equivoca, siempre acertaba! Al principio uno de los tripulantes de los cientos que iban en esos tres barcos, vio ese pequeño barquillo y pensó que eran intrusos. Avisó al capitán, en este caso Colon, y el corrió a ver quien eran esos dos malvados que interrumpían su gran y deseado viaje. Al ver a Agustín se asustó, de verdad pensó que eran dos malvados que venían a matarlos, secuestrarlos, robarles o cualquier cosa de esas. Pero al ver a Clara, la hija de su mano derecha, su gran amigo Pol, se calmó y pensó que venia en busca de su padre, por algún motivo desconocido. Colon pidió al tripulante que los vio que ayudara a que subieran al barco donde viajaban. Colon llamó rápidamente a Pol, para que viera que su hija estaba subiendo al barco. Pol fue a ve que quería su hija, y cuando vio a Agustín puso una cara de sorpresa y a la vez de enfado que asustó a Clara. -Papá!! Necesitamos tu ayuda, vamos al camarote y ahora te cuento toda la historia. -Será lo mejor hija, tienes muchas cosas por contarme, por lo que veo. Clara notó a su padre bastante cabreado, pensó que sería por todas las horas aquí en el barco, el agobio, el que aún no hubieran encontrado nada...Pero al llegar al camarote, Pol no dejó entrar a Agustín, le pidió que le dejara a solas con su hija unos minutos, que tenían que hablar de algo personal. Agustín lógicamente marchó sin ningún problema, fue a buscar a el tripulante que les ayudó a subir al barco para que le diera algo de comer o agua. Mientras tanto Clara y su padre, Pol hablaban seriamente en el camarote: -Papá, porque has echado de esa manera a Agustín? El es mi acompañante, podrías tratarlo un poco mejor no? -Hija, ahora pongámonos serios, quien es ese desconocido que con tanta confianza has metido en este barco? -No es un desconocido, si me dejas te explicaré toda la verdad, sabes que yo nunca te he mentido y esta no será la primera vez. -Esta bien, perdona si me he pasado. Llevo muchos días aquí y me afecta todo el ambiente, entiéndeme. Soy todo oídos, puedes contarme lo que sea. -Vale, te lo cuento, pero tienes que prometerme que no te vas a alterar, y sobretodo que me vas a creer, porqué cuesta hacerlo, a mi no me sorprendió mucho pero...A ti supongo que si. -Si, lo prometo. -Enserio papá, luego no quiero enfados ni que pienses que soy una mentirosa ni que le hagas nada a el, es la verdad. -Venga hija, no me dejes con esta intriga y cuéntalo ya! -Jaja esta bien, tranquilo, allá voy. Pues papá, Agustín...hace una semana más o menos llegó a nuestra ciudad, a Terracium Castellum. -A si, de donde es entonces? -Quieres dejarme terminar! Papá el es de aquí, el toda la vida ha vivido aquí... -Como quieres que haya vivido toda la vida aquí si nunca lo hemos visto y dices que hace una semana que ha llegado! Explicate mejor porque no lo logro entender. -Papá, es lo que intento, pero me interrumpes en cada frase!


