Page 15

Ricardo Peduzzi logra que se tome en serio su "Cuadrado" al ganar en Río Cuarto, un auto que desafiaba la lógica de la aerodinámica y en el que se trabajó mucho para colocarle el 4 bancadas de 6 cilindros, ya que el motor original era de cuatro. El piloto se ubicaba en el centro del auto con la caja de cambios por delante y su copiloto detrás en tándem. Para mitad del año ya aparecía Antonio Tempone con uno de los primeros Chevrolet 400 de 4 puertas usados en la categoría. La revancha de Cupeiro llegaría en la Vuelta de General Pico, donde dominó la carrera frente al “tractor” de Casá y el Falcon de Rodolfo de Alzaga, en una competencia dominada por el barro, la lluvia y los abandonos. Casi repite en Carlos Paz, donde a poco de terminar, mientras regulaba la carrera en la punta, un perno que soportaba la parrilla de suspensión delantera cedió y dejó al Chevytú al costado del camino, ganando el Falcon rojo de De Alzaga. Dos días antes de la carrera de Buenos Aires, José Froilán González se desparramó en el asiento izquierdo del Chevy II y sin sudar demasiado recorrió el circuito perimetral del Autódromo en poco más de un minuto 18 segundos. Prácticamente diez años después de manejar exclusivamente en la calle, derrumbó el mejor tiempo del TC (1' 19" logrado por Cupeiro) y dejó muy pocas dudas sobre el resultado de la carrera del domingo. Sólo dos elementos pudieron acortar de antemano la sideral distancia que había entre las probabilidades del Chevy y las de sus competidores: su nuevo piloto y su fragilidad mecánica. El Chevytú estaba ahora al mando de Carlos Marincovich, quien se ocupó de ganar todo lo que había en juego, serie, final y record de vuelta. Todo esto a la espera del regreso de Cupeiro desde Europa. Carlos Walter Loeffel triunfa en el autódromo de la Ciudad de Buenos Aires una semana después (foto). Tarducci le había comprado la coupé a Loeffel que ya se había cansado de luchar contra los médicos que según el ánimo que tuvieran lo autorizaban o no a correr debido a la falta de una de sus piernas luego de un accidente, la condición de la venta del auto era que Tarducci se lo debía prestar para darse el gusto de correr en el Autódromo de la Ciudad de Buenos Aires cuando consiguiera el permiso, y ese año lo logró. La carrera en cuestión la iba ganando el Chevytú conducido por Carlos Marincovich seguido por Loeffel, de repente el Chevytú entra a boxes. La emoción que embargó al público al ver pasar al frente y ganar la carrera a Loeffel fue única, lo importante era el festejo, quizás no tanto por la victoria sino porque al fin se había hecho justicia con alguien tan querido en el ambiente.

En la Vuelta de Santa Fe, después de una gran lucha entre varios Chevrolet, entre los que estaba Calamante con su nuevo 7 bancadas, Cesar Malnatti se impone logrando su única victoria con la marca del moño. Nasif Estéfano gana en el circuito de San Martín, Mendoza, relegando al cuarto lugar al dueño de casa, Pablo Gulle. La Vuelta de Bahía Blanca le daba la esperada victoria a Mariano Calamante por 24 segundos sobre Casá después de más de 690 km de recorrido. La Vuelta de Hughes le dio a Bordeu su primera victoria del año, carrera disputada con mucha inteligencia por el balcarceño, quien pudo mantener a raya a los hermanos Emiliozzi, quienes corrían por última vez con la legendaria “galera” para darle paso a un nuevo auto fabricado por Baufer. La Vuelta de Santa Fe encontró ganador a Casá y su “tractor” seguido por Malnatti con su Chevrolet, pero esta carrera se destacaría por dos graves accidentes. Ciani perdió el control de su auto en una curva de 90° y volcó atropellando a tres espectadores, Polinori se encargó de trasladar al venadense, quien estaba inconsciente, para ser atendido en el hospital de la ciudad. No hubo muertos, pero esto definió el abandono de las rutas de un gran piloto que nunca pudo sobreponerse a la muerte de su primo Angel Meunier. El otro accidente lo protagonizaría Carmelo Galbato en una curva similar en la que estalló el motor de su auto, y sin control atropelló a ocho personas, de las cuales murieron cuatro. De Alzaga se encargó de llevar al piloto hasta el control de la prueba.

15

Chevrolet en el tc decada del 1960  
Chevrolet en el tc decada del 1960  

Detalles sobre la década más revolucionaria del turismo carretera, la evolución de las cupecitas, pasando por los prototipos y los modernos...

Advertisement