Issuu on Google+

Cuando las muelas ya no duelan

EDITORIAL Cuando las muelas ya no duelan Por Claudio García Pintos

Me he cruzado últimamente con muchas personas se preocupan en aclarar que “son jóvenes” a pesar de la edad que tienen. Sea el caso de pacientes, amigos, conocidos o personas públicas, quienes en reportajes y entrevistas han hecho esta misma aclaración: “cuando me miro al espejo no me reconozco, el espejo miente” Obviamente, en todos los casos, se

FACTORES DE PROTEC- trata de personas que cuentan ya alCIÓN COMO HERRAgunos años vividos, porque, de lo MIENTA (pp.3-5) contrario, no harían ese comentario. SIN RECETARIO

LA LIBERTAD DE LA MEMORIA (pp.6-7) GUÍAS EN EL CAMINO DE LA VOCACIÓN (pp. 8-9)

LA PAGINA DE CAVEF (pp.10-11) LOGOTERAPIA VINCULAR

TRABAJO Y SENTIDO (pp.12-13)

LA PAGINA DE LOGOFORO (pág.13) INSERT

CLAE UCA. Memorias del 5ª Congreso (pp. 16-31)

EL ARTE SALVARÁ AL HOMBRE (pp. 32-36) REFLEXIONES EXISTENCIALES

UNA MARCHA MÁS... 2. Del sujeto de deseo (pp.38-40)

Ningún joven aclara que lo es, y la juventud no se caracteriza por “sufrir el avance” (el joven tiende siempre a avanzar, y el que ya no lo es pero pretende permanecer siéndolo, pugna por “volver a”) La cronología es inevitable, condición esencial del existir, imposible de ser detenida o ralentizada en su devenir. Pero ese no es el problema, porque, afortunadamente, cómo vivirla, es opcional. Quiero decir, nadie puede decidir no envejecer, pero todos podemos elegir cómo hacerlo. Es más, tal vez la única forma de evitarlo sea, precisamente, dejar de pensar en ello. Asumir que nuestra existencia puede “medirse ” cr onológicament e o “pesarse” existencialmente, cambiar la forma de ponderarla, nos permite cambiar la manera de vivirla. Hace muchos años, una paciente muy anciana llegó a mi consulta. Cuando le pregunté su edad, se negó a decirme cuántos años tenía. Creyendo que se trataba de un gesto de coquetería femenina, le devolví un comentario pretendidamente simpático al respecto. Pero ella dijo: no es un tema de coquetería… simplemente es que solo cuentan los

EDITORIAL

años aquellos que no tienen otra cosa que contar. Y me pareció brillante. Ella cambió el modo de ponderar y, así, el modo de vivirlo. Y esa es la opción que tenemos. Según el filósofo alemán Arthur Schopenhauer (1788-1860), los primeros cuarenta años de vida nos dan el texto; los treinta siguientes, el comentario. Es decir, la vida misma nos va preparando para acceder a la mejor posibilidad de descubrir el sentido de nuestra propia existencia. Hacerlo es transformar el mero paso cronológico, en una historia personal, una biografía plena de sentido. George Bernard Shaw, el escritor irlandés (1856-1950), supo decir que la vejez tiene dos ventajas: ya no te duelen las muelas y dejas de escuchar las tonterías que dicen a tu alrededor. “Tener el comentario” y “escuchar lo que tiene sentido”, dos buenas referencias para definir la esencia de la sabiduría. Y de eso se trata, de acceder a la sabiduría. No es un camino fácil, ni un logro sencillo, pero es una propuesta tentadora. Muchas veces y por muchos motivos, el espejo no coincide con la vivencia personal. Es que la apariencia física y su vigor, no es necesariamente compatible con la vitalidad de la persona humana. No siempre coinciden. Por eso, pensemos cómo ponderaremos nuestro destino, porque el logro final, no es la eterna lozanía de la piel, o la tonicidad muscular, sino, que ya no duelan las muelas.


Pรกgina 2


Página 3

FACTORES DE PROTECCIÓN COMO HERRAMIENTA Por Dra. Dides Iliana HERNÁNDEZ SILVERA Mail de contacto: didesilianapsico@yahoo.com.ar

S

uárez Ojeda desarrolla el concepto de resiliencia comunitaria atravesado por dos factores, uno positivo y otro negativo. A continuación transcribo los mismos:

¿Qué pasa con el paciente que no tiene posibilidad de decisión o salida, que vive por ejemplo en una institución aislado de su familia, o con su familia pero aislado de la sociedad? Un lugar, donde no existen proyectos comunes, ni proyectos individuales? Es aquí donde cada ser humano, basado en lo aprendido podrá automovilizarse para accionar en un entorno paralizante. Apoyándome en lo observado y en la estadística de la parte C del test PIL (Purpose in life test de Crumbaugh y Maholick), empleada como re-test, pude reunir los distintos aportes.

El autor hace mención a aspectos de promoción desde la visión de una ciudad resiliente. Allí todos sus pobladores poseen un lugar, donde pueden ejercer su participación en la toma de decisiones, en el cual existan consejos municipales elegidos legítimamente y en donde existan entidades que permitan la expresión de distintas minorías. Por sobre todo, en el que se jerarquicen los valores éticos y morales. Ahora bien, en el caso de los pacientes institucionalizados o de aquellos que llegan a consultorio, inmersos en un ambiente social que intenta determinarlos; sin posibilidad de decisión y sin un entorno que les permita la expresión?

Los programas donde interviene la promoción en la participación de grupos de gerontes institucionalizados, estarían accionándolo que podemos llamar resilio, de forma efectiva. Trabajando contenidos como los referidos al de proyecto de vida y considerando la discriminación como un factor alienante, entre otros. Situaciones que cruzan nuestra labor de todos los días, cuyo eje es la participación, como capacidad para asimilar el concepto de "resiliencia" (que tiene que ver con los individuos y su posibilidad de ser). Es la “resiliencia ante el encuentro” una forma de emplear una estrategia terapéutica con objetivos de promoción. De esta manera es necesario activar la resiliencia, acorde con el paradigma del nuevo tiempo, un hombre como buscador de sentido. Para ofrecerle a las diferentes áreas del conocimiento alternativas de acción y generar estilos de vida más armónicos con


Página 4

el entorno y con las complejas condiciones ofrecidas por el micro y el macro sistema. A partir de lo expuesto acerca del tema de la resiliencia y de esta búsqueda individual resiliente, es oportuno desarrollar a continuación un abordaje nuevo en los programas de promoción. Esto incluye dentro de este contexto diversas nociones, para ello, primero partiré de la definición de salud y promoción de la salud.

fermedad. Entonces, la no satisfacción de las necesidades predispone a estados patológicos diversos.

Si bien todo el micro y macro sistema, efectúa acciones asistenciales, para mantener la salud, tanto individual como grupal, por diversidad de causas, se produce fallas que impelen a la pérdida del estado de salud. Entonces, por intensión se asiste en la salud, por efecto provocada la persistencia en Según La Organización Mundial de la la enfermedad. Salud la definición más apropiada es: Como se deduce de lo anterior, la enferme"La salud es un estado de completo bien- dad es el estado resultante de la ruptura del estar físico, mental y social y no mera- equilibrio Cuerpo-Mente-Espíritu-Ambiente, mente la ausencia de enfermedad". Sur- ocasionado por la insatisfacción total o parge de esta definición, que la salud y la cial de alguna necesidad. enfermedad no son dos conceptos opuestos, sino que uno es consecuencia El concepto de enfermedad posee una característica que es la singularidad, por el hecho de la pérdida del otro. de que el que toma la posición de enfermo La salud no es algo cuantificable, es un ante la enfermedad, su sentimiento de enferestado de equilibrio entre el hombre y su medad, su conciencia de enfermedad, o la medio ambiente. Valiéndonos de un completa ausencia de ambos, no es un saber hombre como unidad bio–psico–social- agregado, corregible, de modo relativamente espiritual y paralelamente en equilibrio fácil, sino un factor caracterológico del docon el medio, así también debe darse un liente mismo. equilibrio entre el cuerpo-menteespíritu. Esta relación es dinámica y no Porque para los enfermos, el punto de partise ha mantenido igual desde el origen da es un sufrimiento, sea un sufrimiento de del hombre, sino que ha ido cambiando su propio existir, sea un sufrimiento sentido como extraño, que penetra en su existir. No con su evolución. encontrando una salida para su falta de La salud, entonces puede definirse como sentido de existencia. el estado resultante del equilibrio dinámico entre cuerpo, mente, espíritu y Podría decirse que, por la autorreflexión, el hombre puede verse a sí mismo, juzgarse y medio ambiente. tener influencia formativa sobre si. Hay en la Pero el hombre, necesita además cier- esfera de lo patológico una voluntad, un imtos elementos para mantenerse en esta- pulso a la enfermedad y algo opuesto, la do de equilibrio y cuando uno de ellos no búsqueda de sentido desde la espera y pasise encuentra disponible en cantidad y vidad. Esta puerta permite el acceso a la calidad adecuada, aparece un estado de aceptación como un medio para la resolunecesidad espiritual. Esto se traduce ción de conflictos, un recurso propio y posien un desequilibrio y genera acciones ble de promover. destinadas a corregirlo. Un principio orientador, es la búsqueda de sentido, Me propongo a continuación diferenciar para así restablecer este equilibrio perdi- cuatro elementos indispensables para el estudio de la salud y la enfermedad, donde indo. tervienen, la noxa, el habitáculo, el ambiente Si las acciones no se realizan, fracasan o y la noogénesis. son insuficientes, el desequilibrio provocado puede llevar al in-dividuo, a la en-


Página 5

El agente o noxa: es el causante de la enfermedad por ausencia o presencia. El habitáculo: es la persona que aloja la noxa y facilita su acceso de alguna manera. El ambiente: comprende el conjunto de condiciones que pueden contrarrestar o predisponer a la acción de los agentes. La Noogénesis: como la propia posibilidad o no de proyectar un futuro con sentido, a pesar de la adversidad. Pertenece a la búsqueda existencial permanente de todo ser humano a responder los por qué, cómo y para qué de la existencia misma. Ahora bien, el concepto de prevención desarrollado por Caplan, entendido como una acción integral con tres niveles de intervención, articulados y simultáneos, ha variado al establecer el de resiliencia. Corresponde aquí, hablar de promoción de salud y desde estos aspectos sanos podemos encontrar un camino positivo para la cura. Evitando así el asistencialismo y el riesgo a la sobreprotección, porque es más dañina la sobreprotección profesional o institucional, que la familiar. Teniendo presente que “solo una conciencia despierta da al hombre capacidad de resistencia, de modo que ni se pliega al conformismo ni se inclina al totalitarismo” Haciendo una revisión de experiencias, aparecen como relevantes los temas de exclusión, integración psicosocial y aislamiento-motivación como subsistemas de un proceso de mayor complejidad, entre los cuales, desde el punto de vista del rol del geronte en sociedad, van a interesar como procesos de construcción de identidad y de subjetividad, en cada uno de los distintos niveles antes señalados. Lo importante es tratar de entender el desarrollo de los individuos o del grupo, desde el punto de vista de los mecanismos de integración y exclusión que se producen en cada uno de estos

niveles. Así tenemos que, por ejemplo, muchas veces la cohesión intergrupal queda anclada sobre el fenómeno de exclusión de otras formas de integración, que pueden ser, por ejemplo: integraciones sociales más amplias como grupos parroquiales, sociedades de fomento o clubes. Incluso, desde el punto de vista de los procesos psicológicos individuales, muchas veces un sujeto deberá aceptar ciertas cosas para poder participar de un grupo y tendrá que asimilar las normas que ese grupo tiene. Otro fenómeno que nos puede permitir comprender esto, es el análisis de mecanismos de exclusión que operan a nivel macro y que de alguna manera están determinando las formas de integración que se generan en cada uno de los otros niveles. Entonces, qué elementos sería necesario comprender en torno a los procesos estudiados. En primer lugar, tratar de identificar cuáles son los procesos de exclusión e integración que están operando y cómo se relacionan ambos en los distintos niveles que se describían anteriormente, como base de un proceso de construcción de identidad y pertenencia. 1) Conferencia dictada por el profesor Frankl en San Diego, California, cuyo título era, precisamente, “El hombre: buscador de sentido”, comienza diciendo: “El hombre buscador de sentido... éste es algo más que el título de un libro ya muy leído; es algo más, incluso, que el título de esta conferencia... es la definición exacta de la naturaleza del hombre”.,Curso Introductorio a la Logoterapia, Ficha Nº 2, Bs.As., U.C.A. 2) D I. Hernández Silvera, Enhebrando huellas, Bs. As.: San Pablo, 2009:2425. 3) Nota:De acuerdo a la OMS. Informe 2003 publicado por el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INNN), Acta de 1996.

4)

Op. Cit. Frankl:63, La idea Psicológica de Hombre. 5) Véase E., Goffman, Internados. Ensayos sobre la situación social de los enfermos mentales, Bs.As., Edit. Amorrortu, 1972 6) C. García Pintos, Módulo: “Vínculos Tercera Edad” Córdoba.VINTECO, 1999

7) V.E., Frankl, Ante el Vacío Existencia, Edit. Herder, 1980


Página 6

SIN RECETARIO

LA LIBERTAD DE LA MEMORIA Por Olga Lehmann Oliveros Mail de contacto: olehmanno@gmail.com

"Reconocerlo de manera inequívoca. Establecer las mejores relaciones posibles con las peores partes de una misma. Permitir que crezca la tensión entre aquella que la mujer está aprendiendo a ser y la que realmente es. Y, finalmente, ir permitiendo que muera el viejo yo y nazca el nuevo yo intuitivo".

