Page 1

Bolívar doméstico

2. Portada: El Libertador de carne y hueso 4. Las historias enterradas en el Panteón 6. Crear con plastilina 7. La Casa del Vínculo 8. Alexis Rosas lamenta no escribir más

FOTO MARCOS COLINA

VIERNES 12 DE AGOSTO DE 2011 / CIUDAD CCS / AÑO 2 N° 61


2

ÉPALE CCS / VIERNES 12 DE AGOSTO DE 2011

Bolívar humano y poético llega hoy al Teatro Municipal Bolívar doméstico, obra ganadora del premio César Rengifo, sube hoy a las tablas, con tres únicas presentaciones, para dar a conocer etapas desconocidas de la vida cotidiana de nuestro Libertador. ODRY FARNETANO. FOTOS MARCOS COLINA os problemas cotidianos del hogar fueron la chispa que inspiró a Roberto Azuaje para la creación de su obra Bolívar doméstico. “Tengo dos hijas, soy casado y en medio del corricorre diario, pensé en cómo habrían sido esos días habituales del Libertador, cómo sería la vida íntima del Bolívar desmitificado, sencillamente, Simón”. De esta manera empezó una investigación que duró cuatro años, que dio origen a la obra con la cual Azuaje se hizo acreedor del premio de dramaturgia César Rengifo 2011 que otorga Fundarte. Azuaje es abogado de profesión, con estudios de biología. Empezó a escribir desde pequeño. A los 15 años ganó un premio de literatura en La Guaira, ciudad en la cual creció. Pero asegura que la vida le señala a cada quien un camino y el suyo era, definitivamente, la literatura. “Todo lo que sucede en esta obra está basado en hechos que narran los historiadores. Los argumentos se sustentan en fuentes confiables. Soy un gran lector de Bolívar y por eso sabía dónde acudir, qué fuentes consultar. El guión está basado en una investigación documental que realicé durante cuatro años. Fue un trabajo maravilloso, del cual aprendí muchísimo”. Fue desde el año 2004 cuando se dedica a escribir profesionalmente. Junto a Bolívar doméstico se suman a su portafolio Amindra, El más mejor y Siete grados de entropía tropical, así como dos guiones cinematográficos El espíritu de la calle y Josefa y José, que están en la Villa del Cine y en el CNAC pendientes por rodaje.

l

UN BOLÍVAR QUE POCO SE CONOCE El objetivo de la obra es deslastrar a la gente de esa visión mítica del Bolívar héroe y presentarlo como lo que era, un ser humano. El guión de Azuaje procura dar a conocer esa fase de Bolívar joven, enamorado, inquieto, sus costumbres, gustos. “También destaca la influencia que tuvo en su espíritu libertador su esposa María Teresa, de la que poco se conoce en la historia que hasta ahora nos han contado”. Primero abordó El diario de Bucaramanga, Luis Perú de Lacroix , quien fue un general francés que batalló en el ejército de Napoleón I en Europa y en el de Simón Bolívar en Suramérica. Su cercanía a Bolívar lo convirtió en uno de los testigos oculares más célebres del Libertador, por cuanto registra en su diario, aproximadamente un mes de la vida de Bolívar mientras esperaban la Convención de Ocaña. “Allí de Lacroix narra detalles de las costumbres de Bolívar, sus comidas

La obra se propone dar a conocer vivencias del idílico romance y cortejo de Simón Bolívar con María Teresa Rodríguez del Toro.

Ficha técnica Elenco: Bolívar Joven: Fernando Moreno; Bolívar Adulto: José Luis Useche; María Teresa del Toro: Adriana Gavini; Joaquín Posada: Giovanny García; Marqués de Ustáriz: César Bencid; Don Bernardo: Salomón Adames; Pedro Rodríguez: Elvis Chaveinte; Hipólita: María Alejandra Teliz; María Francisca: María Brito. Esclavos: Argenis Cariaco/Franklin Ron Dirección artística: Adolfo Nittoli Dirección audiovisual: Eduardo Arias Diseño escenográfico: Héctor Becerra Diseño de vestuario: Jenif Tovar Diseño de iluminación: Alfredo Caldera Asistente de dirección: Natalie Pedroza Producción artística: Luisa Fernanda Mattia Producción general: FUNDARTE Únicas presentaciones: Viernes 12, sábado 13 y domingo 14 en el teatro Municipal 5:00pm

