Issuu on Google+

Año 2 - Nº 34

13 de abril de 2011

El único impreso humorístico en todo el territorio nacional que sale encartado todos los miércoles en Ciudad CCS

ANTES DE LA ENTREVISTA SANTOS VIAJÓ A EE UU PARA VACUNARSE CONTRA LA INFLUENZA DE CHAVEZ.

CUANDO CHÁVEZ VOLVIÓ, VOLVIÓ, SE VOLVIERON MÁS LOCOS

EN BOGOTÁ CARMONA LE SUMINISTRA DECRETOS AL DAS, PERDÓN … SECRETOS

rete c e d e u q z e v á h c ide a la oposición le p ado, porque ellos ri e f a í d 1 1 s e n u l te n el e m a c i t á r c o m e ía d triunfaron ese d Alvarez Paz retira su candidatura de la MUD: “No tengo NADA que ofrecer frente a esos candidatazos: Macked y Mazuco

POSADA CARRILES ENTRÓ LEGAL A EE UU CON VISA DE TERRORISTA

S O D A C E R A V E L L A Y O T N O M O E L D IP U T A D D E L K A M A R A P O C U Z A M E D

LOS DIPUTADOS DE LA MUD LA MUD IRÁ CON TARJETA CONOCERÁN LA CÁRCEL DE LA ÚNICA PARA QUE NO SE SEPA QUIÉN APORTÓ MENOS PICOTA EN COLOMBIA. LO MALO ES QUE NO SE QUEDARÁN. PARA LA DERROTA

MUD


2

A varios años de Barataria Gonzalo Fragui

Cuenta Cervantes que, en tiempos de las historias de caballería, un caballero podía llegar a gobernar algún territorio, como recompensa por sus hazañas y proezas. Conocido es el capítulo donde se le juega una broma a Sancho Panza, dejándolo gobernar por un día la ínsula de Barataria. En Venezuela y por razones nada nobles se dio un caso parecido. De tanto ver telenovelas, de creerle el cuento a los medios de incomunicación, Pedro El Breve, un día amaneció con la idea de gobernar. Fue al basurero de la historia y desempolvó algunas armas utilizadas en otros tiempos. Habló con militares cuestionados, con sectores poderosos internos y externos, se cuadró con las televisoras y se decidió por la más oxidada y sangrienta de las viejas y obsoletas armas que encontró: el golpe de Estado. Llegado el día, 12 de abril, Pedro aceptó el poder de buena gana. La noche anterior había sido bendecido como golpista por la jerarquía eclesiástica en la capilla de Fuerte Tiuna. Los medios habían funcionado a la perfección. Esa toma manipulada de Puente Llaguno era digna de un premio. Habría que buscarle un premio en España a ese muchacho. Primer decreto del nuevo gobierno: hablar con Aznar para conseguirle un premio a ese periodista. Como era la costumbre de esos tiempos, la sabiduría del nuevo gobernante era puesta a prueba por la población. Así que trajéronle algunos casos: El primero tuvo que ver con el nombre del país. Sin temblarle la mano, el intruso decidió de un plumazo eliminar el nombre de Bolivariana, porque Bolívar le causaba náuseas. A los invitados les pareció acertado y aplaudieron. El segundo caso tuvo que ver con las autoridades. De un plomazo, tan certero como el de

los francotiradores que había apostado el día anterior en la ruta de la desviada marcha, eliminó todos los poderes. A los invitados les pareció acertado y aplaudieron. Cuando se planteó la situación de los colores de la bandera nacional, el nuevo gobernante consideró que eso del azul de nuestros cielos, mares y ríos era medio cursi. Él prefería el negro de los camisas negras de Mussolini, así que de ahora en adelante los colores de la bandera serían amarillo, negro y rojo. Información que debía ser transmitida con urgencia a los buhoneros que vendían banderas y franelas en cuanta marcha había para que hicieran la debida modificación. A los invitados les pareció acertado y aplaudieron. Se le trajo un nuevo caso, y el gobernante ordenó de inmediato perseguir, golpear y encarcelar a todo aquel que tuviera que ver con el gobierno anterior. A los invitados les pareció acertado y aplaudieron. Ante una nueva prueba fue aún más tajante. La libertad de expresión en esos momentos era dañina. Se encomendó al gobernador Mendoza para que, con sus propias manos y policías, cerraran “la miasma esa de Venezolana de Televisión”. A los invitados les pareció acertado y aplaudieron. Finalmente, se planteó el caso de la venta de petróleo a Cuba. El gobernante, que no conocía la solidaridad, que le daba pesadillas la palabra castrocomunismo que le había enseñado Granier, decidió, sin que le temblara la papada, eliminar el convenio y expresó la tristemente célebre frase de ¡Ni una gota de petróleo más para Cuba!. Para tal efecto se recomendó asaltar la embajada cubana, destrozando carros, cortando la electricidad y amedrentando con exiliados cubanos a los diplomáticos y familiares que allí se encontraran. Misión

