Issuu on Google+

ELDIVANDEFREUD

ESCRITOS DE ALFONSO LOBO AMAYA

www.ciudadocana.com

SESIÓN 17. “Tiempo de vida” En el salón blanco donde se lleva a cabo las sesiones de Metanoesis (transformación mental) tres bailarines de ballet clásico llegaron para hablar con el Maestro Aruna. Eran jóvenes elásticos que se sentaron en el piso en posición búdica sin mayor esfuerzo corporal. Todo el tiempo sonreían y se notaba que eran chicos inteligentes. El tema que querían tratar era el de el tiempo de vida, el lapso de existencia; tenían un amigo enfermo y pensaban que podía morir pronto. Maestro Aruna. Todo ser vivo nace con un tiempo de vida determinado, una visa con fecha de vencimiento. ARCOIRIS. El ángel No importa si es humano, animal, ave, pez, microbio, herido cayó en un jardín célula, planta, río u océano. Igual sucede con los infantil y pensando que cuerpos celestes. Todas las piedras en el camino alguna era un gran pájaro blanco vez fueron estrellas. Todo lo que nace muere, todo lo los niños le dieron yogur creado algún día desaparecerá. Todo lo que crece, con galletas y los decrece. Seres vivos de todas las especies, estrellas pintaron de colores con grandes y chicas, sistemas solares, galaxias enteras e sus creyones. El ángel incluso universos completos aparecen y desaparecen. mejoró y voló haciendo Cuando se les acaba el tiempo de vida se desintegran y un amplio semicírculo. los elementos naturales constitutivos vuelven a la Fue cuando nació el bodega cósmica. Todo lo nacido vive por un tiempo y Arcoíris (Microcuentos muere, es decir, se transforma en energía primaria, que de acuerdo a la ley física de la conservación de la de Lobito) energía, sólo hay transformaciones más no muerte, porque lo que desaparece son las formas. La muerte es más un concepto religioso, un temor infundado, un miedo engendrado por la mente. Todas las joyas tienen como base el oro, pero las formas que les da el artesano son diferentes. Con la arcilla se hacen muchas artesanías que cuando se rompen, se muelen las partes y vuelven a su estado natural de arcilla. En la arcilla del camino no hay formas, pero la mano del artesano les da formas, y si la mano es temblorosa las formas salen defectuosas. Sólo la forma es destruida más no la esencia. La materia prima, con la cual se construyen formas vivas o inertes, es la misma, combinada en diferentes proporciones. Todas las formas en el universo tienen un lapso límite de existencia. No importa cómo se destruyen ni quien las destruye, estos son sólo agentes del proceso. Por eso afirmo que no hay culpables. Todo es un juego divino, un lila, como dice la filosofía hindú.


