Issuu on Google+

LAVIDACOMOES

ESCRITOS DE ALFONSO LOBO AMAYA

www.ciudadOcana.com

SESIÓN 26. “La paz del ahora” DUALIDAD. El niño rico echó a la basura juguetes, zapatos, ropa, cedes, libros…, que el niño pobre recogió y puso una venta en su barrio. Los compañeros del colegio ahora le gritan que está lavando el dinero ilícito de su padre que vende comestibles en los semáforos de la ciudad. (Microcuentos de Lobito)

El salón blanco de blancas paredes, donde el Maestro Aruna hace las charlas de transformación mental estaba lleno con estudiantes de Yoga, todos inquietos buscadores espirituales. El Maestro Aruna paseo su mirada y por el rostro de los estudiantes y luego de una pausa de silencio preguntó:

Maestro Aruna: ¿Qué buscan ustedes a través de las prácticas espirituales? ¿A dónde quieren llegar? ¿Cuál es la meta final? Estudiantes: Buscamos la paz interior, Maestro Maestro Aruna: ¿Y eso qué es?..¿Qué piensan que es la paz interior? Estudiantes: La paz de la mente. Una mente tranquila, sin preocupaciones. Maestro Aruna: ¿Una mente sin preocupaciones, una mente sin pensamientos? Si la mente es un fluir de pensamientos, ¿Cómo piensan aplacarla? ¿Con la meditación? ¿Meditando en qué? y ¿quién es el que medita? ¿Luego el meditador no es la misma mente? Estudiantes. Al final se trata de eliminar las preocupaciones. Haciendo que la mente se aquiete. Maestro Aruna. Si la naturaleza del agua es fluir no podemos hacer nada para evitar que el agua fluya. Podemos congelar el agua y pensar que ya no fluye. En los polos hay millones de toneladas de agua congelada, en forma de montañas de hielo, pero tan pronto se derritan el agua va a fluir. Así como el agua y la humedad no se pueden separar porque una es inherente a la otra, o como la inhalación y exhalación del aire que constituyen la respiración, igual tampoco podemos separar las preocupaciones de la mente, ya que la naturaleza de la mente es la divagación. La mente es un fluir permanente de pensamientos, como burbujas en agua hirviendo, es su naturaleza. La mente se la pasa parloteando con ella misma, suponiendo, deduciendo, concluyendo, divagando. Hace preguntas y luego pretende respuestas. La mente o intelecto se la pasa comparando, deduciendo, concluyendo, analizando, divagando. Y si esto es así ¿cómo calmarla? ¿Cómo evitar que el mar produzca olas? Nos tocaría quitar La Luna del firmamento para evitar el oleaje marino, mareas altas, etc. Igual nos tocaría quitarnos la


