Page 1

Análisis técnico de la obra: Autor : Eduardo Chillida (1924-2002), nacido en San Sebastian, nacionalidad: pais vasco Título de la obra :El Elogio del Horizonte Como la música, se abre con la distancia. No es una casa, construida con mentalidad de arquitecto para habitar, sino un lugar para pensar. Chillida ha construido un monumento (es decir, un lugar para la reflexión) como un lugar de encuentros, como una visera, que nos acoge y nos atrapa, cielo protector en la luz del norte. Año de la realización Elogio del Horizonte en Gijón,fue realizada por encargo del Ayuntamiento de Gijón, fue iniciada en 1989 e inagurada en 1990. Si tiene soporte y de que tipo

Esta escultura no tiene ningun soporte Material Para este tipo de obras esculturales, de grandes dimensiones, no se adecuan los materiales tradicionales como el bronce y la piedra, ni aún los modernos como los plásticos y similares, ya que resultan técnica y económicamente de difícil aplicación. Siendo el hormigón el material básico de la arquitectura moderna, también lo es para lograr la deseada monumentalidad de las esculturas. Chillida llegó al hormigón, como siempre, por el problema del análisis espacial. Con este material se habían hecho muchas cosas, pero nunca se le había suspendido en el aire, lo cual contradice todas sus leyes. Chillida nos dice:”El asunto vino una vez más en función de una visión que tuve de una grúa en acción. Con el hormigón en concreto, me interesaba producir una rebelión a partir del peso. En cuanto a la forma, el tema requiere un espacio interior muy definido y muy amplio. Yo no hago sino colaborar con esa función ascendente, que es como la de un globo. En cierta manera, estas esculturas tienen pulmones, creando un vacío dentro que tiene una función ascendente”. Técnica utilizada En 1971 empieza a estudiar, con ayuda del ingeniero José Antonio Ordóñez, el método sel hormigón. Es una obra que se asienta directamente en la tierra.

Análisis formal Grado de abstración - figuración Abstracción geométrica Es una obra abstracta incluida en lo que hoy denominan escultura geométrica matemática.Es una escultura cilindrica, la base una elipse .Podriamos definirla como un cilindro al que se la han ido quitando masas para dar paso a la luz , creando dos espacios el interior, propio de la arquitectura, y el exterior propio de la escultura. Es una obra relacionada con los conceptos arquitectónicos, la


escultura crea espacio esterior, la arquitectura el espacio interiorLa funcionalidad y la armonía del orden matemático se convierten en la categoría mental primordial de este horizonte de problemas artísticos, que se impone la tarea de volver objetivo la realidad no figurativa (emociones, ideas).

