Page 1

VIERNES 4 DE FEBRERO DE 2011 / CIUDAD CCS / AÑO 1 N° 36

Rebelión y dignidad 2. Portada: Los discípulos de la revolución 4. 19 de años de insurgencia 6. El 4-F en imágenes 7. Nancy Pérez, “compromiso con el prójimo” 8. El arte en Caño Amarillo (II)


2

ÉPALE CCS / CIUDAD CCS / VIERNES 4 DE FEBRERO DE 2011

El 4-F fue el día en que el pueblo despertó

Hace 19 años, en la madrugada del 4 de febrero, el pueblo escuchó el ruido de los sables. Civiles y militares alzaron sus voces insurgentes para defender la soberanía. ROCÍO SARABIA / FOTOS JESÚS CASTILLO. “Yo también me alcé contra un gobierno, algunos de ustedes se alzaron contra mi Gobierno, no todos. Ahora, sí, está bien, pero yo hice más que firmar, saqué mis tropas, eso es mucho más que firmar, pero asumí mi responsabilidad y fui a prisión, después vine e hicimos un partido y entonces nos fuimos a la batalla. Discurso del presidente Hugo Chávez en la Asamblea Nacional, el 15 de enero de 2011, durante su mensaje anual. Con el dedo pulgar apuntando al cielo, se escucha: “En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, amén”. Terminada la invocación a Dios con la señal de la cruz en su rostro, el soldado se vistió de camuflaje, se colocó la cinta tricolor en el brazo derecho y, con honor, ajustó con ambas manos la boina roja en su cabeza. Respira hondo, siempre con la mirada al frente y el cuerpo bien erguido. El rebelde, junto a sus camaradas, se va en silencio a la batalla para defender a su patria de una injusticia que se vivía en esos tiempos de represión y desigualdad de 1992. El amarillo, azul y rojo pegado en el brazo y la boina roja serían la característica que tendrían los insurgentes en el uniforme militar para diferenciarse de los cuerpos de la Fuerza Armada Nacional aquel 4 de febrero (4-F), día que el pueblo venezolano despertó y conoció a un grupo de oficiales que pertenecían al Movimiento Bolivariano Revolucionario MBR-200, quienes con sus fusiles, ideales y acciones esparcieron por todas las calles del país la esperanza de construir una mejor

nación. Escudados con la lucha y esquivando las balas de los cuerpos represivos del gobierno de Carlos Andrés Pérez (CAP), los habitantes algunos sectores de Caracas como: Lídice, Manicomio, Los Flores de Catia, La Cañada y La Pastora salieron ds para apoyar a los rebeldes. Ese 4-F se plasmó en la historia contemporánea de Venezuela. Le mostró al mundo, la indignación moral del pueblo, que comenzó aquella tarde del 27 de febrero de 1989, cuando el pueblo rechazó enfurecido las medidas económicas impuestas por el gobierno de CAP. Miles de muertos y cientos de desaparecidos fueron las consecuencias de ese día denominado EL Caracazo que dos años más tarde, desencadenaría la rebelión cívico-militar que hoy cumple 19 años y que da paso a la celebración del Día de la Dignidad Nacional. UN SUBLIME ALIENTO AL PUEBLO INFUNDIÓ Entrado el 4 de febrero, ya los civiles y soldados que participarían en la insurgencia aguardaban sigilosamente en sus puestos. El sol se ocultó y la luna llegó para acompañar a los rebeldes en su misión. El reloj marcaba las doce de la noche y el silencio era cómplice de este plan que comenzó a estudiarse 10 años atrás. De una parroquia a otra iban las informaciones que los militares enviaban a los participantes. Entre aquellos que llevaban detalles de la operación estaba William Mantilla, que con 52 años de edad y

Fiel a su bandera El 4 de febrero de 1992 participaron con los rangos los oficiales Rafael Isea, quien participó como subteniente, Javier Molina Quintero, Pedro Manuel Jiménez, Heinkel Fidias Gámez, Wilfredo Figueroa Chacín, quienes tenían el grado de teniente, Euclides Reyes Rodríguez, quien fue plaza de la batería de defensa. Rafael Márquez estuvo en en el batallón Briceño y Larry Noguera como sargento. También estuvieron el actual canciller, Nicolás Maduro, Nancy Pérez, ministra de la Mujer y el vicepresidente Elías Jaua, todavía habitante del sector Los Mangos, de la parroquia La Vega, recuerda cómo los movimientos populares protagonizaron esta rebelión. Este héroe popular contaba con 33 años y cumplió al pie de la letra su misión. Al momento de este relato, el revolucionario de La Vega no parpadeó, no tartamudeó y tampoco dejaba silencio entre las palabras. “Me contactó el actual canciller de la República, Nicolás Maduro, y él nos informaba de los movimientos que se venían realizando en todo el país. Nos indicó el día y momento exacto de cuándo sería el golpe. Dio algunas indicaciones de cuáles serían nuestros papeles el 4-F. Así pues, una vez conocida la información, activamos los mecanismos que por años habíamos utilizado para defender nuestros derechos ante los cuerpos de

