Page 1

Centro de Investigación para la Acción Femenina

Quehaceres

Santo Domingo República Dominicana ANO XXXI NÚMERO 1 ABRIL 2011


Editorial

EL PROYECTO

“YO ME CONECTO, TU TE CONECTAS, NOSOTRAS NOS CONECTAMOS”

Hace 11 años, en el 2000 para ser exactas, titulamos así la edición de mayo del Quehaceres, cuyo propósito se explicaba en el editorial: Impulsar procesos de acercamiento de las mujeres a las nuevas tecnologías, promover un mayor interés de las niñas, las adolescentes y adultas en carreras de ciencia y tecnología y sensibilizar a la opinión pública sobre la importancia de esto en el Siglo XXI.

Esa edición, que fue la única en la historia de esta revista que fue apoyada financieramente por una empresa de telecomunicaciones, fue concebida como una guía y está llena de artículos didácticos, de glosarios de términos, de respuestas a preguntas del momento: ¿Qué es Internet ?¿Qué es un correo electrónico? ¿Qué es la World Wide Web? En fin, preguntas que ni siquiera se hace la actual generación digital. Sin embargo lo que no pierde vigencia de esa publicación es la preocupación por la exclusión, el temor de que “los prejuicios y estereotipos que limitan las potencialidades y capacidades de las mujeres frente a las tecnologías” nos impidan acceder plenamente a los beneficios de la nueva sociedad que en ese entonces apenas se vislumbraba. Esa preocupación no nos abandonó ni un momento a lo largo de toda la década. Por el contrario, día a día se confirmaba la validez de los antiguos temores: La nueva Sociedad de la Información (SI) crecía con sello patriarcal,a la vez que se hacía -y se hace aundifícil incluir en la agenda feminista las demandas y las rutas que harán posible que aprovechemos al máximo este nuevo paradigma para dar pasos más acelerados hacia la sociedad igualitaria y equitativa que soñamos las mujeres.

El proyecto Género y Tic, cuyos objetivos y actividades ponemos hoy en sus manos, nace precisamente de esa persistente preocupación de CIPAF por el futuro de las mujeres en la Sociedad de la Información y el Conocimiento (SIC) y, aunque no pretende resolver los múltiples desafíos que enfrentamos las mujeres dominicanas para superar la amplia brecha digital que en estas últimas décadas se ha ido creando, sí espera, con sus distintas miradas y con su amplio abanico de acciones, provocar, llamar la atención sobre la necesidad de contar con políticas públicas, con programas y con proyectos integrales que hagan posible recuperar el tiempo perdido y avanzar hacia un futro más promisorio.

¿Cuáles son las oportunidades que nos abre el proyecto Género y Tic? Para adultas mayores, aisladas y olvidadas, hace posible que se alfabeticen digitalmente y vean como se les abre una puerta que les permite comunicarse con un mundo nuevo y también con los/las que están lejos. Para niñas de sectores deprimidos, el proyecto abre el camino que les permitirá acercarse a conocimientos -matemáticas, ciencias- que la tradición considera propios “para varones” y que representa para ellas múltiples oportunidades personales y profesionales. Y para las integrantes del movimiento feminista y de mujeres, se crea -por vez primera- un espacio para analizar y levantar sus demandas, para exigir su derecho a entrar y a tener un lugar, en igualdad de condiciones, en esta nueva sociedad; así como para demostrar que puede hacerlo a pesar de que la cooperación para el desarrollo piensa que esto de la SIC y las nuevas tecnologías es un tema privativo del primer mundo.

El fondo de Igualdad de Género de UNIFEM, hoy ONU MUJERES, que hizo en el 2010 un llamado abierto, sin restricciones temáticas ni prioridades impuestas, en el cual fue seleccionado el proyecto Genero y TIC, es el responsable de que a más de 10 años de la primera reflexión de las feministas dominicanas sobre “mujeres e Internet” estemos dando los primeros pasos prácticos para construir el referente político y el primer plan de acción para exigir, antes que sea más tarde, nuestro lugar en la SIC. Esperamos que se sientan convocadas por este proyecto en cualquiera de sus vertientes y que se animen a sumarse al mismo para garantizar su éxito y su impacto. Nuestro renovado portal web (www.cipaf.org.do) está abierto a sus aportes, ideas, opiniones, comentario y sugerencias. ¡¡Las/los esperamos!!.

Cuando UNIFEM, hoy ONU-MUERES, anunció la creación de un fondo concursable para proyectos de mujeres de carácter innovador, en CIPAF no lo pensamos mucho. Nuestra práctica pionera entre las ONG del país, en el uso de las nuevas tecnologías, nuestra activa participación como representantes del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil ante la Comisión Nacional de la sociedad de la Información (CNSIC), en el proceso de la Cumbre de la Sociedad de la Información en Túnez (2005) y en otros espacios de reflexión sobre el impacto de las nuevas tecnologías en las mujeres, nos habían hecho tomar conciencia de la urgencia de llamar la atención sobre la creciente exclusión de las mujeres de la Sociedad de la Información. Al presentar nuestra propuesta al Fondo de Igualdad de Género no sólo nos planteamos el incidir en la Estrategia Nacional del país, la e-Dominicana lanzada en el 2005 y que no incluyó menciones especificas a la brecha de género; también debíamos “demostrar” que con políticas, programas y acciones específicas esta brecha podría ser superada. Nuestra propuesta resultó una de las 29 propuestas ganadoras de un total de 540 presentadas por organizaciones de mujeres de todo el mundo y actualmente es el único proyecto de género y tecnología que se desarrolla en República Dominicana, logrando una altísima aceptación en los distintos sectores vinculados a estas áreas. La iniciativa pretende constituir un aporte en la lucha por la reducción de la

brecha de acceso a las nuevas tecnologías que existe entre hombres y mujeres. En el caso dominicano, tenemos algunos indicadores de esta situación. La Encuesta Nacional Propósitos Múltiples ENHOGAR 2007, realizada por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), muestra que el 62% de los hogares con el hombre como cabeza de familia tienen acceso a las Tecnologías de la Información y el Conocimiento (TIC), mientras que de los hogares con la mujer como cabeza de familia, sólo el 38% disfruta de esas ventajas. Esta brecha aumenta cuando los hogares son encabezados por mujeres con un menor nivel de educación, desempleadas o envejecientes. Incorporar la perspectiva de género la e-Dominicana Para combatir esta situación entendemos que es estrictamente necesario que las mujeres nos movilicemos activamente durante el proceso de evaluación de e-Dominicana 2005-2010 y de elaboración de la nueva estrategia nacional, para asegurar que nuestras demandadas e intereses no se queden fuera nuevamente. El objetivo fundamental es lograr que la nueva e-Dominicana, herramienta que definirá y establecerá la política pública en materia

de Tecnología de la Información y la Comunicación (TIC), disponga de un Plan de Igualdad de Oportunidades para las Mujeres en la Sociedad de la información (PIOM-SI) que ayude a garantizar a la mujeres un acceso equitativo e igualitario a las nuevas tecnologías. Además del PIOM-SI, plan que será elaborado en un proceso consultivo sectorial –local, regional y nacionalpor organizaciones feministas y de mujeres vinculadas al sector TIC, el proyecto apoyará técnicamente la creación de una Mesa de Trabajo liderada por el Ministerio de la Mujer, cuyos trabajos, igual que el PIOM, serán presentados a la CNSIC. El proyecto Género y TIC incluye también la realización de una campaña de marketing social, de carácter nacional, para promover la participación de las niñas, jóvenes y mujeres en la Sociedad de la Información y el Conocimiento. Cuatro proyectos de carácter demostrativo forman parte de esta innovadora iniciativa: Feministas Conectadas; Telecentros por la Igualdad de Género; ITLA: un Centro de Excelencia con Igualdad y Equidad de Género y los Clubes de Matemáticas, Ciencias, Ingeniería y Tecnología, que están dirigidos a niñas y adolescentes de séptimo, octavo y bachillerato. Iniciativas todas que tendrá la oportunidad de conocer con más detalles en las próximas páginas.

Para desarrollar estos programas y otros componentes del proyecto se trabaja en coor dinación con los siguientes organismos: • La Comisión Nacional para la Sociedad de la Información y el Conocimiento (CNSIC)

• El Instituto Dominicano de Telecomunicaciones (INDOTEL)

• El Ministerio de la Mujer

• El Instituto Tecnológico Las Américas (ITLA) • Las empresas de Telecomunicaciones y

• en estrecha relación con las organizaciones Feministas y de Mujeres del país.


