Issuu on Google+


CONSTRUYENDO PUENTES ENTRE LA FAMILIA Y LA ESCUELA Building bridges between school and family


AUTORÍA Mª Elena Balboa Huguet Nieves Beltrán López Carmen Castaño Pérez Ana María Dios Fuentes Cipriano Egido Fondón Mª Mar Ibáñez Jiménez-Herrera Mª Ángeles Martínez Fierro Antonio Sánchez Román Carmen Sotelino Polonio Miguel Ángel Valverde Gea Mª Ángeles Vázquez Orellana

ASESORAMIENTO: TeLoYDisRen de la Universidad de Cádiz DISEÑO, MAQUETACIÓN E ILUSTRACIONES: Oh! Creativos - Diseño gráfico y publicidad www.ohcreativos.com CORRECCIÓN DE TEXTOS: Miriam García Vidal

INSTITUCIONES IMPLICADAS Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deporte de Cádiz Centro del Profesorado de Jerez IES Asta Regia de Jerez de la Frontera IES Fernando Quiñones de Chiclana IES Castillo de Matrera de Villamartín IES Mar de Poniente de La Línea

IMPRESIÓN: Santa Teresa, Industrias Gráficas S.A. DEPÓSITO LEGAL: CA 408-2012 ISBN: 978-84-695-5196-7 Este documento está disponible en la web: www.school-familybridges.com


CONSTRUYENDO PUENTES ENTRE LA FAMILIA Y LA ESCUELA Building bridges between school and family


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

PRESENTACIÓN La educación es, sin duda alguna, la mejor inversión que podemos legar a nuestros hijos e hijas y es hoy una necesidad refirmar el papel educativo de la escuela. Pero ésta no es el único contexto, ni tampoco sus profesores y profesoras los únicos agentes. La familia también desempeña un importante papel educativo. Así, familia, centro educativo y profesorado deben trabajar a la par en la educación de nuestros alumnos/ jóvenes para garantizar el camino hacia un mayor progreso y éxito escolar. Pero no están solos. El sistema educativo andaluz y proyectos europeos como las Asociaciones Comenius Regio entre autoridades educativas ponen a la disposición de la comunidad educativa recursos y servicios para ayudar en esta noble tarea. Una educación que excede el ámbito andaluz y busca una identidad europea con objeto de reforzar la dimensión promoviendo la movilidad y la cooperación entre centros educativos.

Y aquí se enmarca el estudio Construyendo puentes entre la familia y la escuela, que forma parte del Programa de aprendizaje permanente (PAP), el principal mecanismo de financiación europeo en el campo de la educación y la formación, para contribuir a la creación de una sociedad del conocimiento avanzada, con un desarrollo económico sostenible, más y mejores posibilidades de empleo y mayor cohesión social. El objetivo general es facilitar el intercambio, la cooperación y la movilidad entre los sistemas de educación y formación de los países europeos que participan, de forma que se conviertan en una referencia de calidad en el mundo y así conseguir el Sistema Educativo que toda la sociedad está demandando.

Cristina Saucedo Baro Delegada Territorial de Educación, Cultura y Deporte en Cádiz 7


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

ÍNDICE 1. Introducción 2. La Familia: Análisis del informe del cuestionario 3. El Alumnado: Análisis del informe del cuestionario 4. El Profesorado: Análisis del informe del cuestionario 5. Propuestas para la acción

9


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

1 INTRODUCCIÓN

Análisis del informe del cuestionario La educación es una tarea compartida entre la familia y la escuela que tiene como finalidad la formación integral de nuestros jóvenes así como la mejora de los logros académicos. La creación de un espacio de reflexión sobre este trabajo conjunto como medida de calidad de la enseñanza y prevención del fracaso escolar es hoy, más que nunca, de vital importancia. Y en este marco se presenta Construyendo puentes entre la familia y la escuela, un estudio financiado por la Comisión Europea desarrollado dentro de un Proyecto Comenius Regio denominado Building Bridges between School and Family. Este es un proyecto bilateral cuyas instituciones responsables son la Delegación Provincial de Educación de Cádiz en España y el Kent County Council en el Reino Unido en el que participan varios centros educativos británicos, cuatro institutos de Educación Secundaria españoles y el Centro del Profesorado de Jerez de la Frontera. 10


Construyendo puentes entre la familia y la escuela El objetivo principal de Construyendo puentes entre la familia y la escuela, como ya se ha señalado, es la mejora de los resultados escolares a través de una colaboración más cercana que favorezca el entendimiento entre los centros educativos, los estudiantes y sus familias. Existe un acuerdo generalizado sobre el papel fundamental de las familias en el proceso educativo de sus hijos e hijas. La actitud de las mismas frente al aprendizaje, tanto en casa como en la escuela, es una pieza clave para el éxito de este proceso. Para contribuir a esta mejora de la relación familia-escuela se han investigado las características de la educación familiar y las estrategias de participación y colaboración existentes entre ambas. Esta información es la que ha servido para elaborar propuestas de mejora en los centros que han sido objeto de estudio y, al mismo tiempo, para intercambiar buenas prácticas e información entre todos los socios. La elección de estos centros, el IES Asta Regia de Jerez de la Frontera, el IES Fernando Quiñones de Chiclana, el IES Castillo de Matrera de Villamartín y el IES Mar de Poniente de La Línea, ha estado sujeta a varios criterios. En primer lugar, la buena disposición de estos institutos a profundizar aún más en el trabajo que ya hacían con las familias, con la idea de crear un proyecto educativo común entre familia y escuela donde el verdadero protagonista sea el alumnado. En segundo lugar, son centros bilingües, lo que facilita las relaciones

con los socios británicos. Y en tercer lugar, la pertenencia de estos centros a distintas zonas de la provincia de Cádiz, para conseguir así un proyecto más heterogéneo y objetivo. Así, este estudio se ha realizado gracias a la colaboración de toda la comunidad educativa que comprende los equipos directivos de estos cuatro centros, sus estudiantes, docentes, padres y madres, y que han cumplimentado unos cuestionarios cuya información ha sido el punto de partida para tratar de responder al tipo de educación que queremos dar a las nuevas generaciones, así como los medios e instrumentos que hemos de utilizar para lograrlo.

METODOLOGÍA Para la planificación del estudio, se llevaron a cabo reuniones previas entre representantes de los centros ingleses y españoles y se planteó la conveniencia de abordar el proyecto como un trabajo único que abarcase ambos países. Finalmente se consideró esta posibilidad inviable, ya que tanto las diferencias culturales como las legales en materia educativa imposibilitaban la realización de unos cuestionarios comunes. A partir de ese momento se abordó el trabajo únicamente desde los cuatro centros españoles antes mencionados. Por otro lado, y también en una fase muy temprana de Construyendo puentes entre la fa11


Construyendo puentes entre la familia y la escuela milia y la escuela, entramos en contacto con el grupo de investigación TeLoYDisRen de la Universidad de Cádiz para analizar la viabilidad de su colaboración como asesores técnicos. Finalmente se incorporó para asesorar en la preparación del estudio y se hizo responsable del despliegue de las encuestas on-line, asumiendo la tarea de los informes estadísticos de los resultados obtenidos. La versión inicial de los cuestionarios, elaborada por representantes de todas las instituciones implicadas en el proyecto, abarcaba los tres pilares básicos de la Educación: cuestionario para los alumnos y las alumnas, cuestionario para las familias y cuestionario para el profesorado. Y la versión definitiva de los mismos vio la luz después de trabajar con distintas herramientas de colaboración vía internet y tras la realización de encuentros presenciales en los que participó un representante del grupo TeLoYDisRen. Al mismo tiempo, en dichas sesiones se fueron perfilando todos los aspectos metodológicos, tales como la selección de las muestras o el procedimiento de administración de las encuestas. Como hemos mencionado con anterioridad, el estudio abarca a las familias, al alumnado y al profesorado. Los cuestionarios son distintos para cada uno de estos tres sectores pero sí contienen puntos de encuentro que han permitido comparar datos y percepciones de la situación real que tienen las partes implicadas. En la página web www.school-familybridges.com se pueden encontrar los cuestionarios y los informes que dan soporte a algunas de las conclusiones que se destacan en este estudio. 12

Simultáneamente a la elaboración de la versión definitiva, recogimos los datos necesarios para el cálculo de los tamaños muestrales. Para la selección de los participantes seguimos un procedimiento que garantizara una elección aleatoria de los encuestados dentro de cada centro y de cada estrato. Así, se recogió información sobre el número de alumnado matriculado en cada instituto y se optó por construir un modelo equilibrado por centros utilizando como estrato el nivel educativo con afijación proporcional al número total de alumnos y alumnas en dicho nivel:


