Issuu on Google+

Omar Pérez Santiago

Poesía

Escritor chileno (n. 1953). Egresó de la Escuela de Ciencias Políticas de la Universidad de Chile. Estudió Historia económica en la Universidad de Lund. En Suecia donde fundó la editorial Aura Latina. Como traductor ha publicado "La Pandilla de Malmö" (Aura Latina, 1990). “Michael Strunge” (Arquitrave, 2010) y “Tomás Tranströmer”, (Ediciones Pentagrama, 2009). Otros libros: * “Nefilim en Alhué y otros relatos sobre la muerte”. (Mago Editores, 2011). * “Breve historia del cómic en Chile”, (Editorial Universidad Bolivariana, 2007) * “Escritores de la Guerra. Vigencia de una generación de narradores chilenos”, ensayo, (Editorial Universidad Bolivariana, 2007) * “Trompas de Falopio”, novela junto a Gabriel Caldés. (Editorial Universidad Bolivariana, 2007) * “Negrito no me hagas mal”, novela -cómic, (Centro Nacional de Cómic, 2000) * “Memorias eróticas de un chileno en Suecia”, cuentos, (Editora Kipus & Aura Latina, 1992) * ”Malmö är litet”, novela en Sueco, (Skrivareverkstad, Suecia. 1988)

Traducciones (Pink Cigarette) Morgue y otros poemas de Gottfried Benn Traducción de Daniel Rojas Pachas (2012) Introducción para inquietos Tomás Tranströmer Nóbel de literatura 2011. Traducción y notas de Omar Pérez Santiago (2012)

Introducción para inquietos TOMÁS TRANSTRÖMER Nóbel de literatura 2011 El extraordinario poeta sueco Tomás Tranströmer, premio Nóbel de literatura 2011, es presentado de modo amplio y didáctico, y en relación con otros grandes poetas suecos y latinoamericanos. La obra de Tomás Tranströmer se contextualiza y se entiende mejor su relación con América Latina. Esta introducción se sustenta en una original Teoría de la Placas Poéticas, una nueva y original Teoría Literaria donde la poesía es puesta en tejido con otras escuelas de la galaxia poética.

Introducción para inquietos TOMÁS TRANSTRÖMER

Gramma de Daniel Rojas Pachas (2009) La Danse Macabre de Tito Manfred (2009) Shhh de Mauro Gatica (2009) Novela Negra de Juan Podestá (2010) El libro de las revelaciones de Víctor Munita (2010) Barrio sin Dios de Danilo Pedamonte (2010) Raíz de Uno de Fernando Rivera Lutz (2011) Carne de Daniel Rojas Pachas (2011)

Omar Pérez Santiago

Editorial Cinosargo

INTRODUCCIÓN PARA INQUIETOS

TOMÁS TRANSTRÖMER Nóbel de literatura 2011

Traducción y notas de Omar Pérez Santiago

Ediciones Cinosargo


Ediciones Cinosargo

Colecci贸n Pink Cigarette

02

03


Introducción para inquietos

TOMÁS TRANSTRÖMER Nóbel de literatura 2011

Traducción y notas de Omar Pérez Santiago

04

05


Un ciego frente al mar

Contacto: carrollera@hotmail.com Web editorial: www.cinosargo.com Contacto con el autor: operezsantiago@yahoo.com Web: www.omarperezsantiago.cl Derecho de autor Nº de registro: 212344 ISBN: 978-956-351-116-1 Edición impresa: 500 ejemplares. Primera Edición: Formato Impreso – Cinosargo /Chile 2012. Introducción para inquietos © Omar Pérez Santiago Fuente utilizada: Georgia 11 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de este documento por cualquier medio, sin el previo y expreso consentimiento por escrito de los autores. Cinosargo Ediciones © Todos los derechos reservados a nombre de Daniel Rojas Pachas.

06

En enero del año 2012, el editor me envío las galeras para la revisión de este libro sobre la poesía del Premio Nóbel 2011, Tomás Tranströmer. Pero lo intuía desde antes, como un ciego frente al mar, un ciego que siente el viento y la sal. El asunto crepitó de modo simple. Influido por el aire estival, bajo una araucaria, le leí unos poemas de las galeras de este libro a mi amiga de juventud, Kintun Wingkulche, mujer mapuche de origen y de fe. De forma inmediata me dijo que la poesía de Tranströmer estaba cerca de la cosmogonía originaria. Cosmos, árboles como robles o como símbolos que podrían ser araucarias, tormentas, lluvias, la hierba que se oye respirar, bosques sombríos. “Heredé un bosque sombrío donde rara vez voy.” Los árboles, los árboles en silencio con el color teatral que tiene el brillo del fuego. La comunión con los bosques. “La hierba tiene un jefe verde”. Y los recuerdos, los vestigios del futuro, los recuerdos que nos siguen con la mirada. Recordar como un tributo a nuestros propios muertos y su importancia presente y fantasmal. Ese momento presente, ese momento fugaz, es la vida, es la eternidad. Creo que lo intuí desde que aprendí a escuchar y a traducir a Tomás Tranströmer en mis años de destierro, en esos fríos y largos años de exilio. Espero que ustedes, estimados lectores, entiendan mi lectura y mis licencias de traductor, de colocar araucaria, donde dice árbol.

07


Tomรกs Transtrรถmer: misticismo del silencio

Foto: Ulla Montan

08

09


El misterio de la poesía de Tomás Tranströmer sobre la fugacidad de la vida -el Memento mori, la finitud, la vida pasajera- es lúcida, serena, tensa y auténtica. Para nosotros, los lectores de la buena poesía silenciosa, la actitud de Tranströmer de estar en el presente y de hablar con sus recuerdos, su memoria, su cultura, sus propios cementerios, es una canción envolvente sobre los que ya no están. Tranströmer no escribe sobre la muerte. Escribe sobre los muertos. Recordar es un tributo a los propios muertos y revela su importancia presente y fantasmal en los vivos. Ese momento presente, ese momento fugaz, es la vida, es la eternidad. La poesía panteísta del Premio Nóbel de literatura 2011, Tomás Tranströmer (n. 1931), como toda gran poesía que uno siente que es buena, tiene sus rasgos genéticos en poetas intercomunicados, traducidos y cosmopolitas, con influencias culturales que han viajado por pequeñas y a veces imperceptibles neuronas eferentes de las cortezas poéticas. La obra de Tranströmer –mística, de la memoria y de la naturaleza-, surge de su convergencia y divergencia a lo largo de su proceso creativo de diferenciación, en donde tres corrientes de modernismo han interactuado: el simbolismo, el imagismo y el surrealismo. Tranströmer publicó su primer libro en 1954 y se convirtió en el epítome de un poeta de los años cincuenta. Lo tituló “17 dikter”, (17 poemas) y no fue por casualidad. El título mismo era un homenaje a Dylan Thomas. Dylan Thomas había recién muerto en noviembre de 1953, producto de un derrame cerebral o delirium tremens o producto de exceso de alcohol en el bar White Horse de Nueva York. Dylan Thomas había publicado a los 20 años su primer libro, “Eighteen Poems”, (18 poemas) en 1934, que sería valorado como sorprendente y revolucionario. “17 poemas” de Tranströmer fue el libro de poesía más significativo que se publicó en los años 50 en Suecia. La primera edición se vendió en algunas semanas. 10

¿Qué había en Dylan Thomas que podría haber influenciado a un joven Tranströmer? Quizás, la musicalidad, quizás las imágenes y quizás lo oscuro de sus temas sobre la muerte.

Cartografía Tranströmer “Le doy vueltas a una idea: la idea de que, a pesar de que la vida de un hombre se componga de miles y miles de momentos y días, esos muchos instantes y esos muchos días pueden ser reducidos a uno: el momento en que un hombre averigua quién es, cuando se ve cara a cara consigo mismo” Borges, Credo de Poeta. Arte Poética. “Dos verdades se acercan. Una viene de adentro, la otra de afuera. Y allí donde se cruzan uno tiene la ocasión de verse a sí mismo.” Tranströmer, Preludier II. “Misión: estar donde uno está.” “¡Sucesos del porvenir, ya están aquí!” Tranströmer, Puesto de guardia. Retirado en la paz de estos desiertos, con pocos, pero doctos libros juntos, vivo en conversación con los difuntos, y escucho con mis ojos a los muertos. Quevedo, Desde la torre. “Mi conversación es mayormente con los libros." Séneca, Epístolas a Lucilio 67.2 Ningún lenguaje poético nace, no puede nacer, en una tabula rasa.

11


Los poetas viven y desarrollan la imaginación y la creatividad en un mundo indivisible e intercomunicado, remolcan una cultura que se desarrolla al interior de un mundo poético acumulativo. Nada existe en el aislamiento. Los cerebros poéticos trabajan sobre una tabla escrita, con objetos culturales en circulación, en un diálogo mental interno con su cultura. Para ello, los poetas desarrollan diseños de mapas poéticos, una especie de diccionario mental que correlaciona cada distinta obra con las frecuencias cerebrales similares y de esa forma, mediante una lectura minuciosa de los patrones generados por el cerebro poético, se reconocen afinidades. Los poetas, como estructuras vividas y experienciales, son el núcleo del lenguaje humano. Las placas poéticas, como la Placa Tranströmer, son productos de redes neuronales vivas trabajando en un mundo pre diseñado. El tiempo poético es un invento, algo experimental y manipulado, ni cronológico, ni matemático. Tampoco las referencias son únicamente regionales o patrióticas. Las influencias viajan por redes neuronales vitales y siempre activas, viajan geográficamente pero también hacia atrás y hacia delante del tiempo y construyen corrientes interconectadas. De ese modo se conforman las placas poéticas en diversos idiomas y dialectos. Esta metodología para entender la poesía de Tranströmer, incluye un programa co-evolutivo, es decir, parte de la interacción y sinergia mutua de dos campos de investigación o dos formas conceptuales, la de las ciencias cognitivas y las del arte de la poesía. Un método conciliador nos ayuda a interpretar el trabajo poético y ver cómo y por qué los poetas están más predispuestos a seleccionar ciertas imágenes estéticas y no otras. Por un lado, las ciencias cognitivas (la neurociencia, la psicología cognitiva, la lingüística, la inteligencia artificial, la filosofía) y por el otro, la poesía, mirada en plazos amplios. La poesía son sociedades que funcionan como placas biológicamente fundadas y eminentemente plásticas.