¿Qué es la ? La Estrategia Nacional para la Sociedad de la Información 2005-2010 (e-Dominicana) surge tras un proceso de consulta realizado a partir del año 2003, en el que los distintos sectores involucrados (gobierno, empresas de telecomunicaciones y sociedad civil) coincidieron en que era imperativo que el país planificara y apresurara su inserción en la Sociedad de la Información y el Conocimiento. Como resultado de estas consultas y partiendo de que se trataba de una herramienta vital para mejorar los indicadores de desarrollo, fue elaborada la e-Dominicana 2005-2010, el primer planpaís para fortalecer el acceso y uso de las TIC en República Dominicana. El plan tiene definidos dos ejes fundamentales de intervención: el del acceso a la información y el conocimiento y el de Estado y servicios digitales siendo el primero la base estructural para el desarrollo del segundo y en general el pilar para el proceso de informatización de la sociedad dominicana. En el eje del acceso a la información y el conocimiento se contemplan tres pilares básicos que se complementan e integran: • Infraestructura y acceso: una plataforma tecnológica que permita conectividad y que sea accesible y asequible para las personas • Capital humano: una población educada que pueda hacer uso de la infraestructura tecnológica y nuevas tecnologías para convertir información en conocimientos

• Cultura y disponibilidad de información: un conjunto de actitudes y prácticas que favorecen la generación, desarrollo y difusión de información y propulsan su disponibilidad. El cuanto a la construcción del Estado digital y la provisión de servicios digitales, segundo eje, la e-Dominicana se asienta sobre la base de tres pilares de la sociedad: el gobierno, la empresa y la sociedad civil, los cuales deben participar en la construcción de estos servicios:

el gobierno comprometido con una administración pública más eficiente y transparente y la promoción de la participación ciudadana en la gestión de gobierno;

La empresa para potenciar su productividad y lograr una mayor eficiencia y competitivifdad para contribuir al crecimiento económico y la producción de riquezas que permitan encaminarnos por la senda del desarrollo humano y; la sociedad civil, la cual debe aportar el equilibrio y la visión crítica del proceso para garantizar la equidad, la participación y el empoderamiento, vitales para la sostenibilidad de los logros.

Basados en estos ejes, el plan estratégico estableció i cinco objetivos generales que citamos a continuación de manera textual:

1. Universalizar el acceso a

las tecnologías de información y comunicación: expandir la conectividad de los servicios de banda ancha a la mayor cantidad posible de municipios y distritos municipales del país bajo una Plan Nacional de Conectividad

Quehaceres 3 que garantice un crecimiento harmónico y con el uso eficiente de la más avanzada tecnología.

2. Incrementar la productivi-

dad de las empresas nacionales, especialmente las MIPYMES: fortalecer el aparato productivo nacional para poder competir en los mercados globalizados y ampliar la base material del país, mediante el uso de tecnología e innovación.

3. Favorecer la incorporación

al mercado laboral de población económicamente activa: ampliar las oportunidades laborales de los dominicanos y dominicanas, sobre todo los jóvenes, dotándolos de habilidades y capacidades para la creación de conocimiento y la innovación.

4. Fortalecer el desarrollo

local sostenible: fortalecer la integración e intercambio comercial, económico y cultural de la ciudadanía, los agentes productivos y los gobiernos locales.

5. Fortalecer la transparen-

cia y eficiencia en la gestión gubernamental: fortalecer la interacción estado-sociedad mediante el uso intensivo de las TIC en la gestión gubernamental.

Aunque este plan fue elaborado partiendo de que debía garantizar “la democratización” del acceso a las TIC e implicar mejorías en los índices de Desarrollo Humano, no incluía un enfoque de género, es decir, no establecía diferenciaciones entre hombres y mujeres, ni reconocia que las mujeres dominicanas están en una situación de exclusión y vulnerabilidad social mayor y más afianzada que los hombres.

¿Quién diseñó e imple mentó la e-Dominicana 2005-2010?

Para el diseño de la estrategia y la implementación de sus políticas fue creada la Comisión Nacional para la

Sociedad de la Información y el Conocimiento (CNSIC), órgano de carácter rector instaurado mediante el decreto 212-05, emitido por el presidente Leonel Fernández el 11 de abril de 2005. El organismo está compuesto, entre otras entidades, por el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL), la Oficina Presidencial de Tecnologías de la Información y

Comunicación (OPTIC), el Despacho de la Primera Dama, la Asociación de Profesionales de Telecomunicaciones (PRODETEL), el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), (UASD), representantes de las empresas telefónicas, un representante del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil y del NAP del Caribe.

FRAGMENTO DEL DECRETO 212-2005 ARTICULO 1. Se crea la Comisión Nacional para la Sociedad de la Información y el Conocimiento (CNSIC), la cual tendrá como objeto la elaboración, desarrollo y evaluación de la estrategia nacional de la Sociedad de la Información y el Conocimiento, la formulación de políticas derivadas de dicha estrategia y la definición de las iniciativas, programas y proyectos que lleven a la realización exitosa de la misma.

ARTÍCULO 2. Son funciones de la Comisión Nacional para la Sociedad de la Información y el Conocimiento (CNSIC), las siguientes:

Definir las políticas, establecer las directrices y elaborar propuestas de estrategias y planes de acción para el desarrollo de la Sociedad de la Información y el Conocimiento, a fin de que las entidades a las que correspondan su ejecución, puedan gestionar los proyectos conforme a tales directrices.

Elaborar y proponer al Gobierno la aprobación de la iniciativa estratégica, para el desarrollo de la Sociedad de la Información y el Conocimiento. Esta iniciativa determinará los objetivos, las prioridades y el calendario de ejecución. Los sectores adoptarán, en el ámbito de sus respectivas competencias, las medidas necesarias para el cumplimiento y desarrollo de la misma. Proponer al Gobierno, sin perjuicio de las competencias que correspondan a los diversos estamentos del Estado, las líneas generales de la posición dominicana en los foros y organismos internacionales más relevantes relacionados con el tema de la Sociedad de la Información y el Conocimiento.

g) Proponer la planificación estratégica; la programación de actividades; y la formulación, gestión y evaluación de proyectos en las áreas de Acceso y Conectividad, Gobierno Electrónico y Comercio Electrónico. h) Apoyar, propiciar y liderar la creación de redes de cooperación entre el sector público, privado y académico: Realización de estudios y transferencia de conocimientos, divulgar información y nuevas tecnologías a la sociedad y a la comunidad empresarial; y comunicar, difundir y promocionar el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación en la sociedad dominicana.


LA BRECHA DIGITAL DE GÉNERO EN LA REPÚBLICA DOMINICANA

SÓLO EL 38% DE LOS HOGARES CON MUJERES COMO CABEZA DE FAMILIA TIENEN ACCESO A LAS TIC

APENAS UN TERCIO DE LAS JEFAS DE HOGAR USO COMPUTADORA EN LOS ULTIMOS 12 MES.

Fuente: Oficina Nacional de Estadísticas (ONE)

Y MENOS AUN UTILIZARON INTERNET EN LOS ULTIMOS 12 MESES

Fuente: Encuesta Nacional Propósitos Múltiples ENHOGAR 2007, Oficina Nacional de Estadísticas (ONE)

HAY MUY POCAS MUJERES EN CASI TODAS LAS CARRERAS DE INGENIERÍA…

A PESAR DE QUE REPRESENTAMOS EL 61% DE LA MATRÍCULA UNIVERSITARIA… SOMOS MINORÍA EN EL CRECIENTE MERCADO DE TRABAJO DEL SECTOR TIC.

DISTRIBUCIÓN PORCENTUAL DEL EMPLEO GENERADO POR EL SECTOR TIC 2009

Fuente: Encuesta Nacional de Fuerza de Trabajo. Banco Central de la República Dominicana.


La segunda brecha digital y las mujeres El aumento sostenido del número de usuarios de computadoras y de las conexiones a Internet parece indicar que la primera brecha digital puede resolverse en el futuro. La segunda brecha digital, relacionada con las habilidades necesarias para obtener todos los beneficios del acceso (alfabetización digital), afecta más a las mujeres que a los hombres. Ésta constituye un reto complejo de resolver. A veces pensamos que aunque las innovaciones tecnológicas se difundan primero entre las naciones y los ciudadanos más ricos, con el tiempo, la mayoría las adoptará y este proceso de difusión eliminará las diferencias económicas y sociales. Esto parece ocurrir en el caso de la televisión, los teléfonos móviles y otros artefactos fáciles de utilizar. Pero no siempre es así. Al igual que ocurrió respecto a la industrialización y el desarrollo económico, no todos los países ni todos los ciudadanos se incorporan a las novedades con el mismo ritmo e intensidad. Algunos, incluso, nunca llegan a incorporarse. Desde la perspectiva social, si una parte importante de la ciudadanía no adopta las innovaciones consideradas cruciales, ello puede generar desigualdades económicas y sociales y reforzar otras previamente existentes.

Las difer encias de género en relación con la división digital y la alfabetización digital.