seguridad: realizamos reuniones con los movimientos sociales de La Vega, nos preparamos para una resistencia en caso de que la acción rebelde no triunfara, tal como sucedió. Hicimos planes para que la gente no sufriera una represión de los militares. Además, tomamos previsiones de repliegue”. Con los dedos de la mano derecha dibujaba cómo se colocaron los civiles en la redoma La India y describió su acción de ese día. “Me tocó conformar los equipos de resistencia en la parroquia para evitar cualquier intento de saqueo, preparar mecanismo de primeros auxilios, neutralizar a los enemigos del proceso y ponerme en contacto con otras organizaciones de las parroquias Antímano, Caricuao y Macarao. Sabíamos que a las 12 de la medianoche arrancaría el movimiento y todos teníamos que estar a esa hora en nuestros sitios preparados para cualquier contingencia. Allá, en La India, recuerdo que éramos más 100, que colocados en posición de combate lanzamos piedras, colocamos las barricadas y utilizamos las azoteas de algunos edificios para lanzar más piedras. Los enlaces de inteligencia que armamos nos ayudaron para estar atentos a los movimientos de los enemigos del proceso. Allí nos salvamos de aquel enfrentamiento con los efectivos de la Policía Metropolitana y algunos agentes de la Dirección de Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip), porque nos replegamos hacia La Vega, adentro, para protegernos. Salimos


VIERNES 4 DE FEBRERO DE 2011 / CIUDAD CCS / ÉPALE CCS

3

Rendición Aviones al azar/ centellas enemigas/ miles de hombres/ libran inocentes/ niños enjaulados/ a la falda de la colina/ me escudriñan mis ojos/ amanecidos de mis tropas rebeldes/ rojos de boinas/ tricolor de brazalete/ mi comandante, peligra la patria./ Volaremos de nuevo como las águilas/ paracaidistas por Venezuela/ incertidumbre terrible./ ¿Suicidio sin sentido?/ ¿genocidio?/ ¿fratisidio?/ ¡no!/ Abajo los fusiles/ Esme García vio todo desde su balcón. de esa tormenta de balas gracias a unos jóvenes que nos ayudaron. Esa ayuda nos sirvió para que la policía se fuera y nosotros corriéramos por los callejones. Caída la tarde, observamos al comandante Chávez por televisión y nos comprometimos más con la lucha. Los que estuvimos en esas acciones nos desaparecimos por más de 15 días de la zona, porque se conformaron grupos armados de Acción Democrática que allanaban las viviendas buscando a los rebeldes”.

armen los batallones/ silencio en los cañones/ y un frío profundo en el corazón, cómo de muerte/ Rendición muchachos/ por ahora. Poema de Hugo Rafael Chávez Frías.

DEFENDER LO NUESTRO Arturo Ponce es habitante del 23 de Enero y actuó en Maracay. Tiene como apodo “El Metralleta”, y no por violento sino porque habla tan rápido como esa arma lanza las balas. Al momento de la rebelión contaba con 27 años. Ahora tiene 46, y se remonta a aquella tarde del 3 de febrero, en el terminal Libertador de la capital aragüeña. “Mi misión, junto a otro grupo, fue obstaculizar el paso de Maracay a Valencia a través de los autobuses del terminal. Con armamento en mano, le dije a los choferes: ‘Hay un golpe de Estado y tu unidad está secuestrada”. Los autobuses sirvieron para que los cuerpos de seguridad de CAP no llegaran a los espacios que ya habían sido tomados por los rebeldes. EL 23 RODEADO Muchos de los habitantes de las parroquias 23 de Enero, Catia y San Juan que participarían en la rebelión no pudieron salir a sus misiones el 4-F, porque una lluvia de balas rodeó los sectores. Así lo describió José Arévalo, quien con 24 años de edad dirigía agrupaciones culturales del sector La Morán, actual parroquia El Paraíso. Hoy, con más de cuatro décadas de vida, narra sobre aquella noche: “Mi labor fue mantener informado a los movimientos de base sobre dónde sería la concentración. Se dijo que si lográbamos el objetivo tomaríamos el centro de Caracas desde la plaza O’ Leary. Pero esto no se dio porque los cuerpos de seguridad de CAP cercaron los alrededores de Miraflores”. La ciudad comenzó a calmarse una vez que Chávez salió por la televisión. Sin embargo, explicó Arévalo, que “las organizaciones populares seguían

William Mantilla comenzó en la lucha de izquierda a la edad de los 14 años.