LAVIDACOMOES

ESCRITOS DE ALFONSO LOBO AMAYA

www.ciudadOcana.com

cabeza para evitar el oleaje de pensamientos. La mente es una herramienta para la vida como lo son los pies para caminar. Estudiantes. ¿Entonces que hacer con las preocupaciones para que la mente se aquiete? Maestro Aruna. Me preguntas ¿cuál es la solución?...La solución es sencilla: dejar que surja la preocupación. Cada vez que aparece la preocupación dejarla surgir, no hacerle resistencia. Si fuerzas las cosas hacia un fin produces el efecto contrario. Si quieres que el bus pase rápido más se demora en aparecer. Si te dicen que te relajes cuando te van a inyectar, más rápido te tensionas y endureces los glúteos. Si el médico te dice que no te preocupes, más pronto lo haces. Entonces deja que salga la preocupación, pero debes observarla a medida que surge en tu mente. Si observamos la preocupación a medida que va surgiendo, va perdiendo fuerza, pierde intensidad y poco a poco dejas de involucrarte con ella. Puesto que nos han dicho que la preocupación produce tensión, estrés mental, creemos que no debemos preocuparnos, pero en la práctica no podemos evitar preocuparnos. El único modo en que se detendrá la preocupación es por la comprensión, a través del CONOCIMIENTO correcto de que el cambio es la esencia de la vida y de que no podemos tener siempre las cosas que deseamos. Hemos de estar preparados para aceptar de la vida las cosas que puede que no sean aceptables. Este es el único entendimiento que al final reducirá y quizás eliminará la preocupación. Pero no podemos dejar de preocuparnos sólo porque nos lo propongamos. No podemos evitar que sucedan cosas malas en el mundo sólo porque lo deseamos, ni tampoco que sucedan cosas buenas. En los últimos cinco mil años de civilización han sucedido quince mil guerras en la tierra (promedio de tres guerras por año) y las guerras continúan a pesar de que nosotros no queremos que eso sea así. Estudiantes. Entonces la clave es dejar emerger la preocupación y observarla sin oponerle resistencia. Maestro Aruna. Así es. Observar la preocupación sin involucrarse con ella es calmarla. Estudiantes. Cuando usted afirma que sólo por la comprensión podemos calmar la mente y sacarnos las preocupaciones de encima, ¿qué quiere decir con comprender? Maestro Aruna. Comprender es darse cuenta que uno vive en el AHORA, que nadie vive en el ayer ni nadie vive en el mañana. Nunca un cuerpo puede estar en el ayer ni en el mañana, sólo puede estar en el AHORA. Tú existes AHORA, no ayer ni mañana. AHORA estoy vivo presenciando la vida, AHORA existo, no existo ayer, no existo mañana ni existo en el futuro, sólo existo AHORA. La vida transcurre en el AHORA, en el hoy. Estoy siempre en el AHORA, tanto el ayer como el mañana son prisiones elaborados con barrotes conceptuales, prisiones psicológicas, no físicas. No me puedo salir del AHORA, como tampoco me puedo salir del espacio. ¿A dónde irías que puedas salirte del espacio? ¿A dónde irías que me puedas salirte del AHORA? Siempre estás en el espacio y siempre estás en el AHORA, sin importar donde vayas. La paz que buscas es AHORA y no mañana. No puedes conseguir la paz en el mañana porque el mañana no tiene existencia real, solo mental. AHORA puedes estar en paz y no ayer ni mañana. Naces en el AHORA, vives en el AHORA y mueres en el AHORA. La alegría la puedes experimentar AHORA, no ayer ni mañana, La paz sólo la puedes experimentar AHORA. Si tienes sed, la tienes AHORA, no ayer ni mañana. Si tienes miedo, lo tienes AHORA, no ayer ni mañana. Cuando estás despierto siempre lo estás en el AHORA, cuando duermes lo haces en el AHORA y cuando despiertas estás en el AHORA y no te despiertas en el ayer ni en el mañana porque el ayer es AHORA y el mañana es AHORA. La eternidad es otra palabra para el AHORA. Estudiantes. O sea que todo el problema del vivir en paz es no salirse del momento, ¿cierto? Es lo que usted llama La Paz del AHORA-


LAVIDACOMOES

ESCRITOS DE ALFONSO LOBO AMAYA

www.ciudadOcana.com

Maestro Aruna. Cierto, no salirse del momento es la paz del AHORA. Porque si te sales del AHORA estás mentalmente en otra parte aunque físicamente el cuerpo esté en el AHORA, como siempre lo está. Si la mente se va para el pasado a recordar eventos, videos del ayer, deja de vivir el AHORA, y eso crea el sentimiento de culpabilidad por lo que hicimos o dejamos de hacer o por lo que no hemos debido hacer, igual sucede si la mente se va para el mañana o futuro. El problema psicológico está en salirse del AHORA para irse para otro espacio mental o espacio de tiempo imaginario. La paz mental, la paz interior, es la paz del AHORA, no del ayer ni del mañana. Si AHORA hablas conmigo y estás atento a lo que escuchas hay paz en tu corazón, hay quietud mental, pero si estás frente a mi y tu mente se va para el mañana y piensas en cosas que tienes pendientes por hacer, o te vas para el pasado a comparar cosas, entonces te sales del momento, la mente se angustia y rompes la paz del AHORA. Si la mente se va para el pasado a recordar eventos negativos, sufro AHORA, no sufro en el ayer. Si me voy para el mañana y supongo cosas negativas, sufro AHORA y no en el mañana. Dicho de otra manera, nadie se angustia en pasado ni en futuro, yo me deprimo AHORA o me alegro AHORA, dependiendo del tipo de recuerdos que rememore o del tipo de eventos que suponga que a futuro van a pasar. AHORA, en este momento, soy feliz, pero si me salgo del momento y me traslado a otro momento la paz del AHORA desaparece. Estudiantes: ¿Por qué la mente se resiste a permanecer en el AHORA? ¿Por qué es tan difícil estarse en el momento y no salirse de él? Por supuesto que si uno no se sale del momento que ésta viviendo, si permanece en el AHORA hay paz. Maestro Aruna. Toma una cartulina y enróscala en forma de tubo, amárrala con un caucho y déjala así por un tiempo. Luego un día vienes y le quitas el caucho y trata de ponerla plana y verás que se resiste a dejar su forma anterior, su forma tubular. Desde el punto de vista de la física se dirá que la cartulina se resiste a dejar su estado inercial en el cual ha permanecido un buen tiempo. Para que un objeto en moviendo o en quietud deje su estado inercial se necesita de una fuerza externa que lo saque de allí, igual pasa con la mente. El estado inercial de la mente, tendencia o costumbre, es a estar en el ayer o en el mañana. En el ayer rumiando todas las cosas que le han pasado, sean estas agradables o desagradables, y el otro estado es cuando se va para el mañana a suponer acontecimientos que no aún no han sucedido, llenándose de temor. Este es el estado inercial de la mente que se resiste a dejar, igual que la cartulina se resiste a ponerse plana. La fuerza que va a mantener a la mente en el AHORA, que es su estado inercial original, es la fuerza del CONOCIMIENTO. Estudiantes. Pero todos hacemos planes para el mañana. Todos imaginamos un futuro mejor. Maestro Aruna. Por supuesto y eso no tiene nada de malo, pero los planes cuando se concretan se dan en el AHORA y no en el mañana. Un arquitecto diseña en el papel un edifico de varios pisos para ser construido en el mañana o futuro, pero cuando pasas por el lugar ves a los obreros pegando ladrillos AHORA y no en el mañana, y si te detienes a observarlos AHORA pegan ladrillos y levantan la construcción y mañana cuando vuelvas observas que AHORA están pegando ladrillos. La vida acontece en el AHORA. Una vida humana, o lo que has vivido hasta AHORA, es la sumatoria de todos los momentos. Si han sido buenos momentos dices que has tenido un buen día. Si han sido malos momentos dices que has tenido un mal día. Pero si has tenido en un día mil buenos momentos y un solo mal momento, sales a decir que has tenido un mal día. Matemáticamente todo se reduce a una simple suma y una resta. Ahora lees este escrito o escuchas esta charla y es AHORA que la comprendes. AHORA estás contento, AHORA te sientes bien, no estás contento o te sientes bien ayer o mañana. No es ayer ni


