Page 61

sus disposiciones no se están tomando en cuenta en la implementación del programa, ya que, en algunos casos, se encontraban desactualizadas, mientras que en otros se consideran incorrectas. Este último es el caso de la exigencia de contar con DNI para la inscripción, requisito que se encuentra en contradicción con lo establecido en la Ley 114 de la ciudad (Art. 39. Inc. K) y N°203 (Art.1) y en la Ley Nacional N° 26.061 (Art. 15) (los establecimiento educativos dependientes del Ministerio de Educación sí respetan la prohibición de impedir la inscripción de un niño o niña por ausencia de DNI). De hecho, esta última normativa establece que es obligación de los organismos del Estado el arbitrar los medios destinados a la entrega urgente de dicho documento, debiendo inscribirlos provisoriamente hasta que lo consigan y sin posibilidad de restringir por ello su acceso a la educación ni la entrega de la certificación o diploma correspondiente. Desde la Dirección del Programa se informa que la normativa que rige actualmente en la implementación de los CPI es el mencionado Decreto 306/09 que crea el programa. Una vez definidas las listas de ingresantes, se realiza una entrevista con los padres o tutores para recabar información respecto de: su desarrollo, condiciones de vida, estado de salud, pautas familiares de crianza, rutinas, expectativas parentales con relación a su escolarización, etc., con el objetivo último de conformar vínculos de confianza entre los docentes y profesionales y los padres. La entrevista es realizada por la asistente social, el docente del niño y la psicopedagoga y es en esta instancia que se firma el acuerdo de compromiso entre el CPI y la familia que establece las obligaciones de las autoridades del CPI y de los padres. Además, se mantiene una segunda reunión con los padres, de carácter grupal, una vez finalizado el período de adaptación, con el objetivo de acercarles los informes realizados para cada niño durante dicho período. El equipo involucrado en el trabajo con niños y niñas en los Centros queda determinado por el mencionado Decreto N°306/09: un referente del centro, psicopedagogo/a, psicomotricista, psicólogo/a, trabajador/a social, maestra/o jardinera, madres cuidadoras o maestra/o auxiliar, maestras/os especiales (educación física, educación musical y plástica), además del personal para el servicio de cocina y limpieza. El Gobierno de la Ciudad aporta los recursos económicos para financiar el personal (becas) pero cada CPI selecciona y contrata al personal. Además, se realiza una evaluación cuatrimestral del desempeño del personal, realizada en forma conjunta con el director del CPI. A diferencia de los docentes que dependen del Ministerio de Educación, en este caso no se aplica el Estatuto Docente, por lo que generalmente son contratados mediante un régimen monotributista percibiendo un menor salario. Respecto de las madres cuidadoras, son mujeres que se encontraban trabajando en el centro antes de que pasara a conformar un CPI, con el objetivo de valorar el papel que cumplen en la comunidad y en su trabajo con los niños y niñas. Además, los CPI reciben visitas de nutricionistas que realizan controles antropométricos y readecúan los menús de acuerdo a los resultados para casos específicos. El hecho de que los CPI cuenten con personal capacitado para todos los puestos es resaltado por miembros del Ministerio de Desarrollo Social, como una diferencia central respecto de las otras dos modalidades de atención a la primera infancia (los CeDI y los CAF). En los CPI los niños y niñas siempre se encuentran bajo la supervisión de una maestra o maestro calificado y esto, sumado al trabajo del resto del equipo interdisciplinario, permite ofrecer una modalidad de atención más integral. Por estas razones, los CPI son valorados de manera altamente positiva por los funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social de la Ciudad, quienes consideran que constituyen el ideal de servicios para la primera infancia que pueden ofrecer. Por eso, el objetivo

60

Cuidado infantil en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires: ¿la disyuntiva entre pañales y pedagogía?  

Las políticas de cuidado infantil son centrales para asegurar el desarrollo integral de los niños y niñas y promover una ruptura del círcul...

Cuidado infantil en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires: ¿la disyuntiva entre pañales y pedagogía?  

Las políticas de cuidado infantil son centrales para asegurar el desarrollo integral de los niños y niñas y promover una ruptura del círcul...

Advertisement