El objetivo consistía en tomar la plaza O’Leary, recordó José Arevalo.

Arturo Ponce cumplió su misión en Maracay. reuniéndose porque otra rebelión se preparaba: la del 27 de noviembre, cuando si nos adueñamos de El Calvario”. (actual parque Ezequiel Zamora)”. Durante varias semanas los allanamientos se apoderaron del sector, recordó el luchador social. El toque de queda comenzaba a las 6:00 pm y ninguna persona debía estar fuera de su casa. “En el 23 de enero la policía entraba sin permiso y tumbando puertas buscando armas y a los civiles rebeldes. Hurgaban por los bajantes de basura, porque ‘supuestamente ahí se escondieron las armas’ y llevándose detenidas a varias personas”, recordó . DESDE EL BALCÓN La gente, entre el miedo y la esperanza, observaban desde los balcones y ventanas de sus casas lo que ocurría. Así lo contó Esme García, quien desde la sala de su apartamento, en el piso 12 del bloque 7 del 23 de Enero, tenía asiento de primera fila de todo lo que sucedía en el Cuartel San Carlos. Sacó su brazo izquierdo y señalando hacia el frente explicaba todo el movimiento de militares dentro del cuartel. Dijo que varios soldados saltaron la pared y corrieron a este edificio, el cual se separa del lugar militar por dos campos de beisbol y una calle. “Primero escuché los disparos, uno tras otro, y le dije a mis papás ‘¡Epa!, esto no es normal, eso viene del cuartel’. Levanté la cortina y me sorprendí al ver tantos militares corriendo y tantas detonaciones seguidas. Abro la puerta y veo a mi vecino y le pregunto: ‘¿Sabrás qué pasa?’. Él respondió: ‘Esto es un golpe de Estado’. Todos seguíamos pegados a la ventana. Vi a dos cabos que venían para el 23, recogí una ropa de mi papá, bajé los 12 pisos volando mientras mi mamá me gritaba que regresara. Llegué hasta la entrada del campo y desde ahí pude sentir el miedo de esos muchachos, les lancé la bolsa y volví a mi casa”. “Esa noche y ese día nadie durmió”, repetía a cada rato la señora de 53 años. “Me habría gustado participar en esta rebelión donde muchos cayeron para alumbrar la revolución que hoy tenemos”. “4 de Febrero, bendito seas para siempre, quedarás grabado eternamente en las páginas de nuestra historia”. Palabras del presidente Chávez en Los Próceres, 4 de febrero 2006.


4-F: a 19 años del despertar de la conciencia del pueblo

Motivos de las protestas

52,6

68,8 71,5

84,7 77,8

57,0

Cifras en porcentajes 46,0 31,2 26,3

4,8 7,4

40,8

13,1 16,7 12,5 83-84 84-85 85-86 86-87 87-88 88-89 89-90 90-91 91-92 Octubre a septiembre de cada año Socioeconómicos Civiles y políticos

Fuente: BDEBP

85,5 86,8 92,1

Después del Viernes Negro de 1983 se acrecienta la idea de la reducción del papel del Estado en la economía y la incursión de un mayor activismo del sector empresarial privado en los distintos ámbitos de la sociedad. Se inicia una escalada de protestas de sectores estudiantiles y de educadores (paros y marchas callejeras).

El 3 de diciembre de 1988 gana las elecciones Carlos Andrés Pérez. En medio de un discurso de austeridad se realizó la toma de posesión en una ostentosa celebración, por lo que se denominó “La Coronación”.

Quiénes participaron:

El 17 de diciembre de 1982 Hugo Chávez, Felipe Acosta Carles, Jesús Urdaneta y Raúl Isaías Baduel hicieron un juramento, que de hecho es el acto inicial de la Revolución Bolivariana. Los responsables eran miembros de una agrupación clandestina existente en el seno de las Fuerzas Armadas, conocida como Movimiento Bolivariano MBR-200, fundado en 1983 por los entonces capitanes del Ejército Hugo Chávez Frías, Felipe Acosta Carlés y Jesús Urdaneta Hernández, quienes se desempeñaban como instructores de la Academia Militar.

Juro por el Dios de mis padres, juro por mi patria, juro por mi honor que no daré tranquilidad a mi alma ni descanso a mi brazo hasta no ver rotas las cadenas que oprimen a mi pueblo por voluntad de los poderosos. Elección popular, tierras y hombres libres, horror a la oligarquía.