Construyendo puentes entre la familia y la escuela Esto resultó en una afijación de un total de 189 alumnos/alumnas por centros, repartidos de la siguiente forma: - 1º ESO: 56 - 2º ESO: 51 - 3º ESO: 42 - 4º ESO: 40 Por otra parte, la elección de la muestra de las familias presentaba la disyuntiva sobre la conveniencia de parearla a la del alumnado o su realización de forma independiente. Las ventajas asociadas al pareamiento no se veían suficientes si se tenía en cuenta la desventaja que suponía el que las encuestas no fueran anónimas, por lo que finalmente se optó por la selección de muestras independientes para las familias. Siendo conscientes de que la tasa de respuesta en este sector sería inferior, se decidió utilizar los mismos tamaños muestrales que los usados para el sector alumnado, aunque se establecieron como objetivo deseable la obtención de un 50% de los tamaños muestrales preestablecidos para el mismo. En el caso en el que la respuesta por niveles fuese muy desigual se equilibró insistiendo selectivamente. El procedimiento a seguir para la elección del padre o madre fue el mismo que para el del alumnado. Se utilizó un listado de padres/madres

por nivel, y para garantizar una representación adecuada de hombres y mujeres, cada encuesta fue asignada a la persona seleccionada, madre o padre, dando las oportunas instrucciones al respecto. Por último, en el sector del profesorado, se optó por elegir como muestra a la población total. Así, cada profesor y profesora que facilitó su dirección de correo electrónico recibió una invitación personal que le daba acceso a la encuesta, y aquellos que no contestaban recibieron hasta dos recordatorios más. A continuación se exponen las características de la ficha técnica de este estudio: Ámbito: Provincia de Cádiz. Universo: (equipos directivos, familias, profesores y alumnos de los IES Asta Regia, Fernando Quiñones, Castillo de Matrera y Mar de Poniente. Técnica de investigación: Encuesta Procedimiento de muestreo: Aleatorio simple multiestratificado en alumnado y familias. Censo para el profesorado. Tamaño de la muestra: 686 alumnado, 421 padres y madres, 119 profesorado. Fecha de realización: Meses de marzo y abril de 2011. 13


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

2 LA FAMILIA

Análisis del informe del cuestionario La familia puede definirse como la unión de personas que comparten un proyecto vital de existencia en común, en el que se generan fuertes sentimientos de pertenencia a dicho grupo, en el cual existe un compromiso personal entre sus miembros y se establecen intensas relaciones de intimidad, reciprocidad y dependencia. Desde que nacemos, la familia se constituye como el principal grupo de apoyo y de sostenimiento. Por esto mismo y porque también es incuestionable el papel que desempeña la familia en la educación de sus hijos e hijas, la investigación Construyendo puentes entre la familia y la escuela le dedica un importante análisis. Este apartado consta de cinco partes que han recogido información sobre los siguientes aspectos: Datos personales y socio-familiares; Estilo educativo familiar; Normas y consumo permitido a hijos e hijas; Expectativas y valores familiares; y Relación familia-centro. 14


Construyendo puentes entre la familia y la escuela El primer apartado del cuestionario está dedicado a la recogida de información personal, familiar, educativa y profesional de la persona encuestada. El segundo apartado trata de identificar algunos elementos fundamentales que constituyen los diferentes estilos educativos familiares: la comunicación que existe entre los distintos miembros de la familia; el tipo de conflictos y su forma de resolución; y las actividades que realizan en común.

mayor entre las madres (76%) que entre los padres (24%) (Gráfico 1). Asimismo, han respondido al cuestionario más familias del alumnado de 1º y 2º de ESO que de 3º y 4º (Gráfico 2). De los resultados podemos extraer que cuanto menor es la edad de los hijos e hijas, mayor es la participación en la escuela de sus padres y madres.

En el tercero, se ha valorado el nivel de consumo de los y las adolescentes, los medios tecnológicos y dispositivos que poseen; el tiempo de uso de esos medios; y, por último, la asignación económica que reciben de sus padres y madres. En el cuarto se ha recabado información sobre las expectativas que las familias tienen respecto al nivel de estudios de sus hijos e hijas; y, también, respecto a los valores a los que los padres y madres conceden mayor importancia. Y el último apartado se ha centrado en valorar la comunicación, la participación y las actividades que se realizan en los centros docentes para favorecer la colaboración familiar y la educación de los hijos e hijas. La recogida de información ha sido realizada por medio de un cuestionario con 22 preguntas que se cumplimentó a lo largo del segundo trimestre del curso 2010-2011. En cuanto a la participación, cabe destacar una tasa de participación 15


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

DATOS PERSONALES Y SOCIO-FAMILIARES En este primer bloque hemos recogido información sobre las edades de los padres y madres que responden el cuestionario, el número de hijos e hijas de los encuestados y los miembros que componen la unidad familiar.

que la media de hijos e hijas de sus familias es de 1,92. También se observa que una de cada diez familias tiene sólo un hijo o hija. Y, por último, alrededor de una de cada tres familias es considerada numerosa por tener tres o más descendientes (Gráfico 4).

Edad La mayoría de los padres y madres tiene entre 30 y 50 años. No hay un número significativo de familias cuyos progenitores tengan menos de 30 años. (Gráfico 3).

Miembros de la unidad familiar

Número de hijos e hijas Algo más de la mitad de las familias cuenta con dos hijos o hijas. A continuación les siguen las familias con tres. Este dato se corresponde con el obtenido de las encuestas del alumnado que indica 16

Los datos obtenidos de los cuestionarios realizados nos muestran que la composición más frecuente de la unidad familiar viene dada por el padre, la madre y dos hijos o hijas. A continuación, y por orden de frecuencia relativa, destacan la abuela y la pareja, seguidos a cierta distancia por el abuelo y tíos/tías. De los resultados se extrae que existe un 10% de hogares sin madre y un 19% sin padre. Esto nos indica que en una de cada tres familias no está presente la figura de uno de los progenitores ya sea por fallecimiento, divorcio, trabajo u otras razones. También podemos añadir en este apartado que el núcleo medio de la mayoría de las familias es reducido y cuenta con cuatro componentes (Gráfico 5).


Construyendo puentes entre la familia y la escuela de la provincia en el momento en que se realiza la encuesta (primer trimestre de 2011). Según los datos de la EPA (Encuesta de Población Activa) en Andalucía, los datos del paro en 2011 eran de 28,71% en los mayores de 25 años. Asimismo destaca el hecho de que el 60% de los hombres declare que su situación laboral es la de trabajador fijo (Gráfico 7). La ocupación presenta diferencias claramente significativas según el sexo. Destaca el porcentaje del 37% de las madres que dice dedicarse a las tareas domésticas frente a un 2% de los padres. El porcentaje de mujeres con trabajo es del 45% frente al 74% de los hombres.

Profesiones En cuanto a las profesiones, el porcentaje más elevado de los padres y madres que responde a la encuesta declara ser trabajador sin cualificación, seguido de personas con nivel de cualificación medio, mientras que los de nivel alto representan una proporción pequeña. Se observan también diferencias significativas según el sexo y son las mujeres las que cuentan con un menor grado de cualificación (Gráfico 6).

Situación laboral En cuanto a la situación laboral de las personas encuestadas, cabe destacar un índice de paro del 13%, inferior a la media estatal y a la media 17


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

18


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

Nivel de estudios Según los datos obtenidos, se observa que el nivel de estudios de las madres es inferior al de los padres, y son ellas las que se ocupan habitualmente del seguimiento educativo de los hijos e hijas. Este dato es coherente con los resultados del cuestionario del alumnado, del que hablaremos más adelante (Gráfico 28). Es conveniente recordar cómo el nivel de estudios de la madre influye de manera significativa y positiva en los resultados escolares de los hijos e hijas y que, además, esta influencia es mayor que la del padre (Gráfico 8).

Se observa también en este gráfico cómo el 44% de las madres tiene un nivel de estudios inferior al básico y los padres reducen este porcentaje en casi diez puntos (35%). En estos casos, cuando el nivel académico de los padres y madres es bajo, tienen pocas posibilidades de ayudar en los estudios a sus hijos e hijas.

ESTILO EDUCATIVO FAMILIAR Este segundo bloque recoge información sobre algunos ingredientes básicos de los diferentes estilos educativos familiares: el estilo comunicativo; los conflictos y su forma de resolución; y las actividades que realizan en el seno de la familia.

