Page 1

CARLOS MOREU SPA

ESBOZO BIOGRテ:ICO Por Carlos Josテゥ Moreu Arcos


Esta publicación forma parte del Catálogo de la Exposición Antológica celebrada en la Casa Condesa de Torre-Isabel, del 21 de mayo al 26 de junio de 2010, en Motril DISEÑO Y MAQUETACIÓN Carlos José Moreu Arcos © de los textos Carlos José Moreu Arcos 2010 © de las Fotografías Carlos José Moreu Arcos 2010


Carlos Moreu Spa ESBOZO BIOGRÁFICO Escribir la biografía de Carlos Moreu Spa de una forma exhaustiva no es el propósito que, además, se sale del planteamiento de la edición de este Catálogo. Pero quizá la inclusión de unos “apuntes biográficos” fuese algo que siempre se echaría de menos. Es por esto que me atrevo a escribir sobre su vida y mostrar algunas de las imágenes, que se verán a continuación en este apartado, para intentar dar una idea concisa pero bastante aproximada del devenir de su familia, de su formación, de los lugares donde ha residido y trabajado, mostrando algunos de los momentos más trascendentales de su trayectoria profesional. En primer lugar, una breve reseña de la historia familiar hasta que decide tomar los pinceles y dedicarse a ese maravilloso arte de la pintura. Una galería de retratos fotográficos del pintor tomadas en diferentes épocas y lugares nos permitirá tener una idea precisa de su aspecto a lo largo de su vida. Uno de los hitos importantes en la obra del pintor se produce cuando recibe un encargo de grandes dimensiones: La decoración mural de la Iglesia de María Auxiliadora, en Salamanca. El “hecho de pintar” es lo que ilustra el siguiente apartado en el que vemos a Carlos Moreu Spá en diferentes actitudes, épocas, momentos y lugares de su labor artística. La paleta, la pintura y los pinceles de Carlos Moreu Spa. No podía faltar mención a su propia familia, a su esposa María de los Ángeles Arcos “Yeli”, musa inspiradora, y a sus hijos, sentido inequívoco de todo su arte. Algunos documentos oficiales nos aportarán información de su vida, de su aprendizaje académico y su casa-estudio nos muestra el lugar donde se han gestado muchas de sus obras y donde se ha producido la reflexión previa al instante inspirador que genera la obra de arte. El retrato de S.A.R. El Príncipe de Asturias, es el otro momento culminante en la trayectoria artística que he querido reflejar en esta síntesis biográfica, por la trascendencia que supone y por la calidad de la obra. Finalmente, las exposiciones son indispensables en la vida de todo artista que tiene la inquietud de mostrar su obra y supone un esfuerzo que el pintor, de vez en cuando, debe llevar a cabo para continuar su trabajo, demostrar su capacidad y convertir su arte en sustento para proseguir viviendo y produciendo, de modo que ésta es otra de las muestras que figuran en este apartado. Para ilustrar esta parte se escogió esta fotografía en la que podemos ver al pintor mientras realiza el retrato de Paloma Ferrández [cat. 87], encargo que fue íntegramente realizado en la casa Moreu Larrocha.

Carlos Moreu Spá pintando el retrato de Paloma Ferrández [cat. 87], en la casa Moreu Larrocha 27 de mayo de 2006. El salón se ha convertido en estudio y en primer plano, fuera de foco, posa Paloma Ferrández, una amiga de la familia y compañera arquitecto. Vemos su cabello y la mano derecha en la postura elegida. Carlos Moreu Spá contempla con atención a la modelo mientras sostiene en la mano los pinceles. Detrás se ven parcialmente dos cuadros: El bodegón de Estudio en Blancos (Platos y Huevos) y El Puerto de Motril

[231]


Lope Gisbert García-Tornel

CARLOS MOREU SPÁ Nació en Motril, el 1 de julio de 1922, en un edificio, hoy desaparecido, de la calle que actualmente se llama Romero Civantos. Sus padres Carlos Moreu Gisbert y Carmen Spá Chinchilla, vivían en la casa solariega de la Familia Moreu Gisbert, una de las más influyentes familias motrileñas. Para comprender bien la historia familiar debemos remontarnos a su bisabuelo. LOPE GISBERT y GARCIA-TORNEL Murcia (España) 25/09/1823 - Manila (Filipinas) 01/02/1888