El género es una de las variables más relevantes a la hora de explicar los retrasos

en la incorporación al mundo de las nuevas tecnologías, e indudablemente, al uso de Internet. Las diferencias de acceso entre hombres y mujeres se dan en todas las sociedades actuales, tanto en contextos de economías avanzadas como de economías en desarrollo. La preocupación por las diferencias de género en el uso de ordenadores e Internet es creciente. En el año 2007 tanto la OCDE como la Unión Europea (UE) han publicado estudios que demuestran con datos que hay motivos para la alarma. Un reciente documento de Eurostat (Seybert, 2007) alerta sobre las diferencias de género en el uso de los ordenadores e Internet. Aunque el uso de las TIC se ha convertido en un rasgo esencial de la actividad social en toda Europa, los hombres son usuarios más regulares de Internet que las mujeres en todos los países y grupos de edad. Asimismo, muchos más hombres que mujeres ocupan empleos de informática en la UE. Los resultados de la Encuesta Comunitaria sobre uso de las TIC en los hogares y por los individuos de 2006 son claros:

1. Entre los jóvenes (16-24 años de edad) es mayor el porcentaje de hombres (67 por ciento) que de mujeres (62 por ciento) que usan un ordenador diariamente. La diferencia es también significativa entre los chicos (53 por ciento) y las chicas (48 por ciento) que usan Internet cada día. 2. Si consideramos las habilidades informáticas, como aproximación a la alfabeti-

Quehaceres 5 zación digital la situación es aún más grave. En todos los grupos de edad la proporción de mujeres con niveles altos de habilidades informáticas y navegadoras es más pequeña que la de hombres. Destaca de nuevo que entre los más jóvenes (16-24 años) las diferencias de género se mantienen: sólo un 30 por ciento de las mujeres usuarias tiene un nivel de habilidades alto, frente a un 48 por ciento de los hombres, lo que marca una brecha de 18 puntos porcentuales.

3. Finalmente, la proporción de mujeres que trabajan como profesionales de la informática es muy pequeña (0,7 por ciento) y no ha mejorado entre 2001 y 2006, mientras que la proporción de hombres aumentó ligeramente desde el 2,3 por ciento al 2,6 por ciento.

Lo más grave es que estas diferencias de género en las profesiones informáticas no parece que tiendan a reducirse en el futuro, ya que son más agudas entre los más jóvenes (menos de 40 años de edad) que entre los más maduros.

La segunda división digital para la igualdad de género.

La relevancia de la primera división o brecha digital está relacionada sobre todo con la calidad del acceso a Internet. Pero la disponibilidad técnica y la calidad del acceso son condición necesaria, aunque no suficiente, para el acceso. El acceso a Internet es un fenómeno social y las condiciones sociales del acceso son importantes. Entre ellas, la más relevante es la habilidad para utilizar las tecnologías, lo que hemos denominado alfabetización digital, que constituyen las líneas de corte de la segunda división digital. Korup y Szydlik (2005) establecen que hay tres tipos de factores que afectan al

uso del ordenador e Internet en el hogar por parte de los individuos:

1. El capital humano, que incluye no sólo la educación formal, sino también el uso de ordenador e Internet en el puesto de trabajo.

2. El contexto familiar, que abarca no sólo la renta del hogar, sino su composición y particularmente la presencia de menores.

3. El contexto social, que incorpora distintos factores (generacionales, étnicos, regionales) entre los cuales el más importante es el género.

Las estadísticas muestran que existe una relación positiva entre el capital humano de una persona y su uso privado del ordenador e Internet. La brecha de género persiste, sin embargo, más allá de los niveles educativos. El efecto del nivel de estudios tampoco reduce la brecha de género. En España, por ejemplo, entre la población usuaria con estudios superiores (universitarios y de formación profesional de segundo grado) la brecha de género entre las personas que utilizan Internet diariamente es de 20 puntos. El contexto social es determinante desde varios puntos de vista: el uso (experiencia, frecuencia, intensidad, gama de usos que se llevan a cabo), las habilidades percibidas o reales y, es muy importante, si las mujeres y los hombres encuentran un entorno igualmente favorable al uso de ordenadores e Internet o unos se sienten más cómodos que otras. Parece que hay razones para ser optimistas porque en todos los países aumenta el número de usuarias. Las nuevas tecnologías pueden contribuir a mejorar la posición de las mujeres en el mercado de trabajo. Sus habilidades para la comunicación, así como sus niveles de educación formal más elevados, se demandan y esto puede aumentar la contratación de mujeres. El teletrabajo, la teleoperación, parecen alternativas apropiadas para mujeres que necesitan combinar el empleo con las responsabilidades familiares. A pesar de lo anterior,

las mujeres siguen relegadas a determinadas ramas de actividad y ocupaciones, mientras que los hombres dominan las áreas estratégicas de la educación, la investigación y el empleo más relacionados con las TIC. Esta problemática preocupa a la literatura y la investigación desde hace largo tiempo y se relaciona con otros hechos importantes como el estancamiento, incluso la reducción, del porcentaje de mujeres que estudian carreras tecnológicas (informática e ingenierías). Parece que la tecnología fuera un mundo de hombres, mientras que las mujeres estarían prisioneras de una cierta tecnofobia. Lo que nos muestra la investigación (Spertus, 1991; AAUW Educational Foundation, 2000; Artal y otros, 2000; Margolis y Fisher, 2002; Millar y Jagger, 2001) es que los hábitos patriarcales persisten en la familia, la escuela y los medios de comunicación. A los niños se les educa para explorar y conquistar el mundo; a las niñas, a pesar de los avances que han experimentado las sociedades democráticas, se las sigue educando para cuidar de los demás. El reto al que nos enfrentamos es hacer posible que las mujeres utilicen las tecnologías al mismo nivel y con la misma destreza que los hombres y que ocupen puestos similares a ellos, como diseñadores de sistemas, gestores de redes o consultores informáticos. POR CECILIA CASTAÑO COLLADO

Doctora en Ciencias Políticas

(UCM) Catedrática de Economía Aplicada de Universidad

Complutense de Madrid, Directora del Programa de Investigación

sobre Género y Sociedad de la Información de la Universitat

Oberta de Catalunya (UOC).

Investigadora Visitante en el MIT, Universidad de California en

Berkeley y en la Universidad de Harvard.

LEER ARTÍCULO COMPLETO EN: http://www.iemed.org/publica-

cions/quaderns/11/41%20la%20s egunda%20brecha%20digital.pdf


Proyectos demostrativos de Género y TIC El proyecto Género y TIC comprende varios proyectos demostrativos sobre políticas y acciones que pueden ser impulsadas para reducir la brecha digital de género. A través de estas iniciativas se ofrecen servicios y se hace entrega de materiales de estudio y herramientas tecnológicas, de modo que constituyen un apoyo práctico a un proyecto cuyo objetivo principal es eminentemente político. En otras palabras, estos proyectos son el acercamiento más directo y con efectos más rápidos a ese gran público meta que son las niñas, jóvenes y mujeres sin acceso a las TIC o con un acceso de baja calidad.

Quehaceres 6 Los proyectos e-Chicas y Super máticas

Los Clubes de Matemática, Ciencia, Ingeniería y Tecnología (CMCIT), tienen como objetivo promover el interés sostenido de las niñas y las adolescentes en estas áreas del saber. En este proyecto se parte de que si se les ofrece una orientación vocacional oportuna y temprana que contribuya a reducir la brecha digital de género, será posible contrarrestar algunos de los factores principales que inciden en el problema, como la creencia de que las mujeres en general no son buenas en las carreras vinculadas a las ciencias y a las matemáticas o la falta de información sobre las propias capacidades, opacadas por una cadena de prejuicios culturales. Los clubes funcionan como espacios de aprendizaje extracurriculares en los que

se desarrolla un plan de trabajo basado en el fortalecimiento de las matemáticas, la adquisición de habilidades informáticas, el desarrollo del pensamiento lógico y la exposición directa a entornos en que las TIC son protagonistas. En este sentido los clubes de MCIT realizarán visitas y sesiones de trabajo en el ITLA, visitarán empresas de tecnología, se organizarán charlas con mujeres científicas, ejecutivas de área tecnológicas y otras actividades que contribuirán a romper con los mitos y prejuicios que afianzan la ausencia de las mujeres en las carreras científicas y tecnológicas. Los CMCIT se dividen en dos categorías: los clubes eChicas, que involucran a niñas estudiantes de los últimos grados de la educación básica (sexto, séptimo y octavo) y las Supermáticas, dirigidos a adolescentes de los dos últimos grados del nivel medio (tercero y cuarto de bachillerato). Las participantes pertenecen a 8 centros educativos públicos, 7 de ellos ubicados en el municipio Santo Domingo Este, entre las que se pueden citar la escuela San Vicente de Paul y el liceo Doctor Fabio Mota. Este proyecto también

implica el desarrollo de campamentos de verano en los que la ciencia y la tecnología son los temas centrales. En julio de 2010 más de 90 niñas y adolescentes participaron en la experiencia piloto de estos campamentos. Los campamentos se desarrollaron de manera exitosa. Como resultado, niñas y jóvenes mejoraron y/o consolidarnos sus destrezas en matemáticas y aprendieron a usar herramientas tecnológicas que implican grandes ventajas para sus estudios y el desenvolvimiento en la vida cotidiana. También se iniciaron en el aprendizaje del juego ciencia, el ajedrez. El impacto e interés despertado por el ajedrez en el campamento de la escuela Fray Ramón Pané fue tan grande que el centro educativo estableció un espacio fijo (cada viernes) para que las niñas continúen jugando a la vez que multiplican los conocimientos adquiridos enseñando a otros compañeros y compañeras que no participaron en el campamento.


