Page 1

Ciudad Sur Año iX / Edición 074 / Publicación mensual /diciembre 2019 / ISSN 2500-4441 / Sur del valle de aburrá / Circulación gratuita.

Nuestras historias

El sur también marcha

En Itagüí se jugó el primer torneo nacional de Fútbol Sonoro. Reunió a 80 futbolistas ciegos del país, quienes demostraron que el amor por este deporte no tiene límites. PÁG 14

FOTO: ALEJANDRO CALLE CARDONA

Miles de personas marchan y protestan desde hace 15 días en contra de las políticas del gobierno Nacional. Los gritos, cacerolas y manifestaciones no han sido ajenas en nuestros municipios. En Itagüí y Envigado se han dado las más numerosas. PÁG 2, 11, 12 y 13


2 Editorial

L

Ciudad Sur

Las marchas del sur

as calles son un polvorín. Miles de jóvenes salieron a las calles de las principales ciudades para manifestar su descontento contras las políticas del Gobierno Nacional y por cómo el presidente Iván Duque está afrontando los grandes problemas sociales del país, expuestos en las páginas siguientes de esta edición. Pero el fenómeno es mucho más fuerte de lo que algunos creen, tanto que el partido Centro Democrático, con sus líderes nacionales y locales, emprendió una campaña mediática y de redes sociales para desprestigiar y deslegitimar las protestas y las causas de las mismas. Antes del gran paro del 21N, dichos voceros hablaban de no permitir el terrorismo sin ni siquiera haberse dado la primera marcha, asegurando que el Gobierno Nacional recibió un país en ruinas. Nada más falso que esa aseveración, si bien históricamente Colombia ha sido un país con profundos conflictos sociales, políticos y económicos, lo que hoy vivimos es particularmente preocupante. El asesinato de líderes sociales sin una respuesta efectiva de protección por parte de las autoridades, el incumplimiento en la implementación de

algunos puntos del acuerdo de paz, la crisis por el bombardeo a niños reclutados por los grupos armados ilegales y el ocultamiento de esa información, las fallas en la prestación en el precario sistema de salud, las propuestas de reformas económicas que afectarían a las clases bajas y medias, son algunas de las causas de las masivas protestas. Los reclamos son tan profundos y el malestar es tan generalizado que aquella noche del 21 de noviembre las cacerolas retumbaron en las principales ciudades del país, siendo los sectores de estratos medios y alto los epicentros de dicha manifestación. Las marchas, plantones y todo tipo de iniciativas culturales para protestar no han cesado en los últimos 12 días y el sur del Valle de Aburrá no ha sido ajeno. Llamativamente, en Envigado e Itagüí se han visto las principales concentraciones. Y decimos llamativamente porque en ambos municipios es poco común que se proteste contra políticas gubernamentales, pero los jóvenes inconformes han liderado las banderas de una generación más educada que reclama por mejores condiciones para el resto de población. “Que el privilegio no te nuble la empatía”, fue una

de las frases que se vio en la marcha del 21N y se ha repetido en el resto. Los universitarios se las han ingeniado para dar a conocer sus reclamos, por mejorar el acceso a la educación superior y su calidad para muchos más jóvenes; mejores garantías de empleo y para defender su derecho a levantar la voz en un país en donde opinar diferente se señala y se sataniza. Las protestas se han visto empañadas por algunos desmanes y actos de vandalismo, repudiados por todos los sectores sociales y políticos, que no creen en la violencia como método para alcanzar las transformaciones sociales. Pero lo que no puede pasar es que se repitan los casos del joven estudiantil Dilan Cruz, quien murió tras ser impactado con un proyectil disparado por el Esmad. La discusión, más allá de que si se usó o no un arma convencional, es si el Estado tiene la misión de proteger a la población, ¿por qué le disparó a un manifestante que marchaba pacíficamente para reclamar un cupo en la Universidad? Afortunadamente las marchas en el Aburrá Sur han sido hermosamente pacíficas. La cultura, la creatividad y la resistencia han sido las armas de los jóvenes para exigir una verdadera transformación social en un país que no puede seguir siendo un privilegio para pocos.

Director: Alejandro Calle Cardona / Periodistas:Octavio Gómez, Juliana Vásquez, Alejandra Santacruz, Daniel Rivera, Diego Sandoval, Sebastián Palacios, Cristina Monsalve, Diego Gómez, Marcelo Montoya, Carlos Mario Cano, Alejandro Calle / Fotografía: Alejandro Calle Cardona, Edwin Bermúdez / Diseño: 5 Sentidos Comunicaciones / Mercadeo y ventas: 3016379558

CIUDAD SUR / ITAGÜÍ - ANTIOQUIA

@periodicociudadsur

ciudadsur

@ciudadsur_

CIUDAD SUR es un medio alternativo de comunicación independiente, con circulación mensual de 10.000 ejemplares.

www.ciudadsur.co


Ciudad Sur

perfil 3

Las luchas de José Manuel El sueño de casi toda niña al cumplir 15 años es tener su vestido, una corona y una gran fiesta con sus amigos. Pero María José no quería, no se veía en esa obra de teatro porque no sentía que pertenecía a ese mundo femenino. Ha librado varias batallas, en su casa, en su colegio y en su interior, y poco a poco las ha ido ganando. Hace tan solo unos días, José Manuel se graduó de un colegio en Sabaneta, allí libró la más dura batalla. POR ALEJANDRO CALLE CARDONA

D

e niña, ignoraba las muñecas Barbie para quedarse con los Ken y siempre prefería hacer el rol masculino cuando jugaba con sus hermanos o amigos. Parecía normal en medio de los juegos de chicos, pero de a poco se dio cuenta que la inclinación por las mujeres era real, al punto que le escribía las cartas de amor a su hermano para que conquistara a las novias que quería conseguir. Aquellos juegos de niños pasaron a ser asuntos serios de adolescentes. A los 13 años veía en su hermana Margarita su mayor referente femenino, la imitaba, quería ser como ella, pero no era capaz, no se sentía cómoda, sabía que estaba en el cuerpo equivocado. Trataba de negar lo que sentía, y eso la llevó a alejarse de todos, a consumir cigarrillo y licor, tal vez para huir de lo inevitable. Iniciaba su primera lucha: consigo mismo. Una película que narraba la historia de un joven transexual le ayudó a reconocer y a aceptar lo que le pasaba. Su gusto por las mujeres iba más allá, sabía que no se comportaba como niña ni quería hacerlo. De regalo de quinces decidió cortarse el pelo, pidió un par de zapatos, una camiseta y pantalón; sus padres le dieron gusto, aunque no estaban de acuerdo con los cambios. Y allí iniciaría una lucha más fuerte, quería convencerlos para que aceptaran lo que estaba pasando: que su pequeña ya no existía y que ahora José quería vivir su propia vida y estaba dispuesto a defender su derecho a vivirla. Pero no sería fácil, la depresión lo invadió, tuvo que pedir ayuda y fue precisamente su psicóloga quien lo motivó a asumir los riesgos y cambios necesarios para lograr su nueva identidad. La ropa, su look, sus gustos, todo. “Ella me ayudó en todo, pero mi familia, al darse cuenta me prohibió verla porque todos decían que me estaba haciendo daño. Me dio más depresión, no quería estudiar, no quería hacer nada. Me hospitalizaron durante 15 días y cuando salí, mi familia aceptó que yo ya era José, aunque me seguían llamando con mi anterior nombre y eso me daba mucha tristeza”, recuerda el joven. ********* La historia no iba a ser muy diferente en su colegio, en el José Félix de Restrepo

de Sabaneta, al que llegó hace tres años para cursar noveno grado. Allí iniciaría la batalla más grande y que casi pierde. Pese a sus solicitudes, los profesores se negaban a cambiar su nombre en los listados de asistencias; escuchar cada mañana y en cada clase que lo llamaran María José era un tormento que lo alejaba de las aulas constantemente. Envió cartas, habló con los profesores, coordinadores y las directivas para intentar escuchar el nombre de José Echeverri, pero todo fue en vano. Aunque sus amigos más cercanos sabían lo que pasaba y lo apoyaban, otros compañeros lo miraban raro y murmuraban. La depresión era una enemiga que siempre rondaba para atacar la fragilidad de un joven que luchaba contra la corriente y con un colegio que no lo aceptaba. José ingresó al grado once y su mayor frustración fue no poderse matricular con su nuevo nombre, puesto que solo cumpliría los 18 años de edad hasta abril y aunque el colegio permitió que no usara el jomber y asistiera a clases en jean, en los listados seguía su antiguo nombre. “Escribí una carta explicando que era un joven transgénero, se la escribí a la rectora, a los coordinadores y a los profesores para que cambiaran mi nombre como José Echeverri en los listados, pero nadie lo hizo. Lo peor es que ya estaba estudiando con compañeros nuevos y no sabían por qué me llamaban María José. Nuevamente comencé a faltar a clases”, asegura. Las ausencias en las aulas, la soledad en su casa y la depresión se hacían más comunes. Pero un foro sobre familias diversas al que asistió con sus padres, terminó por convencerlos de que lo que vivía su hijo era normal, y lo acompañaron a defender sus derechos en el colegio antes de que fuera demasiado tarde. “Me dijeron que lamentaban todo lo que había pasado, hi-

cimos un derecho de petición al colegio para explicar las sentencias que habían fallado en estos casos y les solicité algunas medidas para defender mis derechos. Pero ninguno me escuchó”, lamenta. ****** José habla fluido, no olvida ni un solo detalle. Tiene la apariencia de un niño de 12 años, pero cuando habla refleja la madurez y la conciencia de un adulto formado. No es para menos. Recuerda con felicidad que cuando obtuvo las escrituras públicas, su nombre pudo ser modificado en las listas del colegio y sintió haber ganado otra lucha. Sin embargo, aunque sus profesores ahora sí lo llamaban José, se referían a él como “muchachita de dios”. Vivía en dos mundos. En la calle era él y en el colegio, ella. La depresión se hizo más fuerte y trató de hacerse daño, así que fue hospitalizado nuevamente, lo que llevó a sus padres a reafirmar su apoyo en lo que necesitara para que tuviera una vida normal, como cualquier joven. Gracias al acompañamiento de la Casa de la Diversidad Sexual y de Género de Medellín, obtuvo su contraseña con nueva identidad, su nombre era oficial y el Estado aceptaba su género. Sintió que todo había valido la pena, que había ganado una larga lucha y no aguantó el llanto, porque los hombres también lloran de alegría. La historia de sus nombres es llamativa. Desde niño, sus amigos siempre lo llamaron José y decidió conservarlo para no modificar su primera identidad, pero quería que su segundo nombre también iniciara con “m” como el anterior y encontró la mejor excusa. “Le compré una chaqueta a una chica que se llamaba Manuela y para no gastar mucha plata le quité la “a” del final y así quedé como José Manuel”, recuerda entre risas. La EPS también le dio la razón recientemente y le aprobó su tratamiento hormo-

nal, recibió su primera dosis de testosterona el pasado 31 de octubre y la segunda, dos días después de esta entrevista, el 1 de diciembre. Estaba emocionado, confiesa que con la primera lloró mucho más que cuando recibió su nuevo documento de identidad. Ya nota los cambios, le salió algo de acné, le empezó a crecer el vello, su también voz cambió, entre otros que prefirió no mencionar. Él sabe que cada cambio será un impacto sí mismo y para su familia. “Ya no me veré tan chico y eso me hace feliz, sé que para ellos es duro porque querían una niña. Pero ahora ellos me apoyan en todo, mi papá me corta el pelo y me ayuda con la ropa”, dice. En el colegio, mientras tanto, seguía todo igual. Interpuso una tutela y ese documento es casi una pieza magistral de defensa de los derechos fundamentales de las personas. Sus amigos lo apoyaron y protestaron al frente del colegio para exigir respeto y que José se pudiera graduar. Y hace una semana lo logró. En medio del auditorio recibió su cartón que lo acredita como bachiller, y aunque el coordinador no le dio la mano, celebró a rabiar el haber ganado otra lucha. Antes de bajarse del escenario, sacó un cartel y lo levantó, y aunque muchos pensaron que era en protesta contra el colegio, se trataba de un homenaje al joven Dilan Cruz, muerto en las protestas en Bogotá y que se graduaría el mismo día en que falleció. Quizá a ambos los unía, además de la corta edad, la resistencia y la lucha por sus derechos. Ahora, sentado en el sofá de su casa y sosteniendo orgulloso su cartón con el nombre de José Manuel Echeverri, asegura que seguirá buscando, desde la Mesa de Diversidad de Sabaneta, que su colegio acepte a las personas diversas y que su caso sea conocido para ayudar a más jóvenes que viven su misma situación, sus misma luchas.