LAVIDACOMOES

ESCRITOS DE ALFONSO LOBO AMAYA

www.ciudadOcana.com

mañana que te vas a sentir bien por esta charla, porque mañana cuando te levantes y digas que te sientes bien lo haces en el AHORA. Estudiantes. Maestro, usted pone a los niños como referencia del vivir en la paz del ahora, pero lo que sucede es que un niño pequeño todavía no tiene la memoria saturada de recuerdos como los adultos, entonces esa tierna mente no está sujeta al juego temporal-espacial. ¿No le parece? Maestro Aruna. Es una apreciación correcta. Los mecanismos asociativos de la mente son canales por donde se atrapa la energía. En la asociación por contigüidad la mente asocia y registra en memoria todo lo que acontece en el escenario donde se da el evento. Por ejemplo, si el día que tu novia te besó por primera vez fue al lado de una iglesia amarilla donde sonaba una balada romántica de un cantante famoso, entonces la mente archiva ese recuerdo asociado con esos aspectos, y al paso del tiempo cada vez que escuches la canción o veas una iglesia amarilla evocas el recuerdo y con él emerge también la carga de energía asociada (nostalgia) al recuerdo. Y si es un recuerdo donde la energía asociada es ira, cada vez que sale a flote el recuerdo con él viene la carga energética del resentimiento. El mecanismo por similitud es cuando la mente asocia una cosa con otra, por ejemplo rojo con sangre o negro con oscuridad estando esto asociado a una carga de energía negativa o positiva dependiendo de lo que haya sucedido. Y finalmente, el mecanismo de asociación por contraste, por ejemplo: enano con niño. Si en el colegio hubo un compañero alto y de color (gigante negro) que te la tenía montada y te fastidiaba todo el tiempo, siempre que veas un negro alto y delgado se suelta el recuerdo y con él la carga de energía de malestar y de rabia por lo que te hacía. El niño pequeño, poco a poco, va cargando su memoria con recuerdos asociados a las energías. Cada vez que evocas un recuerdo negativo o positivo te deprimes o te alegras en el AHORA porque nadie se deprime en el ayer o en el mañana. AHORA soy feliz o AHORA soy infeliz, no ayer ni mañana. Los niños pequeños no trabajan con el concepto tiempo-espacio porque siempre están en el AHORA. Si tú le dices a un niño que mañana le vas a regalar un juguete, él responde que lo quiere AHORA. El niño no dice que te quiso ayer o que te va a querer mañana, él dice que te quiere AHORA. Estudiantes. Para eliminar las cargas asociadas a los recuerdos, sean estos negativos o positivos, ¿sirve la técnica del Ho`oponopono? Maestro Aruna. Es un método chamánico de Islandia, una técnica de la liberación emocional. Pero debes practicarla en el AHORA. Estudiantes. Nos la puede explicar AHORA (risas) Maestro Aruna. Está ampliamente explicada en Internet. Basta que vayan a un buscador como GOOGLE y escriban la palabra Ho`oponopono y allí encontrarán páginas enteras explicando esta técnica para descargar la energía atrapada en los recuerdos, en las memorias, en los resentimientos y en las frustraciones. Estudiantes. ¡Gracias Maestro! (en coro) La charla finalizó porque los estudiantes sacaron sus computadoras portátiles y al momento se pusieron a indagar sobre esta técnica de liberación emocional.

Alfonso Lobo Amaya


La vida como es 26