Issuu on Google+

Gottfried Benn: Médico y poeta alemán. Benn nació en Mansfeld el 2 de mayo de 1886. Estudió teología luterana en la Universidad de Marburg, pero se cambió a una escuela médico militar de la misma ciudad, y después sirvió como médico militar durante la I Guerra Mundial. Al acabar ésta se hizo especialista en enfermedades de la piel y de transmisión sexual. Su profesión le proporcionó muchos temas para algunos de sus poemas antisentimentales en Morgue (1912), Carne (1917), y otros libros que contribuyeron a su reputación como representante eminente de Die neue Sachlichkeit (la nueva objetividad). Escribió también muchos ensayos críticos de sumo interés. En 1933, Benn dio la bienvenida a la toma del poder del partido nazi en un ensayo, El nuevo estado y los intelectuales, pero poco a poco fue perdiendo fe en el régimen, que prohibió sus libros en 1937. Mientras tanto, en 1935, había vuelto al Ejército, considerándolo como "una forma aristocrática de emigración", y hasta 1945 permaneció en el servicio activo. Los ocupantes aliados no le permitieron volver a publicar hasta 1948. Sus últimos libros de versos, como Poemas estáticos (1948) y Aprèslude (1955), le confirman como uno de los mayores escritores alemanes. Murió el 7 de julio de 1956 en Berlín.


Ediciones Cinosargo

Colecci贸n Pink Cigarette


Gottfried Benn Morgue y otros poemas Traducción de Daniel Rojas Pachas

Contacto Editorial: carrollera@hotmail.com Web: www.cinosargo.com Contacto autor: carrollera@hotmail.com Web: www.danielrojaspachas.blogspot.com Primera edición impresa – San Marcos de Arica 2012 Imagen de portada: Painting -1946 © Francis Bacon ISBN: 978-956-345-973-9 Edición impresa: 500 ejemplares. Gottfried Benn Morgue y otros poemas Traducción © Daniel Rojas Pachas Colección Pink Cigarette. Fuente utilizada: Georgia 10. Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de este documento por cualquier medio, sin el previo y expreso consentimiento por escrito de los autores. Cinosargo Ediciones © Todos los derechos reservados a nombre de Daniel Rojas Pachas. Colección Pink Cigarette A cargo de Daniel Rojas Pachas


Comentarios a la traducción de “Morgue y otros poemas”. Por Daniel Rojas Pachas. Gottfried Benn (Mansfeld 1886 - Berlin1956) es sin duda uno de los escritores más importantes del siglo XXI, un extraordinario poeta y prosista, creador de ensayos de gran lucidez, y una de las voces alemanas decidoras y que marcan la avanzada del pensamiento y creación en nuestro tiempo. Un autor ineludible que hemos querido como editorial poner en contacto con el público, sin los odiosos filtros académicos y el oneroso costo de las librerías.

así la potencia lírica de sus antecesores, una metafísica trasnochada y mirada burguesa plagada de lugares comunes aprovechada para expresar con redundancia la sensibilidad de los tiempos que se viven; esto Benn lo derruye con delicada precisión poética, sin descuidar el contraste de versos que confrontan la extrema violencia y degradación de vísceras ante una inusitada ternura.

Como lector ha sido un enorme placer toparme con su trabajo y reconocer en la crudeza escatológica de este poemario, que tienes traducido desde el alemán debido a la labor de Cinosargo ediciones y quien suscribe, una inspiración constante para la sensibilidad y estética que nuestro catálogo editorial propone con cada libro que ponemos en circulación.

El poema que abre el libro “Pequeña Áster”, está dedicado a una flor que recibe su nombre de las estrellas, esta flor que aparece adosada al cuerpo de un hombre ebrio que está siendo diseccionado, fulgura como protagonista del texto, no es sólo un objeto, al contrario encarna la vitalidad perdida y esa belleza objetiva y sensible que subyace ante lo que consideramos el horror de la muerte. La flor evidencia la perfecta y maravillosa biología que nos compone y cómo este organismo que muere, el hombre, renace al volver a la tierra de la cual surge y se nutre. Ese espíritu he querido conservar en el poema, esa sensibilidad es la que me motivó a revisar mi traducción una y otra vez, antes de llegar a una satisfactoria conclusión.