D

Clarissa Pinkola Estés

esanudar el alma ante la incertidumbre de lo humano, amar. El pequeño gran secreto del "nosotros" está en el puente de los acuerdos -ojalá riesgosamente generosos- que hacen del juego entre cercanía y distancia, madera en la fogata del deseo genuino. Confiar, es desnudar el alma ante la incertidumbre de lo humano y desanudar el corazón, dejando sueltos los hilos para que la vida vaya tejiendo el destino a su propia puntada y ritmo. Jorge Llano, un conocido terapeuta Gestalt, discípulo y colaborador de Claudio Naranjo, le "regaló" esta frase a una gran amiga: transformar el miedo en entrega. Ella y yo nos la regalamos mutuamente cada vez que nos encontramos y abrimos nuestro corazón a palabras aliadas de la vida. Así que, quizás la vida no se trata de convencernos de que el miedo no existe, o que debemos luchar en su contra, sino de aceptar dar-nos al baile con la consciencia de lo finito y el anhelo de lo que puede perpetuarse. Bienvenido el miedo, que es una sombra seductora que nos invita a bailar; písale los zapatos de vez en cuando, dale la vuelta, abrázalo, respira despacio en su cuello, tómale la mano para

inspirarte y hacer poesía con los recuerdos a través de la libertad de la memoria. Cuando el corazón se recoge en la angustia y la desesperanza a partir de experiencias en donde hay vínculos que se interrumpen o que dejan de fluir, tendemos a olvidar que hemos vivido lo que en logoterapia y análisis existencial llamamos valores de creación, experiencia y actitud. Es decir, al encerrarnos en la tristeza de la posibilidad ausente que tenemos para entregar-nos a la persona amada, nos hacemos de oídos sordos ante la oportunidad de servir en tantos contextos de la comunidad en donde somos absolutamente necesarios (fundaciones, voluntariado, amigos, familia, vecinos, iglesia, etc.). También recordamos con menos intensidad que hemos tenido vivencias enriquecedoras, profundas y gratas, que las caricias también las da el viento en una caminata, que la naturaleza nos regala instantes oceánicos que ocurren a pocos metros de la habitación en donde nos escondemos a llorar. Bueno, y también le encontramos cierto gusto al drama y a la tragedia, y conviene desempolvar del baúl la actitud resilente con la cual podemos asumir la tristeza.


Página 7

Así que nos sugiero buscar, además del consejo de las personas queridas, un espacio para ser nuestro propio aliento. Más vale temprano que tarde, tomar las riendas de los sentimientos para distanciarnos de los agujeros negros del duelo y recordar que la libertad es también la capacidad humana para hacerle taller de edición a los borradores de la biografía. Si hemos de quedarnos con algo en la memoria más vale que sea amor a los recuerdos, a lo sagradas que son las posibilidades de aprender y de encontrar nuevos caminos que retan nuestras búsquedas, ojalá dirigiéndonos a la coherencia personal. Como parte del proceso de duelo ante un vínculo amoroso consiste en hibernar, siempre y cuando el encierro no sea excesivo, les sugiero algunas cosas que pueden llevar a su cueva. Eso sí, necesitarán velas y fósforos: -El blog del médico y psicólogo colombiano Leonardo Amaya. Entre la ironía y la practicidad, Leonardo publica con frecuencia lo que él llama “consejos de peluquería”, breves reflexiones acerca de nuestra tendencia humana para complicar la cotidianidad mediante la resistencia al cambio. Link: http://www.racionalemotivo.blogspot.com -También pueden revisar la página de Phronesis, el arte de saber vivir, el nuevo proyecto del reconocido psicólogo italiano Walter Riso, que tanto ha publicado acerca de las relaciones de pareja y el amor. Por ejemplo, pueden comprar a muy bajo costo la “Guía para vencer la dependencia emocional”. Este autor, desde mi punto de vista, tiene una lucidez científica poco conocida por los psicólogos que lo juzgan, y una intuición de la naturaleza afectiva que bastante tiene que ver con los principios de la logoterapia. Link: http:// phronesisvirtual.com/ -Algunos de ustedes seguramente ya habrán leído el libro Los Cuatro Acuerdos de Don Miguel Ruíz. Si no lo han hecho,

-Algunos de ustedes seguramente ya habrán leído el libro Los Cuatro Acuerdos de Don Miguel Ruíz. Si no lo han hecho, ¡anímense!, yo tengo en mi cuaderno de oraciones un fragmento de cada acuerdo, que me repito cada mañana. Este sabio tolteca invita a la introspección y a la esperanza mediante unas páginas de lectura aparentemente simple que son bastante movilizadoras si se convierten en decretos para sembrar semillas de amor en cada acto y palabra de la vida. -El libro Mujeres que Corren con los Lobos, de Clarissa Pinkola Estés. Esta cantadora y analista junguiana recoge años de investigación acerca de la naturaleza femenina y a través de cuentos va desnudando el alma de la mujer y todas sus búsquedas. - Por último, los invito a leer o reeler dos entradas anteriores de Sin Recetario: El Alma y la Escalera (publicado en la edición de Octubre, 2012) y A-diós: despedirnos y otras incertidumbres (publicado en la edición de Mayo, 2013). De hecho, hago referencia a estas dos publicaciones con bastante sorpresa. ¡Cuán fácil olvido mis propias palabras, los procesos en los que ya estuve y las vivencias a las que regreso! En la tarea de escribir la columna de este mes, encontré aliento en respuestas a las que ya había llegado, recuperé la fe a través de la memoria. ¿Y ustedes, tienen escritos suyos en algún cajón o cuaderno viejo que convenga también editar, o recordar?


Página 8

Cartas para gente muy ocupada

GUÍAS EN EL CAMINO DE LA VOCACIÓN Por Lic.Adrián Dall´Asta Mail de contacto: ad@adriandallasta.com.ar

Y la tormenta?... rugía en mi imaginación. A la mitad de la vida, me hallé en una selva oscura. Había equivocado la ruta… A la larga, volvería a encontrar el camino, en el sitio más inverosímil..." (texto de la película sobre Patch Adams)

E

ste texto sencillo nos señala el propósito de la vida de todo ser humano sobre este mundo: buscar la felicidad. En los tiempos que nos toca vivir, ésta, parece provenir de un acierto en la profesión en donde nos desempeñemos. Lejos de caer en la trampa de poner el ser versus el tener como la única problemática de la búsqueda de sentido en nuestras vidas, no podemos dejar de afirmar que este debate existencial, es clave a la hora de enmarcar que se entiende por vida profesional y realización personal. Empezaremos por la lógica del aprendizaje humano, definiendo qué es una cosa, para entender el sentido profundo de la misma. Vemos en la actualidad una gran confusión entre profesión y vocación. De hecho muchos creen que es lo mismo. Algunos tienden a pensar que es profesional quién se ha recibido de alguna carrera universitaria. El concepto de profesión lo definiremos a partir de las siguientes características: Ejercicio Profesional Laboral "Construcción Cultural" Aquello de lo que vivimos o nos ganamos la vida

No necesariamente depende de nuestros "estudios cursados" Refiere al mundo exterior En resumen, la profesión es una construcción cultural o convención en donde los seres humanos nos hemos puesto de acuerdo para que aquel que gana dinero con su actividad o vive de su trabajo, sea llamado profesional. Vale la actividad sin connotaciones morales, se habla vulgarmente de "ladrones profesionales" a aquellos que se destacan en su proceder. Otro elemento muy importante para tener en cuenta es que la profesión hace alusión al mundo exterior de la persona, justamente por provenir esta de la actividad cotidiana de la misma. Para definir a la vocación, lo haremos por otras características diferentes: Mundo interior Espiritual Ideal Profundo La palabra vocación proviene de la raíz latina, "vocere" que significa "llamado", podríamos decir que es un llamado a ser persona, que proviene de nuestro interior y que sólo podremos escuchar si sabemos quiénes so-


Página 9

mos, si podemos contestar a la pregunta que hoy el mundo posmoderno teme: ¿quién soy? De allí que si podemos combinar ambos mundos (interior y exterior) que no son otra cosa que el propio mundo (porque somos una sola persona), podremos decir que la vocación es un llamado a ser persona que permita una convivencia entre el mundo interior y el mundo exterior. Ahora bien, conjugada esta voz que llama dentro nuestro, la vocación nos invita a saber que antes que nada es una decisión personal de afrontar la vida reconociéndonos una sola persona y es, en ese momento, donde aflora el concepto más importante y que eleva tanto a la profesión como a la vocación: la misión. La misión es lo que hace que nuestro paso por este mundo tenga un sentido trascendente. Trascender no es sinónimo de éxito ni de espiritualidad en términos de religiosidad, trascender es (según nuestra mirada) darle sentido a nuestra existencia de tal modo que nuestro paso por este mundo sea único e irrepetible. Esa es nuestra misión, hacer de cada día un mundo nuevo, por nosotros mismos. Hay muchos abogados, médicos, contadores, canillitas, docentes, taxistas, etc. Pero, sólo yo, puedo hacer de esa tarea cotidiana algo irrepetible, que responda a mi vocación, y que haga que el mundo sea para mi, disfrute y plenitud, a pesar de los pesares de esta vida. En la misión se encuentra el sentido último de nuestra existencia. Por estas razones afirmamos con tanta convicción que "todos los seres humanos tenemos una vocación única e irrepetible que consiste en ser nosotros mismos", para el cumplimiento de este objetivo pueden ayudarnos tres preguntas como ejercicio diario: ¿quién soy?, ¿para qué vivo?, ¿qué vine a dejarle a este mundo? El conocimiento de uno mismo es vital para la realización profesional,

vocacional y personal. Todo lo dicho encuentra su marco dentro del proyecto de vida ya que el mismo se construye a lo largo de toda la existencia humana, dando razón a cada una de nuestros actos. Por eso para ser feliz, se planifica (proyecto) y no se improvisa la vida. Es una aventura deslumbrante el tomar conciencia de nuestra tarea de padres, guías de la vocación de nuestros hijos. Imaginemos por un minuto que una palabra, un juego, una lectura o una experiencia compartida despierte en ellos el camino y el llamado ser la mejor versión (plena y libre) de ellos mismos. Imaginemos la posibilidad que tenemos de poner algo de "asfalto" en la ruta de sus vidas. Imaginemos libertad... La imaginación está reservada a padres "poco profesionales". Que alivio tan grande nos brinda la experiencia conciente de nuestra tarea y la razón para estar tan ocupados... en cosas importantes.


Página 10

La Página de CAVEF Cátedra Abierta Viktor E. Frankl Director: Dr.Claudio García Pintos

Por Claudio García Pintos Mail de contacto: cavefcursos@yahoo.com.ar facebook.com/claudio.garciapintos.1

En el marco de los programas pedagógicos sustentados en el arte, CAVEF continúa trabajando conjuntamente con Universo Bangladesh, llevando a distintos colegios y comunidades sus propuestas musicales. El viernes 1º de noviembre, se realizó una nueva presentación del musical BUSCANDO SENTIDO. EL SUEÑO DE VIKTOR FRANKL en la localidad bonaerense de Bolívar. Organizado por el Instituto Jesús Sacramentado y por LOGOTERAPIA BOLIVAR, el evento “Arte, Educación y Salud” convocó a toda la comunidad bolivarense a participar de una jornada que incluyó un concurso fotográfico, un concurso de dibujos (ambos convocados bajo la consigna “Aquí Estamos” haciendo alusión a uno de los temas del musical), la presentación de bandas musicales de jóvenes, la presentación de un nuevo libro de Patricia Tobaldo (“Sierra Leona, la làgrima de Dios. Una experiencia que marca la sincronización y el sentido”) sobre su experiencia en Sierra Leona (Africa) y dos musicales. El primero fue organizado por un grupo de alumnos que constituyen un grupo misionero que actualmente presta servicios en la provincia de La Rioja, y que imaginaron este musical como un modo eficaz de llevar mensajes movilizadores a los niños y jóvenes

de las localidades a las que asisten. Con mucha seriedad y compromiso, tanto como expectativa, hicieron su presentación como anticipo de lo que sería el cierre de la jornada con la presentación de BUSCANDO SENTIDO. EL SUEÑO DE VIKTOR FRANKL. La convocatoria de la jornada superó ampliamente la expectativa de los organizadores, no solo en función de la cantidad de asistentes a los diferentes eventos, sino también a la cantidad de trabajos fotográficos y plásticos recibidos, no solo de jóvenes estudiantes de Bolìvar, sino también de localidades vecinas. El arte, la salud, la educación, se asociaron en la comunidad de Bolívar generando un espacio de participación bajo la consigna “Buscando Sentido. Aquí estamos” En esta ocasión, el elenco que subió a escena estuvo conformado por Chacho Garabal, Camila Zopatti, Jimena González, Federico Nayar, Alejandro Gallo y Pedro Muñoz. Los musicales BUSCANDO SENTIDO. EL SUEÑO DE VIKTOR FRANKL, ROMPECABEZAS. EL MUSICAL y SECRETO DE NAVIDAD, continúan sus giras por colegios de la Ciudad de Buenos Aires y el interior del país, acompañando sus funciones con una guía de actividades aúlicas, con sugerencias para desarrollar actividades post-función.


Página 11

Presentación de libros El viernes 8 de noviembre está prevista la presentación del libro LA LOGOTERAPIA EN VILLAS (Editorial San Pablo, Argentina, Colección Noesis) en sede de la Universidad Católica Argentina. El texto recoge la experiencia realizada por un grupo de profesionales de la UCA en el asentamiento de emergencia conocido como Villa 1-11-14, situada en el barrio del bajo Flores en la ciudad de Buenos Aires. Estos profesionales sumaron su esfuerzo al maravilloso trabajo pastoral que vienen desplegando en el asentamiento los sacerdotes conocidos como “curas villeros”. Coordinados por la Dra.Patricia Ovejas y la Lic.Marcela Moretti, los jóvenes profesionales Belén de la Peña, Agustina Larrea, Andrea Eterovic y Federico Salvatierra, entre otros, han implementado un original servicio de orientación psicológica y psicoterapia dentro de la villa, complementando los aportes de la Logoterapia con los enunciados de la psicoterapia focalizada del Dr.Héctor Fiorini (psicoanálisis) Al margen del extraordinario aporte a una comunidad afec-

tada por carencias de todo tipo, trabajando por un mejoramiento sensible de la calidad de vida y perspectivas existenciales, se trata de una interesante experiencia profesional, en la cual Logoterapia y Psicoanálisis, encuentran puntos de encuentro y de efectiva aplicación. Los Dres. Héctor Fiorini y Claudio García Pintos (CLAE), han colaborado supervisando la experiencia. Ellos y el Padre Fabián Gallego, con la coordinación de la Lic.Ma.Cristina Griffa, serán los encargados de presentar el texto y la experiencia. El equipo profesional y el Padre Hernán Morelli, compartirán sus reflexiones con el público asistente.