-Perdón, perdón ahora de verdad no te interrumpo más, acaba hija. -Bien, por donde iba...A si! Pues eso papá que Agustín es de aquí pero no lo hemos visto nunca porque llegó hace poco. -Creo que lo entiendo, quieres decir que su familia es de aquí pero que el ha llegado solo hace una semana? -No papá, no es eso, el siempre ha vivido aquí, pero no en esta época. -Como que no en esta época? Si siempre ha vivido aquí ha tenido que ser en estos tiempos no? -Esta bien, mejor decírtelo directamente porque veo que insinuarlo no sirve de nada, no te enteras. Pues con todo esto quiero decirte que, Agustín toda la vida ha vivido aquí, pero no en Terracium Castellum si no en Terrassa. -Terrassa? Donde está eso? No había escuchado ese nombre nunca, que es una ciudad también? -Papá Terrassa es nuestra ciudad, pero ese es su nombre en el siglo XXI. -Ya decía yo que no me sonaba, claro si no es de este siglo! Un momento espera, que has dicho? Siglo XXI?! Imposible, Clara estamos en el siglo XIV, ese chico no puede ser de siete siglos después, eso son 700 años!! -Es lo que quería explicarte papá. Agustín es un señor del siglo XXI, el lleva más o menos veinte años intentando crear una máquina del tiempo, y hace una semana aproximadamente lo consiguió. Luisa y yo nos cruzamos con el el primer día que llegó aquí, nos pregunto en que año estábamos, por eso desconfié un poquito...Al cabo de un par de días, apareció en casa. Iba muy cansado y hambriento, así que decidimos dejarle pasar y que descansara y comiera algo. El ya me llamó la atención desde el primer día, pero no dije nada, me dio mucha vergüenza invitarlo a dar una vuelta o a casa. Pero cuando apareció por casa supe que tenía que aprovechar la segunda oportunidad que Dios me puso en el camino. Lo invité a pasar, estuvimos horas charlando y me volví loca por el. A la mañana siguiente me pidió que lo acompañara a una pequeña expedición por el mar. Yo sin hacer preguntas accedí, ya que como te he dicho antes, fue amor a primera vista. Cuando estábamos en el pequeño barquillo donde nos habéis recogido, le he preguntado que a donde íbamos. El me respondió un poco inseguro todo lo que te he contado, y aquí estoy, contándoselo a mi padre, que tiene una cara de bobo ahora mismo jaja. -Clara, haz pasar a Agustín al camarote, tenemos que hablar con el. Quizás si ha sido capaz de descubrir la máquina del tiempo nos ayuda a construir artilugios para llegar antes a India! -Papá el quiere volver a su presente, no quiere quedarse aquí vino para investigar y ya lo ha echo, no creo que acepte ayudarte. -Tu dejámelo a mi, si el nos ayuda nosotros le ayudaremos, hazme caso y llamalo por favor. -Esta bien papá pero no lo asustes que nos conocemos. Clara salió del camarote en busca de Agustín. Éste estaba contemplando el maravilloso paisaje desde el gran barco mientras bebía un poco de vino, de una bota que le dejó el tripulante antes nombrado. Clara se sentó a su lado para hablar un poco y decirle que su padre le esperaba en el camarote, donde antes lo echó. Al sentarse Agustín la abrazó con mucha fuerza, como si el mundo se fuera a acabar esa misma noche. Clara guardó silencio y continuó el abrazo, no quería estropear ese momento tan mágico y tan bonito. Unos minutos después Clara le preguntó a Agustín que tal estaba, que a que se debía ese gran abrazo. Agustín, contestó que no estaba muy bien, que le apetecía sentir calor humano y más si era el de Clara. Clara no entendió porque Agustín en cuestión de horas se puso tan triste y delicadamente preguntó. -Pero que es lo que sucede Agustín? Hace un par de horas no eras el hombre más feliz del mundo pero tampoco estabas así de triste... -Clara no se si te has dado cuenta, esta semana junto a ti ha sido maravillosa pero este viaje lo empezamos con el propósito de poder irme a mi siglo otra vez. Todo eso quiere decir que si me