Envigado

La Secretaria de Salud

De cuidado, compromiso y servicio a la comunidad


Ciudad Sur

navidad 5

Los cazadores de globos Durante estas fiestas, un grupo de empresas del sur del Valle de Aburrá contratan personas para avistar globos de mecha y evitar que provoquen incendios. En los últimos años estos artefactos han generado pérdidas de hasta 10 mil millones de pesos.

S

POR ALEJANDRO CALLE CARDONA

oreni y Amador tienen varias cosas en común. Son dos jóvenes que no superan los 30 años, ambos llegaron a Medellín provenientes de Ituango y el Urabá antioqueño, respectivamente, en busca de nuevas oportunidades. Lo que nunca se imaginaron es que se dedicarían a un oficio particular y algo extraño: cazar globos de mecha en los techos de una de las empresas más importantes del país ubicada en Envigado. Sí, ellos, al igual que otras 118 personas, tienen la misión por estos días de festividades de avistar los tradicionales globos de papel y evitar que, de caer en las instalaciones del Centro Comercial Viva y demás sedes de la cadena de almacenes, se genere un incendio. Los “globeros”, como se les conoce, nacieron hace 12 años como una necesidad en las industrias del sur del Valle de Aburrá. La noche del 24 de diciembre de 2008 fue trágica para el Grupo Éxito y la industria de la región. Un globo cayó sobre el techo del centro de distribución Las Vegas y las llamas se expendieron rápidamente acabando con las bodegas y toda la mercancía almacenada. Los organismos de socorro trataron de sofocar el incendio, pero no tuvieron éxito y las pérdidas fueron multimillonarias. Pero este no ha sido el único caso. En cada temporada decembrina este tipo de artefactos, elevados en muchos barrios y fincas en medio de las celebraciones, generan

pánico y emergencias no solo en zonas rurales sino en las urbanas. Viviendas, caballerizas, cultivos, zonas verdes y empresas han resultado afectadas a pesar de las campañas de sensibilización y prohibición por parte de las autoridades. Según ProSUR, los daños ascienden a 10 mil millones de pesos en los últimos años. Por eso, esta entidad, que reúne a las empresas del Sur del Valle de Aburrá, cada año presenta su campaña “Celebra a lo bien”, en la que se invita a celebrar la Navidad sin pólvora y sin globos, siendo estos últimos el enfoque especial de la estrategia este año. “Activamos todos los planes de gestión de riesgos de las empresas de nuestros municipios para evitar accidentes con los globos. Pero también enfocamos la campaña este año a los dos tipos de globeros, con 32 comunidades que tradicionalmente elevan los globos y con las empresas que tienen a personas para avistarlos”, explicó Carlos Viviescaz, director de ProSUR.

CON LA MIRA EN EL HORIZONTE

Soneri recorre el costado norte de la terraza del complejo comercial, mientras que Amador hace lo propio en el costado sur. Ambos permanecen con la mirada fija en el horizonte, divisando cada rincón de las montañas y atentos a cualquier movimiento en el cielo. No es fácil mantener la atención durante 12 horas bajo un fuerte sol o en la fría noche. En ocasiones ataca el sueño, los pensamientos, los recuerdos y hasta hay tiempo para soñar despiertos en el futuro que cada uno quiere. Ambos confiesan que esta es la mejor oportunidad que encontraron para tener las posibilidades que no encontraron en sus pueblos natales. Cuando hablamos, era la tarde previa a la alborada y el turno terminaría a las 6 de la tarde, por lo que iban a recibir diciembre con sus familias, pero saben que no estarán con ellas en las celebraciones de Navidad o año nuevo. “Aquí estamos cinco ocho por si hay un alfa cero”, dice Amador en códigos que solo entienden él y su superior,

Deiby Muñoz, coordinador regional de Gestión del Riesgo del Grupo Éxito. Cinco ocho, es estar atentos; alfa cero es avistamiento de globo; un alfa uno es la caída de un globo apagado, el alfa dos es la caída de un globo encendido pero que es controlado, y el alfa tres, es cuando el incendio se sale de control. Una situación que no se ha presentado desde que se contratan globeros. “Llevamos doce años con este plan que hace un análisis de vulnerabilidad y riesgo frente a globos de mecha incandescentes y la quema indiscriminada de pólvora. Este año contratamos 120 personas para avistar globos y hacer una alerta temprana para evitar accidentes porque ahora hay globos más grandes y con pólvora. Entre todos creamos una red para estar comunicados y avisarnos para evitar incendios”, explica Muñoz. Y no es un juego, los globeros iniciaron labores el pasado 15 de noviembre e irán hasta el próximo 13 de enero. Solo hasta las 6 de la mañana del pasado viernes 30 de noviembre ya se habían avistado 232 globos, pero solo en durante la alborada fueron avistados 450, dos de ellos cayeron en la terraza del centro comercial, pero fueron controlados de inmediato por los cazadores de globos, evitando otra tragedia. En el sur, además de tener zonas críticas para quemar pólvora y elevar globos, la topografía del valle genera que la corriente de aire sea de norte a sur; es decir, todos llegan a nuestros municipios. Viviescaz explicó que el año pasado avistaron más de 11 mil globos en temporada decembrina, solo en el Aburrá Sur, pero gracias a la labor de los globeros que se implementan en varias empresas, se evitaron incendios. Faltan las noches más críticas durante la celebración del Día de las Velitas, Navidad y Año Nuevo. Aunque las autoridades claman por no utilizarlos, los globos invadirán el cielo del sur y mientras unos festejarán que el rombo de papel se eleve impulsado por el fuego, Soreni, Amador y los demás cazadores de globos estarán atentos para evitar que alguno arrase con todo. Así que si va a elevar uno, piense en todo lo que puede ocasionar.


6 movilidad

Ciudad Sur

Las bicis azules ya ruedan por Envigado

Envigado fue el primer municipio del Sur en poner a funcionar el sistema EnCicla. Aunque faltan algunas estaciones y se espera que se entreguen las estaciones en Itagüí y Sabaneta antes de finalizar el año, la comunidad celebró que por fin rueden las bicis azules por la Ciudad Señorial. POR JULIANA VÁSQUEZ POSADA

A

lejandra Ibarra recuerda el día en el que vio una estación móvil de EnCicla en el parque de Envigado. Una carpa, un par de funcionarios y diez bicicletas anunciaban la llegada de este sistema al municipio. De eso hace casi ya tres años. La larga espera por un sistema automatizado de bicis públicas que conectara a Envigado con Medellín y que permitiera acercar la centralidad con otros lugares como la estación del Metro, por fin terminó. Alejandra sigue viviendo en Envigado, pero ya no es usuaria de EnCicla, ella prefirió hacerse a su bicicleta para ir todos los días al trabajo pese a que las vías por la que transita aún no tienen ciclorruta. No obstante, celebró que las bicis azules ya estén rodando por su municipio, “es una muy buena noticia porque más gente va a querer montar en bicicleta para ahorrar tiempos y para ir hasta Medellín, también van a ahorrar recursos porque pueden prescindir de un pasaje y, además, van a aportar al cuidado del planeta porque las bicis no generan gases contaminantes”. De las 16 estaciones previstas, ya están funcionando 13 que conectan a la estación del metro de Envigado con la zona céntrica, pasando por puntos como el centro comercial Viva Envigado, Sofasa, la avenida Las Vegas, el barrio Alcalá, la urbanización Vallejuelos, la biblioteca y parque cultural Débora Arango y las inmediaciones del parque principal. Sobre las estaciones pendientes, el director del Área Metropolitana, Eugenio Prieto, aseguró que para la estación ubicada en la Alcalá cerca de la avenida Las Vegas y que fue objeto de una acción popular desde hace varios meses, la entidad solo espera “la ratificación del fallo a favor del Área para poder hacer la intervención e incluirla en el sistema”, y respecto a la estación #16, que estaba proyectada en la calle peatonal del parque principal y que finalmente no se construyó, agregó que “estamos esperando que la administración municipal nos diga dónde debemos construirla”. Además, una última estación está a la espera de que EPM resuelva un problema de red eléctrica para poder funcionar. 150 nuevas bicicletas rodarán por el Valle de Aburrá luego de la inauguración oficial del sistema EnCicla en Envigado, el primer municipio del sur en integrarse al sistema metropolitano de bicicletas públicas, que ya cuenta con más de 93 mil personas inscritas. Los usuarios podrán prestar las bicis en este municipio y devolverlas en Medellín, y viceversa, y para hacerlo solo necesitan tener la tarjeta Cívica del Metro e inscribirse en el sitio web www.encicla.gov.co. Envigado, por su parte, se consolidó como el municipio del sur con mayor infraestructura vial para bicicletas aun

cuando no ha cumplido su meta de tener 30 kilómetros de ciclorrutas o carriles compartidos al cierre de este año. Quedarán pendientes los 4.5 km que aportará la vía Distribuidora Sur entre las estaciones Ayurá e Itagüí del Metro y la anhelada ciclorruta de Las Vegas, cuyo primer tramo, que aún no inicia construcción, iría desde la calle 25sur a la altura de Jumbo hasta la 37sur donde está el puente Fundadores.

EnCicla en el Sur

Hasta la fecha se han habilitado 13 de las 31 estaciones automatizadas e integradas en el Aburrá Sur con todo el

sistema metropolitano que ya opera en Medellín. También continúan activas las dos estaciones manuales que ya existen en Sabaneta y que tienen capacidad para 40 bicicletas, aunque estas no se integrarán al sistema automatizado proyectado para este municipio. Por ahora, las ciclorrutas y las 11 y 14 estaciones construidas en Itagüí y Sabaneta, continúan casi desiertas, pues el Área Metropolitana aún no ha definido desde cuándo entrarán en funcionamiento, aunque el Director ha manifestado que espera que ocurra antes de terminar este año. La puesta en marcha de EnCicla en Envigado representa un avance para la movilidad integrada y sostenible a la que le apuesta todo el Valle de Aburrá. El reto será que los ciudadanos le den un buen uso a este sistema y que ciclistas, peatones y conductores de vehículos motorizados se comprometan con la seguridad vial y respeten los derechos y los espacios de la vía asignados para cada uno.