Isabel Gisbert López-Tornel y Socias Condesa de Torre-Isabel

Estudia en Murcia en s. Fulgencio humanidades y derecho en Madrid con premio extraordinario. Diputado a cortes por Murcia, Cartagena y Motril afiliado a Acción Liberal y a la minoría conservadora de 1869 a 1874 con Cánovas bajo Alfonso XII. Director General de Aduanas en dos periodos. Contribuyó de modo directo en la ley de navegación de 1868, reforma arancelaria de 1869 y ordenanzas de 1870. Director general de contribuciones y subsecretario de Hacienda y Gobernación. Delegado Especial del gobierno en 1876 arreglando de forma satisfactoria la deuda exterior con París, Londres, Bruselas y Ámsterdam. Director del Banco Hispano Colonial de la Habana y posteriormente Director General de Hacienda en Cuba. Poco antes de su muerte se traslada a Manila donde dirigió la explotación de la Compañía General de Tabacos de Filipinas. Colabora en la ampliación del puerto de Cartagena de Indias. El ayuntamiento pone una calle principal con su nombre. Hijo adoptivo de Lorca. Gran cruz de Alfonso XII, de Francisco José de Austria, de la corona de Italia y de Leopoldo de Bélgica. Isabel II le dio el título de Conde de Torre-Ysabel, que el pasó a su hija. ISABEL GISBERT LÓPEZ-TORNEL y SOCIAS 01/01/1857 Murcia (España) - 04/04/1933 Motril (España) Condesa de Torre-Ysabel, El título le fue otorgado el día 16 de febrero de 1878. Contrajo matrimonio con Horacio Moreu Espinosa HORACIO MOREU ESPINOSA

Horacio Moreu Espinosa Conde de Torre-Isabel

[232]

Conde Torre-Isabel, Elección parcial escrutada el 24 de enero de 1877. Senador por la provincia de León en la Legislatura 1879-1880. Fruto de su matrimonio tuvieron 8 hijos: Horacio, Lope, Pedro, Carlos, Isabel, Francisco, Luz y Álvaro.


CARLOS MOREU GISBERT 18/12/1881 Motril (España) - 20/08/1936 Motril (España) asesinado a los 54 años. Hijo de una adinerada familia tuvo acceso a los mejores centros de enseñanza, fue colegial del Sacro Monte de Granada y posteriormente en 1900 ingresó en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando en Madrid. Junto a su hermano Pedro participaron en la fundación del Centro Artístico de Granada. Su participación en diversas exposiciones fue importante así como los premios obtenidos. En 1897 participa en la Exposición de Bellas Artes de Granada, nuevamente lo hace en 1902 con una obra titulada “Nieblas del Tajo” y en 1905 obtiene una primera medalla en la misma exposición. En 1909 fallece su padre Horacio Moreu Espinosa en su residencia de Granada en la calle Reyes Católicos 25, conocida como Casa Moreu en uno de cuyos torreones tenía Carlos su estudio de pintura. A finales de la primera década del siglo XX Carlos Moreu Gisbert viaja por Europa en busca de las tendencias pictóricas y conoce a los más importantes pintores de la época. Regresa en 1914 con ciertas influencias captadas de su periplo europeo. Dos años después en 1916 contrae matrimonio con Carmen Spa Chinchilla estableciendo su residencia en Motril y de cuyo enlace vieron la luz seis hijos, Marila, Isabel, Carlos, Luz Berta, Horacio y Victoria Eugenia.

Carlos Moreu Gisbert

• En 1915, nació Carlos. Él tenía 34 años. • En 1916, nació Horacio. • El sábado, 22 de septiembre de 1917, nació María del Carmen “Marila”. Poco después los dos hijos fallecieron de enfermedades infantiles: Carlos fue enterrado en Motril, y luego Horacio, que descansa en el cementerio de Gualchos. • En 1919, nació Carlos. En 1920 viaja junto a Álvaro Galán y Margarita Campuzano hasta La Habana, Cuba. Parten de Málaga en el “P. De Satrustegui” y llegan a la Ellis Island en Nueva York el 18 de Octubre de 1920 para después continuar el viaje hasta su destino. Mientras estaba de viaje, Carlos murió a los pocos meses y fue enterrado en Motril, como el anterior Carlos. Después de este viaje a Cuba y EEUU. regresó a España • El jueves, 02 de diciembre de 1920, nació Isabel Clara “Isin”. • El sábado, 01 de julio de 1922, nació Carlos. Su hijo Carlos seguirá sus pasos de pintor. Él tenía 40 años.

