Page 1

Superando Barreras FC En Itagüí se jugó el primer torneo nacional de Fútbol Sonoro. Reunió a 80 futbolistas ciegos del país, quienes demostraron que el amor por este deporte no tiene límites. PÁG 14

Nuestras historias

Foto: ALEJANDRO CALLE CARDONA

Año iX / Edición 072 / Publicación mensual /Septiemmbre 2019 / ISSN 2500-4441 / Sur del valle de aburrá / Circulación gratuita.

Años

Ciudad Sur


2 Editorial

¿

Ciudad Sur

¡La calle es nuestra!

Vivir con miedo? ¿Caminar acompañada? ¿Tomarle foto a las placas del taxi? ¿Vestirse pensando en el qué dirán? ¿No viajar sola? Son preguntas que no deberían hacerse, pero que históricamente se hacen las mujeres y que es hora de parar. No se puede justificar cualquier conducta de acoso o abuso sexual y clasificarlas como efecto de la supuesta provocación femenina. Abuso es abuso y punto. La denuncia de los 14 casos de violencia sexual en los últimos cuatro años en El Salado generó alerta y preocupación entre los habitantes y autoridades de Envigado. La Alcaldía de este municipio emitió un comunicado explicando que, según la Fiscalía General de la Nación, en los dos últimos años solo se han presentado dos casos de violación, uno en 2018 y el otro en el pasado mes de agosto. Además, dio recomendaciones de seguridad, para evitar nuevos casos similares, entre ellas: “se recomienda a los ciudadanos que, cuando visiten este tipo de sectores, informen a las autoridades que se encuentran dentro de la zona”, y “se sugiere no ingresar después de las 3:00 p.m., además que estén acompañados por un guía local o turístico”. Tras un mes de investigación, la Policía capturó a este hombre de 39 años, acusado de atacar a cuatro mujeres, hurtarlas y abusar a una de ellas. Y aunque no aceptó los cargos, fue enviado a prisión y tendrá que responder por los delitos de secuestro simple agravado, acceso

carnal violento, acto sexual violento y hurto calificado y agravado. Pero la violación es solo una de las formas de violencia contra las mujeres. Evidentemente es la más grave, pero no es la única. El tema cruza las fronteras de este municipio y es solo el reflejo de lo que pasa en toda la sociedad, no en vano se conoció también recientemente la denuncia de una periodista de un periódico antioqueño en la que su editor aparentemente la acosó y, aunque el acusado se defendió, la casa periodística cuestionó la actuación de la mujer dejando entrever que fue ella quien habría provocado dicha situación. Son precisamente esos señalamientos, los que generan temor a la denuncia de las mujeres víctimas de cualquier tipo de acoso sexual en su contra. Las estadísticas pueden ser bajas o altas, según el ojo que las mire, pero lo que es seguro es que existe un subregistro debido a que muchas prefieren no denunciar por falta de garantías y una ruta clara de atención. Ante esto, un grupo de mujeres creó el colectivo #LaCalleEsNuestra para abrir el debate en redes sociales, generar movilización ciudadana y crear consciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de las mujeres en todos los escenarios. Ese mismo grupo de mujeres marchó por las calles de El Salado y le pidió medidas a las autoridades regionales a través de una carta: “Somos conscientes de la importancia de establecer rutas de trabajo conjunto con las autoridades para evitar la revictimización y los sesgos a la hora de denun-

ciar. Por esto creemos que esta es una oportunidad de diálogo que no debe desaprovecharse. Más allá de señalar falencias, que evidentemente existen y que responden a la permeación de la cultura patriarcal en las instituciones del Estado, esta manifestación debe trascender y servir para establecer una conversación abierta, sincera y permanente sobre la problemática, no solo en Envigado sino en toda el área metropolitana”, dice la misiva. La periodista antioqueña Ana Cristina Restrepo, en su reciente columna “¿Patrón?”, tras hacer un recuento del caso ocurrido con dos colegas del medio periodístico, señaló: “lo paradójico es que pilares de la justicia, garantías como la presunción de inocencia, el derecho al buen nombre y las versiones contrastadas, se conviertan en escudo de agresores sexuales. Las posibilidades de falsas denuncias o de condenar a un inocente subrayan la urgencia de una conversación desde lo jurídico y lo cultural en torno al enfoque diferencial. ¡La Corte Constitucional se ha pronunciado al respecto!”. Por eso, desde esta pequeña sala de redacción en la que predominan las mujeres (solo basta con mirar quienes firman los artículos), nos unimos a ese clamor. Al de #LaCalleEsNuestra, que pide respeto y una ruta de atención, y al de Restrepo, de un enfoque diferencial, donde no se justifique una conducta de abuso y mucho menos se le niegue el derecho a la mujer de denunciar. Callar no es una opción.

Director: Alejandro Calle Cardona / Periodistas:Octavio Gómez, Juliana Vásquez, Alejandra Santacruz, Daniel Rivera, Diego Sandoval, Sebastián Palacios, Cristina Monsalve, Diego Gómez, Marcelo Montoya, Carlos Mario Cano, Alejandro Calle / Fotografía: Alejandro Calle Cardona, Edwin Bermúdez / Diseño: 5 Sentidos Comunicaciones / Mercadeo y ventas: 3016379558

CIUDAD SUR / ITAGÜÍ - ANTIOQUIA

@periodicociudadsur

ciudadsur

@ciudadsur_

CIUDAD SUR es un medio alternativo de comunicación independiente, con circulación mensual de 10.000 ejemplares.

www.ciudadsur.co


Ciudad Sur

Itagüí 3

Intercambio de Induamérica, un alivio para todos La insoportable congestión en el sector de Induamérica tiene los meses contados. Las autoridades locales y metropolitanas firmaron el acta de inicio de obras del intercambio vial que mejorará la movilidad en Itagüí y que beneficiará a cuatro municipios más. Se espera que esté listo en octubre de 2020.

que se cumplan con los tiempos. Solo le puedo pedir a la gente que tenga paciencia porque valdrá la pena”.

UN SUEÑO DE TODOS

POR REDACCIÓN CIUDAD SUR

E

l dolor de cabeza de 20 mil conductores que por allí transitan a diario parece llegar a su final. En horas pico la larga fila de vehículos en la glorieta de Pilsen, la carrera 50A y la calle 36 hacia Ditaires es insoportable para quienes habitan el sur de Itagüí, La Estrella y San Antonio de Prado. Pero la ejecución del proyecto no ha sido fácil, la gestión para la adquisición de predios tardó más de un año, puesto que muchos de los propietarios no estuvieron de acuerdo con los valores pagados por sus viviendas. Incluso, aún faltan dos predios por adquirir y los comerciantes reclaman el pago de la bonificación prometida por su traslado a otros sectores. Lo cierto es que esta es quizá la obra de movilidad, junto con Metroplús, más esperada en los últimos años en este municipio. El proyecto incluye la ampliación a tres carriles de la glorieta de Pilsen, un puente elevado sobre la carrera 50A entre las calles 36 y 38 con dos calzadas de 7 metros cada una y dos carriles de circulación por sentido, lo que va a permitir mejorar el flujo vehicular al lograr que el tránsito directo, que viene desde el occidente-oriente y viceversa, ingresen a una

única calzada con nuevas alternativas de movilidad. Pero el intercambio también tendrá un enfoque para la movilidad alternativa. Tendrá 8.850 metros de andenes accesibles, cicloparqueaderos, gimnasios al aire libre, zonas biosaludables, construcción de 1.570 metros de bicicarril y 270 metros de ciclorruta. Para su construcción será necesaria la intervención de cien árboles, pero serán sembrados 497 en el mismo sector así como la entrega de 4.373 metros cuadrados de zonas verdes.

“PACIENCIA”

La obra está diseñada para finalizar en doce meses y eso es lo que esperan tanto las autoridades como los comerciantes, quienes saben que el proyecto mejorará la economía del sector, pero que deberán aguantar las dificultades generadas por el proceso constructivo y la congestión vehicular.

