Issuu on Google+

REDACCIÓN DE IGOR GARCÍA

EFEMÉRIDES> 4 de enero de 1588

Trinidad es venezolana La isla de Trinidad se anexa a la provincia de Nueva Andalucía, por lo que pasa a formar parte del territorio que se conoce hoy en día como Venezuela. Esta unión se mantuvo hasta 1797, cuando los españoles cedieron sus derechos a los ingleses.

2 de enero DE 1814

Bolívar con poderes dictatoriales Luego de vencer a los realistas en la Campaña Admirable, Simón Bolívar es revestido con poderes dictatoriales por una asamblea popular. En esta oportunidad el Libertador aseguró que: “Un soldado feliz no adquiere ningún derecho para mandar a su patria. No es el árbitro de las leyes ni del gobierno, es el defensor de su libertad”.

1 de enero DE 1827

Perdón para los cosiateros El Libertador Simón Bolívar concede amnistía a los hombres comprometidos en el movimiento de la Cosiata, como una manera de disipar las desavenencias de un grupo de venezolanos en contra del sistema político instaurado a raíz de la formación de la Gran Colombia. Bolívar emitió el decreto desde Puerto Cabello, por donde había arribado hacia su país natal para tratar de conciliar a los gobiernos de Venezuela y Nueva Granada. La Cosiata fue un movimiento que estalló en Valencia el 30 de abril de 1826, acaudillado por José Antonio Páez.

4 de enero DE 1827

Bolívar se reúne con Páez Simón Bolívar y José Antonio Páez se reúnen en Naguanagua, en el inicio de la última visita que realizara el Libertador a nuestro país. Esta visita, cuyo carácter fue meramente político, sirvió a Bolívar para aplacar las animadversiones existentes entre los gobiernos de Venezuela y Nueva Granada, a raíz de lo contemplado por el Congreso de Cúcuta.

1 de enero de 1958

Alzamiento contra Pérez Jiménez El coronel Hugo Trejo y el mayor Edgar Suárez ejecutan un acto de rebelión miliar en contra del Gobierno del general Marcos Pérez Jiménez. Aviones provenientes de la base aérea de Maracay bombardean las inmediaciones de Miraflores. Las defensas antiaéreas de la Casa de gobierno y la falta de apoyo terrestre impiden el éxito de esta acción, por lo que muchos de sus ejecutores se vieron obligados a salir del país, mientras que otros fueron encarcelados.

Coronel Hugo Trejo.

CIUDAD CCS / SÁBADO 2 DE ENERO DE 2010

RAÍCES CCS 15

BICENTENARIO > INDEPENDENCIA

Urica cierra un capítulo La muerte de Boves abre nuevos caminos para la lucha independentista igor garcía Ciudad Ccs

El año 1814 se caracterizó por un gran derramamiento de sangre. José Tomás Boves, “El Terrible Asturiano”, como le llamaron sus detractores, había dispuesto un cambio sustancial en la estructura social de este país una vez que se alió con pardos, indios y esclavos para combatir en nombre del rey a los patriotas. La Campaña Admirable, realizada con éxito avasallante por el Libertador Simón Bolívar, y la liberación de oriente, dirigida por Santiago Mariño, ambas en el año 1813, habían dado un respiro a la República y abierto las puertas para la conformación de una José Tomás Boves. estructura política que pudiera ser re- terror, Boves reconquistó para la corona española casi todo el territorio naconocida en el medio internacional. Sin embargo, Boves, quien se formó cional. Su nombre era temido, al puny fortaleció en los llanos centrales del to de preferirse la búsqueda de la muerte en huídas peligropaís, no confrontó problesas y precipitadas, que esmas a la hora de formar perar su indulgencia en las ejércitos aguerridos, a peciudades que eran tomasar de no tener la autorizaNo confrontó das por él. ción de sus superiores para A finales de ese año actuar de la manera en que problemas 1814, cuando Bolívar y Malo hizo. riño habían perdido su asFormando una caballería a la hora de cendencia sobre los ejércicon indios, pardos y esclaformar ejércitos tos por haber sido derrotavos, el asturiano creó una dos en forma determinannueva forma de luchar en aguerridos te, Boves humilla a José las batallas al anteponer las lanzas de las caballerías a las infante- Francisco Bermúdez en Los Magueyes rías y a la realización de ataques y re- y une sus ejércitos a los de Francisco pliegues consecutivos para debilitar al Tomás Morales en la población de Urica (en el actual estado Anzoátegui). enemigo. Allí acude a buscarlo José Félix Ribas, Con estas acciones y una política de