Tamaño El Elogio del Horizonte es una obra de 12 metros de altura, 15 de largo y 10 de ancho realizada en hormigón pulimentado, su peso es de 500 Tm. El encofrado de madera pesó 40 toneladas, fue realizado por José A. Bereciartúa y su equipo cubriendo con la madera un modelo a escala 1:1 de poliuretano expandido realizado por Jesús Aledo. Tratamiento superficial El hormigón fue pulimentado para jugar con la luz natural creando diferentes iluminaciones a lo largo del día, al ser luz natural crea fuerte contrastes entre la luz y las propias sombras del monumento, a su alrededor no hay nada. De textura mate y creemos que lisa, por las fotografías se adivina pàrte del encofrado, pero pensamos que su superficie es lisa al estar pulimentada. Relación con el entorno Las grandes esculturas urbanas de Eduardo Chillida son una culminación de su proceso artístico, donde la ubicación de la obra juega un papel imprescindible. Las esculturas se erigen en armonía con su entorno, cobrando sentido en función del paisaje. El Elogio del Horizonte fue pensado para el lugar elegido por el Ayuntamiento de Gijón el cerro de Santa Catalina , antigua fortificación en ruinas y hoy convertida en parque, la ubicación actual del monumento no es exactamente la elegida por Chillida para su instalación. Domina el litoral gijonés desde una atalaya natural que permite una panorámica del océano y del perfil portuario de la ciudad, el monumento está anclado en la misma tierra como si surgiera de ella. Hoy, el césped del Cerro de Santa Catalina está atravesado de múltiples senderos, creados por los curiosos que se acercan a contemplar la escultura, tal y como el autor deseaba en el proyecto original La polémica irrumpió en la ciudad como siempre que Chillida realizaba una escultura de tan colosales dimensiones (algunos asturianos chistosos la bautizaron como el “water de King – Kong”). Composición Encierra así la línea divisoria entre cielo y tierra con un muro curvo que a su vez se cuestiona simétricamente, aunque la pieza no es semejante en todas sus partes. El estilo de Chillida, en todas sus obras pero especialmente en ésta, se basa en la simplicidad, en la eliminación de los excedentes retóricos de la imagen. Destaca la modulación de los espacios. La orquestación de lo no dicho, del vacío, adquiere la categoría de signo. Se sabe que el material del escultor es el espacio pero también el vacío, y que sólo con ambos se construyen lugares cargados vacío; como sabe el músico que el material de la música es el sonido y es el silencio. Las piezas están y situadas para cumplir esta tarea: que marquen el espacio, que marquen los límites. Una frase de Chillida que define muy bien la idea de la exposición es que sin límites no hay espacio, no hay vacío. En esta obra en concreto se funden todas las ideas expuestas anteriormente por el artista. Este cilindro sólo conserva parte de su base y su cara lateral esta partida por dos paredes a modo de puerta sin hojas, la puerta quer abre al horizonte, su semielipse sirve por una parte como dintel de esa puerta imaginaria y en su vista lateral crea la ilusión de un abrazo al infinito. .


Desde la década de 1980, se especializó en la instalación de piezas de grandes dimensiones, que se integran en espacios urbanos o en inmensos espacios naturales abiertos, y que contraponen armónicamente la masa y el vacío, caracterizándose por una sencilla geometría en la que las superficies rugosas o pulimentadas alternan dinamismo con estaticidad.

Continuamos con el análisis formal de la obra basándonos en fotografías, ya que la obra escultórica es tridimensional se puede rodear y, si nos dejan tocarla. En esta escultura en especial se puede recorrer también su espacio interior. Para la descripción del monumento hemos tomado como punto de vista el nuestro, como si estuviéramos de frente al mar.

Maqueta del Elogio del Horizonte realizada en bronce.

En la maqueta que realizó Eduardo Chillida para su obra monumental “El Elogio del Horizonte”, podemos apreciar la distribución de las dos masas que soportan el peso de la elipse cortada, se parte del eje central de la elipse, eje menor, y a partir de él se distribuye el peso de la parte superior en dos grandes bloques que nacen directamente de la elipse superior, base y planta del cilindro imaginario del que creemos partió la idea. Estas dos masas más amplias en su parte superior quedan horadadas por un cuarto de circunferencia cada una de ellas, queriendo con ello romper la monotonía de la composición , dando sensación de menos pesadez. La rotura de la elipse superior deja abierta la escultura hacia el interior creando un espacio que nos invita a la contemplación del mar y si miramos hacia arriba, unirá el mar con la tierra.


Fotografías tomadas en un día nublado

La monumentalidad, el módulo humano

Esta fotografía está tomada en horas matinales y casi de frente. En ella podemos apreciar una de las cosas que Chillida tenía de característico la ausencia de ángulos rectos lo que provoca un acercamiento al espectador. Las dos masas enmarcan casi simetricamente esa ventana que nos abre al horizonte, y en su parte superior un brazo flotando en el aire como si buscará abrazar lo que le falta. La presencia de las figuras humanas nos dan idea de la monumentalidad de la obra. La luz es difusa, nos deja ver el hormigón tal como es. El Elogio del Horizonte es un lugar, que es un pacto entre el cuerpo humano y la tierra, desde el que divisar el cielo y el mar.