ELDIVANDEFREUD

ESCRITOS DE ALFONSO LOBO AMAYA

www.ciudadocana.com

Urania: ¿Todo en esta creación tiene un tiempo de vida determinado y unas funciones también determinadas? ¿Igual pasa con lo espiritual? Maestro Aruna. Así es. Mira: El glóbulo rojo, célula diminuta del cuerpo, tiene un tiempo de vida aproximado de 120 días y desempeña dos funciones: distribuye el oxígeno por el cuerpo y, simultáneamente, pega la grasa o colesterol dentro de las venas. Esta célula microscópica no vive más allá de ese tiempo. No puede vivir 120 semanas ni 120 meses ni 120 años. Su tiempo de vida son 120 días. Una mosca puede vivir hasta 70 días, pero jamás 70 años. Una tortuga puede vivir unos 300 años, pero no tres mil años. Y esto no sólo va con los seres vivos como aves, animales y humanos. Igual sucede con las estrellas, los soles, los planetas y las galaxias. Todo en el universo tiene un tiempo de vida y una función que desempeñar. Con lo espiritual pasa lo mismo. Los ciclos espirituales también tienen su tiempo de vida. El proceso espiritual termina con la realización o iluminación, como es el caso del Buda. Daniel. Y a cada instante todo muere en todas partes. Mientras estamos aquí hablando miles mueren es este momento. ¿No se puede hacer nada? ¿No podemos prolongar la vida tal vez clonándonos de forma continua por siempre? Maestro Aruna. Para el Poder Supremo, todo es posible, pero si te clonan ya no eres tú mismo eres otro, ya que la clonación va a lo fisiológico; no clonan lo a la psicológico ni lo espiritual. Mira, Daniel. En unos minutos un venado en el bosque tiene que morir porque el tiempo de vida se acaba. Entonces allá en la maleza el cazador levanta la escopeta para matarlo o algún depredador espera oculto para dar el zarpazo o puede que el animal trastrabille y se desnuque. Es irrelevante la forma como muera, lo cierto es que debe morir dentro de unos minutos sin importar como suceda. Y para que ese evento se lleve a cabo la ley Cósmica utiliza al cazador, al depredador o la piedra con la que va a trastabillar para que se cumpla ese destino. Pero eso recalco que no hay culpable en lo que sucede, pero como vimos en sociedad y tenemos acuerdos de convivencia, llamadas leyes, se castiga al culpable y hasta se le mata y ese acto humano se hace lleno de odio, rabia y resentimiento contra el victimario. Marco. ¿O se que debemos perdonar?..¿O castigar sin odio? Maestro Aruna. ¡Por supuesto! Aplicar las leyes de convivencia, pero perdonando internamente. Si se razona que la dinámica de la vida funciona así, se llega a la comprensión y desaparece el odio, el resentimiento y el deseo de venganza. Todo ser vivo es el alimento de otro ser vivo. El hombre se come el pavo que se come a la culebra que se come el sapo que se come a la rana que se come la mosca que se come los gusanos y estos, finalmente, se comen al hombre. ¿A cuál de ellos llevamos a la cárcel? Urania. ¿Morir no es importante? Entonces la vida no tiene nada de sagrado. ¿Cierto? Maestro Aruna. ¡Correcto! “La vida no vale nada y no vale nada la vida”, dice la canción. Cada instante nacen millones de seres y millones mueren cada minuto. Hoy en día los seres humanos deambulan por las avenidas de las grandes ciudades como perros sin dueño, ante la mirada indiferente de las personas. Viven en las calles, debajo de los puentes, en las cloacas y mueren enfermos, abandonados por una sociedad indiferente al dolor humano, mientras las mascotas de los ricos se dan la gran vida. En África millones de personas mueren de hambre ¿Dónde está lo sagrado de la vida? “La vida es sagrada”, es una frase de cajón propia del espiritualismo moderno. El conquistador español Francisco Pizarro, uno de los hombres más falsos y canallas de la historia universal, venerado como santo en su lugar de origen, masacró a Atahualpa y a miles de Incas. Hitler, Mao, Stalin, mataron a millones de personas. Los emperadores y Faraones masacraron a miles de niños. Las religiones, para imponer sus credos y purificar a nombre de Dios, torturaron y mataron a miles de personas, como fue el caso de las