preferidas. Cuenta que aprendió a cocinar con el marqués de Ustáriz en España y que le gustaba aderezar él mismo sus ensaladas. La frase que versa: ‘No tengo descendencia, pero sé que no soy estéril’ surge de allí, de los apuntes de este general”. Del libro, Bolívar de carne y hueso de Francisco Herrera Luque, también obtuvo datos de la afición por la culinaria que tenía Bolívar, así como del presunto carácter petulante del joven Simón. “Mi labor como dramaturgo fue ficcionar todo eso, lo más cercano a la realidad, pero siempre basado en los documentos. Trato de darles a los personajes un perfil psicológico, y para ello, en ocasiones tomo caracterizaciones del horóscopo. Por ejemplo, Bolívar es gato en el horóscopo chino. Por ello

tenía esa energía y era sigiloso como un gato. Hay una escena en la que él va caminando en la oscuridad y el general Posada lo interpela y le pregunta: —¿Cómo puede usted internarse en la oscurana, mi general? y Bolívar le contesta: — Estoy acostumbrado..., soy como los gatos”. Pero los principales textos en los cuales se basó la historia fueron recopilados de biógrafos colombianos, pues a su juicio son más acuciosos en la descripción de los detalles. De esta manera acudió a Restrepo Restrepo, de quien destaca el dato que María Teresa Rodríguez del Toro murió estando embarazada, por cuanto el Libertador ordenó la enterraran con el faldellín con el cual lo bautizaron. También sustrajo detalles de la petición de mano “donde la mujer era


VIERNES 12 DE AGOSTO DE 2011 / CIUDAD CCS / ÉPALE CCS

Los laberintos del Libertador

Pasión, amor y perseverancia

Un oráculo marca el destino

Es la tercera vez que a José Luis Useche le ofrecían la oportunidad de interpretar el rol del Libertador, y es la primera vez que puede asumir el compromiso. “Me quedé sorprendido con la facilidad con la que el autor puede mostrar al Bolívar melancólico, humano, que no se conoce, pero hay que tener en cuenta que cuando el público asiste a una obra histórica quiere ver a sus próceres. No hay que perder la magia de la postura de Bolívar como nos lo han contado. Aquí hay grandes cambios y transiciones que lo permiten, por las emociones por las cuales va pasando el personaje a través de sus recuerdos. Estoy muy complacido con las obra”.

Fernando Moreno encarna a Bolívar joven. “El director quería que nos deslastráramos de esa visión casi diosificada de Bolívar y afrontarlo como un ser humano, en esa etapa de juventud cuando estaba en España, donde era visto como un joven arrogante. María Teresa y Simón están en un coqueteo muy digno y miden fuerzas. Eso lo estimuló a sentir una atracción fuerte hacia su prima. La negativa de su padre también influyó en su insistencia a conquistar ese amor. Me gustó conocer a ese Bolívar joven, cómo se enfrenta a una mujer que no es una muñequita conquistable, sino una formidable oponente intelectual.

María Brito, ganadora del Premio Municipal de Teatro 2011, interpreta a Francisca de la Peña, personaje que transita en la obra como una suerte de oráculo. Es quien devela a través de una serie de profecías el destino político del joven Bolívar. Francisca es una manumisa que llega a la casa de la pareja por recomendación del maestro Andrés Bello, a pedirle la intercepción de Simón Bolívar por el destino de su amiga Josefa Joaquina Sánchez, quien estaba pasando por muchas penurias. “Francisca representa a una heroína de la independencia. Asume la parte dramática de la obra a través del relato de sus calamidades”.