Benn ha tenido traducciones previas al español, no tantas como merece y el presente libro “Morgue y otros poemas” del año 1912, tiene quizá su versión más conocida en nuestra lengua de manos de Fondo Editorial Pequeña Venecia, 1991, gracias a Verónica Jaffé. Debo reconocer a esa versión el servir como primer paso de aproximación a la poética de Benn, sin embargo, como crítico receptor de una obra y a la vez autor con una aguda mirada, sentí tras numerosas revisiones, que dicho trabajo de traducción carecía de crudeza y precisión, hay poemas que pierden brío y en algunos casos, el tratar de ser políticamente correcto o demasiado literal, aleja a la traducción de lo que considero la intención de Benn al escribir piezas tan impactantes como “Apéndice” y “Sala de parturientas”, que revelan sin tapujos nuestras patologías y falta de idealismo; la carroña en que el cuerpo se convierte ante la falta de trascendencia de la llamada alma humana y paraíso perdido, disminuyendo

El segundo texto, “Bella juventud”, en que un cuerpo infantil es encontrado en estado de descomposición, yaciendo en una especie de pantano o pastizal abandonado, por motivos que no se explican al lector de modo explícito, cuenta la historia de una familia de ratas que crean su hábitat y recodo de seguridad en las vísceras roídas de la pequeña niña, una visión cruda para estómagos sensibles, pero que pensada desde la supervivencia animal, delata otro tipo de relaciones de fraternidad y cuidado que se dispensan estos carroñeros entre sí, acto carente de maniqueísmos y dicotomías morales como bueno y malo, siento que Benn quiere exponer esa otra belleza, la juventud de estas ratas que son sacrificadas por la torpe y brutal mano de los humanos que las ahogan, tan viles y obsesas, como el que causo la muerte de la niña anónima, cuya historia el lector debe completar externamente a lo representado en el poema.


“Ciclo” me parece un poema de transición pero es de aquellos en que Benn destila su humor negro, su ironía y futilidad del cuerpo, una vez extinta la vida por las causas más comunes y apócrifas; una prostituta sin identificar, cuyo cadáver cae en manos de un trabajador de la morgue que retira un objeto extraño y de valor de su cuerpo, una tapadura de oro por la cual quizá la prostituta trabajó mucho o que era motivo de su orgullo. El agente inescrupuloso decide no desperdiciar el objeto y lo empeña para ir a bailar, y sentencia además: “sólo tierra debe retornar a la tierra”. Benn aquí da cuenta de esa pasión inútil que somos, nuestra precariedad y a la vez también denuncia sin moralismos y tampoco asco, la frialdad de los que están a cargo de trabajar con los occisos, la desensibilización de médicos y especialistas que va in crescendo en los otros poemas del libro. “La novia del negro” es un poema que destila erotismo y brutalidad, una especie de combinatoria explosiva de Eros y Thanatos en que la sensualidad arrebatadora de una mujer y las promesas angelicales de su cuerpo se dan de bruces con la violencia del hombre, el novio que juguetea con su cuerpo como un objeto, introduciendo sus extremidades mugrosas en las distintas cavidades de la difunta que yace en su sanguinolento lecho. Estamos ante un breve relato de necrofilia, pero que más allá del escándalo (noticias hay de la prohibición y censura que tuvo “Morgue y otros poemas” en su época) e incluso el tono racista que puede tomar el poema hoy en día, expone el ultraje de la carne, algo que luego veremos en la obra de Burroughs o en la cinematografía de Cronenberg sin tapujos, empero, pensemos que estamos a comienzos de siglo. De avanzada, el poema tiene además un tinte pulp, una femme fatale que encuentra su trágico destino y cuya belleza aunque muerta, sigue erotizando y bestializando al hombre, pues el vicio y la paridera no han dañado su esplendorosa carne. “Réquiem”, “Pabellón de parturientas”, “Apéndice” y “Hombre y mujer atraviesan la barraca de los cancerosos”, son parte de esos poemas que destilan al