Relaciones familiares Cuando se les pregunta por el tipo de relación que mantienen en la familia, el 62% considera que lo que define mejor sus relaciones es el diálogo como medio para la resolución de conflictos. La mayoría de las familias se considera dialogante, lo que implica que existan frecuentes intercambios de ideas y conversaciones entre los diferentes miembros de la unidad familiar. Hay un grupo considerable de padres y madres (19%) que reconoce que mantiene una relación de amistad con sus hijos e hijas y que esta 19


Construyendo puentes entre la familia y la escuela idea es la que mejor define sus relaciones familiares. Se define así un estilo educativo basado en el afecto, la complicidad y la confianza mutua. Establece un tipo de relaciones que se desarrolla con armonía y en un plano de gran igualdad. Esta manera de concebir las relaciones tiende a ser poco exigente con el establecimiento de los límites y el cumplimiento de las normas, con objeto de evitar el conflicto y, por consiguiente, asegurarse el buen clima familiar. Otro grupo de opiniones, aunque no tan numerosas (14,5%), pone el énfasis en la obediencia como el elemento más significativo y que preside las relaciones en sus familias. Para estos encuestados, son los adultos los que dicen siempre lo que hay que hacer. Esta forma de pensar está muy relacionada con un estilo educativo autoritario. Un estilo exigente, pero que tiene poco en cuenta las verdaderas necesidades de los hijos e hijas. Si lo fundamental es obedecer, esto implica la existencia de poco diálogo y comunicación entre los miembros de la familia. Por último, encontramos un porcentaje muy bajo (5%) de opciones que implican la existencia de un ambiente familiar problemático (“es muy difícil la relación, los problemas se repiten sin solución”, “nos cuesta encontrar una solución dialogada a los problemas”) o poco consistente (“en nuestra casa cada uno va a su aire, tenemos poca relación”) (Gráfico 9). No se encuentran diferencias significativas en relación al sexo de los encuestados. 20

Cumplimiento de las normas En cuanto a cómo los padres y madres reaccionan cuando los hijos e hijas no cumplen las normas establecidas en el ámbito familiar, de los resultados de las encuestas se extraen las siguientes conclusiones: De un lado, intentan razonar con sus hijos e hijas para que no vuelvan a infringir las normas. El 75% de los encuestados elige esta opción en primer lugar. Razonar implica dialogar sobre los problemas, analizar las causas y extraer conclusiones para aprender sobre lo que ha pasado y que no vuelva a ocurrir. Un 18% de encuestados manifiesta que cuando su hijo o hija se salta las normas no recurre al razonamiento, sino que directamente lo/ la castiga o regaña.


Construyendo puentes entre la familia y la escuela De otro, un conjunto pequeño de respuestas (6%) está relacionada con la falta de consistencia (“no sé lo que hacer, no puedo con él/ella” o “a veces castigo y otras lo dejo pasar”) o con la reacción airada (“grito y me pongo furioso, me saca de mis casillas” o “a veces se me va la mano”) (Gráfico 10).

Temas de conversación Con respecto a los temas de conversación que mantienen habitualmente los padres y madres con sus hijos e hijas, destaca con la mayor puntuación el “estudio”. A continuación le siguen las “responsabilidades familiares” y las “amistades”. Estos son los tres temas que, según las encuestas, son tratados con mayor frecuencia en las conversaciones que se mantienen entre los diferentes miembros de la familia. A continuación, aparecen la “alimentación”, el “tabaco, alcohol y otras drogas”, seguidos a cierta distancia de los restantes aspectos. Cabe destacar que la “sexualidad” ocupa el último puesto y es el asunto menos hablado entre padres, madres, hijos e hijas. Este dato es un indicador del grado de confianza entre los miembros de una familia y de la consideración del sexo como un tema tabú en sus conversaciones. La necesidad de que la familia asuma un papel protagonista en la educación afectiva-sexual de sus hijos e hijas es incuestionable ya que facilitará un mejor desarrollo personal de los jóvenes. En el apartado de otros temas, los padres y madres incluyen los siguientes: el futuro, el comportamiento en clase o en el instituto, la convivencia y la religión (Gráfico 11).

21


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

Actividades compartidas en la familia Con respecto a las actividades que comparten los miembros de una unidad familiar se pueden destacar tres bloques por orden decreciente de puntuación. El primero de ellos, y más frecuente, está constituido por las “visitas familiares” y la “conversación sobre temas de interés para ambos”. En el segundo tenemos “los paseos, excursiones y salidas para comer juntos” y “ver la televisión”. Y en el tercer bloque se encuentran las salidas para “ir de compras” y el “apoyo en las tareas de estudio”. Los apartados dedicados a “el juego”, la “asistencia a competiciones deportivas” y las “actividades culturales” presentan las puntuaciones más bajas y son las que menos peso tienen en el ámbito familiar. Podemos extraer de este apartado que las principales actividades que se comparten en familia son las visitas a los familiares y la conversación sobre temas de interés para todos sus miembros. Es así muy significativo que actividades de gran interés y valor, como jugar juntos o asistir a actividades deportivas y culturales, son las que menos se comparten en el ámbito familiar; así como aquel grupo de padres y madres que manifiesta no realizar actividades con sus hijos e hijas, un 1,9 en una escala de 5 (Gráfico 12).

22


Construyendo puentes entre la familia y la escuela modos en las relaciones personales”; y problemas relacionados con la “alimentación”. Resultan irrelevantes otras cuestiones, como los problemas derivados de un mal comportamiento escolar o los relativos al horario de entrar o salir de casa. Tampoco aparecen como problemas, aunque sea en grado menor, aspectos como la forma de vestir; el consumo de tabaco, alcohol y otras drogas; los relacionados con la asignación o paga semanal; o aquellos que tienen que ver con la forma de hablar (decir tacos). Si recapitulamos, los conflictos más frecuentes en la familia están relacionados con la falta de responsabilidad y el incumplimiento de las obligaciones asociadas a estas edades: estudiar y ayudar en casa.

Causas de conflicto con los hijos e hijas La causa de conflicto más destacada en estas edades es la que guarda relación con la “falta de esfuerzo escolar y de interés por los estudios”. Uno de cada tres padres y madres la señala en primer lugar. A continuación, los tres conflictos identificados con mayor frecuencia son los siguientes: “falta de colaboración en las tareas de casa”; “malos

Destaca que no aparezca el consumo de tabaco, alcohol y otras drogas como una causa de conflicto, ya que este es un tema que preocupa a toda la sociedad al ser cada vez menor la edad de inicio en el consumo de estas sustancias. De todas formas, la mayoría de las familias que han respondido a nuestra encuesta tiene hijos o hijas en 1º y 2º de ESO y es en cursos superiores cuando esta problemática está más presente1. En el campo “otros” destacan las respuestas que niegan la existencia de conflictos, seguidas de la televisión y el uso del ordenador (Gráfico 13). 1 PLAN NACIONAL SOBRE DROGAS (www.pnsd.msc.es). Estudios cuya población de referencia tiene entre los 15 y 64 años.

23


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

MEDIOS, CONSUMO Y NORMAS En este tercer bloque se ha recogido información para valorar el nivel de consumo de los y las adolescentes, sobre los medios tecnológicos y dispositivos que poseen; el tiempo de uso de esos medios; y, por último, la asignación económica que reciben de sus padres y madres.

Medios, objetos y supervisión familiar La mayoría de las familias cuenta con dispositivos tecnológicos y objetos de consumo variados sobre los que se le ha preguntado en las encuestas. También se les ha pedido a las familias que señalen si supervisan o no el uso que sus hijos e hijas hacen de estos medios. La televisión y el ordenador personal, con una disponibilidad superior al 90%, son recursos de acceso casi universal. El nivel de supervisión por los padres y madres de su uso es del 70%, es decir, siete de cada diez padres y madres indican que están al tanto del uso que sus hijos e hijas hacen de la televisión y del ordenador personal. Por el contrario, el 30% no conoce la utilización que hacen de estos dispositivos. En un segundo nivel se sitúan el móvil y la conexión a internet, con una disponibilidad cercana al 85%. El grado de supervisión varía en uno y otro medio: el móvil es supervisado por el 57% de los 24


Construyendo puentes entre la familia y la escuela padres y madres, mientras que la conexión a internet aumenta hasta el 78%.

uso de libros en casa es seguido por el 54% de los padres y madres; y en el caso de la videoconsola aumenta al 61%. Por último, hemos preguntado sobre el uso de medios de locomoción (bicicleta y moto). El 69% de los estudiantes dispone de bicicleta y su uso sólo es supervisado por el 44% de los padres y madres. Sin embargo, únicamente el 12% de los y las adolescentes dispone de moto siendo su uso supervisado por el 72% de sus padres y madres. El dato de disposición de moto es similar al de las respuestas de los estudiantes (Gráfico 14).