transada como una res”, acota Azuaje, pues era más importante la negociación de la dote que cualquier valor moral o el amor que pudieran manifestar los enamorados, escena que puede claramente apreciarse en la obra. “En las cartas que Bolívar escribe a su tutor, el marqués, hay testimonios de su afán por conquistar a su prima María Teresa, por cuanto le pide interceda con su padre para lograrlo”, acota Azuaje. ELENCO DE PRIMERA La Alcaldía de Caracas, a través de Fundarte, en alianza institucional con la Compañía Nacional de Teatro, propuso que el montaje de la obra ganadora del premio César Rengifo lo coordinara artísticamente la Compañía Nacional de Teatro, explicó Alfredo Cadenas, quien asumió la producción y el diseño de iluminación del montaje. De esta manera, Adolfo Nittoli es seleccionado para asumir la dirección de este montaje y la realización del casting. “Muchos de los actores estaban comprometidos en las realizaciones de Una espiga sembrada en Carabobo y Josefa Joaquina Sánchez, pero finalmente logramos reunir un elenco maravilloso. El montaje se ha hecho en tiempo récord lo cual ha permitido que se haya nutrido de las experiencias colectivas. Tenemos sólo un mes ensayando”, destaca Nittoli. Explicó que en la propuesta del montaje se distanció por completo de cánones preestablecidos sobre cómo interpretar estéticamente la historia del Libertador. La propuesta de vestuario rompe con los parámetros clásicos de la época. “La gente puede pensar que va a encontrarse en la obra con un Bolívar rígido, típico con la guerrera y las botas… eso no va a ocurrir en lo absoluto. Sólo lo utilizamos como una referencia, para luego hacer

3

Una mujer de mucho temple Adriana Gavini asume el rol de la joven María Teresa Rodríguez del Toro. “Con esta obra descubrí una imagen de la esposa del Libertador desconocida por muchos. Ella detona en Bolívar ese sentimiento de querer ser partícipe del cambio en su país. Una mujer muy culta, decidida, de la talla de Simón, lo cual despertó en él una suerte de rival intelectual”.

Casamiento por conveniencia El padre de María Teresa, don Bernardo Rodríguez del Toro, es interpretado por Salomón Adames. En este personaje ligero reposa la parte de la comedia de la obra. Es un comerciante que transita entre Madrid y Bilbao, cuya preocupación principal eran sus riquezas, lo cual queda develado en la escena de la petición de mano que hace Bolívar a su hija.

Fiel compañero y confidente

El elenco se manifestó complacido por subirse a las tablas del Teatro Municipal una reinterpretación. La obra está compuesta de detalles que rigen lo emocional, lo poético”. Usaremos apoyo audiovisual para recrear las escenas y situar a la audiencia. — ¿Cómo ve a Bolívar en la obra? —Despojado totalmente de todos esos elementos propios y místicos de la gesta heroica bolivariana. Vemos un Bolívar en su más tierna adolescencia, que siente y padece, que tiene miedos, que tiene ausencias, que se sonroja, que se enamora, le sudan las manos. Un Bolívar sumamente humano y poético que hay que rescatar. La obra cumple este requisito, lo logra completamente. La obra desarrolla una combinación de planos temporales. Nos presenta a Bolívar reflexivo, lacónico, que rememora situaciones de su adolescencia, los

amores con su prima María Teresa, su matrimonio, sus felices días de matrimonio. “Se presenta ese joven que es el sustento del Bolívar que conoceremos luego, lo cual se asevera en el texto: ‘Si no hubiese enviudado, tal vez no me hubiese dedicado a la vida pública’ porque el amargo sabor de la viudez es lo que constituye el cambio de paradigma de su vida … descubre que su destino toma otro rumbo”. Nitoli destaca que la historia se ha encargado de hacer de Bolívar algo más que un hombre y poco menos que un dios. “De manera que está en un término medio, inalcanzable de todas formas y creo que hacia allá va la lucha, hacia el rescate de la figura bolivariana y asumirla como nuestra porque Bolívar debe estar en todos nosotros”.

Giovanny García asume al general colombiano Joaquín Posada, quien acompaña a Bolívar en una noche donde transita un devenir de recuerdos, nostalgia y revelaciones de hechos de la juventud del Libertador. A él le revela la orden de enterrar a su esposa con el faldellín de su bautizo en honor a su hijo que se lo llevó en su vientre.

El maestro guía del joven Bolívar César Bencid asume el rol del marqués de Ustáriz, quien fue el tutor de Bolívar hasta su mayoría de edad y quien intervino en su favor con el padre de María Teresa para lograr su mano. “Fue fascinante para mí conocer tantos datos históricos novedosos de la vida de nuestro Libertador. Me engancharon los diálogos frescos y ligeros de la obra”.


