Issuu on Google+

MI PADRE

ESCRITO POR: GUEVARA MARROQUIN DAMARIS VALERIA, CASTRO CERVANTES ANA DALAHY, HERNANDEZ CERECEDO CAROLINA, LOPEZ CAMACHO JONATHAN VALENTIN

ESCUELA PRIMARIA CARMEN SERDAN CCT 28DPR0947A TEL 831 23 2 04 45 Correo electr贸nico; teacherclarisa6@hotmail.co


Mi padre nos ama, lo expresa con palabras y acciones A veces en sus largos silencios, piensa, piensa. A veces me pregunto ¿qué piensa mi padre? No logro entender tal misterio, y le pregunto a mi mamá

Ella siempre me dice que mi padre es un gran hombre Y a veces usa palabras que yo no entiendo, Solo sé que desde niño mi papá es muy un divertido Jugando con él en las tardes de domingo.


Elevando papalotes caminando por el parque de su mano Siempre me he sentido seguro, siempre he pensado Que es el hombre mรกs fuerte del mundo, el mรกs inteligente Le hago muchas preguntas y todas las contesta.


Y vaya que se hacer preguntas, de pequeño: ¿Por qué los relojes tienen manecillas? ¿Por qué las nubes no siguen en la carretera? ¿Por qué mi abue tiene el cabello blanco? ¿Por qué me quieres tanto?

Eso preguntaba cuando tenía seis años Ahora sé que mis preguntas son más difíciles Pero todas las contesta, me gusta cuando lo hace Cuando me mira a los ojos y contesta con seguridad ¿Estaremos siempre juntos?


A veces por jugar no se lo digo pero lo quiero tanto Que no me imagino un día si él, en la noche Cuando los fantasmas de las historias salen a espantar a los niños No hay refugio más seguro que lo brazos de mi padre.

Cuando se desata la tormenta y el cielo se ilumina Con relámpagos y aturden los truenos Y el cielo parece caerse en forma de lluvia Entonces no hay refugio más seguro que lo brazos de mi padre.


Cuando y tengo problemas con mis amigos en la escuela, Cuando no lo entiendo la tarea, o cuando tengo que pasar al frente Mi padre siempre me dice que todo lo puedo yo, y entonces No hay refugio mรกs seguro que el consejo de mi padre


Cuando me siento triste porque a mi padre lo veo cansado Y entiendo que mi padre un día se irá, él me dice con seguridad Y me abraza con dulzura y diciéndome al oído que siempre estará conmigo Entonces no hay refugio más seguro que las palabras de mi padre.


Mi padre 2