__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

IX Concurso de microrrelatos IES El Carmen

Abril de 2021


2


Índice Presentación

4

Pimer ciclo Primer premio: “44”

5

Primer ciclo Segundo premio “ Vacío”

6

Primer ciclo Accésit “¡Qué sueño tan terrible! 7 Segundo ciclo Primer premio “Héroe”

8

Segundo ciclo Segundo premio “Ansiedad” 9 Segundo ciclo Accésit “Una vida de arena” 10 Sgundo ciclo Destacados “lluvia”

11

“La sociedad”

12

Bachillerato Primer premio “Ángel caído”

13

Bachillerato segundo premio “Gay el que lo lea” 14 Bachillerato Accésit ”El avión”

15

Bachillerato Destacado “La primera en felicitarme el cumpleaños”

16

3


Presentación

Regresamos hoy con nuestro IX Concurso de Microrrelatos, como ya venía siendo tradicional antes de que la pandemia y el confinamiento interrumpieran la edición del pasado curso.

Pretendemos con esta actividad dar a conocer un género muy en boga en los últimos tiempos, y que une a la brevedad una serie de características de gran atractivo, como la sorpresa, el guiño al lector, el misterio, el humor, las alusiones a otros textos y tantas otras.

También nos parece adecuado como inicio a la tarea de escritura para nuestros alumnos, ya que su breve extensión posibilita ver que se trata de una tarea abarcable y, de esta manera se inician de forma personal en la labor creativa.

Hay que subrayar el alto grado de implicación y participación que ha habido por parte del alumnado, así como que resultó muy difícil elegir los relatos premiados, pues muchos cuentos de los presentados contaban con gran apoyo por parte de los miembros del jurado.

Es por ello que el Departamento de Lengua castellana y Literatura agradece el trabajo de los participantes y felicita a todos los premiados. Esperamos que os gusten los relatos seleccionados, y que podáis disfrutar muchas otras veces del placer de escribir.

4


Pimer ciclo Primer premio 44 Michael, un hombre robusto de sesenta y tres años, regresaba a su hogar tras una intensa jornada de trabajo. Entró al recibidor, colgó su abrigo y se dirigió a la sala de estar. Lo primero que observó fue la chimenea encendida. Extrañado, la apagó y subió a su dormitorio. Se puso el pijama y se miró al espejo. Por arte de magia, el espejo se partió en dos mitades. Aterrorizado, se fue a la cama. Intentó dormir, pero no podía. Al rato se levantó a tomar un vaso de agua y la puerta de la cocina se abrió sola. Pensó que había sido el viento, pero las ventanas estaban completamente cerradas. Michael era un hombre que fácilmente se asustaba y corrió al despacho. Allí un libro de la estantería salió disparado y se abrió por la página cuarenta y cuatro. La página decía: “El libro se abrió por la página cuarenta y cuatro, el hombre corrió a la cocina y cogió una sartén, se dirigió al salón y una de las espadas que decoraban la pared le atravesó el pecho. El hombre…” Michael, ya que era un amante de las novelas de terror, se dio cuenta de que eso le pasaría. Corrió cuanto pudo para salir de la casa pero, al llegar al recibidor, la puerta estaba cerrada. Las llaves tampoco estaban. Del final del pasillo apareció la espada. Michael estaba muerto de miedo. Toda su vida pasó por delante de sus ojos. La espada estaba a centímetros de él. Cuando lo atravesó, cayó en una especie de trampilla debajo de su recibidor, que nunca había visto. Esto ya no le sorprendió, pero en ese momento se arrepintió de no haber leído el resto de la página del libro.

Julia González García E1F

5


Primer ciclo Segundo premio

VACÍO Después de comprar todo lo que deseaba, él se seguía sintiendo vacío, y se arrepintió el resto de su vida. Pedro Rojo Velasco E1E

6


Primer ciclo Accésit

QUÉ SUEÑO MÁS TERRIBLE!