6

ÉPALE CCS / CIUDAD CCS / VIERNES 12 DE AGOSTO DE 2011

Los niños en la plástica

Niños y niñas entre 8 y 12 años interpretaron las obras más representativas de artistas plásticos como Arturo Michelena, Jesús Soto y Armando Reverón utilizando la plastilina y la madera. La muestra se presenta en el lobby de la Casa Museo Arturo Michelena, ubicada en la parroquia La Pastora, forma parte del programa expositivo Obras del mes y está compuesta por 13 piezas de 25 x 25 centímetros, fruto de una serie de talleres realizados por Plastilinarte, organización venezolana fundada en 2009. FOTOS FAUSTO TORREALBA


VIERNES 12 DE AGOSTO DE 2011 / CIUDAD CCS / ÉPALE CCS

caracas desde adentro - por hanneke wagenaar hannekewai@hotmail.com

Una casa del siglo XVIII

Esta fue la casa que habitaron el Libertador Simón Bolívar y su esposa María Teresa del Toro. FOTO FAUSTO TORREALBA os encontramos frente al Vínculo, una casa heredada por el niño Simón cuando apenas tenía nueve años. Haciendo esquina en Gradillas con el Café Venezuela, se nos abren las puertas de madera remachada de la antigua casa datada de 1750, llena de historia. Un soldado de la reserva nos recibió con un buenas tardes, indicándonos el salón de la derecha. Caminamos por encima de un tablado, nuestros pies avanzaban sobre siglos de historia. Su piso, cubierto por baldosas de arcilla cocida del siglo XVIII; dos grandes ventanales permiten que la luz del sol ilumine la habitación recién restaurada, paredes de rafas y tapia fueron dejadas al descubierto, sutiles remanentes de pintura y restos de frisos, dinteles de madera, ahora desnudos ante los ojos asombrados de los visitantes que acudimos a conocerla. Añejos quicios de piedra, vanos de puertas, cimientos de lajas de piedra y un nicho que pudo haber sido de la patrona de la casa, Nuestra Señora de la Concepción. A medida que recorremos el espacio podemos leer acerca de todo lo acontecido en la casa, desde que formara parte del Mayorazgo de la Concepción, luego herencia del pequeño Bolívar, casa de los recién casados Simón y María Teresa y también testigo de la muerte de la joven esposa del Libertador; lugar donde se hospedó Francisco de Miranda y se reunió

Cómo llegar Metro Estación Capitolio

Diario Ciudad CCS

Plaza Bolívar Edificio Gradillas Alcaldía de CCS

Casa del vínculo

por primera vez la Sociedad Patriótica. Casa que, además, sirvió de sede a la imprenta de la que salió el Acta de la Independencia. UNA COLUMNA Y UN ARCO Luego de sumergirnos en las memorias de la casa, descubrimos otro recinto más pequeño, pero no por ello menos interesante. Saliendo de la sala principal a mano derecha encontramos cuatro vitrinas, en una se exhiben tornillos y pernos hallados entre los maderos, vigas o muros de la casa. En otra se muestra única y como detonante de toda esta hermosa restauración, un centavito negro de fecha 1862, más o menos del tamaño de un bolívar actual.

Se recomienda Agua y calzado cómodo. Usar la cámara sin flash. Darse una vuelta por la Sociedad Bolivariana.

En otras dos vitrinas observamos restos encontrados en las excavaciones de la casa, trozos de cerámica pertenecientes a bocas de aceiteras, losas azules y blancas, restos de platos y pedazos de molduras. Al fondo de la muestra una columna toscana aún sostiene un arco que luce aplastado, es decir, estilo carpanel, y vestigios de su moldura. UN CENTAVITO NEGRO Así se les decía a los centavos de cobre, que de rojizo se oscurecían por el uso y el manoseo diario. En distintas épocas tomó diversos nombres dependiendo de la región, en el centro era el guachacón, guásimo o guaso, en Lara y Yaracuy se le conocía como Panchero, en Caracas se le llegó a decir pepa y en noroccidente se le decía chiva. En 1852 aparece el octavo de real, a esta moneda se le conocía como centavo Monaguero, recibió esa denominación porque salió en circulación durante el gobierno de José Gregorio Monagas y fue la gente la que le dio dicho nombre. Se cuenta que en los Andes venezolanos se usan los cobres monagueros para curar chichones. Los centavos monagueros llevaban acuñados la efigie de la Libertad en una cara y en la otra, entre dos ramas de olivo, se leen el

Turismo a futuro La restauración completa de la casa, incluyendo el segundo piso agregado posteriormente empleándolo como lugar de exhibición.