ELDIVANDEFREUD

ESCRITOS DE ALFONSO LOBO AMAYA

www.ciudadocana.com

cruzadas. ¿Dónde está lo sagrado de la vida? En los últimos cinco mil años de civilización ha habido quince mil guerras donde los muertos suman millones de millones. ¿En qué parte del camino de la evolución de las sociedades humanas está lo sagrado de la vida? Mira, hace cien años, cuando Einstein publicó su Teoría de La Relatividad, la población del planeta era mil millones de personas en donde había mujeres, niños, hombres y ancianos, presidentes, escritores, científicos, deportistas, artistas, comerciantes, industriales, políticos, religiosos, ricos y pobres, sabios e ignorantes, homicidas, etc. Al día de hoy, ¿dónde están esos mil millones? Daniel. ¡Todos muertos, por supuesto!..¡Uf! ¡Qué cantidad de muertos! Maestro Aruna. Y hoy somos cerca de 8.000 millones diseminados en más de doscientos países de la tierra. Dentro de cien años ¿Dónde estaremos todos? Urania. ¡Muertos!… ¡Joda!, ¡qué cantidad de muertos como dice Dani! Y luego nos impactamos porque un tsunami mata a unos cientos de miles o una bomba a cincuenta. Maestro Aruna. Ahora sumen todos los seres humanos que han vivido en este planeta desde que apareció el primer bípedo humano. ¿Cuál sería la cifra? Marco: ¡Guau! Seria billones…sin contar los animales que serían trillones y cuatrillones… Maestro Aruna. ¿Y para quien son importantes? ¿A quién le hacen falta? Entonces, ¿por qué ser tan tontos y deprimirnos por un evento que es el más natural de todos en esta creación?: ¡La muerte! ¿Por qué no aceptar que todo ser vivo tiene un tiempo de vida limitado y que nadie puede sumar ni restar una décima de segundo a ese tiempo de existencia? ¿Cuánto vamos a vivir? ¿Dónde vamos a morir?, ¿De qué forma moriremos? ¿En qué momento moriremos?, eso nadie lo puede mover de ahí porque una vez se cumpla el tiempo de vida asignado el destino hace su voluntad por encima de todos los pronósticos. El hijo del más grande millonario tiene acceso a los mejores médicos del mundo, a las mejores medicinas y a las más avanzadas tecnologías, pero si el tiempo de vida para esa persona llegó a su final, no habrá nada que evite su muerte. Quien nació para vivir 80 años, 3 meses, 7 horas, 15 minutos y 3 segundos, ese es su tiempo de vida y nada lo puede modificar, y quien nació para morir de 8 años, igual, es su tiempo de vida. Luego, lo más inteligente es comprender de una vez y olvidarse de ello viviendo el día a día. Marco. O sea que lo mejor es entretenerse haciendo cualquier cosa mientras pasa el tiempo de vida. ¿Cierto, Maestro? Maestro Aruna. ¡Exacto! La vida finalmente es entretención. Todas las actividades que hace el ser humano hace sobre la tierra es pura entretención y nada más. Cada cual debe copar el tiempo de vida en alguna actividad. Que una persona considere que lo que hace es más importante que lo que hacen los demás, es puro EGO. Si una persona piensa que lo que hace es menos importante que el hacer del otro, también es una cuestión de EGO. Si el celador del edificio, donde vive el ministro, cree que su trabajo no es importante, pero sí lo es el del ministro y este a su vez piensa que su trabajo es más importante que el del celador, ambos están frente al mismo problema mental: ¡EGO! Lo que hace el ministro, el científico, el político, el premio Nóbel, etc. ¿Es importante para quién? ¿Para las estrellas? ¿Para las galaxias? ¿Para el cosmos? Sólo es importante para el EGO humano. Un asesino condenado a la pena de muerte, a morir dentro de diez años. ¿Qué hace el reo con el tiempo de vida mientras llega la fecha de la ejecución? Se dedica a estudiar o se pone a aprender un idioma o un arte. ¿Para qué hace eso si lo van a matar? ¡Para entretenerse mientras pasa el tiempo! Nosotros también estamos condenados dentro de la cárcel del cuerpo, prisión de huesos y carne, en la celda de los conceptos. Todo lo que hagamos es pura entretención mientras llega el día de la ejecución. Por lo tanto, al final, la vida es entretención. Si vemos la cosa de


