Issuu on Google+

Periódico comunitario de la comuna 8 de Medellín · Año 7 · Edición 42 · julio-agosto de 2012 · Distribución gratuita

Este medio es apoyado parcialmente con dineros públicos priorizados por habitantes de la comuna 8 (Villa Hermosa) en el Programa de Planeación Local y Presupuesto Participativo de la Alcaldía de Medellín

Festival “Un canto a la vida”

Experiencias de comuna que abren caminos hacia la convivencia

Embarazo adolescente

Página 6

Páginas 8-11

Páginas 12-13


Editorial Escribir la seguridad con tinta comunitaria Publicación mensual Año 7 · Edición 42 Julio-agosto de 2012

Circulamos con 10.000 ejemplares Distribución gratuita

La Alcaldía de Medellín, la Personería, los medios de comunicación, los Grupos Operaciones Especiales de la Policía (GOES), el ejército, los combos y en general la ciudad parecen tener una versión de las causas y consecuencias de la situación de violencia que vive la comuna 8. Todas ellas leídas, interpretadas y difundidas de forma masiva, y todas las soluciones propuestas por ellos escuchadas y tenidas en cuenta. Lo paradójico en este asunto es que en pocos escenarios y medios se le ha preguntado a los habitantes de la 8 cuál es su visión del conflicto, qué soluciones tienen. Tampoco se ha recurrido a instrumentos como el Plan de Convivencia y Seguridad de la comuna para buscar algunas soluciones. Más allá de la espectacularización que ha traído consigo la serie de enfrentamientos, desplazamientos, homicidios y demás hechos que se han presentado específicamente en doce barrios de la comuna, no se ha hecho una contextualización ni una denuncia clara y real sobre el conflicto en la zona, tampoco se ha expuesto públicamente por las entidades oficiales que la problemática no es de ahora y que -no sabemos si por falta de ideas o por no reconocer que las políticas implementadas más que reales son mediáticas y que han fracasado en su mayoría- el incremento de la fuerza pública, más que traer soluciones ha agudizado la situación de derechos humanos en la zona. Grupos Operaciones Especiales (GOES), que están conformados por Comandos de Operaciones Especiales (COPES), que contemplan el uso de chalecos antibalas, rifles de francotirador, escudos antibalas, granadas de gas, arneses, fusiles M-16 modificados, sub-ametralladoras y potentes escopetas son algunos de los apoyos a la fuerza pública, que han llegado a ocupar sectores como La Finquita de San Antonio, Villatina y Tres Esquinas, en Las Estancias, y que según denuncias de los habitantes han golpeado brutalmente a jóvenes del sector y a mujeres. La comuna 8, al igual que la ciudad, requiere de soluciones reales, de la legitimación de las instituciones y fuerzas del Estado, de la concertación de su seguridad, y más que ello, del reconocimiento de sus prácticas de convivencia, formas de interacción, alternativas y apuestas culturales y artísticas, procesos de planeación y de sus formas de resistir. Esta edición de Visión 8 recoge esas experiencias y denuncias, además ofrece a los intérpretes del conflicto una serie de insumos sobre su dinámica, contada desde los habitantes de la 8, como una forma de exigir, reclamar y rechazar la zozobra a la que estamos siendo sometidos, pero también como un llamado de atención a todas aquellas dependencias que eran conscientes de lo que se avecinaba y que esperaron hasta lo último para actuar “sin conciencia”.

vision8@ciudadcomuna.org Teléfonos: 216 8416 / 318 546 0265 Calle 52A 33-32 · Barrio La Toma Dirección Ciudad Comuna Leonardo Jiménez García Dirección Visión 8 Libardo Andrés Agudelo Gallego Redactores Visión 8 Yasmín Viviana Garavito Tatiana Londoño Waider Fabián David Posso Sebastian Lopera Mauricio Aristizábal Agudelo Redactores Invitados Heidy Cristina Gómez R. Jairo Maya Vanesa Martínez Valencia Luz Adriana Ortiz Rubyselen Ortiz Sánchez Vanesa Ibargüen Murillo Wilton Álvarez Mesa de Derechos Humanos de la Comuna 8 Diseño Yurilena Velásquez López Ilustración página 7 Luis Lezcano Fotografía Equipo de trabajo Ciudad Comuna Ejecución Corporación para la Comunicación Ciudad Comuna Corrección de estilo Ana María Jaramillo Vélez Acompañamiento Diana María Ortega Dirección General de Comunicaciones Alcaldía de Medellín Impresión El Colombiano Foto portada Por: Juan Esteban Parra López Visita: www.ciudadcomuna.org www.comuna8.org

Este medio es apoyado parcialmente con dineros públicos priorizados por habitantes de la comuna 8 (Villa Hermosa) en el Programa de Planeación Local y Presupuesto Participativo de la Alcaldía de Medellín.

2

Medellín, julio-agosto de 2012

Las opiniones expresadas en los artículos son responsabilidad de sus autores, y no necesariamente corresponden a los planteamientos ideológicos de Visión 8.


Habrá palabra

G O E S Héroes o villanos de Caicedo

Por: Habitante comuna 8

Caicedo, ubicado en la comuna 8 de Medellín y conocido desde hace muchos años por la guerra protagonizada por grupos armados que buscan el control del micro tráfico de estupefacientes, se ha visto sorprendido estos últimos días por un comportamiento irregular de un grupo especial de la Policía, más conocido como GOES (Grupos Operaciones Especiales de la Policía), y al que la comunidad le ha dado el sobrenombre de “matones del Estado”. Ustedes se preguntarán por qué este sobrenombre. Pues resulta que desde hace ya varios años, la comunidad venía gozando de una relativa tranquilidad, o al menos, no había tantos enfrentamientos en el barrio. Todo esto cambió con el asesinato de uno de los líderes de los combos que delinquen en el sector. Este homicidio generó el fin de la tranquilidad y marcó el inicio del caos en la zona, que comprende sectores y barrios como el Ocho de Marzo, Tres Esquinas, San Antonio, Los Charcos, Villatina, entre otros. La nueva situación de violencia y las balaceras obligaron a la Policía de Medellín a mandar al famoso GOES a reforzar la seguridad en estos sectores. Pero vaya sorpresa la que nos llevamos los habitantes de la zona, pues ya no solo debemos temerle a los tiroteos y petardos, sino que ahora también a los GOES, ya que desde que llegaron no han hecho más que vulnerar los derechos humanos golpeando y maltratando a la población civil y diciendo (palabras textuales): “nosotros nos metemos los derechos humanos por el culo y nos lo limpiamos con la Constitución”. En la zona se han presentado casos de maltrato, inclusive con menores de edad. Hace algunos días le quebraron una mano a una joven afrocolombiana menor de edad, en estado de embarazo. Además, tiraron al piso a siete jóvenes del barrio, les caminaron por encima, e inclusive, se les pararon en la cabeza, a un joven le intentaron meter en su ropa una granada, al no dejarse, lo golpearon hasta el cansancio. A una joven, menor de edad le dieron una bofetada por defender a su hermano, pues lo estaban golpeando; amenazaron a un anciano con tirarle una granada a su casa, a otro joven, que se encontraba almorzando, lo sacaron de su casa y posteriormente fue también golpeado, entre otros hechos. Pero ya nos cansamos y decidimos expresarnos y defendernos por este medio. Es por ello que les pedimos, tanto al Gobierno como a la Policía de Medellín, mandar una verdadera solución, en vez de más problemas.