voy nunca más nos vamos a poder ver. No me voy a otra ciudad, no me voy a otro país, me voy setecientos años más adelante, y no podemos ir a visitarnos, nunca debería haber sucedido esto, pero no se como ha sucedido, pero ahora, nunca más nos podremos ver! Estoy muy asustado, no se como saldré de aquí. Por una parte quiero irme, con mi familia, mis amigos,mi vida de siempre. Pero por otra parte, quiero quedarme contigo, eres la primer chica con la que estoy, la primera chica que me gusta desde que murió mi ex mujer, María. De verdad, he pensado en quedarme, pero no puedo quedarme en un lugar setecientos años atrasados a mi presente, ni puedo dejar toda mi vida atrás. Pensé en que vinieras conmigo, pero no soy tan egoísta como para que tu dejes también toda tu vida por mi y vengas a “el futuro”. Así que no se que pretendes que hagamos, no quiero separarme de ti, pero es que no tenemos ninguna otra opción... -Agustín...No había pensado en todo esto. Aunque solo nos conozcamos desde hace una semana, yo tampoco quiero separarme de ti, y me asusta que todo esto tan bonito que hemos vivido nuestro amor a primera vista se esfume también en un instante. Se que si te marchas no podré volver a verte, una máquina del tiempo no es un vehículo que puedas coger cuando se te antoje. Pero que quieres que hagamos? Ninguno de los dos puede dejar su vida y marcharse al futuro o quedarse en el pasado. Demasiado arriesgado todo este tema de pasados presentes y futuros. Pero por otra parte ninguno de los dos queremos separarnos. No podremos enviarnos cartas ni ponernos en contacto de ninguna manera, esto si que seria un hasta nunca en toda regla, y yo tampoco quiero esto. Ahora bien si no puede ser, no puede ser, yo te aseguro que te recordaré siempre y que siempre estarás en mi corazón. Que has sido muy especial para mi y que no será lo mismo sin ti. -Clara, no se que haremos solo se que te quiero y que si nos separamos yo también te recordaré siempre. Mientras los dos estaban cogidos de la mano y seguían repitiéndose lo mucho que se querían, Clara escuchó la voz de su padre con tono firme y directo. En ese momento Clara se acordó porque vino a por Agustín! Su padre le pidió que lo llamara para que fuera al camarote a hablar con el. Clara rápidamente avisó a Agustín de que fuera o si no su padre se pondría furioso. Agustín se secó las lagrimas que caían por sus ojos al desahogarse con Clara y oír todo lo que sentía ella y se dirigió extrañado hacia el camarote donde se encontraba Pol, el padre de Clara. Agustín llamó a la puerta después de unos segundos Pol amablemente abrió la puerta y le hizo un gesto amistoso para que pasara. Pol cerró la puerta y se dirigió con Agustín hacia una mesa con un par de bebidas, allí se sentaron y empezaron a hablar. -Mi hija Clara ya me ha contado toda la verdad sobre ti, Agustín. -Que verdad señor? Podría especificar más por favor. -Pues que no eres de este siglo, que viniste por accidente, todo lo que ha pasado entre vosotros... Agustín puso cara de sorprendido pero no dijo nada. -Ya se que te sorprende que lo sepa, que no querías que nadie se enterara, pero mi hija me lo cuenta todo, no podía callarse algo por primera vez, entiéndela. Además yo se guardar un secreto mejor que nadie. -Espero que sea cierto señor, porque si la gente se enterara y no lo creyera, podrían hasta matarme! -Hijo mio, no me llames señor, llamame Pol, y tranquilo aquí no harán eso, y si se les pasara por la cabeza hacerlo me encargaría yo personalmente de que no hicieran nada, aunque tranquilo, porque nadie se enterara. -Pues muchísimas gracias por guardar el secreto. Ahora le pediría que me ayudara. Supongo que Clara le ha dicho que no se como llegué aquí y que ahora no se como voy a salir... -Pues hace ya un rato estuve hablando con mi hija, le dije que si has sido capaz de construir una máquina del tiempo, que serías capaz de construir lo que fuera no?


-Hombre con las herramientas necesarias, un poco de lógica y tiempo supongo que si. -Pues que te parece si hacemos un trato? Tu construyes algo para que lleguemos antes y yo te ayudo a salir de aquí. -Como me va a ayudar a salir? Supongo que no tiene ni idea de todo esto, no sabrá sacarme. -Créeme, sabré hacerlo cueste lo que cueste! -Esta bien, le ayudaré.