Miranda y Distrito Capital

Zulia

3 2

4

1

Los principales dirigentes de la acción del 4-F fueron los tenientes coroneles Hugo Chávez Frías (1), Jesús Ortiz Contreras (2), Joel Acosta Chirinos (3), Francisco Arias Cárdenas (4) y Jesús Urdaneta Hernández (no está en la foto).

Aragua

Guarniciones militares de los estados Aragua, Carabobo, Miranda, Zulia y el Distrito Capital. La rebelión —denominada Operación Zamora— comenzó en la tarde del día 3 y estalló en la noche, al retornar al país el presidente Pérez, luego de su participación en el Foro Económico Mundial, en la ciudad de Davos (Suiza).

La toma de la región capital estuvo bajo la responsabilidad del teniente coronel Chávez Frías, quien dirigió las acciones desde el Museo Histórico Militar de La Planicie.

Otras acciones tuvieron lugar en las comandancias generales del Ejército y la Armada, en el Comando Regional 5, el Comando de Seguridad Urbana de la Guardia Nacional, la sede de la Disip en el Helicoide, en la sede de la Comandancia de la Policía Metropolitana en Cotiza y en Venezolana de Televisión, en Los Ruices.

La acción

El 16 de febrero de 1989 el presidente Carlos Andrés Pérez presenta su plan de ajuste económico de corte neoliberal como salida a la crisis. Entre las medidas más temidas por la población destacan la liberación de precios de la gasolina y de tasas de interés, el aumento de las tarifas de los servicios públicos y la reducción de los subsidios.

Debilidades políticas del nuevo gobierno: la inclusión de tecnócratas no militantes de Acción Democrática en el gabinete económico de CAP generó descontento en el seno del partido. AD no contaba con la mayoría parlamentaria. La CTV se distancia por las medidas económicas, como la liberación excesiva de las tasas de interés y la devaluación de la moneda. Fedecámaras rechazó el aumento de sueldos.

Carabobo

Juramento en el Samán de Güere

Foto: Laura Sánchez

El neoliberalismo como caldo de cultivo

Cuadro de Alcides Ysasis

Viernes 4 de febrero de 2011

A pesar de la magnitud del movimiento en la región capital, el presidente Pérez pudo sortear con éxito la situación, ya que a su llegada de Suiza estaban esperándolo el ministro de la Defensa, general Fernando Ochoa Antich; y el ministro de Interiores, Virgilio Ávila Vivas. Una vez en la residencia presidencial, Pérez recibió a las 11:00 pm una llamada telefónica en la que fue informado de un alzamiento en el Fuerte Mara en el Zulia, por lo que decidió trasladarse al Palacio de Miraflores, evadiendo por escasos minutos la captura de los rebeldes.

Los combates en Caracas se iniciaron hacia las 11:00 pm del día 3. Los enfrentamientos más intensos tuvieron lugar en la residencia presidencial La Casona, en el Palacio de Miraflores y en la base aérea Francisco de Miranda.

Posteriormente, a las 12:00 pm Miraflores fue atacado por tanques y por una unidad de paracaidistas, produciéndose intensos combates que derivaron en múltiples heridos y muertos de ambas partes. Nuevamente, el presidente Pérez logró huir y se dirigió al canal 4 de televisión (Venevisión), desde donde se comunicó con el país a la 1:00 am, informando acerca de la situación y condenando al movimiento insurreccional. Finalmente, la rendición de los insurgentes comenzó una vez que las tropas leales al Gobierno volvieron a tomar el Palacio de Miraflores a las 4:00 am y se prolongó hasta cerca del mediodía del día 4, cuando se entregó el líder de la operación, comandante Hugo Chávez Frías.

Por ahora...

La escasez de productos básicos, el acaparamiento y la angustia por las medidas contenidas en el paquete fueron caldo cultivo para la explosión social: El Caracazo. Según cifras extraoficiales se reportaron más de 3.000 muertos. Según cifras oficiales, los sucesos arrojaron 1.009 heridos por armas de fuego, sin embargo en el hospital Pérez de León se reportaron 575. Incalculables pérdidas materiales como consecuencia de los saqueos. Las detenciones durante el Caracazo alcanzaron miles de personas.

Inflación anual segundo gobierno de CAP Cifras en porcentajes

81,0

36,5

1989

1990

31

31,9

1991

1992

45,9

1993

Pese a la crisis política, el gobierno de CAP celebró el crecimiento del Producto Territorial Bruto de 10% entre 1991 y 1992 y haber disminuido la inflación que llegó a 100% en 1989 a 32,5% en 1992. El objetivo enmarcado dentro del VIII Plan de la Nación de lograr el gran viraje para enrumbar el país desde una economía rentista a un modelo económico competitivo y productivo fracasó.