Durante estas jornadas se realizaron también excursiones educativas al Jardín Botánico, con la finalidad de las participantes que se involucren con el cuidado del medio ambiente.

Telecentros por la igualdad de género

En el país existen en estos momentos más de mil centros comunitarios de acce-

so a las TIC instalados por INDOTEL, el Despacho de la Primera Dama, el Ministerio de Educación y el Ministerio de la Juventud. Estos espacios han contribuido enormemente a cerrar la brecha de acceso a Internet

Quehaceres 7 en el país, en especial en las zonas rurales y en los barrios pobres de las grandes ciudades. Pese a esto, las mujeres y en especial las mujeres adultas, no utilizan estas salas digitales. Para ellas estos son espacios para los que saben, para niños y jóvenes que estudian, para personas más instruidas en temas tecnológicos… en fin, no se sienten involucradas en esos proyectos y entienden que están muy distantes de sus necesidades y posibilidades.

El proyecto pretende superar esta exclusión de las mujeres adultas, a partir de sensibilizar a los encargados y facilitadores sobre la brecha digital de género y la necesidad de establecer programas especialmente dirigidos a mujeres adultas. La idea es que ofrezcan servicios y desarrollen actividades que promuevan la inclusión de las mujeres al mundo de las TIC, muy especialmente de las mujeres mayores, de modo que ellas también puedan aprovechar las nuevas tecnologías para comu-

nicarse con más frecuencia con sus familiares, acceder a servicios y hacer consultas de interés, rompiendo el aislamiento que muchas veces rodea a las y los envejecientes. Este proceso se inició con un primer taller piloto sobre Género y TIC donde participaron 22 facilitadores de telecentros de la región Sur. Este taller se realizó en coordinación con la Fundación Taiguey. Se espera que más de 50 encargados de Centros Comunitarios de Informática y Centros Tecnológicos Comunitarios de Elías Piña, Bahoruco y otras provincias sean beneficiados con estas capacitaciones y orientaciones.

Feministas Conectadas

nas. El 17 de diciembre fue la cita con la Colectiva Mujer y Salud, a la que acudieron 17 participantes. El encuentro con Tú, Mujer, que tuvo lugar el viernes 11 de febrero, fue el más concurrido, con la participación de 45 personas. En cada caso los asistentes respondieron con gran entusiasmo y manifestaron su disposición de apoyar al proyecto. Muchos de ellos sometieron propuestas de talleres y cursos en áreas específicas de las TIC en que quieren desarrollar mayores habilidades. Para la elección de las entidades que se beneficiarán de estas capacitaciones fue elaborada la “Encuesta-diag-

Esta iniciativa busca mejorar las capacidades en el uso de las TIC de las representantes de organizaciones feministas y de mujeres, así como crear conciencia de lo que representa la brecha digital de género en la lucha por los derechos de las mujeres. Hasta el momento se han desarrollado talleres de capacitación de algunas de las ONG feministas y de mujeres más importantes del país, como el Centro Solidaridad de la Mujer (CE-

nóstico de las necesidades de formación en TIC de las ONG feministas y de mujeres”, una investigación que sirvió para confirmar la tesis de que estos organismos subutilizan las herramientas tecnológicas de que disponen, así como que la mayoría cuenta con equipos obsoletos, que utilizan programas sin licencias y que desconocen las ventajas que ofrece el software libre. A este proyecto demostrativo está vinculado el proyecto Creando Puentes: Género y

Mujer), la Colectiva Mujer y Salud y Tú, Mujer. CE-Mujer recibió el taller titulado “Las mujeres frente al nuevo paradigma tecnológico: oportunidades y retos” en un encuentro que contó con la participación de 25 perso-

TIC en la Frontera Domínico–Haitiana, que el CIPAF desarrolla con apoyo de la Colectiva Mujer y Salud en Elías Piña, en República Dominicana, y las comunidades de Belladère y Las Cahobas, en Haití.


Como parte de las acciones de cabildeo o incidencia que contempla el proyecto Género y TIC, el Centro de Investigación Para la Acción Femenina (CIPAF) ha desarrollado una serie de encuentros con los sectores con que puede construir alianzas que ayuden a impulsar el cumplimiento de la meta general del proyecto, que consiste en incorporar la perspectiva de géne-

brecha digital de género en el país, el CIPAF invitó a los distintos sectores a integrarse y comprometerse con el cumplimiento de los resultados esperados. Magaly Pineda, directora del CIPAF y coordinadora del proyecto, explicó cuáles son los aportes que puede hacer cada sector y dio ideas de la forma en que puede realizarlos. De parte de los partici-

Grupo Coordinador, quienes saludaron la iniciativa y se comprometieron a dar su apoyo y generar sinergias desde sus respectivas instituciones. CIPAF propuso al Grupo Coordinador de la CNSIC que otorgue su acompañamiento en el proceso y atienda, positivamente, la solicitud de incorporar la perspectiva de género a la próxima estrate-

Oficina Presidencial de Tecnologías de la Información y la Comunicación (OPTIC). También representaron a esta institución las señoras Franceska Ortiz y Ana Lendor. Asistieron además José Armando Tavárez, director ejecutivo del Instituto Tecnológico de Las Américas (ITLA); Addys Then, directora ejecutiva de Alianza Ong; Lourdes Contreras, directora

ro a la Estrategia Nacional de Sociedad de la Información y el Conocimiento (eDominicana). Hasta el momento han tenido lugar las reuniones con representantes del Congreso, del Ministerio de la Mujer, el sector TIC y de organizaciones de mujeres. Fueron encuentros muy productivos tanto por los debates que surgieron como por los resultados finales que podemos exhibir. Además de presentar el proyecto y dar a conocer datos preliminares sobre la

pantes también surgieron iniciativas que enriquecen en gran medida el proceso. Estos son algunos detalles de las reuniones y las propuestas realizadas en cada caso:

gia del país en materia de tecnologías de la información y comunicación que debe ser elaborada durante el presente año, ya que la e-Dominicana fue programada hasta el 2010. Las y los presentes se comprometieron a impulsar dicho proceso y apoyar de manera decidida la creación de una Mesa de Trabajo de Género que lidere el proceso al interior de la CNSIC. El encuentro contó con la participación de Domingo Tavárez, director general de la

del Centro del Centro de Estudios de Género del Instituto Tecnológico (INTEC); María Waleska Álvarez, gerente general de de Terremark WorldWide; Rafael Zorrilla, presidente de la Sociedad de Profesionales de las Telecomunicaciones de la República Dominicana y Omar Aquino, de la Dirección de Educación y Desarrollo de los CTC, del Despacho de la Primera Dama.

Gr upo Coordinador de la Comisión Nacional para la Sociedad de la Infor mación y el Conocimiento

El encuentro tuvo lugar el pasado 13 de enero. Se trató de una reunión muy dinámica en la que participó la mayoría de los integrantes del

Ministerio de la Mujer

El 14 de enero tuvo lugar el

encuentro con el Ministerio de la Mujer. El objetivo era solicitar el apoyo de esta institución en los siguientes aspectos:

• Que acompañe el proceso de hacer conciencia sobre la brecha digital de género en República Dominicana. • Que apoye la demanda de incorporar la perspectiva de género a la nueva eDominicana.

• Que impulse la creación de una Mesa de Trabajo sobre Género y TIC a lo interno de la Comisión Nacional para la Sociedad de la Información y el Conocimiento (CNSIC) asumiendo su liderazgo. • También se le solicitó coauspiciar actividades del proyecto, tomando en cuenta la fuerza de sus convocatorias, en especial, en los sectores que integran la CNSIC, así como las acciones de difusión y de marketing social que desarrollará


el proyecto y la implementación de nuevas acciones, en especial usando los medios masivos de comunicación.

Todas las propuestas fueron bien acogidas. “Me encanta el proyecto. Creo que el Ministerio estaría en la posibilidad de participar más activamente en la CNSIC, incluso ha habido un interés de parte del Ministerio”,

expresó Carmen Pérez, directora de Políticas Públicas luego de la presentación de la propuesta. Además se propuso extender algunas actividades a provincias del interior del país y establecer plazos para la organización de la Mesa de Trabajo de Género dentro de la CNSIC y una lista de tareas concretas para el desarrollo de los acuerdos. En este encuentro estuvieron presentes la Viceministra de la Mujer Ramonita García y las responsables de la mayoría de

las direcciones del Ministerio, entre las que citamos a María Quezada, María Cristina Féliz, Carmen Pérez, Mayra Tavárez, Edwin Rafael, Milagros Ventura, Blasina Jerez, Rosa De los Santos, Gloria Peralta, Gladys Caraballo, Mercedes Pérez, Rafael Gómez y Luz María Martínez.