Capítulo 4: Intentando volver al presente. -Agustín y Pol, el padre de Clara, ya han echo un trato. Agustín construye algo para llegar más

rápido a la India y Pol le ayudará a regresar al futuro. Se lo comentaron todo a Clara y ella dijo que ayudaría en todo lo posible, mientras Agustín el amor de su vida y su padre, su único y gran apoyo desde siempre, estuvieran felices. Se pusieron manos a la obra. Agustín no sabía como ayudarles a ir más rápido con materiales tan pobres. Así que en vez de ir más rápidos, pensó en ayudar a que no se equivocaran de rumbo. Exacto, sería una gran idea, así no se perderían y llegarían antes. El ya sabía toda la historia de Colon sabía que descubriría América en vez de las Indias. Que descubriría muchas islas, que también encontraría La española y la Juana, actualmente Haití y Dominicana y Cuba. Sabía que se casaría más de una vez, que tendría hijos con esas diferentes mujeres. Sabía cuando moriría, donde lo enterrarían, lo sabía todo. Está claro que viniendo del 2011, podía saberlo todo. Habían pasado muchísimos años y habían descubierto muchas cosas respecto a los cuatro o cinco viajes de Colon, donde conquisto muchísimas tierras. Agustín se aprovechó de la situación, nadie pensó en que lo pudiera saber todo sobre estos viajes. Pasado el tiempo Colon completó su primer viaje. Lo contaré un poco. El 12 de octubre de 1492, uno de los marineros que estaban entre los ciento-veinte tripulantes aproximadamente, Rodrigo de Triana vio una costa cubierta de palmeras y gritó: Tierra!. Desembarcaron al día siguiente en la isla de Guanahaní (bautizada como San Salvador). Continuó el viaje descubriendo otras islas entre las que se destacaban La Española (ocupada actualmente por Haití y Dominicana) y Juana (Cuba), como ya sabía Agustín que iba a pasar. Después de estas conquistas regresó a España con el fin de contarle a los reyes que había llegado a las Indias. Cuando regresó a España tuvo un gran recibimiento por parte de los reyes. A partir de allí se suceden varios viajes, pero ninguno con el éxito que tuvo el primero. El 25 de setiembre de 1493 Colón partió desde el puerto de Cádiz con diecisiete bracos y más de mil quinientos hombres. Descubrió las Antillas y la isla de Puerto Rico. Hacia finales de noviembre, al llegar a La Española, encontró destruido el fuerte Navidad. Fundó un nuevo asentamiento en La Española y lo bautizó Isabela, en honor a su protectora. Las enfermedades tropicales hicieron estragos entre sus hombres. Debilitados y enfermos, regresan a España con doce barcos. En el año 1498, Colón partió por tercera vez con ocho naves, desde San Lucas de Barrameda. Descubrió la isla Trinidad, el golfo de Paria y la isla Margarita. Llego hasta la desembocadura del río Orinoco y al llegar a la Española, se enteró que Santo Domingo, se había sublevado. Los enemigos de Colón, convencieron a los reyes para que lo destituyeran de su cargo. Viajó a la Española un comisionado real, Francisco de Bobadilla, quien ordenó apresar a Colón y a su hermano Diego, enviándolos de regresó a España. Los monarcas ordenaron su liberación, pero no le devolvieron su cargo. El 11 de mayo de 1502 partió de Cádiz, inició el cuarto y último viaje a América (con cuatro barcos y 150 hombres).En su exploración descubrió la costa de Honduras y bordeó América Central. Sufrió un naufragio, pero fue rescatado. El 7 de noviembre de 1504 llegó a San Lucas de Barrameda (España).