Fuente: BCV

El aparato económico privado no respondió a pesar de los estímulos, quedando la responsabilidad nuevamente en Pdvsa que asumió desde entonces un plan de expansión y la política de apertura en esta área, que luego fue profundizada por el gobierno de Caldera. Los monopolios toman proporciones gigantescas y sobre todo los vinculantes al capital internacional. El sector financiero se convirtió en el de mayor crecimiento en la economía nacional.

El presidente Pérez retornó al Palacio una vez que fue recuperado por las fuerzas del gobierno. Sin embargo, la situación en el resto del país no estaba controlada, ya que a diferencia de la región capital, donde el movimiento insurreccional fracasó, en el estado Zulia había triunfado la operación denominada Reconstrucción 92. En tal sentido, su máximo jefe, Francisco Arias Cárdenas, quien se desempeñaba como comandante del grupo de artillería misilística José Tadeo Monagas, había tomado a las 12:00 pm la casa del gobernador del estado Oswaldo Álvarez Paz, y desde la misma se proclamó gobernador militar del estado, dando a conocer a través de una emisora radial los motivos del golpe y los principios del MBR-200.

Entre los principales puntos estratégicos tomados por las fuerzas de Arias Cárdenas en el Zulia figuraban el puente sobre el Lago de Maracaibo, el cuartel Libertador, los destacamentos 33 y 35 de la Guardia Nacional, el Cuartel de Patrulleros de la Policía del Estado, la sede de la Disip, instalaciones petroleras de la Costa Oriental del Lago y el canal 2 de televisión. No obstante, en vista del fracaso de las operaciones en Caracas, Arias depuso las armas.

Durante aproximadamente 15 horas los rebeldes controlaron varios puntos estratégicos de la ciudad. El sometimiento de los alzados finalmente se consiguió hacia las 4:00 pm del día, tras la breve alocución a la 1:00 pm de Hugo Chávez Frías, quien asumió la responsabilidad del movimiento y solicitó a las fuerzas aún rebeldes de Aragua, Zulia y Carabobo que se rindieran ante el fracaso de las operaciones en Caracas, para evitar mayores derramamientos de sangre.

El 5 de febrero se convocó a una sesión bicameral extraordinaria en el Congreso, para discutir el decreto de suspensión de garantías constitucionales y toque de queda en todo el país establecido por el Ejecutivo. Sólo se formuló una condena a la insurrección. El senador Rafael Caldera pronunció un polémico discurso y señaló que dicho movimiento respondía a una crisis de la democracia.

Los rebeldes rodearon la base La Carlota pero no lograron ingresar en ella ni utilizar los aviones. En la guarnición de Valencia, en Carabobo, actuaron el batallón blindado Pedro León Torres, el grupo de artillería de campaña Lara, el batallón de apoyo José G. Lugo, una compañía de comunicaciones y una compañía de honor.

Chávez y los oficiales de mayor rango involucrados en la rebelión fueron recluidos en el Cuartel San Carlos de Caracas y luego en la Cárcel de Yare, en los Valles del Tuy. El Tribunal Militar II de Primera Instancia Permanente de Caracas anunció que había 133 oficiales (entre los cuales 24 fueron acusados de dirigir la rebelión y el resto de ser adherentes) y 967 soldados sometidos a la investigación. Las causas de muchos de los militares presos fueron sobreseídas; otros fueron dados de baja, y otros más indultados por el presidente Caldera en 1994, bajo la condición de solicitar su retiro de las Fuerzas Armadas.

Infografía: ANDREA HERMOSO Y HARVEY HERRERA Textos: ODRY FARNETANO

El 27 de febrero de 1989 la prensa publica que Jaime Lusinchi reveló que había sido engañado durante las negociaciones que su gobierno sostuvo con la banca internacional. A finales de su gestión, se vio obligado a declarar moratoria en el pago de los servicios de la deuda externa.

En Maracay, estado Aragua, se sublevaron tres batallones de la 41ª Brigada de infantería Paracaidista y el batallón García de Sena, al mando del teniente coronel Jesús Urdaneta Hernández, y el batallón de cazadores General Vásquez, al mando del teniente coronel Jesús Ortiz Contreras. Los combates más intensos se escenificaron en el Cuartel Páez, a dos cuadras del Palacio de Gobierno, en el Cuartel La Placera, y en la base Libertador.