Ciudad Sur

movilidad 7

Un mal ciclista Vs un buen ciclista En la última década la bicicleta dejó de ser un objeto para la práctica deportiva de pocos y se convirtió en el medio de transporte de muchos. Esta revolución de la movilidad plantea nuevos retos de seguridad vial, y el ciclista es el primero que está llamado a cumplirlos. POR JULIANA VÁSQUEZ POSADA

L

as viejas glorias del ciclismo nacional como “Cochise” Rodríguez, Édgar Corredor, Lucho Herrera, Fabio Parra y recientemente Santiago Botero, Nairo Quintana y Rigoberto Urán, gestaron un camino para que la bici se volviera foco como deporte, pero al mismo tiempo, la preocupa-

ción generalizada por una movilidad sostenible, así como su flexibilidad y su economía, la convirtieron una alternativa viable para muchos ciudadanos. “Con la popularización de la bicicleta como medio de transporte, también nos enfrentamos a dos conflictos que son permanentes en las vías: los hurtos y los accidentes. Y en los segundos, los ciclistas tenemos mucha responsabilidad”, aseguró el ciclista envigadeño Juan Diego Álvarez, conocido como Juan Trochas. La raíz del problema, agrega él, es que los usuarios de la bicicleta se preocupan por cuidar el medio ambiente y aportar a la sostenibilidad a través del uso de un vehículo que no emite gases contaminantes, pero se olvidan todo el tiempo de su seguridad personal y de la de otros actores de la vía, “creemos que estamos haciendo todo bien porque no contaminamos y que eso nos da el derecho a incumplir las normas de tránsito y a poner en riesgo nuestra seguridad y la de los peatones, por ejemplo”. A la falta de cultura vial de los ciclistas, y por supuesto de los conductores de otros vehículos y de los peatones, también se suma el vacío normativo que existe en el país, pues si bien existe la Ley 1811 de 2016 que incentiva el uso de la bici

Un buen ciclista • • • • • •

• • •

Busca asesoría de expertos antes de adquirir una bici, para elegir una que sea confortable según sus características físicas y el uso que se le vaya a dar. Revisa su bicicleta antes de salir: llantas, frenos y cadena. Lleva su bici a mantenimiento preventivo regularmente. Porta una manilla de identificación o en su defecto, el documento de identidad. Usa elementos básicos de protección como casco y gafas. Cumple las normas de tránsito: no se estaciona en las cebras peatonales, respeta los semáforos, circula en el sentido de la vía, usa los carriles destinados para bicicletas, comparte la vía con otros vehículos, usa luz blanca adelante y roja atrás, como lo indica la norma. Usa ropa cómoda y elementos reflectivos en horario nocturno. No transita por puentes, túneles y vías rápidas como autopistas. Transita a la velocidad máxima permitida de 25 km (que le permite reaccionar oportunamente a cualquier imprevisto).

como transporte, y el Código Nacional de Tránsito reglamenta las ciclovías y los ciclocarriles, establece la velocidad máxima permitida y exige el uso de luces en horario nocturno, todavía faltan muchos aspectos claves por resolver. “Aquí no tenemos una autoridad que nos diga si somos aptos para manejar una bicicleta, no tenemos que presentar un examen y conseguir una licencia como lo hacemos para manejar moto o carro y, en ese sentido, no nos concientizamos de que salir a la calle en bicicleta es como salir en cualquier otro vehículo”, explicó Juan Trochas. Maniobrar una bicicleta es una habilidad que se suele adquirir en la infancia. Pero además de mantener el equilibro sobre un vehículo ligero de dos ruedas, deberíamos aprender conductas seguras básicas para transitar por la vía. “Los ciclistas somos los primeros llamados a cuidarnos y a hacer de la vía un espacio seguro. No podemos evadir la responsabilidad que tenemos solo porque no estamos contaminando el planeta y los demás vehículos sí. Si exigimos que se nos respete como usuarios de la vía, tenemos que comportarnos como tal: cumplir las normas tránsito, usar los elementos de seguridad y mantener la bicicleta en óptimas condiciones”, enfatizó el ciclista.

Un mal ciclista • • • • • •

• • •

Adquiere su bici desde el desconocimiento, sin evaluar si es la adecuada para su estatura, para el terreno y para los trayectos que va a transitar. Usa la bici sin revisar las condiciones de seguridad mínimas. Lleva su bici al taller solo cuando se le daña. Sale a las vías sin ninguna identificación. No usa los elementos básicos de protección y sale expuesto a la vía. No cumple las normas de tránsito: para sobre las cebras peatonales, avanza con el semáforo en rojo, circula en contravía, no usa las ciclorrutas, transita sin luces, entre otros. Usa ropa oscura y sin elementos reflectivos. Transita por vías rápidas y de alto tráfico vehicular. Excede la velocidad máxima permitida y pone en riesgo su vida y la de los demás actores de la vía.


8 movilidad

Ciudad Sur

Cierre total de la calle 85 en Itagüí por obras del Intercambio Vial de la Ayurá

P

INTERCAMBIO VIAL DE LA AYURÁ

Gonvarri S.A.S

A partir del 02 2019

Car rer a

5

Central Mayorista de Antioquía

Autolarte

Contratista

Cierre de la Calle 85.

323 290 38 00

Desvío Calle 85 vehículos livianos y de carga.

Consorcio Aburrá Sur. ayurasur@estyma.com

Ingreso a Autolarte. Bahía de Buses.

www.metropol.gov.co

Desvío de vehículos livianos.

Desvío de vehículos livianos y de carga.

Bahía de Taxis.

42

Estación Ayurá

l

na

io

eg aR

d

ni

e Av

ra rre Ca

ur

aS

ist

op

Tierragro

ur Autop

Comodisímos

e8

Convenciones:

42

Ca ll

t Au

Diciembre

@areametropol

48

Cierre total de la Calle 85 entre la Autopista Sur (Carrera 42) y la Carrera 45 A .

I.E Pedro Estrada

Ca rre ra

CAMBIOS VIALES

Palmahía

Planta de Tratamiento de Aguas Residuales

ista S

ITAGÜÍ

INFORMACIÓN

Calle 86

Buena Mar

Car rera 52

or trabajos de cimentación e instalación de pilas y soportes para elevar el puente que comunicará a los municipios de Itagüí y Envigado, la empresa contratista del Área Metropolitana del Valle de Aburrá programó el cierre total de la calle 85 en Itagüí. El cierre será a partir del 2 de diciembre entre la carrera 42 (Autopista Sur) y la carrera 45a. Por tal motivo, los vehículos livianos y de carga pesada que van por la Autopista Sur y quieran tomar la calle 85 o ingresar a la Central Mayorista de Antioquia, podrán acceder 150 metros adelante de lo habitual por una vía de acceso temporal y tomar el desvío a la derecha por la calle 84 y luego la carrera 45A para incorporarse a la Calle 85. Los vehículos livianos que se dirigen hacía la Autopista Sur desde la carrera 52 en sentido occidente – oriente, deberán tomar el desvío en la calle 85 con carrera 45A y posteriormente tomar la Calle 84 para luego acceder a la Autopista Sur. Para los vehículos de carga pesada que tomarán la Autopista Sur desde la calle 85, deberán realizar el giro a la izquierda en el semáforo de la carrera 48 hacia el norte y luego tomar la calle 86 al oriente (frente a Palmahía) para acceder a la Autopista Sur. Sólo se permitirá el ingreso por la calle 85 a los vehículos de servicio público que se ubican en el acopio de buses y taxis de la Estación Ayurá del metro, con el fin de no perjudicar a quienes utilizan el sistema masivo de transportes.


Ciudad Sur

movilidad 9

U

POR CIUDAD SUR

n grupo de obreros continúan trabajando a toda máquina para habilitar en pocos días el primer tramo de la vía que busca descongestionar el sur del Valle de Aburrá. Las labores se concentran en la capa asfáltica y detalles del corredor para ciclistas y caminantes. La obra incluye un separador de 7 metros, ciclorrutas, senderos y un componente arbóreo de especies nativas. Para la construcción de la conexión vial Distribuidora Sur, el Área Metropolitana tenía presupuestado inicialmente una inversión de 37.950 millones de pesos, pero debido a los retrasos se tuvieron que adicionar 8.643 millones. Se espera que la obra aumente la capacidad vial a 80.839 vehículos, además de permitir cerca de 1.128 usuarios de bicicleta por hora. “Esto no solo va a beneficiar la movilidad y el transporte de carga y de pasajeros sino el medio ambiente. Entre menos trancones, los vehículos generan menos congestión, pero además también va a generar más dinamismo en la economía y se acortarán los tiempos de traslado en nuestra región”, indicó Carlos Viviescaz, director de ProSur, entidad que agrupa a las principales empresas del Aburrá Sur.

¿POR QUÉ LOS RESTRASOS?

En 10 días entregan primeros dos kilómetros de la Distribuidora Según el Área Metropolitana, en los primeros quince días de diciembre se entregará el primer tramo de la vía y en el primer trimestre de 2020 el segundo hasta el sector de Mayorca. El pasado fin de semana inició la siembra de 200 árboles en el corredor paisajístico y ambiental de la vía Distribuidora, entre las estaciones metro de Ayurá y Envigado.

La construcción de la vía Distribuidora Sur entre Sabaneta y Medellín inició en octubre de 2018 y se esperaba que estuviera lista antes de finalizar este año. Posteriormente la empresa contratista se comprometió en entregar los dos primeros kilómetros en mayo, pero no lo pudo cumplir. Se habló de julio y tampoco. De octubre y tampoco. Un paro de volqueteros, la temporada de lluvias, la pasada contingencia ambiental y el hallazgo de algunas redes subterráneas que no estaban contempladas en el inventario inicial, hacen parte de la lista de causales de los retrasos, incluso al momento de hacer la excavación se encontraron con antiguos depósitos de basura y vertederos de escombros. Pero quizá fueron las seis gigantes torres eléctricas y el traslado de cinco de ellas, el principal obstáculo para habilitar una vía en la que están sembradas las esperanzas para mejorar la movilidad en la región. "Nosotros esperamos que antes de la segunda semana de diciembre podamos entregar este tramo y en cuatro meses el segundo. Hemos tenido dificultades con las redes y el traslado de las torres eléctricas, pero la vía será una gran solución para la movilidad y medio ambiente porque si no hay congestiones, se disminuye la contaminación. Además será una solución para el transporte de pasajeros y de carga, pero también para la movilidad sostenible", explicó Eugenio Prieto, director del Área Metropolitana. Para terminar el tramo restante de la fase 1 y completar los 4 km de vía hasta Mayorca, fue necesario ampliar la vigencia del contrato por tres meses más, es decir que la totalidad de la vía hasta límites con Sabaneta solo se podrá disfrutar hasta marzo del próximo año, a la espera de lo que pueda pasar con la fase 2 entre Mayorca y Ancón debido a que no se ha resuelto el futuro de algunos predios privados.

NUEVO CORREDOR AMBIENTAL

Era sábado en la mañana, y mientras en la Avenida Regional se daba una enorme congestión producto de un accidente, empleados del Grupo Éxito, que se vincularon a la iniciativa, funcionarios de la entidad ambiental y vecinos del sector, iniciaban la sembratón de 400 árboles en la ampliación de la vía Distribuidora. En total, el tramo de 4.2 kilómetros contará con 3.775 árboles, de los cuales 2.259 serán por compensación y 1.516 serán árboles nuevos. Aunque en la resolución de la ANLA el proyecto contaba con permiso de aprovechamiento forestal de 837 individuos, el proceso constructivo permitió conservar 279 árboles. Entre las especies sembradas hay Chirlobirlo, Níspero, Guanábano, Achiote, Tachuelo, Pino Romerón y Palmas Manila que se encuentran frente al centro comercial Viva Envigado y el nuevo corredor arbóreo frente a la empresa Contegral, donde se trasladaron las palmas localizadas junto a la estación Ayurá del Metro. “Esto nos va a permitir lograr una conectividad ambiental y la llegada de diferentes especies de aves a este sector. Además, recuperamos 1200 metros de piso duro que eran usados como parque de camiones a un lado de la vía Regional, que ahora pasa a ser zona verde y corredor paisajístico”, explicó el director del Área Metropolitana.