Carmen Spa Chinchilla

En septiembre de 1922 emigraron a la Argentina, trabajando como agente de seguros de la compañía La Unión y el Fénix en cuyo país continuó desarrollando su labor pictórica. En Argentina vivieron en Buenos Aires y posteriormente se desplazaron a la Ciudad de San Rafael, provincia de Mendoza, al pie de la cordillera de los Andes • El martes, 16 de diciembre de 1924, nació Luz Berta “Luche”. • El miércoles, 22 de junio de 1927, nació Horacio “Chito”. Regresaron a España con motivo de la Exposición Universal de Sevilla y Barcelona de 1929 y después de visitar a la Familia de Granada y Motril, volvieron de nuevo a la Argentina. • El lunes, 16 de junio de 1930, nació Victoria Eugenia “Nenette”. Las noticias de la inestabilidad política que en 1935 sucedían en España, le condujeron a venir a España, a Granada. Allí recibió un disparo en una pierna y resolvió marchar a Gualchos a la casa familiar de su esposa, y alejarse del peligroso ambiente de la ciudad. Carlos Moreu Gisbert vio las últimas luces de Motril durante 1936 en una de sus propiedades en Gualchos en donde durante la nefasta guerra incivil española fue detenido, llevado a

Carlos Moreu Gisbert a bordo del P. de Satrústegui. 1920

[233]


[234]


los llanos de Carchuna y fusilado por pensar de un modo distinto a quienes le apuntaban y apretaron los gatillos de sus fusiles. Su viuda, Carmen Spa, sus hijos y su cuñado Lope Moreu Gisbert sobrevivieron encerrados en su casa de Gualchos, cuyas ventanas y puertas les habían tapiado, hasta que Motril fue tomado por las tropas nacionales. Huyeron a pie atravesando los cerros hasta llegar a Motril. De allí lograron llegar hasta Granada, donde buenas amistades les proporcionaron cobijo. Carlos Moreu Spa, que se libró de la muerte por ser un muchacho, se alistó voluntario con 16 años y marchó al frente. Finalmente terminó la guerra y disfrutó de un viaje a Italia para hijos de huérfanos de la contienda. Vivieron en la Placeta del Secano, en la Alhambra. Estudió en el Instituto de Granada y comenzó, tras el Examen de Estado, la Carrera de Derecho que no termina al ganar por oposición en 1947, una beca del Centro Artístico de Granada para cursar estudios en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando en Madrid. Un profesor de la Escuela, al ver las magníficas cualidades de Carlos Moreu Spa, le propuso realizar una serie de retratos que finalmente le condujeron a pintar a los embajadores acreditados en Madrid, en distintas épocas, Argentina, Venezuela, Suecia, El Salvador, R.A.U., Haití, Marruecos, etc. Ese fue el inicio de su carrera profesional. Tomó parte en la exposición colectiva “50 años de pintura granadina”, en Madrid en 1949. Ha celebrado muchas exposiciones individuales, entre ellas en Madrid, en 1953 y 1954 en la Sala Toisón, años más tarde en la Sala Alcón. También ha expuesto en Granada en los años 1949, 1960, 1968, 1970, 1975, 1981, 1983, 1996. En Cádiz en 1980, en Alicante en 1986, en Jaén en 1986, en Motril en 1988, en Sevilla en 1999 y, la última, en Madrid en 2000. Sus cuadros están repartidos por el mundo y el retrato al óleo ha sido su especialidad, aunque ha sobresalido en otros géneros como paisajes, marinas, bodegones y otras técnicas como el pastel, las ceras o los dibujos al carboncillo.

Carlos Moreu Gisbert y Carmen Spa Chinchilla en Argentina

Marila, Carlos, Isin y Carlos Moreu Gisbert y Carmen Spa Chinchilla, con su hija Luche en brazos. Casa de Campo, Argentina

Carlos Moreu Spa y su hermano Horacio, con un amigo, en los jardines de la Alhambra, Granada.

Carlos Moreu Spa posa con su paleta de pintor, en su habitación de la Pensión Alarcón en la plaza del Ángel de Madrid.