Primero que nada quiero dar buenos días a todo el pueblo de Venezuela, y este mensaje bolivariano va dirigido a los valientes soldados que se encuentran en el Regimiento de Paracaidistas de Aragua y en la Brigada Blindada de Valencia. Compañeros: lamentablemente, por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados en la ciudad capital. Es decir, nosotros, acá en Caracas, no logramos controlar el poder. Ustedes lo hicieron muy bien por allá, pero ya es tiempo de reflexionar y vendrán nuevas situaciones y el país tiene que enrumbarse definitivamente hacia un destino mejor. Así que oigan mi palabra. Oigan al comandante Chávez, quien les lanza este mensaje para que, por favor, reflexionen y depongan las armas porque ya, en verdad, los objetivos que nos hemos trazado a nivel nacional es imposible que los logremos. Compañeros: oigan este mensaje solidario. Les agradezco su lealtad, les agradezco su valentía, su desprendimiento, y yo, ante el país y ante ustedes, asumo la responsabilidad de este movimiento militar bolivariano. Muchas gracias.


6

ÉPALE CCS / CIUDAD CCS / VIERNES 4 DE FEBRERO DE 2011

Imágenes de la rebelión

Cientos de imágenes se han observado y publicado de la rebelión cívico-militar que se activó en las ciudades Maracaibo, Valencia, Caracas y Maracay el 4 de febrero. Los hechos de ese día se reflejan en la labor de los reporteros gráficos, quienes con sus lentes capturaron aquellas horas donde el pueblo conoció a la revolución.


VIERNES 4 DE FEBRERO DE 2011 / CIUDAD CCS / ÉPALE CCS

Biografía mínima El 26 de octubre nació en Valencia, estado Carabobo, la doctora y ministra del Poder Popular para la Mujer, Nancy Pérez. Estudió la primaria en el colegio Guaicaipuro, de Los Teques, luego ingresó al liceo Monseñor Arocha, en Valencia, y culminó el bachillerato en el Liceo Roque Pinto, de Los Teques. Al instante, ingresó a la escuela de Medicina de la Universidad Nacional de Carabobo, donde se títuló como doctora. Participó en la lucha social y alzó su voz contra la explotación en su ciudad natal. Ejerció su profesión con pasión, pero hizo una pausa para lanzarse a la política y, aportar ideas para el desarrollo social del país.

7

Nancy Pérez “una brisa de alegría”

La labor del 4-F Nancy Pérez trabajó en la organización de los civiles de las actividades del 4-F en Carabobo. “Participé en la logística de manera clandestina: ubicar a los militares que iban a estar en la rebelión, llevarles mensajes e instrucciones. Estuve en la distribución de los brazaletes tricolor para diferenciar a las fuerzas rebeldes de los militares que estaban con CAP. Ese 4-F estábamos en la calle con alegría y consternación porque logramos movilizar algunos civiles a sus actividades. Nos tocó visitar los puntos tomados: el aeropuerto y la Guardia Nacional, y al ver a CAP por los medios, un balde de agua fría nos cayó. Pero todos los objetivos estaban controlados en Carabobo. Cuando nos enteramos de que no tuvimos la victoria y vi al comandante en la televisión, dije: “Él es el comandante, el que vi en las reuniones del 3-F, donde preparé la comida”.

Rocío Sarabia —¿Qué recuerda de su infancia? —El compartir todo con mis 11 hermanos, jugamos mucho. También cuando fui a la escuela entré al segundo grado porque mi hermano Pedro me enseñó a leer y a escribir, y como era la más pequeña del salón fui la más consentida. —¿Practicó alguna disciplina artística? —Participé en actividades teatrales en el liceo. —¿Cuál es su tipo de música preferida? —Además de Alí Primera y Silvio Rodríguez, también me gusta mucho la música bailable, las baladas y, para los despechos, Rocío Durcal. —¿Cuál es su lugar favorito? —Para estar me gusta mi casa y para pasear la playa. —¿Práctica o practicó algún deporte? —El volibol, fui selección del distrito Los Teques y madrina del equipo. —¿Cuál fue el mejor consejo que recibió? —Desde pequeña escuchaba a mi papá cuando decía que teníamos que ser “honrados, trabajar y ganarnos las cosas con esfuerzo. Compartir con quienes no tenían, como también ayudar al prójimo”. Otra cosa que decía era “no hacer alarde de lo que hacíamos y teníamos”. —¿Qué siente por la revolución? —Es mi vida. No tengo otro proyecto que la revolución, moriré trabajando con la revolución, que significa servicio al pueblo, la liberación, la justicia, la igualdad y la lucha contra la injusticia y la dominación. —¿Qué ha hecho por ella? —He trabajado y me he dedicado desde la adolescencia a construirla. Hubo una época en que abandoné mis estudios de Medicina para dedicarme al trabajo de los barrios y fundé uno, llamado Aquiles Nazoa, en Valencia, hace más de 30 años. —¿Qué le falta hacer por la revolución? —Mucho. No me siento conforme, me falta mucho por hacer, mucho por entregar. A veces cuando veo al comandante entregado en cuerpo y alma, digo: “Cuán lejos estamos de emular su labor”. Debo dar mucho más, cada día me exijo más. —¿Cuál fue su mayor satisfacción profesional y personal? —Profesional salvar una vida de una joven de 17 años diabética y la lucha

