33febrero2014autoestima

Page 1

¿Qué es la autoestima? Es el sentimiento que tenemos por el que nos aceptamos y nos apreciamos a nosotros mismos.

¿Cómo se crea la autoestima? No es un sentimiento que tengamos al nacer, se va formando poco a poco y tiene que ver con la opinión que tienen los demás sobre nosotros mismos. Esto nos ayuda a seguir adelante y a conseguir nuevas metas. La diferencia entre una baja autoestima y una autoestima adecuada, la podemos valorar mediante la observación directa y teniendo en cuenta diferentes aspectos…. algunos de ellos nos pueden poner en la “pista”, de actitudes de nuestros seres cercanos, que debemos atender…. En el caso de personas con baja autoestima, algunas de las características de son: Falta de credibilidad en sí mismo, inseguridad, bajo rendimiento.. Falta de habilidades sociales adecuadas para resolver situaciones No se realizan críticas constructivas y positivas. Sentimiento de culpabilidad. Incremento de los temores y del rechazo social

Características de las personas con alta autoestima: Superan sus problemas o dificultades personales más fácilmente. Refuerzan su personalidad. Favorecen su creatividad. Son más independientes. Tienen más facilidad a la hora de tener relaciones interpersonales.

¿Cómo podemos mejorar la autoestima?

Escuela de Padres Ciudad de Toledo Curso 2013-2014

Para mejorarla, es preciso conocer bien a la persona con la que queremos trabajar…… y saber las cosas que podemos cambiar en ella, así como las cuestiones que aunque no se pueden cambiar, hay que enseñar a convivir con ellas. Debemos saber a dónde queremos llegar y pensar que los cambios, son producto de un camino en el que se debe ir progresando poco a poco……


¿Qué es el autoconcepto y de que depende? En el autoconcepto intervienen una serie de cuestiones, que interfieren unas en otras y podemos concretar en:

*

* *

El esquema corporal: supone la idea que tenemos de nuestro cuerpo a partir de las sensaciones y estímulos. Esta imagen está muy relacionada e influenciada por las relaciones sociales, las modas, complejos o sentimientos hacia nosotros mismos. Las aptitudes: son las capacidades que posee una persona para realizar algo adecuadamente (inteligencia, razonamiento, habilidades, etc.). Valoración externa: es la consideración o apreciación que hacen las demás personas sobre nosotros. Son los refuerzos sociales, halagos, contacto físico, expresiones gestuales, reconocimiento social, etc.

¿Qué podemos hacer nosotros? Nivel cognitivo e intelectual. Constituye las ideas, opiniones, creencias, percepciones y el procesamiento de la información exterior. Basamos nuestro autoconcepto en experiencias pasadas, creencias y convencimiento sobre nuestra persona. Nivel emocional afectivo. Supone un juicio de valor que tenemos de nosotros mismos que tiene que ver con lo agradable o desagradable que vemos en nosotros mismos.

Alguno de los factores que determinan el autoconcepto son..: *

La actitud o motivación: que es la tendencia a reaccionar frente a una situación tras evaluarla positiva o negativa. Es la causa que impulsa a actuar, por tanto, será importante plantearse los porqués de nuestras acciones, para no dejarnos llevar simplemente por la inercia o la ansiedad.

No generalizar: No generalizar a partir de las experiencias negativas que podamos tener en ciertos ámbitos de nuestra vida, ni tampoco hacer comentarios generales sobre conductas concretas que vemos… Convertir lo negativo en positivo: convierte lo que sea negativo o pienses que no tiene solución en positivo!!!. debemos acostumbrarnos a observar las características buenas que tenemos. Todos tenemos algo bueno de lo cual podemos sentirnos orgullosos; debemos apreciarlo y tenerlo en cuenta cuando nos evaluemos a nosotros mismos. Hacernos conscientes de los logros o éxitos: Ser conscientes de los logros o éxitos que tuvimos en el pasado y los que podemos llegar a conseguir… Evitar comparaciones: Todas las personas somos diferentes; todos tenemos cualidades positivas y negativas. Aunque nos veamos peores que otros en algunas cuestiones, seguramente seremos mejores en otras; por tanto, no tiene sentido que nos comparemos ni que, nos sintamos inferiores a otras personas. Fomentar la confianza en nosotros mismos: Confiar en nosotros mismos, en nuestras capacidades y en nuestras opiniones. Actuar siempre de acuerdo a lo que pensamos y sentimos, sin preocuparse excesivamente por la aprobación de los demás. Potenciar la aceptación de nosotros mismos: Es fundamental que siempre nos aceptemos. Debemos aceptar que, con nuestras cualidades y defectos, somos, ante todo, personas importantes y valiosas. Esforzarnos para mejorar: Una buena forma de mejorar la autoestima es tratar de superarnos en aquellos aspectos de nosotros mismos con los que no estemos satisfechos, cambiar esos aspectos que deseamos mejorar. Para ello es útil que identifiquemos qué es lo que nos gustaría cambiar de nosotros mismos o qué nos gustaría lograr, luego debemos establecer metas a conseguir y esforzarnos por llevar a cabo esos cambios.