Página 12

LOGOTERAPIA VINCULAR

TRABAJO Y SENTIDO Por Lic.Analía Boyadjián Mail de contacto: familiaysentido@gmail.com

C

omo suele suceder con toda con- e irrepetible, quista humana, espiritual o maAdvertir la transitoriedad del momento terial, no se trata de poseerla de presente (entonces: no dejes para mauna vez y para siempre, sino de ñana lo que puedas hacer hoy), trabajar para cuidarla. Así, el sentido que logramos encontrar en nuestras viDescubrir, a través de las decisiones cotidas, requiere de una tarea constante y dianas, lo que cada uno de nosotros consecuente para valorarlo y reforzarlo. está llamado a realizar. Del mismo modo, nuestro trabajo, nuestra profesión, necesita de un ajuste diario que nos permita comulgar nuestro ser con nuestro hacer, nuestro deseo Entonces, reconocerse en su univocidad e con nuestras obras, para sostener en ar- irrepetibilidad es el primer paso para indamonía nuestra existencia. gar la misión personal, para aventurarse a Cuando se trata de responder a la pregunta sobre la vocación personal: ¿qué quiero ser?, se plantea uno de los cuestionamientos existenciales más fuertes y trascendentes en la historia de la persona. Me encuentro pensando que elegir el trabajo y la profesión es elegir un “casamiento” que pretendemos que dure para toda la vida. Y que nos permita vivir felices y realizados, tal como esperamos del casamiento con la persona de la cual nos enamoramos.

plasmar la originalidad de la propia respuesta. Si la vocación es un llamado a ser y a hacer, entonces develar ese camino es un paso en el trabajo sobre el sentido y, por supuesto, vale la pena el empeño que se coloque en ello.

Percibirse y reconocerse como ser único

nuestro tema del descubrimiento de uno

Está en nuestras manos dotar a nuestra vida de sentido. Y una vida con sentido contempla tener un trabajo con sentido, que nos humanice, nos otorgue alegría y nos perfeccione. Y todo esto, para poder brindarnos al mundo con amor y dedicación. EnPodemos plasmar nuestra voluntad de contrarnos a nosotros mismos para enconsentido al comprometernos con nuestros trarnos con los otros genuinamente. valores y al perseguir objetivos significa- La explicación alegórica del Mito de la cavertivos. El Dr. Fizzotti nos recuerda que “la na de Platón, sobre la situación en la que se plenitud existencial” se alcanza a través encuentra el hombre respecto al conocide tres niveles: miento, a la verdad, nos sirve de pivote en


Página 13

La Página de LOGOFORO Por Tere Vanek

Logoforo.com te invita a leer interesantes artículos de diversos autores que desarrollan temas en torno al sentido. Entérate con nosotros de los eventos más importantes de Logoterapia en el mundo de habla hispana; visita las secciones de bibliografía recomendada, frases célebres de Viktor Frankl y de otros pensadores, noticias y ligas a Centros e Institutos en el mundo qutrabajan con el enfoque de esta psicoterapia exis-

Mail de contacto: terevanek@logoforo.com //

www.logoforo.com

A continuación un listado de esas herramientas que están al alcance de todos, elaborado por alumnos del Diplomado en Logoterapia en Querétaro: http://logoforo.com/algunas-herramientas-y-recursos-de-la-logoterapia/ Todas las dependencias conducen a una vida limitada en tanto que la forma de ser del hombre – llamada existencia – no llega a su completo florecimiento. A continuación presentaremos cinco tipos de dependencia que abarcan en conjunto prácticamente la totalidad de esta problemática. Todo ser humano que tiene la oportunidad de hacerse adulto está obligado a superarlos paulatinamente a medida que va creciendo: http://logoforo.com/de-que-depende-la-dependencia/ . (Texto extraído y resumido del libro “Libertad e identidad, Logoterapia y problemas de adicción” de Elisabeth Lukas) En nuestras últimas publicaciones encontrarás también una interesante reflexión sobre el poder de obstinación del espíritu humano: http://logoforo.com/elpoder-de-obstinacion-del-espiritu-humano/ Esperamos que nuestros artículos te sean de utilidad. ¡Muchas gracias!

mismo, del ver la luz cuando uno reconoce con el corazón su lugar en el mundo. Y ya no querer regresar a la oscuridad de la caverna, sino invitar a los otros a explorar el sendero hacia la verdad. Cuando Viktor Frankl apuesta por el sentido, por el logos, también nos indica que el hombre solo vive en plenitud si se orienta hacia algo más allá de sí mismo. Se trata de un viaje por paisajes de pruebas, retos, madurez y grandes aprendizajes… Se

trata de una búsqueda personal y un compromiso con la opción que realizamos. Humanizar el trabajo nos facilita la vida, porque nos permite integrar la vida personal y la profesional con los mismos valores, y así se evita la disociación alienante. Y se trata de mucho más aún: de implicar nuestro espíritu humano en el trabajo, sea cual sea. De sentir que, trabajando, estamos creciendo, estamos plenificando, encontrando y realizando el sentido.


Página 14

14, 15 y 16 de Noviembre en Viedma (Río Negro)

El Sentido de la Vida al alcance de todos INVITAN y ORGANIZAN: Fundación Italo Patagónica (Viedma) Centro de Enfoque Familiar (Esquel) Proyecto Presencia (C.A.B.A)

Un espacio de intercambio de experiencias y conocimientos entre los profesionales que ejercen y aplican la Logoterapia en distintos ámbitos en los diferentes puntos del país; y que fuera presentado en Tucumán 2011 y afirmado y consolidado en Esquel 2012. Cada uno en su comunidad, muchas veces de forma aislada y en silencio, aplica los principios y las técnicas de esta escuela de pensamiento, obteniendo de ese ejercicio valiosas experiencias profesionales cuyo aprovechamiento por colegas de otras ciudades es oportuno y necesario. Este accionar no se remite solamente al ejercicio profesional u ocupacional en el ámbito de la salud, la educación o la acción social. Por el contrario, vemos cómo la antropología frankliana se aplica sumando valor a muchas profesiones y ocupaciones que tienen trascendencia y peso en cada comunidad. A la vez, llevar la realización del Encuentro Federal a distintas ciudades del país año a año, proporciona una oportunidad de acercar la Logoterapia al público en general de localidades y regiones en las que no cuenta con gran difusión. Anima la idea de los Encuentros Federales la pluralidad y la horizontalidad. No hay figuras rutilantes ni espacios privilegiados sino que el encuentro mismo es la figura. Este año, contamos con el auspicio de las siguientes entidades: Universidad de Buenos Aires (UBA) Universidad Nacional de Entre Rios (UNER) Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino (Tucumán) Universidad de Morón (UM) Centro de Analisis Existencial Víktor Frankl (Rosario) Proyecto Todo Bueno (CABA) Centro de Psicología Existencial y Logoterapia (CABA) Centro de Logoterapia del Oeste (Pcia. Buenos Aires) www.logoforo.com Sociedad de Logoterapia de Uruguay Víktor Frankl (Montevideo), entre otros

-

Se puede participar como Exposición en paneles de trabajo (Una ponencia de 20 minutos sobre aplicación práctica de la logoterapia o un contenido de difusión de la disciplina) Presentación en asamblea abierta (Una breve exposición de diez minutos sobre un desarrollo o inquietud personal o profesional sobre la logoterapia) Asistente Se otorgarán certificados Aranceles: Profesionales: $ 200 / Público en general: $150 INFORMES E INSCRIPCION: encuentrofederaldelogoterapia@gmail.com O en Fundación Italo Patagonica: Boulevard Ayacucho532 – Viedma – Rio Negro En C.A.B.A. 011-3535-4986 ADHIERE A ESTE EVENTO


Página 15

Basado en la obra de VIKTOR FRANKL, “Sincronización en Birkenwald”, con libro y letras de CHACHO GARABAL y música original de CÉSAR PRADO

Basado en un cuento de CLAUDIO GARCIA PINTOS, con libro y letras de CHACHO GARABAL y música original de SIXTO LACONICH

Todos los musicales cuentan con un PROGRAMA PEDAGÓGICO para actividades de aula, dirigido por Claudio García Pintos y supervisado por CAVEF

Los musicales continúan sus giras por colegios y salas teatrales en Buenos Aires, interior del país y el exterior. Por contrataciones comunicarse con el teléfono (54)156.443.2501


INSERT

Página 16

El CLAE UCA ofrece algunos de los trabajos presentados durante las jornadas del 5º Congreso Latinoamericano de Logoterapia y Análisis Existencial “La Persona en el Centro”, para ser compartidos con los lectores de LOGORED. En este número y en los subsiguientes se irán incluyendo en esta sección especialmente habilitada a tal fin. Los autores son responsables de los conceptos vertidos en sus artículos. Por consultas, vincularse con ellos a sus direcciones de correo.

TODOS NECESITAMOS UN PADRE. Al rescate de la función paterna desde el Sentido Lic. José N. MENNA (Espacio de Reflexión) mennajosenicolas@gmail.com

E

l modelo patriarcal establece que el padre ocupa el vértice superior de la familia, la ordena, establece atribuciones y responsabilidades, “roles y funciones” para cada uno. “Los “roles” del padre son: ser la autoridad, el jefe del hogar, el proveedor y el regulador de los premios y castigos. Esto es, no sólo dicta la norma, también la ejecuta y fiscaliza su cumplimiento. ¿Qué espacio le queda entonces para disfrutar de la vida en familia?

sin invadir. La responsabilidad se ejerce también a través de la propia conciencia de límite porque aceptar sus vulnerabilidades y errores le permite verse y ser visto íntegro. El modelo patriarcal concede al varón – en el ámbito familiar - un lugar de silencio. Su lugar está en la acción, y principalmente en la acción fuera del hogar; por lo cual dentro de él, su lugar es difuso: no hace / no siente / no habla. Es, al amparo de este ideario, un decisor. Es una autoridad que pone límites y reglas, y como se ha dicho que el ideario patriarcal está infestado de reduccionismo, no podría escapar al vicio de todos los reduccionismos: podríamos decir entonces que para el ideal patriarcal el padre no sólo es eso (lo descripto), sino que “no es nada más que” eso.

Un padre de familia es responsable cuando se da permiso para reflexionar y pensarse en su propia paternidad. Cuando se permite dudar, cuando no se pierde de su lugar de hombre refugiándose en su condición de padre; y cuando todo esto se permite sentirlo y ponerlo en palabra y Es común oir que la paternidad, como Insactos. El saberse padre es reconocer que la vida titución y función social se encuentra tamde sus hijos no le pertenece, y que su lu- bién atravesando una crisis íntimamente gar está en guíar sin torcer y acompañar relacionada con los cambios en la estructura de la Institución Familia.


Página 17

Esto no implica necesariamente un desentendimiento por parte de los varones de sus responsabilidades como padres; por el contrario, uno de los fenómenos que puede apreciarse es un esfuerzo por adoptar nuevas estrategias a través de las cuales hay un intento de relegar la importancia central que tuvo el trabajo para sus padres y abuelos en beneficio de lo familiar y personal; pugnando por integrar, pese a las limitaciones de tiempo y recursos, la esfera pública con la privada de su existencia.

dato a la sospecha, o como un tonto con mal genio, o como un pobre ser indeciso, el hijo tiene un problema ¿Cómo imagina su propia vida como hombre? Podría no ser justo un reduccionismo en tal sentido. También es cierto que hoy, padres divorciados con una gran actividad laboral y una agenda muy cargada, hacen esfuerzos para hacerse tiempo para sus hijos o eligen una actividad independiente. En actividades de raigambre patriarcal como la profesión militar, hemos podido apreciar como en los últimos años se ha instalado con mayor fuerza la preocupación por proporcionarse niveles de autonomía que permitan una mayor cantidad y calidad de tiempo con los hijos.

Los padres se hacen, no se nace padre. El mero hecho de ser “procreador” no convierte al varón en padre. Podríamos decir que la paternidad se inicia – en los casos que así sucede – cuando se decide elegir tener un hijo; sigue cuando se está pro- Las de los padres actuales son – en térmiduciendo la gestación y comienza con la nos generales - generaciones más preocupadas por una paternidad más compromecotidianeidad del hijo ya nacido. tida desde la acción y la presencia y no tanPodría pensarse en que si un hijo varón to en una mera función proveedora. no ve a lo largo de un año lo que ocupa al padre es probable que en su psiquis se Lamentablemente para el género, no es lo abra un gran agujero que se llenará con que trasciende en el campo de la psicología. los más variados imaginarios y, a la luz Los estudios sobre el tema hacen más hinde ellos, cabrá preguntarse que tan sana capié en padres distantes, incumplidores, puede ser la forma de vincularse el varon- violentos, (el macho malo), incapaces de pocito con lo que implica la masculinidad ner límites o indolentes (el macho caído). aplicada a ámbitos específicos, roles que Por su parte, la novedad científica que resocial e históricamente le han sido asig- presenta a partir de 1993 las pruebas de nados al género. ADN, ha traído como consecuencia cambios En las familias patriarcales el padre sociales respecto de la responsabilidad de orienta a sus hijos en su salida al mundo paternidad a ser asumida: a menudo, se como una autoridad auténtica que sólo se trata de paternidades no deseadas que anincorpora cuando está basada en el amor. taño no eran reconocidas pero que hoy judicialmente son compelidos a ejercer. Más allá de lo ocupado que esté, un hombre pasivo desde su rol de padre puede Se perfila así una “nueva idea de paterniser muy funcional a tareas y responsabili- dad” que no se ata a la sangre o el amor o dades compartidas con los hijos, pero no deseo a la madre, sino como una opción ser eficazmente padre, dejando muchas personal y una elección responsable de de las enseñanzas y los límites deposita- trascender a través del maravilloso hecho de ser padre. El padre no es el espermatodos en la mujer. zoide y tampoco es el apellido. Padre es el Los Medios de Comunicación Social pueque ama. den haber contribuido también a licuar la imagen paterna, a través de contenidos Igual aquí hay que prestar mucha atención: que connotan cierta ridiculización del rol La “nueva paternidad” es un constructo paterno. Cuando el padre aparece como teórico que tiene la particularidad de ser objeto de ridículo, o como un buen candi- muy receptivo de todo lo que allí se quiera proyectar: el discurso de moda la reduce a