Después de estos cuatro viajes adelantados de tiempo gracias a la presencia y la ayuda de Agustín Colon muere olvidado, triste y enfermo, el 20 de mayo de 1506 en Valladolid. Donde es enterrado, durante un tiempo, pasa por diferentes lugares pero al fina quedan sus restos en la catedral de Sevilla. Han pasado ya muchos años desde que Agustín esta allí. Pero no pasa el tiempo para el, sigue siendo el de siempre, con el mismo aspecto físico, mental, personal...Para el no pasan los años, en el pasado nunca envejece ya que se supone que aún faltan siglos para que nazca. En fin, los viajes terminaron y Agustín estaba deseando llegar a casa por fin, no sabía si el tiempo si pasaría en el futuro, suponía que si, ya habían pasado unos diez años, y el aún seguía allí, en el pasado. Después de tanto luchar para poder retroceder en el tiempo con su máquina y ahora deseaba irse. La verdad es que tampoco estaba tan mal, todo lo contrario el estaba muy bien allí. El viaje con Colon fue algo extraordinario. El padre de Clara lo acogió con muchísimo cariño, y lo trataba genial. Y Clara y el estaban estupendamente, pensaban que se iban a separar, pero ya hace diez años que están juntos! El problema es que el no puede seguir estancado en el pasado tiene que regresar a su presente, volver a su vida normal. Esto era de locos, por muy bien que estuviera con Clara, esto era imposible. Después de el viaje de Colon regresaron Pol, Clara y Agustín a casa de Clara, donde Agustín estuvo un día, hace diez años, cuando llegó al pasado. El se había portado muy bien con todos. Había ayudado en todo lo que había podido. Había tratado genial a Clara. Se merecía por fin regresar a casa después de haber echo una excelente labor. Esa misma tarde estaba en la habitación de invitados pensando en alguna forma de regresar cuando de repente Clara y su padre enteraron en la habitación de Agustín muy asustados y chillando. -Que es lo que os pasa? A que vienen esos gritos?! -Agustín rápido, en la puerta hay un agujero negro, con una luz roja al final! No sabemos de donde viene, que hacemos?! -Una luz roja dices? Y un agujero negro...Creo que ya se lo que puede ser! Al escuchar luz roja, a Agustín le vino un gran recuerdo a la mente. El día que se tele transportó antes de llegar a este sitio, vio una luz roja. Quizás esa era la salida, o mejor dicho la entrada a su hogar de toda la vida! Agustín no lo pensó dos veces y salió corriendo hacia donde decían Clara y Pol que estaba ese agujero. Agustín al estar delante del agujero, sintió miedo, a la vez felicidad, a la vez tristeza. Sabía 100% que ese agujero le conduciría de nuevo a su hogar del 2011. Pero tampoco quería dejar el hogar que había encontrado en el siglo XIV. Pero debía hacerlo...Así que les explicó a Pol y Clara que esa iba a ser la última vez que se verían. Que ese agujero al que le tenian tanto miedo, era la puerta hacía el futuro. Se despidieron Pol y Agustín y dejó a solas a Agustín y Clara para que pudieran despedirse como dios manda. -Sabíamos que este momento llegaría tarde o temprano no? -Si, sabía que llegaría Agustín, pero no quería que llegara, sabía como me sentiría y no me gusta nada! Yo te quiero, hemos pasado diez años juntos, han sido los mejores de mi vida, maravillosos enserio. No quiero separarme de ti. Se que tiene que ser así, y que nunca más nos veremos, pero no quiero... Clara se derrumbó y se echó a llorar delante de Agustín. -Vamos Clara no hagas esto más difícil. Para mi tampoco es divertido dejarte aquí ahora, justo en estos momentos tan bonitos que estábamos viviendo sabes? Pero es lo que toca, sabíamos que este momento iba a llegar, ninguno de los dos estaba preparado, pero sabíamos que tendría que suceder. Yo también te quiero muchísimo, y nunca te olvidaré. Ahora, me marcho ya, antes de que


