Page 1

Gerardo Claudio

Paez


Pinturas

as pinturas de Gerardo Paez quieren escapar de este mundo inmundo en el que nos encontramos sumergidos, y quieren hacerlo a golpes de pincel. La pintura de Paez no quiere ser útil, prefiere moverse en la inutilidad. Cuando el mundo se ha vuelto totalmente administrado y ya se ha planificado la destrucción de todo aquello que no sirva al nuevo Dios Dinero, Paez no quiere ya representar este mundo, ni reflejarlo, ni expresarlo, ni atestiguar por él. Prefiere quedarse con aquello que el mundo rechaza, con lo inútil, con lo descartable, con las víctimas, con el afuera. En un mundo movido por el cálculo y el interés, donde nada vale si no tiene un precio en el mercado, donde todo está programado hasta en el menor detalle, mundo-máquina sin lugar para ninguna novedad, la pintura de Paez se abre a la nuevo, a lo no integrado, a lo que habita los márgenes: deja venir el afuera, le abre una ventana de hospitalidad a todo lo monstruoso del porvenir. Pintura no programada entonces, pintura o grama sin pro. Abrirse así a lo que está por venir es abrirse al respeto absoluto por eso diferente, eso otro que escapa siempre a todo sistema y de donde todo brota, eso que ha recibido muchos nombres: Caos, Abismo, Ser, Otro, pero que en rigor y justamente para no programar-lo para no encajonarlo, para no apropiarse de él antes de que llegue, impidiendo entonces su arribo, NO hay que nombrar, NO hay que expresar. Representar lo irrepresentable: tal es el motor de la pintura de Paez. Heidegger ha dicho hace ya demasiados años, ha dicho sin ser escuchado: “El Caos es lo sagrado mismo. Nada real va por delante de esa apertura, sino que siempre entra en ella.” “Suponiendo que todavía le esté reservado un cambio a ese tiempo de penuria, en todo caso sólo podrá sobrevenir cuando el mundo cambie de raíz, lo que quiere decir aquí, evidentemente, cuando cambie desde el fondo del abismo. En la era de la noche del mundo hay que experimentar y soportar el abismo del mundo”. Una visión del abismo, una visión abismada, una visión que deja espacio a lo totalmente diferente, a lo radicalmente otro. Una apertura del mundo. Apertura que no se agota, que no tiene FIN, ni como finalidad ni como finalización. El arte no tiene fin, nunca se agota, nunca es abarcado por el concepto ni puede serlo, la apertura de la verdad que el arte es, abre también la oscuridad y el ocultamiento que están en toda revelación, que deben estar para que nunca se cierre el sentido en una última y final interpretación, en una máquina del sentido que reproduzca eternamente lo mismo. Como el mundo de este presente apocalíptico planea y programa. Frente al cálculo y la actividad, la pintura de Paez nos lleva hacia la

L

aceptación y la pasividad. Pero no aceptación y pasividad ante lo dado, ante lo establecido, ante el mercado de vanidades que marcha alegre hacia su desaparición, sino aceptación, respeto y pasividad ante aquella falta, aquella grieta, aquello que siempre se escapa y resiste, una marca, una pincelada, una ceniza. Un trozo de color dejando firmada una esperanza. Y es que como decía Adorno: “La obras de arte han de portarse como si lo imposible fuera posible” y también: “Está en el centro de las antinomias contemporáneas el que el arte deba y quiera ser utopía con tanta mayor decisión cuanto que ésta queda obstruida por la realidad funcional y, por el otro lado, para no traicionar a la utopía en el resplandor y consuelo que le son propios, que no pueda llegar a serlo. [...] Ni la teoría ni el arte mismo pueden hacer concreta la utopía; ni siquiera en forma negativa. Lo nuevo nos ofrece una enigmática imagen del hundimiento absoluto y sólo por medio de su absoluta negatividad puede el arte expresar lo inexpresable, la utopía”. Mostrar entonces lo incognoscible, lo impresentable, lo indecible, lo invisible. El problema que ocupa a la pintura de Paez, es, ya lo hemos dicho, el de presentar lo impresentable. Elegir el lugar más oscuro y menos expuesto para poner el pigmento, trabajar justamente allí, para nadie, para que algo se desoculte, para mostrar lo impresentable, que nunca es privado sino siempre público, más allá del consumo, del mercado y la llamada comunicación mediática La utopía nunca está, ni antes ni después; traicionamos la utopía al darle un lugar, al concebirla como un fin o con un fin, la utopía siempre está por venir, por hacerse, por construirse. Nunca debe hacerse presente, nunca debe co-existir con el mundo gris y uniforme de las cosas. Su vida, su presencia, su llegada no puede ser más que el instante preciso de su muerte. Rimbaud, decía: hay que hacerse vidente para llegar a lo desconocido. Desconocido que no se puede nombrar, que no se puede representar, porque nunca fue, ni será presente, y que por eso es la fuente de todas las posibilidades, incluida la esperanza. Sin origen ni fin, sin telos, estamos siempre en el instante que nos llama a salir del continuum de la tradición, a romper con el peso del tiempo muerto, para hacerle justicia a los muertos y a aquellos -y a aquello- por venir, el instante de una decisión siempre revolucionaria. A esto nos llama la pintura de Paez, dejarnos llamar, dejarnos llevar. Miremos.

Horacio Potel

Filósofo

Gerardo Claudio

Paez


Pinturas

Gerardo Claudio

Paez


Gerardo Claudio

Paez


Gerardo Claudio

Paez


Gerardo Claudio

Paez


Gerardo Claudio

Paez


Gerardo Claudio

Paez


Gerardo Claudio

Paez


Dibujos

Gerardo Claudio

Paez


Gerardo Claudio

Paez


Gerardo Claudio

Paez


Gerardo Claudio

Paez


Gerardo Claudio

Paez


Gerardo Claudio

Paez


Gerardo Claudio

Paez


Gerardo Claudio Paez fecha de nacimiento: 16/9/58 Lugar: ciudad autonoma de buenos aires(caba) Estudios: Maestro mayor de obras,escuelas tecnicas municipales raggio,1977 arquitecto,universidad de bs as,1987 dibujo y pintura: talleres de cesar varela barroso(83/86) y adrian dorado(87-91,96/01) exposiciones: museo de arte abstracto del sur,caba,arg museo saavedra caba arg galeria dart's,valencia espa単a

Gerardo Claudio

Paez


Gerardo Claudio

Paez direccion marina alta 4 escalera 7 puerta 8 valencia espa単a, cp 46015 telefono 626246331 -963455717 e-mail: arquitectopaez@hotmail.es

Gerardo Claudio

Paez

Gerardo Clauido Paez  

Pinturas & Dibujos

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you