Página 18

cambiar pañales o compartir desde el lugar de “compinches” más tiempo con sus hijos o acompañar a las mamás de ellos. Cuidado con la trampa: a menudo se confunde diálogo con consentimiento y se puede caer en el error de pensar que una “nueva paternidad” es hacerse cargo de la culpa colectiva del género y salir a reparar el daño hecho por esos padres distantes y autoritarios de generaciones anteriores. Como en otros aspectos, las posturas reduccionistas limitaron la idea de la paternidad a unos pocos requisitos: dar fecundidad, apellido, sustento material a la familia y autoridad (cercana al autoritarismo); cuando en realidad los verdaderos roles de paternidad incluyen también aquellos espacios “reservados” a la órbita materna. Por otra parte, las madres han cambiado: trabajan, reclaman espacios, se despliegan profesionalmente, pujan por lugares sociales pero la mayoría de las veces “a lo macho”, confirmando la masculinidad tóxica y justificando que los varones permanezcan en ese paradigma porque “las mujeres nos critican pero hacen lo mismo. Hasta las posturas psicológicas más dogmáticas no pueden desconocer la existencia de una nueva forma de paternidad, que contrarresta la “soberanía” del deseo materno (ser quien designa al padre en función de su deseo amoroso) y que se desarrolla de manera independiente del estatuto conyugal. Hasta incluso desde esa óptica, la nueva paternidad puede llegar a ser más eficaz a la hora de interdictar el vínculo simbiótico entre madre e hijo. La relación con el padre no siempre ha sido armónica o funcional. A menudo escuchamos de boca de nuestros pacientes relatos llenos de rencor que refieren la huella que dejó un padre autoritario, violento, incapaz de involucrarse afectivamente con su hijo, o que compiten con ellos dejando subyacente la idea de que

“nunca serás ni la mitad de hombre que soy yo”. Algunos hombres, por el contrario, han podido perdonar a sus padres. Pudiendo contemplarlos como humanos, se los puede contemplar como limitados, finitos, mortales, falibles...Pero a pesar que el padre superhéroe cae arrastrado por el Ideal que se derrumba, también cae su culpa. La aceptación de su calidad humana contempla todas las esferas de su realización y de su persona. Debemos ser prudentes con esto. Un nuevo psicologismo puede inducirnos al error: el de derrumbar al padre idealizado y poner en su lugar un ente psicofactico: empezamos a entender sus carencias afectivas y hechos traumáticos de la infancia. Como se ha expresado, los cambios sociales suscitados en Occidente a partir de mediados del Siglo XIX marcaron su impronta a las familias. La obligación del hombre de trabajar todo el día fuera de su hogar fue construyendo dos esferas de cotidianeidad bien definidas, la privada, que el hogar familiar regenteado por la madre, y la pública y profesional, dominio de los hombres. Pero lo que nace mal, termina mal, y lo que nace forzando divisiones donde no las hay, termina padeciendo de las mismas fronteras que marcó. El sistema industrialista generó este meridiano y cuando la mujer debió salir, o la desocupación mandó al hombre a la casa y la mujer a sostener el hogar instaló una conflictiva con mucha consecuencia para los varones a los que en la génesis de esta división de tareas le había asignado un lugar de dominación y privilegio. La sociedad industrial lejos de favorecer la desmaternalización del hijo varón, favoreció la simbiosis con una madre omnipresente y capaz de hachar leña, reparar la chimenea y criar hijos e hijas, con igual idoneidad. Al separar al padre del hijo atacó a la sociedad patriarcal pero no puso nada en su lugar que no sea el mercado. Hoy es común escuchar que todos estos cambios también dieron su segunda vuelta


Página 19

de rosca, y que los varones han ensanchado ese papel y hasta lo han enriquecido, y que padre y madre se ocupan por igual de muchas cosas. Pese a esto, a la buena intención que tienen estas afirmaciones, seguimos habitando en una sociedad en la cual el ideario del hombre patriarcal y su costado sexista (el machismo) es sustentado tanto por hombres como por mujeres como por instituciones. En virtud de esto y de que el machismo hoy tiene “mala prensa” se han hecho muchos esfuerzos, pero que muchas veces se quedan más que nada en el plano discursivo: girar hacia el costado soleado del discurso “políticamente correcto” y repetirlo hasta con convencimiento, no implica reconocerse en el lugar y operar cambios desde sí. No obstante, debe también reconocerse la presencia de padres que directamente eligen desertar del ejercicio del rol, el cual se constituye en un llamado a una responsabilidad que no pueden o quieren ejercer. Desde la logoterapia, no podríamos soslayar el tema de la libertad y la responsabilidad. Una paternidad elegida, más independiente del estatuto conyugal, favorece el desarrollo de una actitud más humana en el desempeño del rol al poner la obligación como consecuencia de la elección de manera consciente. Esto no se contrapone con la idea de familia. Por el contrario, favorece la consolidación de lazos padre-hijos sin la omnipresente mediatización de la madre. Por último, además de las teorizaciones realizadas desde distintas escuelas de pensamiento en el campo de la psicología, hay algunas representaciones arquetípicas de paternidad que están instaladas en el imaginario social y que resulta oportuno enumerar, como son: El Padre Terrible Es una figura de carácter arbitrario y

destructivo, con una autoridad ejercida a menudo sin criterio ni límite, de manera omnipotente. Urano y Cronos son los padres monstruosos que nos presenta la mitología griega, cuyo temor ante los hijos que nacían los conducía a aniquilarlos. En el fondo, subyace un temor a la finitud y una dependencia emocional respecto de la pareja, heredera de la dependencia materna, que la llegada del hijo pone en peligro. Amenazado, reactivamente se vuelve terrible para su hijo. Por eso es que algunas de las manifestaciones cotidianas del padre terrible son la violencia y hasta el abuso sexual. Felizmente, en la actualidad el proceso de sanción social y legal a la violencia familiar se halla consolidándose cada vez mas y los niños han devenido objeto de derecho.

El Padre Legislador Se trata de una figura paterna que educa y acompaña, permitiendo que su hijo adquiera la condición masculina. A menudo se reclama de los padres que operen de manera explicita poniendo límites, que impongan la ley. Este “modelo” de padre extrapola los límites del cuerpo social al ámbito familiar y los aplica, como un legislador que interpreta el espíritu de los grandes códigos y reglamenta su ejercicio en el ámbito acotado de la familia. Esta tarea sólo puede ser realizada con eficacia y criterio cuando este varón tiene conciencia de límite, de finitud, de necesidades. Para limitar la omnipotencia infantil se requiere haber podido deshacerse de ella. El Padre Cuidador Hablamos de una figura presente cotidianamente, de afecto y ternura transmitida en todo momento. Nace al amparo de la madre posmoderna, que se debate entre el deseo de cumplir con su proyecto personal y


Página 20

cumplir con el mandato tradicional cul- de haber un sesgo de ideología dado que plantea una nueva paradoja: para ser buen tural. Al ya no ser el eje de la realización per- padre, el varón debe portarse como una madre, o sea, como una mujer. Tal disquisición sonal de la mujer la maternidad, un padre mas involucrado afectivamente re- viene de los mismos cimientos que se paran sulta necesario en tanto los cuidados en el límite de lo psicofáctico mirando hacia maternos no se hallan disponibles abajo y entonces lo afectivo es – indefectible “tiempo completo”. El padre cuidador y excluyentemente - femenino. surge aquí comprometido con su rol y solidario con su pareja. No faltará quienes digan que se trata de una maternalización del rol de padre, pero esa clasificación es obsoleta e implicaría una contradicción: no se puede desde una postura ideológica reclamar igualdad de derechos y oportunidades profesionales para el género femenino y fustigar al varón porque se complementa con su pareja ejerciendo funciones de cuidado.

Nada de esto es así. Si elige hacerlo, el padre participa de la cotidianeidad del niño desde su nacimiento: cambiar pañales, alimentarlo con biberones, bañarlo, llevarlo de paseo y ayudarlo a dormir son actividades de las cuales el padre no debiera ser excluido. No hay razón de peso que justifique que el varón quede afuera de esto; salvo aquellas que, consciente o inconscientemente, provengan del mismo padre.

El padre protector no ha retrocedido en su masculinidad, le ha encontrado a su masculinidad un sentido trascendente. La masculinidad no es más sólo un deber, es un derecho al cual el varón reclamará cada vez más.

práctica, con darse permiso para equivocarse y, fundamentalmente, cuanto más se pueda conectar con sus afectos y emociones y se otorgue permiso para ello.

Por otra parte, la “maternalización”, en O, mejor dicho, no se le puede reclamar términos de este tipo de cuidados, no tiene al hombre que deje de ser el padre que sexo, y bien puede tomarse como una alterera y a la vez criticarlo porque ha dejado nativa válida el término que tienen lo angode serlo. Tampoco se puede pretender sajones “parent” , que no discrimina por sostener ordenamientos familiares cons- género y alude más a la función específica, o truidos sobre el correlato de la división sea, apunta a una parentización. sexual del trabajo cuando ésta se en- En ese proceso, el varón estará condicionado cuentra en franco retroceso, esto sería por su herencia y su historia, pero como en un anacronismo. todo, la parentización se aprende con la

¿Hay que “maternalizar” al padre? Desde hace cierto tiempo se viene hablando de la “maternalización” del padre como un proceso del cual resultará “el Buen Padre”. Lo que significa “alimentar física y afectivamente al bebé” ha sido atribuido a la figura femenina por parte del mismo ideario de hombre patriarcal que empujaba al varón afuera de la casa y luego no lo dejó regresar a ocuparse afectivamente de sus hijos. En esto de maternalizar al padre no deja

Esta “revolución parental” debiera generar una nueva masculinidad, y esto se haría bajo el paraguas de una nueva concepción de pareja y paternidad que, si lo pensamos, no es tan nueva; sino es un retorno a lo que siempre estuvo: lo humano. En la clínica se observa que cuando algunos varones logran este cambio de perspectiva y – con ello - una parentización más activa y comprometida, suelen chocar con su pareja. A menudo, esto surge bajo el reproche femenino basado en la incompetencia del varón para el pretendido “maternaje”: Para justificar su actitud muchas mujeres aluden a la incompetencia de su marido, que les da más trabajo del que les quita. Pero, más en su interior, sienten su preeminencia maternal


Página 21

como un poder que no quieren compartir. Hay que tener en cuenta que cuando la madre ve amenazada la persistencia de su papel preeminente, debe afrontar además que su hijo no es más una prolongación de ella misma, y que se identifica también con alguien más. Es una impresión particularmente dura si el hijo es un varón. La paternidad se consolida acompañando al hijo en su iniciación a la vida en el mundo, comienza a cualquier edad y con cada hijo comienza un nuevo padre en el mismo varón, cada experiencia es irrepetible. Por su parte, la paternidad ofrece al varón una alternativa para la trascendencia: Hay quienes descubren su capacidad emotiva y comienzan a desplegarla recién cuando nace su primer hijo; a otros les ocurre cuando, por alguna razón vinculada con crisis vitales o accidentales resignifican el vínculo con los hijos existentes (el caso de los viudos es un buen ejemplo). Padre también “Hay Uno Solo” Desde la facticidad, esto es irrefutable por ahora. Un hombre puede fecundar a varias mujeres casi simultáneamente mientras que éstas pueden engendrar el hijo de un solo hombre vez a vez. Muchos coinciden en atribuir esto a que de esta manera la Naturaleza preserva la continuidad de la especie teniendo en cuenta que en promedio nuestra expectativa de vida es menor que la de las mujeres. Para el caso, se trataría de algo que es una particularidad, no es ni una ventaja ni una desventaja. Pese a ello, culturalmente se suele hacer una lectura muy sesgada de esa realidad al enunciar que “Madre hay una sola” con todo lo que esta frase implica: No hay posibilidad de duda. No hay nada que debatir: ha dado

a luz y es madre. Más aun, cuando su condición de madre es puesta en cuestión o es desplazada por otras prioridades en la vida de una mujer, a ésta se la sindica como una falla en lo que sería la habitual concreción del discutible “instinto maternal” Sin dudas, esto ha sido una conquista de género: recuperar el propio cuerpo y hacerse protagonista de su sexualidad y poner a la maternidad en la esfera de las decisiones; pero al hacerlo, al sacar el “convertirse en mamá” del plano del “destino determinado”, también confundió a algunas mujeres que rotaron hacia un sentimiento de propiedad respecto de los hijos, para cuya concreción no es necesaria la presencia de un hombre. Para aquellos varones que celebran su paternidad, esto es en más de una oportunidad un problema, sobre todo en aquellos casos en los que el vínculo de pareja ha cesado. Sin embargo, partiendo de que somos únicos, unidades bio-psico-socio-espirituales, irrepetibles e irreemplazables, acabaremos por concluir que padre también hay uno solo. Prueba de ello es el ADN. Claro está que el paternaje se ejerce trascendiendo la biología. A diario comprobamos como los padres adoptantes desempeñan su rol no sólo con eficiencia, sino con verdadera vocación y que ello colma de plenitud su vida. La unicidad del padre se asienta en su unicidad como persona. Cada varón es único e irrepetible por ser humano y será único como padre. La paternidad puede estar condicionada no sólo por aquellos factores que involucran a terceros o circunstancias de la vida. Existen condicionamientos que son internos, propios de cada padre, relacionados con su personalidad, y que de igual modo – y en algunos casos con más fuerza aún – coartan un paternaje en plenitud: vergüenza y miedo. Un pudor de ser padre puede venir de una


Página 22

rígida interpretación del modelo patriarcal en la cual el sujeto-padre proveedorfecundante- , seguro, fuerte; colisiona con la posibilidad de manifestarse inseguro en algún momento o hasta incluso ignorante de cosas de la paternidad.

La paternidad ensancha nuestro horizonte espiritual, abre el camino a la trascendencia. Podríamos decir que a la pregunta por el sentido de la vida (“¿Para qué?”) se le suma el Proyecto (“¿Hacia donde?”) y la paternidad le agrega la respuesta al “¿Con quién?” .

Esa creencia provocó, como se ha explicado, que las ideas de maternidad y paternidad sean consolidadas y puestas bajo el paraguas de la femeneidad.