La galería de retratos fotográficos de la página siguiente nos muestra al pintor en diferentes épocas y lugares nos permite tener una idea precisa de su aspecto a lo largo de su vida. En poses y actitudes, estas fotos nos muestran, al mismo tiempo, algo de su personalidad, la elegancia en el vestir, de su carácter alegre y con esa mirada capaz de ver lo que sólo un gran artista ve. Fumaba cigarrillos, pero también en pipa. El paso del tiempo deja serenidad en su rostro y que se parece mucho a su padre, como podemos ver en la foto con la gorra comparándola con la tomada en 1920 a bordo del barco a Nueva York. Iglesia de María Auxiliadora, en Salamanca Uno de los hitos importantes en la obra de un pintor se produce cuando el encargo recibido es de grandes dimensiones. Primero, por lo que supone para el artista en cuanto a la responsabilidad de la obra monumental. Segundo, porque una empresa de enormes proporciones obliga también a un esfuerzo físico agotador. Tercero, la resolución de complicaciones inherentes a la técnica necesaria para la ejecución material del encargo. Y, por último, si el lugar para realizarlo está lejos del hogar, el asilamiento emocional. Éstas fueron, entre otras dificultades, a las que se tuvo que enfrentar cuando le encargaron la decoración mural de la Iglesia de María Auxiliadora, en Salamanca. En la página 223 vemos unas fotografías que ilustran diferentes momentos de la elaboración del gran mural. Carlos Moreu Spa, subido al andamio. Para este encargo, que fue realizado durante varios meses del año 1960, había pintado unos cartones de bocetos para mostrarlos a la comunidad religiosa. Le habían impuesto, como condición, el que figuras y apariencia fueran las del maestro del renacimiento: El Greco y complacidos por el resultado comenzó la ejecución de los dibujos a carboncillo utilizando una cuadrícula, que puede verse detrás. Cuenta que enfrascado en su trabajo fumaba sin parar hasta que un día, agotado por el esfuerzo y el tabaco, se desmayó en lo alto del andamio. Por suerte, quedó tendido en los tablones, a 15 metros de altura. Los frailes le rescataron y le bajaron. Resolvió no volver a fumar nunca más. Para dejar su testimonio en el mural, están pintados sus hijos Carlos José y Sergio, que acababa de nacer, como querubines y su autorretrato con barba, como San Marcos.

Página siguiente: Galería de fotografías de Carlos Moreu Spa, desde 1945 a 1981.

Página 237: Carlos Moreu Spa pintando el mural e la Iglesia de María Auxiliadora en Salamanca, en el andamio. Autorretrato como S. Marcos. Pintando.

[235]


[236]


[237]


Carlos Moreu Spa pintando en los jardines de la Alhambra. Utilizando una silla a modo de improvisado caballete. En el suelo la caja de pintura. Manuel Ferrand, escritor y Premio Planeta posa en su casa de Sevilla para su amigo Carlos Moreu Spa en 1984. Falleció al año siguiente. Pintando en Torrenueva.

Página siguiente: Pintando en el Patio de los Arrayanes de la Alhambra. Pintando en la Alhambra un retrato de mujer con mantilla. Pintando en casa de su cliente un retrato de una señora. Carlos Moreu Spa mira al fotógrafo mientras pinta a Celia en Sevilla, esposa de su sobrino Carlos Moreno Moreu, detrás otros retratos del pintor.

[238]

La mirada experta va y viene del lienzo al modelo y de la paleta, mezclando los colores, de nuevo al lienzo. Así, en un complejo proceso de observación, las luces y sombras, las proporciones, la tonalidad y las texturas se van sucediendo según la pintura se queda en el lienzo. Los jardines de la Alhambra, el patio de su casa, el estudio o la casa de un cliente son los escenarios donde se produce la mágica conversión de la mirada en pintura. En su juventud, con valentía; en la madurez, con la experiencia de un maestro.


[239]


Paleta de Carlos Moreu Spa Instrumento sencillo donde los haya, se trata de un simple tablero de madera prácticamente rectangular, recortado en su borde derecho con forma de ese. Un agujero elíptico permite introducir el pulgar y se agarra en la zona curvada, para sostenerla apoyada cómodamente en el antebrazo izquierdo. Aunque existen modelos más grandes y de formas redondeadas para colocar un mayor número de colores, éste es particularmente útil, pues cabe en el interior de la maleta de pintor y la gama de colores es suficiente para la mayoría de sus cuadros. En el pocillo metálico, dependiendo de su uso, unas veces aceite y otras aguarrás, se vierte para mezclarlo con la pintura para manchar zonas amplias o reblandecer pintura casi seca. Carlos Moreu Spa pinta a menudo con la pintura tal como sale del tubo. Aplicándola en gruesas pinceladas de materia.