Nota al pie: Grupos Operaciones Especiales (GOES) están conformados por Comandos de Operaciones Especiales (COPES), que poseen armamento muy sofisticado (similar al del S.W.A.T. estadounidense) y contemplan el uso de chalecos antibalas, rifles de francotirador, escudos antibalas, granadas de gas, arneses, fusiles M-16 modificados, sub-ametralladoras y potentes escopetas; Escuadrones Móviles de Carabineros (EMCAR), reconocidos a nivel mundial por su talento a la hora de lidiar con terroristas y en la guerra de guerrillas; Compañías Jungla Antinarcóticos (JUNGLA), Cuerpos Élite Antiterrorista (CEAT), Grupo Táctico Antiterrorista (GRATE), Bloques Antiterrorista Urbano (BLAUR), y Unidades de Intervención y Reacción (UNIR). Tomado de: http://enciclopedia.us.es/index.php/Polic%C3%ADa_Nacional_de_Colombia

4

Medellín, julio-agosto de 2012

Frases que quisiéramos no volver a escuchar “La etnoficción es un género narrativo que mezcla acontecimientos fantásticos y realidades basadas en hechos etnográficos aislados, que legitiman y dan sustento al producto final en cuestión” (1). Es decir, son relatos que se basan en hechos reales, pero que no pertenecen a un proceso formal de recolección de información como la entrevista o testimonios, y cuya construcción se vale de elementos propios de la imaginación. Visión 8 retoma este género con el objetivo de evidenciar cómo se ven afectadas las comunidades con el conflicto que actualmente se vive en la comuna. “Esto cada vez está peor, yo me voy a ir de por acá, así sea para donde un familiar, mientras el barrio se calma”. “Solo me puedo montar en esta ruta porque dicen que ya se están montando a los buses a bajar la gente”. “No sé cómo me voy a ir a trabajar, quitaron la ruta y así dejar sin transporte a los de arriba”. “Nos tocó subir en bus porque ni pensar en taxi, a mí, la semana pasada, un conductor me bajó cuando le dije para donde iba”. “A mí me da mucho miedo mandar a mi hijo a estudiar, pues en cualquier momento se prende esto y las balas no respetan a nadie”. “Entramos a paro por falta de garantías, necesitamos seguridad, tanto para los alumnos como para nosotros los profesores”. “Mijo, ya son las ocho, éntrese que esto está muy maluco, enseguida se prenden”. “Cada vez son menos los estudiantes, a este paso tendremos que suspender las clases”. “Los jóvenes de aquí no pueden pasar para allá y los de allá no pueden pasar para acá porque les volean soplete, solamente por sospecha”. “Yo no me voy a arriesgar a que me peguen un tiro por mover este bus”. “Don Pacho, ¿cómo van las ventas? Ay mijo, si esto sigue así me voy a quebrar, ningún negocio se mantiene cerrando a las siete de la noche”. (1) González Varela, S. (2011). Antropología y Etnoficción: Las creaciones imaginarias de la alteridad. Revista de antropología Experimental (11), 237 -238.


Habrá palabra

La convivencia y la seguridad versus el conflicto armado Por: Heidy Cristina Gómez R. Socióloga, Directora del Observatorio de Seguridad Humana de Medellín (OSHM) pielrojah@gmail.com

En el año 2010, habitantes de la comuna 8 de Medellín hicieron su apuesta personal y política por la elaboración de un Plan de Convivencia y Seguridad, que siguiera el trazo lineado por el ejercicio participativo del Plan de Desarrollo Local PDLC8 y considerara, además, la irrupción que la violencia ha tenido en la historia de la conformación de este territorio. Este ejercicio permitió, no solo identificar las situaciones que hacen que las personas no se sientan seguras en sus barrios, sino que posibilitó también la formulación de las propuestas que podían consolidar la convivencia y la seguridad desde la mirada de sus habitantes. El enfoque propuesto para el Plan es el enfoque de Seguridad Humana,

propuesto por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en su informe de Desarrollo Humano de 1994, el cual tiene como principal centro de interés a las personas, y que además propone un enfoque amplio que conlleva a que los seres humanos estén “libres frente al miedo y libres frente a las necesidades”, esto quiere decir que la seguridad no solo debe estar mediada por la protección de los bienes patrimoniales o del Estado, sino que debe considerar esos otros elementos que hacen que las personas no se sientan seguras, porque sus necesidades básicas no se encuentran plenamente satisfechas. Si analizamos este enfoque a la luz del conflicto armado que vive la comuna 8, que no es actual, sino que,

Plantón Las Estancias y San Antonio, mayo 26 de 2012. Fotografía: Cesar Cuartas Arcila

por el contrario, ha estado mediado por momentos de efervescencia auspiciados por los medios de comunicación y por una coyuntura de disputas territoriales de dos grandes estructuras como los Urabeños y la Oficina de Envigado, podemos encontrar algunos elementos que llevan a argumentar la necesidad de mirar más allá y centrar la atención en los problemas estructurales que tiene un sector de la ciudad como este. Atender la demanda de seguridad en una coyuntura como la actual, bajo un modelo restringido o militarista, como el que se implementó durante la Operación Orión en la comuna 13, sería desconocer una respuesta contundente que ya la experiencia ha dado a conocer y que implica vulneraciones a

los derechos humanos de los y las habitantes. Sin embargo, en la comuna 8, hasta el momento y sin la crudeza del modelo, se ha reforzado el esquema de seguridad con la llegada de más fuerza pública y ejército. No obstante, ya meses atrás se venía dando aviso de lo que se avecinaba en el sector, claro está, no de la manera tradicional como espera la Administración Municipal, sino de esa forma artística y espontánea que aún no es posible interpretar, como Sirza y Novato en su tema “Volvió la guerra” lo expresaran. Eso, en el lenguaje de la Seguridad Humana, conllevaría a establecer todo un modelo preventivo que involucre, no solo a todas las secretarías de la Administración Municipal, sino también a las organizaciones que trabajan y siguen de cerca lo que pasa en la comuna y, claro está, a sus habitantes, quienes ya en el 2010 habían plasmado sus propuestas para mejorar la convivencia y la seguridad, buscando prevenir que situaciones como esta alteraran de una manera tan abrupta su cotidianidad. La ejecución del Plan de Convivencia y Seguridad se quedó en el deseo de quienes lo elaboraron, pese a que ha habido algunas actividades realizadas por la Mesa de Derechos Humanos de la zona, no ha sido suficiente, y no lo ha sido porque aún a la voluntad política le cuesta entender otras maneras de pensar la seguridad, de trabajar en la prevención, de hacer su política más participativa -no en el papel- y de escuchar las demandas de las comunidades, para esto no hay presupuesto, pero en tiempos de guerra aparece dinero, dinero que compra las armas, $50.000, $100.000, $500.000, pero quedan por fuera unas preguntas: ¿Por qué no compran una flauta? ¿una expresión artística? ¿un jardín para los niños y las niñas?