La vivencia del varón ante la mirada de su hijo o hija recién nacida es como señala la canción, que “no me quedo nunca más solo” (1)

La palabra del padre y su nombre Padre, no está ligada culturalmente al amor. Se le reclama y reconoce en el lugar de la castraSiendo Padre...Siendo Humano ción, la provisión, la protección y la autoridad, pero no con el amor. El amor es de la La expresión del amor de la paternidad madre. Incondicional, innato, indiscutido e es la guía. El mandato que desciende del indiscutible. ¿Y el del padre? ¿Qué hace le ideal patriarcal tradicional cede al varón padre con el amor? El modelo patriarcal le el dominio extra-muros del hogar y su asigna una paradoja: debe sentirlo, pero no misión no está en el dominio de lo debe saber expresarlo. No olvidemos que dedoméstico sino en ser quien sale al mun- terminados valores “son” femeninos y otros do y de él trae el sustento y, por lo tanto, “son” masculinos para esa concepción. quien “arranca” del nido al hijo y lo emHe ahí la gran trampa. Ni la mujer está capuja al mundo. pacitada para cuestionar su ancestral y arLa ambigüedad del asunto: Es cierto que quetípico “instinto materno” ni el varón pueeste estereotipo lo dejaba más afuera de ser tierno, condenando a unos y otras al que dentro del hogar; pero, a la vez, lo lecho de Procusto que implica el molde anconsolidaba como depositario de la me- cestral del paradigma del género. moria. El padre es quien cuenta qué es el mundo y cómo es el mundo; quien narra en el hogar sobre eso. La sociedad postindustrial ha hecho que no haya tiempo, o espacio, o valoración de esto y se ha circunscrito el lugar del varón al de proveedor-fecundante-protector, quedando relegada esta función de narrador de lo que pasa en el mundo. El padre es guía porque es un referente más allá de la identificación pensada en términos meramente psicológicos, es un modelo no sólo de comportamientos sino también de una actitud general respecto de la propia existencia. En este sentido, parte del desarrollo del varón como padre radica en poder perdonar al suyo y hallar en él lo valioso, surgiendo de ahí un sentido mas cabal de su propia varonía.

Lic. José N . Menna Referencias (1) Así enuncia en un fragmento la letra de la canción “Vos Sabés” , del álbum “La Marcha del golazo solitario” (1999) de Los Fabulosos Cadillacs.


Página 23

DIMENSIÓN SOCIO-POLÍTICA DE LA LOGOTERAPIA. LA PERSONA EN EL CENTRO. Lic. Roberto MUCCI (Espacio de Reflexión) robertomucci@uolsinectis.com.ar

L

a globalización económica no reconoce personas, ni naciones. Individuos y países quedan disueltos en el mercado, socavando la identidad y la dignidad de los hombres y de los pueblos. La Logoterapia asume la función de volver inaceptable toda forma de vida indigna del hombre libre. Nuestra condición de seres humanos nos convierte a todos en funcionarios de la Humanidad; y debemos hacernos cargo de nuestra realidad social en todos sus sectores.

La Psicología Política de Latinoamérica es un área joven dentro de la Psicología que deriva de la psicología social y, que se interesa por un lado en los hechos políticos como objeto de estudio y por otro se cuestiona a sí misma, en su rol social y en su capacidad y modo de incidencia en las personas y en la sociedad.

Viktor Frankl presenta a la Logoterapia como una “Escuela de Vida” basada en valores, para ser practicados en el cotidiano existir. Para él, la vida debe ser tomada como autotrascendencia, entrega, responsabilidad y misión existencial; misión realizada con amor y desde la esperanza.

la sociedad en su conjunto y, en la búsqueda del bien común.

Para lograr esos objetivos de desarrollo social e individual, para realizar esas capacidades, es necesaria la libertad y junto a ella, la responsabilidad en la práctica de acciones, relacionadas con la vida socio-política La Logoactitud es una filosofía de vida por acción directa de las personas en tanto caracterizada por un protagonismo que los actores sociales. responde a los problemas concretos que Se trata no solo de estudiar los fenómenos y se le plantean al hombre; por lo tanto, la conducta política para señalar su carácter filosofar implica capacidad de orientar la alienante o liberador, sino que el objetivo acción. Es una filosofía de la esperanza, principal es despertar en la sociedad una del esfuerzo, del compromiso consigo ciudadanía activa. Por lo tanto no estamos mismo y con los demás. Cada uno pue- hablando de política solo desde lo ideológico, de ver en su caso personal qué espera de lo partidario o el ejercicio del poder mediannosotros nuestra comunidad y, dentro te la gestión pública, sino también y primorde lo que esté a nuestro alcance, llevarlo dialmente de política entendida como la para la práctica; dotando a la vez de sentido ticipación de todas las personas en la resonuestra existencia. lución de los problemas que afectan a toda

Estudiar la identidad social para redefinirla y que ella se transforme en un vehículo del desarrollo y en una fuente de realización personal, grupal, nacional y supranacional. El rol del psicólogo es fundamentalmente el de agente de cambio social, comprometido con un proyecto social que busque la dignidad, la libertad, la igualdad, la democracia, el bienestar y el respeto de los derechos humanos de todas las personas.

Si desde la Educación trabajamos sobre el conocimiento de nuestra identidad y responsabilidad y, a partir de nuestras capacidades y posibilidades, ponemos en acto nuestra misión existencial; entonces la vida en sociedad cobrará sentido, La psicología política de hechos políticos o estaremos más sanos y nos sentiremos psicología política propiamente dicha a partir de 1983 toma conciencia acerca del cammás felices.


Página 24

po, de su objeto, de su necesidad de elaboración teórica, de la aplicación y construcción de métodos y técnicas, de su especificidad y de su compromiso social. Se caracteriza este modo de producción científica y humanista, porque la psicología políticamente consciente se vuelve hacia el quehacer político, pero no como una actitud de partido o en función de intereses políticos de un grupo sino como una actividad consciente de la necesidad de hacer manifiesto el nivel psicológico de la actividad política de todos los ciudadanos, en tanto que acción constructora de un orden social acorde a la dignidad y necesidad de la persona humana. Hay en nuestro pueblo “SED DE ETICA POLÍTICA”. La falta de seguridad, de trabajo digno, de formación ética en los distintos niveles de enseñanza, de responsabilidad, de una justicia (en tiempo y forma), la corrupción expuesta sonrientemente ante el pueblo, etc, etc, hacen que muchas personas se vean empujadas a la “PERIFERIA EXISTENCIAL”. Esta realidad reclama la solidaridad de todos los que pueden y deben cooperar para resolver esta situación tan dura que padecen muchos hombres tanto en nuestro país como a nivel mundial. Según B. Klisberg se deben “…poner en el centro de la agenda pública temas como la coherencia de las políticas económicas con los valores éticos, la responsabilidad social de la empresa privada, la eticidad de la función función pública, el fortalecimiento de las organizaciones voluntarias y el desarrollo de la solidaridad en general”.

totalidad inserta en la totalidad de mayor extensión, el mundo; investiga la esencia del hombre y las necesidades humanas, estableciendo una jerarquía entre ellas desplegadas a lo largo de su existencia. Con ello, elabora una sólida base para que la actividad política se pueda desarrollar teniendo en cuenta el bien común que representa el bien de todos los integrantes que componen sociedad. Estamos hablando de los fundamentos antropológicos de la política y, es aquí donde la Logoterapia tiene una misión importante a realizar. Se trata, de indagar de qué modo la visión sistemática del hombre influye en los procesos políticos. Para ello, se verifica que la actividad política se da sólo en el hombre y es, por lo tanto, típicamente humana; que como tal tiene un sentido; y que influye decisivamente en su actitud y actividad basadas en valores. Al hablar de la persona humana Savater afirma que “es un deber moral llegar a ser humano”; refiriéndose a esos atributos como la compasión por el prójimo o la solidaridad hacia los demás que suelen considerarse rasgos propios de las personas “muy humanas”; así el adjetivo humano, se convierte en objetivo de lo que es el punto de partida. Nacemos humanos pero eso no nos basta; tenemos también que llegar a serlo. Aristóteles consideraba al hombre como zoon politikón, animal político. Es más solo en la polis llega a ser plenamente hombre, dado que el hombre que no necesita de la polis, es un dios o una bestia.

Los humanos nacemos siéndolo ya, pero no lo somos del todo hasta después. El hombre Recordemos que ya Platón en su libro pasa así por tres gestaciones: la primera, co“República” afirmaba “…una ciudad bien mo hombre, en el útero materno, según degobernada, pues en ella mandarán los terminaciones biológicas y la segunda en la verdaderos ricos, no en oro, por cierto, matriz social en la que crece, sometido a desino en lo que debe ser rico el hombre terminaciones simbólicas; el lenguaje, los feliz, es decir en VIRTUD y SABIDURIA”. usos rituales y técnicos propios de su cultura donde se convierte en persona y, una terToda teoría política está constituida so- cera gestación que tiene lugar en el propio bre una concepción específica de hom- corazón donde uno se da a sí mismo el rosbre. La antropología filosófica, cuyo ob- tro humano; es el ámbito de lo noético espijeto de estudio es el hombre como una ritual, constituyéndose así en “ser humano”.


Página 25

Si la cultura puede definirse, continúa diciendo Savater, al modo de Jean Rostand, como “lo que el hombre añade al hombre, la educación, es el acuñamiento efectivo de lo humano allí donde sólo existe como posibilidad”. Entonces todo hombre llega a ser persona, aunque quizás solo algunos logren la cualidad de la humanidad. La pregunta por el hombre es una pregunta esencialmente filosófica y a su vez la Filosofía es una actividad que pertenece a la esencia del hombre, y en tanto somos humanos filosofamos, reflexionamos, pensamos, valoramos, descubrimos el valor de las cosas, apreciamos, estimamos, amamos. Pero aunque el filosofar es propio de la esencia humana, sin embargo no siempre está “activado” y “despierto”. El sentido de acudir a la Filosofía desde la Logoterapia es poner en actividad la propia esencia, despertar al pensar. Parafraseando a Karl Jaspers, la Filosofía brota antes de toda ciencia, allí donde despiertan los hombres. Despertar, interrumpir el sueño al que duerme, renovar, recordar algo ya olvidado, excitar, mover, hacerse más avisado, entendido y advertido; la persona ruda, simple y apocada. Expergitus: vuelve en ti. Habiendo salido de su letargo los nobles. Salir de lo vulgar y recobrar la propia nobleza. Letargo de leteo, olvido, torpeza, modorra, insensibilidad, enajenamiento de ánimo. En Medicina es un síntoma de diversas enfermedades nerviosas o tóxicas entre otras cuya característica es un estado de somnolencia profunda y prolongada. Salir del letargo, recobrar la conciencia, y la actividad propia del hombre acorde a su dignidad. Dignidad reconocida por uno mismo y por los demás. Es poner nuestra interioridad a la luz, viendo la realidad y magnitud de nuestra dignidad y la verdad acerca de la realidad. Es según la Alegoría de la Caverna de

Platón, el proceso de humanización del hombre; liberándolo de las imágenes engañosas acerca de sí mismo y de todo lo que lo rodea, a pesar de que duela; pero el gozo de la contemplación de lo que descubrimos es tan inmenso, que ninguno quisiera, según dicha alegoría, volver al antro en el cual transcurría su vida, donde el prisionero vivía en el estado inferior de espíritu, que es el inferior en la escala del “saber” y del “ser”, es la forma inferior de existencia posible. Prisioneros de las apariencias acerca de sí mismos y del mundo, gracias a los falsificadores, que hoy llamaríamos los medios de comunicación social, los políticos y las organizaciones de producción de bienes y servicios entre otros; o al menos algunos de ellos, sin generalizar. Esta función de despertar al hombre de todo lo que es, lo que puede hacer y espera de él la vida es una de las tareas de la Logoterapia considerada desde su dimensión social y política. La paradoja humana. ¿Qué debe ser el hombre para que sea a la vez responsable de pensar bien y capaz de la locura?. Paradoja de la responsabilidad y de la fragilidad. (P. Ricoeur) En Edipo Rey de Sófocles vemos que el más sabio de los hombres no se conoce a sí mismo. Sabe, qué es el hombre pero no sabe quién es él mismo. No llegó a la autoconciencia. Pascual nos recuerda que es demasiado peligroso hacer ver al hombre hasta qué punto es semejante a las bestias, sin mostrarle su grandeza. Y es igualmente demasiado peligroso hacerle ver su grandeza sin su miseria. Como que el hombre es un bascular entre la divinidad y la animalidad. Heidegger dice que vivir sin pensarse a sí mismo en el propio ser es igual a decir que la vida me vive a mí y no que yo vivo a mi vida. El hombre es el pastor de su ser, lo guarda, lo custodia, lo vigila. Para Savater el hombre tiene confiada a su cuidado la realización de su vida y la custodia del mundo en que vive, y al mismo tiempo el que tiene conciencia y sentimiento inmediato del valor inherente a su vida,


Página 26

aún cuando la pueda desperdiciar por error o por maldad. Porque es el ser que estando en camino, o estando siempre "navegando" por la vida, puede, o bien llegar a su destino y a su sentido, o bien ignorarse y naufragar. Recordemos que ya para Homero, en la antigua Grecia el tema esencial de la educación era la virtud, en tanto atributo propio de la nobleza (por SER HUMANO, no por poder alguno) la cual era la fuente del desarrollo de la personalidad del ciudadano y de la cultura de una nación. La educación iba dirigida a modelar la nobleza de espíritu y a orientar la acción y, el que logra ambas cosas desarrolla una grandeza en EL PORTE TOTAL ANTE LA VIDA. LOGOACTITUD: actitud ante la vida basada en valores. El destino del mundo está en nuestras manos, en las de todos, sin excepción; cada uno puede elegir que huella dejar en la historia, cuál será su obra de arte o de destrucción.

comunidad; en su orientación hacia ella trasciende de sí mismo el sentido del individuo, dando lugar a la autotrascendencia. Así como en la edad antigua había una postura cosmocéntrica, el hombre y su relación con el cosmos, entendido como universo, orden y belleza, en la edad media nos encontramos con un teocentrismo, pasando luego a un antropocentrismo en la edad moderna con su individualismo, narcisismo, cientificismo y tecnicismo; para llegar a la postmodernidad donde debe prevalecer la comunitariedad humana, la solidaridad para con mis compañeros de existencia. Solidaridad, la cual es acción desde el corazón. La solidaridad en el corazón de los MISIONEROS DE LA VIDA, una forma de vida que impacta en un mundo con muchos yoismos.