Situación de Salud del Municipio de Envigado Aburrá Sur Cómo vamos INDICADOR Tasa de mortalidad por desnutrición en menores de cinco años por cien mil niños Tasa de mortalidad materna por cien mil nacidos vivos

ANTIOQUIA

ENVIGADO

1,5

0,0

27,3

63,3

Porcentaje de partos atendidos por personal calificado

99,4%

100%

Porcentaje de nacidos vivos con cuatro o más controles prenatales

90,6%

97,6%

Tasas de mortalidad en menores de 5 años por 1.000 nacidos vivos

16,7

0,1

Tasa de mortalidad infantil en menores de 1 año por cada 1.000 nacidos vivos

14,1

1,3

Tasa de incidencia Tuberculosis por cien mil habitantes

38,5

18,5

4,3

3,0

Tasa de fecundidad específica en mujeres adolescentes entre los 15 a 19 años por mil mujeres

58,0

10,9

Porcentaje de población afiliada al Sistema de Seguridad Social en Salud

93,2%

81%

Incidencia de intoxicaciones por sustancias químicas

44,3

6,3

86,9%

100,0%

Tasas de mortalidad por VIH/SIDA por cien mil habitantes

Cobertura de la población con acceso a métodos de saneamieto adecuados

SOLUCIONES ANALÍTICAS EN SALUD PROINFO PROINFO significa “Procesos de Integración de Información” y es el resultado de la construccón de una herramienta tecnológica que permite generar conocimiento desde múltiples fuentes o sistemas de información, dicho conocimiento se presenta de una manera útil a través de tablas, gráficos, mapas, indicadores, infogramas y tableros de control para su análisis y toma de decisiones. Con una inversión acumulada en el presente gobierno de $ 120.000.000.

Ingresar es muy fácil en el siguiente enlace http://sharepoint.hcin.com.co/sites/envigado posteriormente digita el Usuario: consultasbi y la contraseña:

consultasbi.123 Allí todos los envigadeños podrán consultar de manera rápida y sencilla la información de su interés

Más info:339 41 17


Ciudad Sur

fotoreportaje 11

El paro multicolor Han sido más de 10 días de protestas en todo el país. Aunque la mayoría de manifestaciones dentro del Paro Nacional han sido pacíficas, algunas se han tornado violentas. La del 21N fue la más compleja en el sector de la Universidad de Antioquia. Sin embargo, las marchas se han caracterizado por la unión de diferentes sectores sociales y culturales, en un movimiento diverso y multiculor que exige respuestas de un gobierno que parece no reaccionar. Fotos por Cristian Agudelo Matheo Agudelo


12 nación

Ciudad Sur

Paro nacional: gobierno débil a A Colombia nunca le faltan protestas, huelgas, plantones, marchas, bloqueos. Por todo y por casi nada: desde el 9 de abril de 1948 se han sucedido sin tregua toda clase de manifestaciones anti (y pro) gubernamentales. Pero las de este final de noviembre juntaron muchas razones, muchas causas, muchos dolores y muchas redes sociales. POR OCTAVIO GÓMEZ V. FOTOS ALEJANDRO CALLE C.

D

esde que las masas exaltadas por el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán destruyeron a Bogotá, el viernes 9 de abril de 1948, la historia de Colombia ha estado pintada por la constante de las protestas populares y los movimientos cívicos. Pasando por las grandes concentraciones urbanas en la Plaza de Bolívar, de Bogotá, centro constante de cabildos populares, hasta las marchas más pacíficas contra un acueducto municipal en cualquier pueblo lejano, la de Colombia es una historia escrita en tiempo de protesta. Incluso, han sido los propios gobernantes los que han convocado a marchas multitudinarias (contra las Farc, en el gobierno de Álvaro Uribe, por ejemplo). Pero las que comenzaron el jueves 21 de noviembre se diferencian de la historia de 71 años en dos fenómenos: el primero, que en Colombia siempre hubo gobiernos fuertes con regímenes fuertes; y el segundo, que nunca como el de ahora, las marchas tuvieron llamado, eco y testigos en el fenómeno mediático del siglo XXI: las redes sociales.

Gobierno y régimen

La debilidad inocultable de Iván Duque que no logró conectar su mandato con una ciudadanía a la que convenciera de que él gobierna es el primer componente del cuadro. Duque, más que un presidente, es una figura lábil, frágil, con una convocatoria que ni su propio partido, el Centro Democrático, acepta. El presidente gobierna con debilidad a pesar de que el régimen que lo mantiene, el establishment, sigue siendo fuerte, al punto que gremios y grupos afines al mandatario le impusieron la agenda. Por primera vez en la historia política, el centro del debate lo mantiene su jefe Álvaro Uribe en el congreso. Pero allí -y pese a todo el esfuerzo mediático- el expresidente no tiene la ventaja que tenía en la Casa de Nariño, sino que combate con otras fuerzas ya tan diestras en el debate como él. Ese es el segundo componente del cuadro, la pugna política ya no le da tantas ventajas al expresidente y los asuntos polémicos del Gobierno son la agenda de la oposición, distinto de los tiempos de la presidencia del antioqueño, cuando el Congreso era un telón de fondo. El tercer componente fue la derrota electoral del Centro Democrático en las elecciones regionales de octubre. Es cierto que su representación en concejos y asambleas pudo haber mejorado, pero perdió en los cargos representativos: las campañas en Bogotá, Medellín, Cali y Cartagena (entre otras) que supusieron derrotas muy fuertes. En contraste con lo anterior, las alcaldías de esas ciudades quedaron en manos de candidatos que representan movimientos alternativos e independientes. El caso de Cartagena es el más severo: el ganador lo hizo solo con la propuesta de derrotar a los políticos corruptos.

Descontento y rabia

La campaña a la alcaldía de Cartagena fue “la tapa del congolo”. Los votantes en la Ciudad Heroica votaron en contra de los grupos políticos que han mantenido el gobierno


Ciudad Sur

nación 13

lo que va de un una oposición fuerte local como se feudo propio (siete alcaldes en cuatro años, seis destituidos y en la cárcel). Pero esa sensación no era exclusiva de los cartageneros. En las “grandes campañas”, la motivación para el voto también fue contra los grupos políticos tradicionales, por supuesto, ligados a problemas de corrupción. La caótica campaña de Medellín fue el más claro ejemplo, porque allí resultó ganador el gran crítico del manejo que se le dio a la crisis de Hidroituango y al manejo que la administración saliente le dio al tema y a EPM. En Bogotá y Cali, por poner otros dos ejemplos (porque fueron más), los votantes rechazaron los proyectos políticos afines al Gobierno Nacional y eso ya empezó a darles alas a quienes veían la posibilidad de convocar a una protesta contra el gobierno.

Paquetazo

Pero si el ambiente ya se iba poniendo a favor de una convocatoria a protestar contra el Gobierno, las razones para entrar en un movimiento popular empezaron a aumentar. El gobierno débil dejó que los gremios y los congresistas de su grupo tomaran la iniciativa en la agenda económica. Temas como una reforma laboral para flexibilizar mucho más el régimen de contratación y eliminar las pocas sobrecargas salariales, o una reforma pensional para aumentar la edad de retiro forzoso, subir las cuotas de los trabajadores o eliminar a Colpensiones llegaron a la palestra pública sin que el Gobierno asumiera su liderazgo o las rechazara. En la opinión pública quedó la sensación de que si el Gobierno no las objetaba era porque las aprobaba. Cuando la convocatoria ya era una realidad, la Ministra de Trabajo (y el presidente detrás) intentaron en vano hacerle creer a la gente que no lo aprobaban. Con todos estos acontecimientos en marcha, llegó el otro golpe al Gobierno: la Corte declaró inconstitucional la llamada “Ley de Financiamiento” (nombre que le dieron intentando que no se entendiera como una reforma tributaria) pero Duque y su Ministro de Hacienda insistieron en volverla a presentar al Congreso. En medio de las protestas, el Legislativo sigue discutiéndola y todo indica que será aprobada. Incluso, ya con la gente por tercer día consecutivo en las calles, el presidente Iván Duque firmó un decreto que crea un “holding” de empresas comerciales e industriales del Estado, cuyos activos pretende convertir en un grupo financiero, sin calcular el costo político de la decisión y sin medir los efectos que iba a tener. Pero el llamado “paquetazo” no solo es una lista de temas económicos: a todo lo anterior se sumaron el descontento por la actitud del Gobierno Nacional que se opone, sistemáticamente, a implementar el acuerdo de paz con las desaparecidas Farc y a la indolencia frente a los asesinatos de dirigentes indígenas, sociales, defensores de derechos humanos y ambientales.

La primavera latinoamericana

El paro nacional del 21 de noviembre iba a ser como tantos otros, como en 2017, cuando los estudiantes universitarios y los transportadores paralizaron al país (con el apoyo del CD) y en 2018 otra huelga estudiantil había obligado al recién estrenado Gobierno de Duque a negociar partidas extras presupuestales extras para las universidades. El de este año tuvo la ayuda de un huracán de movimientos sociales, populares e indígenas que comenzó en Ecuador (donde las protestas contra el gobierno de Lenin Moreno recibieron el nombre de “paquetazo”), se extendieron a Chile donde una revuelta contra el gobierno del conservador Ricardo Piñera se ha prolongado más de un mes y terminaron en el alzamiento indígena boliviano contra la destitución de Evo Morales. Los corresponsales extranjeros en esos países la llamaron “la primavera latinoamericana” (levantamientos parecidos se viven en Nicaragua, Guatemala, Panamá y Haití) y los vientos huracanados llegaron a Colombia traídos por las redes sociales. Para atajar las concentraciones masivas no sirvieron las talanqueras que el Gobierno y sus aliados pusieron en los

medios corporativos: la convocatoria se extendió por las redes sociales y, como no sucedía desde el paro cívico de 1977 conta el gobierno de Alfonso López Michelsen, los centros urbanos se paralizaron. El Gobierno intentó llevar las protestas a una instancia que llamó “conversaciones” pero, tras unos escarceos sobre qué “conversar”, los convocantes al paro se man-

tienen en la calle. A todas estas y tras una semana de protestas, el Gobierno sigue débil, el régimen mantiene su vigor apoyado en las Fuerzas Armadas y en los medios de comunicación tradicionales y un grupo, con una moral muy alta, se mantiene en las calles, reclamando lo mismo que reclaman hace 70 años: justicia.

Esmad y vandalismo Una de las respuestas estatales fue criminalizar la protesta, el recurso más antiguo del régimen. A esa estrategia, primero en el discurso y luego en la táctica policial, se opuso un movimiento civil pacífico cuyos elementos más beligerantes terminaron enfrentados en las calles a la fuerza pública a través de un cuerpo de la Policía, el Escuadrón Móvil Anti Disturbios (Esmad) convertido en el símbolo de las cosas por las cuales miles salieron a las calles y, a la vez, en el de muchos otros que lo defienden como status quo. Las marchas terminaron con cacerolazos, una manifestación poco conocida en Colombia: la noche del 21 de noviembre -y en adelante- los manifestantes se dedicaron a participar en toques de cacerola, ya desde sus viviendas o en nuevas concentraciones. A pesar de esas posturas, el número de víctimas no ha sido tan alto como en otras protestas, considerando el hecho de que el paro nacional ya iba por una semana. Dilan Cruz, un bachiller de 17 años fue una víctima en esa semana: perdió la vida en Bogotá tras ser alcanzado por una bomba de aturdimiento, al parecer, modificada con otros elementos explosivos para hacer más daño. La muerte de Dilan polarizó aún más las posiciones: el Gobierno fustigó a ciertos sectores como culpables de la muerte del chico (por haberlo llevado a las calles) y la oposición acusó al Gobierno como responsable de su asesinato. Sin embargo, en medio de las acusaciones mutuas se ha levantado la voz de quienes llaman a mantener un activismo pacífico como única forma de validar las protestas.


14 CRÓNICA

Ciudad Sur

El órgano de tubos de la Santa Después de más de 15 años de silencio, los 1.116 tubos del órgano de la parroquia Santa Gertrudis de Envigado volvieron a sonar para engalanar las celebraciones religiosas. Esta es la historia de este rey de los instrumentos, el más grande en el Aburrá Sur.