Líneas:aristas, rectas, curvas La combinación de las líneas

Fotografía tomada al atardecer, con una luz oscura debido a la hora y ser un día gris. Está tomada desde el lateral izquierdo queriendo remarcar esa ventana, que a pesar de las sombras oscuras nos invita a contemplar el mar. Desde esta perspectiva vemos ángulos rectos, con lo que no podemos afirmar que Chillida mantuviera en esta obra su manía de no poner ángulos rectos. Líneas horizontales y líneas curvas, queda repartida la tensión de la composición en un equilibrio entre estático y dinámico que impide ver la obra en sus partes y nos obliga a verla como un todo.


El ritmo de las líneas

Fotografía muy similar a la de la izquierda (de la página anterior) pero tomada con otro ángulo, en esta toma parece que la escultura se inclina sobre el horizonte. La iluminación cambia es un día semi nublado y el sol se refleja timidamente sobre la obra, creando débiles contrastes. Las formas casi simétricas, la línea convexa que las une nos llevan al fin del la elipse para encontrarnos nuevamente con su otra mitad, es una línea dinámica.

A la luz del sol

La claridad del hormigón

Fotografía tomada desde el lateral derecho, la luz se indunda todo el monumento y sólo es rota por la sombra de su casi muro simétrico. Su simetría nos viene dada por la luz.

Los contrastes

Otra toma muy similar a las anteriores pero tomada desde más cerca,aquí podemos apreciar mejor los contrastes de la luz. Aquí se aprecia el único plano curvo de la obra, la cara cilíndrica cortada por líneas verticales y curvas. Los contrastres entre las diferentes partes dependeran de la intensidad de la luz del sol, tendiendo a ser fuertes en días luminosos y más difuminados en días nublados


Las masas, el equilibrio

Vista desde el lateral derecho con luz más directa, se distinguen los duros contrastes entre claros y sombras. Apreciamos que las masas que componen la escultura podemos dividirlas en dos partes: Las sustentantes que recuerdan fuertes muros, tienen el mismo volumen, aquí lo que juega en la composición es la posición de cada una de ellas para contrarrestar el peso de la elipse cortada que las une. Intuimos que la pared del lateral derecho esta situada justo en el extremo derecho de la elipse, mientras que el lado izquierdo sobresale de esa mitad, quedando equilibrado el conjunto con el corte de la elipse, más prominente en la izquierda que en la derecha que queda cortado como a bisel. El artista juega con el punto de vista izquierdo. Se ve como las dos grandes masas estas dispuestas casi simetricamente, su sensación de pesadez queda rota por el cuarto de circunferencia que rompe su parte posterior, dando al conjunto un sentido equilibrado de masa y volumen. La parte superior una elipse cortada por su eje menor y que une las partes sustentantes formando un todo

Los puntos de vista del espectador. La interacción espacial La vista no engaña según desde donde miremos, en esta toma casi se juntan los brazos de la elipse, según nos vamos moviendo por el exterior de la escultura nos va dando diferentes visiones, contrasta con el interior que da impresión de más estático. Vemos el conjunto de concavidades y convexidades que forma esta escultura debido a su propia estructura circular y dotada de dos espacios para su contemplación el interno y el externo

La escultura fotografiada desde el suelo para apreciar mejor su interior, si el exterior es una línea convexa, el interior es lo contrario un espacio concocavo que como Chillida expone crea un espacio para el encuentro y la reflexión. Vemos el juego de línes verticales y curvas, las líneas horizontales corren paralelas al suelo y sólo en su parte derecha podemos apreciar llíneas horizontales unicamente en el brazo roto de la derecha. No es un espacio cerrado sino abierto al mar, al horizonte por esa especie de puerta sin hojas que crean las líneas verticales y curvas que rompen los muros.


ERROR: ioerror OFFENDING COMMAND: image STACK:

trabchi  

Es una obra abstracta incluida en lo que hoy denominan escultura geométrica matemática.Es una escultura cilindrica, la base una elipse .Podr...