De ese modo, la Placa Tranströmer es una corteza poética donde predominan algunos pliegues o lóbulos relevantes. En poesía se llaman escuelas o corrientes poéticas. En el estudio de su surgimiento se ha llamado la epidemiología de las ideas. La metodología incluye tomografías poéticas que reconstruyen las esenciales imágenes poéticas, que definen sus rasgos principales o canónicas y predominantes. En otras palabras, los poetas traducen, viajan y se interconectan con la venas de otras placas poéticas. Se dejan influenciar. O a veces, por largos años, hibernan como una mariposa o como un oso, en un estado de hipotermia regulada. La angiografía poética permite realizar un mapa de influencias poéticas. Y así se construye el atlas esteotáxico poético con las áreas que envían información a esas áreas (aferencias), y que otras reciben información de esas estructuras (eferencias). En el proceso de percepción y creación poética, el cerebro poético consulta los conocimientos adquiridos previamente y depositados en la memoria a largo plazo de modo consciente o inconsciente.

12

13


Poemas de Tomรกs Transtrรถmer

14

15


APUNTES DE FUEGO En los dolidos meses, mi vida brilló sólo al hacer el amor contigo. Lucerna se prende y se apaga, se prende y se apaga - así a centellas sigue uno su vía en la noche sombría del olivar. En los dolidos meses, mi alma desesperada y sin vida pero mi cuerpo fue directo hacia ti. El cielo nocturno rugió. Ordeñamos cosmos y sobrevivimos. ELDKLOTTER Under de dystra månaderna gnistrade mitt liv till bara när jag älskade med dig Som eldflugan tänds och slocknar, tänds och slocknar -glimtvis kan man följa dess väg i nattmörkret mellan olivträden Under de dystra månaderna satt själen hopsjunken och livlös men kroppen gick raka vägen till dig Natthimlen råmade. Vi tjuvmjölkade kosmos och överlevde.

16

LA ARAUCARIA Y EL CIELO Va una araucaria alrededor de la lluvia, nos adelanta deprisa en la tormenta gris. Tiene una misión. Recoger vida de la lluvia como un mirlo de los frutos del jardín. Cuando cesa la lluvia la araucaria se para. Se vislumbra erguida y estática en noches claras esperando el momento, como nosotros, que del cielo florezcan los copos. TRÄDET OCH SKYN Det går ett träd omkring i regnet, skyndar förbi oss i det skvalande grå. Det har ett ärende. Det hämtar liv ur regnet som en koltrast i en fruktträdgård. Då regnet upphör stannar trädet. Det skymtar rakt, stilla i klara nätter i väntan liksom vi på ögonblicket då snöflingorna slår ut i rymden.

17


TORMENTA De pronto el viajero halla la vieja gran araucaria, como un alce de piedra, ancha copa en el cenizo fortín del mar de septiembre. Tormenta del norte. Tiempo de serbas maduras. Despierto en la noche oye las constelaciones estampadas sobre la araucaria. STORM Plötsligt möter vandraren här den gamla jätteeken, lik en förstenad älg med milsvid krona framför septemberhavets svartgröna fästning. Nordlig storm. Det är i den tid när rönnbärsklasar mognar. Vaken i mörkret hör man stjärnbilderna stampa i sina spiltor högt över träden.

18

DO MAYOR Cuando bajó a la calle tras la cita de amor soplaba la nieve en el aire. El invierno había llegado mientras hacían el amor. La noche brilló blanca. Él caminó rápido y alegre. Toda la ciudad inclinada. Transeúntes sonrientesTodos reían bajo sus cuellos alzados. ¡¡Era libre!! Y todos los signos de interrogación cantaron la existencia de Dios Eso creía él. Una música estalló Y cruzó en la nieve arremolinada Con largos pasos. Todo en camino del tono Do Un tembloroso compás dirigido a Do. Una hora sobre las heridas. ¡Era fácil! Todos reían bajos sus cuellos alzados.

19


C-DUR När han kom ner på gatan efter kärleksmötet virvlade snö i luften. Vintern hade kommit medan de låg hos varann. Natten lyste vit. Han gick fort av glädje. Hela staden sluttade. Förbipasserande leenden alla log bakom uppfällda kragar. Det var fritt! Och alla frågetecken började sjunga om Guds tillvaro. Så tyckte han. En musik gjorde sig lös och gick i yrande snö med långa steg. Allting var på vandring mot ton C. En darrande kompass riktad mot C. En timme ovanför plågorna. Det var lätt! Alla log bakom uppfällda kragar.

20

LOS RECUERDOS ME MIRAN Una mañana de junio ya es muy temprano para despertar, pero tarde para dormir de nuevo. Debo ir a la hierba que está llena de recuerdos, que me siguen con la mirada. No se ven, se mezclan completamente con el fondo, camaleones perfectos. Tan cerca que los escucho respirar a pesar que el canto de los mirlos es estridente.

MINNENA SER MIG En junimorgon då det är för tidigt att vakna men för sent att somna om. Jag måste ut i grönskan som är fullsatt av minnen, och de följer mig med blicken. De syns inte, de smälter helt ihop med bakgrunden, perfekta kameleonter. De är så nära att jag hör dem andas fast fågelsången är bedövande.

21


ARCOS ROMANOS En la grandiosa iglesia romana se aglomeran los turistas en la penumbra. Cúpula abierta tras cúpula y sin panorámica. Algunas llamas de cirios titilan. Un ángel sin semblante me envolvió y me susurró a través de todo el cuerpo: “No te avergüences de ser persona, ¡sé orgulloso! Dentro de ti se abre cúpula tras cúpula infinitamente Tú nunca estarás completo, y así es como debe ser.” Yo estaba ciego de lágrimas Y fui empujado a la soleada piazzan junto a Mr y Mrs Jones, Herr Tanaka y Signora Sabatini, y dentro de todos ellos se abrió cúpula tras cúpula infinitamente

ROMANSKA BÅGAR Inne i den väldiga romanska kyrkan trängdes turisterna i halvmörkret. Valv gapade bakom valv och ingen överblick. Några ljuslågor fladdrade. En ängel utan ansikte omfamnade mig och viskade genom hela kroppen: ”Skäms inte för att du är människa, var stolt! Inne i dig öppnar sig valv bakom valv oändligt. Du blir aldrig färdig, och det är som det skall.” Jag var blind av tårar och föstes ut på den solsjudande piazzan tillsammans med Mr och Mrs Jones, Herr Tanaka och Signora Sabatini, och inne i dem alla öppnade sig valv bakom valv oändligt.

22

MADRIGAL Heredé un bosque sombrío donde rara vez voy. Mas llegará un día en que los muertos y los vivos cambien de lugar. Entonces, el bosque se pondrá en movimiento. No estamos sin esperanzas. Los crímenes más difíciles continúan sin aclarar a pesar de los esfuerzos de muchos policías. Del mismo modo, hay en nuestra vida un gran amor sin aclarar. Heredé un bosque sombrío pero hoy yo camino en otro bosque, el luminoso. ¡Todas las criaturas que cantan, serpentean, mueven la cola y se arrastran! Es primavera y el aire es muy fuerte. Tengo un diploma de la universidad del olvido y estoy tan vacío como la camisa que se seca en el cordel.

MADRIGAL Jag ärvde en mörk skog dit jag sällan går. Men det kommer en dag när de döda och levande byter plats. Då sätter sig skogen i rörelse. Vi är inte utan hopp. De svåraste brotten förblir ouppklarade trots insats av många poliser. På samma sätt finns någonstans i våra liv en stor ouppklarad kärlek. Jag ärvde en mörk skog men idag går jag i en annan skog, den ljusa. Allt levande som sjunger slingrar viftar och kryper! Det är vår och luften är mycket stark. Jag har examen från glömskans universitet och är lika tomhänt som skjortan på tvättstrecket.

23


PRELUDIOS II Dos verdades se acercan. Una viene de adentro, la otra de afuera y allí donde se cruzan uno tiene la ocasión de verse a sí mismo. El que se da cuenta de lo que está pasando grita desesperado: “¡Detente! Lo que sea, con tal de evitar verme a mí mismo.” Y hay un barco que intenta atracarse, intenta justo aquí, y volverá a intentarlo miles de veces. De la oscuridad del bosque aparece un largo gancho de barco, en la ventana abierta, en medio de los invitados a la fiesta que se calientan bailando.

PRELUDIER II Två sanningar närmar sig varann. En kommer inifrån, en kommer utifrån och där de möts har man en chans att få se sig själv. Den som märker vad som håller på att hända ropar förtvivlat: ”Stanna! vad som helst, bara jag slipper känna mig själv.” Och det finns en båt som försöker lägga till försöker just här den kommer att försöka tusentals gånger. Ur skogens mörker kommer en lång båtshake, skjuts in genom det öppna fönstret, in bland partygästerna som dansat sig varma

24

NOCTURNO Por un pueblo conduzco de noche, las casas aparecen en el resplandor de mis luces – ellos están despiertos, desean beber. Casas, galpones, letreros, vehículos abandonados –es ahora que se visten de vida. La gente duerme: Algunos pueden dormir en paz, otros con semblantes tensos como si estuviesen estrenando para la eternidad, No osan soltarse completos a pesar que su sueños son pesados. Descansan como barreras caídas cuando cruza el misterio. Afuera del pueblo el camino se alarga entre los árboles del bosque Y los árboles los árboles en silencio entre ellos Tienen el color teatral que tiene el brillo del fuego ¡Qué claras son sus hojas! Me persiguen hasta mi hogar. Me acuesto a dormir, veo imágenes desconocidas y signos suben solos detrás de las pupilas en la oscuridad de la muralla. En la rendija entre la vigilia y el sueño una gran carta intenta colarse en vano.

25


NOCTURNE Jag kör genom en by om natten, husen stiger fram i strålkastarskenet – de är vakna, de vill dricka. Hus, lador, skyltar, herrelösa fordon – det är nu de ikläder sig livet. Människorna sover:

Pilar de la poesía sueca: Eric Johan Stagnelius

en del kan sova fridfullt, andra har spända anletsdrag som om de låg i hård träning för evigheten. De vågar inte släppa allt fast deras sömn är tung. De vilar som fällda bommar när mysteriet drar förbi. Utanför går vägen länge mellan skogens träd. Och träden träden tigande i endräkt med varann. De har en teatralisk färg som finns i eldsken. Vad deras löv är tydliga! De följer mig ända hem. Jag ligger och ska somna, jag ser okända bilder och tecken klottrade sig själva bakom ögonlocken på mörkrets vägg. I springan mellan vakenhet och dröm försöker ett stort brev tränga sig in förgäves.

