Page 31

2. El contexto del cuidado infantil en Argentina: Marco legal, institucional y las principales políticas públicas Si bien el foco del presente trabajo se centra sobre las políticas de cuidado infantil en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, resulta indispensable considerar el contexto en el que este entramado de políticas se desarrolla. De esta forma, resulta necesario observar el marco legal e institucional que lo encuadra a nivel nacional e internacional. Consecuentemente, en esta sección se presentará una breve revisión de las principales reglamentaciones internacionales y nacionales referidas a la temática de cuidado infantil, así como de la institucionalidad en la que se desenvuelven las políticas. A su vez, se presentan las principales políticas de cuidado infantil desarrolladas por el nivel nacional.

2.1. El marco legal8 El marco legal que regula las iniciativas en materia de cuidado infantil se encuentra conformado tanto por normas del nivel internacional, como del nivel nacional y subnacionales. En esta sección abordaremos las normativas del nivel internacional y nacional. A partir de estos instrumentos, resulta posible asegurar que tanto a partir de la normativa internacional como nacional, el cuidado infantil se consagra como un derecho. En el marco legal internacional, el primer elemento a destacar es, por supuesto, la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948. Esta declaración reconoce que la infancia tiene derecho a cuidados y asistencia especiales, aunque no establece mayores especificidades. Cincuenta años más tarde, la Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas, que entró en vigor en 1990, incorpora mayores elementos. Este instrumento establece, en su artículo 18, que los Estados Partes deben asegurar “al niño la protección y el cuidado que sean necesarios para su bienestar, teniendo en cuenta los derechos y deberes de sus padres, tutores u otras personas responsables de él ante la ley y, con ese fin, tomarán todas las medidas legislativas y administrativas adecuadas” (art. 3.2), y que, consecuentemente, “se asegurarán de que las instituciones, servicios y establecimientos encargados del cuidado o la protección de los niños cumplan las normas establecidas por las autoridades competentes, especialmente en materia de seguridad, sanidad, número y competencia de su personal, así como en relación con la existencia de una supervisión adecuada” (art. 3.3). La responsabilidad primordial del Estado, de esta forma, consiste en asistir a los padres (o a los representantes legales) para el desempeño de sus funciones de crianza y desarrollo de los/as niños/as. Es justamente sobre los padres (o representantes legales) sobre quien recae la responsabilidad fundamental de la crianza y el cuidado de los infantes, pero es el Estado quien debe garantizar el interés superior del niño. Para ello, el Estado tiene la obligación de velar por la creación de instituciones, instalaciones y servicios para el cuidado (art. 18). Más allá de estas dos normas internacionales clave en materia de cuidado, existen otros instrumentos que también tocan, aunque más tangencialmente, la temática. Tal es el caso de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, de las

8

Agradecemos especialmente la revisión y los aportes para esta sección realizados por Virginia Tedeschi.

30

Cuidado infantil en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires: ¿la disyuntiva entre pañales y pedagogía?  

Las políticas de cuidado infantil son centrales para asegurar el desarrollo integral de los niños y niñas y promover una ruptura del círcul...

Cuidado infantil en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires: ¿la disyuntiva entre pañales y pedagogía?  

Las políticas de cuidado infantil son centrales para asegurar el desarrollo integral de los niños y niñas y promover una ruptura del círcul...

Advertisement