máximo el grotesco y esperpento de los centros de salud, espacios de encierro que corresponden a la manifestación material de la dominación del individuo, sin entrar a las ideas de Foucault, podemos ver como los pacientes importan poco y son parte de un tráfico y manipulación insalubre e indignante. Estos lugares recrean la imagen infernal que todos tememos del encierro y la claustrofobia. El sanatorio o sala de experimentos en que una vida es tratada sólo como un vil pedazo de pellejo bajo el bisturí. Todo se resume en el siguiente verso del poema “El pabellón de las parturientas”: En ningún otro sitio el sufrimiento y dolor importa tan poco porque aquí siempre grita algo La muerte se pasea por estos rincones rechinando sus dientes y los doctores, a la luz de los versos de Benn, parecen más bien matasanos insensibles que gritan a las mujeres en labor: "¡puja mujer! ¿Entiendes, puja? No estás aquí por diversión. No lo contengas!!! No alargues la cosa!!! Puja incluso si te cagas encima. No estás aquí para descansar. Benn recolectó toda esta información de modo directo, es parte de su experiencia médica y sin duda de su labor en los campos de batalla durante la primera guerra mundial. Benn vivió un tiempo conflictivo, la guerra de trincheras y sus últimos días estuvieron cruzados por la presencia del imperio Nazi y luego la prohibición que sufrió de manos de los aliados, no pudiendo publicar sus obras. El horror de todo el periodo de entreguerras y la locura de nuestra especie se anidan en estas páginas que no son temblorosas, al contrario, son firmes y afiladas, capaces de imponer duros cortes a nuestra entereza y desnudarnos, una mirada profunda a la carne y sus reveses.


Por último, debo hacer mención a “Café nocturno”, uno de mis poemas favoritos del libro y que sin duda marca una vuelta de turca pues en éste, Benn personaliza a los sujetos por sus enfermedades cutáneas, virales y nos expone como entes contagiosos que se relacionan intercambiando no solo pláticas y miradas, sino flatulencias, excresencias, salivas y mucosas. Un poema lleno de sarpullido, malformaciones y viscosidades en una danza con Chopin de fondo; la cacería de todos los fines de semana, hombres acechando mujeres, mujeres en busca de un novio y todos en un baile patético que se resume en un tráfico de fluidos, otra manera del autor de reducirnos a plaquetas y grasa. En cuanto a mi elección, que incluye además de los poemas originales del libro, tres textos extra: “Tren expreso”, “Tren subterráneo” y “Frente a un maizal”, debo reconocer mi interés por no dar fin al libro y al trabajo de traductor; lanzando así una promesa de nuevos poemas de Benn u otros autores de su talla por comunicar en nuestra lengua al lector y también, incubo en este acto arbitrario, el crear un contraste que rompa los prejuicios de miopes que pretenden restar valor a la capacidad creativa y percepción de la belleza edificada por este gran escritor, pues Benn no utiliza la escatología como un recurso estéril, al contrario, cada una de sus obras dan cuenta de su visión de mundo, D-Zug y untergrundbahn, en el contraste viaje material y viaje metafórico hacia lo oscuro del deseo; esgrimen lo que Martin Travers indica en “The poetry of Gottfried Benn: text and selfhood”, estamos ante exuberantes himnos dedicados a las energías amorales y la liberación de los instintos, vemos en ese grado la agónica lucha entre la racionalidad y las fuerzas primales de la vida, un discurso reflexivo y la búsqueda de identidad personal. Con humildad y admiración inmensa ante el genio creativo de Gottfried Benn, espero contribuir a que no se diga que su poesía es sólo carne, rabia y letras atropellándose. Arica Desierto de Chile, 2012.


Morgue y otros poemas (1912)


KLEINE ASTER

PEQUEÑA ÁSTER1

Ein ersoffener Bierfahrer wurde auf den Tisch gestemmt. Irgendeiner hatte ihm eine dunkelhellila Aster zwischen die Zähne geklemmt. Als ich von der Brust aus unter der Haut mit einem langen Messer Zunge und Gaumen herausschnitt, muß ich sie angestoßen haben, denn sie glitt in das nebenliegende Gehirn. Ich packte sie ihm in die Brusthöhle zwischen die Holzwolle. als man zunähte. Trinke dich satt in deiner Vase! Ruhe sanft, kleine Aster!

Un repartidor de cerveza ahogado fue puesto sobre la camilla. Alguien había clavado un áster lilaclaroscuro entre sus dientes. Al atravesar el pecho bajo la piel con un largo cuchillo a fin de cortar su lengua y paladar, he debido chocar con la flor pues se deslizó hacia el cerebro reposando al costado. La coloqué dentro del tórax junto al aserrín mientras lo cosíamos. Bebe hasta la saciedad en tu florero!!! Descansa en paz, pequeña áster.

1

Su nombre significa "estrella" en latín, por la forma de sus pétalos, estrechos y puntiagudos. Dentro de las variedades que podemos encontrar, podemos distinguir entre herbáceas perennes y vivaces.

Existen alrededor de 500 especies distintas en el género áster en el mundo. Entre ellas hay infinitas variedades: rastreras, espigadas, de multitud de colores y tamaños distintos. Posee un botón central normalmente de color amarillo, aunque en ocasiones muestra un tono púrpura. Su fisonomía es extremadamente semejante a la de la margarita. Sus flores suelen aparecer al final del verano y persistirán durante casi todo el invierno, ya que aguantan muy bien los fríos.