Ciber nautas y activistas Esta cita se efectuó el

pasado 20 de enero con la participación de: Mite Nishio, Director R&D Skill Center de Orange; Amparo Arango, coordinadora técnica de la CNSIC del INDOTEL, Claudia Rita Abreu y Érika Valenzuela, de la gerencia de comunicaciones del Indotel; Emilio Hernández, representante de Phixarmedia; Paula Rodríguez, de la Fundación Frederiech Ebert (FES); Luis Contreras, de Latinox; Milca Peguero, de Contacto Directo; Freddy Arturo Ginebra, de TEDx Santo Domingo y

Dionisio Grullón, Yasiris Alcántara y Carlos Carrión, de Software Libre de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). A este sector se le propuso prestar ayuda en el proceso de concienciar sobre la brecha digital de género y a impulsar el cumplimiento de las metas principales del proyecto, igual que a los demás. También se les solicitó colabo-

gicas a su cargo para talleres, visitas y otras actividades educativas dirigidas a niñas y mujeres en materia de TIC.

Este encuentro fue celebrado el 26 de enero con la presencia de 12 congresistas integrantes de dicha Comisión: Sonya Abreu, María Martínez, María Luisa Guzmán, Olfalida

Se hizo un llamado a las diputadas a promover el debate sobre la Sociedad de la Información y la nueva estrategia nacional en sus áreas de influencia (distritos electorales, provincias) y que aporten a iniciativas como los Clubes MCIT, la sensibilización de los facilitadores de los telecentros, la capacitación de adultas mayores, las campañas de marketing social y de

rar en los distintos programas y aportar sus saberes a las niñas, las adolescentes, las docentes, las líderes feministas y las adultas mayores participantes en el proyecto tanto en la capital como en el interior del país. Los invitados valoraron positivamente la iniciativa y algunos compartieron experiencias que han tenido en la promoción del uso de las TIC. Se mostraron dispuestos a colaborar con el proyecto en lo que esté en sus manos y ofrecieron las instalaciones tecnoló-

Almonte, Víctor Suárez, José Luis Cosme, Magda Rodríguez, María C. Sánchez, María Mercedes Fernández, Altagracia de Brito, Miriam Cabral y Josefina Tamárez. El CIPAF solicitó el apoyo de la Comisión de Género al proceso de consultas para la elaboración del Plan de Igualdad de Oportunidades para las Mujeres en la Sociedad de la Información y a comprometerse en las acciones de incidencia para lograr la incorporación de dicho Plan a la nueva estrategia nacional.

orientación vocacional para aumentar la matrícula de mujeres en las carreras TIC. El proyecto tuvo también en este escenario una excelente acogida y la Presidenta de la Comisión, doctora Magda Rodríguez, expresó su interés de realizar acciones conjuntas. La diputada Miriam Cabral, profesora de larga tradición y experiencia en las áreas de matemáticas y física, mostró su interés y disposición personal de colaborar con los clubes de Matemáticas, Ciencia y Tecnología.

Comisión de Géner o de la Cámara de Diputados


Una iniciativa que “crea puentes” en la Frontera Domínicohaitiana Comendador, Elías Piña. Son las 9:00, pero el día se torna un poco rezagado. Todavía está fresca y serena la mañana en la zona con mayor porcentaje de pobreza extrema en República Dominicana. A esta hora las mujeres empiezan a llegar al telecentro y a ocupar sus puestos frente a las computadoras. Algunas entran solas, calladas y algo tímidas. Otras llegan en grupos de dos o tres, alegres, como niñas, rompiendo el silencio de la mañana con las carcajadas que se desprenden de secretos comentarios. Llegan con puntualidad pese a que es martes y las responsabilidades se acumulan en sus distintos espacios de trabajo. Es un grupo muy heterogéneo, con edades que van desde los 18 años de Teresa y Estéfany hasta los 64 de doña Cipriana. Sus oficios también son muy diversos: ama de casa, estudiante, bioanalista, conserje de escuela, nutricionista, agricultora, comerciante, abogada, maestra, estilista… Son 29. Cada una trae a cuesta una historia de vida diferente, pero concurren en este lugar porque tienen un problema en común: son parte

de la población que no tiene acceso a herramientas tecnológicas fundamentales y vienen con la esperanza de romper este muro y adentrarse en los secretos que les guarda la llamada sociedad de la información y el conocimiento. Con este ánimo, decidieron desafiar las reglas de su cotidianidad para recibir clases en sesiones que pueden durar entre cuatro y cinco horas, los días martes, miércoles y jueves. Estas capacitaciones son llevadas a cabo por el Centro de Investigación Para la Acción Femenina (CIPAF) con el apoyo de la Colectiva Mujer y Salud. La iniciativa busca iniciar a estas lideresas -todas hacen vida en organizaciones comunitariasen el uso de la computadora y la Internet. Las participantes reciben las instrucciones sobre el manejo de las herramientas más utilizadas para la creación de documentos y para la comunicación a través de Internet, incluso cuando ésta tiene lugar con hablantes de otra lengua, lo que les resulta de gran utilidad debido a la cercanía que tienen con representantes de organizaciones haitianas.

Quehaceres 10 Se trata de una experiencia muy innovadora que forma parte del proyecto Creando Puentes: Género y TIC en la Frontera Domínicohaitiana, auspiciado por el Banco Mundial a través del programa “Apoyo a Haití”. Además de los talleres de alfabetización digital en Elías Piña, este proyecto desarrolla una intervención similar con mujeres organizadas de las comunidades fronterizas haitianas de Belladère y Las Cahobas. Está vinculado al proyecto demostrativo Feministas Conectadas, que a su vez forma parte del proyecto “Género y TIC, Igualdad y Equidad en la e-Dominicana”, que desarrolla el CIPAF. Con esta iniciativa se espera, en términos generales, desarrollar en las lideresas de organizaciones de mujeres de la frontera los conocimientos y habilidades básicas en informática y en el uso estratégico de las TIC; así como la definición de protocolos de comunicación usando Internet entre estas organizaciones de mujeres que hacen vida en ambos lados de la frontera. Para colaborar con las instituciones y fortalecer el entusiasmo, el CIPAF entregó equipos a la Colectiva Mujer y Salud y memorias USB a todas las mujeres que reciben los talle-

res. De este modo, ellas pueden hacer su pequeño archivo digital aunque todavía no dispongan de computadoras propias o en sus instituciones.

Más que una clase, una puer ta.

Estos talleres de capacitación han sido motivo de intensas emociones para muchas de las participantes. Un buen ejemplo es el testimonio de Teresa Alcántara Florentino, una ama de casa de 34 años que nunca antes había tenido contacto con una computadora. Para ella, este proceso representa una puerta. Cuenta que con mucha frecuenta siente impotencia porque vive en una sociedad que se le aleja como quien avanza a pasos enormes. Refiere que incluso en la televisión son utilizadas formas de expresión con las que no está familiarizada y de las que sólo sospecha que pertenecen al ajeno mundo de las computadoras y la Internet. “Es difícil porque estamos viendo y oyendo, pero no entendemos nada”, indica refiriéndose a los programas y anuncios de tecnología o a aquellos que, simplemente, hacen referencia a redes sociales u otros canales de comunicación vía Internet. El malestar que produce la conciencia de la propia ignorancia es un sentimiento conocido para esta mujer, pero al que ella no se resigna. Sabe que romper la barrera entre ella y la tecnología es posible:

“Antes me sentía menospreciada pero ahora no, porque me han tomado en cuenta. Ya sé encender la computadora, apagarla y enviar correos electrónicos. Aplicaré estos conocimientos diciendo que no hay nada imposible, que no nos podemos sentir derrotados mientras estemos respirando”, dice con entusiasmo. Otro testimonio conmovedor es el de la señora Cipriana Ubrí Ubrí, de 64 años. Aunque sólo llegó a octavo curso del nivel básico, Cipriana se ha destacado por su participación activa en las organizaciones El Porvenir de Mujeres y El Nuevo Porvenir, ambas presididas por ella. Esta enérgica mujer dice que estar de frente a la computadora, empezando de cero, ha sido lo más difícil de este proceso. “Yo no sabía encenderla, nunca había manejado una computadora”, cuenta. De entrada dice que sus avances pudieron ser mayores de no haber sido porque tuvo dificultades para asistir a las capaciones en algunas ocasiones, pero tiene mucho optimismo y aspira a recuperar las sesiones perdidas con una práctica más intensa. Está convencida de que puede mejorar mucho más y tiene por filosofía un juicio que, sin dudas, servirá como impulso para sus esfuerzos: la persona que se queda sentada en casa envejece y el que sale a estudiar, aun con 64 años, se hace más joven.


“Al principio se ‘frisaban’ las mujer es fr ente al computador”

Amarilis Caro, una ingeniera en sistemas egresada de la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA), tiene la gran responsabilidad de llevar a cabo las capacitaciones en Elías Piña. Está ante un gran reto. Enseñar no es una tarea fácil, y menos aun cuando se está empezando tarde y desde cero. Pese a estas adversidades, se siente satisfecha y confía en los buenos resultados de su esfuerzo.

¿Qué ha sido lo más difícil de este pr oceso?