Ante esto, la Secretaría de Movilidad de Itagüí ya trabaja en un plan de manejo de movilidad para mitigar el impacto, puesto que por esta zona transitan diariamente cerca de 20 mil vehículos. “La programación inicial incluye la construcción de las pilas que no generarán afectaciones, luego todo el cambio de las redes que sí va a provocar traumatismos. Por eso lo primero que haremos es ampliar el radio de la glorieta y vamos a construir la vía desde la carrera 50 a hasta la calle 36 para facilitar la movilidad. Lo último será la construcción del puente”, explicó Julián Estrada Miranda, secretario de Movilidad de Itagüí. El alcalde León Mario Bedoya le pidió a la comunidad tener paciencia: “sabemos que la obra generará inconvenientes, pero vamos a tratar que sean menores. Los recursos están garantizados y solo faltan dos de los 94 predios para adquirir, es decir que todo está asegurado para

Aunque está ubicado al sur de Itagüí e impactará a sus 70.000 habitantes, el proyecto también va a beneficiar a los 120.000 de San Antonio de Prado, a los 53.000 de La Estrella, a los 6.600 de Heliconia y a los 4.200 de Armenia Mantequilla. Para el director del Área Metropolitana, Eugenio Prieto Soto, la construcción del intercambio era ahora o nunca, debido al crecimiento urbanístico del sector en los últimos años y que habría impedido la compra de predios en un futuro. “Este es un sueño de muchos años y que hoy podemos hacer realidad para mejorar la calidad de vida de miles de personas. Hoy San Antonio de Prado es el corregimiento más poblado de Colombia, incluso tiene más habitantes de Itagüí. Pero también La Estrella y los municipios del suroeste como Heliconia y Armenia Mantequilla, que se conectan por esta zona, se van a ver beneficiados”, destacó Prieto Soto. El intercambio tendrá un costo de 72 mil millones de pesos, de los cuales el Municipio de Itagüí aportó 40 mil para la adquisición de predios, mientras que el Área Metropolitana garantizó el monto restante. Aunque para el anuncio del inicio de la obra estaban parqueadas retroexcavadoras y volquetas, por ahora el movimiento de obreros es mínimo. En los primeros 20 días se realizarán mediciones topográficas y pequeñas excavaciones para luego iniciar con la primera etapa constructiva. Lo cierto es que el esperado intercambio es una realidad y en menos de un año la movilidad en Induamérica será otra.


4 Seguridad

Ciudad Sur

“La bicicleta ayudó y ayuda a las mujeres a tomar las riendas de su lucha en favor de sus derechos, pues andar en bici es quizá la mejor metáfora de la libertad y el verbo pedalear equivale a avanzar por el camino de la equidad. La libertad sigue siendo la principal bondad de la bicicleta” (Aldy Tello).

Manifiesto

L

POR: SARA CASTAÑEDA Y VANESSA NAVARRO

as noticias sobre los abusos sexuales en el espacio público aumentan, hoy tenemos la noticia de la captura de un ‘monstruo’ en El Salado de Envigado, aunque las autoridades han pedido no llamarlo así. Un acosador que puede ser el espejo de personas cercanas, hombres y mujeres que cuestionan a quienes denuncian, señalándolas como exageradas y ‘revoltosas’. Las denuncias en Envigado se suman a una estadística en relación con los cientos de casos en el sur del Valle de Aburrá que no se han registrado ni denunciado. Lo sorprendente es que las mismas autoridades, pese a las medidas, le piden a las mujeres pedir acompañamiento para caminar o transitar libremente por el espacio de todos. Pasó hace algunos meses, un domingo en la mañana, que por no dejar que me siguieran acosando sexualmente mientras montaba en bicicleta hacia el municipio de Caldas, él, un desconocido, me arrinconó con su moto sin placas, no me dejaba avanzar en la bicicleta y gritaba que me iba a matar por ‘mostrona’ -yo usaba un uniforme de ciclismo- y mientras sucedía, pasaban otros ciclistas, miraban de reojo, hablaban entre ellos y seguían su ruta. Porque claro, yo estaba sola y al parecer para los ciudadanos es más censurable el hecho de no salir acompañada que el acto mismo de agredir, acosar y violentar al prójimo.

Cada vez que subo a Caldas me lo encuentro y él ni se acuerda.

El mayor peligro de salir a cualquier hora del día a caminar, trotar, montar en bicicleta y sin escolta, no es que nos roben o que nos perdamos en el camino, el peligro es que nos violen. Tampoco se busca generalizar o entrar en radicalismos de género, pero nos vemos en la injusta necesidad de ponerle a la amenaza un rostro de hombre que nos mira como si fuéramos un pedazo de carne sin dignidad.

El silencio aún se condensa en el espacio privado que esconde el crimen.

Rechazar un piropo o una mirada de deseo es aumentar la violencia, se debe agradecer el grito en la calle porque es la humillación disfrazada de elogio. No estamos programadas para dejar de sentir asco, rechazo y ganas de salir corriendo cada vez que se vulnera nuestro derecho a ocupar los espacios públicos con libertad y dignidad. A pesar del miedo, las mujeres estamos debatiendo, hemos ampliado el espectro de participación en lo público porque nos sabemos más fuertes, menos indiferentes.


Ciudad Sur

Seguridad 5

de una vagina en bicicleta Queremos ver más mujeres pedalear en las mañanas, ganándole en madrugada al sol y en la noche cerrando con la luna, habitando esos espacios fantasmas. Mujeres libres para hacer críticas a esta imperfecta ciudad, lejos de la derrota, efusivas, enfrentando el miedo con valor e inteligencia y mirando al frente. ¡Queremos ver muchas más vaginas conquistando este mundo en bicicleta o caminando… en las calles, en los montes, con libertad y dignidad! A continuación, un corto decálogo de lo que desafiamos cada que nos atrevemos a montar en una bicicleta:

Vamos baby ¡Ponte buena!

Cultivar el cuerpo mediante el deporte pareciera un requisito para entrar en la lista del mercado. La lógica de presas y depredadores ha hecho pensar al universo masculino que una mujer monta bicicleta o va al gimnasio para ser elegida, devorada o “admirada”, como muchos llaman al acoso callejero todo un vestido de piropos. Sentirnos fuertes y saludables hace parte de nuestro propio equilibrio, así que la armonía femenina no tiene por qué inducirse y apropiarse como objeto de consumo.

Mecánica para superhéroes

Nos distanciaron de las herramientas para valernos de nosotras mismas. La estructura patriarcal nos ha desligado de habilidades que pueden desarrollar ambos sexos, pero los ovarios no hacen mecánica, ni la testosterona se mete a la cocina. Taladrar la pared, cambiar el empaque de la llave, despinchar la llanta de la bicicleta, ha sido trabajo de varones, que con su sabiduría y eficiencia “nos han ayudado a salir de apuros”. Esas habilidades amputadas nos hacen ser dependientes en una ruta, que no es más que un escenario espejo de la vida misma.

Las princesas no se empantanan

Limpias, bellas y frágiles: El estereotipo barbie ha vetado otras formas de ser mujer. Entonces subir la montaña, jugar fútbol o practicar MTB, nos convierte en un espécimen entre la osadía de los machos y aunque hemos insistido en nuestra conquista de espacios, seguimos siendo pocas. Ahora, no hace falta un comité de elogios para alcanzar la meta con la misma fuerza, ni que se sorprendan porque “una nena” escala o desciende más rápido. Nosotras también sudamos, nos engrasamos y llegamos a donde haya que llegar.

En la casita se ve más bonita

Nos desterraron de la vida pública y nos ubicaron en la privada: la casa, los afectos, la reproducción. Para una mujer,

salir a la calle y conectarse con el trabajo remunerado, la movilidad, la ciencia, el deporte, es un acto de rebeldía y tomarse los parques, las vías y las trochas, implica una postura política. El uso de la bicicleta nos ha representado tener que ir en contravía de argumentos médicos que le atribuían responsabilidades sobre nuestra salud sexual y reproductiva, de vestuarios incómodos para “proteger la moralidad”, de los peligros que representa estar fuera de casa. Siempre se han mencionado los puntos oscuros, solitarios e inseguros en donde algo nos puede ocurrir y siempre hemos sido las responsables de lo que efectivamente ocurra. Hemos sido culpadas de cada violencia, merecedoras de cada abuso y salir a la vida pública implica siempre “asumir el riesgo”.

¡Shhhhhh! Silencio.

Ante cualquier violencia: Callar. De lo contrario seremos llamadas locas, brujas, putas, machorras, feminazis. Pero un día decidimos hablar de nosotras, de otras, de todas, y nos llega un momento de complicidad en el que decimos “yo también…”

¿Yo también qué?

Que yo también me he sentido vulnerada, he visto y escuchado con indignación y me he refugiado en la voz de las mujeres que denuncian. He rechazado aquellas que echan veneno en su propio vaso, justificando la violación y el abuso porque “Quién las manda a salir solas” “Qué esperaba con esa forma de vestirse” “A esa hora no debe salir una mujer” “Siempre debe salir acompañada”. • • • • •

¿Qué proponemos?

Pedagogías para la equidad de género desde la infancia. Garantía de la existencia social de las mujeres en el espacio público. Rutas de atención efectivas por parte de las instituciones, autoridades competentes y sociedad civil. Articulación de voluntades para la denuncia pública de casos de vulneración de derechos y violencias basadas en género. Habitar colectivamente los espacios inseguros, de riesgo, con antecedentes de estas violencias. No generar más silencios con las ausencias.


6 movilidad

Ciudad Sur

Los vecinos en Envigado de esta obra que unirá a este municipio con Itagüí, interpusieron una acción popular, pues aseguran que el impacto sobre la calidad del aire y el corredor biológico de la quebrada La Ayurá será irreparable. La tala de 718 árboles ya inició. POR JULIANA VÁSQUEZ POSADA

L

os separadores viales naranjados que ya se observan en el sector de La Ayurá, les anuncian a los transeúntes que la construcción de este esperado intercambio vial es una realidad. Tanto en Itagüí como en Envigado se están adelantando las primeras excavaciones que darán paso a los soportes de los carriles elevados, y con ello comenzó también el aprovechamiento forestal. Es claro que es imposible adelantar un desarrollo urbanístico sin causar impactos ambientales, y que por eso se establecen planes de mitigación y de compensación. Este siempre será un tema de discusión, especialmente en zonas metropolitanas como el Valle de Aburrá, en el que las crisis y contingencias ambientales son cada vez más frecuentes y críticas. La mirada de varios ambientalistas y colectivos ciudadanos está puesta ahora sobre este proyecto, especialmente por su impacto ambiental en Envigado, en una zona muy cercana a obras como el tramo 2B de Metroplús sobre la avenida El Poblado en el conocido ‘túnel verde’ y la ampliación de la vía Distribuidora Sur entre Medellín y Sabaneta. Más de 1.500 árboles podrían ser talados en el desarrollo de estas tres obras, una cifra que preocupa aun cuando la compensación de árboles nuevos llega casi a los 4.700.

ADIÓS A 700 ÁRBOLES EN LA AYURÁ

El sonido de las motosierras ya se escucha. Mediante la resolución 02074 del 19 de noviembre de 2018, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales otorgó al Área Metropolitana, entidad ejecutora del intercambio vial Ayurá, un permiso de aprovechamiento forestal en el que se autoriza el traslado de 40 árboles y la tala de 718, que deberán ser compensados con 2.154 árboles nuevos. En listado de individuos que podrían ser talados, se encontraron 683 que pertenecen a especies comunes que se compensarían en una escala de 3 por cada 1. También se hallaron 16 árboles en veda, es decir, que son de especies exóticas o en vía de extinción, estos deben compensarse en una escala de 5 por cada 1 y deben ser de la misma especie talada, finalmente, aparecen 20 guaduas, conocidas también como cañazas, cuya compensación exigida es 1 a 1. En lo que respecta a los árboles que pueden ser trasladados, seis están en veda, por lo que, en caso de que no sobrevivan al traslado, también deberán ser compensados 5 a 1. Para obtener el permiso de aprovechamiento forestal no fue necesario adelantar estudios de cambios climáticos o especificar las zonas en las que se repondrán los nuevos individuos arbóreos, “pues este es un proceso que se va cumpliendo conforme avanza la obra, solo vamos talando los árboles que sean estrictamente necesarios porque, aunque el permiso nos faculta para talar cierta cantidad, el propósito es que sean muchos menos. Es factible que en el desarrollo de la obra encontremos árboles que estén ubicados algunos metros más allá de lo que nos muestran los planos y que no sea necesario intervenirlos, y en la medida en que sabemos cuántos aprovechamos, vamos revisando qué especies sembramos y en qué lugares, como parte de la compensación”, afirmó el subdirector de Proyectos del Área Metropolitana, Luis Pérez Carrillo. A la preocupación por la cantidad de árboles que podrían ser talados, se suma la de la incertidumbre de la compensación, “en Envigado no tenemos espacio suficiente para sembrar la cantidad de árboles que exigen las compensaciones y esa no puede ser una excusa para que no se compense. En el último comité ciudadano de obra que tuvimos en septiembre, el Área Metropolitana nos mostró los espacios que está evaluando para la siembra y es una vergüenza que en cualquier hueco de 40 cen-

Intercambio

¿se repetirá la

tímetros pretendan sembrar árboles que no van a crecer óptimamente”, aseguró Daniel Montoya, líder ambientalista de Envigado. La escasez de zonas verdes y espacio público apto para este fin fue ratificada por el Área Metropolitana, “Como el intercambio es un puente elevado con muchos apoyos, no vamos a liberar muchas zonas de terreno en ese sector. Por eso estamos revisando cuántos árboles podemos compensar en el mismo punto del proyecto, y que puedan quedar bien ubicados. También vamos a explorar la opción de que nos permitan sembrar algunos en predios cercanos, que son privados, como pasó con la obra de la vía Distribuidora Sur, porque sabemos que en la zona céntrica de Envigado los espacios están muy copados”, explicó Pérez Carrillo.

¿SE PARARÁ LA OBRA?

Los vecinos del conjunto residencial Villa Grande le siguieron los pasos al colectivo Túnel Verde y ya interpusieron una acción popular ante el Tribunal Administrativo de Antioquia para demandar al Área Metropolitana y al ANLA y solicitar “medida cautelar de urgencia, teniendo en cuenta el daño inminente que se avecina”. Para ellos, el intercambio vial, que finaliza sobre la calle 25sur, paralela de la quebrada La Ayurá, es una obra necesaria, pero mal planeada y diseñada, “no estamos en contra de la obra, estamos en defensa de la quebrada, de la conectividad ecológica que se va a afectar con la construcción de los apoyos del puente y del impacto ambiental tan fuerte en una zona que está a menos de un kilómetro del túnel verde”, dijo Monto-


Ciudad Sur

movilidad 7

La Ayurá,

historia del ‘túnel verde’? ya, quien también integra el grupo de accionantes. El documento relata inconformidades en varios aspectos, por ejemplo, el hecho de que, en el costado occidental de la obra, que corresponde a Itagüí, el contratista procedió con el traslado de cinco árboles jóvenes que estaban proyectados en el listado de individuos autorizados para tala, “eso demuestra que ni el Área, ni el ANLA hicieron un estudio juicioso y que es probable que muchos árboles más puedan ser trasladados o conservados en su lugar de origen”, agregó el líder ambientalista. Además, dice el documento, “el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, no realizó el estudio histórico y cultural de arbolado urbano que en este tipo de obras se hace necesario, máxime por su cercanía al túnel

verde de la avenida 43A de Envigado, donde el Tribunal Administrativo de Antioquia ordenó hacerlo. Tampoco realizaron estudios de calidad del aire dentro y fuera del corredor vial a intervenir para entender las implicaciones, entendiendo las emergencias que se tienen cada año en los meses de marzo y septiembre”. El colectivo Asociación Villa Grande y vecinos espera que con esta acción popular el Tribunal Administrativo de Antioquia suspenda provisionalmente el permiso de aprovechamiento forestal otorgado por la ANLA y, por lo tanto, todas las actividades de tala, traslado o poda que se han derivado de este, pero también que ordene al Área Metropolitana la realización de los estudios antes mencionados y la modificación del diseño del intercambio para que el flujo de descarga de vehí-

culos que van desde Itagüí para Envigado y que quieran tomar Las Vegas en sentido sur-norte, no llegue a la calle 25Sur sino directamente a la avenida Las Vegas. Mientras el Tribunal responde a esta acción popular, las obras de este intercambio vial que aliviarán el tráfico de los puentes de La Aguacatala y Simón Bolívar y que conectarán a la Central Mayorista de Antioquia con Envigado, seguirán avanzando. Por ahora el proceso de ahuyentamiento de fauna, en el que se usaron siluetas de aves rapaces en las ramas de los árboles y la reproducción de los sonidos que emiten estas especies para que se desplazaran temporalmente a otros hábitats, terminó con éxito, y en jurisdicción de Itagüí ya se talaron los primeros 55 árboles para dar paso a la construcción de los cimientos del puente por el que podrán transitar 14mil vehículos.


8 Sabaneta

Ciudad Sur

Tensión electoral en Sabaneta: anulan más de 9000 cédulas El municipio más pequeño de Colombia es una olla, con 125 candidatos, que está que hierve, y a los que un nuevo apagón podría vinagrar. Nuevamente las autoridades electores ponen la lupa en Sabaneta y anularon 9117 cédulas para estas elecciones por trashumancia. POR JUAN DIEGO VALENCIA

A

sí es. En la memoria de los sabaneteños, más aún en la de sus políticos, está el percance que los dejó sin luz en las elecciones de 2011 y que hizo, como cuentan en las calles, pasillos y hasta parroquias, que la candidata que iba perdiendo la alcaldía venciera a su contendor por solo 100 votos. Todo un fraude, dicen algunos. Los mismos que temen que la historia se repita. “Estamos muertos de susto. Es que pasó hace 8 años, hace 12 y hace 16”, dice el concejal del partido Verde, Álder Cruz, en referencia a otras posibles irregularidades. “Siempre habrá ese temor, acá ya ha sucedido. En anteriores campañas vi cosas que no entendía por qué estaban pasando. Como cuando se fue la luz, como cuando se veían (después de sufragados) los tarjetones planchaitos, cuando hay que doblarlos para ingresarlos a la urna”, recuerda

Margarita Flórez, la presidenta del Concejo Municipal. Ellos dos están inmersos en la polarización que se cierne sobre la política en Sabaneta. Él es un joven empresario de la construcción que ha ocupado durante tres periodos una curul en el Concejo y que apoya y defiende las banderas de Santiago Montoya, candidato a la alcaldía por el movimiento Somos Sabaneta. Ella es técnico en construcciones civiles, ha dedicado su vida a la política y enarbola las ideas de Carlos Mario Cuartas, el candidato al Centro Democrático. La batalla electoral de las dos corrientes es para quedarse con la administración de un presupuesto histórico: más de 300 mil millones de pesos por año, más de 1,2 billones de pesos en el cuatrenio.

APARECEN Y DESAPARECEN GENTE

En las correrías para atraer votantes, en las que se habla de ofertas de empleo, beneficios tributarios, alternativas en la educación y obras rimbombantes para Sabaneta -como la construcción de un museo arqueológico y una concha acústica-, los políticos han tenido que sacar tiempo para enfrentar un problema de antaño: la trashumancia. Esto no es más que la aparición de inscritos para sufragar en los 13 puestos de votación de Sabaneta. Según información consultada por la Registraduría en al menos cinco bases de datos del gobierno (como el Sisben, por

mencionar solo una), aparece que esos votantes no viven en el municipio, no tienen rastro de haber sufragado alguna vez en ese territorio y no deberían hacerlo, porque es un delito. Son 9.117 cédulas que fueron impugnadas. Pero el concejal Cruz no deja de mostrar su preocupación, pues “muchos de ellos viven en Sabaneta, han votado en el municipio y pagan sus impuestos acá”. Así le pasó a Alba Nelly Correa, que decidió mudarse de Bello a Sabaneta junto a su esposo y sus hijas, y quien en su primer intento por votar como una sabaneteña se vio frustrada: su documento de identidad, en las pasadas elecciones, también fue impugnado. Ahora lo puede hacer. Su apoyo es buscado por Montoya y por Cuartas, quienes esperan superar los 30 mil votos que -se calcula- necesitan para quedarse con la Alcaldía. También por los otros 123 candidatos, que buscan llegar al Concejo. Pero a este sancocho le hace falta un importante ingrediente: los más de 20 mil sabaneteños que desaparecieron en el reciente censo y que las autoridades locales tratan de reclamar al Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE). Para los concejales Cruz y Flórez, su pueblo tiene unos 105 mil habitantes. Sin embargo, las cifras del más reciente censo del DANE arrojan que Sabaneta solo tiene 81.797 habitantes, de los cuales 38.091 son hombres y 43.706 mujeres. Según la Registraduría, Sabaneta tiene un potencial de 72.844 votantes, 34.045 son hombres, 38.799 son mujeres. Faltan cuatro semanas para las elecciones, el ambiente está enrarecido. En la Alcaldía de Sabaneta no se pronuncian del tema, tampoco lo hacen los dos candidatos a ser alcalde, pese a ser consultados por CIUDAD SUR. Pero en las calles este es el principal tema y con el paso de los días la tensión al interior de las campañas aumenta. • • • • •

DATOS PARA DESTACAR:

Solo dos mujeres están como candidatas al concejo. Los concejales reciben salarios mensuales por 6´676.900 pesos. Les pagan por sesión: 421.699 pesos. Deben asistir a 150 sesiones ordinarias y 40 extraordinarias en el año. El alcalde recibe salario por 7’735.742 pesos. Sabaneta tiene 15 kilómetros cuadrados.


Ciudad Sur

Política 9

¿Todos quieren ser concejales?

E

POR DANIEL CARVALHO

n estos tiempos de elecciones y memes abundan los chistes políticos de todo tipo y, en especial, aquéllos que se burlan de la cantidad de candidatos al concejo que vemos aparecer a través de las redes sociales. Muchos de esos memes son bastante graciosos -hay que aceptarlo-, sin embargo, más allá del humor, vale la pena profundizar en el fenómeno de las candidaturas a los concejos municipales. Empecemos con unas cifras: en Colombia hay 1.122 concejos municipales, para las elecciones venideras se inscribieron más de 95.000 candidatos a éstos; tan sólo en Medellín, para 21 curules del concejo, nos inscribimos 288 candidatos. Lo más normal es que, con tantos candidatos, varios de ellos aparezcan en nuestras redes sociales y se genere así la idea de que todo el mundo quiere ser concejal. En primer lugar, me parece positivo que tantos colombianos –muchos de ellos jóvenes- se animen a participar en las elecciones. Siempre nos han dicho que la política es para señores ricos y bien apadrinados que sólo quieren robarse los recursos públicos; esto genera apatía por la política y tiene el efecto perverso de alejar a la gente de las elecciones, dejando así el plato servido para que los de siempre sigan haciendo lo de siempre. El hecho de que tantos ciudadanos se lancen a participar es un síntoma positivo del deseo de hacer parte de los procesos de toma de decisiones que, finalmente, nos afectan a todos. En segundo lugar, es necesario recordar que no todos los candidatos al concejo quieren realmente ser concejales. Puede sonar raro pero así es. Hay algunos que sólo buscan “hacerse contar” para medir su fuerza política, otros que hacen parte de una lista para apoyar a su candidato a la alcaldía y otros tantos que se lanzan para visibilizar algún tema en particular aún sabiendo que no serán elegidos. En tercer lugar, y esto queda a consideración de cada lector (cada elector), es pertinente analizar la capacidad que tiene cada uno de los candidatos para ejercer la labor de concejal en caso de que sea elegido. En los concejos municipales se toman decisiones fundamentales sobre temas de presupuesto, de ordenamiento territorial, de políticas de bienestar social, de protección del medio ambiente, etcétera, lo cual requiere conocimientos académicos, experiencias profesionales, habilidades humanas y sólidos criterios éticos. La responsabilidad es inmensa. Yo pasé casi 30 años despreciando la política, sus formas tradicionales y sus caras más visibles; sin embargo, al estudiar la historia de la célebre transformación de Medellín entendí que ésta había sido posible gracias a una voluntad política que emanaba de una voluntad popular. Entendí también que yo, como ciudadano y académico, era un actor político. Finalmente entendí que todas las quejas y propuestas que hacía desde las redes sociales y la academia tenían que ser también expresadas en los esce-

narios políticos locales. Por eso decidí ser candidato por primera vez hace 4 años. Para llegar al Concejo de Medellín tuve que enfrentarme a miedos personales, a la escasez de recursos, a la falta de experiencia política y al desprecio de algunos que me veían con malos ojos bien fuera por mi apariencia o por mis ideas. Sin embargo, convencido de la pertinencia de mis ideas y de la necesidad de dar los debates de ciudad con rigor académico y apoyado por un equipo apasionado, inteligente y creativo logré alcanzar esa meta que parecía reservada para caciques o apadrinados. Para mí, como medellinense, activista y urbanista, ocupar el puesto de concejal de mi ciudad ha sido la experiencia más honorífica e intensa de mi vida; una ocasión inigualable para trabajar por los temas que me apasionan y sobre los cuales he estudiado y trabajado durante muchos años; pienso que gracias a lo aprendido podré hacerlo aún mejor y es por eso que decido intentarlo de nuevo. A todos los candidatos a los concejos municipales quiero desearles serenidad, sabiduría y suerte en esta campaña. Juguémosle limpio a la ciudadanía y a los rivales, es lo mínimo que debemos hacer para ayudar a limpiar la política de los odios, las mentiras y los intereses particulares

que tanto daño nos han hecho. No dejemos que la gente salga a votar verraca, procuremos que salga a votar bien informada y convencida de que nuestra sociedad puede seguir mejorando.

Medellín: 288 candidatos para 21 curules Itagüí: 238 candidatos para 17 curules Envigado: 144 candidatos para 17 curules La Estrella: 165 candidatos para 15 curules Sabaneta: 123 candidatos para 16 curules Caldas: 132 candidatos para 15 curules


10 Crónica

Ciudad Sur

Un hormiguero llenó de col Doña Luz atiende una llamada en su teléfono negro. Se asoma a la ventana y estira el cuello para ver quién fotografía la fachada de su casa y provoca que el cable del aparato pierda la forma de espiral para quedar en línea recta a punto de reventarse. Mira de reojo a la diosa del agua, que parece cuidar su hogar y las quebradas de su barrio.

POR ALEJANDRO CALLE

Quedó hermoso, ¿cierto?”, pregunta a la espera de un sí como respuesta. “Yo quedé muy contenta aunque espero que pinten a mi papá que fue un héroe”, dice doña Luz, sin colgar la llamada. Este es tan solo uno de los 60 murales que embellecieron las veredas El Pedregal, Los Gómez y Ajizal, al igual que el corredor de Metroplús en Santa María y la Avenida de la Moda, donde los colores le dieron vida a las estaciones que aún esperan por la llegada de los buses del sistema. Pero se quedarán esperando un buen rato más. Se trató del segundo Festival Color de Hormiga, organizado por la Fundación El Hormiguero, y al que se sumaron la Alcaldía de Itagüí y Prosur con su proyecto de Galería Urbana. En el festival participaron más de 50 artistas locales, nacionales e internacionales, además de un grupo de voluntarios que se encargaron de preparar y construir los murales y aportar al paisajismo con la siembra de árboles y plantas. Uno de esos artistas fue Turbo, quien a través de talleres con niños de la vereda idearon el mural inspirados en las quebradas que por allí pasan y el clamor de cuidarlas. Así nació la diosa del agua, una diosa que no proviene de la mitología griega sino de la imaginación de los más pequeños habitantes de la vereda Los Gómez, en la parte alta de Itagüí. Precisamente, la intervención artística buscaba que la comunidad se apropiara de estos espacios y evitar que se convirtieran en puntos de basura o consumo de alucinógenos, además de embellecer el entorno y recuperar la memoria histórica del municipio y sus barrios que han sido afectados por la violencia. Color de Hormiga y Galería Urbana tuvieron aliados como el Museo de Antioquia, el MAMM, Área Metropolitana, Mapei, Pinturas Tito Pabón, Conexión Total, Equipal, Línea Directa, Crystal, la Corporación Universitaria Minuto de Dios, Franco Arte, entre otros que se unieron para embellecer los muros de Itagüí.


Ciudad Sur

Crónica 11

lores los muros de Itagüí


12 Envigado

Ciudad Sur

A la deriva Transportadores de la empresa Santra se quedaron sin parqueadero en Envigado, puesto que el actual no cuenta con licencia de funcionamiento. Aunque buscan alternativas en la avenida Regional o El Salado, aún no es claro el panorama. La Alcaldía acompaña el proceso para encontrar una salida. POR CRISTINA MONSALVE

P

or lo menos tres meses, si las circunstancias son positivas, se tardarán los 110 conductores de la empresa Santra en conseguir y adecuar un nuevo parqueadero para trabajar en condiciones dignas, luego de la orden de desalojo por la Alcaldía Envigado del predio ubicado entre los barrios Señorial y La Paz, donde estaban ubicados hace más de cuatro meses. El desalojo, que generó una parálisis en la prestación del servicio de las rutas Señorial M33, Rosellón M30 y Rosellón avenida El Poblado C25 durante un día y medio, ocurrió el lunes 23 de septiembre tras un pleito entre el propietario del lote y la administración municipal, debido a que desde abril las autoridades habían recibido denuncias de la comunidad por el ruido y la contaminación, porque el parqueadero está en zona residencial. Además no contaba con la licencias de funcionamiento. “Desde el Departamento Administrativo de Planeación se mandaron técnicos de función urbanística y no encontraron licencia que avalara la actividad en el parqueadero”, dijo la inspectora de Policía Urbana, Patricia Giraldo, quien explicó que hubo audiencias con el propietario. “Él aceptó cargos, se acogió a beneficio tributario y pagó la mitad de la multa. Pero aunque se le dieron tres meses para terminar de cumplir los requisitos, no lo hizo”. La fecha para que el propietario allegara las licencias que le permitieran tener este parqueadero era el 2 de septiembre, día en que no fueron entregadas, según la inspectora. Sin embargo, él

interpuso dos acciones de tutela que finalmente fallaron en su contra y la Alcaldía procedió con el sellamiento del parqueadero, una medida que no recae en la empresa Santra, pero la afecta directamente porque era allí donde sus conductores guardaban los 125 vehículos, hacían sus necesidades fisiológicas, pausas activas y consumían alimentos entre viaje y viaje.

LA TERMINAL

Precisamente desde Santra advierten que los problemas no son nuevos. Iniciaron desde el 31 de julio del 2018, cuando tuvieron que abandonar la terminal de El Dorado, que por más de 30 años albergó allí diferentes empresas de transporte como Sotrames, pero que ahora se convertirá en un parque y vivero público. El gerente de Santra, Iván Darío Restrepo, explicó que desde ese momento comenzaron a buscar lotes para adecuar nuevos parqueaderos en zonas como la avenida Regional, pero no se ajustaban a lo que necesitaban, especialmente por las distancias del inicio de las tres rutas, que era hasta de 3 kilómetros. “Esto es muy complicado porque cada vehículo realiza seis viajes diarios. En cuentas rápidas quiere decir que 125 buses deben hacer entre todos 2.250 kilómetros adicionales sin pasajeros en un solo día, lo que no solo genera gastos operativos extra sino más contaminación”, dijo el gerente. Mientras resolvían la situación quedaron en un limbo, según lo describe Aníbal Giraldo, quien administraba el parqueadero del barrio Señorial, recién desalojado y es conductor de la empresa Santra. Él asegura que en alguna época mientras definían dónde ubicarse, los conductores tuvieron que comenzar a parar sus vehículos en vía pública para poder hacer pausas activas entre los viajes, tomarse un tinto o almorzar e incluso “en ocasiones se vieron obligados a hacer sus necesidades fisiológicas en botellas dentro de los buses, porque no había forma de bajarse a pedir un baño”. Esto, aseguran, además de generarles partes por infracciones de tránsito, deterioró las garan-

tías laborales de los conductores, situación que sintieron superada al llegar al predio que ahora está en pleito. “Nosotros llegamos a ese sitio que funciona como parqueadero y comenzamos a hacer las adecuaciones que nos pidió la Alcaldía. Ahí invertimos como 100 millones de pesos que se van a perder, porque, aunque hay unos documentos, dicen que no hay licencia para parquear allí”, explicó Aníbal. Así quedaron de nuevo en un limbo, porque otra vez están haciendo sus paradas en vía pública, arriesgándose a ser sancionados por el Tránsito, esto luego de haber restablecido el servicio tras el paro del 23 de septiembre, que afectó a cerca de 20 mil pasajeros.

¿LA SOLUCIÓN?

Pero por ahora solo están trabajando con el 60 por ciento de sus buses, el otro 40 por ciento quedó al interior del parqueadero sellado, “porque la idea es llegar a un acuerdo para poder seguir allí, por lo menos hasta que esté listo un nuevo lote en cuestión de tres meses”, según Aníbal. Quien no ve muy factible esta posibilidad es la directora encargada del Departamento Administrativo de Planeación, Eliana Ospina, quien reiteró que el proceso del parqueadero nada tiene que ver en lo legal con la empresa de transporte. En lo que sí hizo énfasis es que están realizando un acompañamiento a Santra para que encuentren un nuevo terreno y adecúen un parqueadero. Reconoce que si bien esto no es responsabilidad de la administración municipal, “sí se está haciendo un acompañamiento y se espera que pronto estén en un sitio con las condiciones adecuadas para tener sus vehículos, un sitio que permita vehículos de más de 3,5 toneladas, y que puedan permanecer allí”, explicó. Al cierre de esta edición los conductores siguen en el proceso para tratar de que sea retirado el sello del parqueadero, mientras que analizan predios en la avenida Regional y en el sector de El Salado para estar reubicados en un parqueadero en menos de tres meses y de manera definitiva.


14 Crónica

Ciudad Sur

Fútbol: el sonido

En Itagüí se jugó el primer torneo nacional de Fútbol Sonoro. Reunió a 80 futbolistas ciegos del país, quienes demostraron que el amor por este deporte no tiene límites. POR ALEJANDRO CALLE CARDONA

N

o se trataba del Camp Nou ni del Santiago Bernabeu. No era ni el Monumental ni mucho menos la Bombonera. Ni siquiera era el Atanasio o por lo menos Ditaires. No se jugaba en el mítico Old Trafford, pero esa pequeña cancha de manga sintética del barrio Yarumito de Itagüí se convirtió durante un fin de semana en un gran teatro de los sueños. Parecía un campeonato más de barrio, pero no lo era. Afuera de la cancha, se alistaban los últimos detalles técnicos. Uno a uno, los futbolistas ingresaban a la grama, en formación de trencito y guiados por uno de los dos árbitros. “Acá, da un paso largo que hay una cuneta”, dijo el juez para evitar que se tropezaran y lesionaran antes de iniciar el juego. Sería injusto. Los cinco jugadores vestían camisetas verdes, algunas de ellas apretadas más de lo normal por el exceso de abdomen, pero eso no importaba. Cerca de una de las áreas estaba Ledys, la única mujer en el terreno de juego y quien miraba fijamente a su pareja, a Omar, uno de los defensores del equipo que representaba al departamento de Quindío, aunque viviera en Campo Valdés, nororiente de Medellín. Tomó los dos parches y se los pegó en los ojos para oscurecer totalmente su vista y luego lo besó. Le dio ánimo y le pidió que no se enojara mucho si le pegaban una patada o lo tumbaban. Le sonrió, lo miró nuevamente aunque él no le podía responder la mirada. Él, atrevido, le pidió que le ayudara a estirar y calentar antes de que se fuera. Ella, sin pensarlo, no se negó y pasó de ser su enfermera y psicóloga a ser su preparadora física y kinesióloga. Al otro lado de la cancha, el otro equipo. Vestido de negro, representaba al local, a Itagüí, que había ganado el primer partido dos a cero. No todos tenían parches, pero sin excepción, se pusieron los tapaojos, una de las reglas del fútbol sonoro, o fútbol para ciegos como la mayoría lo conoce. El silbato sonó. Poco a poco, y con ayuda del arquero, el único jugador que no es ciego, llegaron hasta la esquina de la cancha para hacer el ingreso nuevamente como si se tratara de la final de la Libertadores. Se formaron en hilera para escuchar sus nombres y aplaudir cuando escuchaban el de sus compañeros. Terminado el acto de protocolo, llegaba el saludo. Todos estiraban la mano para encontrar la de su rival y cuando no tenían respuesta era porque el saludo ya había terminado. Faltaba poco y la ansiedad crecía, todos se movían y estiraban. La última reunión antes del jue-

go era en la mitad de la cancha, el típico abrazo en círculo, las últimas recomendaciones y también la última arenga. ¡Vamos, vamos!

UNIDOS POR EL BALÓN

El fútbol sonoro nació en España en 1932 y a Colombia llegó treinta años después. Itagüí tuvo su primer equipo en 1997,

pero este no duró sino algunos meses y solo hasta el 2017 se reactivó gracias a que un grupo de amigos se reunió para jugar y formar el equipo Superando Ba-


Ciudad Sur

del amor rreras. Su fundador y gerente es Mauricio Macías, deportista de alto rendimiento, campeón de yudo en los Juegos Nacionales 2019 y estudiante de Profesional de Deportes en el Politécnico Jaime Isaza Cadavid. Perdió la visión cuando era niño, pero nunca dejó de jugar al fútbol y practicar otras disciplinas, por lo que su sueño siempre fue generar opciones de recreación para quienes no pueden ver. “El primer día llegaron solo seis muchachos y ahora somos 17, no solo en fútbol sino también en ajedrez, yudo y natación. Somos un equipo fuerte, entrenamos cuatro veces a la semana como los demás equipos, lo físico, lo táctico y la técnica”, contó orgulloso Mauricio. No es para menos, 14 de sus muchachos, como los llaman, participaron en los Juegos Nacionales. A su lado está Sergio Giraldo, el DT del equipo. Vive en el barrio El Bolo de Itagüí y conoció a Mauricio en la universidad. Se enamoró de su trabajo y quiso apoyarlo en el entrenamiento del equipo, decisión de la que no se arrepiente a pesar de lo duro que pueda resultar entrenar un equipo de futbolistas ciegos. “Para mí, esto es lo más lindo, me hace muy feliz trabajar con ellos, saber que pueden jugar fútbol que es el deporte más hermoso. Se hace énfasis en la ubicación de los jugadores en la cancha que se divide en ocho zonas y también en la coordinación del tiempo y espacio para lograr que se muevan bien en todo el terreno”, explicó Sergio. Dicho entrenamiento hace que los jugadores desarrollen más su sentido de la escucha. Ahí radica la clave para ubicar el balón, a sus compañeros y el arco contrario. Quienes ven por primera vez un partido de fútbol sonoro no pueden creerlo y solo atinan a decir “son unos verracos, hermano”, como exclamó don Gustavo, quien llegó por accidente a la cancha y no se perdió ni un partido.

UNA HISTORIA DE AMOR

El juego inició y a diferencia de cualquier cancha, esta debía estar en silencio para permitir que el sonido del balón fuera escuchado por los jugadores. Los cánticos no existen en esta modalidad del fútbol, ningún espectador puede gritarle qué hacer a los futbolistas o de lo contrario el árbitro suspende el partido. Para eso la cancha se divide en tres zonas, la 1 (defensa) es guiada por el arquero del equipo propio, la 2 (medio) por el entrenador y la 3 (ataque) por el guía ubicado detrás de cada arco contrario y quien tiene la responsabilidad de indicarle al delantero que está cerca. Para ello, este último hace sonar una varilla o moneda contra uno de los postes. “¡Aquí, aquí, Andrés, derecho, dispara!”, grita desesperado a la espera de que su indicación se convierta en gol. El balón se eleva y deja de sonar por unas milésimas de segundo, todo es silencio. Quiénes pueden ver, árbitros, el anotador, los técnicos y uno que otro aficionado, observan el recorrido del balón. Los demás solo esperan la señal del arquero si lo ataja, el pito del árbitro

si es tiro de esquina o el bullicio que provoca un gol. Andrés no tuvo suerte, su remate se fue desviado. Saque de arco y el arquero pone a rodar y sonar nuevamente el balón. Termina el primer tiempo y todos salen corriendo directo a la zona media donde los espera el profe. Sí, corriendo, porque su ubicación en cancha es perfecta y saben a dónde llegar a menos que alguien más se atraviese. Por eso algunos usan protección en sus cabezas, una especie de almohadilla para mitigar el impacto y evitar alguna lesión. Ledys aparece nuevamente en escena. Ahora en su rol de aguatera, reparte la hidratación pero su esposo le pide que en lugar de agua le compre un Gatorade. No le dijo nada, no había dónde y tampoco había tiempo. Ambos se conocieron hace 16 años en el Centro de Medellín y fue amor a primer vista, así suele insólito. Solo basta ver la mirada de Ledys cada vez que habla de Omar. “Es un hombre demasiado humano, es aguerrido, echado para adelante. Yo lo conocí porque los dos trabajamos en la industria del calzado, pero solo hasta hace un año nuestro amor fue posible”, confiesa. La discapacidad visual de él nunca fue una limitación, “la única era que él estaba casado y yo respetaba eso”, dice.

“VOLVEREMOS”

El profe Sergio hizo dos cambios e ingresó nuevamente a una de sus figuras en busca de la victoria, de lo contrario la clasificación a la final se iba a complicar. El juego se reanudaba e Itagüí iniciaba el ataque con Andrés a la cabeza, es incisivo, inquieto y gambeteador dentro y fuera de la cancha. Vive en el barrio Belén Altavista, qué paradójica es la vida. De sus 18 años, dos los ha dedicado al fútbol para seguir los pasos de sus ídolos Vladimir Hernández y Daniel Bocanegra, jugadores de Atlético Nacional, del que es hincha furibundo. Entrena todos los días después de clase, y en su tiempo libre escucha los partidos del Barcelona y se imagina los goles de Lionel Messi. También se atreve a decir que su gambeta es gracias a lo que le ha aprendido al mejor jugador del mundo. El partido es intenso, brusco y a pesar de las opciones de gol, el marcador termina en cero. El árbitro pita el final del partido y se escuchan los aplausos de los pocos hinchas. En la cancha se juntan los rivales para hablar del juego y reclamar una que otra entrada fuerte. Al final sonríen, se abrazan aunque no intercambian camisetas. Afuera estaba esperando la fiel Ledys para abrazar a su jugador estrella. Le recibe la camiseta y lo besa nuevamente, lo ayuda a sentarse para que estire y luego lo acompaña a una tienda para comprar el hidratante que quería. No importaba el resultado, quizá es lo de menos aunque todos siempre quieren ganar. Al final el equipo de Itagüí terminó último en el torneo, pero la ilusión siempre estará viva de que algún día gritarán campeones dentro de una cancha porque afuera, en la vida, ya lo son. Esta la historia de Superando Barreras FC, la muestra de que el fútbol es más que fútbol.

Crónica 15


16 El mundo

Ciudad Sur

¿Salvar el planeta de qué? El planeta no da espera, no hay una segunda oportunidad. Y eso lo dejaron claro más de doscientas personas que se reunieron el pasado viernes 20 de septiembre en las afueras de la Alpujarra para exigir medidas urgentes y difundir una causa que debe ser de todos: salvar el planeta.

N

POR SARA GARCÍA

o es un secreto, ni contaré algo que ya no se sepa, el planeta está ardiendo, la Amazonía Brasilera y los bosques de Bolivia, Paraguay y Perú siguen en llamas. Los glaciares del mundo están desapareciendo, el 19 de agosto de este año Islandia despidió simbólicamente su primer glaciar Okjokull y para no ir muy lejos, en Medellín e Itagüí se presentaron incendios en diferentes cerros que son nuestros pulmones verdes urbanos. Y como si fuera poco estamos aportas de una nueva contingencia ambiental por la mala calidad del aire. Un panorama desolador, pero todavía creemos que esto no es con nosotros. Ante esta crisis social, climática y ecológica diferentes colectivos de activistas del Valle de Aburrá se unieron a la segunda huelga mundial por el clima, inspirada y liderada por la activista ambiental de 16 años, Greta Thunberg, fundadora de Fridays For Future (Viernes por el futuro) desde Suecia. Los carteles con mensajes que piden cambios desde la cotidianeidad y desde lo público fueron expuestos desde las aceras de la Alpujarra por (en su mayoría) estudiantes de colegios y universidades que piden a gritos que no olvidemos que debemos hacernos cargo del presente y que sin duda las administraciones locales deben brindar soluciones inmediatas para solucionar la emergencia climática. Parafraseando a Greta en su poderoso discurso dado el lunes 23 de septiembre en la apertura de la cumbre del clima en las Naciones Unidas ante gobernantes de todo el mundo: “La gente está sufriendo. La gente se está muriendo. Ecosistemas enteros están colapsando. Estamos en el comienzo de una extinción masiva”. La niña de tan solo 16 años, les exigió a esos gobernantes tomar medidas urgentes y radicales para frenar el cambio climático, el fenómeno que presidentes como el de Estados Unidos ha negado cuando la realidad muestra otra cosa. Este discurso me representa, nos representa a muchos y nos debería representar a todos, porque cuando el lugar donde vivimos arde, a todos nos toca actuar porque la comodidad sólo nos aísla por un tiempo pero el calor siempre nos alcanza. A esta huelga, en la pequeña ciudad del mundo como es Medellín, se unieron animalistas, ambientalistas, líderes de pueblos ancestrales, iglesias, cantantes, colectivo LGTBIQ, rebeldes, poetas, todos. Si nos ves con un cartel, tirados en la calle, pintados de colores, haciendo resistencia, es porque en efecto queremos llamar tú atención. Te preguntarás ¿Salvar el planeta de qué? ¿De quiénes? Y ¿cómo? La respuesta a las dos primeras interrogantes es fácil: de nosotros y nuestra indiferencia. La segunda pregunta se responde así:

PEQUEÑOS GRANDES CAMBIOS

El punto cero, creo yo, siempre será indagar, es lo más importante si queremos lograr un cambio con responsabilidad y además: 1: Elegir bien y a consciencia nuestros futuros gobernantes, leer y seguir de cerca las propuestas ambientales que tienen en sus planes de gobierno. 2: Reducir el consumo de carne en nuestras dietas. La ganadería es la principal fuente de emisión de dióxido de carbono y es sin duda la causa detrás de los incendios en la Amazonía. 3: Eliminar de nuestra cotidianidad los plásticos de un solo uso. Las bolsas, pitillos y vasos son objetos que podemos reemplazar por materiales duraderos. 4: Incluye una R más al ciclo: reducir, reutilizar, reciclar y RECHAZAR. Siempre que vamos a comprar pregúntate ¿En realidad lo necesito? 5: Comparte tus conocimientos, todo cuenta cuando de ayudar se trata.


Medio ambiente 17

Ciudad Sur Por estos días comenzó un nuevo periodo de lluvias y con él, el riesgo de que se incremente el número de partículas contaminantes en nuestra región. Por eso, el Área Metropolitana declaró el Estado de Prevención y aumentó el Pico y desde este lunes 30 de septiembre hasta el 1 de noviembre.

Amplían Pico y Placa para evitar crisis por contaminación del aire

POR REDACCIÓN CIUDAD SUR

A

sí genere algún malestar en ciertos sectores, el cambio climático y la contaminación son una realidad. Y aunque en octubre las condiciones son más favorables que en la primera temporada de lluvias del año, las medidas son necesarias para reducir la concentración de las partículas PM 2.5 en la atmósfera, tal y como está establecido en el protocolo aprobado por todos los municipios y la autoridad ambiental. “Por estos días tenemos las estaciones de monitoreo de la calidad del aire en amarillo y verde, por eso queremos evitar que lleguen a naranja. Ya el SIATA nos dio el pronóstico para las dos primeras semanas de octubre que son más secas y las demás son de transición a época de más lluvias. Con estas medidas como la ampliación del pico y placa, evitaremos la concentración de partículas contaminantes. De eso se trata del estado de prevención”, explicó María del Pilar Restrepo, subdirectora Ambiental Área Metropolitana. Ante el pronóstico, la autoridad ambiental, en conjunto con los diez municipios del Valle de Aburrá, adoptó varias medidas, entre ellas la modificación del

y las impares el sábado siguiente (1, 3, 5, 7, 9), en los horarios de 07:00 a 08:30 y de 17:30 a 19:00. Comenzando el sábado 5 de octubre con los números pares 0,2,4,6,8. Los domingos y festivos no se aplicarán restricciones a la movilidad mientras se mantenga el nivel de Prevención.

UNA TAREA DE TODOS

Si bien son necesarias medidas como el pico y placa ambiental, los controles a vehículos chimeneas y a las industrias altamente contaminantes, quienes habitan la región, también deben aportar para evitar una nueva contingencia ambiental. Por eso, estas acciones sencillas contribuyen a una mejor calidad del aire: Pico y Placa. De no acatar la restricción, el conductor será sancionado. •

Carros Particulares: pico y placa habitual en todo el Valle de Aburrá para carros particulares; en CUATRO (4) DÍGITOS, en los horarios que tiene definidos el Municipio de Medellín, de 07:00 a 08:30 a.m. y de 17:30 a 19:00. Motos de 2 y 4 tiempos: pico y placa en todo el Valle de Aburrá para motos de 2 y 4 tiempos, en los DOS (2) DÍGITOS y horarios que tiene definidos el Municipio de Medellín;

de 07:00 a 08:30 a.m. y de 17:30 a 19:00. Camiones y volquetas: pico y placa de CUATRO (4) DÍGITOS, los mismos de los carros particulares, en los horarios de 07:00 a 08:30 y de 17:30 a 19:00. Los sábados, mientras permanezca el Nivel de Prevención, se implementará en todo el Valle de Aburrá de la siguiente manera: Carros, Motos de 2T y 4T, Camiones y Volquetas: la restricción se realizará alternando la rotación para las placas pares (0, 2, 4, 6, 8) un sábado

• • • • •

Utilizar el Sistema Integrado de Transporte del Valle de Aburrá. Compartir el vehículo con otras personas. Hacer revisiones técnicas al vehículo de forma periódica varias veces al año. Evitar el uso del vehículo particular y la moto para trayectos cortos. Utilizar los paraderos de buses autorizados para no incentivar a los conductores a detenerse en cualquier sitio. No requintar a la hora de tanquear tu vehículo.


18 Política

Ciudad Sur

“El Concejo de Envigado es el escenario para continuar el legado de servir”: Diego Mesa

E

l 2 de julio del año pasado, la comunidad de Envigado despidió a uno de sus políticos y líderes comunitarios más reconocidos: Diego Mesa Ochoa. El médico del pueblo, como era conocido, es recordado por su orientación al servicio, su calidad humana así como la gestión de proyectos y políticas públicas que por más de 25 años impulsó desde el Concejo de Envigado, la Asamblea de Antioquia y la Cámara de Representantes, para el beneficio de la población más vulnerada. Hoy su hijo mayor, Diego Andrés Mesa, aspira por el Centro Democrático #9 al Concejo de Envigado con el objetivo de seguir sirviendo a la comunidad. CIUDAD SUR habló con el candidato sobre sus principales propuestas a gestionar si llegara a ser elegido. ¿Quién es Diego Andrés Mesa? Soy de familia envigadeña, crecí y estudié en Envigado en el colegio Benedictino, soy comunicador de la Universidad de Medellín, soy artista y un emprendedor, que desde hace 10 años desarrollé junto con un amigo la idea de cómo resaltar nuestra identidad, nuestra riqueza natural, cultural y social, a través de una marca con un énfasis artístico, soy una persona que le apasiona servir, por eso he trabajado como gestor social apoyando el emprendimiento creativo, la cultura y el deporte. ¿Cómo visiona a Envigado en unos años? Yo deseo trabajar desde el Concejo por un Envigado que sea más social, con más oportunidades para sus familias y sus emprendedores, en donde el valor y el conocimiento de nuestros adultos ma-

yores sea rescatado y tenido en cuenta en la generación de nuevas unidades de negocio que lideren sus hijos o nietos, para así mejorar no sólo la economía de las familias envigadeñas sino también su bienestar. Yo visionó un Envigado donde las personas vivan alegres, tranquilas y sanas, con más espacios públicos en donde puedan intercambiar ideas, generar nuevos negocios así como expresar sus habilidades artísticas y culturales.

niños y nuestros jóvenes pongan su inteligencia, su creatividad y su tiempo al servicio de otros y alejarlos de los malos vicios y de los peligros que hoy los asechan. Este Distrito Creativo tendrá componentes de formación gratuita y de emprendimiento apoyados por el SENA, por nuestras instituciones educativas y por expertos que invitaremos a través de congresos y encuentros de creación conjunta.

¿Cómo explica la propuesta del Distrito Creativo y qué beneficios puede tener? Gestionaré la creación del Distrito Creativo de Envigado y la política pública de emprendimiento creativo y social, un espacio de todos, una gran ruta de nuestra ciudad en donde podamos mostrar nuestras tradiciones a propios y a visitantes y se generen más ingresos para las familias, un sector que será embellecido por nuestros artistas de Envigado, en donde sus ideas serán materializadas. El Distrito Creativo generará una ruta de ciudad en la cual podamos sacarle más provecho a la infraestructura que ya tiene Envigado, y que con gestión, voluntad y liderazgo, logremos que los negocios antiguos y los nuevos puedan atraer a más personas que consuman y gocen de los servicios que aquí prestamos. Enmarcado en los postulados de la economía naranja, será también un espacio en el cuál nuestros estudiantes de las instituciones educativas realicen sus horas de servicio a la comunidad a través de un nuevo programa de memoria histórica en donde hablen de lo que somos mientras aprenden, apoyados en su creatividad, sus habilidades y su talento. Queremos que nuestros

¿Qué otra política pública impulsará desde el Concejo? Queremos proponer la creación de la Gerencia de la Familia, para que desde allí se mire de forma integral a cada integrante, se lidere la creación de programas y políticas públicas que busquen la garantía y el goce de los derechos fundamentales y que sea desde cada Secretaría Municipal donde se tomen acciones para su cumplimiento, pero que haya un doliente que integralmente vele por los derechos de los niños, los jóvenes, los adultos, las mujeres, los adultos mayores, las personas en situación de discapacidad, integrantes o no de grupos étnicos o afro, dando prioridad a aquellos más vulnerados. ¿Cuál es su mensaje para los envigadeños? Yo quiero invitarlos a que vibren conmigo por un Envigado en el cual todos y todas podamos vivir felices, tranquilos y con oportunidades, y que, como decía mi padre, nos ocupemos en realizar acciones más de prevención y de goce pleno de nuestros derechos, yo los invito a que me apoyen así como por tantos años apoyaron al servicio de Diego Mesa.


La Estrella 19

Ciudad Sur

Miraflores, el parque que le dará vida a La Tablaza La comunidad de La Tablaza ya disfruta de una cancha sintética renovada y con graderías cubiertas. El escenario deportivo hace parte del parque ambiental Miraflores que estará listo antes de terminar el año. POR JULIANA VÁSQUEZ POSADA

A

unque durante décadas han sentido que no son “ni de aquí ni de allá”, dada su cercanía con Caldas aún cuando hacen parte de La Estrella, los habitantes de La Tablaza y otras veredas y barrios cercanos celebran que su clamor de tantos años haya sido escuchado. Hace una semana la administración municipal entregó oficialmente la renovada cancha de fútbol que ahora, además de ser sintética, tiene graderías cubiertas para proteger del sol y de la lluvia a los espectadores. Esta cancha ha visto a crecer a más de cuatro generaciones, ha sido testigo de cómo muchas familias se han conformado, de las que se han ido y las que han llegado para habitar los ocho barrios vecinos y darle vida a este espacio que se convirtió en el punto de encuentro durante los fines de semana. “Al principio era un peladero, luego la fueron arreglando para que se viera como una cancha y se quedó en arenilla mucho tiempo, pero ahora es una maravilla”, dijo Arcadio Cardona, habitante de La Tablaza. Y como en toda obra, la remodelación y adecuación de la cancha también tuvo que sortear con varios detractores. La nostalgia de los buenos momentos y los amigos conseguidos en torno a un balón que por años rodó sobre una cancha de arenilla, hizo que algunos vecinos no

vieran con buenos ojos el cambio de la superficie por una grama sintética, “sabemos que complacer a todos es muy difícil, para algunos la cancha en arenilla siempre va a ser mejor, pero yo creo que es por la costumbre y por miedo al cambio, es un asunto de tradición. En general, la gente está muy feliz y esperamos que el espacio sirva para que cada vez más personas y más jóvenes quieran ocupar su

tiempo libre en actividades sanas como el deporte”, aseguró Camilo Cano Londoño, habitante del barrio La Inmaculada 2 y presidente de Asocomunal de La Estrella.

El sueño de los olvidados

El anhelo colectivo de tener un espacio digno para diferentes prácticas deportivas en este sector comenzó a hacerse realidad desde hace varios años. Durante la pasada administración municipal se construyó un coliseo cubierto con placa polifuncional y piscina semi olímpica. Pero la ilusión de tener un parque completo, que sirviera como espacio de encuentro para el ocio y la recreación de

toda la familia, quedó en pausa. La plata no alcanzó. Años más tarde los siderenses que viven en estas veredas históricamente olvidadas por las administraciones, recibieron la noticia de que, además de cancha renovada, tendrían un parque cultural y ambiental. Y están a solo un par de meses de ver su sueño hecho realidad. El parque cultural y ambiental Miraflores se está construyendo desde enero de este año en la carrera 48 con calle 100Sur, contiguo al coliseo y la cancha. En un antiguo terreno ondulado quedarán ubicados el parque infantil, los chorritos para esparcimiento de los niños, el auditorio al aire libre, las ciclorrutas, los senderos peatonales, las pérgolas para picnic y los pozos de arena que le darán vida a este parque a finales de noviembre y que beneficiará a 125mil habitantes de La Tablaza. La construcción de este espacio, en el que se intervinieron más de 4 kilómetros de espacio público, tuvo una inversión aproximada de 4.200 millones de pesos, que fue financiada por la Alcaldía de la Estrella e Indeportes Antioquia. “El parque le va a dar una dinámica muy interesante al sector, no solo porque le cambia la cara y lo valoriza, sino porque sentimos que no estamos olvidados, que estas zonas rurales también son importantes para y el municipio y por eso la administración atendió nuestro llamado y, aún con las limitaciones del terreno, que las tuvo, nos cumplió con esta obra que demandamos por mucho tiempo. Ahora el reto es que la comunidad se apropie del espacio y lo cuide, para que pueda ser disfrutado por todos”, agregó el líder comunal.


20 Política

Ciudad Sur

El Centro de Conciliación de Envigado pronto celebrará dos años de gestión E l próximo 20 de octubre, el Centro de la Conciliación de Envigado cumplirá dos años de gestión, cuyos indicadores de oportunidad y satisfacción de los usuarios superan actualmente el 98%

H

oy en día, los Mecanismos Alternos de Solución de Conflictos que ofrece el Centro de Conciliación de la Personería de Envigado, se han consolidado por su gran alcance jurídico y social. En el año 2016, Virginia López Flórez, actual Personera Municipal de Envigado, lideró un completo proceso de gestión para sensibilizar a las autoridades competentes sobre el deber y compromiso con la ciudadanía para disponer de un espacio de diálogo y solución pacífica de sus conflictos. Así, para el 2017, la Personería de Envigado obtuvo el respaldo y aprobación del Alcalde y el Concejo Municipal para realizar las modificaciones necesarias y poner en marcha el Centro de Conciliación al servicio de la comunidad. Los Mecanismos Alternos de Solución de Conflictos del Centro de la Conciliación han facilitado sustancialmente el acceso a la justicia de los ciudadanos, permitiendo minimizar los tiempos y costos de la justicia formal. Empoderando, además, a la comunidad en la participación activa de la resolución de sus propios conflictos y aportando significativamente a la reconstrucción del tejido social y la paz en las comunidades.

En la actualidad

el Centro de Conciliación de la Personería de Envigado ha logrado significativos avances. Se ha posicionado en un espacio reconocido y apropiado por la comunidad para que, mediante el diálogo, puedan solucionar sus conflictos, ayudando simultáneamente a la descongestión de despachos como comisarías de familia e inspecciones de policía, fiscalías locales y juzgados municipales de pequeñas causas.

Por una sana convivencia El Centro de Conciliación de Envigado ha generado procesos de sensibilización, capacitación y reconstrucción del tejido social para la promoción y fortalecimiento de la sana convivencia. • 4.454 orientaciones o asesorías en materia de conciliación. • 1.578 solicitudes de audiencia. • 1.016 audiencias. • 623 acuerdos conciliatorios. • 393 audiencias con constancia (no acuerdo, no comparecencia, asunto no conciliable) • 408 solicitudes con otros resultados de inadmisión y desistimiento. • 786 casos derivados por despachos: comisarías de familia e inspecciones de policía.

Más acciones para la conciliación

Datos correspondientes al período: 2017 - 2019

Indicadores Oportunidad: 98.93% Satisfacción de los usuarios: 98,8 % Indicador acumulado de efectividad en la resolución de conflicto desde la inauguración del Centro: 70.79%

Cerca de cumplir dos años de gestión,

Datos correspondientes al período: 2017 - 2019

Se han impartido 25 charlas de sensibilización con 956 asistentes sobre conflicto, negociación y conciliación, buscando aportar a una transformación positiva del conflicto. También se ha desplegado un trabajo conjunto y articulado con autoridades académicas, entre ellas, la Institución Universitaria de Envigado y Universidad Pontificia Bolivariana. Y, con autoridades administrativas, como la Procuraduría, Personería de Medellín y las secretarías de Bienestar Social y Comunitario, Salud, Movilidad, Equidad de Género, Seguridad y Convivencia, mediante las comisarías de familia e inspecciones de policía; así como con la Delegatura en Participación Ciudadana de la Personería Municipal y Asocomunal. El Centro para Conciliación ha participado activamente de dos Mesas de Trabajo Municipales por la sana convivencia social y la garantía de los De-

rechos Humanos de los residentes y copropietarios de las propiedades horizontales Portal del Cerro y Aguassí. Y, en la tercera y cuarta jornada de “Conciliatón Nacional” del Ministerio de Justicia y del Derecho, llevando a cabo actividades lúdico pedagógicas; lo cual le ha merecido reconocimiento por parte de la Dirección de Métodos Alternativos.

Apoyo psicológico

El Centro de Conciliación de Envigado también brinda asesorías, acompañamiento e intervención, antes, durante y/o después de las audiencias de conciliación para los usuarios que lo requieran y lo deseen, otorgándoles herramientas para el mejor abordaje de sus problemáticas; permitiéndole una intervención holística del conflicto. La Personería Municipal de Envigado, junto a un equipo humano interdisciplinario, ha logrado consolidar el Centro de Conciliación como un espacio para fortalecer el tejido social desde el diálogo.

Sede principal: Calle 38ª sur # 43- 67. Teléfonos: 339 40 48 – 339 40 47. Sede Atención a Víctimas del Conflicto Armado y Centro de Conciliación: Carrera 43 # 38ª sur – 23. Teléfonos: 270 39 16 – 270 32 46. Sede Auditorio: Calle 38ª sur # 43- 81 Personería de Envigado

@personeriaenvig

@perso_envigado

Envigado Personería

personeria@envigado.gov.co

www.personeriaenvigado.gov.co

Profile for CIUDAD SUR

CIUDAD SUR 72 SEP2019  

Advertisement