Medellín, julio-agosto de 2012

5


Camino con voz

Festival

Un canto a la vida Jóvenes artistas de la comuna 8 están comprometidos con la convivencia

colectivos con trabajo en el ámbito social y comunitario, y ha sido apoyada por la Mesa de Derechos Humanos de la comuna 8, la Corporación para la Comunicación Ciudad Comuna y la Corporación Cultural Diáfora. El evento sumó al final 60 organizaciones de las comunas 8 y 9, y 17 agrupaciones artísticas.

Fotografía: Vanessa Echavarría Castro

Entre tambores, zanqueros y máscaras se celebró el Festival de Arte y Cultura Un Canto a la Vida, el pasado 23 de junio, en el sector Las Estancias de la comuna 8 de Medellín. Este evento se convirtió en una propuesta esperanzadora para la comunidad, puesto que las acciones de jóvenes reflejaron un empoderamiento por el arte y la cultura que sopesó, ese día, la tensión en la que se encuentra este sector y doce barrios más de la comuna, debido a la ola de violencia que azota a sus habitantes desde el pasado mes de mayo. El evento, realizado entre las 12 m y las 8:00 p.m., posibilitó que alrededor de 300 personas se acercaran y participaran en la reclamación de un espacio que les pertenece solo a ellos, su territorio, espacio en el que viven, por el que caminan, donde se divierten, trabajan y estudian. La iniciativa se venía liderando desde el pasado mes de abril por la Red de Hip Hop Territorio Estratega 8.9 Crew y La Red Juvenil Art C-8, ambos

Víctor Hugo Ortiz, más conocido como “El Zaca”, líder juvenil y artista de la comuna, expresó el entusiasmo que le producía el desarrollo del evento, el trabajo en red que había surgido y el acompañamiento de ciudad, que se había logrado a través de su transmisión en diferentes programas como Hora 13 Noticias y Camino Al Barrio, de Teleantioquia y Telemedellín, respectivamente. Del evento, adicionalmente, hizo parte el Alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria, y diferentes dependencias de la Administración Municipal.

Por: Yasmín Garavito yasviv16@yahoo.es Tatiana Londoño leidydf@live.com

nicación han sido drásticos al mostrar solo contenidos violentos y amenazadores, cuando realmente queremos apostarle a una transformación juvenil y a que los niños y jóvenes se conviertan en agentes de cultura, que le aporten a la comuna”, expresó “El Zaca”. El impacto de actividades como esta, según Carlos Arboleda Jaramillo, coordinador de proyectos de la Asociación Comunitaria Niño Jesús de Praga (entidad que opera el proyecto de la Mesa de Derechos Humanos de la Comuna 8) se basa en la disminución de la intolerancia, en poder replicar la experiencia, en seguir apostándole a la articulación y, por último, poder generar esa tranquilidad perdida al transitar por las calles de la comuna. Él considera además que la vinculación de la fuerza pública y la Administración es necesaria, puesto que ellos también son responsables de una posible propuesta de solución al conflicto.

“El objetivo de este evento es principalmente mostrar la otra cara de la comuna, debido a que los medios de comuFotografía: Vanessa Echavarría Castro

6

Medellín, julio-agosto de 2012


Habrá palabra Ilustración: Luis Lezcano

La maldita guerra Por: Jairo Maya

Líder comunitario

I

jairomaya@yahoo.es

Los norteamericanos fabrican fusiles y en la mañana, antes de salir de sus casas, besan a sus esposas e hijas. Juan vende fusiles en Nicaragua, y en la mañana, antes de salir de su casa, besa a su esposa e hija. Armando compra y revende fusiles en Colombia, y en la mañana, antes de salir de su casa, besa a su esposa e hija. Andrés compra y dispara fusiles en el barrio, y en la mañana, antes de salir de su casa, besa a su esposa e hija. Doña María no fabrica fusiles, no vende fusiles, no compra fusiles, no dispara fusiles, y en la mañana besó a su esposo y a su hija, antes de encontrar la muerte.

II

Yo domino el barrio… Tú dominas el barrio… Él domina el barrio… Nosotros dominamos el barrio… Vosotros domináis el barrio… Ellos dominan… Ellos dominan… Ellos dominan el barrio… Todos destruimos el barrio.

III

¡Disparen, disparen! Dicen los que mandan. ¡Fuego a discreción! Dice el gobierno. Un baño de sangre en las calles. Varios muertos. La muerte es inevitable, los que caen pronto se olvidan… dicen los dos. Caer. Gemir. Llorar. Sepultar… Lo hacen todos.

IV

¡Corran! Unos lo hicieron hacia la calle de atrás, allí había una frontera de pobreza, miedo, fuego y muerte. ¡Corran! Otros lo hicieron hacia la calle de al lado, allí había una frontera de miedo, fuego y muerte. ¡Corran! Los otros huyeron hacia la calle de la derecha, y había otra frontera de pobreza, miedo, fuego y muerte. ¡Corran! Los otros continuaron hacia la calle de enfrente. También allí estaba la pobreza, el miedo, el fuego y la muerte. Por las calles pasan corriendo los obreros, estudiantes, jóvenes… Los patrones y el gobierno detrás fustigan con sus látigos de necesidad y opresión. “Los muchachos” detrás fustigan con sus látigos de fuego y terror. Después, nos preguntan: ¿Cuál es la razón de la guerra?

V

Son balas las que hieren sus carnes. Plomo derretido entre carnes rojas. Frío injusto. Noche injusta. Espacio injusto. Mente injusta. Guerra injusta. Plomo derretido entre carnes rojas.

VI

Casas vacías y abandonadas Las abren y cierran sombras oscuras, hijos del averno. Una bala busca un nido. Todo se multiplica, Son diez cuerpos tirados, Diez cuerpos. Y un centenar de rostros que parecen vivos, Un millar de emociones. Y diez formas diferentes de sangrar por la vida. Una bala busca un nido.

VII

Y una frontera al frente Y otra frontera atrás y otra frontera arriba. Frontera… más frontera…más frontera, Un Murmullo….. En el piso, en el techo, en la ventana, la puerta… ¡Se abre! Y una bala entra buscando un nido, Afuera la metralla seca y lúgubre busca nuestra carne temblorosa e inerme.

Inerte Por: Lianaga

Bicho, y tú que sueñas Pared, y tú que opinas Silencio, por qué callas Hombre: cuándo mueres. Hormiga, por qué trabajas Carro, a qué hueles Tarro, por qué estás en la basura Hombre: cuándo matas. Piso, ¿tienes calor? Mancha, ¿por qué te quitan? Papel, ¿por qué te rallan? Hombre: ¿por qué ignoras? Lapicero, si fueras libre, qué escribirías Borrador, si fueras libre, que borrarías Arma, si fueras libre ¿matarías? Hombre, si eres libre, por qué esclavizas. Ojos, y si hoy miran Labios, y si hoy denuncian Manos, y si hoy actúan Oídos, y si hoy escuchan Hombre: y si hoy paras..__

Medellín, julio-agosto de 2012

7


Tejido social

Experiencias de comuna que abren caminos hacia la convivencia El Plan de Convivencia y Seguridad de la comuna 8 define que la convivencia “parte de la formación, de la cultura, y la entrega de valores entre los habitantes de un sector o comunidad donde se tiene en cuenta el respeto y un ambiente tranquilo basado de los derechos que cada ciudadano conserva”. Este enfoque es quizá el que mejor define las diferentes prácticas comunitarias, artísticas y culturales que impulsan, en nuestra comuna, diferentes jóvenes, hombres y mujeres líderes, e instituciones que desde sus prácticas cotidianas aportan al fortalecimiento de las relaciones de los habitantes de la comuna. Visión 8 recupera algunas de estas prácticas que fortalecen el tejido social.