Personalmente, estar lejos de mi hija y mi familia (que viven en Santo Domingo) durante todo este tiempo. Y en lo que tiene que ver con las capacitaciones, las dificultades que tienen muchas de las mujeres, sobre todo las mayores, para retener algunas instrucciones. Por ejemplo, he tenido que pasarme horas enseñando cómo apagar un computador y, al día siguiente, lo han olvidado. La sesión más difícil es en la que se enseña a usar el correo electrónico. Además, muchas de ellas son muy tímidas o están muy afectadas emocionalmente porque son muy pobres y sobreviven en condiciones muy precarias. A veces puedo notar a simple vista que tienen un problema que las preocupa en sus hogares. Estamos hablando de mujeres que están empezando de cero. Al principio, algunas se frisaban frente al computador. Yo las tocaba y tenían las manos heladas. Tenían miedo a agarrar el mouse, un miedo tan grande que no podían hacerlo, se quedaban tiesas, temían dañar algo. Esto era para ellas un mundo que no habían explorado.

¿Y tu mayor satisfacción?

Te llena de orgullo ver la cara de felicidad que ponen cuando ya pueden hacer algo solas. No te imaginas la algarabía que sentían cuando, por fin, podían abrir solas sus correos o buscar información. También me llena de entusiasmo ver el esfuerzo que hacían las mujeres que viven más lejos, en comunidades como El Reboso, Guananito o Pinzón. Llegan puntuales a pesar de las dificultades del transporte en esos lugares. Y son mujeres comprometidas con sus trabajos y sus familias. Yo estoy consciente de que hacen un gran esfuerzo motivadas por el deseo de aprender y de no estar excluidas.

¿Cómo han pr ogr esado los gr upos?

Creo que ha sido satisfactorio en un 85% porque las mujeres están muy interesadas en poner en práctica lo que han aprendido y, de hecho, lo están haciendo. Las que estudian han empezado a consultar fuentes en Internet, las que están vinculadas a la medicina o el magisterio buscan información sobre temas de su interés, algunas que trabajan con organizaciones haitianas hacen las traducciones de sus documentos, etc.

Estamos hablando de mujer es que, en muchos casos, no tienen com putadora en su casa ni en su lugar de trabajo, y menos Inter net. ¿Qué pasará con ellas ahora? ¿Cómo harán para que este esfuer zo sea sostenible?

He conversado con los encargados de los telecentros comunitarios del INDOTEL y del Despacho de la Primera Dama instalados en la provincia. La idea es ir sensibilizándolos sobre la brecha digital de género y lograr su apoyo para que estas mujeres no sólo tengan las puertas de los centros abiertas, sino que también reciban motivación y ayuda en lo que sea necesario. Habrá encuentros más formales con ellos para sensibilizar sobre este problema y la importancia de que estimulen a las mujeres para que continúen aprendiendo.

¿Cr ees que este esfuer zo puede cambiar la vida de alguien? Sí.

¿Cómo?

Una computadora no es algo que estaba en su mundo. Ellas eran de un mundo y las computadoras de otro. Algunas pensaban que no iban a aprender de esto nunca, pero ahora pueden integrarse y beneficiarse de todo lo que ofrece la tecnología.

“Las mujer es están llenas de ganas de apr ender, de deseo de superarse”

Carmen Estéfani Castillo es una joven estudiante de psicología. Antes tenía experiencia en trabajo comunitario con niños y jóvenes, pero esta es la primera vez que trabaja con adultos. Evalúa el proceso como muy positivo desde distintos ángulos y entiende que es necesario continuar trabajando arduamente para ayudar a las mujeres a aprovechar las ventajas de las tecnologías disponibles.

¿Cómo has visto el proceso?

Al principio era un proceso difícil. La mayoría de estas mujeres no habían estado en contacto con un computador porque vienen de comunidades muy lejanas y precarias. Son como niños pequeños que quieren descubrir un mundo, pero tienen miedo.

¿Qué ha sido lo más difícil para las facilitadoras?

Cuando entran a su correo. Casi siempre lo olvidan. Amarilis dice que algunas se “frisaban” frente al computador. Sí, se ponían nerviosas. Había una participante que, cada vez que se sentaba frente al computador, le sudaban las manos. Muchas tenían miedo de tocar la máquina y pensaban que si cometían un error Amarilis o yo les íbamos a hablar mal o algo así. Porque son mujeres muy sumisas, en muchos casos víctimas de maltrato psicológico y sin voz ni voto en sus hogares. Entonces hubo que crear un clima de confianza entre las participantes y las facilitadoras.

¿En qué momento se percatan de que el miedo ha desapar ecido?

Cuando encienden el computador. Las que perdieron el miedo lo encienden rápido y empiezan a practicar lo último que vieron. Las que no, se quedan esperando porque no quieren encenderlo solas. Éstas son más lentas, pero sí asimilan, que es lo importante. Hemos visto casos de progresos muy rápidos.

¿Ha valido la pena el esfuer zo?

Ha valido la pena. Ya tienen un conocimiento que las introduce. Con esta capacidad, ellas pueden continuar adelante con más facilidad, así como afianzar y compartir estos conocimientos en sus comunidades.

Como ves la situación ahora ¿cr ees que eso es posible?

Es un proceso largo, pero si se les sigue apoyando de esta manera, ellas pueden.

Tienes 17 años. ¿Cómo te sientes enseñando a un equipo confor mado por personas mayor es que tú? ¿Cómo se da la r elación?

Hay una relación de respeto, una relación muy interesante. Algunas me llaman “mi hija” o “mi niña”. Cuando te dicen “mi hija, ven, enséñame”, sientes que estás aportando y que ellas están llenas de ganas de aprender, de deseo de superación. Es muy satisfactorio. Y es una experiencia nueva para mí, que había trabajado con niños, pero no con personas mayores.


TESTIMONIOS

“Yo también estoy en la cosa”

Aunque las participantes se sienten muy satisfechas con la capacitación que recibieron, admiten que este ha sido un proceso difícil. No sólo tuvieron que romper con su cotidianidad, siempre llena de cosas pendientes, sino que también enfrentaron los prejuicios de una sociedad que, con frecuencia, desconfía de sus capacidades para aprender e insertarse en el mundo de las computadoras. A continuación, algunas de ellas comparten sus impresiones sobre esta experiencia: ANA MARÍA TERESA MONTERO PERALTA, agricultora, tiene 47 años, preside la Asociación La Esperanza No. 1, en la comunidad El Guazumal. Yo no sabía ni siquiera sentarme al frente de una computadora. Gracias a Dios estoy aprendiendo mucho. Y esto que aprendo no es para mí sola, sino para multiplicarlo en mi organización. Antes de ayer, cuando yo llegué a la casa, mi nieto me vio la memoria USB en las manos y me dijo, sorprendido, “¡pero mamá, eso es una memoria!”, y yo le respondí que sí, que yo también estoy en la cosa.

ALTAGRACIA ROSARIO UBRÍ, 60 años. Estudió enfermería, labora como encargada provincial del Ministerio de la Mujer. “Es increíble. Lo que yo no sabía lo aprendí ahí con las profesoras, que son un amor. Hay pruebas de que practico porque ustedes me encontraron sentada en la computadora cuando entraron. Antes del curso yo me ponía a mirar la secretaria. Ahora yo también puedo usar la computadora. Quisiera que los cursos duraran más tiempo para que podamos adquirir conocimientos más avanzados. Esto

ha sido una experiencia increíble. Quiero que me tomen en cuenta para los cursos que lleguen”.

AMANTINA VALDEZ, 52 años, es educadora y Concejala (regidora) electa del Ayuntamiento, miembro de la Junta de Vecinos La Nueva Esperanza No. 2. “Gracias a Dios me está yendo bien. Duele decirlo, pero hay que decirlo: yo no sabía encender una computadora. Ya conozco todas las partes de un computador y sé utilizar mi correo electrónico. Como no tengo computadora en la casa ni en la oficina, voy al telecentro. Ya me comunico con mis hijos, que viven en la Capital, y con mis hermanos y amigos. Mis hijos se volvieron locos de la alegría, celebrando mucho que yo esté escribiéndoles por Internet. Y es que el que no está conectado con la tecnología, se está quedando atrás, como decía mi papá: es un río muerto. Estos cono-

cimientos me ayudarán tanto en mi trabajo como en mi vida cotidiana”. BELLANIRIS GREGORIO CABRERA, tiene 26 años, es comerciante, trabaja en el mercado binacional de Elías Piña. “Voy mejorando. No sabía nada, pero ya sé buscar algo de información, un poco. Todavía no soy bachiller, estoy en octavo. Yo tengo cuatro hijos y tengo deseo de superarme. Voy a ir siempre a los centros de computadora. Pienso nivelarme porque he reconocido que sin estudios no se puede progresar. Mira en ese mercado, yo voy con mi mamá y mi papá todos los lunes, pero la cosa no está fácil”.