C

POR JULIANA VÁSQUEZ POSADA

omo un sonido salido de debajo de la misma tierra se escucharon las notas del órgano tubular más grande y antiguo que existe en los municipios del sur del Valle de Aburrá. Hace pocas semanas las manos y los pies del organista bogotano Sebastián Sanabria Páramo les dieron vida a los teclados que por años estuvieron relegados a ser meros objetos decorativos en un recinto religioso. Cientos de fieles y también unos cuantos curiosos no creyentes, llegaron hasta la Santa Gertrudis para escuchar, por primera vez en casi dos décadas, este mítico instrumento que vive desde hace casi 110 años dentro de la parroquia, que fue inventado desde tiempos antes de Cristo y que ha acompañado la historia de la iglesia católica desde hace por lo menos 1.500 años. Un decreto fechado del 17 de marzo de 1909 anuncia la llegada del órgano a la ciudad. En él, el alcalde de la época ordena a los envigadeños pintar sus casas de blanco y tapar los caños, pues Envigado debía estar a la altura de tan magno acontecimiento. Se cree que el órgano llegó a mediados de 1910, importado desde España, según la fecha de fabricación de algunas de sus piezas, que aún conserva originales. Llegó cuando la parroquia ni siquiera tenía bancas, gracias a la gestión del sacerdote Jesús María Mejía, quien lideró los destinos de esta comunidad religiosa durante casi 60 años. A él también se le debe la construcción del templo que hoy se erige en todo el parque principal de Envigado. Juan Carlos Ángel Gallo era apenas un niño convirtiéndose en adolescente cuando comenzó a interesarse por los órganos tubulares.

Hoy, sentado en el bar Lido, en la calle 37Sur a escasos pasos de la iglesia, asegura que no sabe cómo ni por qué comenzó ese particular interés para un niño de su edad, “el que nace para matero, del corredor no pasa”, me dice en un intento de explicarme que él no escogió su oficio, sino que, naturalmente y con el paso de los años, el oficio lo escogió a él. Juan es constructor y reparador de órganos tubulares. Un oficio tan milenario como escaso. Como él, solo hay dos profesionales en Colombia. Es envigadeño, es de la parroquia, es melómano y también abogado en formación. Su historia de amor con ese órgano de origen español comenzó desde la infancia, cuando iba la iglesia a escuchar la interpretación de Bertha Santamaría, hija de don Luis Santamaría, el primer organista que tuvo Santa Gertrudis. Ella, que era la organista titular en la Iglesia San Juan de Dios, solo venía de visita a Envigado los domingos, para acompañar tres misas: 6, 7 y 8 pm. Pronto descubrió la primera de sus pasiones: la música, y especialmente la interpretación de la tuba, el mayor de los instrumentos de viento-metal. Así que comenzó a tomar clases de música sin saber que su maestro lo iniciaría en ese particular oficio de desnudar órganos para afinarles piezas y sonidos. Corría el año 1991 cuando Juan Carlos se enteró de que el ingeniero alemán Oskar Binder estaba en la ciudad para reparar el órgano de la parroquia, “yo crecí viendo el órgano malo, así que para mí fue muy emocionante pensar en que por fin lo iba a escuchar y que, además, podía ayudar a arreglarlo”, recuerda Juan. Tenía 16 años, pero ya desde esa época su maestro vio que tenía ‘madera’ y lo ofreció como asistente para reparar el anhelado instru-

mento de lo taurador, p geniero o ju dice con la madera, tec la reparació Su vida s ber reprob Mientras es pretaba la t ciudades de de los Milag lo, “yo les a sonando”, a Para esa rador empí generaba b órganos com con la aven periencia pr restauració Su paso p miento adq templos rel olvido, pues Carmen de ción, las cat de prado, en


Ciudad Sur

CRÓNICA 15

a Gertrudis rompió su silencio

os envigadeños. “Esa fue mi primera experiencia como respero lo único que hacía era pasarle un destornillador al inuntar dos palitos, porque a mí no me dejaban tocar nada”, naturalidad de quien ya se ha acostumbrado a vivir entre clados y piezas producto de la alineación de metales. Con ón de Binder, el órgano funcionó un poco más de 10 años. siguió su curso, terminó el bachillerato después de habado varios años e ingresó al conservatorio de la U de A. studiaba, también integró varias bandas en las que intertuba y con las que tuvo la oportunidad de viajar a varias el país. En uno de tantos viajes visitó la basílica del Señor gros en Buga, conoció el órgano y le propusieron repararadvertí que solo sabía hacer remiendos para que siguiera aclara Juan. época, sin ninguna preparación profesional, este restauírico comenzó a hacerse a un nombre, y este oficio, que le buenas rentas, se le hizo cada vez más atractivo. “Remendé omo el de San Francisco en Cali, el de San José en Ayacucho nida Oriental y el de la Catedral de Medellín sin ninguna exprofesional, después de eso decidí irme a Europa a estudiar ón”, agrega. por Austria durante casi un año, así como todo el conociquirido allí, le abrió las puertas de grandes y reconocidos eligiosos que durante décadas tuvieron sus órganos en el es requerían reparaciones de mayor nivel: la parroquia del e Ibagué, la casa provincial de las Hermanas de la Presentatedrales de Pasto y Santa Rosa, la parroquia de San Antonio ntre otros.

Pero pronto su experiencia académica como restaurador se quedó corta para lo que demandaba el mercado, por eso Juan Carlos decidió volver a salir de país por un par de años para estudiar construcción de órganos en Estados Unidos. A su regreso se encontró con cabinas de tubos y teclados cada vez más grandes y más destrozados: los de la Catedral de Cali, el Oratorio de San Felipe en Pasto, la capilla Cristo Maestro de la Universidad Nacional en Bogotá, la iglesia de San Ignacio en Medellín y nuevamente la de San José, “que ha sido el trabajo más largo de todos, me demoré cuatro años y medio porque ese órgano es el tercero más grande de Colombia y porque había sido restaurado previamente por una persona sin experiencia, que lo dejó destruido”. A pesar de tan amplia experiencia, Juan Carlos seguía sin cumplir su sueño de ver funcionando de nuevo al órgano de su parroquia y tardó mucho tiempo en hacerlo realidad. Fue solo hasta 2017 cuando el recién llegado párroco Gerardo Díaz Molina decidió que era el momento de devolverle este magno instrumento a la parroquia. Durante dos años y medio Juan visitó continuamente la Santa Gertrudis para trabajar en el órgano más importante que había tenido entre sus manos en su ya larga trayectoria como restaurador. Y no todo fue color rosa, la restauración, cuyo costo es y seguirá siendo un misterio, tuvo sus detractores dentro y fuera de la comunidad religiosa. “Mucha gente no estuvo de acuerdo, seguramente porque pensaban que esos recursos se podían invertir en otras cosas y porque históricamente el órgano ha sido un instrumento estigmatizado, creo que todavía hoy lo es, en el imaginario de muchos feligreses es un objeto difícil de tocar y lejano, porque no abundan los organistas que lo puedan interpretar, pero la realidad es que, aunque no es un bien patri-

monial, hace parte de la historia de Envigado, habla de un momento social y cultural, y de unos valores que vale la pena conservar y creo que eso es lo que vio el padre”, explica este ‘padrino del órgano’, que luego entre risas agrega otra justificación: “además en esta parroquia todo es pomposo, y el órgano, que es el instrumento sagrado por excelencia, le da más sobriedad a las ceremonias”. La reparación de este órgano español trascendió fronteras y lo convirtió en una mezcla de materiales importados de países como Estados Unidos, Alemania, Hungría y Holanda. Muchas piezas pudieron ser reparadas, otras tuvieron que ser construidas de cero. Hoy, los 1.116 tubos que lo componen están resguardados en una estructura de madera de más de 6 metros de altura, y todo un universo inimaginado se esconde detrás de esa gran caja en la que muy pocos tendrán el privilegio de adentrarse. Juan calcula que el órgano podrá funcionar bien, si se interpreta regularmente, unos 80 años. Nueve mil pesos fue la exorbitante inversión que hizo la comunidad religiosa de la parroquia Santa Getrudis para importar este órgano hace 110 años. Hoy ya no tiene valor comercial, dada su antigüedad, y uno nuevo de características similares podría valer 1.500 millones de pesos, una cifra que ratifica el interés del párroco y de la comunidad en conservarlo. Los sonidos de este órgano son un sueño cumplido para Juan, como restaurador y como feligrés. Ahora se concentrará en arreglar los de la Catedral de Ibagué, la parroquia Nuestra Señora del Rosario en Itagüí y la iglesia La Ermita de Cali, con la esperanza de que los envigadeños encuentren deleite en la interpretación de este instrumento y en la solemnidad que le imprimirá durante muchas décadas a las celebraciones religiosas.


16 LA ESTRELLA

Ciudad Sur

Un tren de valores ilumina a La Estrella en esta Navidad

S

e ilumina la Navidad y en La Estrella, que anda estrenando parque principal, el colorido busca despedir el año con una temática especial. Se trata de “El Tren de los Valores” que llega para brindar magia a las festividades navideñas y conectar a los siderenses con la alegría de compartir en familia. Cada una de las estaciones resalta los valores del amor, la amistad, la bondad, la tolerancia y la gratitud, en ellas podrás construir tu propia historia y quedarte en la estación que más te guste. Son 439 figuras navideñas y más de 126 mil luces led que se encendieron el 1 de diciembre, con un desfile de mitos y leyendas que recorrió las calles del proyecto “La Estrella Camina”. Pero no solo será la renovada zona céntrica, sino también la Alcaldía Municipal, el Parque Ambiental El Romeral, el hospital, las iglesias de Ancón, Pueblo Viejo, Inmaculada, Montañita, La Tablaza y el recién entregado parque ambiental Miraflores.


LA ESTRELLA 17

Ciudad Sur

Conversación con el alcalde más joven del Valle de Aburrá A sus 34 años ganó las elecciones en La Estrella, bajo la sombrilla del exalcalde Juan Diego Echavarría, al lograr el 61,36% con 17.959 votos, mientras que su rival más cercano alcanzó 4.446 votos. Pese a su juventud, tiene larga experiencia en lo público y un enorme reto de continuar con la modernización del municipio. Conversamos con él sobre sus proyectos en los próximos cuatro años. POR ALEJANDRO CALLE CARDONA ¿Le sorprendió ganar la alcaldía con tanta ventaja?

Habíamos hecho una campaña transparente, caminando en las calles, mirando y hablando con la gente de tú a tú y eso nos tenía muy tranquilos porque hicimos un trabajo honesto. Eso nos permitió que los siderenses nos dieran su voto de confianza. Es difícil que en la política, la gente crea en la gente joven. Usted apenas tiene 34 años…

Si bien soy joven en edad, no lo soy en experiencia en cargos públicos en el municipio. Fui concejal, fui secretario de Seguridad Social y Familia haciendo todos los trabajos sociales. Hemos trabajado con amigos como Juan Diego Echavarría y Jhonny García. Pero también reunió a casi todos los partidos políticos, que incluso son oposición a nivel nacional…

Sí, es cierto. Creo que cuando uno tiene una pro-

puesta seria sin tener que hacer ofrecimientos politiqueros o burocráticos, sino por el beneficio del municipio, pues se unen para lograr ese objetivo. Nosotros invitamos a todos los matices como vos lo decís, con diferentes pensamientos de centro, derecha e izquierda y acordamos una visión de futuro. Eso suena muy bonito, pero sabe que en la política es muy difícil que no salgan a cobrar puestos para lograr una gobernabilidad en el Concejo pese a tener mayoría…

Vamos a gobernar con la gente de bien, que tenga mi estilo de trabajar. Obviamente estoy agradecido con la gente que trabajó con nosotros. Pero, además, vamos a tener en cuenta varios aspectos: que sepa del tema, que sea técnica, y que ame a La Estrella. Y además de cumplir esas condiciones, esa persona también debe estar de acuerdo con mi filosofía de tener un municipio verde, bien planificado y con condiciones sociales para vivir mejor. Acá tenemos mucha gente cualificada.