[240]

El instrumental, en cualquier profesión, es compañía imprescindible y son esas herramientas que unen mente y obra. Para el pintor son, sin duda, la paleta, la pintura y los pinceles, los que dan forma de imagen a su particular visión del mundo. La paleta, crisol donde se fraguan los colores en una mezcla de infinitos matices, va acumulando, con el paso de los años, pintura endurecida. La disposición de los colores va del blanco, en la esquina superior derecha, pasando por amarillo de cadmio, ocres, bermellón y carmines, junto al pocillo del aceite o aguarrás y luego ultramar, cobalto y celeste, esmeralda y verde y el negro. Acostumbra a recoger la pintura sobrante en un pegote grisáceo que aprovecha para manchar fondos. Las mezclas las hace en el centro, comprobando su tonalidad relativa antes de plasmarla en el lienzo. Los pinceles, de diferentes tamaños y grosores para obtener el efecto deseado: Grandes y rotundas pinceladas para fondos amplias superficies de color o pequeñas y breves para el minúsculo detalle, el brillo de la pupila, una leve sombra… Durante los veranos que transcurrían en la playa de Torrenueva, en Granada, Carlos Moreu Spa, infatigable, pintaba en El Maraute, trabajando también durante las vacaciones, época del año en que con frecuencia aprovechaba para pintar encargos de amistades que, como él, veraneaban en la playa. Mercedes es hija de su amigo de la infancia, el doctor Francisco Ruiz Tallón y compañero de su cuñado Guillermo Quintanilla Sáenz. En la extraordinaria foto tomada con película de blanco y negro y alta sensibilidad, además de ver al pintor con su paleta y pinceles es interesante el juego que hace el espejo. En él podemos ver el retrato reflejado y, más allá, la modelo posando y fijándonos atentamente, junto al bisel la doble imagen del pintor de espaldas.


Pintando el retrato de Mercedes Ruiz Carazo. MagnĂ­fica fotografĂ­a realizada por su sobrino Alfredo Quintanilla Moreu

[241]


Biografías en el libro “60 años de arte granadino”, portada y páginas 183 y 184. Carlos Moreu Spa y María de los Ángeles Arcos Romero en Torrenueva, el 29 de septiembre de 1956 Carlos Moreu Spa, con su mujer y sus hijos junto a Su cuñada Mabel y su suegro D. José Arcos Barrio. Foto tomada en el Clasustrillo de la Cartuja de Granada.

[242]

Durante los 9 años de su estancia en Madrid, en la Pensión Alarcón, también colaboraba con su primo el pintor José Luis Moreu García-Valenzuela. María de los Ángeles Arcos Romero “Yeli”, se casó con Carlos Moreu Spa en Motril, el 29 septiembre de 1956 y se marcharon a vivir a su nueva casa en la calle Francisco Luján, en el barrio de la Ciudad Lineal de Madrid. El 28 de enero de 1958 nació Carlos José, El 8 de diciembre de 1959 nació Sergio y Jorge, el 6 de diciembre de 1965, todos en Madrid. Largas temporadas de trabajo fuera de la capital se alternaban con épocas de trabajo en su casa-estudio. Las vacaciones escolares de sus hijos transcurrían en Motril y Torrenueva, en Granada, visitando a su alejada familia para realizar encargos pendientes y pintar a familiares, amigos o realizar paisajes y marinas, especialmente vistas del Puerto de Motril.