Revelación La Voz del Pueblo Revelación, la Voz del Pueblo es un grupo de jóvenes que a partir de la música urbana, busca que los niños disfruten, aprendan y aprovechen su tiempo libre con nuevas alternativas para la vida, dejando atrás todo lo malo que pudieran aprender en las calles.

Actualmente la agrupación está conformada por Santiago Herrera “Titi”, quien trabaja la parte escénica, los movimientos y algunos malabares, Dubán Asprilla, “Cucalón”, en acrobacia, “Acho” y “Navi” son los que les dan clases de Big Bass, les enseñan a reconocer, mezclar y recordar los sonidos, a llevar los tiempos y el manejo de la respiración, “El Care”, encargado del Break Dance, quien vive en Villatina y que por las problemáticas de seguridad que actualmente se presentan en la comuna no ha podido asistir a los talleres. El proceso formativo se adelanta con 21 niños de Altos de la Torre, El Pacífico, Trece de Noviembre y Las Golondrinas. “La idea es formar artistas con valores, para que cuando crezcan se puedan sostener de este cuento”, explica “Acho”.

Fotografías: Felipe Morales “Felo”

Sebastián Cardona, de 13 años, está orgulloso de lo que ha aprendido en los dos meses que lleva en el grupo, y afirma: “Acho me ha enseñado a cantar, a afinar la voz, además bailo Break Dance, he aprendido varias acrobacias y muchas cosas que antes no sabía, las letras de las canciones hablan de las protestas, hablan sobre el mundo, porque el mundo está muy mal”.

Después de un tiempo, y de haber superado la muerte de su amigo, conoció a “Navi”, con el que empezó la agrupación Revelación, la Voz del Pueblo, cuyos trabajos musicales se difunden a través de Youtube y Facebook. En la biblioteca de la Escuela Cedepro de Altos de la Torre

8

waiderdavid00@gmail.com

surgió la idea de trabajar con los niños, “ahí se reunía el grupo a ensayar y ellos se acercaban por curiosidad y se quedaban mirándonos, entonces nos reunimos y decidimos convocarlos para que se unieran al grupo”, plantea “Acho”.

“Acho”, uno de los fundadores del grupo, afirma que la historia de cómo este comenzó es un poco trágica, pero que, a la vez es mágica. Antes de iniciar en Revelación, la Voz del Pueblo, “Acho” comenzó trabajando con su amigo “Duque” en un grupo llamado “Doble Filo”, en el que amplió su interés por el Rap. Con la intención de aprender más sobre el tema, y después de haberse separado de la agrupación, buscó en diferentes espacios de la ciudad y la comuna, aprendiendo, según él, ritmos como el Big Bass (sonidos que se hacen con la boca), lo que lo llevó a involucrarse cada vez más a fondo en el cuento de la música urbana. Además conoció amigos como “Yorman” con el que, durante más de siete meses, en las noches, improvisaba y practicaba, “lastimosamente, justo cuando todo estaba preparado, “Yorman” fue asesinado”, cuenta.

Por: Waider Fabian David Posso

Medellín, julio-agosto de 2012

“Nuestra mayor expectativa es que el grupo esté consolidado y unido, que puedan sostenerse ellos mismos con este arte, que lo estudien. Esperamos que en el futuro el grupo se consolide y pueda darse a conocer en Medellín, Colombia y con el tiempo mucho más lejos”, concluye “Acho”.


Tejido social

Cimarrón somos todos y todas Por: Vanesa Martínez Valencia Integrante colectivo de comunicaciones Cimarrón somos todos y todas www.somoscimarron.org

El colectivo de comunicaciones Cimarrón somos todos y todas empezó a conformarse hace 4 años, en el marco del proyecto De la exclusión al reconocimiento. Esta iniciativa surgió con los y las jóvenes afrodescendientes y mestizos de los asentamientos Esfuerzos de Paz Uno, Esfuerzos de Paz Dos, Unión de Cristo y Altos de la Torre de la comuna 8, y el barrio Ocho de Marzo de la comuna 9 de Medellín. Como primera experiencia, logramos contar historias a través de la fotografía y del video, registrando elementos importantes del espacio y del tiempo de nuestra comunidad, relatando las costumbres, prácticas y tradiciones de nuestra cultura afro-descendiente y mestiza.

El nombre que llevamos tiene un valor importante para nosotras y nosotros, porque los cimarrones fueron aquellos africanos esclavizados que lograron escapar de sus opresores, internándose en la selva y constituyendo palenques y otros espacios de libertad para su gente. Ahora nosotras y nosotros somos las personas que queremos acceder a la libertad de estar juntos, de compartir, de contar, expresar y dialogar sin importar la etnia, las creencias, las costumbres, juntos y juntas por el solo hecho de ser personas. Al igual que los cimarrones, queremos ser libres y reconocidos por la sociedad, queremos ser valorados por igual.

En medio de este proceso hemos logrado, además, contar y registrar momentos significativos de la comunidad, del proyecto y del colectivo, logrando así destrezas en el ámbito de la fotografía, el video, el periodismo comunitario y las nuevas tecnologías. Nuestro objetivo como equipo es lograr que todo lo que documentemos sea mostrado en la ciudad, el país y el mundo, para que nuestras etnias, las que habitamos las comunas de Medellín y que todos los días nos encontramos en el bus, el barrio, la escuela y la tienda, tengamos el reconocimiento merecido por nuestros múltiples aportes al crecimiento de la ciudad y su cultura. Es importante resaltar algunas de las experiencias que hemos tenido durante este proceso, entre ellas la producción de cinco filminutos en el año 2010 y la producción de 3 documentales en el último año, los cuales reflejan diferentes situaciones y vivencias de nuestra comunidad, mostrando así los conflictos, las necesidades, la convivencia y los aspectos positivos que esta tiene. Otro hecho importante fue el intercambio de experiencias que tuvimos con colectivos de comunicación de Cali y Buenaventura, donde pudimos ver de cerca que tienen nuestras mismas necesidades y que han sabido salir adelante con sus proyectos. Esta experiencia nos ayudó a unirnos más como equipo y a apreciar las oportunidades que nos brinda hacer parte del colectivo de comunicación Cimarrón somos todos y todas. Finalmente, como colectivo de comunicaciones pretendemos brindarle a la ciudad nuestra capacidad de captar y registrar esencias y detalles en los procesos y actividades comunitarias, acompañar procesos de divulgación y generación de contenidos que tienen que ver con la inclusión social y mostrar cosas importantes que tiene Medellín.