con el comandante Chávez. Y personal ver crecer a mi hija y a mis nietos. Ver a mi hija preparada, con su familia y haciendo su vida. —¿Cómo, dónde y con quién se ve en 20 años? —Sí Dios me da vida me veo viejita con un compañero viejito organizando a otros abuelos, estar en una patria libre. Mis nietos tendrán sus hijos y yo echándole los cuentos de cómo nos costó la libertad y un país soberano. —¿Cuándo fue la última vez que lloró? —Con la muerte de mi amigo William Lara. —¿Cuál es su poeta y poema favoritos? —Mario Benedetti y de él Un canto para Bolívar. —¿Cuál es la mejor película que ha visto? —La novicia rebelde. —¿Siempre pensó que iba a ser ministra? —No, nunca, era algo que estaba muy lejos de mi aspiración. —¿A cuál personaje histórico admira? —A Simón Bolívar, Manuelita Sáenz, Francisco de Miranda y Antonio José de Sucre. —¿Le habría gustado tener una vida similar a esos personajes de la historia? —Sí, porque ellos son dignos ejemplos que debemos de emular. —Diga alguna metáfora de lo que ha vivido. —Pudiera ser una brisa que lleve la alegría, la esperanza y tranquilidad a los que me rodean. —¿Piensa usted en la muerte? —Muy poco. —¿Ha pensado en su epitafio? —A veces cuando veo el de los otros pienso que en algo como: Aquí descansa quien no quiso descansar hasta no ver la libertad y justicia en la tierra. —¿Qué hecho de la historia de nuestro país le agrada y en cuál de ellos le habría gustado participar? —En la Guerra de la Independencia, pero fundamentalmente en la etapa donde a Bolívar lo traiciona la oligarquía, y haber podido hacer algo para que eso no ocurriera. —¿Qué de nuevo traerá Nancy Pérez para este 2011? —Más proyectos para la sustentabilidad de las mujeres.


8

ÉPALE CCS / CIUDAD CCS / VIERNES 4 DE FBRERO DE 2011

caracas desde adentro - por hanneke wagenaar hannekewai@hotmail.com

El Arco del Triunfo de Santa Inés

Caño Amarillo estación de arte (II)

Marisol Escobar

JESÚS CASTILLO

Aquí en Caño Amarillo existen un túnel por el que se pasa por arriba, un puente por el que se pasa por debajo y un arco por el que no se pasa”. Así decía una voz cavernosa salida quizás de los antiguos pasajes subterráneos, aquel atardecer en el oeste de la ciudad. Caminamos lentamente bajo los jabillos hacia la plazoleta dedicada a Carlos Gardel, puesta en el lugar como queriendo embaular al Caroata. Habíamos pasado parte del día fascinados en la Villa Santa Inés. Sorprendidos, vimos que Orlando aún estaba allí, entretenido con la talla de una raíz. Una pequeña tarima cubría un rincón de la placita dispuesta allí desde años atrás para los participantes del homenaje a Gardel cada 24 de junio, fecha que no se olvida entre gardelianos, puesto que sucede el trágico accidente aéreo de Medellín, Colombia, en el que muere el cantante de milongas y tangos, sólo un día después de su presentación en el Rialto de Caracas. Justo bajo la sombra de un jabillo se encuentra una placa en su memoria, los homenajes se dan en el monumento de la estación o en la placita, organizados por el Círculo Gardeliano y hasta la calle de los jabillos o bulevar de Caño Amarillo lleva su nombre desde que el señor Luis Felipe Izquierdo recogiera más de 27 mil firmas para ello, en 1972. Al ser abierto su testamento, se descubre que su nacimiento en realidad había sido en Francia y que su nombre verdadero no era Carlos Gardel, sino Carlos Romualdo Gardés. Por fin, nos decidimos a entrar en la frescura del barcito de Gardel, famoso puesto en el cual el morocho había estado allí durante su estadía en 1935. Sentados alrededor de una de las mesas de madera nos refrescamos enterándonos de la historia gardeliana. Gardel había llegado a Venezuela la mañana del 25 de abril, arribando al Puerto de La Guaira desde Puerto Rico. Una multitud lo acompañaba al Hotel Miramar de Macuto. Después de un descanso, Gardel y su comitiva partieron en el ferrocarril rumbo a Caracas, llegando con la luz de la tarde a la estación Caño Amarillo, recibido por otra gran concurrencia. El tren fue literalmente invadido por el gentío que se encontraba en la estación. Se dice que en medio del tumulto los viajeros lograron subir a los automóviles que les aguardaban y partieron hacia el Hotel Majestic,