SCHÖNE JUGEND

BELLA JUVENTUD

Der Mund eines Mädchens, das lange im Schilf gelegen hatte, sah so angeknabbert aus. Als man die Brust aufbrach, war die Speiseröhre so löcherig. Schließlich in einer Laube unter dem Zwerchfell fand man ein Nest von jungen Ratten. Ein kleines Schwesterchen lag tot. Die andern lebten von Leber und Niere, tranken das kalte Blut und hatten hier eine schöne Jugend verlebt. Und schön und schnell kam auch ihr Tod: Man warf sie allesamt ins Wasser. Ach, wie die kleinen Schnauzen quietschten!

La boca de una niña que había estado largo tiempo entre los juncos lucía tan roída. Cuando abrimos su pecho, el esófago estaba tan agujereado. Finalmente en el arco bajo el diafragma encontramos un nido de jóvenes ratas. Una hermanita yacía muerta. Las otras se alimentaban del hígado y riñón, bebiendo la fría sangre gozaban de una bella juventud. Y bella y rauda fue también su muerte: Lanzamos a toda la pandilla al agua. Oh, cómo chillaban esos pequeños hocicos!!!


KREISLAUF

CICLO

Der einsame Backzahn einer Dirne, die unbekannt verstorben war, trag eine Goldplombe. Die übrigen waren wie auf stille Verabredung ausgegangen. Den schlug der Leichendiener sich heraus, versetzte ihn und ging für tanzen. Denn, sagte er, nur Erde solle zur Erde werden.

La muela solitaria de una puta, que murió sin identificación, tenía una tapadura dorada. Como parte de un acuerdo silencioso las otras muelas cayeron. Mas ésta la extirpó el encargado de la morgue, y la empeño para ir a bailar. A lo que dijo, sólo tierra debe retornar a la tierra.


NEGERBRAUT

LA NOVIA DEL NEGRO.

Dann lag auf Kissen dunklen Bluts gebettet der blonde Nacken einer weißen Frau. Die Sonne wütete in ihrem Haar und leckte ihr die hellen Schenkel lang und kniete um die bräunlicheren Brüste, noch unentstellt durch Laster und Geburt. Ein Nigger neben ihr: durch Pferdehufschlag Augen und Stirn zerfetzt. Der bohrte zwei Zehen seines schmutzigen linken Fußes ins Innere ihres kleinen weißen Ohrs. Sie aber lag und schlief wie eine Braut: am Saume ihres Glücks der ersten Liebe und wie vorm Aufbruch vieler Himmelfahrten des jungen wannen Blutes. Bis man ihr das Messer in die weiße Kehle senkte und einen Purpurschurz aus totem Blut ihr um die Hüften warf.

Entonces el rubio cuello de una mujer blanca yacía encamado en oscuros cojines sanguinolentos. El sol tempestuoso en su cabello se extendía lamiendo sus delicados muslos y se arrodillaba ante sus bronceados pechos, aún no deformados por el vicio o el parto. A su lado un negro de ojos y frente marcados por la coz de un caballo mete dos dedos de su sucio pie izquierdo dentro de su pequeña oreja blanca. Sin embargo, ella yace durmiente como una novia: En el marco jubiloso del primer amor y la víspera de numerosas ascensiones de cálida juventud. Hasta que hundimos el cuchillo en su blanca garganta y le echamos una liga purpura de sangre muerta alrededor de sus caderas.


REQUIEM Auf jedem Tisch zwei. Männer und Weiber kreuzweis. Nah, nackt, und dennoch ohne Qual. Den Schädel auf. Die Brust entzwei. Die Leiber gebären nun ihr allerletztes Mal.

RÉQUIEM Dos en cada camilla. Hombres y mujeres en cruz. Hacinados, desnudos, pero sin dolor. El cráneo abierto. El torso partido a la mitad. Los cuerpos pariendo por última vez.

Jeder drei Näpfe voll: von Hirn bis Hoden. Und Gottes Tempel und des Teufels Stall nun Brust an Brust auf eines Kübels Boden begrinsen Golgatha und Sündenfall.

Cada uno llena tres bacines: desde el cerebro hasta los testículos. Y el templo de Dios y la guarida del demonio ahora lado a lado en una cubeta de mugre. Se burlan del Gólgota y el pecado original.