Hablemos de esas tres visiones, ¿cómo proteger la reserva El Romeral con el auge constructor que golpeó a municipios vecinos?

Somos un municipio del área metropolitana y no somos ajenos a su crecimiento poblacional. Lo que sí podemos hacer es que debemos ser bien planificados y tener una perspectiva de los próximos 20 años. Es decir, puede haber una armonía entre ambos temas, evitando que haya edificios uno tras otro; vamos a proteger la reserva Romeral-Miraflores y la vamos a ampliar, hay que generar bosques urbanos y senderos verdes, y vamos a crear una Secretaría de Medio Ambiente. Tenemos que tener una planeación del territorio responsable y además vamos a hacer proyectos de vivienda y mejoramiento de viviendas. ¿En qué va la modificación del Plan Básico de Ordenamiento Territorial?

En el nuevo PBOT apenas está en la etapa del diagnóstico por la Universidad Nacional, que nos permitirá conocer hasta dónde podemos crecer urbanísticamente y cuáles reservas naturales tenemos que ampliar. Un aspecto muy importante es que vamos a modificar y eliminar la restricción de construcción de parqueaderos en la zona céntrica porque la gente está dejando los carros en las vías y eso afecta la movilidad y caminabilidad. ¿Va a ampliar vías?

Vamos ampliar vías pero esa no es la única solución, porque se hacen vías pero llegan 30 mil carros cada año. Para mí la solución es generar una cultura del uso del sistema de transporte público, incluyendo las bicicletas. Sin embargo vamos a ampliar vías como Ferrería, Chorritos, El Pedrero, La Inmaculada. ¿Qué va a hacer con la seguridad, porque ha mejorado pero la gente se sigue quejando?

Entre más oportunidades tenga la gente, menos violencia existirá. El punto número dos es mejorar la iluminación y embellecimiento de algunas zonas que hoy son las más inseguras, pero también las más oscuras, y si la gente se apropia de esos espacios tendremos mejores condiciones. Pero el tercer aspecto es mejorar las garantías para nuestra fuerza pública, con cámaras de detección de rostros y placas, vamos a iniciar con los alrededores de los colegios y los puntos críticos. Este tema lo tenemos que trabajar entre todos los alcaldes. ¿Qué programas va a tener para los jóvenes?

Tengo 34 años y ellos serán mi mayor apuesta. Vamos a potenciar sus capacidades, a generar oportunidades, en lugar de restringirlos hay que potencializarlos. Deporte, cultura y emprendimiento serán claves, y le vamos a apostar a la revolución tecnológica. Usted hace parte de un proyecto político, ¿qué ha cambiado en estos 8 años?

Han mejorado mucho las condiciones de vida. En educación, los niños tienen uniformes y alimentación todos los días del año. Se han mejorado los andenes, las calles, los abuelos tienen un centro de adulto mayor. ¿Qué le gusta hacer en los tiempos libres?

Me gusta mucho el senderismo, salir a caminar y conocer nuevas rutas. Me encanta ver películas, estar con los amigos, sentarme en la esquina hablar y tomarme un café o una cerveza, aunque no me gusta mucho el licor. ¿Qué música escucha?

Yo escucho de todo, soy muy crossover. Pero me gusta mucho Ana Gabriel y Miryam Hernández.

¿Cómo cambiar el chip de ‘pelado’ tranquilo a alcalde?

No tengo por qué cambiarlo, el Juan Sebastián que la gente conoce va a seguir. Soy una persona muy tranquila que habla con todos sin problema y así seguiré siendo en estos cuatro años.


18 pólitica

Ciudad Sur

Luis Pérez se quedó

POR CRISTINA MONSALVE

FERROCARRIL DE ANTIOQUIA Finaliza la administración del gobernador Luis Pérez Gutiérrez, la misma que estuvo marcada por la inauguración de grandes obras como el túnel de oriente, grandes retos como la contingencia en Hidroituango y grandes escándalos de corrupción como el de la Contraloría. En medio de polémicas Promesa: reactivar el Ferrocarril de Antioquia, para conectar el declaraciones y promesas departamento con el océano Pacífico y con el océano Atlántico, durante los cuatro años, fue para muchos uno de los más grandes proyectos planteados hicimos un balance de por Pérez desde su campaña. El objetivo era tener 306 kilómetros de vía férrea desde La Pinalgunos de sus principales tada en el suroeste hasta Puerto Berrío en el Magdalena Medio proyectos de infraestructura para desarrollo, educación y seguridad.

antioqueño, para que circularan trenes multipropósito de transporte de pasajeros, carga y residuos sólidos. Los recursos generados por Hidroituango serían clave en el financiamiento. Realidad: la contingencia en Hidroituango puso en jaque recursos por más de un billón de pesos y retrasó el cronograma con el que se planteaba que antes de que finalizara esta administración el proyecto avanzaría en el licenciamiento ambiental y la gestión predial. Aunque esto no fue posible, durante esta administración el proyecto quedó estructurado de forma técnica, legal y financiera. En la planeación, quedó dividido en tres tramos: el primero desde Supía hasta el municipio de Caldas, el segundo de Caldas a Barbosa y el tercero de Barbosa a Puerto Berrío. De estos, el tramo dos ya está en factibilidad. El gerente del Ferrocarril de Antioquia, Ómar Hoyos, confirmó que el proyecto ya fue radicado ante el Departamento Nacional de Planeación para que el Gobierno Nacional gire por Ley de Metros el 60 por ciento de los 4,3 billones de pesos que cuesta el segundo tramo. Si la respuesta es positiva, se espera que desde el primer trimestre de 2020 inicie el proceso de licenciamiento ambiental y gestión predial. SEMÁFORO ROJO.

MIL KMS DE VÍAS TERCIARIAS

Promesa: desde que inició su campaña, el gobernador Luis Pérez hizo énfasis en la importancia de llevar desarrollo al campo. Esta fue una de las razones por las que prometió pavimentar más de mil kilómetros de vías terciarias, teniendo en cuenta que solo había pavimentados 90 kilómetros de estas conexiones rurales. Realidad: su meta en pavimentación de vías fue cumplida desde enero de 2019 y actualmente son más de 1.100 los kilómetros de vías terciarias intervenidos. La inversión en estas denominadas placas huella fue de más de 783.000 millones de pesos, para 115 de los 125 municipios de Antioquia, de los cuales las administraciones locales aportaron 370.000 millones de pesos. SEMÁFORO VERDE.

EL ‘CENTRAL PARK’ PAISA

Promesa: un gran autódromo, con espacios para otros deportes, zonas verdes, capilla y estación de Policía, fueron los escenarios que anunció el Gobernador que conformarían el ‘Central Park’ paisa, un gran parque urbano, ambiental y de deportes a motor en un predio de un millón de metros cuadrados en el sector Tulio Ospina de Bello, donde invertirían más de 50 mil millones de pesos. Pérez explicó que este Central Park era pensado “estilo Nueva York”. Realidad: la promesa del gran parque se enredó desde los primeros días tras su anuncio. La Gobernación se enfrentó a varios líos jurídicos: uno de ellos debido al cambio en la destinación original que tenía este lote para un parque ambiental, otro al tener que resolver un pleito por una zona del predio cerca a la vía a Machado que estaba ocupado por algunos particulares y finalmente debieron adelantar trámites relacionados con documentación que probaría que el municipio de Bello no había cedido al Departamento de Antioquia una parte del Tulio Ospina. En medio de estos problemas, y los que siguen surgiendo a partir de recursos interpuestos por los implicados en cada lío, el 17 de septiembre la Gobernación anunció el inicio de las obras con una inversión de 49 mil millones de pesos y recientemente confirmó que el 15 de diciembre serán entregados los 200.000 metros de pista del autódromo, cuyos planos ya fueron avalados por la Federación Internacional de Automovilismo, FIA. SEMÁFORO AMARILLO.

fotos por el cura


pólitica 19

Ciudad Sur

“pensando en grande” UNIVERSIDAD DIGITAL Promesa: la educación era otra de las grandes apuestas del gobernador Luis Pérez, quien prometió que aproximadamente para 2018 sería realidad la Institución Universitaria Digital, una universidad pública virtual con cupo para más de 5 mil estudiantes y con una sede física que sería el edificio más inteligente del país en el que “hasta las paredes hablarían”. El objetivo era bajar los índices de deserción en educación superior y generar más oportunidades para jóvenes en zonas rurales. Realidad: tras múltiples cuestionamientos, como los del diputado Luis Peláez que señaló que hubo derroche de recursos y retrasos de más de un año en la IU Digital, el Gobernador deja hasta ahora una institución con seis programas aprobados, 800 estudiantes de pregrados y tecnologías y una sede física en la que avanzan las primeras obras. Para este año quedaron con los registros de tres pregrados, una tecnología y una especialización. Además, según el secretario de Educación departamental, Néstor David Restrepo, hay más de seis mil estudiantes en cursos de extensión. El otro punto cuestionado por los pocos avances es la sede física, ubicada en un predio de Plaza de la Libertad, en la que fue develada una placa el pasado 17 de octubre cuando oficialmente anunciaron que había sido puesta en línea la IU Digital. Este “será el edificio más inteligente del país, en un espacio de más de 8 mil 300 metros cuadrados”, según Restrepo, quien aseguró que para finales de diciembre estará lista la parte estructural en la que fueron invertidos más de 20 mil millones de pesos. Para marzo del próximo año quedará lista toda la fachada y antes de finalizar el 2020 toda la dotación con elementos de última tecnología, para los que fueron aprobados 26.000 millones de pesos. SEMÁFORO AMARILLO.

PUERTO ANTIOQUIA

COLONIA AGRÍCOLA EN YARUMAL

Promesa: Una Colonia Agrícola construida en el que era el seminario Cristo Sacerdote de Yarumal, parecía ser la solución a muchos de los problemas de hacinamiento que aquejan las cárceles de Medellín y Antioquia desde hace más de cinco años. Sería un espacio para albergar a 1.328 presos, quienes desarrollarían actividades productivas y serían parte de un completo proceso de resocialización. Desde el inicio de su administración, Luis Pérez Gutiérrez se comprometió para que este proyecto fuera una realidad y la Gobernación destinó recursos por siete mil millones de pesos para este fin, al igual que lo hizo la Alcaldía de Medellín. Se esperaba que el centro carcelario estuviera listo en agosto de 2018, luego de hacer una inversión de 65 mil millones de pesos. Realidad: Con una petición de que se liquide este proyecto, que no logró reactivarse en su construcción, está cerrando su administración el gobernador, quien atribuyó a “frenos de bolígrafo y falta de voluntad” el no desarrollo de la cárcel, que sería un respiro para el hacinamiento de más de 800% en celdas de paso y cárceles. El pasado 17 de noviembre, el gobernador le envió una carta a la ministra de Justicia, Margarita Cabello, para que se liquide el convenio que había sido firmado hace tres años y para que sea devuelto el dinero que habían destinado para la construcción de lo que quedará como un elefante blanco, según Luis Pérez. La Ministra, previamente, había asegurado que el proyecto fue mal presentado y que en el seminario no se podía construir una cárcel. SEMÁFORO ROJO.