En un tercer nivel están, por un lado, los libros y revistas y, por otro, la videoconsola, con una disponibilidad cercana al 80%. Respecto a la posesión de libros en el domicilio familiar, hemos encontrado una discrepancia entre las respuestas del alumnado y la de los padres y madres (Gráfico 33). Solo el 4% de los estudiantes señala que no tiene libros en casa, mientras que son el 19% los padres y las madres que perciben esta carencia. En cuanto a la supervisión de la utilización de estos medios, el 25


Construyendo puentes entre la familia y la escuela De los datos se extrae que el nivel de disposición de medios y dispositivos tecnológicos de uso personal que favorecen la comunicación, la información y la diversión de los estudiantes es alto. Algunos de estos medios requieren una adecuada supervisión familiar para evitar usos que pongan en riesgo la seguridad de los menores (Gráfico 15). A pesar de ello, se observa que muchos padres y madres no están pendientes del uso que los menores hacen del móvil o de la videoconsola (alrededor de un 40%), o del ordenador y de la televisión (en torno al 30%).

visión sin supervisión paterna. Dato que sirve para reflexionar ya que un mal uso de las nuevas tecnologías puede poner en peligro a nuestros jóvenes.

Asignación económica Respecto a la cantidad de dinero que los padres y madres acostumbran a asignar a sus hijos e hijas para sus gastos semanales, hemos obtenido las siguientes conclusiones (Gráfico 16):

Como conclusiones en este apartado, podemos decir que nuestros jóvenes disponen personalmente de la mayoría de los medios y dispositivos tecnológicos del momento (televisión, ordenador personal, conexión a internet, móvil, videoconsola, reproductor musical, libros…). Entre el 80 y el 95% de los adolescentes dispone de ellos. Entre otras más tradicionales, como la televisión, emergen el ordenador y el teléfono móvil, junto con la conexión a internet, que se han convertido en tecnologías casi universales. Otros medios están quedándose obsoletos y están siendo integrados en tecnologías más modernas, como los teléfonos inteligentes. Respecto a la supervisión que las familias ejercen sobre el uso que sus hijos e hijas hacen de estos dispositivos y tecnologías, destacamos dos aspectos. Por un lado, los padres y madres reconocen que alrededor de cuatro de cada diez menores utilizan el teléfono móvil y la videoconsola sin supervisión; y, por otro, que dos o tres de cada diez adolescentes navegan por internet o ven la tele26

La proporción de hijos e hijas con asignación económica semanal fija es del 48%. Casi la mitad cuenta con paga semanal y la otra mitad no tiene cantidad asignada sino que recibe de sus padres y madres lo que necesita en cada momento. En cuanto a la cantidad que tienen asignada aquellos hijos o hijas que tienen paga, la mayo-


Construyendo puentes entre la familia y la escuela ría de las familias (84%) da menos de 10 euros en total a la semana y un 13% entre 10 y 20 euros. Muy pocas familias (el 3% de las encuestadas) indican que conceden a sus hijos e hijas más de 20 euros semanales.

Tiempo dedicado a realizar diversas actividades Sobre el tiempo diario que emplean los chicos y chicas en realizar diferentes actividades (estudiar,

ver la televisión, leer, prácticar algún deporte ...), sus familias manifiestan que a lo que dedican más tiempo es a estudiar y a hacer los deberes, además de conversar con otros miembros de la familia. Para todas estas actividades destinan una media de entre una y dos horas diarias, respectivamente (Gráfico 17). A continuación, pasan tiempo viendo la televisión, con los amigos y amigas, navegando por internet y una media de algo menos de una hora diaria realizando actividades extraescolares. Según la familia, invierten menos de una hora al día en la lectura y en la práctica deportiva. Por último, los padres y madres indican que a lo que menos tiempo dedican sus hijos e hijas (entre nada y menos de una hora) es a jugar con la videoconsola.

EXPECTATIVAS Y VALORES FAMILIARES El cuarto bloque del que hablábamos en la introducción de la familia recoge información sobre las expectativas de las mismas respecto al nivel de estudios que sus hijos e hijas pueden alcanzar y, también, sobre las actitudes y los valores a los que conceden más importancia en la educación familiar. 27


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

Expectativas de estudios En cuanto al nivel de estudios que esperan que sus hijos e hijas consigan, es de destacar que el porcentaje de padres y madres que esperan que sus hijos e hijas alcancen un título universitario es muy alto (70%). Esto quiere decir que las familias valoran mucho la formación universitaria, por encima de otros estudios de carácter más práctico. El nivel de expectativas es muy elevado aunque en muchos casos no se corresponde con los resultados académicos que obtienen sus hijos e hijas. El 20% de los padres y madres esperan que sus hijos e hijas realicen estudios profesionales (ciclos de grado medio o superior). Este porcentaje está por debajo de la media de estudios profesionales (entre 40 y 50%) y parece indicar una opinión devaluada de las familias respecto a estos estudios. Por último, hay un pequeño grupo de familias (9%) que esperan que sus hijos e hijas obtengan, al menos, la titulación en Secundaria (Gráfico 18).

28

Valores más importantes de la educación familiar Los tres valores más importantes de la educación familiar para los padres y madres en orden decreciente de frecuencia son los siguientes: Estudiar para ser alguien en la vida (26%); ser una persona responsable (22%); y ser honrado (15%). Es decir, el estudio, la responsabilidad y la honradez son los valores que los padres y madres señalan de manera más positiva en la educación de sus hijos e hijas (Gráfico 19).


Construyendo puentes entre la familia y la escuela En menor medida, las familias reconocen también la autonomía personal (9%) y los valores relacionados con la paz y la no violencia (8%). Apenas reciben el 2% de adhesiones actitudes y valores relativos al afecto (“ser una persona cariñosa”) o a la religiosidad (“tener valores religiosos”).

RELACIÓN FAMILIA-CENTRO En este último bloque se indaga sobre las relaciones que la familia mantiene con los centros educativos en los que estudian sus hijos e hijas. Para ello hemos recogido información sobre diferentes aspectos: actividades de los centros en las que participan las familias y otras que proponen que se organicen; valoración de las actividades con el objetivo de favorecer la participación, la educación en valores y en hábitos de vida saludable; propuestas de mejora en la comunicación…

Participación en actividades del centro

de con mucha frecuencia a estas reuniones. La mayoría, el 63%, dice asistir una vez al trimestre. En esta actividad, nuestro estudio ha detectado diferencias significativas según el sexo de los encuestados, es decir, participan más las madres que los padres. En segundo lugar, las familias acuden a las reuniones con el profesorado que se convocan de forma general. Sin embargo, hay un 22% que reconoce que nunca asiste y un 24% que sólo lo hace una vez al año, mientras que un 54% manifiesta que va con frecuencia. En esta actividad también se detecta una mayor implicación de madres que de padres y mayor asistencia en los primeros niveles de la ESO que en los últimos (el nivel con menor participación es el de 3º de la ESO). En tercer lugar, los padres y madres participan en los compromisos pedagógicos que se hacen en los centros pero solo un 10% con la frecuencia necesaria (semanal o mensual). También a través de las AMPA, aunque el 86% manifiesta que no participa nunca o casi nunca en estas asociaciones y tampoco en las Escuelas de Madres y Padres.

Las actividades en las que participan las familias al completo, en orden decreciente, son las siguientes (Gráfico 20):

Por último, las actividades en las que están menos presentes las familias son los cursos y propuestas del tipo elección de delegados y delegadas de padres y madres2, por poner un ejemplo.

En primer lugar, las familias participan con mayor frecuencia en reuniones y entrevistas con el profesorado tutor. No obstante, según los datos obtenidos, sólo el 20% de los padres y madres acu-

2 En el momento de realización de esta investigación, esta figura no estaba regulada legalmente, aunque en algunos centros ya estaba instaurado su funcionamiento. La elección de padres y madres delegado se regula por la Orden de 20 de junio de 2011. (BOJA 07-07-2011).

29


Construyendo puentes entre la familia y la escuela Hay que tener en cuenta que no en todos los centros existían todas las instituciones o figuras por las que se preguntaba en el cuestionario.

Propuestas para la mejora de la comunicación Las tres propuestas que de forma mayoritaria eligen las familias para mejorar la comunicación entre los padres/madres y el centro son las siguientes: la ayuda especializada en caso de problemas (21%); el aumento del número de reuniones con el profesorado tutor (20%); y la mejora de la información a través de la realización de boletines informativos sobre temas de interés para las familias, páginas web, blogs o tutorías online (18%) (Gráfico 21). Hay un grupo de medidas que han recibido un apoyo minoritario por parte de las familias (entre el 6 y el 8%): realizar más reuniones generales; acordar más compromisos pedagógicos; presentarse voluntario como ayudante en actividades de clase; y asistir a cursos para padres y madres. Por último, las medidas que han obtenido menos apoyo (entre el 1 y el 4%) son las siguientes: formar parte de las asociaciones de madres y de padres; ser padre o madre delegado clase; colaborar en las actividades del aula a propuesta del profesorado; o asistir a una Escuela de Madres y de Padres.