Der Rest in Särge. Lauter Neugeburten; Mannsbeine, Kinderbrust und Haar vom Weib. Ich sah, von zweien, die dereinst sich hurten, laghes da, wie aus einem Mutterleib.

El resto, en ataúdes, limpios recién nacidos; piernas de hombre, torsos de niño, pelo de mujer. Yo vi lo que engendraron dos que solían prostituirse, algo yaciendo allí, como salido de un solo útero.


SAAL DER KREISSENDEN FRAUEN

PABELLÓN DE PARTURIENTAS

Die ärmsten Frauen von Berlin —dreizehn Kinder in anderthalb Zimmern, Huren, Gefangene, Ausgestoßene— krümmen hier ihren Leib und wimmern. Es wird nirgends so viel geschrien. Es wird nirgends Schmerzen und Leid so ganz und gar nicht wie hier beachtet, weil hier eben immer was schreit.

Las mujeres más pobres de Berlín —trece niñas en cuarto y medio, putas, marginales, prisioneras— retorciendo su cuerpo y sollozando. En ningún otro sitio se grita tanto. En ningún otro sitio el sufrimiento y dolor importa tan poco porque aquí siempre grita algo

"Pressen Sie, Frau! Verstehn Sie, ja? Sie sind nicht zum Vergnügen da. Ziehn Sie die Sache nicht in die Länge. Kommt auch Kot bei dem Gedränge! Sie sind nicht da, um auszuruhn. Es kommt nicht selbst. Sie müssen was tun!" Schließlich kommt es: bläulich und klein. Urin und Stuhlgang salben es ein.

"¡puja mujer! ¿Entiendes, puja? No estás aquí por diversión. No lo contengas!!! No alargues la cosa!!! Puja incluso si te cagas encima. No estás aquí para descansar. Esto no saldrá por sí solo. Debes presionar!" Por fin llega: azulado y pequeño. Orina y heces lo ungen.

Aus elf Betten mit Tränen und Blut grüßt es ein Wimmern als Salut. Nur aus zwei Augen bricht ein Chor von Jubilaten zum Himmel empor.

De once camas con lágrimas y sangre los gemidos le dan la bienvenida. Sólo dos ojos elevan un coro de júbilo al cielo por este pequeño pedazo de carne.

Durch dieses kleine fleischerne Stück wird alles gehen: Jammer und Glück. Und stirbt es dereinst in Röcheln und Qual, liegen zwölf andere in diesem Saal.

Todos se marchan: desolación y placer. Y cuando muera entre estertores y sufrimientos, otros llenarán las doce camas de este pabellón.


BLINDDARM

APÉNDICE

Alles steht weiß und schnittbereit. Die Messer dampfen. Der Bauch ist gepinselt. Unter weißen Tüchern etwas, das winselt.

Todo blanco, estéril y reluciente. Bajo la sabana gemidos y movimiento. El Abdomen marcado, escalpelos brillando.

"Herr Geheimrat, es wäre soweit." Der erste Schnitt. Als schnitte man Brot. "Klemmen her!" Es spritzt was rot. Tiefer. Die Muskeln: feucht, funkelnd, frisch. Steht ein Strauß Rosen auf dem Tisch?

Preparados para cuando usted lo esté señor!!!

Ist das Eiter, was da spritzt? Ist der Darm etwa angeritzt? "Doktor, wenn Sie im Lichte stehn, kann kein Deibel das Bauchfell sehn. Narkose, ich kann nicht operieren, der Mann geht mit seinem Bauch spazieren."

El primer corte, como rebanar pan. "¡Pinzas!" Chorros rojo carmesí. Más profundo. Los músculos, húmedos, ardientes, la vibrante carne como un ramo de rosas. ¿Es pus lo que está salpicando? Quizá el intestino ha sido dañado. "Doctor, si se para contra luz, cómo puedo mantener las tripas en su lugar”. Anestesia!!! No puedo operar, Este tipo está agitando su estomago

Stille, dumpf feucht. Durch die Leere klirrt eine zu Boden geworfene Schere. Und die Schwester mit Engelssinn hält sterile Tupfer hin.

A través del silencio de niebla y vísceras, el ruido de unas tijeras chocando con el suelo. La diligente enfermera con ojos vigilantes prepara algodones esterilizados.

"Ich kann nichts finden in dem Dreck!" "Blut wird schwarz. Maske weg!" "Aber —Herr des Himmels— Bester, halten Sie bloß die Hacken fester!" Alles verwachsen. Endlich: erwischt! "Glüheisen, Schwester!" Es zischt.