Foto cortesía: Proyecto De la exclusión al reconocimiento

La Primavera El pasado 20 de junio se realizó, con apoyo de la Junta de Acción Comunal (JAC) del sector La Primavera, del barrio Trece de Noviembre, y la Empresa de Desarrollo Urbano (EDU), una jornada de sensibilización y empoderamiento del parque El Triángulo, ubicado en esta zona, obra que fue remodelada recientemente.

- Trece de Noviembre presidente de la JAC del sector, ma-

gos recreativos para los niños y, por último, la presentación de grupos artísticos y culturales del sector fueron algunas de las actividades que disfrutaron los habitantes del barrio. El evento contó con la participación de entidades como el Instituto de Deportes y Recreación (INDER), la Policía Comunitaria, el Comité de Aseo y Ornato del Municipio de Medellín y la Fundación Beato Domingo Iturrate. Ignacio Arango,

nifestó que es importante tener más presencia institucional. “Muchos vecinos se quejan de Empresas Varias por la ineficiente prestación del servicio de recolección de basuras y la limpieza de estos espacios”.

Por los barrios Jornada de aseo del parque El Triángulo y del parque La Arenera, sancocho comunitario, elaboración de murales, jue-

Además, invita a la Secretaría de Medio Ambiente, a la Policía Ambiental y al Área Metropolitana a realizar campañas de sensibilización.

Medellín, julio-agosto de 2012

9


Tejido social

Dance Connection

Enseñando y aprendiendo a convivir desde el colegio Por: Waider Fabian David Posso waiderdavid00@gmail.com

La Institución Educativa Luis Carlos Galán Sarmiento, en los últimos años, está generando espacios de participación para la convivencia para los alumnos. Este trabajo se ha sustentado en el diálogo con los estudiantes, los padres de familia y los profesores, y la promoción cultural dentro de la Institución, tanto en las secciones Niño Jesús de Praga y Colinas de Enciso como en la sede principal. El grupo de danza Dance Connection, coordinado por el profesor Yimmar Mena, egresado del Ballet Folclórico de Antioquia, es una de las iniciativas artísticas que se han dinamizado desde el centro educativo. “El grupo coreográfico Dance Connection nació como una propuesta que busca enriquecer el proyecto de aprovechamiento del tiempo libre en la Institución. Este tiene como objetivo principal fomentar, desde la danza (en todas sus manifestaciones), el patrimonio cultural, como un escenario de integración”, planteó el docente. El grupo está integrado por estudiantes y egresados entre los 12 y los 20 años, “cada año se realiza una convocatoria general donde participan más de 400 personas para agregar nuevos miembros al grupo”, agrega. El grupo se ha presentado en el Teatro Lido, en la audición para los corredores artísticos de la comuna 8, el desfile de Mitos y Leyendas, en la apertura y cierre del festival afro en Medellín “San Pachito”, entre otros escenarios de la ciudad y la comuna. Otras estrategias que se realizan en la institución para el aprovechamiento del tiempo libre son el grupo de ingles “English Comunication”, un coro en convenio con la Corporación Celestial Symphony de la comuna 8, la realización de talleres preparatorios para el ICFES, un semillero de matemáticas y Música y Color, una estrategia en la que se mezcla la pintura, el dibujo y la música, que se trabaja con alumnos de preescolar. “Gracias a los buenos resultados que ha obtenido esta última se implementará con los alumnos jóvenes”, planteó Carlos Oliveros, rector de la Institución.

Había una vez en la comuna 8

Por: Luz Adriana Ortiz

Comunicadora social estrategia “Había una Vez” del Programa Buen Comienzo Comienzobchuvcomunicaciones@gmail.com

Carlos Jurado es un enamorado de su hija Ximena de 10 meses y de su esposa Kelly Johana Giraldo. Vive, trabaja, respira y suspira por ellas. Su vida cambió el día que se enteró que sería padre, “luego de varios días de atraso por fin la muñeca se hizo la prueba y salió positiva, yo sentí una alegría tan grande, y me llené de valor para contarle a mi suegro, la respuesta fue muy bacana, nos dijo que fuéramos valientes y que para adelante”. Se fueron a vivir juntos y esperaron ansiosamente la llegada de su hija Ximena, que nació por cesárea el 27 de septiembre de 2011, en la Clínica Somer de Rionegro. Desde ese momento Carlos es más feliz y disfruta cada segundo de la vida, dice. Canta todos los fines de semana en un restaurante en la zona de Las Palmas, y en semana, con un grupo de amigos, trabaja en eventos y reuniones sociales, pero el tiempo con su familia lo aprovecha al máximo.

Si bien es una propuesta artística, cultural y de convivencia, esta busca fundamentalmente la formación integral de los alumnos, por eso, para pertenecer a uno de los grupos, planteó Oliveros, es importante poseer buen rendimiento académico y tener buen comportamiento. “Este es un colegio que tiene mucha oferta para nosotros y genera muchas actividades para que participemos. Me parece que la variedad es excelente, ya que mientras a algunos les gusta bailar y cantar, a otros jugar fútbol o tomar clases de inglés, ayuda mucho a los padres para que sus hijos tengan en qué distraerse”, afirma Melisa Vergara Villacó, personera de la institución, quien además pertenece al grupo de danza y al de fútbol femenino.

10

Foto cortesía: Programa Buen Comienzo, Había una vez

Medellín, julio-agosto de 2012

“Me encanta la música y por eso le canto todo el tiempo a mi bebé, a ella le gustan mucho mis canciones y disfruta cuando le canto “Alejo el conejo y Hola que tal”… así la despierto todos los días… cantando y tocando mi guitarra”. Carlos cuenta feliz cómo en su casa, ubicada en el barrio El Pinal, ya hay un espacio para su hija, y cómo poco a poco van adecuando los espacios de su hogar: “ya le tenemos su cuartico organizado, con su cuna, sus juguetes… y estamos felices porque ya le pusimos la baldosa a la casa”. “Yo digo que la educación es muy importante y debe hacerse con amor y respeto, sin el amor y compromiso de los padres los hijos se pierden, toman otros caminos, por eso nosotros le damos todo el amor a Ximena para que sea una niña feliz”, dice Carlos. Carlos es un padre comprometido con la crianza de su hija, y solo espera que Ximena sonría y disfrute de la vida como él lo hace desde que ella y Kelly llegaron a la suya.


Tejido social

Corporación Superarse Más oportunidades para los niños y niñas de La Libertad Uno

Por: Waider Fabián David Posso waiderdavid00@gmail.com Sebastián Lopera sebas.lopera@hotmail.es

La Corporación Superarse es una institución privada sin ánimo de lucro, fundada en Medellín en 1970 con el objetivo de facilitar la construcción del proyecto de vida individual y familiar de niños, niñas y jóvenes de Medellín, que se encuentran en situación de riesgo o vulneración de sus derechos. Superarse acoge a niños entre los 8 y los 14 años bajo el Programa de protección especializada modalidad internado (protección integral en situaciones de maltrato abandono y orfandad) y en el Programa de atención preventiva modalidad externado a niños, niñas y adolescentes entre los 6 y los 14 años (pertenecientes a los barrios más marginados, ofreciéndoles refuerzo nutricional y escolar). Adicionalmente, desarrolla un programa de atención externa. En 2011, a través de su junta directiva, la Corporación Superarse decidió orientar más su trabajo a la comuna 8, zona de alto riesgo de vulneración de derechos de los niños, niñas y jóvenes. Su intervención en la zona inició con un proceso investigativo. “La idea de este programa de intervención es ubicar en la comuna 8 una sede de atención preventiva, modalidad externado, que atienda a niños, niñas y adolescentes entre los 7 y los 14 años de edad, que vivan en condiciones de pobreza, permanezcan durante la jornada contraria a la escolar solos o en compañía de personas poco responsables y sobre todo que sus derechos sean vulnerados o inobservados. El programa no está funcionando por el momento ya que se están buscando los recursos necesarios” afirma Rémi Lescure, gestor de proyectos de la Corporación Superarse.