26

27


En algún momento, lectores del diario sueco Expressen eligieron el mejor poema escrito en sueco. Se llama “Amigo, en tiempo desolado” y lo escribió el romántico de Eric Johan Stagnelius (1793-1823). Se dice que Stagnelius no logró ingresar a las mafias literarias cerradas de Estocolmo, llenas de intrigas, de hipocresía y de corrupción. Su vida transcurrió como un outsider y un solitario en la orillas de la sociedad. Stagnelius era opiómano y se dice que en Estocolmo, en un barrio pobre, al final de sus días, lo arrestaron por ebriedad y murió un mes después –cuando tenía sólo 30 años- en la soledad de una pieza de alquiler, en extrañas circunstancias. El médico anotó que murió de un golpe. Fue enterrado en la más grande soledad en la iglesia María Magdalena en Estocolmo. No hubo coro, no hubo música, ni flores. Ningún pariente asistió al funeral. “Amigo, en tiempo desolado” es un poema elegíaco. La noche es la madre del día (sánscrito div, es decir dios, es decir luz). El poema parece la letra de un verdadero tango, que devela el desagarro y la tristeza o melancolía nórdica, no lejos de la morriña de esa área cultural que se llama Río de la Plata.

28

AMIGO, EN TIEMPO DESOLADO Amigo, en tiempo desolado, cuando tu alma se cubre de sombras, Cuando en hondo abismo, mueren memoria y sentido, La idea vacila entre sombras de formas y delirios, El corazón no puede suspirar, y el ojo ya no llora; Cuando cubierta de tinieblas tu alma cae en alas de fuego Y tú a la nada, con miedo, sientes bajar de nuevo, Dime, ¿quién te salva entonces?- ¿Quién es el ángel amable, Que tu alma ordena y da otra vez belleza, Que construye de nuevo tu mundo derruido, restaura el Altar caído, y enciende allí la llama con mano sagrada? Sólo la esencia potente, que nace de la eterna noche Besa de vida al serafín, despiertan a los soles a la danza. Sólo la palabra sagrada, que gritó a los mundos: “Existe” Y cuya viva energía a los mundos aún mueve. Por eso, alégrate, oh amigo y canta en la oscura pena: La noche es la madre del día, el Caos es el vecino de Dios. VÄN! I FÖRÖDELSENS STUND Vän! I förödelsens stund, när ditt inre af mörker betäckes, När i ett afgrundsdjup minne och aning förgå, Tanken famler försagd bland skuggestalter och irrbloss, Hjertat ej sucka kan, ögat ej gråta förmår; När från din nattomtöcknade själ eldvingarne falla, Och du till Intet, med skräck, känner dig sjunka på nytt, Säg, hvem räddar dig då? — Hvem är den vänlige ängel, Som åt ditt inre ger ordning och skönhet igen, Bygger på nytt din störtade verld, uppreser det fallna Altaret, tändande den flammen med presterlig hand? — Endast det mägtiga Väsen, som först ur den eviga natten Kysste Seraphen till lif, solarna väckte till dans. Endast det heliga Ord, som ropte åt verldarna: "Blifven!" Och i hvars lefvande kraft verldarne röras ännu. Derföre gläds, o vän! och sjung i bedröfvelsens mörker: Natten är dagens mor, Chaos är granne med Gud. 29


Años 30. Modernismo sueco: “Sexo, alcohol y socialismo”

Foto: Anna Riwkin

30

31


La tradición moderna que precede a Tomás Tranströmer nació en los revueltos años treinta de Suecia con la poesía formal y clásica de Hjalmar Gullberg, Karin Boye y su traducción de Eliot y la relación de Gunnar Ekelöf con el simbolismo y el surrealismo francés.

El fuego de Karin Boye La gran, la extraordinaria Karin Boye nació en 1900 y murió el 1941. El padre de Karin Boye murió cuando ella tenía 28 años. Ella heredó una pequeña fortuna. Se casó al año siguiente con Leif Björk, miembro de Clarté, un grupo de orígenes socialistas. En 1931, Boye, junto a Erik Mesterton y Josef Riwkin, fundaron la revista poética Spektrum, que se publicó hasta el 1935. Spektrum fue más que una revista literaria. Fue un grupo legendario de talentos radicales, sin mucho dinero pero con espíritu de vagabundos, viajaban mucho: París, Berlín, Moscú, Londres. Se convirtieron en un centro intelectual de agitación del modernismo que renovó la literatura sueca. “Sexo, alcohol y socialismo”, como ha sido expresado. En la revista Spektrum de Estocolmo se hablaba de psicoanálisis, jazz, pedagogía, arte moderno y literatura. Junto a Erik Mesterton, Boye tradujo “La tierra baldía” de Eliot, que tendría enorme impacto en las generaciones posteriores. Eliot recibiría el Premio Nóbel de literatura en 1948 y será un poeta esencial en el joven Tranströmer, sobre todo, “Cuatro Cuartetos”:

franceses, traducidos por Gunnar Ekelöf, entre los que estaban Arthur Rimbaud, Comte de Lautréaumont, André Breton, Tristan Tzara, Salvador Dalí, Benjamin Péret y Paul Éluard. La editorial Spektrum no vendía más que unos 200 ejemplares de sus libros. Pero qué importa. Aquí se forjaban los futuros y grandes cerebros literarios. Boye y Ekelöf estarían muy pronto canonizados. Esos jóvenes estaban llenos de pasión, atracciones sexuales y sus correspondientes traiciones. Riwkin era casado, pero mantuvo una relación amorosa con Karin Boye. Riwkin se fue a vivir con Gunnar Ekelöf. Karin Boye decidió, el año 1932, vivir su homosexualidad con Gunnel Bergström, la mujer de Gunnar Ekelöf. Esas piruetas amorosas, celos y distancias, también eran parte del modernismo que cambió una forma conservadora de mirar la vida. Después de un tiempo Karen Boye vivió con Margot Hanel, una judía alemana. El año 1941, tomó pastillas para dormir. Un granjero la encontró yaciendo en una roca, en una montaña. Su amada Margot Hanel no pudo estar en el sepelio y se quitó la vida un mes después. Quizás el poema más famoso de Karin Boye se llama “Visst gör det ont” y aquí está la traducción del sueco.

“No sé mucho de dioses, mas supongo que el río Es un dios pardo y fuerte, hosco, indómito, intratable” El año 1931 Spektrum publicó el primer libro de Gunnar Ekelöf, “Sent pa jorden”. El poeta será considerado una figura central del siglo XX. Spektrum publicó también a los surrealistas

32

33


SÍ, DUELE Sí, duele cuando los tallos brotan ¿Por qué sino la primavera vacila? ¿Por qué todo el ardiente deseo Se lía a lividez amarga y fría? El brote fue un capullo todo el invierno ¿Qué es esa cosa nueva, que socava y estalla? Sí, duele cuando los tallos brotan dolor del que crece y del que se encapulla Sí, es difícil cuando las gotas caen Temblando de miedo pesadamente cuelgan Asidas a la rama, se hinchan, se deslizan La gravedad las tira hacia abajo, aunque se adhieran Difícil ser incierto, temeroso y dividido Difícil sentir la profundidad que tira y llama Sin embargo quedarse y solo temblar Difícil desear permanecer Y desear caer. Entonces, cuándo es peor y nada ayuda Los brotes del árbol rasgan en júbilo, Entonces, cuando ya no existe ningún temor, Caen brillantes las gotas de la rama Se olvidan de su temor ante lo nuevo Se olvidan de su ansiedad por el viaje Viven su mayor certeza por un segundo, Y descansan en esa confianza Que crea el mundo.

34

VISST GÖR DET ONT Ja visst gör det ont när knoppar brister. Varför skulle annars våren tveka? Varför skulle all vår heta längtan bindas i det frusna bitterbleka? Höljet var ju knoppen hela vintern. Vad är det för nytt, som tär och spränger? Ja visst gör det ont när knoppar brister, ont för det som växer och det som stänger. Ja nog är det svårt när droppar faller. Skälvande av ängslan tungt de hänger, klamrar sig vid kvisten, sväller, glider tyngden drar dem neråt, hur de klänger. Svårt att vara oviss, rädd och delad, svårt att känna djupet dra och kalla, ändå sitta kvar och bara darra svårt att vilja stanna och vilja falla. Då, när det är värst och inget hjälper, brister som i jubel trädets knoppar. Då, när ingen rädsla längre håller, faller i ett glitter kvistens droppar glömmer att de skrämdes av det nya glömmer att de ängslades för färden känner en sekund sin största trygghet, vilar i den tillit som skapar världen.

35


Gunnar Ekelรถf

36

37


El más grande de los modernistas suecos, Gunnar Ekelöf, era un místico secular. Nacido en 1907 en Estocolmo, produjo una verdadera revolución literaria. Se afirma que Ekelöf fue marcado por la muerte de sífilis de su padre cuando él era niño. Su madre fue indiferente y el niño vivió aislado emocionalmente. Karin Boye y Gunnar Ekelöf no terminaron bien, por razones de desamores y celos. Se dice que Gunnar Ekelöf intentó, a través del tiempo, rescribir a su favor la historia de la revista Spektrum, sin lograrlo. Su primera colección de poemas “Tarde en la tierra”, fue publicado por Spektrum en 1932. Místico, erosionador e intelectual, viajero permanente a París, Atenas y Estambul. Orhan Pamuk, el Premio Nóbel turco, cree que la Estambul amarga, triste, maltrecha, oscura y pobre es una construcción meta literaria, una propuesta de la tristeza como identidad. Amargura literaria que, según Pamuk, introdujeron los escritores extranjeros que visitaron Estambul: los franceses Flaubert, Gautier, Nerval y los nórdicos Knut Hamsun y Hans Christian Anderssen. Gunnar Ekelöf afirma que tuvo allí en Estambul la aparición de un ángel que le dio una inspiración central en su vida poética. En una noche de 1965, en el hotel Hilton, escribió 17 poemas místicos y sensuales llamado, “Diwán sobre el Príncipe de Emgión”, y sería el poemario con que se abre la trilogía Diwán, la culminación de su obra (con «La leyenda de Fatumeh» y «Guía para el Averno»). Ekelöf murió de cáncer en el año 1968. En el templo de Artemisa, Ekelöf había escuchado el mito del rey Midas. Luego en su testamento dejó su deseos que sus cenizas fuesen esparcidos en el agua del río Paktalos. En 1968 cumplió su mujer Ingrid este deseo junto a su hermana Nun, y su hija Suzanne. Desde un cofre azul esparcieron las cenizas del poeta en la corriente del río.