jefe del Ejército de Occidente, acompañado de José Francisco Bermúdez y 4 mil 227 hombres, entre oficiales y soldados. Ambos jefes habían tenido divergencias en cuanto a la realización de ese encuentro. Ribas creía necesario confrontar al caudillo español y Bermúdez mantenía la tesis de que el Ejército Patriota no estaba preparado para una confrontación de esta naturaleza. Sin embargo, prevaleció la tesis de Ribas y su rango de general en jefe. El 5 de diciembre se encontraron ambos ejércitos y, luego de los alineamientos necesarios, comenzó la batalla. Boves se colocó al frente de su caballería, en el ala izquierda, en donde se produjo su primer choque contra la caballería, mandada por el entonces coronel Pedro Zaraza. Ambos ejércitos chocaron y pocos minutos después el cadáver de José Tomás Boves yacía en el piso, atravesado por una lanza. Vencedor en este sector de la batalla, el ejército republicano no pudo contener el avance de Francisco Tomás Morales, quien destrozó las tropas comandadas por Manuel Cedeño, del ala derecha. Sin resistencia fuerte que le impidiera los destrozos, el Ejército Realista atacó la infantería patriota y ejecutó una carnicería que apenas permitió a unos pocos centenares de soldados retomar la vía de Maturín para huir en derrota. José Félix Ribas logra salvarse en la batalla, pero es apresado días después y asesinado brutalmente.

COLONIA> El negocio de la América Igor García Ciudad Ccs

La llegada de los españoles a las tierras que luego llamaron América tuvo desde el principio un carácter mercantil que permitiría a los inversores una retribución muy superior a la que se acostumbraba en aquellos tiempos. La recién ganada guerra contra los moros había dejado las arcas de esa nación en una situación muy precaria y existía la necesidad de lograr recursos en muy corto tiempo que recuperaran las riquezas y permitieran expandir sus economías. La burguesía española de la época, los reyes católicos y varios comerciantes judíos y genoveses aportaron los recursos necesarios para los viajes de Cristóbal Colón, quien, al pisar suelo

firme, ahora venezolano, escribió a sus accionistas: “… estaba atento y trabajaba por saber si había oro”. Se conoce que Luis de Saltángel y Gabriel Sánchez fueron designados por los reyes católicos para recabar los recursos indispensables para la realización de estos viajes, mientras que los mercaderes genoveses Di Negro, Capatal, Doria, Riverol, Oria, Catano y Spinola, sumados a otros financistas judíos y al banquero Florentino Barolo Berardi, se dieron a la tarea de negociar con Colón los téminos de su financiamiento. Pocos años más tarde, desde Jamaica, en 1506, afirmaba: “¡Cosa maravillosa es el oro! Quien lo posee obtiene cuanto desea. ¡Con el oro se abren las puertas del cielo a las almas!”.

Pero este metal no se encontraba en las cantidades deseadas. Por eso recurrieron a la esclavitud de los indígenas —para explotar los placeres perlíferos de Cubagua y Margarita— a quienes obligaban a penetrar en las profundidades marinas tantas veces, que la mayoría moría ahogada por el cansancio. Tan cruel fue el trato de los colonizadores hacia los aborígenes que obligó a varios clérigos a denunciar estas injusticias ante la Real Audiencia, logrando que se emitieran medidas para el resguardo de sus vidas y horarios menos forzados para la realización de este trabajo. Por supuesto que todas estas órdenes quedaron en letra muerta y la población indígena quedó prácticamente diezmada en esos territorios.


020110p15