30


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

Valoración de la relación con el centro Respecto a la relación con el centro, los aspectos mejor valorados por los padres y madres encuestados son los siguientes: la asistencia a las reuniones convocadas por el profesorado; la colaboración con el centro para la resolución de conflictos; la confianza y facilidad para comunicarse con el profesorado; y la ayuda que las reuniones convocadas por el centro suponen para la mejora de la educación. Las familias tienen un alto grado de satisfacción con su centro, como puede verse en el gráfico 22. También valoran de forma positiva, aunque en menor medida, las oportunidades para la participación que ofrecen los centros; la implicación del profesorado para favorecer la participación familiar; la colaboración con el centro para la ayuda educativa de los hijos o hijas; y el sentimiento de pertenencia a la comunidad educativa y de compartir el proyecto educativo de los centros. Por último, las familias han valorado con la peor puntuación su colaboración con las asociaciones de padres y madres del centro educativo. La falta de participación por parte de las familias en este tipo de organismos es evidente y sería necesaria una mayor implicación en las mismas para mejorar los resultados del alumnado y su integración en la escuela.

31


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

Los valores en la escuela A la propuesta de que las familias valoren algunos aspectos propios de la acción educativa de los centros, se aprecia en general una puntuación muy alta y similar en todos los ítems, siendo la diferencia máxima de 0.24 puntos sobre un máximo de 5 (Gráfico 23). Lo mejor valorado es la educación en valores de igualdad entre hombres y mujeres que se da en los centros. A continuación, y con una puntuación muy similar, destacan la prevención de situaciones de maltrato entre el alumnado; la educación en valores de ayuda mutua, solidaridad y cooperación; el apoyo que reciben los estudiantes con necesidades educativas especiales; las actuaciones para superar el machismo que impera todavía en muchos sectores de nuestra sociedad; favorecer la participación de los estudiantes en clase y potenciar su espíritu crítico; las medidas de atención a la diversidad; y, por último, las actuaciones para superar el racismo y la discriminación de las personas de otras culturas o países. El grado de adhesión de las familias a estas actuaciones y su valoración positiva parece indicar un alto grado de identificación con los aspectos que definen la educación en valores que se desarrolla en los centros participantes en este proyecto. Las familias están satisfechas con la educación que se imparte en el instituto de Secundaria en estas materias.

32


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

33


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

3 EL ALUMNADO

Análisis del informe del cuestionario Este apartado de Construyendo puentes entre la familia y la escuela se centra en la figura del estudiante. Está dividido en cuatro partes que pretenden recoger información sobre las características del alumnado y conocer la percepción que los estudiantes tienen de las relaciones con sus padres y madres; de las relaciones entre sus familias y los centros educativos; y, por último, la opinión que tienen de sus respectivos institutos. La primera parte está dedicada a la recogida de datos personales referidos al entorno familiar y personal. Se recaba además información sobre el uso que se hace de dispositivos tales como el ordenador, las videoconsolas o el teléfono móvil, entre otros. Además, en la última pregunta de este bloque, se pide a los estudiantes que evalúen sus rendimientos académicos según el número de asignaturas suspensas en el último trimestre. Se correlacionan datos socio-familiares con otros relacionados con su trayectoria educativa (repetición 34


Construyendo puentes entre la familia y la escuela de curso y número de asignaturas suspensas en la última evaluación). La parte dedicada a la relación entre las familias y el alumnado tiene como objetivo identificar los hábitos familiares que podrían influir, positiva o negativamente, en los rendimientos académicos. El bloque concluye con una evaluación general del sentimiento de satisfacción con la familia. El apartado dedicado a la familia y el centro, analiza la opinión de los estudiantes sobre el conocimiento que tienen sus padres y madres del centro, así como el apoyo recibido por éstos desde el entorno familiar en su relación con el instituto y con las tareas de estudio. La última parte del cuestionario aborda el grado de satisfacción general del alumnado con el centro, con el profesorado, con la clase, los amigos, el barrio, la familia y con ellos mismos.

Participación en el estudio En el estudio han participado 686 alumnos y alumnas, un 96% del total previsto. (Gráficos 24 y 25).

DATOS PERSONALES Familia y resultados escolares En este primer bloque se ha realizado un análisis de las relaciones existentes entre las variables socioculturales del ambiente familiar, los hábitos de uso de algunos objetos comunes como la televisión, internet, etc., y el rendimiento escolar del alumnado, medido por variables como el número de suspensos y la repetición de curso (Gráficos 26 y 27).

35


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

La media de hermanos y hermanas de los estudiantes encuestados es de 1,92. En España el promedio de hijos e hijas por mujer fue de 1,38 en 2011, según el Instituto Nacional de Estadística3. Tras el análisis de variables, resultan claramente significativas las correlaciones entre el número de repeticiones y el nivel de estudios del padre y de la madre. Son también llamativas, pero en menor grado, las relaciones entre el número de repeticiones, el número de hermanos y el curso. La correlación negativa entre el nivel de estudios de la madre y el número de repeticiones indica que el aumento del nivel educativo de la madre o del padre está asociado a una disminución del número de repeticiones, por lo que ambas variables comparten mucha información. Sin embargo, el grado de correlación entre el número de repeticiones y el nivel de estudios de la madre es ligeramente mayor que entre el número de repeticiones y el nivel de estudios del padre. 3 INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA: Notas de prensa 18-012012. Página web del INE. http://www.ine.es/prensa/np697.pdf

36

También podemos conectar estos datos -que nos indican la importancia que tiene la formación materna para el éxito escolar de los hijos e hijas-, con el nivel de estudios de las madres de nuestro alumnado. Observamos que más del 60% no cuenta con el nivel mínimo de titulación que existe en nuestro sistema educativo. En muchos casos, esto puede implicar que los estudiantes tengan escasas posibilidades de ayuda familiar si tienen dudas relacionadas con sus estudios.


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

Profesiones de los padres y madres (Grรกfico 29)

37


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

Tiempo dedicado al estudio

- Del 6% que dice no estudiar en casa, el 54% obtiene más de dos asignaturas suspensas. - Del 31,5% que indica que estudia en casa menos de una hora al día, el 44% obtiene más de dos asignaturas suspensas. - Del 50,4% de los estudiantes que indica que estudia entre una y dos horas, el 38% obtiene más de dos asignaturas suspensas. - Del 12% de los estudiantes que indica que estudia más de dos horas, el 35% obtiene más de dos asignaturas suspensas.

Espacio para el estudio

Si consideramos que el tiempo mínimo de estudio diario recomendado para la ESO es de alrededor de dos horas, los datos muestran que al menos el 37,5% del alumnado no estudia ese mínimo (Gráfico 30). Además, si analizamos el número de asignaturas suspensas, podemos observar que el 40% de los estudiantes han suspendido tres o más asignaturas. Por otro lado, vemos cómo se produce una mejora de los resultados según aumenta el tiempo de estudio (Gráfico 32). 38

- El 39% de los estudiantes que no estudia en casa suspendió seis ó más asignaturas; mientras que sólo el 12% de los que estudia más de dos horas se encuentra en esa situación. En cuanto al espacio para el estudio (Gráfico 31), un 96,8% del alumnado asegura tener un lugar apropiado para realizar sus tareas, mientras que un 3,2% manifiesta no contar con el mismo, situación que dificulta el aprendizaje y la mejora de resultados escolares. Por otro lado, el nivel educativo de los padres y de las madres se ve reflejado en un aumento en el número de horas dedicadas al estudio, si bien, esta tendencia se rompe con los padres que tienen estudios universitarios. Como conclusión a este apartado, podemos decir que los estudiantes que dedican mayor tiem-


Construyendo puentes entre la familia y la escuela po al estudio en casa obtienen mejores resultados escolares. En nuestros centros existe un porcentaje significativo de alumnado que dedica escaso tiempo al estudio. Así el 38% reconoce que no estudia nada o que lo hace menos de una hora diaria. Este es un tiempo insuficiente para esta etapa

educativa que necesita duplicar ese nivel de esfuerzo para tener posibilidades de éxito escolar. Si ponemos este dato en relación con otros, como el de repetidores de curso o el de número de asignaturas suspensas, podemos observar un gran paralelismo. El 39% del alumnado ha repetido curso y el 40% suspendió en la última evaluación más de dos asignaturas.