Era un día como cualquier otro. Realizaba mi rutina diaria hasta que llegó la noche y me fui a dormir. Al rato, me sumergí en un sueño. No sabía muy bien de qué trataba: la gente iba con mascarilla, gel hidroalcohólico, guantes… Apenas podíamos tocarnos, los hospitales estaban colapsados… Pronto, el sueño se empezó a convertir en una pesadilla. Echaba de menos el cariño físico de mi familia, pero si quería que siguieran con vida, había que cumplir las normas. Conforme el sueño fue avanzando, descubrí por qué la gente estaba así: existía un virus llamado Covid-19, el cual provocaba una pandemia en todo el mundo. Los días se me hacían eternos en el sueño. Ya no podía más. Me puse muy nervioso, sentía que todo estaba fuera de control, hasta que me desperté, volví a la vida real y vi que nada de esto había sucedido. A continuación, sentí un enorme alivio en mi corazón, y entonces aprendí que a la familia hay que darle cariño y amor, porque de repente un día, por un virus como el que acababa de ver en mi sueño, te puedes quedar sin ellos. Antonio Martí Martínez E1E

7


Segundo ciclo Primer premio HÉROE Me quieren, eso es lo que siempre han dicho, pero ¿Realmente me quieren? Desde mi infancia fui un prodigio en la esgrima. Debido a esto, mi país, el cual siempre estuvo en un conflicto, decidió por mí que sería un buen soldado y fui obligado a ir al campo de batalla desde una temprana edad. Mi nación acabó por ganar aquella guerra, y todo el mundo me aclamó como un héroe. Sin embargo, yo no me sentía así. Manejar una espada con destreza es algo que cualquiera puede lograr, si se lo propone. Ni siquiera yo, “el héroe”, nací sabiendo. Fueron las incontables horas de práctica y muerte de mis amigos más cercanos por culpa de mis habilidades; quienes me hicieron fuerte. ¿Es esto a lo que llaman héroe? Si pudieran ver a través de mis ojos como ventanas y no espejos; si ellos supieran toda la verdad.... Me odiarían.” María Peñaranda González E3C

8


Segundo ciclo Segundo premio ANSIEDAD

Llevaba tanto huyendo de ti, intentando escapar de tus frías garras, asustado… que cuando no me quedaban fuerzas para seguir corriendo, solo me quedó mirarte a los ojos y decirte que te quería. Te abracé tan fuerte que fuiste tú el que salió corriendo, pero esta vez no llevabas persecutor. Sé que intentas volver a mí de vez en cuando, y te lo agradezco de todo corazón. Me has hecho odiarme y maltratarme, y sé que lo sabes tan bien como yo. Gracias, infinitas gracias. A raíz de tu paso por mi vida, me quiero cada día un poco menos. Me has hecho vomitar, débil y antisocial a partes iguales. Pero me has puesto en el camino de las malas decisiones para encontrar las buenas. Para encontrar amigos. Para encontrar amor. Espero algún día encontrarme a mí. Ojalá estés esperándome, monstruo, porque iré sin armadura, pero con la fuerza de siete ejércitos. Te quiero. Eres necesario. Espero abrazarte de nuevo muy pronto y, tumbado en el baño, mareado y envuelto en lágrimas, contarte lo bien que me va todo.

Claudio Domínguez Tomás E4C

9


Segundo ciclo Accésit UNA VIDA DE ARENA Érase una vez una estrellita muy, muy pequeñita. Érase una vez una gota de lluvia que sabía a esperanza. Érase una vez una caracola perdida en la arena. Érase una vez una pluma que volaba hacia la libertad. Érase una vez una niña que quiso forjarse una vida, y como no sabía cómo, se convirtió en estrella, en gota, en caracola y en pluma. Y cuando creyó conseguir lo que siempre había deseado, no encontró más que plata en sus cabellos, olas en su piel, y una vida que se le había escurrido como un montón de arena entre los dedos.

Elena Contreras E4F

10


Segundo ciclo Destacados LLUVIA Era un domingo por la mañana. Las gotas chocaban en la ventana. Se escuchaban truenos. Los sonidos me hicieron recordar lo que había pasado. Seguía sin creerlo. Las lágrimas caían lentamente sobre mi cara. Mi cuerpo temblaba de miedo. No sólo por lo ocurrido, también por lo que quedaba por sufrir. Sentía rabia, ira. Conseguí calmarme al verlos a ellos. Comprendí que estaban igual de impactados que yo, que por esto íbamos a pasar juntos. También me acordé de mis amigos, que siempre habían estado ahí para mí. Después de todo, sabía que ellos conseguirían hacerme muy feliz. Ese día me prometí que me esforzaría muchísimo para que todos los que me rodeaban se sintieran orgullosos de mí. Necesitaba hacerlos felices, que es lo que tú querrías. Aun así, todavía sentía ese miedo, ese temor. No podía olvidar lo que había ocurrido. Ya no estabas ahí para sacarme una sonrisa. Ya no estabas ahí cuidándome, dispuesto a ayudar a los demás. Ya no estabas ahí para escucharme tocar. Ya no estabas para hablar contigo de coches, de fútbol. Y no estaba preparado. Perdóname, necesitaba descargar mi furia, ya se me pasará. Será culpa del día de lluvia. Juan López Peñarrubia E4F