7

El Vínculo de Bolívar Doña Luisa dejó poder absoluto para testar a su hijo Juan Félix Aristiguieta. Entre las instrucciones precisas estaba la de formar un mayorazgo o vínculo con todos sus bienes. Don Aristiguieta la forma solemnemente el 8 de diciembre de 1784. Constituyen parte del vínculo, la morada de las Gradillas, cuya patrona es la Concepción en gracia de María, por ello se denomina el mayorazgo de la Concepción. El poseedor del vínculo debía redimir los gastos que pesaran sobre la casa y la manutención en perfecto estado, debía casarse con una mujer noble a gusto de sus parientes, el primogénito debía llamarse Juan Félix, usaría el mismo sello de armas, vivir en la casa de Gradillas y ser vecino de la ciudad; de la que sólo podía faltar si era empleado por el servicio real. Bolívar es nombrado heredero a falta del primogénito de don Aristiguieta, ya que por línea materna estaban relacionados. Luego de largo litigio, al morir don Aristiguieta y más tarde el padre de Bolívar, don Juan Vicente, doña María de la Concepción Palacios y Blanco se convierte en tutora de su hijo Simón. A las nueve de la mañana del 30 de julio de 1788 el niño Simón salió de su casa en San Jacinto hacia Gradillas con su abuelo don Feliciano Palacios, el licenciado Sanz y dos testigos. Simón aún no sabía firmar, en su lugar lo hizo su maestro José Sanz. Su abuelo y él recorren la casa, uno a uno le muestra todos los bienes muebles, que debe tocar con sus manos como era de rigor entonces.

Las Gradillas Así se les decía a las escalinatas que conducían a la Plaza Bolívar por su lado sureste, en sus tiempos de Plaza Mayor. Hay quien afirma que ya en 1572 aparecían nombradas en el plano enviado por Juan de Pimentel al rey, como especie de gradas o gradillas. Gradillas a San Jacinto, Gradillas a Sociedad, Gradillas a Monjas o Gradillas a Torre, ventrículo del corazón caraqueño. Después de haber pertenecido a Bolívar, la casa fue lugar de reunión de intelectuales, en una época funcionó la peña lírica de Andrés Mata, Jacinto Añez, Max Guevara y otros poetas. En 1916 el señor Mendoza abre en sus espacios la tienda Bon Marché; siendo luego una joyería, la París. Por último, en sus espacios ya deformes hubo un par de zapaterías y una heladería.

Horario Horario normal museístico.


8

ÉPALE CCS / CIUDAD CCS / VIERNES 12 DE AGOSTO DE 2011

Biografía mínima Margariteño, hijo de Sabás Rosas, combativo dirigente sindical petrolero, miembro fundador, entre otros, del Partido Comunista de Venezuela. Periodista egresado de la Universidad Central de Venezuela, ganador en dos ocasiones del Premio Nacional de Periodismo e igualmente del Premio Municipal de Periodismo en Caracas. Ha trabajado en Venezolana de Televisión, Diario 2001, El Nuevo País, Radio Rumbos y Radio Continente. Fue diputado al Congreso Nacional y gobernador del estado Anzoátegui (1998-2000). Entre sus obras publicadas destacan: Rescate del Pilín León; Objetivo: Chávez, El Periodismo como arma; La masacre de Cantaura; La noche de los generales; El Caso Lorena (junto a Beatriz Hernández); El Caso Mamera (con Sandra Guerrero); Posada Carriles, El terrorista de los Bush (en coautoría con Ernesto Villegas).

“Es un escritor muy agudo” Lo conocí cuando era reportero de sucesos en Venezolana de Televisión. Es un periodista muy objetivo, lo cual lo destacó profesionalmente. Es un escritor muy agudo, coherente en sus planteamientos. Con su libro, El terrorista de los Bush realizó valiosos aportes en la búsqueda de la verdad. Es un auténtico profesional al cual le debemos mucho en el ejercicio del periodismo. Francisco Solórzano (Frasso),periodista y amigo.