Hábitos de uso y consumo y hábitos de estudio en casa A continuación se analizan de forma conjunta la influencia del hábito de estudio junto a otros hábitos de uso y consumo. La matriz de correlaciones entre las variables de hábito y el número de asignaturas suspensas en la última evaluación muestran, en resumen, lo siguiente (Gráficos 33 y 34). Respecto al número de suspensos aparece con influencia positiva, el tiempo de estudio y el uso de libros, y con influencia negativa el tiempo de uso del móvil, la moto y el DVD. En lo que se refiere al tiempo de estudio, los hábitos que restan más tiempo son el ordenador, internet y la consola. En cambio, aparece como factor muy positivo el uso de libros.

- Ordenador La relación entre el número de suspensos y el tiempo de uso del ordenador es relativamente pequeña. Se observa que el porcentaje de alumnado con seis o más de 39


Construyendo puentes entre la familia y la escuela seis suspensos es superior a la media en aquel alumnado que utiliza el ordenador más de dos horas. Los porcentajes de suspenso de los que usan el ordenador entre una y dos horas se distribuyen casi igual a la media, con un ligero incremento en la zona de entre uno y tres suspensos. Hay que destacar que del 27% de los que dicen usar el ordenador más de dos horas diarias, únicamente el 12% estudia más de dos horas al día. Por otro lado, los estudiantes que cuentan con un ordenador en el dormitorio lo utilizan mucho más que aquellos que lo tienen en otra habitación de la casa. La proporción de estudiantes con ordenador en su dormitorio aumenta al incrementarse el nivel de uso. Y, como se ha comentado, un mayor uso del ordenador y de internet implica un mayor número de suspensos y rendimiento escolar más bajo.

- Teléfono Móvil Podemos constatar que un excesivo uso del móvil tiene una gran influencia negativa en los resultados académicos de los jóvenes. En este caso la diferencia sí que es estadísticamente significativa. El porcentaje de alumnado que usa el móvil más de dos horas diarias también es superior al del que estudia más de dos horas al día. - Del 32% de los estudiantes que no utiliza el teléfono móvil, el 32% obtiene más de dos asignaturas suspensas. 40

- Del 5% de los estudiantes que no dispone de teléfono móvil, el 43% obtiene más de dos suspensos. - Del 39% de los estudiantes que utiliza el teléfono móvil menos de una hora al día, el 40% obtiene más de dos suspensos. - Del 8% de los estudiantes que utiliza el teléfono móvil entre una y dos horas al día, el 44% obtiene más de dos suspensos. - Del 17% de los estudiantes que utiliza el teléfono móvil más de dos horas al día, el 54% obtiene más de dos suspensos.

- Internet El uso de internet tiene efectos similares a los que tiene el uso del ordenador. Constituye un factor negativo en los resultados académicos cuando su utilización excede el ámbito educativo, aunque el dato estadístico no es significativo.

- Televisión y Videoconsola La influencia de estas variables en los resultados escolares no es significativa.

- Motocicleta El uso de la moto, según el análisis de variables de este estudio, tiene una influencia negativa sobre los resultados escolares del alumnado, aunque hay que señalar que la gran mayoría no tiene o no la usa nunca (89%).


Construyendo puentes entre la familia y la escuela - De los que no utilizan este vehículo, el 35% ha repetido una o más veces y el 38% tiene más de dos asignaturas suspensas.

En estudios e investigaciones que se han llevado a cabo sobre este tema, una mayor cantidad de libros y su uso en casa se corresponde con un mayor rendimiento escolar.

- Del 11% de los estudiantes que indican que tienen y utilizan la moto, el 65% ha repetido uno o más cursos y el 56% obtiene más de dos asignaturas suspensas. - El 88% de los estudiantes usuarios de moto suspende alguna asignatura. Uno de cada cuatro suspende seis o más asignaturas y dos de cada tres han repetido uno o más cursos.

- Disposición y uso de libros La disposición y uso de libros es el único factor que tiene una influencia positiva en los resultados escolares de los estudiantes. La posesión de libros en el dormitorio conduce, generalmente, al incremento de su uso. - Del 4% de estudiantes que no dispone de libros en casa, el 68% ha repetido uno o más cursos y el 68% suspende más de dos asignaturas. - Del 36% de los estudiantes que no usa los libros que tienen en casa, el 46% ha repetido uno o más cursos y el 45% suspende más de dos asignaturas. - Del 61% que utiliza libros en casa, el 35% ha repetido uno o más cursos y el 37% suspende más de dos asignaturas. 41


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

Percepción que tiene el alumnado de sus propios estudios (Gráfico 35).

VALORACIÓN DE LAS RELACIONES FAMILIARES

Como conclusión podemos apuntar que el uso excesivo del teléfono móvil o de la moto son factores que influyen negativamente en el rendimiento académico de los estudiantes. Algo que también perjudica al rendimiento académico aunque en un grado menor es la utilización excesiva del ordenador y de internet; mientras que el único factor positivo es el uso de los libros. 42

Este bloque se compone de una pregunta única en la que se pide a los estudiantes que valoren un listado de afirmaciones sobre la percepción que tienen de las relaciones entre los padres y madres e hijos e hijas. Las afirmaciones están relacionadas con las actitudes, valores y normas principales de la educación familiar (Gráficos 36 y 37).

Valoración de la familia Casi todos los adolescentes encuestados afirman sentirse bien con su familia.


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

Comunicación familiar En la pregunta había varios ítems relacionados con la comunicación entre los padres, madres, hijos e hijas. En primer lugar, se les ha preguntado sobre la resolución de problemas en casa a través de la palabra o del diálogo. El 60% de los estudiantes valora positivamente esta afirmación y reconoce que los problemas se hablan en casa y se intenta buscar una solución. En contraste, el 20% del alumnado manifiesta que en casa no se habla nunca o casi nunca de los problemas. Los estudiantes cuyas familias resuelven los conflictos mediante el diálogo obtienen mejores resultados escolares. El 10% de los estudiantes indica que en su familia se gritan e insultan con frecuencia. El 79% señala que nunca o casi nunca gritan o se insultan. Por último, casi la mitad de los estudiantes afirma que habla siempre o casi siempre con sus padres de sus preocupaciones, sentimientos y problemas. Sin embargo, el 28% manifiesta que no habla nunca o casi nunca. Si valoramos en su conjunto los resultados de estas tres afirmaciones, se puede inferir que más de la mitad del alumnado percibe que tiene buena comunicación con sus padres y madres (habla con frecuencia de sus problemas y cuenta sus preocupaciones o sentimientos). Por el contrario, encontramos un porcentaje de entre el 20 y el 28% de las familias que nunca habla de sus problemas o sentimientos y que no tienen una comunicación adecuada. 43


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

Castigos El 45% de los estudiantes manifiesta que en sus familias cuando no cumplen las normas establecidas reciben un castigo. El 32% observa que cuando no las cumplen no son castigados, es decir, que no perciben consecuencias negativas al incumplimiento de los límites familiares.

Importancia del dinero La mayoría de los estudiantes encuestados perciben que el dinero es un valor importante para su familia.

Horarios

Leer en casa

El 43% de los estudiantes opina que en sus hogares hay unos horarios establecidos y que se hacen cumplir. Por el contrario, el 31% de los encuestados se muestra en desacuerdo con esta afirmación.

Sólo uno de cada tres estudiantes reconoce que en su casa se lee siempre o casi siempre (37%). En el lado opuesto, el 17% del alumnado manifiesta que en su casa no se lee nunca y el 21% que casi nunca. Casi la mitad de los encuestados declara que en su hogar no se lee. Cuando se les pregunta si en su vivienda hay muchos libros, el 60% de los estudiantes responde afirmativamente, mientras que el 21% reconoce que en su casa no hay libros o estos son muy escasos.

Actividades conjuntas El 45% de los estudiantes indica que en sus familias hacen con mucha frecuencia actividades en común (viajes, excursiones, visitas, juegos, etc.). Sin embargo, el 29% nunca o casi nunca participa de este tipo de actividades familiares.

Amistades

44

es algo muy importante. El respeto hacia las personas es un gran valor para las familias.

Responsabilidades domésticas

La mayoría de los estudiantes manifiesta que sus padres conocen bien a sus amigos y amigas. Sólo un 11% indica lo contrario.

La mitad de los estudiantes manifiesta que no tienen asignadas responsabilidades en el hogar relacionadas con las tareas domésticas. Uno de cada cinco estudiantes no hace nada o casi nada en casa. Uno de cada tres sólo a veces.