Promesa: un proyecto para el desarrollo de Urabá, que dinamizara la economía y conectara la región con el resto del país y a nivel internacional. Así, a grandes rasgos, fue propuesto Puerto Antioquia. El proyecto, pensado para ser construido en Turbo con una inversión de 600 millones de dólares y capacidad de mover más de 6,6 millones de toneladas de carga al año, era sin duda una de las promesas más ambiciosas de un gobernador en la historia de Antioquia y generaba gran expectativa para buena parte del departamento, especialmente en Urabá, por la creación de seis mil empleos. Uno de los objetivos era sacar por allí el 40% de la carga que se mueve en el Caribe. Realidad: en la zona de Bahía Colombia, cerca al corregimiento Nueva Colonia en Turbo, quedó establecido el lugar donde será una realidad en 2022 Puerto Antioquia, según lo estimado tras la firma del contrato de concesión por 30 años entre la Agencia Nacional de Infraestructura y la Sociedad Puerto Bahía Colombia de Urabá - Puerto Antioquia el 20 de marzo de este año. Allí se dio un complejo litigio jurídico, debido a que un grupo de comunidades negras del Consejo Comunitario de Puerto Girón pidió que se les titularan más de 11.000 hectáreas de territorios, entre Turbo, Carepa y Apartadó, que han habitado desde hace más de 60 años y en los que pretenden construir parte de las obras del Puerto. El 20 de septiembre el gobernador Luis Pérez Gutiérrez suscribió acuerdos para dar vía libre al proyecto con representantes de algunas comunidades y los socios de Puerto Antioquia, donde su inversión fue de 28 mil millones de pesos para tener el 5% de participación. El gobernador explicó que habría ocurrido una confusión con los predios que reclamaban las comunidades y que con el acuerdo ya quedaba todo listo para poner la primera piedra el 30 de noviembre. Hasta el cierre de esta edición no se conoció si fue realizado el acto oficial de inicio de obras. SEMÁFORO AMARILLO.

BAJAR ÍNDICES DE HOMICIDIOS

En materia de seguridad, que era otra de las grandes apuestas del gobernador Luis Pérez, asegura que Antioquia tiene un balance positivo con una disminución del 7% en homicidios, con 82 casos menos que a la misma fecha de 2018. Sin embargo, la cifra sigue siendo preocupante. Con corte a 30 de noviembre los 100 municipios de jurisdicción de la Policía Antioquia alcanzaban 1.063 homicidios, 664 de los casos ocurridos en zona rural y 399 en zona urbana. Aunque el Bajo Cauca había sido una zona crítica en los últimos meses, según el reporte entregado por el comandante de la Policía Antioquia, coronel Giovanni Buitrago, allí hay una disminución del 4% de homicidios con respecto al año anterior. La zona crítica y en la que las autoridades están especialmente enfocadas para este cierre de año y de administración es el nordeste, debido a las confrontaciones de grupos armados en municipios como Remedios, Segovia y Vegachí. SEMÁFORO ROJO.


20 sabaneta

Ciudad Sur

Mujeres pierden poder

Por Alejandra Quirós Vélez Vanessa Navarro Durango

E

n 1968 en el primer Concejo Municipal de Sabaneta participó una mujer como concejal principal y hubo dos más como suplentes, durante el resto del siglo XX la presencia de las mujeres fue excepcional no solo en el Concejo, pues de las cinco personas que ocuparon el mayor cargo por voto popular, tres fueron alcaldesas. El siglo XXI no ha sido tan glorioso si pensamos que la participación debería ser progresiva y que en este nuevo milenio en el país se han creado leyes con acciones afirmativas que buscan mayor presencia de las mujeres en los cargos directivos y de representación. Así, en este siglo solo hemos tenido una alcaldesa, versus cuatro alcaldes, y en el Concejo lo mismo o menos que hace

De dos concejales mujeres, el municipio pasará a tener solo una. Lo más llamativo es que ninguna mujer fue candidata a la Alcaldía. Dos investigadoras de Sabaneta se dieron a la tarea a buscar las razones del por qué el poder político femenino está perdiendo cabida en esta localidad. 50 años, hoy de 13 curules solo dos son ocupadas por mujeres y para el próximo periodo que inicia el 1 de enero, solo una mujer estará como concejal: Margarita Flórez Piedrahita del partido Centro Democrático, que alcanzó cerca de 1200 votos. Con la presente reflexión llamamos la atención sobre este problema y proponemos algunas explicaciones que permitan plantear acciones para su solución. La igualdad de género ha constituido una cúspide global por la que los países aun transitan laxos, a pesar de los múlti-

ples esfuerzos, los obstáculos en el acceso y garantía de derechos continúan dejándolas por fuera de diferentes esferas de la vida social. El Informe Global sobre la Brecha de Género 2018, en cuanto al empoderamiento político, afirma que las mujeres sólo llegan a ocupar 18% de los cargos ministeriales, 24% de los parlamentarios, 34% de los gerenciales, y apenas 17 de los 149 países evaluados cuentan con jefas de Estado. En este ranking Colombia ocupa el puesto 59, quedando por debajo de países como Bolivia, Argentina, Chile, Ecuador, Perú y Uruguay.

¿Ley de Cuotas = equidad de Género?

65 años después del triunfo del voto femenino en Colombia, de la ardua lucha por los derechos civiles y políticos de las mujeres -poder elegir y ser elegidas- y que desde el 2000 existe reglamentación para que mínimo 30% de los cargos de máximo nivel decisorio en todas las ramas del poder público sean ejercidos por ellas, nos preguntamos, ¿Ha sido efectiva la Ley de Cuotas? ¿Contamos con una disposición suficiente para cerrar la brecha de género? ¿Garantiza esta participación una representación efectiva? Según el Balance de la Participación Política de las Mujeres de la ONU, en las Elecciones de 2018 al Congreso de la República en Colombia, ellas representaron 35% de las candidaturas a la Cámara de representantes y 32,6% al Senado, pero solo resultaron elegidas 18,1% y 23,4% respectivamente; evidenciando una clara desproporción respecto al porcentaje obtenido por los hombres. En lo local, el documento Colombia: La hora de la paridad, expone cómo la participación de las mujeres en las alcaldías y concejos municipales durante los últimos tres períodos no cambia respecto al horizonte anterior. Entre el 2008 y 2011, 9% de las alcaldías y 14% de los concejos municipales fueron liderados por mujeres. Entre 2012 y 2015 la representación fue de 9,8% y 17% respectivamente, y entre 2016 y 2019 hubo un ínfimo aumento con 12,2% en alcaldías y 17,6% en concejos.

¿Y de platica para las campañas?

Fuente: elaboración propia con base en información de la Registraduría Nacional del Estado Civil y en las observaciones en campo realizadas por las autoras.

La Ley 1475 de 2011 indica que de los recursos públicos para las campañas polí-


Ciudad Sur

sabaneta 21

político en Sabaneta Candidatas y candidatos a los Concejos Municipales del Valle de Aburrá - Elecciones 2019 GÉNERO

BARBOSA

BELLO

CALDAS

COPACABANA

ENVIGADO

GIRARDOTA

ITAGUI

LA ESTRELLA MEDELLIN SABANETA

Total general

Femenino

44

88

47

83

57

52

91

69

105

45

681

Masculino

88

163

85

135

87

75

147

96

174

78

1128

Total candidaturas

132

251

132

218

144

127

238

165

279

123

1809

%

33%

35%

36%

38%

40%

41%

38%

42%

38%

37%

38%

Fuente: elaboración propia con base en información de la Registraduría Nacional del Estado Civil.

ticas mínimo 15% debe destinarse para la inclusión efectiva de mujeres, jóvenes y minorías étnicas en el proceso político. Según un estudio de ONU Mujeres y la Corporación Transparencia por Colombia, solo 3% de estos recursos es destinado a la inclusión de las mujeres. Uno de los gastos más representativos en las campañas electorales es el destinado a publicidad, pues de este depende la difusión, visibilización y éxito en las urnas. Durante las campañas al Congreso 2018, el gasto per cápita de las mujeres (24’058.029) fue la mitad del efectuado por los hombres (49’762.515), pero las candidatas que sí resultaron elegidas gastaron cifras similares a las de los hombres.

Caso Sabaneta

En materia local encontramos que las listas a los concejos municipales del Valle de Aburrá cumplen e incluso incrementan el porcentaje de participación femenina estipulado por la Ley. La Estrella, Envigado y Girardota registran una participación de mujeres en campaña por encima del promedio general, mientras Barbosa, Bello, Caldas y Sabaneta se ubican por debajo del promedio metropolitano. De acuerdo con lo expuesto, hicimos trabajo de campo en las calles de Sabaneta, indagando a través de la publicidad exterior cuáles son las campañas al Concejo con mayor visibilidad, elegimos esta Corporación porque es en ella en la que hay candidaturas femeninas. Para la alcaldía no hubo mujeres que aspiraran a este cargo. Aunque existen otros escenarios de visibilización optamos por la publicidad exterior porque para la ciudadanía es muy importante “conocer” sus candidatos y candidatas así sea en una foto. Cuánta publicidad se tiene en la calle, suele ser un termómetro local para saber quiénes tienen mayores opciones de llegar. Este ejercicio no tiene pretensión de validez estadística, con la información recogida evidenciamos “saturación de la información” que es cuando los datos recogidos empiezan a mostrar recurrencias, las que a nuestro criterio sociológico son válidas para soportar los hallazgos y argumentos expuestos. Realizamos registro fotográfico de las piezas dispuestas en los espacios públicos y en las fachadas de viviendas y negocios entre el primero y el once de octubre de 2019 en la vereda La Doctora, el barrio Calle Larga, la Avenida Las Vegas y la ruta de buses sobre la Avenida Cra. 43 A. Estos son los resultados: Fuente: elaboración propia con base en las observaciones en campo realizadas por las autoras. En total compilamos 1020 registros de los cuales 892 son de hombres y 135 de mujeres, las piezas más frecuentes fueron pendones y afiches, pero en piezas más visibles como vallas solo una mujer tuvo este tipo de publicidad, además fue

común que la propaganda de las mujeres estuviera en lugares menos estratégicos y de baja visibilidad tales como vías de baja circulación, callejones, y balcones y ventanas en pisos altos de edificios. De las 45 candidatas inscritas solo 19 tuvieron publicidad exterior, bajando a 15% su participación total, en cambio de 78 candidatos 50 tuvieron piezas, es decir 41%, lo que permite concluir que en las listas al Concejo hubo proporcionalmente muchas más mujeres que hombres sin pretensión de visibilidad en las calles, lo que da indicios de más mujeres que hombres en “candidaturas de relleno”. Retomando lo expuesto anteriormente, si las mujeres que han resultado elegidas son las que invierten en publicidad en igual proporción a los hombres, podemos intuir que las candidatas al Concejo de Sabaneta tenían menos posibilidades de ser elegidas porque fueron menos haciendo campaña y al mismo tiempo tienen menos publicidad.

Conclusiones y retos

Analizando los datos entre las mujeres, 66% de la publicidad se concentró en cinco candidatas, de las cuáles dos son concejales actualmente. Y dado el débil protagonismo de las campañas femeninas y que solo una lista fue encabezada por una mujer, era muy difícil que para el período

2020-2023 se mantuvieran o aumentara el número de curules ocupadas hoy por mujeres, tal y como ocurrió. Es evidente que en Sabaneta como en el resto del país los partidos políticos no han hecho la tarea, y es así como ella ha retrocedido con respecto a sí misma. La historia nos ha demostrado que en este territorio las mujeres cuentan con liderazgo político y con la formación y la experiencia suficientes para ocupar cargos de elección popular. Es deber de los equipos políticos permitir y promover que

cada vez más mujeres entren a la política electoral y disponer de los recursos para que tengan opciones reales de éxito. Existen acciones afirmativas, hay que seguirlas aplicando y mejorarlas; tenemos empoderamiento y liderazgo femenino, es menester potenciarlos; finalmente, las mujeres hemos hecho la tarea de prepararnos, este es un llamado a los actores e instituciones con poder de acción y de decisión para que reconozcan que en Sabaneta las mujeres también estamos listas para gobernar.