Alexis Rosas no puedo vivir sin mis errores

Odry Farnetano —¿Qué recuerda de su infancia? —El río La Bomba, en El Tigre, donde aprendimos a nadar como Tarzán. Para mi sorpresa, este río ya no existe, se secó. —¿Practica o practicó alguna disciplina artística? —No, además de hablar tonterías, no desarrollé ninguna. —¿Cuál es su tipo de música preferida? —Me gusta la romántica. Mi canción preferida es El tiempo en una botella. La música de los años 60 y 70 es maravillosa. —¿Cuál fue el mejor libro que leyó? —El amor en los tiempos del cólera, de García Márquez. —¿Cuál fue el mejor consejo que recibió? ¿Aún lo utiliza? —Era flojo en la escuela. Mi mamá me sacó de la casa a ver unos obreros trabajando con pico y pala. Me advirtió: “Si no estudias, mira en lo que vas a trabajar”. Agarré miedo y empecé a estudiar. —¿Qué siente por la revolución? —Es un proceso que ha marcado para siempre a los venezolanos de una u otra tendencia. Estoy en desacuerdo con algunas cosas que están ocurriendo. Creo que debimos tratar de atraer a la clase media a la que rechazamos con medidas que más que llamativas, le causaron terror. —¿Qué ha hecho por la revolución? —Fui gobernador de Anzoátegui y tuve una lucha con mafias en donde había gente del mismo proceso que ahora no están. También he escrito libros. No sé si eso lo hice por la revolución o porque toda mi vida he sido de izquierda porque no olvidé las enseñanzas de mi padre. Debemos hacer lo que uno cree que debe hacer. —¿Cuál fue su mayor satisfacción personal y profesional? —Profesional haber ejercido por más de 30 años el periodismo. Lamento no haber dedicado más tiempo a escribir. —¿Dónde, cómo y con quién se ve en 20 años?

Directora Mercedes Chacín Coordinadora Odry Farnetano Adjunta Rocío Sarabia. Épale CCS es un suplemento de fin de semana de Ciudad CCS, forma parte integral del diario y se distribuye de forma gratuita | Redacción 0212-8607149 correo-e: epale.ciudadccs@gmail.com

—Con mucho ánimo y optimismo. La edad nos va marcando y debemos estar orgullosos de lo vivido y no sentir aprehensión de nuestros errores. “He aprendido tanto de mis errores que no puedo vivir sin ellos”, como dice un personaje en una novela mía. —¿Cuál es su poeta y poema preferido? —Me marcó Neruda. 20 poemas de amor y una canción desesperada. —¿Cuál es su película favorita? —Ciudadano Kane, Casablanca y aunque no lo crean Titanic. — Diga alguna metáfora de lo que ha vivido — No he sido feliz, he tratado de serlo. —¿Que le hace falta hacer para la revolución? —Creo más bien que a la revolución le hace falta por hacer. Preguntarnos más bien qué hacer por el país para que la revolución pueda consolidarse. —¿Cuándo fue la última vez que lloró? —Hace poco, la muerte de mis padres, no pensé que iban a desaparecer. También he llorado por alegrías, por el orgullo que siento por mis cuatro hijos. —¿Cuál es el personaje de la historia que admira? —Simón Bolívar, nadie ha hecho tanto como él, y José Antonio Anzoátegui, quien murió muy joven. Me emociona su historia. —¿Le habría gustado tener una vida similar a esos personajes? —No, soy muy cómodo, no podría pasar Los Andes a caballo. —¿Piensa usted en la muerte? —No es algo que me quite el sueño. Siento temor por mis hijos, no por mí. Ya uno está curtido en muchas cosas. —¿Ha pensado en su epitafio? —No quisiera tener un epitafio, a menos que sea: “Por la alegría he vivido, por la alegría he combatido, por la alegría muero, que no se asocie mi nombre a la tristeza”, de Fussi. Pero prefiero que incineren mi cadáver. —¿Cómo se define en tres palabras? —Muy buena gente.

Ciudad CCS es un periódico gratuito editado por la Fundación para la Comunicación Popular CCS de la Alcaldía de Caracas | Plaza Bolívar, de Monjas a Principal, edificio Rialto | Teléfono 02128607149 correo-e: ccsciudad@gmail.com | Depósito legal: pp200901dc1363

epaleccs120811  

CIUDAD CCS