El logoterapeuta es un misionero de la vida, por lo tanto debe ver que ámbitos de nuestra realidad como país esperan de su aporte misionero axiológico, no limitándose a la clínica y la academia. En este devenir histórico de referentes para el hombre: mundo - Dios Los caminos de la Logoterapia sólo tie- - hombre y comunidad, el hombre termina nen realmente sentido si desembocan en así, contemplando al mundo como el hogar el hombre, y lo que caracteriza al hom- común de toda la humanidad, a Dios como bre es la comunitariedad, la solidaridad, Padre providente que peregrina junto a su dado que por naturaleza es un ser so- pueblo y a los otros hombres como prójimo cial. El sentido de la solidaridad y de lo con quienes construye su historia, nuestra comunitario tan propio del hombre lati- historia, la historia. Algunos escépticos noamericano, debe prevalecer por enci- anuncian la atomización y tribalización de la ma del sentido de individualidad. El humanidad, pero me resisto a pensar que en “mestizaje” es la categoría que mejor de- la economía divina, éste sea el plan de Dios fine y representa la identidad original y para el hombre. Prefiero creer que todo conpropia de nuestro pueblo, fruto precisa- duce a la globalización de la humanidad, a mente de ese proceso de mestizaje histó- la globalización del amor. Y esto es bíblico: rico cultural. Consecuentemente la es- Llegará el tiempo en que el lobo y el cordero cala de valores que configura nuestro estarán juntos y vivirán en paz”. Pero este marco operativo es también una escala deseo se convierte a su vez en TAREA a la de valores mestiza, derivada precisamen- cual todos podemos contribuir. te de las culturas que nos dieron origen. La vida es una vocación de SERVICIO, de Cada cultura tiene su propia escala de valores y su jerarquía, siendo la comunitariedad y la solidaridad valores fundantes y ejes de la escala de valores de nuestro pueblo. A su vez para Viktor Frankl el sentido de la existencia personal en cuanto personal, apunta más allá de sus propios límites, apunta hacia la

cuidado de nosotros mismos, de cuidado del otro, de nuestra comunidad, de nuestro país. Pero un cuidado concreto, no solo declamado, verbalizado, conferenciado. Deben ir juntos discurso y vida, como lo atestigua Sócrates con su propia vida. LA LOGOTERAPIA SIN LOGOACTITUD, carece de sentido; es que la LOGOTERAPIA DE BIBLIOTE-


Página 27

CA LEJOS DEL HOMBRE DE CARNE Y HUESO, es vana. Nos cuenta Don Ernesto Sábato en una entrevista al Correo de la UNESCO que “… los científicos y su fe ciega en el pensamiento puro, olvidan cuando no desprecian aspectos fundamentales del ser humano… la ciencia se ha refugiado en un Olimpo…”, así también corremos el riesgo los logoterapeutas de centrarnos tan solo en la Academia, alejándonos del “hombre común de la calle”, término debemos al Dr. Francisco Bretones. Me imagino el momento de la liberación de Austria de la ocupación alemana y, me pregunto ¿cómo seria la Logoterapia SIN EL HOMBRE COMUN DE LA CALLE?. ¿A quién llevaría Frankl su mensaje de vida dentro de una Viena destruida?. Con todo lo que la vida se encargó que él viviera dentro del campo de concentración. ¿Puede uno imaginarse a un Frankl, distraído de la situación en la que vivían sus compatriotas, retirándose al confortable ámbito de su biblioteca, con sus libros por editar y sus conferencias por brindar, acerca del sentido de la vida, a pesar de todo?. Así, aparece la dimensión social de la Logoterapia como función Profética y Política, en tanto denuncia y protagonismo de desarrollo social. Profetas que anuncian y denuncian lo que atente contra la promoción de la vida y, protagónica de un mundo más humano en todas las áreas y para todas los hombres. En el país del olvido, donde los dirigentes políticos son descubiertos con dinero que el común de la gente nunca vio en su vida; y todo sigue igual; la Justicia que ni ve ni escucha ni se pregunta por la verdad, en tiempo y forma, o donde los medios de comunicación empobrecen nuestra cultura y la diversión pasa por degradar y burlarse del que por necesidad o ignorancia se presta a ello, entre otros ejemplos; me pregunto ¿nosotros logoterapeutas no tendremos que crecer en un mayor compromiso con nuestra realidad política, social, laboral económi-

ca, etc.? ¿No habrá Valores pendientes de proclamar y encarnar con una participación directa, llevando nuestro aporte a dichos ámbitos?. Entonces, ¿cómo hacemos intervenir la logoterapia en las distintas áreas vida social?. ¿Cuál es nuestro aporte desde los valores al mundo de la política, del trabajo, de la empresa, de la educación, de la salud, de los medios de comunicación, de la justicia? Siguiendo el aporte de Viktor Emil Frankl de los valores en las distintas áreas de la vida humana, podemos entonces llevarlo al campo de la acción política y hablar de la Logopolítica, es decir pensar y realizar la gestión pública y el ejercicio del poder desde los valores. La Logopolítica es psicología política para la denuncia y para la transformación social. Una psicología que al tomar conciencia de su inserción en una peculiar formación económico-social y en un sistema político y económico internacional, se vuelca hacia los problemas, fenómenos y necesidades propios de las sociedades en que surge, a la vez que intenta definirse y construirse a sí misma. Por otra lado, considerando lo planteado por Emmanuel Mounier en su “teoría de la acción” como postulado central del personalismo desde donde distingue como característica propia de la persona humana, el compromiso, dado que la “existencia es acción”, compromiso que es a su vez político y profético como rasgo específico de la naturaleza humana, entonces podemos afirmar la necesidad de pensar en Logopolítica. Ignorar este tipo de compromiso es renunciar a la condición humana, es rehusar el desarrollo de la persona y la comunidad y renunciar a la solidaridad y al sentido de vida. Podríamos considerar a la Logopolítica como una ciencia para la liberación de las distintas formas de impedimentos a un adecuado desarrollo de la persona y para potenciar que cada ser humano logre la realización más plena de todas sus capacidades, pero no desde una perspectiva indi-


Página 28

vidualista, sino siempre social. La logopolitica rescata al hombre de la periferia existencial e instala a la persona en el centro de la vida social y política. Los ojos y los oídos del logopolítico deben estar puestos en el corazón del pueblo para ver y escuchar las necesidades de cada ser humano y promover las acciones donde el mismo pueblo pueda ser protagonista de su destino, arquitecto de su nación. Política. liderazgo, solidaridad y sentido de vida están fuertemente relacionados. Frankl nos propone los valores de creación, de vivencia y de actitud. Entiendo que podemos sumar una cuarta categoría, a saber, los “VALORES DE SERVICIO”, en el contexto de lo que denomino la dimensión socio-política de la Logoterapia. Dentro de dichos valores ubico el sentido de la responsabilidad y el sentido del liderazgo.

IV-RESPONSABILIDAD EXISTENCIAL. Von Hildebrand discípulo de Max Scheler ; propone RESPUESTA A LOS VALORES. No se trata de responsabilidad sino de respuesta a los valores, respuesta que consiste en la entrega y dar nuestra propia vida por los valores. Frente a las teorías de la responsabilidad (que él sostiene relativistas) los valores son absolutos y nuestra obligación no es ver que decisión tomamos sino la respuesta que damos. Se responde o no se responde. Estamos acá en el ámbito de la ética objetiva. b- Tríada de la responsabilidad:

1) El sentido de la responsabilidad, donde descubro el “para qué” de mi responsabilidad: ¿por qué ser responsable?, ¿cuál es el motivo para ser responsable?, ¿qué sentido tiene vivir desde la responsabilidad en medio de la realidad que nos toca vivir? Por qué ser responsable cuando vemos que muchos no lo son e igualmente les va bien y, a veces mejor que a los que son responEL SENTIDO DE LA RESPONSABILI- sables. DAD: 2) La ética de la responsabilidad, donde a-Concepto de responsabilidad: se aborda el “cómo”, de qué manera me I-Desde lo etimológico: procede del hago responsable; distinguiendo la ética de latín- respondeo, spondeo, sponsa, spon- la convicción de la ética de la responsabilisales, compromiso, comprometerse. Res- dad, teniendo presente que esta última perponsabilidad como COMPROMISO AFEC- sigue determinados fines pero considerando TIVO PÚBLICO Y SOLEMNE. Un com- las consecuencias de los actos que nos conpromiso donde uno quedaba ligado con ducen a los mismos; mientras que los priaquello a que se había comprometido. meros persiguen ideales sin miramientos de las secuelas que pueden dejar al ir tras Responder es AMAR. ellos. II-Desde lo jurídico hablamos de: 3) El espíritu de la responsabilidad: “la RESPONSABILIDAD JURIDICA o CONSECUENTE, o sea a posteriori del acto. En fuente desde donde actúo”, siendo responcastellano el término aparece en el s. sable de la realidad que me toca vivir y XVIII, 1745, en el Virreinato del Perú don- construir; desde el corazón y con alegría, de los ministros eran responsables por contento de poder ser responsable y así dosus funciones, las reglas que debían ob- tar de sentido a mi vida y la de los demás. servar y por cualquier omisión. Respon- Santo Tomás distingue al buen ciudadano del buen hombre, el buen ciudadano es el sables ante la Ley. que simplemente cumple con las leyes de la III-Desde la Moral: RESPONSABILI- ciudad mientras que el buen hombre DAD MORAL O ANTECEDENTE. Aparece además de cumplirlas, lo hace desde la aden el s. XIX, se trata de tomar una deci- hesión del corazón. sión lo más adecuada posible. SOY RESPONSABLE de las decisiones que tomo.


Página 29

EL SENTIDO DEL LIDERAZGO: La citada responsabilidad existencial es la que nos convoca a ejercer el liderazgo personal y social y, dejar de hacerlo, es dejar de ser humano. “Ser líder empieza por uno mismo” (G. Utrilla): hay que conocer nuestra realidad interior y lograr el autogobierno. “Líder es toda persona que siendo fiel a su condición comunitaria, acepta el deber consiguiente de contribuir a fundar el Humanismo de la unidad, la solidaridad y el servicio y sus acciones ayudan a mejorar la calidad de vida de la sociedad.” (Inzaurraga). Los líderes sociales influyen en la vida de las personas, ayudan a crecer a la gente; por lo tanto el liderazgo social es una vocación de servicio. El líder debe ser un facilitador del para qué del desarrollo personal y social, del sentido del mismo; de modo que el individuo y la comunidad crezcan. Un líder es un despertador de conciencia de todo lo que cada persona y cada grupo con los que trata pueden y deben llegar a ser y hacer; y da motivos suficientes para incentivarlos a que lleven ambas cosas a la práctica, llegando a ser líderes de sí mismos. Se trata de acicatear a los individuos y a la sociedad toda para que no se abandonen a las formas de vida y jerarquías de valores establecidas sin evaluar si tal modo de vivir es o no adecuado a la dignidad del ser humano, a la condición de seres libres. Se trata de despertar la sana soberbia y ser protagonista de nuestra historia y justamente eso es esperanzar: despertar la confianza (salir del letargo) en lo que cada uno puede y debe hacer cada día, para construir un mundo más digno para todos. Hay que desarrollar un liderazgo basado en el “nosotros” y no en el “yo”. Ya Platón afirmaba que:“...la ley no se propone la felicidad de una clase de ciudadanos, con exclusión de las otras, sino el bienestar de todos, uniéndolos por la persuasión y por la autoridad, y llevándolos

a participar de las ventajas que cada cual puede aportar a la comunidad”. Aportar, no apropiarse. Y ese liderazgo debe caracterizarse por una serie de rasgos: según E. Inzaurraga el liderazgo social requiere paciencia, amabilidad, humildad, respeto, generosidad, perdón, honestidad e integridad. En cierta ocasión le preguntaron a Mahatma Gandhi cuáles son los factores que destruyen al ser humano, y su respuesta fue: “La Política sin principios, el Placer sin compromiso, la Riqueza sin trabajo, la Sabiduría sin carácter, los Negocios sin moral, la Ciencia sin humanidad y la Oración sin caridad.” La hora actual que vivimos demanda la cadena social de la responsabilidad, del protagonismo, del compromiso, de la justicia, del sentido común, de la paz, de la unidad, de la solidaridad, de la logoactitud (como pasaje del desánimo a la esperanza), de la actitud resiliente ante la situación económica (resiliencia económica); de la esperanzada expectativa de lo posible (esperanza: confío en lo que hago, no expectativa pasiva). Somos arquitectos de nuestro bienestar, escultores de nuestra vida y artífices de nuestro destino. El sacerdote irlandés John O´Donhue en su libro Anam Cara (amigo del alma) nos recuerda que “la hora más oscura del día es la que precede al amanecer”. Quizás esté por amanecer una nueva Humanidad, si es que, entre todos, decidimos alumbrarla. La Logopolítica supone la Logoeducación o antropoeducación está caracterizada por ser una educación basada en valores enfatizando en particular en: a-el valor de la persona del educando como sujeto único, original e irrepetible y con una misión en la vida intransferible, b-el valor de la persona y personalidad del educador como guía, facilitador y promotor de humanidad, al estilo socrático y, c-el valor del vínculo docente -alumno como ámbito privilegiado para desarrollar los dinamismos del espíritu; libertad, responsabilidad, autodistanciamiento y autotrascendencia.


Página 30

La Formación Ciudadana requiere arti- El vivir sabiendo que el “otro” también cular los VALORES, las NECESIDADES existe. y las ACTITUDES, de modo de lograr en -El ser protagonista de mi propia vida. cada alumno la Consistencia Psicológica -La dimensión de la interioridad espiriy Social. tual, la intimidad y la profundidad. 1- Consistencia Psicológica y Social -La capacidad de elección y afirmación (CPS): cuando la actitud es compatible con los valores y también con las necesi- existencial. dades del individuo. El individuo se -El saberse llamado a una misión exishaya socialmente bien adaptado y cuida tencial intransferible. de sus necesidades personales. -El vivir la vocación personal como una 2- Consistencia Social – Inconsisten- vocación de servicio. cia Psicológica (CS-IP): cuando la actitud -El poder cultivar valores y comprender a consciente o subconsciente es compatisu vez la posibilidad del fracaso en los ble con los valores, pero no con las necesidades del individuo, el cual aparece ex- mismos y seguir creyendo y ejercitándolos a teriormente como “un buen ciudadano” pesar de ello. y por tanto socialmente adaptado, pero -El vivir la propia dignidad, a su vez enripsicológicamente es inconsistente; es dequecida por su relación con Dios y los valocir, su “fachada” está minada por una necesidad inconsciente pendiente; a un res. -El compromiso ético, profético, social y gigante con los pies de arcilla. político; actuando sobre las cosas, con los 3- Consistencia Psicológica – Inconhombres y en sí mismo; conquistando más sistencia Social (CP-IS): cuando las actidignidad, fraternidad y sentido y, humanitudes obedecen a las necesidades persozando la comunidad mediante la participanales más que a los valores sociales. ción social y política. 4-Inconsistencia Psicológica y Social (IPS): Cuando la actitud del individuo descuida sus necesidades personales y Ante una Argentina dicotomizada entre la además está en desacuerdo con los valo- opulencia apropiada de unos pocos y la cares; este individuo es inconsciente no rencia producida en muchos, es necesito solo psicológicamente, sino también so- una ciudadanía activa, responsable y solidaria que ejerza el compromiso con la propia cialmente. gente. Podemos apreciar así, la íntima relación entre Logoterapia, educación, ética, valores, responsabilidad, liderazgo y ciudadanía. Concluyendo con la temática abordada y partiendo de la filosofía personalista de E. Mounier podemos considerar algunos tópicos generativos y promotores de salud personal y social y de ciudadana activa: -El poder trascender los condicionamientos propios de la naturaleza -La capacidad de autotrascendencia y de acogimiento del otro.