Foto cortesía: Corporación Superarse

Además, el programa contaría con posibles convenios con organizaciones con experiencia en la comuna 8, como la Fundación Las Golondrinas, la Fundación Solidaridad por Colombia, la Fundación Centro Internacional de Educación y Desarrollo Humano (CINDE) y la Corporación Región. También, como producto de dicho diagnóstico, se han reconocido tres líderes comunitarios en el barrio La Libertad, quienes, interesados en el proyecto, se han ofrecido para encontrar la sede, hacer reconocimientos del territorio y tener acercamientos a la población potencialmente beneficiaria del programa. En el marco del proyecto surgió una prueba piloto dentro de la que están contemplados tres tipos de talleres formativos con la comunidad: Proyecto productivo (con las madres), “Los derechos al derecho” y SuperARTE (con los niños). Llevar el taller de artes, SuperARTE, surge como una forma de acercar la comunidad a las actividades propias del externado, que promueve el buen manejo del tiempo libre y, dentro de lo cual, la formación en artes (artes plásticas, danza y teatro) tiene un lugar privilegiado. Ya que el arte, además de proporcionar de manera simultánea aprendizaje y esparcimiento, tiene un impacto positivo en sus vidas.

Foto cortesía: Corporación Superarse

“Este beneficia a 36 niños, niñas y adolescentes, entre 5 y 14 años, habitantes de la comuna 8 y está siendo implementado entre el 12 de mayo y el 28 de julio de 2012”, concluye María Juliana Ochoa Madrigal, del proyecto SuperARTE. Medellín, julio-agosto de 2012

11


Habrá palabra

Por: Rubyselen Ortiz Sánchez Habitante de Las Mirlas rubyselen@gmail.com

Embarazo

Después del embarazo adolescente ¿Qué? Cada año más de 15 mil millones de menores en (1) el mundo dan a luz. En Colombia, la cifra de embarazo adolescente es solo una estadística, que ubica al país como “el segundo en Latinoamérica con mayor cantidad de niñas en embarazo con el 19,5%, después de Venezuela que ostenta el 21%”.(2)En Antioquia se sabe que cada año 1.036 niñas y jóvenes entre 10 y 19 años dan a luz,(3) y que en Medellín, en 2011, había 30 adolescentes (4) en embarazo de cada 1.000. Aunque las cifras pueden alarmar no reflejan la realidad. Números en una estadística poco hablan de las situaciones en que se dan y viven estas jóvenes, y más aún, ¿qué pasa después del embarazo adolescente? Diana Lucía Ruiz, trabajadora social de la Unidad Hospitalaria de Buenos Aires, cuenta como muchas madres se ven afectadas en su autoestima, dado el rechazo social por tener un hijo fuera del tiempo considerado normal: “Las jóvenes en embarazo se deprimen y muchas veces no acuden a los controles prenatales, lo que pone en riesgo a los bebés y a ellas mismas, más si llega a contagiarse de una enfermedad de transmisión sexual como la sífilis, que es una enfermedad común en la comuna 8”.

Varios Caminos

Diana Lucía también es testigo de las diferentes reacciones después del parto, describe cómo muchas madres adolescentes continúan su proyecto de vida, dejando de lado a los recién nacidos, “siguen siendo jovencitas que están con amigos, estudian, salen a fiestas y entregan a los bebés al cuidado de sus madres o abuelas, los llamados ‘hijos de abuela’”. Ruiz narra como otras asumen la responsabilidad, abandonan la escuela para trabajar, que es en algunos casos la única salida. “Se dedican a la crianza y a trabajar para mantener a sus hijos, y los trabajos no son los mejores. Cuando se ven forzadas a dejar la escuela por trabajar y criar al bebé, tienen que dejarlos a cuidado de otros o solos y encerrados en las casas, muchas veces a cargo de un hermano un poco mayor o en las calles, lo que trae un riesgo enorme, dadas las condiciones de la comuna”. Ruiz plantea que otras siguen su proyecto de vida y se responsabilizan de los bebés, “es muy difícil

12

Medellín, julio-agosto de 2012

y son muy pocas las que logran combinar esta situación, porque significa duplicar espacios y esfuerzos, estar al frente de su construcción personal y la del bebé, con todo lo que implica trabajar, estudiar y criar un hijo”.

Entre enero y diciembre de 2011 se presentaron 6.860 casos de embarazos en mujeres adolescentes entre los 12 y los 19 años, en Medellín.

La familia cumple un rol protagónico

Es muy difícil superar la situación de maternidad a temprana edad sin el apoyo de la familia y/o pareja. Las necesidades están en todas partes y son de carácter emocional, social y económico, ya que se generan unas afectaciones que es necesario resolver, como el cuidado, el sostenimiento y la salud de ambos. La presión social, que en resumen es la discriminación y desvaloración que sufren en ocasiones las jóvenes por ser madres tempranas. Y en salud, todo lo que significa cuidar, vacunar y reaccionar a la enfermedad de un bebé. “Para nosotros los profesionales es de vital importancia identificar ese apoyo en la familia, y hacer un seguimiento conjunto a la situación, para no correr riesgos o reaccionar inmediatamente cuando se presenten. Por ejemplo si el bebé es descuidado y dentro de la familia nadie lo asume, es necesario llevarlo a Bienestar Familiar”, agrega la funcionaria.

El mayor número de casos de embarazos en adolescentes se presentó en septiembre de 2011, con un total de 685 casos registrados.

Entre enero y abril de 2012 se presentaron 93 embarazos en adolescentes entre los 10 y 14 años en Medellín.

Diana Lucía Ruiz es por sí misma un ejemplo, ella fue madre a los 16 años, cuando quedó embarazada de su novio que apenas comenzaba la universidad. Juntos emprendieron la tarea de tener y criar a su primer hijo, Diana no contó con el apoyo de su familia.

La hoy trabajadora social, no solo no dejó su proyecto de vida ni la crianza de su hijo, sino que además apoyó la profesionalización de su esposo, “levantamos a nuestros hijos con el dinero que nos pagaban por las monitorías en la universidad”, narra. Ella hace un llamado a las madres adolescentes y jóvenes a no dejarse abrumar por la situación: “Ahora hay programas de acompañamiento por los cuales pueden preguntar aquí mismo en la Unidad Hospitalaria, solo es necesario acudir y fortalecerse desde el lado que lo considere, la voluntad, la energía, Dios, lo que sea pero seguir adelante”.