ELDIVANDEFREUD

ESCRITOS DE ALFONSO LOBO AMAYA

www.ciudadocana.com

esta manera la vida se simplifica enormemente y dejamos de ponerle tanta tiza a las trivialidades del diario vivir. La diferencia con el reo es que él sabe la fecha de su ejecución y nosotros la desconocemos, pero igual que el condenado, toda la actividad que hace el ser humano no es otra cosa que entretención, mientras el destino ejecuta la sentencia. Por ende, creer que lo que uno hace es más importante que lo que hace el otro es sólo la soberbia del ego, pura ignorancia. Nadie en este universo, es importante, todo es el juego de la conciencia universal, todo es entretención. Sólo que el señor ego cree que lo que hace es importantísimo y, como se lo cree, lleva una vida de competitividad, frustraciones, éxitos efímeros, enfrentamientos y sufrimiento. Cuando vamos a un consultorio odontológico, a cumplir una cita, nos ponemos a leer revistas viejas. ¿Vamos al consultorio del médico a leer revistas viejas? ¡No! ¡Por supuesto que no!, lo hacemos para entretenernos mientras nos llaman a turno. Bueno, lo mismo va con la vida. Nos dieron un lapso de tiempo de existencia y mientras nos llaman a turno nos entretenemos jugando a ingenieros, médicos, profesores, artistas, científicos, empresarios, policías y ladrones, detectives y homicidas, en fin, nos entretenemos en algo, porque hacer nada es imposible ya que la conciencia es un mecanismo dinámico y no puede estar quieta, ni cuando estamos en sueño profundo o anestesiados, pues el cuerpo continúa con sus procesos biológicos. Daniel. Todo se complica cuando se toma la vida muy en serio y uno compara lo que hace con lo que hacen los demás ¿Cierto? Urania: Es como un juego de EGO vs. EGO. Algo así como que lo yo que hago si es importante y lo que tú haces es insignificante. ¿Cierto? Marco. En este arte del ballet se ve mucho lo que usted dice, Maestro. Siempre se está en función de que lo yo que hago es mejor que lo que hacen los otros, y ahí comienza el problema, pues la comparación sólo conduce al sufrimiento, como dice usted. Urania: ¿Cómo actuar para ser buen bailarín o cualquier actividad sin meter ego a la cosa? Maestro Aruna. Debes dar lo mejor de ti en lo que haces, pero sin compararte con lo que hace el otro. Si tienes que barrer el piso hazlo dando lo mejor de ti, con ánimo, con energía, con alegría, con dinamismo, sin pensar en nada más porque si esperas el aplauso, el reconocimiento a tu labor y no te lo dan, te deprimes. En cualquier actividad que hagas debes dar lo mejor de ti porque eso ayuda al crecimiento espiritual, al desarrollo interno, a la paz mental. Pero, por sobre todo, hazlo por entretención. Miren que ustedes pasan el tiempo de vida haciendo algo divertido y agradable como es bailar, donde reciben elogios y aplausos de gratitud. Ahora vean a otras personas que pasan el mismo tiempo, (el tiempo que bailan en el escenario) haciendo oficios difíciles como limpiar alcantarillas, autopsias o matar personas en un conflicto armado, etc. Urania. Tiene razón, El problema es porque nadie está contento con lo que hace, siempre queriendo hacer otra cosa o comparando lo que hacen otros como mejor que lo de uno. Finalmente, no importa lo que uno haga, pues como dice usted, Maestro, al final todo es entretención mientras pasa el tiempo de vida, trepados sobre un planeta dándole la vuelta al sol. ¡Vaya entretención! Maestro aruna. Arte este donde los niños son verdaderos maestros, pues todo lo toman como juego, todo lo vuelven entretención. Cuando se hacen adultos esos mismos juegos, lo toman en serio y la vida se complica. Los niños se entretienen con cualquier cosa. Juegan a la tienda de mentiras, juegan a ser médicos de mentiras, juegan a ser presidentes de mentiras. En el juego, un niño no piensa que lo que él hace es más importante que lo que hace otro niño, pero viene el adulto con sus trastornos mentales y lo complica diciendo que la vida es algo muy serio, muy importante, cuando la verdad


ELDIVANDEFREUD

ESCRITOS DE ALFONSO LOBO AMAYA

www.ciudadocana.com

es que la vida es sรณlo entretenciรณn, como dice Urania, pagando condena en planeta dรกndole la vuelta al sol. Los chicos se pararon e hicieron unos pasos de ballet como mariposas volando alrededor de un รกrbol viejo. El Maestro Aruna sonriรณ lleno de ternura. Eran bailarines talentosos.

Alfonso Lobo Amaya


Diván de Freud 17