Page 2

Cuidemos los pocos espacios verdes que tenemos.

2 - Enero 2014 Nuestra Misión:

El Sol de San Telmo es un periódico no-partidario dedicado a fortalecer y celebrar el barrio de San Telmo y el Casco Histórico de Buenos Aires. Definimos nuestra visión editorial como periodismo comunitario. Valoramos toda comunicación que genere un foro abierto de participación y diálogo para las muchas voces que constituyen la comunidad de San Telmo. Reconocemos que vivimos en una época en la cual los medios (tanto masivos como independientes) ocupan cada vez más el espacio de intercambio y comunicación que antes ocupaban nuestros espacios públicos-las plazas, parques y veredas donde nuestros abuelos se juntaban para conectarse con el mundo y con sus comunidades. Por eso queremos revalorar el intercambio y la conexión humana a través de un periódico cuya identidad, contenido, y espíritu se definen a través de la participación activa de sus lectores y colaboradores. Todos los que viven o trabajan en el barrio, o simplemente le tienen cariño, están invitados a formar parte del debate sobre San Telmo: su patrimonio tangible e intangible, su pueblo y su futuro.

g

Fundadores: Catherine Mariko Black y Marcelo Ballvé Administrador y Propietario: Hugo M. Del Pozo Dirección/ Edición: Isabel Bláser Carlos Calvo 717 - CABA - Tel. 4307 9704 isabel.elsol@yahoo.com.ar Sumario/Web: Clara Rosselli Redacción: Clara Rosselli, Isabel Bláser, Diana Rodríguez Diseño: Mónica G. Seoane Fotos: Edgardo “Super 8” Gherbesi Publicidad: Diana Rodríguez Colaboraron en este número: María Ángela Varela - Lilita Vives - Carolina López Scondras - Cecilia Calderón Dirigir consultas al: 155-043-3590 elsol.desantelmo@yahoo.com.ar www.elsoldesantelmo.com.ar El arte de nuestro logo es un fileteado del maestro Martiniano Arce www.martinianoarce.com ISSN: 2313 9722 DNDA: Expte. 5037872 Impresión: Editora del Plata S.R.L. Gualeguaychú, Prov. de Entre Ríos El Sol de San Telmo es una publicación cultural de carácter comunitario y distribución gratuita, orientada a la difusión de la historia y actividades barriales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Se autoriza la reproducción total o parcial de las notas citando la fuente. Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Dónde retirar El Sol: Panadería Cosas Ricas Perú 1081/85 Restaurant Manolo Bolívar 1299 Librería Fedro Carlos Calvo 578 AlmaZenArte Balcarce 1056 Dietética Harlem Perú 910 Granja Mharley Mercado de San Telmo Ferretería San Juan Av. San Juan 574 Maxikiosco “Lo de Thomas” Garay 529 Pizería La Moderna Humberto I° 699 Inmobiliaria Giesso Cochabamba 360 Salud Nikkei Brasil 602 Di Mitrio Carlos Calvo 691 Vinelli Hipólito Yrigoyen 710 Bomberos Voluntarios de San Telmo Balcarce 1249 Mercado de San Telmo Puesto 54 - Granja Mharley

La Simbólica Carlos Calvo 708 Ferretería Centro Sud Carlos Calvo esq. Chacabuco Nonna Bianca Estados Unidos 425 Bar La Poesía Chile 502 Bar Británico Brasil 399 Bar El Federal Carlos Calvo 599 Autoservicio Rodríguez Cochabamba 728 Pamela Biazzi Piedras 1055 Kioscos de Diarios: Carlos Calvo y Perú Piedras y Carlos Calvo Piedras y Chile Perú y México Defensa y Brasil Independencia y Piedras Perú e Independencia Carlos Calvo y Defensa San Juan y Defensa Humberto I y Bolívar Carlos Calvo y Chacabuco

El Sol de San Telmo

Un nUevo comienzo

Para comenzar el 2014 a pleno, El Sol tiene varias novedades: en este número, aprovechando que inauguramos un nuevo año calendario, quisimos hacer otro diseño -aunque algo más pequeño que el que saldrá el resto del año- coincidiendo también con la salida de nuestro número 50, cifra que nos parece muy importante. No vamos a negarlo, nos enorgullece estar donde estamos. No creemos que sea “la mitad de nuestra vida”, aunque sí nos sentimos más “maduros”. Vemos este momento como un tiempo para revisar lo pasado y sobre ello seguir “construyendo” un futuro mejor.