Entre enero y abril de 2012 se presentaron, en la comuna 8, 30 casos de embarazos en adolescentes, entre los 12 y los 19 años, siendo esta la segunda comuna con mayor número de casos, después de la comuna 4, Aranjuez. (1) Unesco. (2) Beatriz Londoño, Ministra de Salud. En declaración a Caracol Radio. (3) Gobernación de Antioquia. DANE-Infografía. (4) Memorias foro de embarazo adolescente “No más silencio” (2012). Cifras de embarazos adolescentes Fuente: Secretaría de Salud de Medellín.


Habrá palabra

adolescente ole

Demasiado jóvenes para ser mamás Por: Vanesa Ibargüen Murillo Integrante del colectivo Cimarrón somos todos y todas

De los 6.860 casos de embarazos en adolescentes registrados en 2011, 313 correspondieron a mujeres entre los 10 y los 14 años de edad.

Asesorado por: Sandra Benítez Diosa Proyecto De la exclusión al reconocimiento

“Desde que el médico te indica que estás embarazada sientes una gran felicidad. También miedo, asombro por lo que vendrá. Comienzas a indagar entre tus amigas que ya tienen hijos qué se siente, cómo es ese proceso, te preguntas todo el tiempo cómo estará el bebé, cuánto ha crecido. De pronto empiezan sus movimientos, sientes que lo amas mucho más y te das cuenta de que ahora es parte de ti”.

La comuna 8, en el 2011, ocupó el cuarto lugar con mayor número de embarazos en mujeres adolescentes, con un total de 547 casos registrados. La comuna con mayor número de casos registrados fue la comuna 1 (Popular) con 818 embarazos.

Entre enero y abril de 2012 se registraron 1.948 embarazos en mujeres entre los 12 y los 19 años de edad.

El miedo es quizás el primer sentimiento que tiene una mujer joven cuando se entera de su embarazo, primero porque cree o siente que su proyecto de vida, sus metas y objetivos se truncan. Segundo, por la amplia y constante responsabilidad que de ello se deriva, y tercero, por las implicaciones que trae la crianza de un ser humano, que muchas veces recae sobre la mujer, pues los padres se ausentan y niegan vínculos con sus hijos. Más adelante, cuando el embarazo ya es un hecho, y se ha logrado estar más consciente, se intensifica la fuerza para salir adelante y continuar viviendo, ahora por dos personas. Al principio no sabes ni cómo hacer, después, y cuando escuchas el latir de su corazoncito, no quieres esperar el momento de verlo y abrazarlo.

Hoy en día existen muchos métodos de planificación familiar y tener hijos ya no es una obligación, es una opción que eliges como mujer. Con los derechos sexuales y reproductivos, asuntos como con quién, cuándo, cuántos y en qué momento de tu vida desearías ser madre configuran nuevos aspectos que permiten disfrutar de una sexualidad plena y un proyecto de vida personal. Mary Yiced Mosquera Girón es una mujer de 25 años que tuvo su primer hijo a los 16 y el segundo un año después. Dejó sus estudios para estar en el hogar, dedicándose a la peluquería y ganándose solo lo necesario para el diario.

Cifras de embarazos adolescentes Fuente: Secretaría de Salud de Medellín.

“Estaba muy joven y sola y no me podía quedar sentada esperando que todo me cayera del cielo”, dice Mary Yiced. Ahora que sus hijos están estudiando, ella decidió terminar su bachillerato, “sobre el estudio pensé que más adelante

me iba a servir y podría superarme, lo hago por mí y para darles algo mejor a mis hijos, a veces es difícil porque todo me toca a mí”. Actualmente Mary, con la ayuda del proyecto De la exclusión al reconocimiento, estudia una técnica en belleza. Otro sueño que tiene es terminar de montar la peluquería “El Estilo de Yeifer”. Por el momento tiene varios implementos con los que se ha ido ganando la clientela que atiende a domicilio y que espera atender muy pronto en su negocio. Mamás: aunque ser una madre joven no es un impedimento absoluto para escalar en nuestros sueños, metas y posibilidades, ni tampoco la edad determina qué tan buena madre serás, sí debemos ser críticas y considerar que aunque la maternidad es una maravillosa experiencia, es una enorme responsabilidad, que debería llegar a nuestras vidas cuando tengamos estabilidad y empoderamiento en otros escenarios como la educación, la salud, el empleo y la autonomía económica, determinantes para poder tener un bienestar para nosotras y nuestros hijos. Los padres y madres tienen, en la sexualidad de sus hijos, una enorme responsabilidad. ¿Estamos dejando la responsabilidad solamente en otros, cuando las primeras decisiones se toman en casa? Si no sabemos cómo hablar del tema acudamos a profesionales que nos orienten, pero fomentemos prácticas saludables y conscientes en la sexualidad de nuestros jóvenes. Ahora que ya somos madres asumamos con amor esta tarea, pero también recordemos que cuando una adolescente tiene un hijo o una hija un capítulo de su vida termina y otro aún más sorprendente comienza. La aventura de conocernos a nosotras mismas, en nuestra fortaleza, y sacar más fuerzas para continuar luchando por lo que queremos: una profesión, un hogar, un hijo sano, un empleo digno, una vivienda, nos debe motivar para continuar cumpliendo los anhelos que tenemos como seres humanos, más allá que por el hecho de ser mamás. Medellín, julio-agosto de 2012

13


Tránsitos y transeúntes

Con el color

negro en la sangre Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer Afrolatina y Afrocaribeña el 27 de junio, establecido en 1992. Luisa Nery Mosquera es una habitante del barrio Altos de la Torre, ubicado en una de las zonas más altas de la comuna 8. Ella, al igual que la mayoría de las personas que habitan ese barrio y gran parte de la comuna, es desplazada. Luisa llegó hace diez años del Chocó. En su cuerpo y su ser se puede ver el conjunto de aspectos que configuran a la población afrodescendiente de nuestro país; en su piel, las luchas de sus ancestros por reivindicar su etnia; sus ojos reflejan los colores tierra, como la que pisan sus pies descalzos al bailar; en sus labios, los “alabaos”, que no son más que cánticos tradicionales de su pueblo para despedir a sus muertos en medio de una celebración a la vida; en sus manos, el amor que ponen las mujeres de su tierra a sus platos y que los hombres ponen en las minas, al buscar entre las rocas y la tierra el bienestar para sus familias; en sus caderas, el baile, el folclor y la “calentura”, como ella lo manifiesta, que tienen las mujeres afro; y en su corazón, el profundo amor por el arte, el teatro y el baile, que como ella afirma, “me hace sentir que estoy volando”. “Yo estoy en el proyecto De la exclusión al reconocimiento desde que comenzó hace cuatro años, ahí hablábamos sobre la libertad que debíamos tener las mujeres afro. La finalidad del proyecto era enseñarnos cómo crear una empresa y aprovechar lo que nosotras sabíamos, durante este