ERSILIA UBRÍ SOLÍS, tiene 42 años, vive en Guanito, es miembra de CONAMUCA. “Trabajo como conserje en una escuela, limpiando y dándoles el desayuno esco-

lar a los niños. Estudio en “Prepara” para hacerme bachiller. Es la primera vez que tengo contacto con una computadora. Yo quiero aprender porque uno no nace sabiendo. Y si me estoy haciendo bachiller ahora también puedo aprender a usar la computadora. ¿Por qué no?” CALIS MARÍA OGANDO FERRERAS, 19 años, es estudiante de bioanálisis en la UASD y miembra de la Junta de Vecinos del Barrio Galindo. Antes de ahora, conocía una computadora, pero no tenía acceso. Ahora entro a Internet, busco documentos, los guardo en Word, busco información para las clases de la universidad. Mis planes ahora son tener una computadora en la casa. También ha sido una buena experiencia aprender aquí, con estas facilitadoras muy buenas y mis compañeras, que tienen muchas ganas de superarse.


Proyecto Género y TIC en el Sistema de Naciones Unidas Valerie Julliand, coordinadora del Sistema de Naciones Unidas en República Dominicana y representante residente del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), dio inicio al encuentro para presentar a las distintas agencias de la ONU, así como a miembros del cuerpo diplomático y organismos de cooperación, el proyecto “Género y TIC, Igualdad y Equidad de Género en la eDominicana”. Julliand destacó la pertinencia del proyecto Género y TIC y el hecho de que éste formara parte un grupo privilegiado de sólo 29 propuestas que fueron seleccionadas para ser financiadas por el Fondo de Naciones Unidas para la Igualdad de Género (ahora ONU Mujeres) entre 540 concursantes de todas partes del mundo.

Tras referirse al contexto en el que el proyecto surge, enfatizó que el CIPAF tiene un gran compromiso y que es un organismo esencial en la lucha por la igualdad y la equidad de género en República Dominicana. Yassine Fall, directora interina de ONU Mujeres en el país, segunda en tomar la palabra, aprovechó la ocasión para compartir con las y los presentes los avances organizativos del nuevo organismo ONU-Mujeres y el compromiso de este de continuar apoyando proyectos como el que sería presentado a continuación. Magaly Pineda, directora ejecutiva del Centro de Investigación Para la Acción Femenina, explicó que la iniciativa surgió en vista de que la Estrategia Nacional de la Sociedad de la Información (e-Dominicana) aprobada en el año 2005, no contempla la

Quehaceres 13

perspectiva de género como un eje transversal a pesar de la existencia de un impacto diferenciado de las TIC entre hombres y mujeres. Para sustentar la aseveración anterior Pineda presentó estadísticas que demuestran la existencia y dimensión de la brecha digital de género en el país y la forma en que el proyecto Género y TIC busca combatir este problema. La iniciativa del CIPAF contó con una muy buena acogida del público, integrado por representantes de todas las agencias de la ONU y de embajadas radicadas en el país. Muchos de los invitados hicieron notar su entusiasmo y se animaron a compartir experiencias vinculadas al binomio género y tecnología. Cabe destacar la participación activa en el encuentro del Embajador de México señor Enrique Loaeza, del Señor Carlos López, embajador de Ecuador; de Antonio de Mazarambroz, ministro consejero de la Embajada de España; de Sonia Vásquez, representante auxiliar del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) y de Julissa Ureña, asistente administrativa de la UNESCO, quien puso a disposición del proyecto las conclusiones de un taller sobre Género y TIC que ese organismo llevó a cabo a finales de 2009. Asistieron ademas, representantes de: Embajada de

Corea del Sir, Embajada de UK, ONU, OEA, FAO, OPS, PMA, BID, TIC del PNUD, Embajada de Holanda, PNUD, PNUD-ODH, UNV, Unión Europea, ACNUR, PMA y NNUU-PNUD.

Magaly Pineda, Directora del Cipaf; Valerie Julliand, Coordinadora Residente y Representante Residente del PNUD; Yassine Fall, directora interina de ONU Mujeres en la RD

EL MINISTERIO DE LA MUJER Y EL CIPAF FIRMAN ACUERDO

Lic. Alejandrina Germán, Ministra de la Mujer y Magaly Pineda, Directora Ejecutiva del CIPAF.

En el marco de las actividades realizadas para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, el Ministerio de la Mujer representado por la Ministra Lic. Alejandrina Germán, y el Centro de Investigación para la Acción Femenina( CIPAF), representado por su Directora Ejecutiva, Magaly Pineda, firmaron un acuerdo para la creación de una Mesa de Trabajo sobre Género y TIC al interior de la Comisión Nacional de la Sociedad de la Información y el Conocimiento (CNSIC) organismo rector de la política pública de TIC en República Dominicana. En el acuerdo se toma en cuenta el proceso de transformación y de desarrollo en el acceso, uso y participación en las áreas de las tecnologías de la información y comunicación que se ha iniciado en el país, fortalecido con la creación de la Comisión Nacional de la Sociedad de la Información y el Conocimiento (CNSIC). Sin embargo, el Ministerio de la Mujer y el CIPAF estiman que la inclusión del potencial que representan las mujeres, que cada vez se incorporan más al saber, la formación y el desarrollo académico, es un requisito para completar este proceso de manera exitosa. El acuerdo se sustenta también en el Plan Nacional de Igualdad y Equidad de Género (PLANEGII) que contempla en su Tema Nacional 7 : “Promover la Plena participación de las mujeres en la sociedad de la información y la comunicación” y en las atribuciones del Ministerio de la Mujer de constituir espacios y propiciar las articulaciones y acuerdos con la sociedad civil con miras a sumar esfuerzos en el impulso a la igualdad y equidad de género. El objetivo principal de la Mesa de Trabajo de Género y Tic será garantizar que la Estrategia Nacional para la Sociedad de Información y el Conocimiento: eDominicana -en estos momentos en revisión- reconozca la actual brecha digital de género e incorpore las necesidades y demandas específicas de las mujeres que, en un proceso de consulta nacional, serán recogidas en un Plan de Igualdad de Oportunidades para las Mujeres en la Sociedad de la Información (PIOM-SI). Las organizaciones firmantes del acuerdo tendrán a su cargo el diseño de una propuesta técnica y metodológica para la estructuración y lanzamiento de la Mesa de Trabajo de Género y Tic, así como la elaboración de un plan de actividades para la ejecución y cumplimiento del mismo.


Diagnóstico sobre las políticas públicas y proyectos de TIC desde la perspectiva de género La preocupación por documentar el impacto diferenciado de las TIC en hombres y mujeres y por sugerir líneas de acción que modifiquen esta realidad, ha producido en los últimos años,en todo el mundo, numerosos estudios e investigaciones sobre el tema que apuntan a establecer, conceptual y estadís-

ticamente, los desequilibrios relacionales entre la sociedad de la información y las TIC, por un lado, y el género por otro. En el Centro de Investigacion para la Accion Femeninn (CIPAF) no somos la excepción. Para llevar a cabo nuestro proceso de incidencia necesitábamos, antes que

Quehaceres 14 nada, demostrar que en el país tambien existe una brecha digital de género. Para iniciar recogimos información disponible en el sector educativo, en los niveles básico, medio, técnico y universitario, y conseguimos los datos que han servido hasta el momento para sostener esta tesis. Fue un trabajo más arduo de lo esperado puesto que, en muchos casos, las instituciones a las que acudimos contaban con las estadísticas requeridas, pero no las tenían desagregadas por sexo. A partir de estos primeros hallazgos, que confirmaron de manera contundente la gravedad de la brecha digital de género en el país, empezamos a presentar el proyecto a distintos sectores y organizaciones y a gestionar alianzas, pero seguía siendo necesario contar con un estudio profundo con respecto a la brecha digital de género en República Dominicana. Para subsanar esta carencia elaboramos el primer estudio nacional sobre esta temática, publicado bajo el nonbre “La brecha digital de género en República Dominicana: Diagnóstico sobre las políticas públicas y proyectos de tecnologías de información y comunicación (TIC) desde una perspectiva de género”. El estudio, elaborado por la ingeniera en sistemas e investi-

gadora Amparo Arango, permitió determinar en qué medida las mujeres dominicanas se están beneficiando o no de las TIC y contiene un análisis de las políticas públicas de promoción de la sociedad de la información y de las iniciativas públicas y privadas con respecto a las metas de igualdad de género. Para determinar la brecha digital de género el estudio mide el acceso y uso de las TIC por parte de las mujeres, su participación en la formación tecnológica para hacer frente a los desafíos de la sociedad de la información y la nueva economía basada en el uso de las TIC y los esfuerzos para mejorar sus habilidades tecnológicas y educativas, su empleabilidad y afianzamiento de sus derechos. Los objetivos generales del Diagnóstico son describir la brecha digital de género en República Dominicana y analizar en qué medida las políticas públicas o iniciativas para el impulso de las TIC han incorporado un enfoque de género en sus objetivos generales, metas, líneas de acción, iniciativas y proyectos Además se contemplaron cinco objetivos específicos:

1. Medir las dimensiones de la brecha digital de género.

2. Determinar la brecha de participación por género en las carreras y áreas de formación vinculadas a la ciencia y las TIC y la formación y construcción de capacida-

des femeninas en las áreas claves de la nueva economía basada en el uso intensivo de la tecnología.

3. Identificar los patrones de segregación sexual en el empleo generado por el sector TIC.

4. Analizar desde la perspectiva de género las políticas públicas de promoción de la sociedad de la información, en particular la eDominicana, y las iniciativas y proyectos TIC derivados de esta estrategia y otras políticas relacionadas con la ciencia, la tecnología y la innovación.

