Page 1

1 Introducción: Nos situamos en el año XX donde el rey Fernando VII está en conflicto con su hermano Carlos Mª Isidro por la sucesión de la corona. Tras varias relaciones amorosas Fernando VII no obtiene descendencia hasta que a la edad de 45 años encuentra una mujer con la que tiene 1 hija, la cual no puede reinar porque la ley sálica está vigente, por lo que el rey desecha esta ley, quitándole así la corona a Carlos Mª Isidro y otorgándosela a su hija Isabel II. Como consecuencia aparecen dos ideologías distintas respecto a la sucesión de la corona; por un lado, están los que apoyan a Isabel II (liberales) y por el otro lado los que están a favor del infante Carlos Mª (carlistas), los que apoyan la monarquía tradicional. Se produce una guerra civil la cual que acaba con la llegada de Isabel II al poder. Con la aceptación de Isabel II como reina por parte de los carlistas a serie de acuerdos relacionados con los fueros de las provincias del norte. Antiguo Régimen >< Nuevo Régimen El cambio producido a consecuencia del cambio del antiguo régimen al nuevo se puede observar en tres aspectos: -En primer lugar, el antiguo régimen mantenía una desigualdad jurídica entre los súbditos fue transformado en un sistema dominado por el principio de la igualdad jurídica de los ciudadanos ante la ley, dentro de un estado nacional el cual alcanzo su plenitud en el imperio de Napoleón. -En segundo lugar, el estado del Antiguo Régimen era una monarquía autocrática en principio y teóricamente absoluta. El nuevo estado fundó el orden liberal y creó instituciones para garantizar el orden social colectivo y la libertad de las personas privadas. -Por último, la sociedad del Antiguo Régimen se basaba en la no intervención política de los súbditos en la vida del estado, salvo solicitud expresa del monarca. El nuevo estado consiguió la igualdad de los ciudadanos, progreso social y humano, democracia.

 1.2: Ideología carlista Por una parte, es una lucha por el trono de España y por la otra, es una confrontación entre el absolutismo y el liberalismo. Uno de los apoyos sociales con los que contaban estas guerras eran “Los Carlistas” que tenían su base social en el campesinado del norte de España (País Vasco, Navarra, Aragón, Cataluña, norte de Valencia y noreste de Castilla), clero rural, baja nobleza, algunos artesanos y pocos oficiales del ejército. Sus motivaciones eran: la proletarización en el campesinado, desaparición de los privilegios nobiliarios, reacción ante la desamortización y la supresión de las órdenes religiosas… Además, los asustados campesinos ante la transformación del medio rural ante el predominio de las ciudades crearon el lema Dios, Patria, Rey y Fueros.


 1.3: Fases de la primera guerra carlista. tres fases: 1. 1833-35. El ejército carlista se agrupa de una manera poco organizada más bien como un ejército regular, sin embargo, logran dominar el medio rural vasco y navarro, llegando a crear un gran ejército gracias a la labor de Zumalacárregui. Sin embargo, no consiguieron dominar las ciudades, muriendo Zumalacárregui. 2. Entre 1835 y 1837 se debido a la reacción de los liberales equilibra las fuerzas: victorias liberales en algunas batallas, guerrillas del general Cabrera en el Maestrazgo y expediciones militares carlistas que recorren casi toda la península sin conseguir ninguno de sus objetivos. El nuevo fracaso carlista ante Bilbao (victoria de Espartero en Luchana) marca el definitivo cambio de tendencia en la guerra a favor de los liberales. 3. La iniciativa liberal y la división carlista (trasaccionistas o partidarios de un acuerdo que pusiese fin a la guerra e intransigentes o partidarios de la continuación del conflicto) llevó a la firma del Convenio de Vergara (agosto de 1839), por el que el Estado se comprometía a admitir a militares carlistas en el ejército y a estudiar el mantenimiento de los fueros. Sólo Cabrera resistió un poco más (hasta julio de 1840) en el Maestrazgo. Aceptando finalmente a la reina Isabel como heredera del trono.

1.4-Formacion del estado liberal Con la llegada de Isabel II al poder se dio una vuelta de tuerca al sistema presente debido a los cambios constitucionales: la soberanía paso a ser soberanía nacional, es decir, el pueblo participaba en asuntos de la corona; por otra parte, se dividieron los poderes como quedaba reflejado en la constitución de 1812 (la pepa) desarrollada en las cortes de Cádiz, además debido al enfrentamiento de los dos bandos hay una clara pluralidad política Como señal de esto tenemos que a los dos partidos (liberales y carlistas) se les unirían otra serie de grupo, aparece la Unión liberal que pretende aglutinar a moderados y progresistas ganando finalmente las elecciones los progresistas, estos crearon una nueva constitución e impulsaron la economía nacional Los cambios políticos introducidos por los progresistas fueron las desamortizaciones (la desamortización de Madoz, nuevo ministro de hacienda, cuyos objetivos principales eran resolver los problemas de hacienda y relanzar el desarrollo del ferrocarril), la supresión del régimen


