Page 14

“Bataráz” que le dio la victoria a Pairetti cuando se despedía de él en la Villa Carlos Paz-San Francisco, del 17 y 18 de enero. De tal forma, el poseedor de la rifa podría participar en la carrera. José Daporta, cuyo billete salió favorecido, prefirió venderlo. Cupeiro repetiría victorias en el Autódromo de Buenos Aires y Las Vueltas de Bahía Blanca y San Francisco (foto), todas de forma consecutivas. Oscar Cordonnier logra su única victoria en la Vuelta de Cuyo a bordo de su prolijo Chevrolet. Cupeiro hace otro triplete consecutivo en Gral. Pico, Carlos Casares y Chacabuco, lo que aumenta las ganas de Froilán González de afianzar su proyecto.

Rubén Roux gana con su “negrita” en la Vuelta de Salto, carrera donde Armando Ríos sufre un vuelco que arruinó bastante su máquina, sufriendo heridas leves él y su acompañante. Angel Rienzi derrota con su F100 a Cupeiro en Pehuajó y a Polinori en Rojas. En su ciudad natal, Mar del Plata, se impone un luchador del TC y representante de Chevrolet, Eduardo Rabbione, quien después de este logro se retiró de la competición con su sueño cumplido, ganar en el TC y en su ciudad. Loeffel gana en el Triángulo del Oeste, en Olavarría y en San Nicolás, tres al hilo. Pero después de cuatro carreras dominadas por los Ford, vuelve a imponerse con su coupé Chevrolet en Tandil. El Gran Premio fue muy duro, dejando de a pie a los postulantes al torneo. Emiliozzi es nuevamente campeón esta vez seguido por el Chevytú de Cupeiro quien a pesar de haber ganado 8 carreras quedó a 4 puntos de los gringos de Olavarría, tercero Casá con "el tractor" y cuarto Carlos Loeffel quien ya tenía el 7 bancadas preparado por los hermanos Bellavigna. El año tuvo muchos ganadores, pero otra vez la contundencia de los Emiliozzi pudo con todos ellos. Jorge Pena vende su “empanada” ganadora para dedicarse a su nuevo auto, un Valiant I, pero en una prueba en una ruta de Mendoza, a 150 KM/h se le cruzó un tractor en el camino y terminó estrellándose contra unos arboles perdiendo la vida de manera instantánea.

EL CAMPEONATO DE OTRO JUAN MANUEL Temporada 1966 1966 fue un año catalogado por muchos como un año de transición, no por eso pasó inadvertido, los cambios que se venían produciendo en la categoría se siguieron acentuando, el Chevytú modificó su trompa y ya parecía un "coche de carrera", Baufer construía la nueva "Galera" para los Emiliozzi, Ricardo Peduzzi pone en pista un Chevrolet 1929 apodado "El cuadrado" por su apariencia, dotado de la mecánica que usara la cupecita de su padre, Luis di Palma aprovechando el reglamento pone en las entrañas de su coupé Chevrolet el nuevo motor del Valiant (Slant Six) y un capítulo aparte posiblemente se merecería el hecho que Horacio Malnatti colocara en su Chevrolet un nuevo motor que proveía al Rambler de entonces: El Tornado. La temporada comienza en Firmat, donde los Emiliozzi ganan con comodidad, pero Mario Tarducci le devuelve el aliento a los fanáticos de Chevrolet ganando en Lobos. Los de Olavarría repetirían en Colón. Llega el momento de correr en el autódromo porteño, ganaba en pista Cupeiro, pero la clasificación final quedó en suspenso por más de un mes. La CDA ante los reclamos de los competidores debió desclasificar a Cupeiro por haber trabajado sobre su máquina antes del repechaje, cosa que no permitía el mencionado artículo 14 de la prueba. Algo realmente absurdo, ¿cómo iban a largar el repechaje las máquinas que abandonaban en las series si no se trabajaba en ellas?

14

Chevrolet en el tc decada del 1960  
Chevrolet en el tc decada del 1960  

Detalles sobre la década más revolucionaria del turismo carretera, la evolución de las cupecitas, pasando por los prototipos y los modernos...

Advertisement