38

TUS OJOS ARDEN Tus ojos arden De vino tinto ¿Cómo los apagaré? -Sólo bebiéndolos como copas Con besos Uno tras otro tras otroEntonces los llenas de nuevo Con el vino blanco Que más me gusta.

DINA ÖGON GLÖDER Dina ögon glöder av rött vin Hur skall jag släcka dem? - Endast genom att dricka dem som bägare med kyssar en efter en efter en Då slår du åter upp i dem av det gula vin som jag älskar mest. Leyenda de Fatumeh (1966)

39


Hjalmar Gullberg, El Beso del Viento

40

41


Dolido por una grave enfermedad, Hjalmar Gullberg (1898–1961) bajó desde su casa en Bökeberg al lago Yddingen para suicidarse en el agua el año 1961 Hjalmar Gullberg había nacido en Malmö y estudió en la Universidad de Lund. Fue miembro de la Academia Sueca, ocupando la silla número 7. Publicó en 1927 su libro de poemas “I en främmande stad” (En una ciudad ajena). Gran parte de su producción son traducciones de diferentes idiomas y diferentes épocas, entre ellas la traducción de poemas de Gabriela Mistral, que recibió el Premio Nóbel en 1945. Hjalmar Gullberg nació fuera de matrimonio y creció con padres adoptivos. Supo tempranamente la verdad sobre sus padres biológicos y esto marcó su literatura con pensamientos y permanentes preguntas sobre la identidad y las condiciones existenciales. Gullberg fue y continúa siendo popular y leído en Suecia. El joven poeta tenía el objetivo claro y pronunciado de alcanzar a una gran audiencia. Ya en 1929 Gullberg había hecho una especie de programa poético, en el poema “Ars Poetica”: “Un conocido verso de un salmo que todos conocen o el texto de una canción que todos saben: ve allí algo donde aprender, cuando se trata de hacerse entender con poesía “. Gullberg desarrolló un estilo que reconciliaba la alta y la baja cultura. Cuando él publicó “Máscara de muerte y el edén” (Dödsmask och lustgård, 1952) su estilo había sido desarrollado en dirección más modernista, pero con “Tercetos en el tiempo del no arte” (Terziner i okonstens tid, 1958) Gullberg demostró una vez más su lado clásico con brillante uso del sistema métrico de Dante, denominado terceto encadenado. Su último libro “Ojos, labios”, fue escrito durante su difícil enfermedad. El poema “Kyssande vind” (El beso del viento) es uno de los más populares del sueco Hjalmar Gullberg.

42

EL BESO DEL VIENTO El llegó como un viento. ¿Qué puede detener a un viento? El besó tu mejilla. Él besó toda la sangre de tu piel. Debió haberse detenido allí: tú eras de otro, sólo prestada una velada en el tiempo de las lilas y en el mes de las flores de Lluvia de oro. El besó tu oído, tu cabello. ¿Dónde se detiene un viento si le es consentido? En los ojos te besó cegándote. Tu querías entender, y al comienzo no responder a sus anhelos. Pero pronto tu brazo estaba alrededor de su cuello en el mes de las flores de Lluvia de oro. De tu boca él ha besado tu última resistencia. Tu boca descansa silenciosa, Con tus labios entreabiertos en sus labios. Un viento que viene y se va y toda tu imagen del mundo se derrumba en una brisa de la primavera de las lilas y las flores de Lluvia de oro.

43


KYSSANDE VIND Han kom som en vind. Vad bryr sig vinden om förbud? Han kysste din kind, han kysste allt blod i din hud. Det borde ha stannat därvid: du var ju en annans, blott lånad en kväll i syrenernas tid och gullregnets månad. Han kysste ditt öra, ditt hår. Vad fäster en vind sig vid om han får? På ögonen kysstes du blind. Du ville, förstås, ej alls i början besvara hans trånad. Men snart låg din arm om hans hals i gullregnets månad. Från din mun har han kysst det sista av motstånd som fanns. Din munn ligger tyst med halvöppna läppar mot hans, Det kommer en vind och går: och hela din värdsbild rasar för en fläkt från syrenernas vår och gullregnets klasar.

44

Años 40: Poeta de la angustia: Erik Lindengren

45


Erik Lindengren (1910-1968) creó en los años 40 una poesía que cubrió a Suecia de un oscuro sentimiento de angustia. Lindengren fue considerado como el más grande poeta de su generación y un gran creador de imágenes. En el año 1946 Lindengren escribió en Bonniers Litterära Magazine un artículo donde explicaba la importancia que la imagen poética tenía para la poesía moderna: ”La imagen poética debe liberarse de su rol subordinado y debe constituir el elemento central de la poesía.” Eric Lindengren estaba, a su vez, influenciados por el simbolismo francés y por Eliot, que había sido promovido en Suecia por la generación de los años 30. Erik Lindengren e Ilmar Laaban (poeta surrealista de origen estoniano, 1921-2000) publicaron la antología 19 moderna franska poeter. (19 poetas franceses modernos): André Breton, Paul Eluard, René Char, Henri Michaux y Saint-John Perse. Lindengren, en 1962, reemplazó a Hammarskjöld en la silla de la Academia sueca. Lindengren publicó en 1942 “Mannen utan väg” (Hombre sin camino) un libro de sentido metafórico y apocalíptico.

46

HOMBRE SIN CAMINO (en la sala de los espejos donde no sólo Narciso reina sin vértigo en el pilar de su desesperación amamantaba la eternidad con un mohín el país de las posibilidades ilimitadas en la sala de los espejos donde un solo gemido infectado escapó a las espadas cruzadas de la indiferencia y transformó el aire en promesa y polvo que huyó por todas las ventanas de la ciudad en la sala de los espejos donde la perfección se graba en metal y se lleva como un preso en el pecho del uniforme donde la palabra se hace haraquiri en los brillos de las explosiones y la trompeta suena a porcelana destrozada y a sangre moribunda en la sala de los espejos donde uno es los muchos los demasiados y sin embargo querría caer como rocío en el sepulcro del tiempo)

MANNEN UTAN VÄG (i speglarnas sal där ej endast Narkissos tronar på sin förtvivlans pelare utan svindel diade evigheten med en grimas de obegränsade möjligheternas land i speglarnas sal där en enda besmittad snyftning undkom likgiltighetens korsade värjor och förvandlade luften till löfte och mull som rann utefter stadens alla fönster i speglarnas sal där fulländningen stansas i plåt och bärs som en fånge i standardbröstet där ordet begår harakiri i krevadernas sken och trumpeten smakar krossat porslin och döende blod i speglarnas sal där en blir de mycket för många och dock ville falla som dagg i tidens grav)

47


Años 50: Generación del silencio & Tranströmer El simbolismo, el surrealismo y el imagismo, fueron el punto de inicio de los poetas de la generación del 50. Karin Boye, Gunnar Ekelöf, Hjälmar Gullberg y Eric Lindengren. La Placa Tranströmer se fue formando en esas dimensiones implicadas e interdependientes. Su angiografía muestra el recorrido de neuronas, arterias y venas y se estructura en la poesía del silencio de los años 50, de una generación sueca busquilla y cosmopolita: Lars Forsell, Lasse Söderberg, Sun Axelsson. Lars Forsell había traducido a Ezra Pound al sueco y de ese modo, fortalecido en Suecia la corriente poética imagista y su perspectiva asceta y metafísica. Asimismo, Tranströmer debe haber adquirido de los imagistas el gusto por la poesía japonesa, y la forma poética mínima de 17 sílabas, el haikú, que practicaría en sus años maduros (“29 haikus y otros poemas”, 2003). Por otro lado, se ha hablado de la “madeja TranströmerSöderberg”. Efectivamente, Tranströmer participa de la redacción de la revista Utsikt junto a su amigo Lasse Söderberg. Söderberg –que había estudiado en Francia- se esmeraba en introducir en Suecia a los surrealistas franceses y creaba un interesante surrealismo tardío en Suecia. Miembro del grupo Metamorfos, creado en 1951, Lasse Söderberg publicó en 1955 el libro “Akrobaterna” (Los acróbatas) cuya portada incluía un dibujo de Roberto Matta, el pintor surrealista chileno, que Söderberg había conocido en París. Allí había conocido también a Octavio Paz, al que traduciría al sueco e iniciaría así una larga relación con Latinoamérica. Por su parte, Sun Axelsson viaja a Chile, traduce a Pablo Neruda y conoce a Jorge Teillier una poesía que a la poeta sueca le gustaba mucho.

48

49


Tranströmer busca luego diferenciarse de la poesía de sus poetas algo mayores, Karin Boye y Gunnar Ekelöf y Erik Lindengren. Lars Gustavsson, otro gran poeta sueco amigo de Tranströmer, explica: “Comparábamos nuestros manuscritos poéticos y nos advertíamos para no ser iguales a los grandes: Ekelöf y Lindengren. En absoluto por que los mirábamos en menos. Al contrario: sus sombras eran tan largas que teníamos miedo de quedarnos en ella; de no ser vistos.” (Tranströmer tid-ett lovtal, Lars Gustafsson, DN 2011-04-09)

Lars Forsell

50

51


Lars Forssell debutó como poeta con el libro “Ryttaren” (El Jinete, 1949). Había leído historia de la literatura inglesa en Estados Unidos y eso se notaba. Los poetas de esta generación estaban en un mundo poético extrañamente silencioso, producto de los efectos de la guerra y la creciente guerra fría. Es la poesía del silencio y del temor. ”No es miedo el que él siente Pero miedo al miedo Que él no se atreve a sentir” F. C. Tietjens (1954) Forssell introdujo a Ezra Pound al sueco en un artículo en la Bonniers Litterära Magasin (1950). La lectura atenta de Pound le dio la libertad para revisar los límites de la poesía y reconocer como poeta a Evert Taube, un cantante sueco de canciones populares. Así, también su gusto por el estilo Cabaré, según la tradición francesa (Jacques Brel, Boris Vian y Georges Brassens) y por el teatro. Fue elegido como miembro de la academia sueca en 1971.