[243]


Certificado Nacimiento Carlos Moreu Spa, Motril, 1962 Tarjeta de Visita

Antiguo DNI Carlos Moreu Spa, Anverso y Reverso. 1952. Carnet copista Carlos Moreu Spa, Anverso y Reverso. 1949

[244]

Este ejemplar del DNI de Carlos Moreu Spa, nos permite corroborar que vivía en la Alhambra, en la Placeta del Secano. Su fecha de nacimiento y el aspecto que tenía en 1952, cuando que se hizo el documento. La certificación del nacimiento con fecha de 5 de diciembre de 1962, anota el tomo y la página del Registro Civil de Motril donde se encuentra inscrito. El apellido Spa de su madre está mal escrito: Espa, esto se debe a que en Motril hay otra rama de la familia que lo escribe así, y el funcionario lo anotó erróneamente. Para estudiar la obra de los grandes maestros de la pintura, a la vez que cursaba estudios en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando, se sacó el carnet de copista del Museo del Prado y del Museo Nacional de Arte Moderno. De este último, podemos ver el anverso y reverso de la tarjeta expedida para él, con el número 90, que le otorga permiso para copiar los cuadros allí expuestos y realiza, entre otros, una copia de “Niños en la Playa” de Sorolla, que venderá a un cliente.(Ver pág. 124) También copia el autorretrato de Durero del Museo del Prado.


La vivienda del pintor, está ubicada en Ciudad Lineal que, en 1956, era un barrio periférico de Madrid. Tranquilo, como hoy, está situado entre la calle Arturo Soria y, el construido en los años 50 por José Banús, Barrio de la Concepción. La Colonia de San Vicente, estaba edificada siguiendo las directrices de la Ciudad Jardín del modelo inglés, con viviendas unifamiliares adosadas. Los chalets tenían un jardín delante y un patio detrás. En la planta baja, el vestíbulo, el salón y un comedor, la cocina y un aseo bajo la escalera. En la planta de arriba, Tres dormitorios y un baño. El diseño había ganado un concurso de arquitectura y era un magnífico lugar donde comenzar una vida familiar. Con la llegada de los niños y las necesidades de más espacio, hicieron una reforma para adaptar la planta baja a las nuevas exigencias, quedando la disposición actual. El estudio forma parte de la sala, ocupando lo que fue comedor y cocina. Ésta se construyó de nuevo ocupando parte del patio trasero. Muebles y objetos artísticos procedentes de la derruida casa de Gualchos, como la mesa tallada y las sillas del comedor, adornan de recuerdos paredes y rincones que se suman a las adquisiciones que a lo largo de su vida han ido coleccionando: El mueble chino y los jarrones Ming, la talla de San Sebastián, posiblemente de Salcillo; cuadritos de su padre Carlos Moreu Gisbert, el reloj de péndulo y, naturalmente, sus propias obras cuelgan de las paredes: Retratos de su mujer o de sus hijos, que va cambiando para contemplarlos alternando de entre los muchos que ha pintado. El desván, acondicionado para guardar cuadros, alberga cientos de tablillas, lienzos pintados hace años, estando enrollados muchos de ellos, por falta de espacio. La biblioteca, forma parte importante del estudio y es, desde luego, lugar de consulta para la gestación de cualquier proyecto pictórico y se ha ido confeccionando a partir de las obras heredadas de su familia. Literatura, poesía y pintura son, sin duda, los géneros que predominan en sus estanterías.

[245]


[246]


Guillermo Quintanilla Sáenz, amigo de Carlos Moreu Spa en Granada, se casó con su hermana Luz. Hizo la carrera militar llegando a ser coronel del ejército del aire. Su hijo, Guillermo Quintanilla Moreu y sobrino del pintor, siguió los pasos de su padre, ingresando en la Academia General del Aire para llegar a ser piloto militar. Cuando S.A.R. El Príncipe de Asturias D. Felipe de Borbón y Grecia fue destinado a la Base Aérea de San Javier (Murcia) para completar su formación como piloto, Guillermo Quintanilla Moreu, fue nombrado su tutor personal e instructor de vuelo. Como conmemoración, la Academia resolvió realizar un retrato de D. Felipe, y llegando a oídos de su tutor, se pusieron en contacto con Carlos Moreu Spa, para hacer el retrato del Príncipe con indumentaria de vuelo.

Retrato de SAR El Príncipe de Asturias D. Felipe de Borbón y Grecia.

Tras realizar una entrevista con D. Felipe y sus instructores y debido a la apretada agenda de actividades se decidió realizar un exhaustivo reportaje fotográfico con el que comenzar bocetos y estudios para el retrato. Se acordaron las dimensiones adecuadas a la sala de la Academia en San Javier donde se situaría el retrato y se pactó el presupuesto. En su estudio de Madrid, con el reportaje trazó el dibujo en el lienzo y comenzó a mancharlo. Cuando estaba bastante avanzado llegó el momento de trasladarse a San Javier, para terminar el retrato. Se concretaron las sesiones de pose en los periodos de descanso de la actividad de formación militar y el cuadro estuvo concluido en esa semana.