Desde su primera publicación, El Sol ha tenido cambios -de diseño, de tapa-, han escrito en él muchos vecinos, otros tantos nos han seguido y algunos se fueron incorporando de a poco. Probablemente esos cambios sigan sucediéndose pero, sin importar cuáles sean, algo se mantendrá inalterable, eso que existió siempre desde el origen del periódico: ser comunitario, estar abierto a todos los vecinos, los “de siempre” y los nuevos y contar con su participación. Ese ha sido, invariablemente, el deseo de El Sol. Hablando de deseos en un año que recién comienza y remontándonos a fines de 2012 -momento en el que le preguntamos a los vecinos cuáles eran sus deseos para el 2013, hacemos un pequeño balance de los que se han cumplido y los que no. La intención, entonces, no solo era compartirlos con nuestros lectores sino acercarlos a las autoridades para informarlos de lo que los santelmeños sienten y quieren para su lugar. Lo más pedido fue tener las veredas y calles reparadas, más limpieza y mejor iluminación. Al día de hoy, la situación permanece bastante similar a lo que era en aquellos días: los contenedores rebalsan de basura, las veredas intervenidas por las empresas de servi-

cios nunca se arreglan, a pesar de los continuos reclamos y si bien se hicieron obras para la mejora de los adoquines, hay calles donde se retiraron hace meses y todavía no se han repuesto. En cuanto a la iluminación, sigue siendo defectuosa. El Parque Lezama da lástima y la situación de la plaza de la calle San Juan al 600, es aún peor. También hubo algunos más “alegres” que, podemos decir, se cumplieron: que el barrio continúe con su espíritu original o que continúe siendo bello. Eso se ha mantenido. ¡Hurra porque así fue y porque siga siéndolo!

De todos esos deseos a lo que sucedió realmente en 2013, no muchos se hicieron realidad. ¿Por qué? ¿Eran acaso muy ambiciosos? No lo creemos, como tampoco creemos que sean inalcanzables. Simplemente sucede que los deseos son las ganas de que algo ocurra, pero a veces no depende de nosotros. Entonces, le pedimos al “Universo” que “manipule” sus energías para que ocurra lo que nosotros estamos queriendo. Pero como los deseos son, en algún punto, esperanzas que no deben perderse sin importar cuánto tiempo trascurra hasta que se materialicen, lo que tenemos que lograr es juntar toda la energía de nuestras ganas y enfocarlas en lo que queremos y, más que nada, hacer. Entonces, no le dejemos toda la responsabilidad el “Universo”, seamos artífices de su realización. Esperamos que disfruten de este número estival. Como siempre están invitados a participar de las reuniones abiertas, a escribirnos a elsol.desantelmo@yahoo.com.ar y también a seguirnos en nuestra página web: www.elsoldesantelmo.com.ar

vamos a ser generosos Si pudiéramos ser absolutamente objetivos con nosotros mismos, no viviríamos creyéndonos el centro del mundo. Disfrutamos de muchas cosas, por las cuales no hemos movido ni un dedo. La luz del sol, sale para todos, es democrática, no tiene costo alguno y todos podemos usarla para leer un buen libro al aire libre. La tierra generosa y sabia, es la que devuelve sus frutos sin preguntar a quién. El agua, la gran maravilla, que permite la vida y su belleza en todos los rincones del planeta. El aire, intangible e imprescindible, está siempre ahí dejándose llevar y traer por la brisa. Y en medio de todo eso estamos nosotros, los humanos, que ni somos todos iguales, ni actuamos todos iguales y eso también

es natural. Están los mezquinos, soberbios, intolerantes, resentidos, envidiosos, prepotentes, etc. que creen que el mundo les debe algo y evitan el esfuerzo propio apoyándose en el esfuerzo ajeno. Celebran las victorias de los otros como si fueran de ellos, intentando tontamente desvirtuar la realidad. Los vemos proliferar y hacer muy poco el bien, lamentablemente. Hay otros, sencillos, cálidos, sabios, rectos, humildes, solidarios, etc. que agradecen lo que les da la naturaleza, pero también lo que reciben de sus pares, con gestos, palabras o actos. Pueden valorar lo que el otro hace para apoyar sus ideas o sus proyectos, porque también tienen el don de la generosidad. No saben especular, dan por dar.

Agradecer y dar, tienen todo a favor porque son acciones compatibles entre si y siempre van de la mano. Hagámoslo un hábito, puede ser el camino más simple para vencer la desconfianza que nos aleja de nuestros semejantes. La vida nos une a todos, cerrando otro año más. Dejemos atrás los resentimientos, venzamos la desconfianza, recuperemos la solidaridad. Así podremos preparar el terreno para la tan ansiada felicidad. Depende de cada uno. ¡Feliz año nuevo! María Ángela Varela

Elsol50  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you