52

TÚ DICES QUE LA POESÍA ESTÁ MUERTA Tú dices que la poesía está muerta O por lo menos moribunda Te olvidas, querido amigo, Que, como tú, vive Vecina con la muerte Un piso más abajo Una escalera crujiente Abajo en la oscuridad El albañil canta El carpintero canta La cajera del almacén canta Ministros y oposición Y tú y yo y el sepulturero. Todos cantan por vivir Todos gritan y cantan por vivir Hasta que él, allí un piso más abajo Golpea el techo con su bastón

53


DU SÄGER ATT DIKTEN ÄR DÖD

Lasse Söderberg

Du säger att dikten är död eller åtminstone döende Då glömmer du, välfödde vän, att den lever som du granne med döden en halvtrappa ner en knarrande halvtrappa ner där i mörkret Muraren sjunger Snickaren sjunger Kassörskan i snabbköpet sjunger Ministrar och opposition och du och jag och dödgrävaren Alla sjunger för livet Alla gapar och sjunger för livet tills han där en halvtrappa ner knackar i taket med käppen!

54

55


Lasse Söderberg y Tomás Tranströmer se conocieron como veinteañeros, poco después de que Tomás Tranströmer publicara su primer poemario. Eran parte del consejo de redacción de una revista de la editorial Bonniers y han mantenido una amistad durante largos años. Lasse Söderberg traía la literatura en su ADN. Su padre Sten Söderberg (1908-1981) era escritor y su madre Irmgard Pingel (1909–2008) fue traductora de literatura, entre otros de dos premios nóbeles, Camilo José Cela y Octavio Paz. Y durante la infancia, su madre mantuvo una apasionada relación con Artur Lundkvist (1906-1991), entre los años 1933 y 1936. Artur Lundkvist fue uno de los escritores suecos más interesados en salir a buscar el mundo y tempranamente viajó a Latinoamerica y conoció directamente a escritores como Pablo Neruda, Jorge Luis Borges y Carlos Drummond de Andrade. Esos espíritus cosmopolitas legaron a Lasse Söderberg sus deseos de salir al mundo. Lasse Söderberg heredó de ellos su voluntad de introducir literatura de rango mundial a Suecia. En la ciudad vieja de Estocolmo, se reúnen en el subterráneo del restaurant Tunneln en Vasagatan 7, y fundan allí el Klubb Metamorfos en 1951. La fiesta continúa hasta altas horas de la noche, beben y escuchan jazz. Su madre Irmgard Pingel quedó embarazada de Lundkvist en 1935, pero se hizo un aborto. Muchos años después, al publicar las 64 cartas de Artur Lundkvist a su madre, Irmgard Pincel, Lasse Söderberg, a sus 80 años, escribió un hermoso y valiente poema, quizás, quizás su mejor poema, sobre su medio hermano, que no fue:

56

NUNCA LOGRASTE Nunca lograste tu rostro de humano. Continuó siendo Una mancha blanca en el silencio. Cuando intento figurarme como algún día podría haberse visto veo solo un óvalo vacío, la cifra cero, que lentamente se viste con semblante tan inexpresivo que no es posible recordar. ¡Realmente carne para el vacío! La relación se rompió como si un cable de corriente se cortara. Por eso tú existes sólo como idea y esa idea soy yo, solitario que pienso. ¡Mi pensamiento es tu mortaja!

57


Dag Hammarskjöld: Saint-John Perse y Ezra Pound

DU NÅDDE ALDRIG FRAM Du nådde aldrig fram till ditt människoansikte. Det förblev en vit fläck i tystnaden. När jag försöker föreställa mig hur det en dag skulle komma att se ut urskiljer jag bara en tom oval, siffran noll, som långsamt ikläds anletsdrag så intetsägande att de inte går att hålla kvar. Sannerligen kött för intigheten! Förbindelsen bröts som en strömförande sladd klipps av. Därför finns du bara som tanke och den tanken är det jag ensam som tänker. Min tanke är din svepning!

58

59


Dag Hammarskjöld, el Secretario General de la Naciones Unidas, murió trágicamente en una noche de septiembre de 1961, cuando el avión en el que viajaba cayó en el Congo Belga. Dag Hammarskjöld ocupaba, desde el año 1953, la silla número 17 de la Academia Sueca, donde cada año se decide el Premio Nóbel de literatura. El diplomático tenía una indeleble comunión con la poesía. Hay evidencia que Hammarskjöld tuvo un significativo rol de que, el año 1960, se le haya entregado el Premio Nóbel al francés Saint-John Perse (Alexis Léger). “Por mi sugerencia, -escribe a Saint-John Perse en septiembre de 1955- el poeta sueco Erik Lindengren ha tomado el trabajo de traducir tus poemas, que él espera terminar y publicarlos. Tengo grandes expectativas de esa publicación, pues Lindengren es un poeta de gran talento que (en su traducción de Claudel, por ejemplo) ha mostrado cuan experto es en recrear obras de autores francesas al sueco.” Efectivamente, el magnífico poeta Lindengren (19101968) tradujo al extraordinario poeta silencioso y cosmogónico, Saint-John Perse y la editorial Bonniers lo publicó en 1956 bajo el título “Jord, Vindar, Hav” (Tierra, vientos, mar). Y cuando en 1960 Saint-John Perse recibió el premio Nóbel, hubo un telegrama de saludo del Secretario General de la Naciones Unidas, Hammarskjöld. En 1949 un joven poeta, llamado Lars Forssell (19282007), que también llegaría en 1971 a ser miembro de la Academia sueca, escribió un largo ensayo sobre Ezra Pound y lo publicó en Bonniers Litterära Magazine. Forsell tradujo luego poemas de Pound al sueco, y fue publicado por Bonniers en 1953, bajo el título de “24 dikter”. Es la investigadora Marie-Noëlle Little, que relata que un sueco que estudiaba en Yale, Bengt Nirje, visitó a Pound en el hospital St. Elizabeths en 1953, donde lo habían recluido por sus simpatías fascistas durante la segunda guerra mundial. Durante la visita, Nirje se encontró con la hija de Pound, Mary, y él le prometió que haría algo para liberar a su padre. Bengt Nirje le escribió entonces

a su amigo Lars Forssell. A su vez, Lars Forsell le escribió a Hammarskjöld, que recientemente había sido elegido Secretario General de las Naciones Unidas. “Pensé - escribió Forsell- que usted podría de alguna manera llamar la atención a la opinión estadounidense – o quizás, más bien a la opinión de los individuos influyentes – sobre que uno de sus más grandes poetas ya ha estado en un tipo de prisión durante los últimos nueve años ahora, y que su persona y su situación personal están siendo olvidados mientras su reputación como poeta está creciendo más y más.” Hammarskjöld le pidió inmediatamente a su asistente, Per Lind, tomar contacto con Sven Backlund en la embajada sueca de Washington. Luego Hammarskjöld le respondió a Forsell: “Por supuesto, acogeré las oportunidades que podrían presentarse a fin de tener más información acerca de esta situación y lo que podemos hacer para ayudarle. Esta carta sólo pretende asegurar que comparto su preocupación por este trágico destino humano y que no lo dejaré fuera de mi vista.” Ezra Pound es finalmente liberado en el año 1958. Cuando Hammarskjöld murió trágicamente, la vacante en la Academia Sueca fue llenada por Eric Lindengren. Ezra Pound, Eric Lindengren, Lars Forsell, Saint-John Perse. No es raro tampoco, que cuando murió Hammarskjöld, hayan encontrado en su escritorio su manuscrito, “Marcas en el camino” con una carta para solicitar que fuera publicado. Este libro fue publicado y provocó inmediata admiración. El libro se inicia citando un poema de otro gran escritor sueco, Bertil Malmberg (1889-1958).

El libro de Dag Hammarskjöld es un diario nutrido de lecturas espirituales (Eckhart, Juan de la Cruz, Pascal) y de escritores

60

61

Endast den hand som stryker ut / kan skriva det rätta Sólo la mano que borra / puede escribir la palabra justa.


contemporáneos o que marcaron esa generación del silencio sueco (Pound, Melville, T. S. Eliot, Ibsen, Hesse, Saint-John Perse). Dag Hammarskjöld destaca las virtudes que se reflejan en el silencio: la paciencia, la renuncia, el desamparo. La persona con responsabilidad política ha de repartir una mística que se hace política del bien común: "La sed es mi patria en el país de las pasiones. Sed de comunidad, sed de justicia — una comunidad basada en la justicia y una justicia alcanzada en común. Y esta sed solo se puede satisfacer en una vida en la que mi personalidad se construye como un puente que me une con los demás, como una piedra en el edificio celeste de la justicia.” Hammarskjöld le otorgaba a la traducción, a la interpretación, un rol central. Como diplomático de excelencia sabía del valor de interpretar las palabras del otro, para poder entender sus deseos más profundos y para poder mediar de mejor modo. A propósito del silencio, Hammarskjöld termina este formidable libro con una serie de Haikus, forma poética de 17 sílabas, que esa generación siempre apreció. Cortas y precisas, como este:

Años 60: Placas en conflicto: Göran Palm

Nunca volverás. Otro hombre Encontrará otra ciudad.

62

63


Las placas poéticas –quietas, hibernado, débiles o fuertes y en desplazamiento- siempre están vivas y en movimiento. Son placas vivas superpuestas, que algunas veces, como las placas tectónicas, se atacan y se golpean unas contra otras y generan temblores y terremotos. Hay desplazamiento de capas. Las placas poéticas están llenas de fricciones y de encontrones en su desarrollo. Y luego, a veces, durante un tiempo, hay una aparente calma y predominio de una placa sobre otras. Como geofísico poético, se puede rastrear con las técnicas de la ciencias cognitivas. Esa impresión de la historia genética de las placas tectónicas demuestra que son producto de años de evolución y de sobre posición. La Placa Tranströmer tuvo entonces serias colisiones con una emergente nueva placa poética: la poesía coloquial, humorística, irónica y política de los años 60, de Sonja Åkesson (1926-1977) y Göran Palm (1931), marxista y socialista. Se le llamó La Nueva sencillez o concretismo. Surgió en contraposición al ideal modernista dominante. Poemas escritos sencillos para que el pueblo entienda. Observen este poema pop (pop y populista) de Göran Palm: EL MAR Estoy frente al mar. Allí está. Allí está el mar. Lo miro. El mar. Ahá. Es como en el Louvre.