Responsabilidad y respeto

Valor del estudio

La mayoría de los estudiantes percibe que para sus familias asumir la responsabilidad de sus actos

En opinión de los estudiantes, para sus padres y madres el estudio es algo muy importante. Este factor


Construyendo puentes entre la familia y la escuela influye positivamente en los resultados escolares, pues los estudiantes que dicen que sus familiares dan importancia a los estudios obtienen menor número de suspensos. Como conclusión, se puede decir que en este apartado sobre el alumnado no se han encontrado variables que tengan influencia negativa sobre el estudio y que sean significativas. Sí hemos hallado una influencia positiva, aunque ligera, en la realización de actividades en común con la familia (viajes, excursiones, juegos, etc.); en el diálogo y la comunicación de los sentimientos y las preocupaciones con los padres; y en el sentimiento de bienestar general en el seno de la familia. También existe una clara influencia positiva de factores como concederle mucha importancia al estudio por parte de la familia, tener muchos libros en casa y leer. Un aspecto destacable es ese sentimiento de bienestar que tienen nuestros estudiantes en el hogar familiar. Perciben que sus padres y madres valoran sobre todo el estudio, el respeto y la responsabilidad. No obstante, parece que esta valoración es contradictoria con otras respuestas que guardan relación con el compromiso de los estudiantes con el cumplimiento de las normas familiares, con la implicación en las tareas domésticas o con la escasa consistencia de los castigos. Nuestros estudiantes tienen libros, pero leen poco. Valoran el diálogo como forma de solucionar los problemas, pero hablan menos de sus sentimientos o preocupaciones y no realizan muchas actividades conjuntas con sus padres. 45


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

VALORACIÓN DE LAS RELACIONES DE LA FAMILIA CON LA ESCUELA

Este tercer bloque de la encuesta pretende conocer la opinión que los estudiantes tienen sobre las relaciones que su familia mantiene con los centros. Para ello, se elaboró una pregunta con siete ítems y se les pidió al alumnado que expresaran su opinión sobre cada uno de ellos (Gráfico 38). De este gráfico podemos decir que todos los puntos detectados como significativos son positivos y están asociados a una mejora en el rendimiento escolar, especialmente a la reducción en el número de suspensos. De ellos, los que tienen una mayor influencia positiva son: contar con apoyo familiar si tienen un problema; conocer el ambiente de clase; el conocimiento puntual de la marcha de los estudios de los hijos e hijas; y el comunicarse diariamente con los padres de lo que hacen y ocurre en el centro.

VALORACIÓN DE LAS RELACIONES QUE EL ALUMNADO MANTIENE CON LOS CENTROS Y CON SU ENTORNO El cuarto y último bloque de la encuesta se compone de dos preguntas. En la primera se les pide que valoren una lista de afirmaciones sobre sus relaciones con el centro. En la segunda se les instó a 46


Construyendo puentes entre la familia y la escuela señalar el grado de satisfacción que tienen con su entorno familiar, escolar y social (Gráfico 39).

Relaciones con el centro

satisfacción con el profesorado. Por lo tanto, el efecto que produce el profesorado es más importante que el que produce la clase o el instituto. El grado de satisfacción de los estudiantes con su entorno es positivo o muy positivo, especialmente con su fa milia (Gráfico 40).

En el gráfico se observa que existe una buena relación de los jóvenes con su instituto y que ninguno de los efectos apuntados por los coeficientes de correlación resulta estadísticamente significativo.

Satisfacción con el entorno La única variable de este bloque cuya correlación con el número de suspensos es significativa es la 47


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

4 EL PROFESORADO

Análisis del informe del cuestionario En el cuestionario que pasamos al profesorado pretendíamos conocer la visión que tiene este colectivo de las relaciones que se establecen entre los centros educativos y las familias de su alumnado. Este consta de dos bloques: El primer bloque está dedicado a la recogida de datos personales y a los referidos a la función que desempeñan en el centro en el que trabajan. El segundo y último bloque está dedicado a la relación entre el centro y el profesorado con las familias. Por una parte se obtiene información sobre la forma en la que este percibe la relación con la familia; y por otra se les pregunta sobre lo que realizan los centros y los docentes para fomentar dichas relaciones, y qué mejoras se podrían introducir. El porcentaje aproximado de respuesta ha sido del 55% sobre los invitados a participar. 48


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

DATOS PERSONALES Como resumen de estos datos vemos que han respondido más profesoras que profesores, que la mayoría tiene entre 30 y 50 años y que su situación administrativa es definitiva. Destacamos el alto porcentaje de tutores que también participa (Gráfico 41).

RELACIÓN DEL CENTRO Y EL PROFESORADO CON LAS FAMILIAS En la primera pregunta del bloque se pidió al profesorado que expresara su percepción sobre las relaciones entre las familias y los centros educativos (interés por la educación de los hijos e hijas, colaboración en su proceso de aprendizaje, la asistencia a reuniones, la implicación en las tareas educativas, etc (Gráfico 42). Así, se pueden observar las siguientes opiniones del profesorado: - El 53% de las familias acude a las reuniones cuando se las convoca. - Cuatro de cada diez padres y madres mantienen reuniones frecuentes. - Siete de cada diez acuden a recoger las notas de sus hijos e hijas. - La mitad de las familias no muestra interés por los estudios de sus hijos e hijas. - El 59% de las familias encuestadas apenas colabora en la creación de buenos hábitos de estudio y en la supervisión de las actividades educativas. 49


Construyendo puentes entre la familia y la escuela realizan numerosas actividades para favorecer la participación familiar. Seis de cada diez docentes considera que disponen de recursos personales y de formación para el trabajo con los padres y madres (Gráfico 43).

50

En la segunda pregunta se han creado dos gráficos que recogen las respuestas de todo el profesorado:

El segundo gráfico (Gráfico 44) recoge sus opiniones sobre las actitudes de las familias con los centros educativos:

En el primero se recoge la visión sobre su relación con la familia, sobre las actuaciones del centro y sobre los recursos formativos y personales con los que cuenta para desarrollar esta relación.

- La mitad del profesorado cree que la familia es la principal responsable de los problemas académicos y de comportamiento del alumnado.

La mayoría del profesorado opina que las relaciones que mantiene con las familias de los alumnos son buenas y que en los centros educativos se

- La mitad del profesorado opina que para los padres y madres las normas del centro no son demasiado rígidas.


Construyendo puentes entre la familia y la escuela - El 60% del profesorado manifiesta que las familias están preparadas para opinar sobre la enseñanza y además que este no debe ser sólo un asunto del profesorado. - Aproximadamente el 50% del profesorado valora que la familia considera a la escuela como una guardería donde sus hijos e hijas pueden pasar el mayor tiempo posible. - Uno de cada dos docentes no cree que las familias tengan una actitud hostil hacia el profesorado, ni que le den la razón siempre a sus hijos e hijas. Sin embargo uno de cada tres si percibe muestras de hostilidad. - Hay más profesorado que percibe desconfianza de las familias y que estas no asumen suficientemente sus responsabilidades educativas que el que opina lo contrario. - Si bien uno de cada dos docentes siente que tiene buena comunicación y entendimiento con las familias, uno de cada tres opina lo contrario. La tercera pregunta de este bloque consulta a los profesores y profesoras sobre lo que se podría hacer para mejorar las relaciones con la familia (Gráfico 45). Como se puede observar el 82% del profesorado valora positivamente la participación de la familia y opina que debe venir al centro por iniciativa propia y no sólo cuando se la requiera. 51


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

52


Construyendo puentes entre la familia y la escuela En cuanto a las estrategias y medidas para mejorar la participación familiar, la medida más valorada es la del establecimiento de compromisos educativos dirigidos hacia la mejora académica de sus hijos e hijas. En segundo lugar, se consideran las siguientes medidas: La organización de las escuelas de madres y padres, la potenciación de las AMPAs, la organización de cursos y talleres sobre temas educativos, la mejora de los canales de información, la colaboración con las familias para la realización de los deberes y estudio en casa y la potenciación de la relación tutorial. En tercer lugar, con el 67% de opinión favorable están las propuestas que fomenten una mayor colaboración con la familia y la participación de estas en el análisis y valoración de los resultados escolares. En cuarto lugar aproximadamente la mitad del profesorado se muestra de acuerdo en potenciar la figura de los padres y madres delegados. Por último, el 44% del profesorado está en desacuerdo con que se aumente la capacidad de decisión de las familias en los Consejos Escolares. Sobre las actitudes que favorecen la participación familiar, el profesorado opina que lo más importante es favorecer la confianza y ayuda mutua entre el centro y la familia. En segundo lugar se considera necesaria una mayor apertura y receptividad hacia estas y por último mejorar la comunicación y la relación.