encomendada y cumplida a cabalidad por el alcaldeso Capriles Radonski. A los invitados les pareció acertado y aplaudieron. Y así, en un sólo día fueron muchos los casos con los que fue puesto a prueba el usurpador, quien respondía con una sonrisita que podríamos llamar casi de timidez. Tan pudoroso. Rodeado de militares impecablemente vestidos de blanco, de gobernadores golpistas, de obispos, de intelectuales, de banqueros, de expertos petroleros, de locutores, de constitucionalistas, de cómicos, de familiares, quienes aplaudían y brindaban ante cada decisión que tomaba el “gobernante”. Los únicos que estaban molestos, porque no habían sido invitados, eran el bachiller Sansón Ortega y el cariculiarda Tejera, gobernantes de otra insulina cercana llamada Malindrania. Aunque no se trataba de una broma, porque el fascismo no sabe reír, Pedro, El Breve, pudo gobernar por un día, y a la vista estaban todos sus desmanes. Somos hijos de nuestras obras, había dicho sabiamente el Quijote. El pueblo, sin embargo, que no quería que le echaran una broma a su democracia, decidió entonces regresar a su puesto al que legítimamente le correspondía, poniendo preso al intruso, quien, como de todos es sabido, huyó a los pocos días por la complicidad de algún país vecino. Lo cierto del cuento es que, independientemente de que era una broma, Sancho Panza gobernó por un día la isla de Barataria con bondad y sentido común, y, pese a su ignorancia, tomó decisiones acertadas y justas. A Pedro Carmona Estanga, en cambio, le bastó sólo un día para hacernos ver que cuando el fascismo muestra los dientes no es precisamente para reír.

ESPECULADORES MAYORES: Roberto Malaver y Carola Chávez Especuladores Gráficos Arturo Gonnella Freddy La Rosa A veces especulan Clodovaldo Hernández, Raúl Ávila, Augusto Hernández, Iván Lira, Quintín Quintana, Pedro Salima, Luis Malaver, Roberto Hernández Montoya, Luis Britto García, Earle Herrera, Omar Cruz... Y otros que están acaparados Nota: nada ni nadie se hace responsable por los conceptos que no están emitidos en esta publicación. Ley de impuesto contra el cigarrillo

¿ESPECULAS?

Envíanos tus especulaciones a especuladorprecoz@gmail.com,. com o a nuestro twitter @EPrecoz. Para revivir especulaciones pasadas visita nuestro blog: elespeculadorprecoz.blogspot.com


3

s ia r a im r p s la o d n Programa

El Súper Agente 69

a Ramos Allup, ya que no pudo venir porque está comprando Pudimos grabar la más reciente unas granadas en el mercado reunión de la MUD para hablar de Quinta Crespo sobre el tema de las primarias Enrique Mendoza: Henry está de la oposición. El método de es- excusado pionaje fue sencillo: colocamos Henrique Capriles: Que las un adminí-culo en un receptáprimarias sean ya, pero que las culo junto a unos binó-culos que organice Alfredo Keller, que me tenían para un espectá-culo tiene ganando fácil que se realizaría después del Manuel Rosales: No, que sean cená-culo. En fin, he aquí lo que el año que viene, para que se conversó sin mayores obstáhaya tiempo de calibrar las culos: virtudes intelectuales de cada Ramón Guillermo Aveledo: Pripre-candidato. Ahí sí es verdad mero que nada, quiero excusar que yo no pierdo. Claro, que

Quintín Quintana

si me matan y me muero no podré participar sobre todo porque estaré muerto Antonio Ledezma: A mí que me entierren con Carlos Andrés Leopoldo López: Si quieres yo te entierro con mucho gusto Aveledo: ¡Orden en la pea, por favor, nada de entierros! María Corina: ¡Ay, qué lindo! ¡Yo quiero ser Presidenta para ver si no me río más, ya me duelen las mandíbulas y me están saliendo líneas de expresión en las comisuras de los labios! Álvarez Paz: ¡Hic! ¡Que viva la

Pepa e’ Judas! ¡Hic! ¡Sírvame otro, pero que sea doble, carajo! Andrés Velásquez: Eso es mentira lo que andan diciendo de que a mí me quedaría grande la silla de Presidente Eduardo Fernández: Tú lo quieres es que te coma el tigre Diego Arria: Las primarias son una operación más jodida que todas las que me han hecho a mí en la carátula Henry Falcón: ¡Que viva Pepeto, que digo, el PPT! Hilary Clinton: ¡Tin marín de dos pingüé, cúcara mácara titiri fue!



especuladorprecoz34