Tomás Tranströmer fue duramente criticado en los años 60 y los años 70 por no realizar una poesía política y socialmente comprometida, como era de uso común de los poetas de la Nueva Sencillez. Tranströmer, decían, le dio la espalda a la realidad. No era fácil resistir entonces a la crítica de los poetas de la placa poética coloquial, irónica, descreída y socialmente abierta, que dominaba la escena literaria. Militantes de una estética unidimensional que declaró muerta la metáfora y muerta las formalidades técnicas tradicionales de la poesía. Tranströmer padeció la desdicha, que se convirtió después en su felicidad, de no haber sido contemporáneo del concretismo. Tranströmer rechazó la crítica y estaba absolutamente espantado por el clima cultural de esos años. Su molestia se nota cuando en el año 1968 le escribió a su amigo y traductor norteamericano Robert Bly: “Exigen poesía política, y con eso no quieren decir que la poesía trate la realidad política, si no que la poesía, independiente de quien la escriba, debe hablar con un lenguaje de clichés políticos …la vida intelectual se convierte en una reserva totalitaria.” Dos años después afirma que la antigua revista BLM había sido tomada por un grupo de la izquierda extrema, que “casi solo se entusiasman con libros sobre Albania”

HAVET Jag står framför havet. Där är det. Där är havet. Jag tittar på det. Havet. Jaha. Det är som på Louvren. 64

65


Generaci贸n 80 Michael Strunge

66

67


La literatura militante de la Nueva Sencillez o coloquial cedió lugar a una literatura más privada. La literatura grandilocuente, ampulosa, total, abarcadora y la poesía combativa estaba cediendo. Las influencias de la poesía mística intimista sueca seguirán funcionando en el resurgimiento de la nueva poesía de los años 80 del siglo pasado. Esta vez aparecería desde los márgenes de Suecia, en la vecina Dinamarca, un potente movimiento que superaría la poesía coloquial, Michael Strunge, influenciado por los simbolistas y por la música rock, sería un verdadero líder acompañado de Pia Tafdrup, Jens Fink-Jensen, entre otros. La Pandilla de Malmö, un grupo literario que surge a mitad de los 80, también se dejaría influenciar aunque con influencias del beat. Así se une el círculo de esta corteza poética, la poderosa placa mística, que ahora se llama Placa Tranströmer

Michael Strunge y la poesía de los 80 Un domingo de marzo de 1986, el poeta danés Michael Strunge, 27 años, desapareció para siempre. Las noticias conmovieron a sus jóvenes lectores. Los días siguientes los diarios se llenaron de poemas conmemorativos. En el funeral, sus amigos y familiares se reunieron en el Café Cruz Karport, en el mismo lugar donde un año antes Strunge había presentado su obra reunida. Los años transcurridos desde entonces lo ha ratificado como uno de los más grandes poetas daneses. Y se ha convertido en un culto, leído por los jóvenes y estudiantes y sobre su tumba llegan jóvenes a dejar corazones rojos.

68

The Danish Connection Desde Copenhague, llegó la noticia tempranamente a Suecia. En Copenhague, se decía, bullía, nacía una nueva onda poética. Su líder se llamaba Strunge. Fue un niño tranquilo, leía mucho. En la escuela era un buen alumno y muy despierto. En 1977 se mudó a vivir solo. Quería ser poeta y conquistar el mundo. Envió 200 poemas a la revista Hvedekorn de Poul Borum y le publicaron 13. Así adquirió confianza. El joven Michael Strunge, un poeta profético, al estilo Rimbaud, daba que hablar. Strunge era un escritor enérgico. Fuerte, pero a la vez frágil. Y productivo: en siete años escribió 11 libros, con los que produjo una revolución poética nórdica, una nueva época de oro, junto a Pia Tafdrup, Søren Ulrik Thomsen, Bo Green Jensen, F.P.Jac, Jens Fink-Jensen. El poeta como visionario, un neo romántico, inspirado en el modernismo de Rimbaud y Baudelaire, y la música rock, en su variante punk: Sex Pistols, Iggy Pop y David Bowie. Sueños y visiones y la angustia de perder los sueños y las visiones. Strunge se movía entre la alegría de vivir, soñar un mundo mejor y la profunda depresión de un mundo frío y solo. Se le decía joven salvaje o poeta azul. Fue un fundador de la más nueva poesía danesa, una poesía sonora, llena de finesas sintácticas de la metáfora, la simbología y la mitografía. Su poesía hermética, fragmentaria, era de una notable tensión erótico místico o religioso. Strunge ya era, en vida, un mito y un culto más allá de Dinamarca. Hubo curiosidad más allá de las fronteras. Michael Strunge, se convirtió en un mito escandinavo, y se traducía en Estocolmo en la revista KLO y también en Malmö por Clemens Altgard, de la Pandilla de Malmö. En 1978 Strunge debuta con su libro “Livets hastighed”, (Velocidad de la vida) y ese año también es internado por primera vez en el siquiátrico. En 1981 escribe tres libros y por primera vez

69


intenta suicidarse. Cinco años después es hospitalizado de nuevo. En una visita a casa, el domingo 9 de marzo de 1986, el poeta, 27 años, escribió su nombre en la puerta de su departamento del cuarto piso en la calle Webers en el barrio Østerbro de Copenhague y corrió por la ventana diciendo: "Miren, puedo volar". Algunos dicen que él estaba en una profunda sicosis y no sabía lo que hacía. Otros dicen que fue la puesta en escena de su auto referencia: él creía que podía volar. Fue enterrado con la sencillez protestante en el viejo cementerio Assistens de Copenhague, donde también descansan H. C. Anderssen, el escritor de cuentos infantiles y Sören Kierkegard, el filósofo existencialista. La lápida de Strunge es una piedra sobre la que se inscribe con letras de metal: Michael Strunge, “Vapnats med vingar” (Armado con alas). Sobre ella se colocó otro pedrusco más alto. Strunge es un mito. Muchos jóvenes llegan hoy a su tumba y sobre ella dejan, de modo regular, monedas, coronas danesas, y figuras de corazones rojos.

70

ESENCIA DOLIDA Te amo cuando me despiertas con tu coño que brilla en la oscuridad y tamiza de etéreo sol. Tu pelo crujiente gira sutil hacia el ombligo la noche es pálida como una sábana y jala mi vientre casi hasta sangrar. Tus nalgas son ardientes mejillas de ángeles y brillan más que la luna brillan en tus manos y llevan sangre a mi cuerpo. Tus alas se disimulan bien, se extienden con sol y besos y cubren como suspendidas en vaporosa noche Nadie puede silenciar tu boca todos desean flamear en tus ojos así ahora y extasiarse del Oro en rostro humano. Esencia dolida extiende tu cálido cuerpo sobre el mío y deja que tus labios y tus alas rieguen con besos mi piel. Te amo cuando casi me violas y rendimos nuestra vida a tu furioso coño. Mas yo dependo, alucinado, de tu clítoris, un tierno, enérgico navegador en mar de estrellas y yo sé que puedo reposar en tu seno plácido y sangrante entonces me pregunto dónde terminará esta noche en qué costa bajaré a tierra abrazándome a esas hierbas salvajes mientras nos tendemos como una anhelante estrella marina en la futura cosecha de la semilla, sudor y sol.

71


LIDERLIGE VÆSEN Jeg elsker når du vækker mig med en kusse der lyser i mørket og siler af flydende sol. Dine knitrende hår gør en smal tur op mod navlen og gør natten bleg som et lagen og kradser min mave næsten til blods. Din røv er varme englekinder og lyser mere end månen der lyser på dine hænder som sender blodet på rejse i min krop. Dine vinger gemmer sig godt de folder sig ud i sol og kys og dækker som forhæng en dampende nat. Ingen kan fortælle DIN mund noget alle ville lammes hvis de så dine øjne nu og undre sig over guld i et menneskeansigt. Lidelige væsen bred din varme krop over min og lad dine våde læber og vinder regne med kys på min hud. Jeg elsker når du næsten voldtager mig og overlader vores liv til din rasende kusse. Men jeg stoler blindt på clitoris som en øm energisk navigatør gennem stjernehavet og jeg ved jeg jeg kan hvile mellem dine bryster der blinde og bløde peger i hver dere retning når jeg spørger hvor denne nat skal ende på hvilken kyst jeg skal skylles i land klamrende mig til disse vilde vorter mens vi ligger som en gispende søstjerne i morgenens skær af sæd, sved og sol?

72

Jens Fink-Jensen

73


Escritor danés, nacido en 1956. Su obra pertenece a la mejor y esencial tradición de la poesía danesa contemplativa, melancólica, sensitiva y mística. Jen Fink-Jensen pertenece a la fina generación de poetas que en los años 80 hicieron una exclusiva revuelta poética. En 1980, Jens Fink-Jensen escribió con Michael Strunge, el Manifiesto de la Generación de los 80 “NÅ!!80” (¡Me cago en los 80!)

Lukas Moodsyson

VALLE DE LAS MARIPOSAS Tan sombrío y calmo Aquí Cuando Vemos Un brillo Es sólo Una mariposa Que vuela Y sus alas Que rasgan La calma

Poema del libro Forvandligshavet, 1995

74

75


Lukas Moodyson es poeta y conocido director de cine de Fucking Amal (1999), Together (2000), Lilya 4-ever (2002), Terrorister (2003) y Ett hal i mitt hjärta (2004). Debutó a los 17 años con “Qué importa donde caen los rayos”, en 1987. Su poesía mezcla estilos y tradiciones, temas y motivos irónicos e ingenuos. Encanto brutal y narcisismo coqueto. Poesía mística, muy enraizada en la literatura nórdica. Tierras frías, desoladores lugares, cuna de la mitología nórdica, campo fértil, fuente de tanta imaginación e inspiración. Y con un tema recurrente: las fuerzas de la naturaleza, el frío y el hielo, las largas noches (los días se miden por sus noches) y la invocación a dioses que representan la luz y el calor. El problema de la fe, fuente de inspiración en la cultura nórdica. DIOS TE HABLA existen ya en mí y siempre han existidola mesa, las sillas, las estrellas tu columna que me habla en silencio en silencio mi cuerpo existía en mí, antes de nacer, la rueda existía en mí antes de ser descubierta y los teléfonos y el sueño la tierra existe en mí, la muerte existe, el cielo existe yo existo: muy dentro de mí existo yo Dios yo Dios y existirá allí mucho después de mi partida existirá mucho después de mi último suspiro. 76

Tomás Tranströmer y sus vínculos con escritores latinoamericanos El gran público no conocía al nuevo Premio Nóbel 2011, el poeta Tomás Tranströmer. Pero el reciente Nóbel tiene finos enlaces con escritores chilenos y latinoamericanos a través de una lírica que remite a la naturaleza y el misterio. El año 1987, en un pequeño bar del barrio viejo de Malmö, Tomás Tranströmer inauguraba los días de la poesía que organizaba cada año su amigo y compañero de generación, Lasse Söderberg. Yo había sido alertado por algunos de mis amigos escritores de la llamada "Pandilla de Malmö" sobre la "irrelevancia" de Tranströmer. Pero esa noche el poeta sueco se levantó, y desde un rincón del lugar leyó con seguridad y con el acento de Estocolmo uno de sus más famosos poemas: "Los recuerdos me miran". Se hizo un silencio. Supe de inmediato que estaba frente a un poeta admirable. Sentados casualmente cerca, intercambiamos palabras. Tranströmer tenía entonces 56 años, y era amistoso, sencillo y cálido. "Su poesía tiene cierta afinidad con Jorge Teillier, un poeta chileno", le comenté. Me pareció que el poeta del paraíso perdido tenía algo del poeta de la naturaleza mística: la apelación a la memoria. Tranströmer me sorprende, y me responde que la escritora Sun Axelsson (1935-2011) le había hablado de Teillier. Este acercamiento no es extraño. El joven Teillier también leía a Dylan Thomas, a Ezra Pound, a Saint-John Perse.