Piezas publicitarias de las candidatas y candidatos a los Concejos Municipal de Sabaneta – Elecciones 2019 Piezas de Piezas de Tipo de pieza Cantidad candidatos candidatas Afiches

216

200

16

Microperforado

13

12

1

Minipendones

32

22

10

Minivallas

21

20

4

Pendones

712

614

102

Vallas

14

13

1

Volantes

9

9

0

Otros

3

2

1

Total general

1020

892

135

87%

13%

Participación porcentual

Fuente: elaboración propia con base en las observaciones en campo realizadas por las autoras.


itagüí 25

Ciudad Sur

Semáforos de Itagüí les dicen adiós a 25 años de atraso

Atrás quedaron los semáforos en mal estado, apagados o intermitentes, que durante años agobiaron la movilidad de vehículos y peatones en Itagüí. El municipio actualizó la red semafórica de 65 cruces e instaló 16 más, que ya se encuentran en proceso de sincronización. POR REDACCIÓN CIUDAD SUR

L

a historia de congestiones y accidentes de tránsito en Itagüí por cuenta de los viejos semáforos, comenzará a cambiar. Uno de los principales reclamos que hicieron los ciudadanos durante años, por lo menos en lo que respecta a movilidad, fue escuchado por la administración municipal y la modernización de una red semafórica que existía hace más de dos décadas y que ya estaba obsoleta hace una, por fin es una realidad. Después de sortear más de un año de retrasos y varios contratiempos con los contratistas encargados de los estudios de movilidad, hoy Itagüí tiene 65 cruces semafóricos actualizados y 16 nuevos que ya fueron instalados. La actualización incluyó la instalación de temporizadores de semáforos vehiculares y peatonales, sensores y cámaras para el monitoreo remoto desde un centro inteligente que permite, entre otras cosas, la priorización de la movilidad de los carriles según el tráfico vehicular. Los nuevos semáforos también serán accesi-

bles para personas en situación de discapacidad como invidentes o con movilidad reducida. “Con esta actualización nos ponemos a tono con una necesidad muy grande que tenía nuestra población. Además, la futura adecuación de nuevos puntos semafóricos será más sencilla y costará menos porque ya va a quedar instalada la fibra óptica para esto en todo el municipio”, aseguró el alcalde León Mario Bedoya. Algunos nuevos cruces semaforizados se instalaron en puntos como la entrada al Ajizal por la Vía de la Moda, la nueva vía de Metroplús, el Mall Suramérica y la glorieta de Ditaires, que registran alto tráfico vehicular y que fueron foco de accidentes viales o condiciones inseguras de movilidad para otros actores de la vía como ciclistas o peatones. El desbordado crecimiento del parque automotor, así como la nueva infraestructura vial y urbana de Itagüí, hicieron cada vez más latente la necesidad de actualizar y ampliar la red semafórica. Solo hay que echar un vistazo a los accidentes que se presentaron en la nueva vía de Metroplús desde su construcción hasta su semafori-

zación: entre diciembre de 2017 y febrero de 2019 la comunidad vecina de esta vía documentó 51 accidentes en solo dos cruces, a los que bautizaron ‘cruces de la muerte’.

MONITOREO EN TIEMPO REAL

Además de los nuevos semáforos, la modernización también comprendió la adecuación de una nueva y moderna Central de Monitoreo de Semaforización y 18 cámaras para seguimiento inteligente de la movilidad en el municipio, con reportes y monitoreo en línea, que ayudarán a mejorar los tiempos de desplazamiento y la seguridad vial en la localidad. “Esta central está en capacidad de funcionar las 24 horas del día, hoy funciona en el mismo horario de la secretaría de Movilidad, pero el propósito es que a futuro pueda operar 24/7, ya sea con personal presente o de forma remota”, agregó el secretario de Movilidad, Julián Estrada Gaviria. La obra tuvo una inversión de 11.000 millones de pesos financiados por el municipio y el Área Metropolitana del Valle de Aburrá. “Los nuevos semáforos cuentan con tecnología LED que permitirán un gran ahorro de energía; además cuentan con pulsadores, sonorizadora y rampas de acceso para personas con discapacidad. Itagüí hoy cuenta con 500 semáforos nuevos y una de las redes más modernas de la región”, explicó el director de la entidad, Eugenio Prieto. Con los semáforos ya instalados, a la administración municipal le queda un

reto por resolver: avanzar en la sincronización de los cruces, un tema que sigue inquietando a la comunidad. “Deben de cuadrar bien los tiempos de los semáforos de la autopista, el taco está impresionante a cualquier hora, deberían darle más tiempo al sentido norte sur, me parece excelente el tema de los temporizadores”, manifestó Juan Vallejo, habitante del municipio. Sobre esto, aclaró el Secretario, “es un proceso dinámico al que no le podemos dar una fecha de cierre porque, aunque existe una memoria histórica del flujo vehicular que queremos mantener, las necesidades de la ciudadanía y del territorio van cambiando, por ejemplo, si aparece un nuevo sitio de atracción, eso cambia las condiciones de movilidad y nos exigirá nuevos ajustes. Por lo pronto, estamos evaluando flujos y horarios en vías muy principales como las carreras 49, 52, 52D, y la Autopista Sur”. Pero, además, la tarea también le queda a todos los ciudadanos y actores de la vía: conductores de vehículos, ciclistas y peatones, pues la seguridad vial no solo la garantizan los semáforos sincronizados y la señalización, sino también la cultura y la conducta segura que todos adoptamos en la vía, con acciones tan sencillas como respetar los tiempos de los semáforos, circular en los sentidos permitidos, cruzar por las cebras y usar elementos de protección personal como el cinturón el caso de los pasajeros de automóviles o el casco en el casco de los ciclistas.


Ciudad Sur

fotoreportaje 27

Retratos de ciudad

Nelson Mosquera

Hasta el próximo 15 de enero, en el hall de la cabecera sur de la estación Itagüí del Metro, estará la exposición de fotografía de los estudiantes del Instituto Henry Agudelo. En una serie, los fotógrafos relatan varias zonas de Medellín, sus gentes, sus colores, sus sonrisas.

Tomas Rodríguez

Hernán Villa

Dary Cadavid

Juanes Esteban Ramirez

Nelson Mosquera

Juanes Esteban Ramirez


28

Ciudad Sur

¿Qué se ha hecho en Envigado por los Derechos Humanos durante el 2019? Así mismo, entre las más de 10 mil personas atendidas, se encuentran 82 migrantes de Venezuela y 90 ciudadanos que han interpuesto acciones de tutela en contra de otras entidades sobre diversos asuntos relacionados con pensiones, estabilidad laboral reforzada, mínimo vital, entre otros.

D

ando cumplimiento a los objetivos estratégicos establecidos en el Plan de Acción 2019, la Personería de Envigado, actualmente a cargo de Virginia López Flórez, ha venido desarrollando las respectivas acciones para su cumplimiento. En lo que va del año, se ha brindado atención a un total de 10.578 usuarios, mediante 6.500 asesorías jurídicas, 1.874 asesorías desde el Centro de Conciliación, 1.202 acciones de tutela, 668 incidentes de desacato, 239 derechos de petición, 63 declaraciones, y 21 recursos de reposición y apelación, para garantizar la protección de sus derechos. Del total de usuarios, 1.493 han sido personas víctimas del conflicto armado, a quienes se les ha apoyado con 1.132 asesorías jurídicas, 187 derechos de petición, 72 acciones de tutela, 63 declaraciones, 21 recursos de reposición y apelación, 18 incidentes de desacato y la elección de la Mesa Municipal de Víctimas 2019 – 2021. Y, por otro lado, 1.690 personas con dificultades en el sector de la salud, a través de 1.040 acciones de tutela y 650 incidentes de desacato.

Veedurías ciudadanas

Para fomentar y fortalecer el control social a la gestión pública, se han ofrecido acompañamiento y capacitación a la comunidad, motivando el registro de veedurías durante el 2019 para el Parque Ecológico Urbano de El Dorado, la nueva sede de la I.E. José Miguel de la Calle, el Plan de Mejoramiento de Vivienda, recursos públicos para el funcionamiento del Club Rotario Hogar Infantil Ayurá, entre otras, que se suman a las 44 que se encuentran activas.

Promoción y protección de los Derechos Humanos

780 niños y niñas de instituciones educativas y 1.736 personas, entre víctimas del conflicto armado, ciudadanos en situación de discapacidad, internos de la cárcel, mu-

jeres víctimas de violencia de género, funcionarios públicos, agentes de la policía, miembros de Juntas de Acción Comunal, veedores, entre otros, han recibido formación en diferentes temas relacionados con los Derechos Humanos. Asimismo, más de 1.300 ciudadanos, entre niños, jóvenes y adultos mayores, han participado en eventos y actividades de formación y sensibilización sobre el tema. Y, por otra parte, se han generado 87 certificaciones para habitantes de y en la calle, lo que incluye su registro en la base de datos de población especial y en el régimen subsidiado de salud. La Personería, como agente del Ministerio Público, ha realizado acompañamiento a 1.306 notificaciones de Fiscalía y 449 de juzgados, 443 diligencias de la Policía Judicial, 50 audiencias penales y 112 intervenciones en comisarías de familia, para garantizar el debido proceso.

Programa SER LÍDER TRANSFORMA

610 jóvenes envigadeños, entre personeros, representantes y líderes estudiantiles de instituciones educativas de la ciudad, han sido capacitados sobre liderazgo, responsabilidad penal de adolescentes, violencia intrafamiliar, gobierno escolar, Sistema Nacional de Convivencia Escolar.

Personería en su barrio

Se ha continuado con la descentralización de los servicios, mediante brigadas itinerantes en los sectores de Las Flores, Alto de Misael, San Marcos, La Mina, San Rafael, El Consuelo y Guáimaro, parque principal de Envigado y Mangazul.

Centro de Conciliación

Con 2 años de gestión, el centro ha alcanzado más del 90% en sus indicadores de oportunidad y satisfacción de los usuarios; 97.37% frente a los mecanismos de conciliación; 98.96% en eficacia jurídica y 71.6% de efectividad en la resolución de conflictos. Ha atendido 1.879 casos en el 2019, de los cuales 704 son solicitudes de audiencia de conciliación (454 derivadas de otras autoridades y 250 por solicitud directa a la entidad). En total, se han llevado a cabo 481 audiencias a la fecha.

Vigilancia de la conducta oficial

La Personera Municipal, Virginia López Flórez, ha resaltado la disciplina y compromiso del equipo de trabajo de la entidad para dar cumplimiento a las metas propuestas.

Cuatro visitas administrativas aleatorias a la Administración Municipal para verificar el cumplimiento de los planes, proyectos, programas y contratos ejecutados por el ente territorial, así: Obras Públicas, (procedimiento de adjudicación del proyecto de vivienda Paraíso III); Seguridad y Convivencia (comisarías de familia); Bienestar Social (Plan 6.000 familias viven mejor) y Salud (Plan de cuidadores articulados en red). Lo anterior, es una síntesis de la gestión que, durante el 2019, la Personería de Envigado ha venido ejecutando para la guarda y promoción de los derechos humanos, la protección del interés público, la vigilancia de la conducta oficial, así como la articulación, coordinación, cooperación y apoyo con otras entidades para el cumplimiento de las funciones legales y constitucionales en garantía de la dignidad humana.

Sede principal: Calle 38ª sur # 43- 67. Teléfonos: 339 40 48 – 339 40 47. Sede Atención a Víctimas del Conflicto Armado y Centro de Conciliación: Carrera 43 # 38ª sur – 23. Teléfonos: 270 39 16 – 270 32 46. Sede Archivo: Calle 38ª sur #43-57 Sede Auditorio: Calle 38ª sur # 43- 81 Personería de Envigado

@personeriaenvig

@perso_envigado

Envigado Personería

personeria@envigado.gov.co

www.personeriaenvigado.gov.co

Profile for CIUDAD SUR

CIUDAD SUR #74 DIC 2019  

Edición #74 del periódico independiente CIUDAD SUR con historias de Medellín, Envigado, Itagüí, Sabaneta y La Estrella.

CIUDAD SUR #74 DIC 2019  

Edición #74 del periódico independiente CIUDAD SUR con historias de Medellín, Envigado, Itagüí, Sabaneta y La Estrella.

Profile for ciudadsur
Advertisement