14

proceso llegó un profesor de teatro que contrataron para el proyecto y escogió de cada sector a las mujeres que veía con más ánimo, de mi sector escogieron a cuatro mujeres y entre esas quedé yo”. Con las clases de teatro, Luisa no solo obtuvo herramientas histriónicas para desenvolverse en las tablas, también ha aprendido sobre su raza, sobre lo afro, “como afro me caracteriza mi color de piel y la forma de ser, al menos ya no me acomplejo de mi raza como lo hacía antes, el grupo me ayudó mucho en eso y en estos momentos adoro mi raza y todas las razas, porque no solo está la negra y eso se los enseño a mis hijas”. Ser afro para Luisa es ser una persona que es consciente de sus costumbres, es preparar y saborear la comida y sentir que la música, que su folclor, se trae en la sangre y que viene de sus antepasados. Es ser consciente de que esas costumbres no se deben olvidar aunque se esté lejos del lugar de origen. Los afros, continua Luisa, “somos alegres porque la sangre de nosotros es alegre, somos contentos, yo puedo tener un problema en la casa y siempre estoy contenta, nosotros somos como los payasos, se nos muere la mamá y así todo estamos riéndonos”. “De todas las mujeres que participamos de las clases de teatro, escogieron a un grupo más pequeño, entre

Medellín, julio-agosto de 2012

Fotografía: Mauricio Aristizábal Por: Mauricio Aristizábal Agudelo maguicho.agudo@gmail.com

las que también quedé yo, y se conformó el grupo Yemayá Palenque Bantú Teatro y con este montamos la obra Éxodo, sobre el desplazamiento, que busca que las personas entiendan que aunque ellos no sean desplazados esta es una realidad en nuestro país. En la obra hablamos de nuestros antepasados, que también sufrieron desplazamiento y de la situación de la mujer”. Con este grupo de teatro, Luisa ha estado en Cali, Cartagena, Palenque, Chocó, Bogotá y Buenaventura, “…me gustó mucho cuando fuimos a Buenaventura porque mucha de mi familia vive allá y yo hace como 15 años no iba, al principio lo vi todo muy cambiado, pero logré llegar y fue una emoción muy grande ver a mi familia, los abracé a todos, solo una prima me vio actuar porque yo me la llevé, estaba muy contenta porque actuaba muy bien y toda la gente me aplaudía, yo le dije no pude empezar la universidad, solo terminé el bachiller pero me dediqué a actuar”. “Me gusta que la gente me reconozca porque siento que soy alguien, que la gente me estima, siento que he salido adelante, que ya no soy la misma, mi papel dentro de la obra es con el que el público se ríe, con el que es feliz, para mí la risa es la felicidad de las personas, y con el baile me encanta que la gente vea que los afro tenemos movimiento en el cuerpo, que tenemos swing. Cuando estoy en alguna presentación, siento que le estoy

entregando a la gente algo de mí y de mi vida, y que la gente acoge esta experiencia, siento que las personas saben apoyar al afro”, agrega Luisa al referirse a su oficio y pasión. Luisa Nery es un referente de que es posible el diálogo de diferentes saberes, sabores, costumbres y creencias en un mismo contexto y desde diferentes acciones. En su caso, ella encontró una herramienta para unir a las personas desde la diferencia, pero hay miles de maneras distintas de hacerlo, cada uno de nosotros, desde nuestras particularidades, día a día lo hacemos y eso es lo que nos permite vivir en armonía siendo diversos. Luisa, en síntesis, es la esencia de la lucha, fuerza, capacidad y creatividad de la mujer afrolatina.

Foto cortesía: Proyecto De la exclusión al reconocimiento


Cultura somos

¿Y qué hay para ver? En el film, Mandela convoca al capitán de la selección de Rugby, Francois Pienaar, y le plantea que el triunfo en la Copa Mundial podría unir a su país. Pero la selección sudafricana de Rugby, conocida como “Springboks”, no cuenta con el apoyo de la población negra, porque la identifica con las instituciones que aplican el Apartheid y la “supremacía blanca”. La unión, en

un tema deportivo, se convierte en el inicio de la unión de Sudáfrica para temas y luchas más relevantes. “Invictus” es el título de un poema de William Ernest Henley, que sirvió de inspiración a Mandela en sus largos años de prisión, y que este comparte con Francois para animarlo en esta estrategia unificadora.

Invictus (Poema de William Ernest Henley)

El 18 de julio fue designado por la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) como el Día Internacional de Nelson Mandela, en conmemoración del nacimiento del líder sudafricano. Por este motivo, queremos reseñar e invitar a ver “Invictus”, una película basada en la obra del periodista John Carlin, “Playing the Enemy: Nelson Mandela and the Game That Changed a Nation” (El factor humano: Nelson Mandela y el juego que cambió una nación). Invictus cuenta cómo el presidente sudafricano, Nelson Mandela, fija su atención en la Copa Mundial de Rugby de 1995, que se celebrará en Sudáfrica, viendo en este acontecimiento la oportunidad de unir e inspirar a su nación. La Sudáfrica que muestra Invictus es una nación que vive los primeros años tras la abolición del sistema de segregación del Apartheid, con grandes diferencias raciales y económicas.

¿Y qué hay para hacer?

En medio de la noche que me cubre, Negra como el abismo de polo a polo, Agradezco a cualquier dios que pudiera existir Por mi alma inconquistable. En las feroces garras de las circunstancias No me he lamentado ni he llorado. Bajo los golpes del azar Mi cabeza sangra, pero no se doblega. Más allá de este lugar de ira y lágrimas Se acerca inminente el Horror de la sombra, Y aun así la amenaza de los años Me encuentra y me encontrará sin miedo. No importa cuán estrecha sea la puerta, Cuán cargada de castigos la sentencia. Soy el amo de mi destino: Soy el capitán de mi alma. Imágenes tomadas de: - http://www.dbcovers.com/big-poster-of-invictus-2009-invictus_2009_1 - http://noticiassobregoogle.blogspot.com/2012/03/google-cultural-insitute-presento-un.html

Por: Wilton Álvarez elviejo@hotmail.com

Amenaza el conflicto a la comuna, mientras la comunidad dice que la convivencia está en la educación y exige del estado la garantía de sus derechos. La familia y la población reclaman salir de la pobreza, piden prevención y protección ante el riesgo. No hay seguridad ni vida digna, sólo violencia y vulneración. ¡No queremos seguir siendo víctimas! Busca en la sopa de letras las palabras que están en negrilla. Estas son el resultado de lo que es esta edición de Visión 8 y de la denuncia real que, como medio y comuna, pensamos tenemos sobre el conflicto.

Medellín, julio-agosto de 2012

15


Sábado 23 de junio de 2012 Placa polideportiva Las Estancias Festival de Arte y Cultura “Un Canto a la Vida” Iniciativa de las organizaciones sociales y comunitarias de las comunas 8-Villa Hermosa y 9-Buenos Aires, entre ellas la Mesa de Derechos Humanos de la Comuna 8. En el marco de la jornada, se contó con una asistencia aproximada de 1.000 personas entre habitantes del sector, líderes y lideresas de la ciudad, medios de comunicación y representantes de la institucionalidad, quienes presenciaron las actividades lúdico recreativas y los grupos musicales, artísticos, comediantes y grafiteros para compartir todo un día en familia en torno al arte y la cultura como expresiones de vida, participación y sana convivencia. http://www.wix.com/comuna8/dhcomunaocho

Fotografías: Equipo de trabajo Ciudad Comuna


Edicion 42 Periodico Vision 8