En la última pregunta de este bloque se plantean las actuaciones que realiza el profesorado para mejorar las relaciones con la familia (Gráfico 46): - Sólo el 23% del profesorado implica a las familias en las actividades de clase y el 28 % indica que nunca. - Un 54% del profesorado indica que nunca ha participado en cursos de formación sobre el tema de relaciones familia-escuela. - El 62% del profesorado manifiesta que nunca ha colaborado con la Escuela de Padres y Madres de su centro. Sólo el 8,5 % indica que colabora con frecuencia en estas actividades. - El 62% dice que nunca se ha reunido con los padres/madres delegados de clase de su centro. El 13,5% indica que se reúne con frecuencia. Hay que tener en cuenta que es el momento en el se realizó la encuesta esta figura no era obligatoria en los centros. - El 57% manifiesta que se reúne con frecuencia (al menos una vez al mes) y establece compromisos pedagógicos con las familias. - En cuanto a las entrevistas individuales con las familias, el 62% del profesorado indica que se reúne con frecuencia (al menos una vez al mes), mientras que un 21% afirma que se entrevista una vez al año o nunca. 53


Construyendo puentes entre la familia y la escuela - Por último, en relación al mantenimiento de las reuniones grupales con las familias, solamente el 16% del profesorado encuestado manifiesta que se reúne con frecuencia (al menos una vez al mes) y el 35% indica que no se reúne nunca o como mucho una vez al año. Así, se puede extraer que: - El profesorado valora positivamente la relación que establece la familia con el centro educativo (no se percibe hostilidad; no consideran las normas rígidas). - El profesorado considera que el papel de las familias es muy importante y que éstas están preparadas para opinar sobre la enseñanza. - El profesorado demanda una implicación mayor de la familia en la educación de sus hijos e hijas: mayor colaboración en los aspectos académicos. - El profesorado se considera preparado y tiene recursos para relacionarse con las familias de sus alumnos y alumnas. - Las actividades que pueden mejorar la participación de las familias son: el ofrecimiento de ayuda especializada y las medidas que favorezcan la comunicación y la confianza recíproca.

54


Construyendo puentes entre la familia y la escuela - Las actividades que realiza el profesorado con m谩s frecuencia son los compromisos pedag贸gicos y las entrevistas individuales coincidiendo estas con las entregas de notas.

55


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

5 PROPUESTAS PARA LA ACCIÓN Según las conclusiones del estudio Construyendo puentes entre la familia y la escuela se podrían sugerir una serie de medidas para la acción, entre las que destacamos las siguientes:

MEDIDAS PARA FAVORECER LA FORMACIÓN DE LAS FAMILIAS - Facilitar desde los centros actuaciones y propuestas que potencien el nivel cultural y educativo de las familias, especialmente con las madres. Para ello, se podrían establecer estrategias de información a las familias sobre las diferentes modalidades de estudios, sobre todo los de modalidad semipresencial y a distancia. También se podrían establecer convenios de colaboración entre los Centros de Educación Permanente, las AMPA y los 56


Construyendo puentes entre la familia y la escuela propios institutos para el desarrollo de cursos de formación y otros estudios reglados para las familias. - Desde las AMPAs o desde las Escuelas de Madres y de Padres, se podrían ofrecer charlas y talleres a las familias para tratar los contenidos que inciden de manera significativa en el rendimiento escolar y en la educación de los hijos e hijas. Potenciar la elaboración de un currículum familiar del hogar que cree unas condiciones que favorezcan el éxito escolar y trabajar con las familias la identificación de aquellos factores que lo integren. Entre ellos podemos incluir los siguientes: - Informar a las familias sobre la importancia de tener un horario de estudio adecuado como base imprescindible para un buen hábito de estudio. Ofrecer formación a las familias a través de charlas y talleres sobre planificación, hábitos y estrategias de estudio para que puedan intervenir de manera favorable en el establecimiento de unos buenos hábitos de trabajo escolar en sus hijos e hijas. - Fomentar la lectura entre los padres y madres por medio de talleres que estimulen la lectura recreativa y el intercambio de opiniones y puntos de vista. Facilitar el acceso de las familias al préstamo de la biblioteca escolar, no solo al alumnado. Informar a los padres y madres sobre la importancia de la lectura y proponer estrategias que la favorezcan en el ámbito familiar. Divul-

gar entre las familias, el conocimiento y fomentar el uso de la biblioteca municipal, de barrio, de los propios centros. - Informar a las familias sobre el uso de las tecnologías como el teléfono móvil, el ordenador e internet. Intentar encontrar unas pautas de sentido común que favorezcan un uso no indiscriminado de estos dispositivos y medios: tiempos, lugares, normas, riesgos, control parental, etc. Organizar campañas sobre el uso racional de los mismos. podemos incluir los siguientes: - Favorecer la realización de actividades conjuntas entre la familia: viajes, excursiones, juegos, etc. - Trabajar con las familias habilidades de comunicación y resolución de conflictos, así como tratar sobre la importancia que una buena comunicación familiar tiene para la educación y la autoestima de los hijos e hijas. - Reflexionar sobre la importancia de educar en la responsabilidad a los hijos e hijas y sobre las estrategias y procedimientos más adecuados para ello. - Tratar sobre los límites y las normas que se marcan en la educación familiar, la frontera entre lo que está bien o mal, conveniente o inconveniente. En este aspecto es importante también reflexionar sobre las consecuencias del incumplimiento de las normas, las sanciones y el manejo de las mismas. 57


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

MEDIDAS ORGANIZATIVAS, CURRICULARES Y TUTORIALES DE LOS CENTROS - Incluir en el Plan de Atención a la Diversidad medidas para el alumnado que se incorpore al centro y que haya repetido en Primaria. - Establecer estrategias de intervención con las familias con mayor número de hermanos, incidir en los modelos educativos familiares. Contemplar la variable número de hermanos en los Programas de Transición. - Analizar la influencia que tiene sobre el dato de repetidores, el número de hermanos por centro y nivel de estudios de la madre. - Planificar para el alumnado que carece de un lugar de estudio en casa una serie de medidas que compensen esa falta de espacio como, por ejemplo, su inclusión en el PROA o la apertura de la biblioteca del centro por la tarde. - Incluir en el Plan Lectura y Biblioteca del Centro campañas de promoción de la lectura: préstamos y compras de libros. 58

- Desarrollar programas para el uso de las TIC en la elaboración de trabajos y actividades del centro. - Incluir en el Plan de Orientación y Acción Tutorial y en el Plan de Convivencia las actuaciones concretas que faciliten la relación entre profesorado y familia: - Se considera que deben realizarse las tutorías con cada familia, al menos, cinco veces al año. - Calendario de reuniones con cada grupo y a nivel de centro. - Establecer la Jornada de Acogida con los padres y madres. - El modelo de intervención en las tutorías debe ser colaborativo y de apoyo mutuo. - Elaborar un programa de participación de los padres y madres delegados en relación al: - Seguimiento de la evolución de cada grupo de alumnos/as. - Elaboración de propuestas de mejora en cada evaluación. - Formación de los mismos.


Construyendo puentes entre la familia y la escuela

PROPUESTAS PARA POTENCIAR EN EL PROFESORADO LA RELACIÓN CON LA FAMILIA - Desarrollar estrategias de mejora de la comunicación en el ámbito familiar, especialmente sobre el ámbito educativo, en las tutorías individuales, grupales, en las reuniones de centro y en los distintos planes de formación de familias. - Estudiar cuáles son los indicadores de satisfacción del alumnado con el profesorado y establecer estrategias de formación con el profesorado. - Fijar sesiones de asesoramiento al claustro y/o tutores sobre la comunicación entre el centro y los padres. A nivel metodológico habría que: - Recoger por escrito los compromisos adquiridos en las entrevistas mantenidas con la familia. - Transmitir afecto, confianza y apoyo mediante comentarios y mensajes que expresen los progresos conseguidos y, las dificultades encontradas.

- Escuchar de forma activa. - Manifestar sinceridad, empatía y autocrítica. Mostrar confianza y seguridad a los padres. - Subrayar los aspectos positivos de sus respuestas, y elogiar la calidad de sus trabajo al tiempo que se subsanan los errores. - Evitar la comparación entre el alumnado al dirigirse a las familias. - Reflejar propuestas de mejora y llegar a alcanzar compromisos. - Fomentar desde el centro educativo alternativas de ocio para el alumnado, concienciando a las familias de la necesidad de crear Hábitos de Vida Saludable, e informando de las alternativas de ocio diverso; valorando los intereses de sus hijos e hijas. - Organizar actividades como: jornadas, talleres...sobre temas de interés para las familias: droga, riesgos de internet, educación afectivo sexual... - Cualquier otra que favorezca la comunicación entre los miembros de la comunidad educativa.

59


Mostramos nuestro mĂĄs sincero agradecimiento a todas las personas - familias, estudiantes y docentes - que han facilitado nuestro trabajo con su colaboraciĂłn, sus opiniones y experiencias, sin las cuales no habrĂ­a sido posible este estudio.



Construyendo puentes