77


Misterio y naturaleza Tomás Tranströmer tenía 23 años cuando publicó su primer libro, "17 poemas" ("17 dikter"), en 1954. Con habilidad técnica, expuso los temas que lo acompañarían por la vida: el misterio y la naturaleza. Como en este poema, "Tormenta", escrito en estrofa sáfica: De pronto el viajero halla la vieja gran araucaria, como un alce de piedra, ancha copa en el cenizo fortín del mar de septiembre. Tormenta del norte. Tiempo de serbas Maduras. Despierto en la noche él oye Las constelaciones estampadas sobre la araucaria La crítica lo aplaude y la fama de "poeta de la metáfora" le llega de inmediato. Tranströmer era entonces parte de la corriente sueca de surrealismo tardío, entre los que se hallaban dos conocidos de Chile: Lasse Söderberg y Sun Axelsson. Eran redactores de una revista literaria, y eran cosmopolitas; viajan a París, se vinculan con las migajas del surrealismo y conocen a Octavio Paz. Luego traducen a Neruda, a Paz y a otros latinoamericanos al sueco. Un día, a finales de la década de 1950, apareció Nicanor Parra, y en un departamento de Estocolmo, en una fiesta de escritores, se enamoró de Sun Axelsson. Ella viaja a Chile en 1960, trabaja un año en la Universidad de Chile, y se convierte en amiga de Neruda, Teillier, Lihn y Edwards. Sun Axelsson traduce a Teillier y lo invita alguna vez a visitar Suecia. Dicen que Teillier se arrepintió a último minuto. En los años 80 se articuló un activo grupo de jóvenes

78

escritores latinoamericanos en Suecia, escritores traductores. El poeta uruguayo Roberto Mascaró con el poeta tucumano Mario Romero (1943-1998) traducen a Tranströmer, y lo publican en una antología de poetas suecos en 1985, "La nueva poesía sueca". El poeta chileno Sergio Badilla ronda también a Tranströmer, y se deja influenciar por él. El argentino Cristian Kupchik hace sus avances, y publica unos cuadernillos. El día 11 de julio de 1986 tres poetas viajan en tren desde Estocolmo a Malmö, Roberto Mascaró, Sergio Badilla y Raúl Zurita. Después de seis horas de viaje, yo los estaba esperando en la estación y nos fuimos a almorzar a una pizzería. Ese agitado fin de semana en Malmö, uno de los temas de conversación con los poetas traductores, fue la poesía de Tranströmer. Después de los años 70, Tranströmer pudo vivir de su poesía. Se torna popular en Suecia y conocido internacionalmente. Vive de manera intensa como poeta y escribe algunos de sus mejores y más populares poemas: "Los recuerdos me miran" (1983) Tan cerca, que los escucho respirar A pesar que el trino de las aves es estridente. También "Arcos romanos", de 1988: Un ángel sin semblante me envolvió Y me susurró a través de todo el cuerpo: "No te avergüences de ser persona, ¡sé orgulloso! Dentro de ti se abre cúpula tras cúpula infinitamente Tú nunca estarás completo, y así es como debe ser.

Versos premonitorios Tranströmer no hace caso a la migraña que lo persigue

79


desde niño, y en noviembre de 1990, a los 59 años, sufre una hemiplejia que le produce afasia y le paraliza parte de su lado derecho. Al comienzo, el poeta no se preocupa mucho. Su capacidad intelectual no había sido afectada. El habla y los movimientos en la mano derecha volverían, pensó. Pero después del tiempo de rehabilitación llegó a la convicción de que sería difícil -si no imposible- tener de vuelta la capacidad de hablar. El movimiento de su mano derecha estaba definitivamente perdido, y queda inmóvil, pegada en su pecho como un ala. Curiosamente, en 1969 había escrito un poema llamado "Concierto de la mano izquierda", que termina así: El trabajo de la mano izquierda llega en fragmentos. O brilla como un arco iris ¿Qué hace mi mano izquierda, la del corazón? Mi mano toca alto La música y su capacidad de tocar el piano con la mano izquierda lo rescataron nuevamente de la oscuridad. Su mujer, Mónica, se convirtió en su voz y su secretaria. Tranströmer puede contestar sí o no, y usa gestos y mímica, pero es Mónica quien interpreta. Lograron publicar dos poemarios más, "Góndola Fúnebre" (1996) y "El gran enigma" ( 2004), un libro con sus famosos haikus o poemas breves. El sol está bajo. Nuestras sombras son largas. Ya somos sombras. Tranströmer, con una gran dignidad, ha seguido participando de festivales de poesía. Pertenece a la categoría de poetas silentes, sin pretensiones de poner su vida por delante. Se ha ganado sus seguidores, desde el inicio, con sus poemas, que unen la naturaleza con el misterio. Más que su vida, sus 80

experiencias. Es una poesía con ciertos rasgos oscuros, y que tiene influencias de Dylan Thomas, Rilke y T.S. Eliot, especialmente de su “Cuatro Cuartetos”. Tomás Tranströmer tenía 17 años cuando Eliot recibió el Premio Nóbel de literatura en 1948. "Mi vida. Cuando pienso en esas palabras veo ante mí una línea de luz. Mirada de cerca, esa luz tiene la forma de un cometa con su cabeza y su cola. La parte más luminosa, la cabeza, es la infancia y el crecimiento. El núcleo, la parte más concentrada, es la más primera infancia donde se determinan las más importantes características de nuestra vida. Yo intento recordar, yo intento ingresar allí. Pero es difícil intentar moverse en esas regiones tan tupidas, se siente como si yo pudiera estar cerca de la muerte. Más atrás se adelgaza el cometa- es la parte más larga, la cola. Se hace más y más dispersa, pero también más ancha. Yo estoy muy afuera de la cola del cometa, tengo 60 años cuando yo escribo esto", escribió en 1993.

¿Ícono nacional? Total unidad sobre el ícono nacional no existe en Suecia. Hay escritores a los que les fastidia el título de "poeta nacional" y la idea de subirlo a un pedestal, sin mostrar sus contradicciones y debilidades. Durante los años 60, Tranströmer no se adaptó a la corriente predominante de la poesía social y mantuvo un silencioso exilio interior. Lo acusaron de burgués y soberbio. Que escribía salmos para la clase media, que le daba la espalda a la sociedad y que su sistema poético era convencional. Poetas más recientes, como Kristian Lundberg, fundador de la Pandilla de Malmö en los años 80, afirma que fue amenazado de muerte cuando en una reseña escribió que los libros de Tranströmer demostraban la carencia de valentía del mercado del libro sueco. Y en días recientes escribió

81


provocativamente: "¿Merece el Premio Nóbel? No. ¿Merece él una clase de premio popular? Evidente". Aún así, Tranströmer ha entrado con todos los méritos a la gloria de los Nóbel. El lector descubrirá que hay más que Stieg Larsson y sus novelas policiales en la literatura sueca. Hace años, Omar Lara editó el libro "Góndola Fúnebre", de Tranströmer, con traducciones de Roberto Mascaró. Una tarde fui al bar El Perseguidor del barrio Bellavista de Santiago a la presentación del libro. Roberto me dijo: "lee un poema de Tranströmer, que a mí no me gusta mucho leer en público". Leí una de sus traducciones:

No es raro que Tranströmer tenga influencias místicas, sobre todo de naturaleza mística. La esencia de la poesía sueca, la mejor poesía sueca, es la poesía mística. Esa visión no ha trascendido a todo al mundo, por el dominio que tuvo la poesía descreída e irónica, la poesía concretista y coloquial y política de los años 60 y 70 en Suecia como en todo el mundo. Pero, al final, ha resurgido triunfante la mejor poesía sueca, una poesía compacta como un diamante. Tomás Tranströmer se alza como incomparable.

Soñé que llegaba tarde el primer día de clases. Todos en el salón llevaban máscaras blancas sobre el rostro. Imposible decir quién era el maestro. "Es el mejor de nuestra generación, y significa mucho para nosotros", señaló, su viejo amigo Lasse Söderberg. Es la generación del 50 que hoy abre botellas de champán. Los poemas de Tranströmer sobre la fugacidad de la vida el Memento mori, la finitud, la vida pasajera- son lúcidos, serenos, tensos y auténticos. La capacidad de hablar con sus recuerdos, sus propios cementerios, es una canción envolvente para los que ya no están. Está dicho: Tranströmer no escribe sobre la muerte. Escribe sobre los muertos. Recordar es un tributo a nuestros propios muertos y revela la importancia fantasmal que ellos tienen en nuestras vidas. Tomás Tranströmer es una de las grandes placas tectónicas de la poesía mundial. Un gran poeta del amor, un poeta erótico con velocidad y elegancia. También es participe del amor espiritual, una poesía del momento como una oración secular.