En principio eran dos, el Arco de la Federación y el de la Independencia, sólo que el segundo nunca se llegó a realizar. Levantado por Joaquín Crespo en 1895, conmemora la Guerra Federal. El proyecto es del arquitecto Hurtado Manrique y su colaborador fue Alejandro Chataing, entonces novel arquitecto. Se utilizó como modelo el clásico arco de triunfo de París, aunque no se construyó en avenida alguna sino en la falda norte de El Calvario, en el parque Ezequiel Zamora. Es de mampostería y consta de un solo vano de siete metros de ancho en forma de arco de medio punto. Su altura es de 22 metros y su base tiene 17 de ancho. De acabado almohadillado, sobre el entablamento se destaca un grupo alegórico y en las dos caras de sus bases estatuas del escultor italiano Emilio Gariboldi.

pero el brevísimo trayecto no se pudo terminar por la enorme cantidad de público y Gardel llegó al hotel caminando y, por momentos, hasta fue llevado a hombros. Sus actuaciones se realizaron entre el 26 de abril y el 15 de mayo de 1935, ocho en el Teatro Principal y la última a medio bolívar, la rebaja de precio fue solicitada por el propio Gardel para que la gente de escasos recursos también pudiera verlo en escena. El 13 de mayo se presentó en el Teatro Rialto, haciendo el público colas sin fin para entrar a las dos funciones que el “Zorzal” brindó ese día y el siguiente, que fue su última actuación en Caracas. Estuvo 29 días en Venezuela, cantó también en El Municipal de Valencia, en Maracay, Puerto Cabello, Maracaibo y La Guaira. Embelesados, contemplamos la pared del fondo, un mural sepia representaba la llegada del

cantante argentino a la estación Caño Amarillo; del viaje al pasado nos sacó un grupo de estudiantes del vecino Armando Reverón, era la hora de llegada de poetas y lugareños. Apenas nos quedaban unos minutos de luz, de modo que nos despedimos de Gardel y casi corrimos hasta el Arco de la Federación. Allí nos agarró la noche con una garúa sabrosa y a pesar de ella seguimos rumbo al centro, por lo que había sido el puente Caño Amarillo hasta la esquina de Solís. Increíble, todo el día en aquel lugar y no alcanzamos a curiosear todos sus recovecos y lugares de interés, nos había faltado la Iglesia de Pagüita, y el que quiera visitar El Calvario que se tome su tiempo.

Cómo llegar Estación de Metro Caño Amarillo, Línea 1.

Directora Mercedes Chacín Coordinadora Odry Farnetano Adjunta Rocío Sarabia. Épale CCS es un suplemento de fin de semana de Ciudad CCS, forma parte integral del diario y se distribuye de forma gratuita | Redacción 0212-8607149 correo-e: epale.ciudadccs@gmail.com

Marisol es la autora de la escultura gardeliana. Prestigiosa artista franco-venezolana nacida el 22 de mayo de 1930 en París. Comenzó sus estudios de arte en Los Ángeles en 1946, continuando los mismos en 1949 en París y al año siguiente se trasladó a Nueva York, fijando su residencia definitiva. Pionera del arte pop a nivel mundial, es mayormente conocida por su técnica de ensamblaje en madera en la que combina pintura, fotografía y objetos de todo tipo en grupos escultóricos de grandes dimensiones. De curiosidades sobre la escultura homenaje a Gardel, el perro quizás se debió a la afición de Marisol por los animales, se dice que se perdió dos veces; la otra, es que eran tres guitarristas y no dos los del cantante en aquel entonces, Guillermo Desiderio Barbieri, José María Aguilar y Ángel Domingo Riverol.

Se recomienda Ropa y calzado cómodo. Refrescarse en el bar de Gardel. Fotografiar para recordar.

Horario Todo el día El barcito de Gardel después de las 2:00 pm.

Ciudad CCS es un periódico gratuito editado por la Fundación para la Comunicación Popular CCS de la Alcaldía de Caracas | Plaza Bolívar, de Monjas a Principal, edificio Rialto | Teléfono 02128607149 correo-e: ccsciudad@gmail.com | Depósito legal: pp200901dc1363

epale040211  

ciudad ccs

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you