+ COMPROMISO + VÏNCULOS = VÍNCULOS + COMUNIDAD =

+

+ COMUNIDAD – PROBLEMAS. Podemos mencionar ejemplos concretos de logopolítica ciudadana, a parte de los que lo hacen desde el ejercicio efectivo del poder, como actitud de servicio mediante la gestión pública dado el cargo que ocupan, delegado por los ciudadanos a través de las elecciones democráticas, están todos aquellos otros ciudadanos que lo hacen desde su actividad profesional, laboral o bien mediante el vo-


Página 31

.luntariado realizado solidariamente para atender necesidades específicas de la gente, por ejemplo: -“Red Solidaria” www.redsolidaria.org.ar -“Un techo para mi país” (www.techo.org.ar) en la construcción de viviendas de emergencias y la organización de mesas vecinales en miras al desarrollo comunitario para superar la situación de pobreza que viven miles de personas en asentamientos precarios. -Unidos contra el tráfico humano, la trata de personas “Ratt International para el Mercosur” (www.rattmercosur.net). -“Red argentina de mujeres viviendo con VIH-sida”. (www.ramvihs.org.ar) - “Rutas solidarias, banco de datos” (www.rutassolidarias.org.ar)

Este es un aporte clave de la Logoterapia al hombre al devolverle las riendas de su vida personal y social. Si la Logoterapia es una Psicología de Altura, considero que la dimensión social y política de la misma es la piedra angular desde donde trabajar para lograr el objetivo: “La persona en el centro”, contribuyendo al desarrollo de todas las dimensiones que constituyen al ser humano, a saber su ser bio-psico-espiritual y social inserto en un contexto político-económicolaboral concreto. TODO LO NO REALIZADO Y QUE DEBIERA SER HECHO PARA EL BIENESTAR, DINGIDAD Y SENTIDO DE VIDA DE LA PERSONA HUMANA ES RESPONSABILIDAD DE TODOS. Bibliografía Aristóteles: La Política. Buenos Aires. Edit. Gradifco. 2005 Bretones, F.: Logoterapia: la audacia de vivir. Buenos Aires. Edit. San Pablo. 2002 Bretones, F.:Logoterapia: apelación a la vida como tarea. Buenos Aires. San Pablo. 1998.

-“99 ideas de innovación social” (www.99ideas.org.ar)

Buber. M: ¿Qué es el hombre?. F.C.E. México. 1949

-“Media pila” (www.mediapila.com.ar) emprendimientos laborales para mujeres que eran cartoneras.

Donohe, J.: Anam Cara. El libro de la sabiduría celta. Buenos Aires. Emecé. 2000

-“LALCEC” (www.lalcecmoron.org.ar) -“Asociación civil Madres del dolor” (www.madresdeldolor.org.ar) -“Payamédicos” (www.payamedicos.org). -“Red Solidaria de Profesionales de la Salud” (www.redessolidarias.org)

Deleuze, G.: Nietzsche y la filosofía. Barcelona. Edit. Anagrama. 1971

Frankl, V.: El hombre en busca de sentido. Barcelona. Herder. 1995 Frankl, V.: Psicoanálisis y existencialismo. F.C.E. México. 1992. Frankl, V.: La voluntad de sentido. Barcelona. Herder. 1991 Inzaurraga, E.: El liderazgo social en la Argentina del Bicentenario. Buenos Aires. I.P.A.- A.C.A. 2010 Jaspers, K.: La Filosofía. Buenos Aires. F.C.E. 1975 Moounier, E.: El personalismo. EUDEBA. Buenos aires. 1984 Etchegaray, R y otros: Introducción a la Filosofía. UNLaM. San Justo. 2010 Merton, T.: Gandhi y la No-Violencia. Barcelona. Edit. Oniro. 1998.

-Asociación civil para presevar la naturaleza mediante la creación de parques nacionales (www.bancodebosques.org.ar -“Comunidad Qom Davuaxaiqui (www.qom-toba.com.ar

Montero, M. / Dorna, A: La Psicología política: una disciplina en la encrucijada. Revista Latinoamericana de Psicología., año/vol. 25, número 001. Bogotá. 2003

En la página de rutas solidarias se pueden encontrar muchas otras organizaciones que trabajan solidariamente por una sociedad más sana, más justa, más digna y con más sentido para todos.

Pico Della Mirandola, G.: Discurso sobre la dignidad del hombre. Edit. Longseller. 2003.

Montero, M.: Una orientación para la Psicología política en América latina. Revista Psicología Política N° 3, Caracas. 1991. Mucci, R. J.: ¿Qué es la Logoterapia?. San Justo. C & C Editorial. 1998

Platón: República. Argentina. EUDEBA. 1993 Savater, F.: El valor de educar. Edit. Ariel. 2008


Página 32

EL ARTE SALVARÁ AL HOMBRE Por Dr.Claudio García Pintos Mail de contacto: cavef@yahoo.com

L

a obra de Viktor Frankl es tan extraordinaria que no necesita ser promovida o defendida. Más allá de acuerdos o desacuerdos con sus convicciones científicas o cosmovisionales, nadie dudaría de su formidable producción de trabajos científicos. De hecho, es el científico con mayor número de distinciones “honoris causa” otorgadas por universidades de los cinco continentes (son 30 distinciones honoris causa) Más allá de su presencia en las ciencias, también es de destacar sus expresiones artísticas. Frankl era un gran caricaturista y, de hecho, muchos habrán visto alguna vez la caricatura de sí mismo que tantas veces se ha publicado. Su idea era que entre un caricaturista y un psiquiatra no hay diferencias, dado que ambos deben identificar el rasgo más significativo del otro y abordarlo con sentido del humor. También disfrutaba diseñando sus propios anteojos y tenía un gusto delicado por las corbatas que usaba. Una gran sensibilidad por la música, sabiendo interpretar la guitarra y el piano (sin haber estudiado música), compuso un tango (dedicado a la memoria de Tilly, al mismo tiempo que escribiera sus primeros libros una vez restablecido en Viena) Disfrutaba mucho del arte, en especial de las acuarelas de Durero (Alberto Durero, 1471-1529, representante máximo del Renacimiento Alemán) Conservaba muchísimas fotografías tomadas desde las alturas del Rax (cordón montañoso situado al norte de los Alpes en la frontera de la Baja

Austria) y de los visitantes a su casa de Mariannengasse 1, en Viena. E incluso, escribió una obra de teatro, titulada “Sincronización en Birkenwald” Claro está, no podemos definirlo como plástico, músico, compositor, diseñador, fotógrafo artístico o dramaturgo, pero hizo todo eso y, sin importar la calidad de sus producciones, sí importan como manifestación directa de su principal condición: una persona humana, una persona espiritual.

El arte El perfil artístico de Frankl no solo se ha manifestado en expresiones estrictamente artísticas. Podría decirse que incluso lo manifestó en la ciencia. Cuando se ocupa de presentar su método psicoterapéutico ante sus colegas de la Policlínica de Viena a través de su trabajo, luego libro, La Psicoterapia en la práctica médica, anticipa que la tarea psicoterapéutica es difícil de enseñar porque tiene mucho de improvisación. No quiso afirmar que un logoterapeuta debe ser un improvisado, sino que debe ser creativo. Esto es, animarse a vivir y sostener la singularidad de un encuentro único entre la persona del que consulta con la persona del consultado. Es más, afirma que el éxito del tratamiento depende en gran medida del resultado de ese encuentro singular entre la unidad-unicidad de la persona de uno con la unidad-unicidad de la persona del otro. La creatividad, podría decirse, hace presente la singularidad. Esa singularidad, por serlo, nos pone delante de lo irrepetible. Es decir, siendo singular


Página 33

es único; siendo único, se expresa originalmente ahora, sin antecedentes; por ser original es incomparable; por ser incomparable no es susceptible de ser captado por vía lógica, es pre-lógico. Si lo creativo manifiesta una singularidad pre -lógica, ¿cómo captarlo? En una entrevista realizada por el Pastor Robert Schuller en su programa de televisión (EE.UU), Frankl habla de la intuición y señala que es el único medio para captar aquello que es único, puesto que no puede ser comparado con categorías lógicas pre-existentes. Es irreflexivo. Es decir que lo artístico es expresión de una creatividad que nos permite expresar lo más singular de cada uno, que, por serlo, es lo más propio, la esencia del sí-mismo personal. La intuición nos permite, por ende, captar lo más propio del otro, su mismidad. Ahora bien, lo artístico, nos permite no solo manifestarnos en lo más propio sino también realizarnos en esa singularidad. Cuando Frankl habla de la búsqueda de sentido, nos señala que la vía regia para descubrirlo y, luego, realizarlo, está conformada por tres categorías de valor. Son como tres caminos, señala en otra entrevista, que puede el hombre recorrer para realizarse como persona a través del sentido. Bien sabemos que se trata de los valores de experiencia o vivenciales, de actitud y creativos. Vivenciales o de experiencia. Tomo algo del mundo para mi enriquecimiento personal; lo que está allí, dispuesto para mi enriquecimiento, es gratuito y solo pone por condición que me abra y salga de mí para tomarlo (autotrascenderme) De actitud. Aquellos que me permiten (y responsabilizan) a tomar posición ante lo inevitable de la vida (autodistanciamiento) Creativos o de creación. Contrariamente a los primeros, ahora pongo algo de mí para el enriquecimiento del mundo. Aquí también debo auto-

trascenderme y responsabilizarme.

Los arquetipos con los que ilustra a estas tres categorías son el amor, el sufrimiento y el trabajo respectivamente.

Tomando en cuenta lo que estamos reflexionando, pareciera ser que el arte se asocia directamente con los valores de “creación” Sin embargo, podríamos verlo de esta manera. Los griegos hablaban de la presencia “poética” del hombre en el cosmos, es decir, su sola presencia redime la naturaleza. Tengo en mi mano un viejo programa de un congreso de Logoterapia realizado en los años 80. En sí, no tiene valor ni material (un viejo pedazo de papel) ni informativo (porque ese congreso ya fue) ni instrumental (porque no incluye ningún concepto de Logoterapia) ¿Qué valor tiene este programa para que yo lo conserve por treinta años? Tiene el autógrafo de Frankl. Es decir, que Frankl haya puesto su firma en ese inservible pedazo de papel, lo convierte en una pieza de valor entrañable. Presencia poética. Desde esa “presencia”, el hombre al manifestarse poéticamente, pone algo de sí (de su más profundad mismidad según decíamos) mejorando el mundo (valores de creación); toma posición ante ese mismo mundo cuando debe afrontar lo inevitable, asumiendo eso mismo como fuente inspiradora de su arte (por ejemplo un sobreviviente escribiendo un libro como lo hizo Frankl, Primo Levi o tantos otros), utilizando el arte para hacer de eso inevitable, su victoria personal (valores de actitud); al manifestarse artísticamente, la respuesta del otro -su público- le permite tomar algo del mundo para enriquecerse. Es decir, en el acto artístico el hombre le da espacio ideal para que se manifieste su persona espiritual de manera plena. Entonces, lo artístico es expresión de una creatividad que nos permite expresar lo más singular de cada uno, que, por serlo,


Página 34

es lo más propio, la esencia del símismo personal. La intuición nos permite, por ende, captar lo más propio del otro, su mismidad. El acto artístico es, entonces, una relación del centro personal del artista con el centro personal del público, vía regia, privilegiada, para el descubrimiento y realización de sentido.

El arte salvará al hombre En su obra de teatro, Viktor Frankl plantea la siguiente situación: tres filósofos están “en el más allá”, viendo al hombre vivir una segunda guerra mundial. Ellos (Kant, Spinoza y Sócrates) no entienden cómo puede ser que la humanidad no comprediera la posibilidad de una vida significativa y sin guerras. Decepcionados, sienten que nada de lo que han enseñado, ha servido para que el hombre lo descubriera. Sin embargo, el que mantiene entusiasmo por la idea de poder ayudarlo, es Sócrates. Él les propone una idea insólita, para el paradigma filosófico de sus colegas: “Las artes… solamente las artes pueden influir sobre la humanidad” Convencidos, se avienen a los planes de Sócrates y la obra da cuenta de cómo, efectivamente, su propuesta se ve cumplida. Es decir, confirmamos que el arte salvará al hombre. La pregunta ahora sería, ¿cómo?, ¿por qué?, ¿de qué manera? Creo que, básicamente, lo permite a partir de lo siguiente:

1- La mirada más allá de lo aparente. Frankl mismo nos ha enseñado que cuando nos quedamos con lo que el otro muestra, lo condenamos a que sea peor, pero que si vemos en él, el que puede llegar a ser, ya le damos la oportunidad de lograrlo. Es decir, la clave del realismo es tener un corazón idealista. Y esto es aplicable a “el otro”, tanto como a “lo otro” que tengo por delante. Poder ver más allá de lo aparente nos permite

superar la superficialidad que distrae para acceder al ser o esencia de lo que tengo por delante. Recuerdo la siguiente anécdota: en una ocasión estaba hospedado en una hostería regenteada por una señora japonesa. El lugar tenía la austera belleza de la cultura japonesa, reflejada en los más mínimos detalles. Sin embargo, en el salón desayunador, parecía romper esa delicadeza un jarrón con unas flores mustias. Se notaba que habían sido unas bellas y coloridas flores del jardín de la hostería, ahora devenidas en unas mustias y amarronadas presencias. Al segundo día de estar allí, mi curiosidad me llevó a preguntarle por qué no las cambiaba por flores frescas. Ella sonrió y me acercó al jarrón para decirme: “esta es una tradición que teníamos en mi casa en Japón… Cuando se cortan flores y se ponen en un jarrón, se mantiene allí hasta que se caigan definitivamente. ¿Sabe por qué?... Para apreciarlas en su belleza, en todas las estaciones de la flor… Acérquese, vea qué bonito tono amarronado tienen hoy estas hortensias…” Maravilloso. Ver más allá de lo que aparenta, me permite descubrir belleza, siempre. Esta mirada profunda se ve favorecida, educada, promovida por el arte.