11


LA SOCIEDAD

Un chico le dice a una chica - ¡Eh! Pedazo de muslos de ballena tienes JAJAJA Gracias tío, ahora ella tiene un complejo más que antes no tenía. (Pasan los días) Ya no come, ya no sonríe, ya no tiene ganas de hacer nada. Le preguntan: -¿Por qué no comes? Ella - No tengo hambre (quiero ser delgada) -¿Por qué siempre usas sudaderas anchas? Ella- Porque tengo frío (para esconder mi cuerpo) -¿Por qué tienes los ojos rojos? Ella – Porque no dormí bien anoche (lloré toda la noche) -¿Estás bien? Ella- Claro (estoy fatal ya no aguanto más) En fin, la sociedad :)

Paula Luna Ruiz Marín E3G

12


Bachillerato Primer premio Ángel caído Y en ese momento me encontraba saboreando su planeada muerte; mirando a mi presa, mi víctima. Aquella criatura que aparentaba ser inofensiva, con cara de niño pequeño, con esa mirada dulce y acogedora, pero que en realidad contenía la maldad en su interior. Aquel que camuflaba el dolor que causaba en forma de amor, y se regocijaba de ello, aquel que lanzaba sus flechas y agitaba sus alas por el cielo, pretendiendo ser un ángel más. No obstante, este contenía al mismísimo demonio. Lo que este ser no sabía es que antes de celebrar su famoso día, se le tenía preparada una trampa que acabaría con sus macabros planes, con su vida. Recogí sus espantosas alas y sus dañinas flechas y tiré el cadáver al río, el cual llevó el cuerpo hasta donde nadie lo echaría de menos. Mañana, 14 de febrero, sería un día tranquilo y se gritaría por todo el mundo “Cupido ha muerto”, y con él, el amor y el dolor, dos sentimientos que realmente describen uno único. Alicia Frutos Albadalejo, B1D

13


Bachillerato Segundo premio

Gay el que lo lea

“Gay el que lo lea” leyó Marcos en la pared del baño del metro, y preocupado se preguntó cómo se lo diría a su familia. Adriana Suárez B1B

14


Bachillerato Accésit EL AVIÓN Los pasajeros subían progresivamente al avión cargados de maletas, de planes y de ilusiones. Mientras andaban por el pasillo hasta la puerta, admiraban el material blanco del que estaba hecho. Sus ojos pasaban de la cabeza en punta, por las imponentes alas hasta llegar a la cola. Todos estaban sentados, las azafatas haciendo las señales convenientes para explicar todos los protocolos. Se abrocharon los cinturones, iban a despegar. El vuelo iba perfectamente pero de repente aparecieron unas pequeñas turbulencias. Estas se fueron agravando y el piloto perdió el control total del motor. Empezó a descender rápidamente, primero formando una pequeña parábola pero después acabando en una caída picada totalmente vertical. Después de ver aquel avión caer, la niña decidió coger otra hoja para intentarlo otra vez. Esta vez su avioncito de papel volaría unos pocos metros más. Sofía Torrecillas Rosell B1E

15


Bachillerato Destacado LA PRIMERA EN FELICITARME EL CUMPLEAÑOS Y ahí estábamos, en un parque. No hacía ni calor ni frío y el sol nos iluminaba delicadamente en un día de otoño. Las hojas caían. Ella sonreía al mirarme con orgullo y me preguntaba: “¿Cariño, quieres dulces este año para Navidad? Haré un montón, y si vienes en Nochevieja a casa tendrás granadas y naranjas en una caja. ¡Ah! y ya sabes que cuando vengas a casa te espera el aguinaldo, él te lo ha guardado.” De pronto me desperté, mientras me repetía: “Abuela, cuando esto se acabe iré a visitarte. Esta vez sin mascarilla.” Ángela García Fenor B1A

16


17


18

Profile for claraelisa.pino

IX Concurso de microrrelatos IES El Carmen. Ganadores y destacados  

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded