Page 1

Miércoles 30 de agosto de 2008 Edwin Leonardo Avendaño Guevara; Pbro. Bogotá, D. C.

Bienvenido el despertar nortesantandereano

Como se tenía previsto, a las 7 p.m., en el emblemático Auditorio “Eduardo Carranza”1, (CORFERIAS) llamado así en homenaje al recordado poeta colombiano natural de Apiay (Meta), se reunió un nutrido grupo de nortesantandereanos de toda la geografía departamental para reafirmar la identidad de los valores regionales, convirtiéndose en testigos de la entrega de los Premios Nacionales de Poesía y Cuento “Eduardo Cote Lamus” y “Jorge Gaitán Durán”, respectivamente. La programación preparada para la ocasión determinó la elegancia y el rigor protocolar del evento que venimos comentando. El maestro de ceremonias señor Jaime Cepeda leyó los textos programados así:                                                             1

Bardo colombiano (1913 ‐1985), conocido ampliamente en los círculos intelectuales de la Patria y fuera de  nuestras fronteras. Su poesía fue en su tiempo una verdadera revolución. “La poesía de Eduardo Carranza  tuvo que abrirse paso en un medio hostil  acostumbrado a una retórica manida, huera y de mal gusto. Los  epígonos  del  modernismo  y  los  románticos  trasnochados  habían  implantado  una  estética  foránea  que  practicaban  sin  talento.  Se  necesitaba  algo  nuevo,  algo  que  estuviese  de  acuerdo  con  el  momento:  una  expresión distinta que comunicase los sentimientos de siempre. Entonces  apareció Eduardo Carranza,” dijo  alguna vez Eduardo Cote Lamus, el gran poeta nortesantandereano. 


“En el marco de uno de los más importantes espacios de difusión cultural del país, la Feria Internacional del Libro y con el mayor sentido de pertenencia por nuestra región, esta noche presentamos a todos ustedes, con orgullo, la programación cultural que da cuenta del patrimonio vivo de todos los nortesantandereanos. Norte de Santander, (departamento que se apresta a celebrar en el 2010, a celebrar un siglo de su creación), les da la bienvenida cordial a través de su Gobernación y de su Secretaría de Cultura Departamental, y los invita a disfrutar y a ensanchar el espíritu, como hijos dilectos de la tierra de grandes maestros en todas las artes, como: Oriol Rangel, Eduardo Ramírez Villamizar, Alejo María Amaya, Justiniano J. Páez, Ángel Gilberto Núñez Sarmiento, Rafael García – Herreros, Jorge Gaitán Durán y Eduardo Cote Lamus, entre un cúmulo de personalidades no menos importantes, a quienes rendimos tributo y sincero homenaje. Esta noche nos reunimos para celebrar el Día de la Nortesantandereanidad, recordando con profunda admiración y respeto a estas connotadas figuras, que con su vida y obra han enaltecido el nombre de nuestro territorio, al tiempo que reconocemos a quienes siguen trabajando en la consignación de las nuevas páginas de gloria. En el marco de este importante evento de las letras y de las artes, en su XXI versión, con Japón como país invitado y con el reconocimiento a todas las personas que en nuestro país trabajan sin descanso para que crezca el número de lectores y el número de libros por lector; hoy queremos participar a ustedes el decidido esfuerzo de la actual administración departamental liderada por el señor gobernador ingeniero William Villamizar Laguado, por fomentar la lectura y fortalecer los procesos culturales que permitirán afianzar la identidad nortesantandereana en los próximos cuatro años. Así las cosas, evocando a algunas grandes figuras de las artes y las letras de la región norteña, con la participación de todos ustedes, nuevamente ésta es la noche de los autores nortesantandereanos que en el campo de las letras abrieron camino en el concebir literario del país: EDUARDO COTE LAMUS Y JORGE GAITAN DURAN. Hace 36 años se iniciaron los concursos que exaltando su nombre han convocado cada dos años a los nuevos talentos del verso y de la prosa del país.


La actual administración departamental nos convocan esta noche para conocer a los ganadores de la versión del concurso 2007 y para que todos los aquí presentes, disfrutemos del inmenso placer de estar juntos y de leer las nuevas ediciones premiadas. Los invito a ponerse en pie para dar inicio a esta velada, entonando las notas del Himno Nacional de la República de Colombia y con entusiasmo el himno de nuestro Departamento Norte de Santander.”

Saludo del señor Gobernador de Norte de Santander, Ingeniero William Villamizar Laguado. (El señor Gobernador no pudo asistir al acto por tener un compromiso ineludible, en Cúcuta; sin embargo, durante la mañana del Día de la Nortesantandereanidad, visitó el stand, observó detenidamente las novedades bibliográficas, felicitó a los organizadores de la muestra y departió con los visitantes; además, entregó un texto académico para ser leído durante la ceremonia y comisionó a la doctora Alix Celi Rodríguez como su representante.2).

Doctor Leonel y doctora Alix Celi Rodríguez 

Buenas noches. Los nortesantandereanos nos reunimos, y ¿para qué? Para estrechar lazos de fraternidad y de identidad regional. Doy a todos los presentes mi sincero y cordial saludo, a los de aquí y a los ausentes, a los que llevan el aliento de nuestra raza noble, culta y vigorosa, a los que engrandecen el alma colectiva de un pueblo ungido con la energía de la inmortalidad. Y cuando me refiero a los lauros de la inmortalidad, no indico solamente aquellos hechos que recuerda la historia regional y de la nación, de las gestas, de las glorias, de los héroes; observo mejor las batallas diarias de hombres y de mujeres, de jóvenes llenos de anhelos, de

                                                            2

Disertación  del  Sr.  Gobernador  de  Norte  de  Santander,  ingeniero  William  Villamizar  Laguado,  en  la  celebración del día de la nortesantandereanidad, en el marco de la XXI  Feria Internacional del Libro, Bogotá  D.C., 29 de abril de 2008. Auditorio “Eduardo Carranza”. 


niños y de niñas a los que debemos preparar una senda mejor, pues en el futuro ellos marcaran el camino de la prosperidad y de la paz, todos cobijados por blasones de esperanza y con férrea constancia construyendo la esencia de la virtud regional. Nuestras tierras norteñas abundan en honores, hoy estamos aquí no sólo con el deseo de rendir homenaje al inmenso cúmulo de gestores y baluartes de la cultura de nuestro Departamento, estamos aquí para demostrar que en ellos nos identificamos plenamente. De tal manera, sentimos gran responsabilidad sobre nuestros hombros al vernos involucrados y comprometidos con todos, los de ayer y los de hoy, los que continúan esforzándose por enaltecer el prominente nombre de nuestra tierra fértil, cálida y bondadosa, próxima a celebrar el primer siglo de autónoma existencia, esta conmemoración ha de convertirse en resplandeciente manifestación de integración y cultura. Y es allí, en donde sentimos la apremiante obligación de rescatar del olvido los nombres de personalidades que en el tiempo y el espacio se han distinguido en todas las ramas del arte y la cultura, mencionaré sólo a algunos, puesto que la nómina es demasiada extensa y no pretendo ser gravoso a este selecto auditorio. Ellos son: los cucuteños, padre Rafael García-Herreros, de grata recordación por sus programas sociales, próximos a celebra el primer centenario de su natalicio; el cineasta Carlos Duplat Sanjuán, a los poetas Eduardo Cote Lamus, Miguel Méndez Camacho y al escultor Julián Martínez Mogollón. A los pamploneses, Eduardo Ramírez Villamizar y Josefina Albarracín, escultores de excelente factura, al escritor Jorge Gaitán Durán y a la poetiza Ofelia Villamizar Buitrago. Al arboledano y magnífico compositor e intérprete Arnulfo Briceño Contreras, maestro en los aires nacionales y coterráneo mío. Al presbítero Chinacotense miembro de la Academia colombiano de la Lengua, Manuel Briceño Jáuregui. A los ocañeros, pintores Noé León, pionero del arte primitivista en Colombia; Jorge Rivero y Edgar Silva quienes aparecen en la antología de artistas nacionales; a los músicos Rafael Contreras Navarro, Guillermo Lemus Sepúlveda; a los poetas Adolfo Milanés y Jorge Pacheco Quintero; además del poeta carmelitano Enrique Pardo Farelo; el novelista abreguense José María Peláez Herrera; el escritor, poeta e historiador bochalemero José Antonio Tolosa Cáceres, quien recientemente trascendió la línea del infinito; a los convencionistas: Ciro Durán Bayona, cineasta; al científico Hernando Pino Santiago, al compositor y poeta Ángel Gilberto Núñez Sarmiento y al polígrafo Lucio Arturo Pabón Núñez, entre una extensa gama, como ya lo dijimos, de representantes de las letras, las ciencias, la espiritualidad, la filantropía y las artes. Para culminar, me permito felicitar al poeta Luis Eduardo Gutiérrez Lozano, ganador del Concurso Nacional de Poesía “Eduardo Cote Lamus”; y al escritor Triunfo Arciniégas, ganador del Concurso Nacional de Cuento “Jorge Gaitán Durán”. Agradezco la solícita presencia de cada uno de Ustedes, de mi Secretario de Cultura doctor Leonel Rodríguez Pinzón y de todos los que llevaron a feliz término este revitalizante encuentro. Gracias.


Alocución del Sr. Secretario de Cultura de Norte de Santander, doctor Leonel Rodríguez Pinzón. Buenas noches. Apreciados nortesantandereanos, los retos culturales y la construcción de la identidad departamental merecen todo nuestro empeño y toda nuestra ponderación, porque el avance de las civilizaciones y de los pueblos está encarnado en su quehacer cultural. Desde el primer momento en que asumí este considerable desafío, que gentilmente me encomendó el señor Gobernador ingeniero William Villamizar Laguado; procediendo de buena fe, he confiado en la entera necesidad de unir esfuerzos que nos permitan a todos los que nos sentimos orgullosamente nortesantandereanos, enarbolar el estandarte cultural, tan fecundo como la misma tierra de la que estamos hechos y que por lo tanto merece toda nuestro empeño y honor. La prolífica producción de novedades bibliográficas que hemos traído este año a la Feria Internacional del Libro, ponen de manifiesto la importancia de seguir apoyando, desde todos los frentes la esmerada labor de nuestros paisanos. Esta noche, podemos confirmar que la cultura departamental sí se puede fortalecer y divulgar, prueba de ello es la entrega formal y pública del Premio de Poesía “Eduardo Cote Lamus”, al escritor tolimense Luis Eduardo Gutiérrez Lozano, con su poemario: “Los cuadernos de Franz”; y del Concurso Nacional de Cuento “Jorge Gaitán Durán”, otorgado al escritor santandereano Triunfo Arciniégas, con su colección de relatos intitulada: “Mujeres muertas de amor”. Les felicito y les motivo a proseguir por su devenir literario. Reconozco que hay mucho camino por recorrer, pero me reconforta sentirme rodeado por ustedes, por los gestores de la cultura, por los artistas, por los que se desvelan para hacer de las artes la máxima expresión de la eterna raza a la que pertenecemos.


Grandes son mis preocupaciones, de tal suerte, que la más me agobia es la que tiene que ver con la absoluta parvedad de lectura y de lectores en nuestro Departamento. Por ello, oficializaremos el proyecto de convertir a nuestros niños y jóvenes en lectores consumados, ya que en este ejercicio se encuentra el verdadero valor del conocimiento y del reconocimiento. Nuestro mayor empeño será el de colmar las bibliotecas del Departamento de libros para recordar a toda persona que no hay mejor fuente vital del conocimiento que la lectura. Puedo asegurar que sí logramos las metas fijadas, obtendremos los resultados esperados; tendremos una población pacífica, activa, poética y creativa. Esto será el fundamental pilar de un futuro promisorio. Me congratulo con el director de la Biblioteca Pública Julio Pérez Ferrero, de Cúcuta, distinguido señor Julio García – Herreros y su equipo de colaboradores que con su valioso aporte hicieron posible la realización efectiva de esta empresa. Agradezco al señor gobernador todo su empeño, digno de todo enaltecimiento por compartir con nosotros este especial y loable interés de que se mantenga ese diálogo incesante en que el libro nos habla y el alma contesta. Muchas gracias.

Presentación de los Concursos Nacionales de Cuento y Poesía Jorge Gaitán Durán y Eduardo Cote Lamus, por parte de su creador el ex diplomático cucuteño Miguel Méndez Camacho.

El catedrático y académico acentuó en su discurso la relevancia que ha adquirido este premio y como los galardonados en las versiones anteriores han hecho honor al premio pues su carrera literaria y poética ha alcanzado afianzamiento en el ámbito cultural. De igual manera, elogió la labor de la doctora Olga Patricia Omaña, anterior encargada de la cartera de cultura departamental y propuso al nuevo administrador que se realice ediciones masivas de libros de bajo costo como lo hace la Revista “El Malpensante” en asocio con la Universidad Externado de Colombia, un experimento llamado “Un libro de a centavo” que ha arrojado excelentes resultados en todo el País; en su solicitud también resaltó la importancia


de trascender las fronteras regionales y nacionales, para que el mundo entero conozca nuestro acervo literario.

Posteriormente intervinieron los jurados calificadores de los concursos, Luz Mary Giraldo (Poesía) y Octavio Escobar (Cuento). Luego, se presentaron las ediciones de los escritores Triunfo Arciniégas y Luis Eduardo Gutiérrez Lozano, ganadores de los concursos nacionales de cuento y poesía, Jorge Gaitán Durán y Eduardo Cote Lamus en su X y XI versión, respectivamente. Los ganadores aprovecharon la oportunidad para leer apartes de sus escritos y para agradecer a los jurados que seleccionaron sus obras, a la Secretaría de Cultura Departamental y la Asociación de Escritores de Norte de Santander; instituciones que lideran cada dos años esta competencia literaria de talla nacional.

Eduardo Gutiérrez y Triunfo Arciniégas


Intervención del escritor nortesantandereano Rogelio Iriarte Martínez3

AL PUEBLO DE MIS RECUERDO Hoy pienso que mi tierra es el mundo. Algo en lo profundo de mi vida me grita con la voz de la libertad, que las fronteras no existen, que la existencia no se encuentra limitada por líneas imaginarias. De la misma manera he aprendido la valiosa lección de que todos somos iguales, que ni la riqueza ni la pobreza nos hacen diferentes, mucho menos el color de la piel o la forma de pensar... Ahora soy de verdad libre para ejercer a voluntad el agradable significado de la palabra fraternidad. Hay un lugar, para cada uno de nosotros, un punto geográfico en el planeta donde un día se produjo el milagro del nacimiento, donde por primera vez abrimos los ojos, ese sitio especifico y único se quedó grabado para siempre en la sangre con la misma ternura indeleble de la leche que bebimos de los pechos sagrados de nuestra madre. A mí el destino y las circunstancias, siendo un adolescente, me alejaron de mi pueblo natal. Me tuve que marchar de esas tierras hermosas de mi cordillera oriental, de mi pequeño y amado Convención en el departamento Norte de Santander, pero con la inocencia de esos años, me traje en el alma todo lo bello, como el sabor dulce de la caña y la miel del trapiche de mi abuelo, junto a las brisas de las cantarinas quebradas de la Vega y las montañas azules del horizonte de mi infancia. A esta altura del tiempo, esos paisajes siguen intactos en mi memoria y en mis sentimientos, guardados en el cofre de mi corazón; y allí en ese lugar tan mío, están también mis antepasados, aquellas personas humildes y sencillas, que me enseñaron por primera vez el valor profundo de un abrazo, con su ejemplo aprendí el sentido glorioso de la dignidad y el respeto por todas las manifestaciones de la vida, de la mano de ellos di mis primeros pasos.

                                                            3

Novelista, poeta y dramaturgo exponente de la “Crónica negra”, nacido en Convención (N. de S.) el 23 de  octubre  de  1954.  Varias  de  sus  obras  han  sido  publicadas  en  lengua  italiana  por  la  Editorial  Giovanni  Tranchida”. 


Gente amada que sembró de surcos las lomas de esas montañas y abrieron caminos en esas tierras y que un día, murieron en la integridad de sus destinos. Yo no los puedo olvidar, ni a ellos ni al pueblo, donde hoy bajo su suelo reposan sus restos. Hoy, Convención sigue en el mismo lugar, acunando gente nueva que ya no conozco y que tampoco me conocen. Junto a la nostalgia temo volver y descubrir que el pueblo que tanto amo, sólo existe en mi corazón, donde lo tengo guardado junto a mis queridos antepasados, al lado de los primeros recuerdos de mi vida. Entonces digo: –– no-solo soy yo, soy también mi tierra, un pedacito de la geografía del planeta que se convirtió en anhelo y poesía, tan intimo, tan mío, que no lo puedo perder ni me lo pueden quitar. Hoy Convención es ese sueño recurrente y hermoso, a donde me voy a refugiar cuando los vendavales de la vida me azotan con la inclemencia de su realidad. A veces pienso que si la vida me permitiera volver a beber un sorbo del agua de los riachuelos de mi tierra, podría calmar de una vez por todas esa sed profunda que el agua de otras partes no ha podido mitigar hasta ahora... Pero ya no soy de ninguna parte, solo un habitante más de este mundo, un peregrino del vacío, que de manera inexorable como todos, me voy lentamente extinguiendo sin darme cuenta. Ojala pudiera llevarme para mi viaje sin retorno, el fardo de todos mis recuerdos, las calles de mi pueblo, el cerro de la virgen, los primeros besos de amor, el nacimiento de mis hijos, y las lagrimas que derramé a escondidas. Me llevaría la memoria con toda su tibieza y toda la carga de los sentimientos, la sonrisa de mis amigos, de toda esa gente amada, muchos de ellos se fueron sin despedirse, a los mejores los alcanzó la muerte el día en que no la esperaban... Y Convención estará allí en el mismo lugar y cuando yo no esté, seré entonces el rostro amorfo y fugaz que el viento labra en una nube cuando el atardecer se llena de arreboles y el humo de los fogones se escapa alegre por las ventanas, mientras en la oscuridad de una alcoba de una casita de campo, bajo el cuidado de una partera como lo fue mi abuela, una mujer joven puja pariendo a su primer hijo. Ojalá nos vuelvan a parir alguna vez, que regresen así mis seres queridos, a ese llano del tabacal, donde un día Simón Bolívar soñó construir en Ocaña la capital de la Gran Colombia, Tal vez con la venia del mismo Dios, un día retornaremos... ¡Qué así sea!... Mientras las campanas de la iglesia repican marcando el tiempo y en las ramas comienzan a madurar las ciruelas.


Presentación de las obras DE LA MUSA MERCENARIA Y CO., del escritor Juan Carvajal Franklin y ALICIA, novela del escritor Eduardo González. ALICIA Eduardo González. Novela. “Esta historia tuvo lugar en la parte alta de Chinácota, Norte de Santander, Colombia. Pero podría haber ocurrido en cualquier lugar, en cualquier época. Es una historia verdadera, aunque podría haber sido inventada. Esta es la historia de una soledad, del dolor de una mujer invisible para la mayoría, pero de presencia contundente. La vida de Alicia nos cala muy hondo en el ánimo por su dramatismo ascendente y la puesta en escena casi teatral. Es un texto sobrecogedor, que derrocha ternura a través de sus personajes, de su forma de hablar propia del campo, y a través del paisaje: omnipresente como un don silencioso, un desafío, casi una maldición, que el autor describe minuciosamente sin detener el compás del relato”. Este escritor es descendiente del general Ramón González Valencia. DE LA MUSA MERCENARIA & CO. “Don Quijote afirmaba de Dulcinea: “Si no existiera, no la amaría menos”. Nosotros podemos afirmar de estas reseñas escritas por Juan Carvajal y Franklin (trípode, San Trípode) que “si no existieran los libros referidos en ellas, no los amaríamos menos”. Existen, claro, más no, o no sólo, en la condición de existencia aparentemente real que atribuimos con cierta frecuencia a los libros: esos objetos capaces con el tiempo de aumentar de peso sin aumentar de volumen (...). Existen porque la Santísima Trinidad autora de De La Musa mercenaria & Co. ha querido que existan y no ha escatimado para ello ninguna de las artimañas propicias al acto recreador: citas, ilustraciones alusivas, referencias bibliográficas en incontestable número y calidad, erratas sabiamente ocultadas, incluso un meta discurso elaborado a tal propósito (...).”


La más sofisticada batidora de cocina no sería capaz de mezclar los ingredientes con tanto denuedo. Juan Carvajal Franklin, cucuteño, narrador, ensayista y traductor; discípulo de los hispanistas Alberto Blecua y Francisco Rico, en la Universidad Autónoma de Barcelona, y del medievalista Alberto Aguirre González, en la Universidad Nacional. Miembro fundador de la prestigiosa revista de cultura Lateral de Barcelona, responsable de la sección de libros raros, antiguos y clásicos. Sus investigaciones sobre el libro como totalidad cultural le han agenciado el grado de Cronista del Altísimo Instituto de Estudios Pataphysicos de la Candelaria, Chodes, Reino de Aragón. Intervención musical

A cargo del grupo "Armonía tres", integrado por: el maestro Crisanto Rangel Ascanio, Darío Ospina Bonet, Henry Rincón Ballesteros, José Luis Lázaro, Carmen Rosa Rangel Ascanio y Laura Cristhina Rangel Rangel. Ellos son representantes los verdaderos aires típicos que se cultivan en Norte de Santander y en el resto de la Región Andina de Colombia, su objetivo es el de explorar sus posibilidades, para que sigan vigentes y no queden sepultados por tendencias musicales foráneas.


Fundado hace ocho años, ha representado a Ocaña y al Norte de Santander en varios eventos locales y de talla nacional, alcanzando lugares preponderantes en diferentes concursos y galardonado en varias ocasiones.

Los temas musicales con los que nos deleitaron fueron: CAMPESINA SANTANDEREANA, compositor: JOSÉ A. MORALES; PAMPLONILLA LA LOCA, D.R.A.; SUEÑOS DEL AYER, compositor: FREDDY SUÁREZ; NO SEAS MALITA, compositor: DARIO OSPINA BONET; RICARDO SEMILLAS, compositor: NELSON OSORIO; VIVE COMO ERES, compositor: ANGEL GILBERTO NUÑEZ SARIMENTO, HURÍ, OCAÑERITA, entre otras. Los asistentes se regocijaron con los aires autóctonos y se unieron al grupo de intérpretes cantando emocionados las melodías de nuestros eternos compositores. Exposición Artística

De Izquierda a derecha: Maestro Gerardo Carrascal,  doctor Leonel Rodríguez Pinzón,   P. Edwin Leonardo Avendaño Guevara y doña Gladys Cabezas de Carrascal 


El Auditorio “Eduardo Carranza”, por lo general sombrío, se llenó de vida gracias a la activa y obsecuente participación de los artistas convencionista: Efrén Santiago Cañizares4 a quien se le reconoció por sus 50 años de labor artística (1958 – 2008), Gerardo Carrascal Santiago5, “maestro del color y pintor de la palabra” y Dalí Gerardo Carrascal Cabeza6, quien es el representante de la nueva generación de exponentes culturales de este tronco familiar, todos ellos descendientes de los fundadores de la importante población nortesantandereana. Las obras expuestas fueron 18 cuadros de diferentes estilos y tamaños. De Efrén Santiago Cañizares (representante del realismo mágico) Jarrón Azul Canasto floral Primavera Selva De Gerardo Carrascal Santiago (Creador del realismo poético) Danza idílica La dama de las rosas Camilo Ernesto (retrato) Asecho y cacería Guayabas y rocío Naranjas y mariquitas Cartuchos y arrieras Estudios: Heliconias, Melocotones, Mangones y Naranjas y azahares. De Dalí Gerardo Carrascal Cabezas (representante del expresionismo abstracto) Integración cromática Arreboles Fragmentación

                                                            4

Nació el 14 de junio de 1938, realizó estudios artísticos y se graduó como Maestro de Bellas Artes de la  Escuela de artes de la Universidad Nacional de Colombia en 1958.  5  Nació el 21 de diciembre de 1952, además de pintor, también es escultor y escritor y poeta.  6  Nació el 24 de enero de 1981, es fotógrafo, cineasta y pintor. 


Fabio López Duran observa en detalle una de la obras del maestro Gerardo Carrascal

Personalidades relevantes Engalanaron este acto con su honrosa presencia importantes cultores de la nortesantandereanidad, que por actuaciones en los campos artísticos, culturales e intelectuales han sobre salido a nivel nacional e internacional. Asistieron los escritores: Ciro Martínez Bencardino, Fernando y Rogelio Iriarte Martínez, Juan Carvajal Franklin, Jesús María Stapper, Luz Mary Giraldo, Octavio Escobar y Triunfo Arciniégas. Los poetas: Elmo Valencia, Juan Manuel Rocca, Luis Eduardo Gutiérrez Lozano, Miguel Méndez Camacho, Miguel Ángel Rodríguez y Jorge Martínez Bencardino. El compositor y escritor Huxley Martínez Arévalo. Los historiadores y periodistas: Jorge Meléndez Sánchez y Olger García Velásquez. Miguel Ángel Santiago Reyes, historiador y presidente de la Fundación Caro; Ciro Pérez, Presidente de la Asociación de Escritores de N. de S.; Olga Patricia Omaña, Alta funcionaria del Ministerio de Cultura; Julio García –Herreros, director de la Biblioteca Pública Julio Pérez Ferrero; Fabio López Durán, coordinador de la Red Departamental de Bibliotecas de Norte de Santander. Los abogados: Emel Santiago Peinado, Ángel Ricardo Barriga y Álvaro Sarmiento Maestre. Doña Marta Pacheco de Páez, de los Vigías del Patrimonio de Ocaña, Renson Said, columnista del Diario La Opinión y el senador Manuel Guillermo Mora; entre una multitud de personalidades que se escapa a nuestra memoria. Para finalizar, los invitados brindaron por la prosperidad y la integración regional; recibieron ejemplares de los libros premiados que fueron obsequiados por la Gobernación del Departamento; también se entregó la obra “El fin del Imperio Latinoamericano” del escritor Mario Javier Pacheco García.


Al despedirse, el Secretario de Cultura doctor Leonel Rodríguez Pinzón, afirmó: “El Departamento viene haciendo presencia en la Feria del Libro, desde el 23 de abril con un stand ubicado en el segundo piso del pabellón 6 de Corferias, donde se exhiben las novedades bibliográficas de los escritores nortesantandereanos que decidieron participar en la convocatoria realizada por el despacho cultural este año; pero principalmente a través de esta gran celebración de la nortesantandereanidad que permitió atraer la mirada de la capital del País hacia la riqueza cultura y literaria que posee nuestra región”. Galería fotográfica

Rosa Rangel Ascanio y Laura Cristhina Rangel Rangel   

  De izquierda a derecha: doctor Olger García Velásquez, doctor Álvaro Martínez Maestre, doctor  Ciro Martínez Bencardino, Ángel Ricardo Barriga y Maestro Gerardo Carrascal       


Renson Said     

Julio García – Herreros     


Doctores Miguel Ángel Santiago Reyes y Leonel Rodríguez Pinzón     

De izquierda a derecha: Fabio López Durán, Viviana Amado, Leonel Rodríguez Pinzón y Alix  Buitrago     


Y para culminar este recuento recordemos al poeta Eduardo Carranza:

“Te llamaras silencio en adelante y el sitio que ocupabas en el aire se llamará melancolía”.

Nortesantandereanidad  

Día de la Nortesantandereanidad

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you