"¡No puedo encontrar nada en esta porquería!" ¡Quítenme la mascarilla!" la sangre comienza a coagular. "Por Dios Santo!!! Hey señor, más presión en las rodillas!" Todo enredado. ¡Por fin: aquí está! A cauterizar enfermera!" Un susurro.

Du hattest noch einmal Glück, mein Sohn. Das Ding stand kurz vor der Perforation. "Sehn Sie den kleinen grünen Fleck?— Drei Stunden dann war der Bauch voll Dreck."

Hijo, debo decir que has sido afortunado La cosa estaba a punto de perforarse. "¿Ve la pequeña mancha verde? Tres horas, creo y el estómago hubiese sido un desastre." Suturas, vendaje, un alegre y buen show. Todo cosido. Se asean y retiran de la sala. Rabiosa rechina sus huesudos dientes La muerte se escurre a la barraca de los cancerosos.

Bauch zu. Haut zu. "Heftpflaster her! Guten Morgen, die Herrn." Der Saal wird leer. Wütend klappert und knirscht mit den Backen der Tod und schleicht in die Krebsbaracken.


MANN UND FRAU GEHN DURCH DIE KREBSBARACKE

HOMBRE Y MUJER ATRAVIESAN LA BARRACA DE LOS CANCEROSOS

Der Mann: Hier diese Reihe sind zerfallene Schöße und diese Reihe ist zerfallene Brust. Bett stinkt bei Bett. Die Schwestern wechseln stündlich.

El hombre: Aquí en esta fila úteros destruidos Y en esta fila pechos destruidos Camas juntas y apestosas, a cada hora las hermanas se turnan Ven, levanta silenciosamente esta manta Mira esta gran pila de grasa y horribles humores fue preciosa para un hombre alguna vez significaba éxtasis y hogar.

Komm, hebe ruhig diese Decke auf. Sieh, dieser Klumpen Fett und faule Stäfte, das war einst irgendeinem Mann groß und hieß auch Rausch und Heimat. Komm, sieh auf diese Narbe an der Brust. Fühlst du den Rosenkranz von weichen Knoten? Fühl ruhig hin. Das Fleisch ist weich und schmerzt nicht. Hier diese blutet wie aus dreißig Leibern. Kein Mensch hat so viel Blut. Hier diese schnitt man erst noch ein Kind aus dem verkrebsten Schoß. Man läßt sie schlafen. Tag und Nacht. — Den Neuen sagt man: hier schläft man sich gesund. — Nur sonntags für den Besuch läßt man sie etwas wacher. Nahrung wird wening noch verzehrt. Die Rücken sind wund. Du siehst die Fliegen. Manchmal wäscht sie die Schwester. Wie man Bänke wäscht. Hier schwillt der Acker schon um jedes Bett. Fleisch ebnet sich zu Land. Glut gibt sich fort. Saft schickt sich an zu rinnen. Erde ruft.

Ven y mira estas cicatrices en el pecho. ¿Sientes el rosario de pequeños nudos blandos? Toca sin temor. La carne cede y está adormecida. Aquí hay uno que sangra como si tuviese treinta cuerpos. Nadie tiene tanta sangre. De ésta tuvieron que arrancar a un niño de su útero canceroso. Los dejan dormir. Día y noche. —A los nuevos se les dice: aquí el sueño les hará bien—. Pero los domingos se les deja un rato despiertos para las visitas, Toman un poco de alimentos. Sus espaldas están llagadas. Ves las moscas. A veces, las hermanas los lavan. Como uno lava los bancos. Aquí las sepulturas se elevan alrededor de cada cama y la carne desciende a la tierra. El Fuego se extingue y La vitalidad se apresta a correr. La Tierra llama.


NACHTCAFÉ

CAFÉ NOCTURNO

824: Der Frauen Liebe und Leben. Das Cello trinkt rasch mal. Die Flöte rülpst tief drei Takte lang: das schöne Abendbrot. Die Trommel liest den Kriminalroman zu Ende.

824: Vida y pasión de las mujeres El cello se toma un trago rápido. La flauta eructa profundo en tres compases: Su sabrosa cena. El tambor termina de leer una novela policial.

Grüne Zähne, Pickel im Gesicht winkt einer Lidrandentzündung.

Dienteverdoso con espinillas en la cara le hace ojitos a conjuntivitis.

Fett im Haar spricht zu offenem Mund mit Rachenmandel Glaube Liebe Hoffnung um den Hals.