5. Medir el grado de aprovechamiento de las TIC por parte de las ONG y organizaciones de mujeres para avanzar en la agenda de la equidad e igualdad de género.

El diagnóstico asumió, como parte de su marco conceptual, la definición de Sociedad de la Información ofrecida por la CEPAL según la cual ésta es “un conjunto de redes económicas y sociales que producen, acumulan e intercambian información de forma rápida y con costo bajo respecto al pasado mediante tecnologías digitales, incidiendo de manera determinante sobre las esferas económica, política, social y cultural”. Reconoce, como también apunta CEPAL, que la sociedad de la información no es única, sino que puede ser –y de hecho es– multiforme: depende de las particularidades de cada país y se despliega determinada por ellas. Además de ser uno de los productos más importantes del proyecto Género y TIC, este levantamiento constituye un aporte fundamental para la elaboración del necesario Plan de Accion para superar la actual brecha digital de género, orientando sobre el tipo de políticas, programas, proyectos y acciones que harán posible insertar a las mujeres en la economía de la información y facilitar así el camino hacia una sociedad más justa e igualitaria. Con su elaboración asumimos la tarea de desvelar un problema que afecta a las mujeres dominicanas en una dimensión que antes era insospechada.


Quehaceres 15

Un Centro de Excelencia con Igualdad y Equidad de Género

Otro de los programas emblemáticos del proyecto Género y TIC es el que persigue convertir el Instituto Tecnológico Las Américas (ITLA), uno de los centros tecnológicos de mayor nivel del Caribe y en el más avanzado del país, en un centro educativo donde impere la igualdad y la equidad de género. En estos momentos la presencia de mujeres en el ITLA (fuera de las áreas administrativas y de gerencia) es marcadamente minoritaria, al igual que el número de mujeres egresadas de las carreras de tecnología que allí se imparten. Las estadísticas disponibles indican que en este ins-

tituto las mujeres están sub-representadas en todas carreras relacionadas con tecnología de punta, como software, mecatrónica y robótica. No ocurre lo mismo con el inglés. En la escuela de idiomas del ITLA las mujeres son más del 45%, de modo que las mujeres SI conocen la institución, pero NO parecen optar por las carreras de tecnología. Para cambiar esta situación el ITLA y el CIPAF han llegado a un acurdo de trabajo que incluye: • Promover entre jóvenes mujeres, estudiantes de secundaria, las carreras técnicas y cursos de tecnología que oferta el ITLA. • Brindar apoyo para garantizar el éxito de las mujeres en los exámenes de admisión y facilitar información para que accedan a becas y otros beneficios. • Orientar y dar seguimiento a las estudiantes que ingresan al ITLA para evitar la deserción y garantizar su buen desempeño. • Sensibilizar al profesorado y al personal administrativo a fin de crear un ambiente amigable y comprometido con la equidad entre los géneros.

ITLA. EGRESADOS DE PROGRAMAS DE EDUCACIÓN CONTINUA POR SEXO. AÑOS 2006-2010

DISTRIBUCIÓN PORCENTUAL DE EGRESADOS DE EDUCACIÓN CONTINUADA DEL ITLA SEGÚN TIPO DE PROGRAMA POR SEXO-2010


Conferencia Nuevas Tecnologías e Igualdad de Género En el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer y como parte del proyecto Género y TIC, el Centro de Investigación para la Acción Femenina (CIPAF) presentó la conferencia magistral Nuevas Tecnologías e Igualdad de Género: Lecciones y Retos de la Experiencia Española, con la politóloga y socióloga española María Ángeles Sallé Alonso. La actividad, que se llevó a cabo el jueves 3 de marzo en el Salón Bonanza del Hotel Meliá Santo Domingo, estuvo presidida por la Ministra de la Mujer, licenciada Alejandrina Germán; Neil Checo, gerente

del Fondo de Desarrollo de las Telecomunicaciones del INDOTEL; la ingeniera Amparo Arango Echeverri, coordinadora de la Unidad Técnica de Apoyo a la Comisión Nacional de la Sociedad de la Información (CNSIC) y Magaly Pineda, directora del CIPAF. La conferencista de la actividad, licenciada Sallé Alonso, advirtió sobre la brecha digital en perjuicio de las mujeres e instó a utilizar la Internet para defender la igualdad y los derechos de las mujeres. Consideró que la Internet “da la oportunidad de tener voz a las mujeres” y planteó la necesidad de utilizar esta

María Ángeles Sallé, Especialista en Género y TIC

Quehaceres 16 herramienta para combatir los prejuicios culturales contra las mujeres, entre los que citó que no son buenas para las matemáticas o las ciencias. Sallé Alonso sugirió que la nueva sociedad que se construye a nivel global debe consolidarse contando con las mujeres, quienes se encuentran en desventajas por contar con menos recursos para adquirir equipos, menos tiempo y más compromisos que les impiden acceder a las TIC con la facilidad con que lo hacen los hombres. Tras compartir los detalles de la experiencia española en el tema de las nuevas tecnologías y el género, la experta señaló cuatro aspectos que considera fundamentales para estudiar y combatir el problema de la brecha digital de género: Primero, que “la Sociedad de la Información representa un territorio amplio, complejo y estratificado que las mujeres hemos de ocupar en todas sus dimensiones”. En segundo lugar, explica que “para ello es necesario intervenir con decisión, pues la “evolución natural” no reducirá la brecha digital de género en los términos esperados”. En tercer lugar, resaltó la “necesidad de incorporar en mayor medida esta cuestión a la agenda política, en pro de una economía y sociedad más tecnológicas, donde las mujeres han de ser, necesariamente, parte y protagonistas”. Por último, Sallé Alonso consideró que “una estrategia que ha de ser interiorizada y compartida por los distintos niveles administrativos y agentes públicos, y de la que también deberán formar parte empresas y tercer sector. Porque la revolución de las TIC es, al fin y al cabo, una revolución social, en la que todas y todos estamos implicados”. La socióloga y politóloga posee vasta experiencia en el tema de la brecha digital de género. Además es socia directora de EnRed Consultoría, empresa dedicada al diseño, gestión y evaluación de proyectos de desarrollo socioeconómico e impulso de la

María Ángeles Sallé y Magaly Pineda

Sociedad de la Información. Por otro lado, preside el Patronato de la Fundación Directa, entidad de pensamiento y acción que se propone promover nuevas -y más inclusivas- agendas en diferentes campos del desarrollo humano, la sociedad digital y la convivencia entre géneros y culturas. María Ángeles ha tenido a su cargo diferentes proyectos destinados a cerrar la brecha digital de género en el Estado español, entre los que se destacan: e-Igualdad, para la inclusión del enfoque de género en las políticas para el desarrollo de la Sociedad de la Información en España; ‘Hola Fabiola’, programa de alfabetización digital para mujeres inmigrantes (Fundación Orange); Contigo SI, fomentando entre las mujeres de entornos rurales el uso activo de los e-servicios (MITYC); Vine’TIC, aula formativa online en competencias TIC para mujeres desempleadas (Departament de Treball de la Generalitat de Cataluña y Ayuntamiento de Sant Boi de Llobregat); eAndaluzas en la sociedad red (Junta de Andalucía y Fondo Social Europeo).

Una gran misión

Por otra parte, la directora del CIPAF, Magaly Pineda, explicó que esta es la primera vez que en el país tiene lugar un proyecto cuyo foco es exclusivamente la brecha digital de género y resaltó que viene a llenar un gran vacío. En su intervención, precisó que en República Dominicana las mujeres se encuentran descomunalmente sub-representadas en ciencia y tecnología, en todos los niveles de formación y en el mercado de trabajo, donde las mujeres son apenas el 32% de los empleados en el sector. Para la socióloga el problema de la brecha digital de género es un problema de desarrollo y derechos humanos al que el país debe poner atención si quiere construir un futuro con igualdad y equidad de género. A su juicio, tanto el gobierno, el sector empresarial como la organizaciones sociales deben unirse para lograr superar la actual brecha digital de género y hacer posible que las mujeres se beneficien del potencial liberador de las nuevas tecnologías.

Quehaceres Publicación del

Centro de Investigación para la Acción Femenina

DIRECTORA EJECUTIVA Magaly Pineda

Calle Hernán Suárez, Bloque III N°5, Cacique II Teléfono (809) 535-2696 Fax (809) 535-2599 cipaf@claro.net.do

www.cipaf.org.do

AÑO XXXI NÚMERO 1 ABRIL 2011 EDITORAS Magaly Pineda Lery Laura Piña

FOTOGRAFIA Lorena Espinosa Archivo CIPAF

DIAGRAMACION Ivelisse Alvarez IMPRESIÓN Editora Búho

Genero y Tic. Igualdad y Equidad en la E-Dominicana  

AÑO XXXI NÚMERO 1 - ABRIL 2011 ace 11 años, en el 2000 para ser exactas, titulamos así la edición de mayo del Quehaceres, cuyo propósito se...