Saludando al Rey en la ceremonia de entrega del Retrato del Príncipe en San Javier.

Al ultimar el curso académico y aprovechando la entrega de despachos a los oficiales de esa promoción que terminaban el curso junto al Príncipe, se organizó la ceremonia de entrega incluyendo la del retrato con motivo de la presencia de los Reyes D. Juan Carlos y Dª Sofía, manifestándole al pintor la maestría con que lo había realizado, pues según su opinión era el mejor retrato que le habían hecho a su hijo.

Carlos Moreu Spa pintando la réplica del retrato del Príncipe, con Carlos F. y Victoria Moreu Larrocha. 1994.

Tanto les gustó e insistieron que, al cabo de poco tiempo, La Academia accedió a regalarles el retrato, con la condición de que se pintara una réplica que quedara en San Javier.

Los Reyes de España junto al pintor en la entrega del retrato. San Javier. Carlos Moreu Spa pintando junto al Príncipe y el cuadro en San Javier.

Sus nietos Carlos Fernando y Victoria Eugenia, posan junto al retrato del Príncipe. 1994.

La Academia hizo llegar el retrato a su casa-estudio de Madrid. En un lienzo de idénticas características y dimensiones, dibujó el bosquejo para copiar el retrato, resultando prácticamente idénticos.

[247]


[248]


Exponer la obra de cualquier artista confronta siempre un riesgo. Sólo los que ya están consagrados tienen la tranquilidad de que será bien acogida por crítica y público. Este ha sido el caso de Carlos Moreu Spa. En su larga trayectoria artística, el éxito le ha premiado cada una de ellas. Críticas favorables en periódicos o entrevistas en televisión han dejado bien patente la calidad de su trabajo. Mostrar retratos, siendo éste un género que entraña gran dificultad y en el que se busca siempre el parecido físico y espiritual con el modelo, ya sea al óleo, pastel u otra técnica, lo ha compaginado con la exposición de paisajes, bodegones y cuadros de todo género. Además siempre incluye retratos de su familia, por ser éstos ejemplo de expresión auténtica del pintor, sin someterse a exigencias del cliente que a veces lleva a que el cuadro no tenga la frescura primigenia. Esto es particularmente interesante en una serie de retratos psico-expresionistas que Carlos Moreu Spa llevó a cabo empezando por su autorretrato. En ellos los rasgos, a veces deformes, expresan el gesto oculto pero característico del retratado. Hemos querido terminar con una simpática fotografía en la casa Moreu Larrocha durante la celebración de la cena de Nochevieja de 2005, en la que vemos al pintor Carlos Moreu Spa rodeado de su familia más cercana. Vemos sus cuadros y sus personas queridas rodeándole. Sintiendo todos la admiración más profunda por haber compartido su magistral forma de ver el mundo.

Sala de Exposiciones del Centro Cultural Príncipe de Asturias, Ciudad Lineal. Madrid, noviembre de 2000 Carlos Moreu Spa y sus nietos Carlos F. y Victoria junto a su retrato con perro [cat. 79] En la Sala Velázquez del Ateneo de Sevilla, en noviembre de 1999 Carlos Moreu Spa y su tío Horacio (izq.) Sala Toisón, en Madrid. Al fondo, el cuadro de la Alhambra (ver pág 127). 2 junio de 1953 Sala de la Galería de Exposiciones d e la Caja Provincial de Ahorros de Granada, junio de 1983 Nochevieja 2005

[249]


Arriba: Pincelera de Carlos Moreu Spa. Cerámica de Talavera.

DISEÑO Y MAQUETACIÓN Carlos José Moreu Arcos © de los textos Carlos José Moreu Arcos 2010 © de las Fotografías Carlos José Moreu Arcos 2010

CarlosMoreuSpaEsbozoBiografico  

ESBOZO BIOGRÁFICO Por Carlos José Moreu Arcos Esta publicación forma parte del Catálogo de la Exposición Antológica celebrada en la Casa Con...

CarlosMoreuSpaEsbozoBiografico  

ESBOZO BIOGRÁFICO Por Carlos José Moreu Arcos Esta publicación forma parte del Catálogo de la Exposición Antológica celebrada en la Casa Con...

Advertisement