Cabello Grasiento habla a boca abierta con amígdalas inflamadas. Fe, esperanza y caridad penden de su cuello.

Junger Kropf ist Sattelnase gut. Er bezahlt für sie derei Bierre.

Incipiente bocio es dulce con nariz montada. Él le invita tres cervezas.

Bartflechte kauft Nelken, Doppelkinn zu erweichen.

Irritación de afeitada compra claveles para enternecer a papada.

B-molI: die 35. Sonate. Zwei Augen brüllen auf: Spritzt nicht das Blut von Chopin in den Saal, damit das Pack drauf rumlatscht! Schluß! He, Gigi! -

Bemol-menor: la Sonata N° 35. Dos ojos rugen con escándalo ¡No derrames la sangre de Chopin en esta pocilga, estos buenos para nada, no la merecen! ¡Eh, Gigi! ¡Basta! -

Die Tür fließt hin: Ein Weib. Wüste ausgedörrt. Kanaanitisch braun. Keusch. Höhlenreich. Ein Duft kommt mit. Kaum Duft. Es ist nur eine süße Vorwölbung der Luft gegen mein Gehirn.

La puerta se desborda: Una mujer. Desierto calcinado. Marrón canaanita. Virgen, llena de cavidades. Ella trae consigo un aroma. Imperceptible aroma. Sólo es un dulce entumecimiento en el aire rondando mi cerebro.

Eine Fettleibigkeit trippelt hinterher.

Un mórbido panzón da saltitos detrás de ella.


Otros poemas de Gottfried Benn Traducci贸n de Daniel Rojas Pachas


D-ZUG

TREN EXPRESO

Braun wie Kognak. Braun wie Laub. Rotbraun. Malaiengelb. D-Zug Berlin-Trelleborg und die Ostseebäder. Fleisch, das nackt ging. Bis in den Mund gebräunt vom Meer. Reif gesenkt, zu griechischem Glück. In Sichel-Sehnsucht: Wie weit der Sommer ist! Vorletzter Tag des neuenten Monats schon! Stoppel und letzte Mandel echzt in uns. Entfaltungen, das Blut, die Müdigkeiten, die Georginennähe macht uns wirr.

Pardo como coñac. Pardo como follaje. Pardorrojizo. Amarillo Malayo. Tren expreso Berlín-Trelleborg y los balnearios del Báltico. Carne, que anduvo desnuda. Bronceada hasta los labios por el mar. Profundamente inclinada, hacia una dicha griega. Con nostalgia de media luna. ¡Qué lejos está el verano! ¡Casi al final del noveno mes, ya! Rastrojos y últimas almendras languidecen en nosotros. Despliegues, la sangre, los cansancios, la cercanía de las dalias nos confunde.

Männerbraun stürzt sich auf Frauenbraun: Varones tostados se arrojan sobre mujeres tostadas: Eine Frau ist etwas für eine Nacht. Und wenn es schön war, noch für die nächste! Oh! Und dann wieder dies Bei-sich-selbst-Sein! Diese Stummheiten! Dies Getriebenwerden! Eine Frau ist etwas mit Geruch. Unsägliches! Stirb hin.’ Resede. Darin ist Süden, Hirt und Meer. An jedem Abhang lehnt ein Glück. Frauenhellbraun taumelt an Männerdunkelbraun: Halte mich! Du, ich falle! Ich bin im Nacken so müde. Oh, diser fiebernde süße Letzte Geruch aus den Gärten.

Una mujer es algo para una noche. ¡Y si estuvo bien, para la siguiente! ¡Oh! ¡Y luego estar con uno mismo! ¡Estos silencios! ¡Este andar a la deriva! Una mujer es algo con aroma. ¡Inefable! disuelta, reseda. Allí está el sur, los pastores y el mar. En cada cuesta la dicha aguarda. La Mujer con bronceado tenue tropieza con el hombre de bronceado oscuro: ¡Sostenme querido, que desfallezco! Mi nuca está tan fatigada. Oh, esta dulce fiebre La última fragancia emerge de los jardines.


UNTERGRUNDBAHN

TREN SUBTERRÁNEO

Die weichen Schauer. Blütenfrühe. Wie aus warmen Fellen kommt es aus den Wäldern. Ein Rot schwärmt auf. Das große Blut steigt an.

Temblores lascivos. Temprano florecer. Como si esas cálidas pieles emergieran del bosque. Un enjambre rojo sobresale. La sangre hierve a raudales.