se haga más duro todo esto, nunca me han gustado las despedidas... Cuando Agustín se iba a marchar, Clara le cogió del brazo y le dio un beso muy intenso, cariñoso y con muchísima pasión. -Hasta siempre Agustín, te amo! -Yo también amor, nunca te olvidaré, créeme, nunca lo haré. Agustín añadió una pequeña sonrisa y se marchó por el agujero que les separaba. Al cruzar el agujero sintió un dolor muy grande de cabeza, no sabía lo que estaba ocurriendo, se suponía que ahora mismo regresaba a casa, pero al tele transportarse del futuro al pasado, no le dolió nada. Se intentó relajar, cerró los ojos, pensó en Clara y el dolor se calmó. Estuvo un buen rato pensando en todo lo que había vivido, cuando quiso darse cuenta ya había pasado mucho tiempo, se había quedado dormido, al abrir los ojos se encontraba nuevamente en su laboratorio! No podía creerlo, el estaba igual que siempre y el laboratorio tal y como lo dejó la última vez que estuvo aquí. Recordó a tía Olga y subió rápidamente las escaleras. Allí estaba viendo aún su preciada novela, tal y como lo dejó todo. Para el habían pasado 10 años en una época extraña, en su presente no habían pasado ni dos segundos! Esto era increíble. Pasaría a la historia! Se dio cuenta que por mucho que las cosas cuesten si crees en ello y nunca de rindes acabas consiguiéndolo. Besó a tía Olga con gran energía, le dijo que siempre persiguiera sus sueños y fué a contarlo todo a sus amigos.

Capítulo 5: Me siento orgullosa de ser la nieta de Agustín! -Conté toda la historia, tal y como todos los periodistas y demás personas deseaban. Tardé unas dos horas en acabarla de contar. Tal y como mi abuelo la contaba, la conté igual, hasta los puntos y comas eran los mismos! Yo al igual que el, era muy detallista, todo tenía que ser contado a la perfección y más si era algo sobre mi gran abuelo Agustín, una de las personas más importantes en mi vida, que hoy ya no me acompaña. Si, lo conté todo con pelos y señales, pero no conté como mi abuelo llegó a viajar atrás en el tiempo, cosa que interesaba mucho a la humanidad. Yo conté el último toque, la descarga de corriente del cable de tía Olga, pero nadie sabía todos los pasos que siguió mi abuelo en esos veinte años de duro trabajo. Nunca revelé el secretó, ni lo haré, ya que prometí a mi abuelo que sería la única en saberlo. Un año más tarde, se celebró el primer aniversario de la muerte de mi abuelo, al principio de esta historia, dije que contaría todo el pasado de mi abuelo con la condición de que hicieran un día del año una “fiesta” en honor a mi abuelo para recordarlo siempre, que nunca fuera olvidado! Y está claro que cumplieron la promesa. Montamos un gran festín en honor a Agustín Martín Gil, el desde el cielo se sentiría orgulloso de mi, lose. Yo lo daría todo por el, ahora que el no está aquí conmigo nada es igual, pero para que vea que no lo olvido, hice que montaran esta gran fiesta en todo el mundo. En esta fiesta, di un gran discurso. Uno de los muchos jóvenes que asistieron a la asamblea vino a saludarme, no entendí muy bien porque hasta que el me explicó que su tatara tatara tatara tatara abuela, fue Clara, la chica con la que mi abuelo rehízo su vida, cuando viajó en el tiempo. Esa noticia me impacto y a la vez me alegro muchísimo. Mi abuelo, que era un gran dibujante, hizo algunos retratos de Clara, y el chico que se me presentó se le daba un aire. Se llamaba Jordi. Esa noche no paramos de hablar. Teníamos muchas cosas en común a parte de la historia entre mi abuelo y su antepasada Clara. Congeniamos muy bien. Nos dimos los números de teléfonos, para quedar otro día. Así hicimos, fuimos quedando hasta que un día sucedió lo que los dos nos esperábamos. Me dio un gran beso y me pidió salir. Yo encantada acepté, a mi me gustaba desde hace muchísimo tiempo. Sabía que yo a el también le gustaba pero nunca nos atrevíamos a decirnos nada. Fue un momento muy bonito, me recordó a mi abuelo y Clara hace muchos años


atrás y eso me emocionó. Estuvimos años juntos, decidimos casarnos y después de dos años casados tuvimos dos preciosos hijos, Clara y Agustín, nos pareció la manera más apropiada de rememorarlos. Vivimos felices para siempre, sabíamos que los sueños se cumplían, y el nuestro se cumplió, estar juntos para toda nuestra vida. Así que os animo a no tirar la toalla nunca, por muy difícil que parezca, por pocas posibilidades que haya, NUNCA DIGAS NUNCA, LOS SUEÑOS SE CUMPLEN!