señorial como avance para la economía y el fin de los gremios que cambiaría el sistema de organización laboral de la época. La “fiebre de la construcción de ferrocarriles” fue provocada por el respaldo que el gobierno ofrecía a este tipo de proyectos. El capital extranjero fue masivo, causando así que Francia se adueñara de la mayoría de compañías ferroviarias. Se produce una expansión del comercio español ya que el ferrocarril facilita y acelera la comunicación entre las regiones españolas. Las creaciones de nuevos puestos de trabajo provocan una emigración de los pueblos a las ciudades. Se crea un mercado nacional donde se divide España en regiones comerciales, predominando la industria textil en Cataluña y la siderúrgica en Málaga y Asturias. Debido a la situación de la población española (epidemias y hambrunas, baja esperanza de vida…) atrasa la construcción ferroviaria en España frente otros países. Los cambios administrativos aportados por los conservadores consistían básicamente en un liberalismo doctrinario, partidario de la soberanía compartida entre las Cortes y la Corona, Defensores del orden y de la propiedad, que identificaban con inteligencia y capacidad, eran partidarios del sufragio censitario y de limitar los derechos individuales, especialmente los colectivos. Defendían a la Iglesia católica y preferían una organización centralista del Estado Pese a todo esto el poder político tenía una debilidad, con la regencia de Mª cristina la cual se apoyó en el ejército controlado por espartero para llevar a cabo sus pretensiones, pero Espartero decidió no apoyar a la reina, provocando que esta optara por el exilio y el poder recayera sobre Espartero (Regencia de Espartero) 2-EVOLUCION POLITICA Se pasa por varias etapas hasta que el estado encuentra una estabilidad, en primer lugar, tenemos la Regencia de Mª Cristina (1833-1840): La reina quiere salvar el trono de su hija y para ello cuenta con los liberales moderados, tienen en su contra la monarquía tradicional carlista, la reina elabora el estatuto real, las cortes quedan formadas por dos cámaras y Javier Burgos centraliza la administración del estado. Esta etapa confluye con el éxito de Espartero

Regencia de Espartero (1840-1843): Ocupa las presidencias de los partidarios y busca la fuerza de los militares (espadones). En las elecciones participan los que pagan impuestos donde los liberales progresistas y moderados pasan a formar parte del gobierno. Espartero ejerce de manera autoritaria y manteniendo al margen de los asuntos reales a los nobles. Esto desemboca en un levantamiento contra él, lo que lo lleva al exilio Y por último la etapa en la que Isabel ya tiene la mayoría de edad y puede ejercer como reina y se apoya en Narváez para llevar los asuntos del estado, sus objetivos son:


-Fortalecer la corona -centralizar la administración -establecer un orden público más eficaz -crea la guardia civil (sustituye la milicia nacional) y la propiedad privada -crea una nueva constitución para eliminar a los progresistas -la soberanía se comparte entre la corona y los moderados -evita que la burguesía se pase al carlismo para seguir teniendo su apoyo -los liberales (moderados)asumen la enseñanza y el ayuntamiento se responsabiliza de ello 2.1-El BIENIO PROGRESISTA El poder cada vez más dictatorial de Narváez propició un creciente descontento que culminó en un pronunciamiento de complejo desarrollo. Iniciado por el general O'Donnell en Vicálvaro, el golpe militar se radicalizó tras la publicación por los rebeldes del denominado Manifiesto de Manzanares, lo que hizo que consiguiera un amplio respaldo popular y animó a otros generales a unirse a la rebelión. Finalmente, el golpe triunfó y propició la formación de un gobierno presidido por el progresista Espartero. La otra gran figura del gobierno, el general O'Donnell creó un nuevo partido, la Unión Liberal, que trató de cubrir un espacio de centro entre moderados y progresistas, aunque gobernó junto a estos en el inicio del bienio. Durante este corto período destacaron las siguientes medidas:   

La desamortización general de Madoz en 1855 que culminó el proceso desamortizador, con los bienes de los municipios. Unas nuevas Cortes Constituyentes iniciaron la elaboración de una nueva constitución más progresista que no llegó a aplicarse. Se adoptaron medidas para propiciar la modernización económica del país como la Ley de Ferrocarriles de 1855.

 2.2La vuelta de los moderados al poder (1856-1858) La agitación social creciente provocó la ruptura entre Espartero y O'Donnell. Nombrado el líder de la Unión Liberal presidente del gobierno en julio de 1856 se inició un proceso de revisión de la labor del bienio que finalmente trajo la vuelta de Narváez y los moderados al poder en octubre de 1856. Se volvía así al régimen moderado de la Constitución de 1845.  2.3La Unión Liberal de O’Donnell (1858-1863) Tras un período de dos años con Narváez y los moderados (18561858), O’Donnell y la Unión Liberal volvieron al poder en 1858. Esta época estuvo marcada por la euforia económica ("boom" de los


ferrocarriles) y por el intervencionismo exterior: guerra de Marruecos (18591860), intento fallido de recuperar Santo Domingo, expedición a México, guerra contra Perú y Chile... Esta amplia actividad bélica apenas dio ningún resultado práctico para el país.  2.4La vuelta al conservadurismo (1863-1868) La vuelta de Narváez al poder en 1863 marca el inicio del período terminal del partido moderado. La inestabilidad política y la deriva autoritaria de los gobiernos caracterizaron una etapa en la que la bonanza económica llegó a su fin tras la crisis económica de 1864. Los intentos de insurrección como el motín de San Gil en Madrid en 1866 fueron duramente reprimidos. El creciente autoritarismo del anciano Narváez llevó a la formación del Pacto de Ostende: unionistas, progresistas y republicanos se aliaron para derribar a Isabel II y el régimen moderado.

Informe Isabel II