Page 5

NACE LA ASOCIACION CORREDORES DE TURISMO CARRETERA 1960 fue el año "bisagra" en el TC, como prueba de esto, el 30 de agosto de 1960 con Plinio Rosetto como presidente se fundó la entidad madre de la categoría que perdura hasta hoy. Los pilotos cansados ya de las idas y vueltas con la CDA (Comisión Deportiva Automovilística) y al no ponerse de acuerdo sobre la carga del combustible de los autos en carrera, decidieron crear una asociación que los nucleara naciendo así la ACTC.

UNA NUEVA DECADA ASOMA Temporada 1960 Sería 1960 el año del último campeonato de Juan Gálvez, la estrella de los Gálvez se iba apagando de a poco, los autos cada vez más veloces, las carreras cada vez se sucedían más rápidamente, la preparación de los autos para tales competencias más cortas y veloces distaban mucho de la que era habitual antaño. 1960 también será recordado por su gran Premio, no solo por lo deportivo, sino por ser el más trágico de la historia. Vuelca Juan Gálvez sufriendo algunos magullones, Ernesto Baronio por esquivar a un imprudente espectador terminó dentro de un zanjón con heridas leves, Plinio Abel Rosetto embistió a un motociclista que se le cruzó y se fue a la b anquina ocasionando la muerte de tres personas en su trayecto, Críspulo Villanueva se salvó por milagro de chocar con un tren en Merlo, Marcos Ciani terminó con heridas en el rostro producto de la rotura del parabrisas cuando un chico queriendo saludar el paso del vehículo puso el brazo que según se supo después perdió. Pero todo esto a pesar de lo grave que fue era solo el comienzo, Carlos Navone venía punteando la etapa con su ya tradicional coupé Ford de colitas en los guardabarros traseros, y al llegar a la rotonda de San Justo, que estaba atestada de gente sobrevino la desgracia, con la velocidad que venía embist ió al público, falleciendo en el acto 12 personas y dejando 34 heridos de los cuales 22 terminaron en grave estado. Este año, la primera victoria de un Chevrolet vino de la mano del eterno luchador Marcos Ciani, logrando el mejor tiempo en la Vuelta de Santa Fe. Esto ocurrió luego del triunfo de los hermanos Emiliozzi en Olavarría y de Oscar Gálvez en el Premio Vendimia de Mendoza, éste último con denuncias y desclasificaciones incluidas. La Mar y Sierras de ese año fue ganada por Juan Gálvez seguido por ocho Ford, recién aparecía en el décimo puesto Félix Peduzzi con el mejor Chevrolet en carrera. No muy diferente fue la situación en la carrera de no-ganadores realizada en Chacabuco, donde ningún auto de esta marca llegó a la final entre los 16 arribados. La característica de que los participantes con Chevrolet eran cada vez menos al momento de largar las competencias se fue acentuando a lo largo de la temporada, lo que también se reflejaba en la cantidad de autos que terminaban el recorrido total. Las posiciones finales logradas por los mismos tampoco eran las mejores. Recién en la carrera disputada en la ciudad de Nueve de Julio se vio a un solitario Néstor Marincovich ganar con un Chevrolet, seguido por nueve autos de la marca Ford, el piloto arrecifeño debió esperar la llegada de Juan Gálvez para confirmar su triunfo, el cual se dio por una diferencia de unos 32 segundos después de haber recorrido más de 600 kilómetros. Marincovich adoptó el seudónimo “Sandokán” en esta competencia para cortar su mala racha, cosa que evidentemente resultó.

5

Chevrolet en el tc decada del 1960  

Detalles sobre la década más revolucionaria del turismo carretera, la evolución de las cupecitas, pasando por los prototipos y los modernos...

Advertisement