Anexo: -Mi novela histórica está situada en la baja edad mediana. Más o menos hacia el siglo XIV-XV.

Es una novela un poco liada. Primero se sitúa en el 2011. Agustín, el protagonista, llevaba ya casi veinte años intentando construir una máquina del tiempo, para poder ir hacia el pasado e investigarlo, su gran pasión desde hacia ya mucho tiempo. La esperanza de vida en el 2011, en España, es muy alta. La gente llega perfectamente a los noventa años. En cambio en el siglo XIV-XV, morían bastante más jóvenes, por eso se casaban y tenían hijos antes. Tenían muchos hijos para asegurar la continuidad. En la novela, por una serie de sucesos, acaba en el pasado, lo consigue. Entonces viajamos hasta el siglo XIV-XV, en Terracium Castellum(Terrassa actualmente). Allí Agustín emprende la búsqueda de información sobre el pasado. Tenía ya suficiente información, pero no sabía salir de allí. Conoce a una chica llamada Clara, más o menos de su edad y se enamoran. El intenta viajar por el océano, a ver si de esa forma conseguía encontrar una salida, o mejor dicho una entrada hacia su presente. Consigue una barquilla, y se quiere poner en marcha, pero no quiere irse solo. Quiere que Clara lo acompañe. Y así es, Clara no tenia a nadie más y podía dejarlo todo por Agustín, el amor de su vida. Clara le cuenta todo lo que sabe sobre expediciones marítimas, ya que casi todos los miembros de su familia han sido o son marineros. Acaban por juntarse con el padre de Clara, que era uno de los tripulantes que iban en el viaje para descubrir la India, con Colon,que al final se descubrió América. Allí la novela se situá en el 1492, cuando Colon descubrió en su primer viaje tierras. Hizo cuatro viajes, explico los tres con sus fechas correspondientes y explicando que conquistó o que es lo que pasó en ese viaje. Hasta llegar a la muerte de Colon, el regreso de Pol, el padre de Clara, Agustín y Clara. Al llegar, como Agustín había echo tantas buenas obras ayudando a todo el que le pidiera ayuda, y al que no se la pidiera también el agujero que llevaba tanto tiempo buscando para salir del pasado y volver al presente apareció y agustín tuvo que separarse de Clara. Volver al presente y vivir la vida como siempre la había vivido. Salto al 2035. La muerte de Agustín llega. La nieta de Agustín (contado en primera persona) es quien narra esta historia ya que se lo piden los periodistas que cubren la noticia estrella de mucho tiempo. La nieta acaba conociendo a un familiar lejano de Clara, se enamoran y acaban viviendo juntos y felices para siempre! Me he basado en una página web que encontré sobre los cuatro viajes que realizó Colon, hasta encontrar América, y muchísimas islas más. En digital-text, para toda la información sobre expediciones marítimas y en la wikipedia para saber un poco las fechas de lo que contaba.

Opinión sobre lo escrito: -Empezaré esta historia comentando el título. Creo que esta novela es algo reflexiva respecto a que hemos de confiar en uno mismo y creer en que podemos, muchos de los sueños que tenemos pueden llegar a ser reales si creemos y tenemos fe en nosotros mismos! Historia fantástica. He


elegido escribir sobre todos estos echos porque me pareci贸 interesante tocar un poco todos los temas que nos ofreci贸 el Joan Serrat. Adem谩s me encanta escribir relatos.


Novela Historica: Nunca digas nunca, los sueños se cumplen