Durch all den Frühling kommt die fremde Frau. Der Strumpf am Spann ist da. Doch, wo er endet, ist weit von mir. Ich schluchze auf der Schwelle: Laues Geblühe, fremde Feuchtigkeiten.

Como parte de lo primaveral caminan las extranjeras. La media, ajustada, está allí, pero su borde final me es ajeno. Sollozo sobre el umbral: Bochornosa lozanía, extranjera humedad.

Oh, wie ihr Mund die laue Luft verpraßt! Du Rosenhirn, Meer-Blut, du Götter-Zwielicht, Du Erdenbeet, wie strömen deine Hüften So kühl den Gang hervor, in dem du gehst! Dunkel: nun lebt es unter ihren Kleidern: nur weißes Tier, gelöst und stummer Duft. Ein armer Hirnhund, schwer mit Gott behangen. Ich bin der Stirn so satt. Oh, ein Gerüste von Blütenkolben löste sanft sie ab und schwölle mit und schauerte und triefte. So losgelöst. So müde. Ich will wandern. Blutlos die Wege. Lieder aus den Gärten. Schatten und Sintflut. Fernes Glück: ein Sterben hin in des Meeres erlösend tiefes Blau.

Oh esa boca derrochando el tórrido aire! Tú, cerebro de rosas, sanguinolento mar, diosa del crepúsculo. Tú, lecho de tierra, cual rocío de tus caderas. Tus pasos fluyen, lo imperceptible de tu caminar. Oscuridad: anida bajo sus vestiduras: Sólo blanco animal, libre y silencioso aroma. Un mutilado cerebro de perro cargando a Dios. Mi frente me agota. Oh ese armazón de flores en racimo, tomaría con gentileza su lugar, para ahogarme en armonía y movimiento y convulsión. Tan laxo, a la deriva. Tan cansado. Deseo vagar. Las rutas desangradas. Canciones que soplan desde jardines. Sombras e inundación. Lejano júbilo: una fatigosa muerte De cara al profundo y redentor azul del océano.


VOR EINEM KORNFELD

FRENTE A UN MAIZAL

Vor einem Kornfeld sagte einer: Die Treue und Märchenhaftigkeit der Kornblumen ist ein hübsche Malmotiv für Damen. Da lobe ich mir den tiefen Alt des Mohns. Da denkt man an Blutfladen und Menstruation. An Not, Röcheln, Hungern und Verrecken— kurz: an des Mannes dunklen Weg.

Frente a un maizal él dijo: La fabulada veracidad del aciano es un agradable tópico para las pintoras. Mas yo prefiero la profunda ópera de la amapola. Te hace pensar en sanguinolenta ropa y menstruación. En sufrimiento, quejidos, hambruna y estirar la pataen pocas palabras: el turbio derrotero del hombre.


Daniel Rojas Pachas (Lima 1983) Escritor, Magíster en Ciencias de la Comunicación y Profesor de Literatura egresado de la Universidad de Tarapacá. Reside en AricaChile donde ejerce la docencia Universitaria Actualmente edita la Revista Literaria virtual y Editorial impresa Cinosargo. Ha publicado el poemario Gramma en el 2009 con Ediciones Cinosargo, en investigación ha publicado Realidades Dialogantes, ensayo por el cual fue beneficiado el 2008 con el fondo nacional de fomento del libro que otorga el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de Chile. Actualmente sus publicaciones aparecen periódicamente en revistas literarias nacionales e internacionales, en la Linterna de Papel del Mercurio de Antofagasta y ha sido seleccionado para formar parte de numerosas selecciones de poesía, se destacan la Antología Poética 2009, ediciones Jaguar de México y el libro Mi país es un Zombie (Editorial Casamanita México). Ha participado como ponente en importantes congresos en Perú, Bolivia, Argentina y Chile entre los cuales se destacan el JALLA, SOCHEL y CONELIT y en encuentros internacionales de poesía como La Colectiva (Perú 2010) y El Vértigo de los Aires (México 2011). Además ha sido beneficiado con la beca de perfeccionamiento, modalidad apoyo a tesis de postgrado en Chile o el extranjero 2010 del fondo del libro a fin de realizar su investigación sobre la novela Ariqueña: Proyección y recepción dentro del canon nacional. El 2011 publica con Groenlandia (España) su poemario Carne, este título tiene una segunda edición impresa a través de Cinosargo. Más información en su weblog Personal: http://www.danielrojaspachas.blogspot.com/

WWW.CINOSARGO.COM


Morgue y otros poemas de Gottfried Benn (Traducción de Daniel Rojas Pachas)