2- Sacar de la piedra, lo que sobra. Es conocida la anécdota que cuenta que cuando el público admiraba el David o La Piedad de Miguel Ángel, él respondía a los elogios diciendo que su único mérito había sido sacarle a la piedra lo que le sobraba, para descubrir lo que ya estaba en ella. Desconozco la veracidad del relato, pero lo creo posible, porque esa es la mirada del artista, es decir, anticipa y devela una belleza escondida en el interior de la roca (o del otro, o de la situación que vivo, o del mundo…) Ese “sacar lo que sobra” es la clave de la mirada en la vida, accediendo entonces a lo esencial de las cosas. Esta mirada reveladora se ve favorecida, educada, promovida por el arte.


Página 35

3- Supera la indiferencia Entre Tú y Yo, media muchas veces un conjunto de cosas que nos separan. Temores, prejuicios, preconceptos, vanidades, dolores, intereses, emociones, decepciones… Esa separación nos va distanciando y nos hace perder de vista, el uno del otro. En ocasiones, genera una especie de distracción por la cual ni siquiera puedo ver al otro. Como si desapareciera del horizonte o no existiera. La indiferencia significa muchas veces ese “no ver” al otro en su singularidad, escondido detrás de su condición. Y “·su condición”, es muchas veces aquello que nos distrae de aquel, o lo hace casi invisible. Pero cuando podemos abstraer su condición (su color de piel, sus creencias religiosas, su estatus social, su situación económica…) descubrimos su singularidad y su valor. Por eso, es importante ese poder ver más allá de lo aparente de lo concreto, de lo inmediato. Al hacerlo, podemos superar la indiferencia, favoreciendo el encuentro, la comprensión, el respeto por el diferente. Esta mirada conciliadora se ve favorecida, educada, promovida por el arte. 4- Compromete con lo visto. Venimos planteando que la mirada promovida por el arte, es profunda, reveladora y conciliadora, en tanto capta de manera inmediata la verdad y la belleza de lo observado, al margen de aquello que “le sobra”, la “condición que condiciona” la percepción de lo superficial y aparente. Captada así, la singularidad del otro se nos hace patente (su verdad), sin la mediación distractiva de aspectos circunstanciales que hacen a la apariencia del otro. De tal modo, cuando un cuadro me gusta, más allá de evaluar luces y sombras, formas y perspectivas u otros aspectos técnicos, la realidad es que sé que me gusta, pero no sé muy bien por qué me gusta. Porque su belleza fue captada inmediatamente, intuitivamente, no racional o discursivamente.

Lo propio ocurre con el amor. Sé a quién amo, sé que lo amo, pero no sé por qué lo amo. Porque el amor se inspira en la verdad del otro captada inmediatamente. Ese cuadro, esta persona, me comprometen de una manera especial, me uno a ellos de una manera distinta. Esta mirada comprometida se ve favorecida, educada, promovida por el arte.

Persona y arte Cuando Viktor Frankl nos habla de la persona espiritual, de la consciencia como el órgano del sentido, caracterizada como prelógica, intuitiva, en el fondo, nos está planteando –como lo hicieran los griegos- que su presencia es poética. Si el tiempo va dejando huella en el hombre (envejecimiento), la persona espiritual va dejando huella de su paso por el tiempo (arte) Redime la naturaleza, enriquece el mundo, transforma la realidad. Si su presencia es poética, el arte es expresión viva, genuina y soberbia de la persona espiritual; es su ámbito y su área predilecta. De tal modo, considero importante promover el arte en los Proyectos Educativos, favoreciendo el desarrollo de la persona espiritual en niños y jóvenes. EDUCAR es promover recursos personales que habiliten a la persona humana a asumir su propio destino. Instruir es solo una parte de la tarea. APRENDER es un objetivo primordial pero no es el único. También necesitamos aprender a aprender, aprender a hacer, aprender a convivir y aprender a ser. Por eso mismo, la tarea del educador y su gran desafío, es desplegar todos los recursos posibles para cumplir con estos objetivos. El ARTE es una de las estrategias pedagógicas más importantes y eficientes al momento de pretender educar, porque introduce al educando al aprendizaje, movilizando el intelecto, la sensibilidad, la emocionalidad, la motricidad, la creatividad, la imaginación, la sociabilidad… todo en un mismo acto,


Página 36

con fuerte impacto estético y contenido ético. EDUCAR, APRENDER, ARTE, una tríada fundamental cuando imaginamos lo mejor para los educandos.

Última pincelada Así podemos concluir que … Lo artístico es expresión de una creatividad que nos permite expresar lo más singular de cada uno, que, por serlo, es

lo más propio, la esencia del sí-mismo personal. La intuición nos permite, por ende, captar lo más propio del otro, su mismidad. El acto artístico es, entonces, una relación del centro personal del artista con el centro personal del público, vía regia, privilegiada, para el descubrimiento y realización de sentido. Por ello, el arte es expresión viva, genuina y soberbia de la persona espiritual. Es su ámbito y su área predilecta. Esto sostiene la afirmación: el arte salvará al hombre.

LOGOTERAPIA BOLIVAR Anuncia e invita a participar de una jornada dedicada a LOGOTERAPIA y ARTE a realizarse en la ciudad de Bolívar (Pcia. de Buenos Aires) el 1º de noviembre, organizada por el INSTITUTO JESUS SACRAMENTADO (Bolívar) Viernes 1º de noviembre, 20 horas Presentación del musical BUSCANDO SENTIDO. EL SUEÑO DE VIKTOR FRANKL La jornada se completa con el “1º CONCURSO DE DIBUJO, PINTURA Y FOTOGRAFÍA JUVENIL 2013” que tiene como consigna de convocatoria “AQUÍ ESTAMOS” Los temas vinculados con la convocatoria son: amor, libertad, responsabilidad, valores, sufrimiento, vida y sentido Los interesados pueden solicitar las bases en la Facebook de Logoterapia Bolivar

Información proporcionada por LOGOTERAPIA BOLIVAR

LOGORED y CAVEF adhieren a la Jornada


Página 37

CURSO A DISTANCIA DE ESTUDIO Y PROFUNDIZACIÓN del ANÁLISIS EXISTENCIAL y la LOGOTERAPIA de VIKTOR FRANKL

Informes: cavefcursos@yahoo.com.ar


Página 38

REFLEXIONES EXISTENCIALES

UNA MARCHA MÁS... 2. Del sujeto de deseo Por Lic.Enrique ADÚRIZ Mail de contacto: eaduriz@fibertel.com.ar

M

ientras los ecos de Jean Paul Sartre le susurraban en la con ci en cia q ue es taba “condenado a ser libre”, Julio, eminente psiquiatra pero ahora paciente y en sesión con su psicoanalista, el Licenciado Manuel Levin, escuchaba cómo éste ponía en blanco sobre negro su dramática encrucijada existencial. Debía elegir. Aún penaba dolorosas experiencias de infidelidad conyugal, primero en su infancia, la de su madre que había provocado que su padre, tras haberse separado, “se secó como una rama”, y ahora, la de su propia mujer, Carla, sintiendo que “no sé si puedo vivir sin ella”. Levin lo interroga, lo invita a pensar, ¿porqué no intentarlo? …Carla ya no lo ama, Ud. develó una mentira… Y ahora el psicoterapeuta le sintetiza la opción en que se encuentra. Ud. Julio, tiene dos caminos, el primero, como su padre: “secarse como una rama”, o el segundo, reencontrarse con su deseo, hallar una razón para vivir. Completa Levin esta segunda alternativa recordándole que: “y si decide esto, aquí estoy yo, cuenta con este espacio. Julio, sus pacientes lo necesitan, sus alumnos lo admiran, nosotros los colegas lo respetamos y yo espero que Ud. también pueda respetarse”. Mientras nuestro atribulado Julio concluía su sesión de terapia, seguramente acicateado entre ¿repetir o innovar?

¿Redundar en la huella conocida o buscar y acaso encontrar nuevas huellas? (…de sentido, diría Elisabeth Lukas), también concluía uno de los últimos capítulos de la lograda serie “Historias de diván”, que la TV abierta estuvo transmitiendo durante este último otoño-invierno los sábados a la medianoche. Protagonizada por el actor Jorge Marrale, distintos actores y actrices fueron interpretando los diversos pacientes (Patricio Contreras en el rol de Julio) que encarnaban los variados conflictos que se sucedieron a lo largo del ciclo. El libro de todos estos capítulos es del Lic. Gabriel Rolón, mediático psicoanalista que ha llevado a la pantalla (y a la literatura) su variopinta experiencia profesional, veraces “historias de diván” adaptadas para los medios de comunicación y el gran público. Naturalmente, su condición psicoanalítica siempre marcó el tono y la línea interpretativa desde donde se presentaban y se entendían las consultas y los problemas de los pacientes, tanto como las perspectivas de su posible resolución. Tal el caso de nuestro buen Julio, y aquí, justamente, aparece lo curioso, “la perla” del texto que recientemente citamos y que deliberadamente resaltamos. Va de vuelta: …tiene dos caminos, el primero, como su padre: “secarse como una rama”, o el segundo, reencontrarse con su deseo, hallar una razón para vivir. Qué dice el psicoanalista, pero más aún y


Página 39

sobretodo, ¡la secuencia! de las dos afirmaciones supone desde nuestra mirada logoterapéutica un salto de calidad, “una marcha más” en la concepción del hombre, no sólo ni tanto como “un sujeto de deseo”, sino sobretodo y más aún, como un buscador de sentido.

dad. Abraham Maslow hizo en su día una lúcida distinción de las mismas y Jacques Lacan, eminente psicoanalista francés, nos ilustra acerca de la distinción entre necesidad y deseo, a la que suma, para enriquecer el cuadro, a la demanda.

Que al psicoanalista “no le alcance”, le sea insuficiente el reencuentro con el propio y singular deseo, y que “necesite” para dar soporte y contundencia a su sentencia “hallar una razón para vivir”, esto es en buen romance (frankleano y no frankleano) encontrar sentido a la vida, es admitir, implícitamente que la motivación primera y última del sujeto está signada por la voluntad de sentido más que por la búsqueda de placer.

La necesidad, bien lo sabemos, se dirige a su objeto específico con el cual se satisface (hambre-alimento); la demanda, por su parte, es formulada y se dirige a otro, y en el fondo es siempre una demanda de amor. No importa tanto qué me da (el alimento) sino quién lo da (el otro), de aquí que el objeto de la necesidad (alimento) queda eclipsado por la demanda; ahora lo que importa no es el objeto sino el signo de amor.

La secuencia, decíamos, es lo decisivo. Es condición necesaria mas no suficiente buscar y encontrar el propio deseo; “espontáneamente” en este caso, el texto psicoterapéutico mete “una marcha más” y expresa, “con naturalidad”, algo que excede y supera, a la par que mejora, lo propiamente psicoanalítico: la búsqueda de sentido, la razón para vivir, y en esto el “para algo y para alguien” está referido explícitamente (la tarea con sus pacientes y alumnos, la relación con los colegas). Amerita volver a evocar la autorreferencia de Frankl en relación a Freud, como “el enano subido a los hombros del gigante”, quien sostenido en el portentoso aporte del Psicoanálisis puede ver más lejos y devolverle al hombre su condición más propiamente humana, su dimensión espiritual. Con ésta, asiento de la libertad que define al ser humano como tal, se corona una secuencia que ya viene “pidiendo pista” desde lo somato-psíquico. Repasémoslo siquiera brevemente, para ver desde dónde partimos y hasta dónde llegamos. Partimos de la cruda y básica necesi-

Finalmente, el deseo que nace de la separación entre necesidad y demanda, es irreductible a ambas, está ligado a ciertas condiciones (pues en su origen se relaciona con “el fantasma”) y bien nos lo dice Lacan: “retoma lo que ha sido eclipsado en el nivel de la necesidad”. Proscripto para la conciencia, el deseo también es distinguido del anhelo que es algo que se quiere conscientemente.

Parte de la tarea del psicoanalista consiste, justamente, en tratar de descubrir el singular y genuino deseo del sujeto, extraerlo de sus constantes demandas. A esto remite la primera afirmación de Levin a Julio, que intente “reencontrarse con su deseo”, superando la repetición de la pauta paterna (y “secarse como una rama”) y también la demanda de amor hacia una mujer (¿sólo Carla...?) que no lo ama (y vivir frustrado y deprimido). Pero no termina aquí, ni la sentencia del terapeuta ni la dinámica progresiva que “pide la pista más humana posible”, pues la


Página 40

secuencia “da una marcha más” al sujeto de deseo y lo apela, valores mediante, hacia la búsqueda de sentido.

tas” y nos apela a responder, más aún en las dramáticas encrucijadas existenciales, como la de Julio.

El deseo es mucho más que “tener ganas”. Claudio García Pintos, siempre lúcido y preciso, nos lo ilustra en la página 39 de su reciente libro “Me lo contó el mar”, (Ed. San Pablo) cuando concluye que “…las ganas son la inmediatez; el deseo, un compromiso, un logro”.

El susurro de Sartre en su conciencia es mucho más que una licencia literaria que me he permitido imaginar, es la contundente y no menos dramática ratificación de nuestra libertad, punto de llegada de la secuencia (que ya empezamos a reflexionar en la columna del mes pasado), desde “el sujeto racional” de Descartes hasta este ser humano libre y responsable, buscador de sentido.

El deseo propio, mucho más singular y representativo que un mero tener ganas, nos impele desde adentro hacia su satisfacción y hasta aquí llega la ponderación clásica psicoanalítica, el circuito del deseo siempre sostenido en su principio rector, el principio de placer. La búsqueda de sentido es “la marcha más” que nos agrega Frankl, a partir de los valores que nos apelan desde “arriba” por decirlo de algún modo, es la vida misma la que “hace las pregun-

Por ello me atrevo a parafrasear al buen Lacan cuando dice que “el deseo retoma lo que ha sido eclipsado en el nivel de la necesidad”, y afirmar a mi vez que “la libertad humana retoma lo que ha sido eclipsado en el nivel del deseo”. Lic. Enrique Adúriz.


Logored - Noviembre 2013