82

83


Octavio Paz en Malmรถ

84

85


Escucho voces antes de doblar la esquina. Doblo y, como si fuera irreal, se aparece Octavio Paz. Era una medianoche de luna llena de junio de 1988 y Octavio Paz caminaba directo hacia mí en una calle principal de Malmö en Suecia, canteado por Lasse Söderberg a la izquierda y Jean Clarence Lambert a la derecha. Venían del centro cultural francés de la calle Regementsgatan y yo venía con mi novia sueca de mi pub preferido. Entonces lo vi y grité como un groupie: “Octavio Paz”. Y lo abracé. Octavio Paz abrió sus brazos y me abrazó. Mi entusiasmo nocturno tenía bases sólidas. Octavio Paz era un tipo de escritor que yo admiraba. Desde 1968, Octavio Paz publicó obras capitales. Dije 1968 y quiero decir “Tlatelolco a las cinco y media del miércoles 2 de octubre”, donde diez mil estudiantes en la Plaza de las Tres Culturas escuchan a un líder estudiantil que habla desde un balcón. De pronto en el cielo se encienden luces de bengala. Se oyen disparos. Muchos caen en la plaza por el fuego de ametralladoras. La matanza de Tlatelolco fue un ataque militar del gobierno que tomó 29 minutos y dejó un monte de cadáveres. Aún había olor a pólvora cuando, en protesta, Octavio Paz renuncia a la embajada en la India, donde estaba desde 1962. Tlatelolco gatilló el frenesí de Paz por la libertad crítica. Paz escribe “Post Date”, uno de cuyos capítulos centrales es sobre la carnicería de Tlatelolco, y sobre la crisis de representatividad política, el desfase entre la elite y el pueblo, la cultura piramidal del partido único, y del “sí, señor presidente”. Luego funda la revista Plural. Leer a Paz en esos años de dictaduras sureñas, era un chiflón de aire libre. Paz denuncia el golpe contra Salvador Allende, critica la falta de fe de las democracias occidentales, los límites del mercado, el desdoblamiento democrático-imperial de Estados Unidos, defiende el aborto y la liberación femenina, critica la dictadura de

Franco, y defiende el aura libertario del movimiento del 68. Pero a la vez, Paz denuncia la URSS y defiende a Solzhenitsyn y a Padilla en Cuba y critica la doble moral de una cierta izquierda dogmática, la caída cultural de la izquierda stalinista que no perdonó a Paz y que lo vio como una bestia negra. Pero sobretodo, lo que dijo Paz, lo dijo con un lenguaje creativo y centelleante, nervioso y sustantivo, como si orillara un acantilado. Una noche en Malmö, Octavio Paz me abrazó y luego me preguntó: -Y tú ¿quién eres? Lasse Söderberg se apuró en presentarme y en contarle que yo había hecho una antología literaria de suecos y latinoamericanos que titulé ”Jardines Errantes”, (Irrande Trädgardar, 1987, Aura Latina: Oscar Hemer, Lasse Söderberg, Cristina Claesson, Håkan Sandell, Fredrik Ekelund, Jorge Calvo, Rubén Aguilera, José da Cruz, Jesús Ortega). El título del libro “Jardines errantes, estaba tomado de uno de los poemas de Octavio Paz, publicado en 1971 y dedicado a Jean Jacques Lambert, su traductor francés, que estaba también allí parado al lado de Octavio Paz. Además, el poema había sido traducido al sueco por Lasse Söderberg. Lo que son las cosas. De un modo curioso y fantástico, todos los que teníamos algo que ver con el poema ”Jardines Errantes”, un homenaje al diálogo del vagamundo, estábamos allí parados, como troncos bohemios, a la doce de la noche en la calle Södra Förstadgatan de Malmö, bajo la luz centelleante de la luna llena. -Lasse, dijo Octavio Paz, no me has enviado ese libro. -Sí, Lasse, dije yo haciéndome el interesante, ¿por qué no le has enviado el libro ”Jardines errantes” a Octavio Paz? -Sí, Lasse, yo también quiero uno, dijo Jean Jacques Lambert. El año siguiente cundió el rumor en los entornos de la

86

87


academia sueca, que le darían el premio Nóbel a Octavio Paz. No fue así. Ese año el premio recayó sobre Camilo Cela. Se dicen muchas cosas acerca de los criterios de la Academia sueca para nombrar al premio y uno de esos imaginarios, es que la academia no vuelve a premiar a un escritor del mismo idioma dos años seguidos. Sin embargo, la academia premió a Octavo Paz en 1990, desdiciendo los prejuicios. La historia del poema ”Jardines errantes” no quedaría allí. Lambert publicaría en 1992 un poemario que titularía también Jardines errantes (México, 1992). Y luego Seix Barral, con motivo de los 10 años de la muerte de Octavio Paz, publica otro libro con el título Jardines errantes, con las cartas que escribió el Nóbel mexicano entre 1952 y 1992 a Jean Jacques Lambert, una amistad que duraría 50 años.

88

JARDINES ERRANTES A Jean Clarence Lambert, entre Suecia y México. Entre la nieve y el terrón fusco, El pino y el cacto, entre las palabras enterradas del poeta Ekelöf y las profecías desenterradas de Topiltzin, el erizo de mar y la tuna tenochca, el sol de mediodía y el sol de medianoche, Jean Clarence tiende un hilo sobre el que discurre -del color al sonido, del sonido al sentido, del sentido a la línea, de la línea al color del sentido: letras, exclamaciones, pausas, interrogaciones que deja caer desde su divagar vertiginoso en nuestros ojos y oídos: Jardines errantes.

89


N贸bel y Nicanor Parra

90

91


Tomás Tranströmer recibió el Premio Nóbel y de inmediato apareció en la prensa chilena un comentario de patriotismo que lamentaba que Nicanor Parra no hubiese recibido la distinción. ¿Cuál es la verdad? Don Nicanor Parra tuvo siempre dificultades para ser candidato al premio Nóbel. La corriente o Placa coloquial, humorística y descreída, no tuvo muchos simpatizantes en Suecia. La generación de silencio, la generación del 50, de la cual Tranströmer es su mejor representante, estaban en otra placa poética. No es sólo que la escritora sueca Sun Axelsson (Estación de la noche, 1995), la ex novia de Parra, se opusiera por ira de dama herida, como ha especulado la prensa. La Placa Tranströmer, esta poesía intimista, mística, ligada a lo mejor de poesía sueca, no admiró mayormente a la Placa Coloquial de Parra. La última gran liberación de energía poética en Chile ocurrió en los años 50, un reordenamiento de las placas poéticas chilenas. Se produce un terremoto cuando Nicanor Parra publica “Poemas y antipoemas” en 1954. La Placa Parra se instala en el país durante 50 años. La Placa Parra se impuso, aunque cohabitó con dos Placas o modos de producción poéticos, aparentemente sin peleas, aparentemente sin colisiones y sin discusiones. La poesía chilena vivió en un arco histórico de 50 años, con el dominio de la Placa Parra. Aunque ha habido latencia de otras dos placas geológicas nacidas en esa época: la Placa Neobarroca de Enrique Lihn y la Placa Lírica de Jorge Teillier. Esas dos placas han estado debajo del dominio Parra, en la geología de la poesía chilena desde los años 50. La Placa Tranströmer no concuerda con la Placa Parra, aunque ambas placas se hayan dejado influenciar al comienzo por los mismos eferentes: Eliot, Pound, Thomas. Sun Axelsson fue efectivamente la novia de Parra y viajó a Chile, efectivamente también a comienzos de los años 60. Sun Axelsson baja una tarde a los interiores del Moderna

Museet en Estocolmo a saludar a escritores chilenos que visitaban Suecia. Efectivamente, en 1989 Sergio Badilla y Sun Axelssson organizaron un encuentro mundialmente famoso en Estocolmo, "La Reconstrucción del Tiempo" -un mito en los círculos de poetas chilenos. Una representación significativa de poetas venían de Chile: Teresa Calderón, Diego Maqueira, Carmen Berenguer, Andrés Morales, Elicura Chihuailaf, y otros venidos de otros países como Gonzalo Millán, Thito Valenzuela, Juan Cameron y Walter Hoefler. Estuvieron también allí los argentinos Mario Romero y Cristian Kupchick y los uruguayos Roberto Mascaró, Sergio Altesor y Juan Carlos Piñeyro. Invité esa tarde a Sun Axelssson a Malmö, a una lectura poética que organizamos con la editorial Aura Latina en el teatro Victoria. La fuimos a buscar a la estación de trenes y almorzamos en un restaurante italiano. El teatro Victoria estaba lleno esa tarde, recuerdo, de mujeres jóvenes y feministas que la admiraban. Muy coqueta, pidió un camerino para ella sola. Cuando ella salió a escena, las jóvenes mujeres feministas de Malmö se levantaron para aplaudirla. Después nos fuimos con otros escritores a una alegre fiesta en un local cerca de la Stortorget de Malmö. Algunas veces paré en su departamento en Estocolmo, mientras hablábamos de todo, rodeada de escritores y artistas y acompañada de su fiel pareja, el escultor Michael Piper. Sun Axelsson era bella (muy bella), una joven miliciana de una rosca, una kotteri, como dicen los suecos. (“La sociedad es una unión de kotterier”, escribió Strindberg). El jefe de esa eficaz liga literaria, Arthur Lundkvist, se convirtió, en 1968, en el miembro 18 de la Academia. En esa kotteri estaban, además, su mujer, la danesa Maria Wine (una poeta erótica mística: “Disolveré mi cuerpo en átomos”, escribió en su debut el año 42) y el poeta y traductor de fuste, el largo y delgado Lasse Söderberg. Lundkvist era un coloso y un irreverente, no se dejaba impresionar, y apostaba por lo que creía. No vino a marcar el paso. Apoyó al Nóbel a Beckett (1969), a Neruda (1971), a

92

93


Aleixandre (1977), a García Márquez (1982), a Simon (1985) y a Paz (1990). Taponó a Amado, a Greene y a Borges. Criticó públicamente el premio a Golding (1983) y a Cela (1989). Lundkvist conoció a Parra, hace ya más de 40 años en un piso en Estocolmo, y la poesía parriana no era mayormente de su gusto. Lundkvist murió en 1991 y la silla 18 fue ocupada por la joven francófila Katarina Frostenson. Wine murió en el 2003. Lundkvist era demasiado opulento para haberse dejado influenciar por la ojeriza pasional de una pupila, y no traducir a Parra. Había otras razones también: la política. Lundkvist era de izquierda e izaba el pendón del llamado tercermundismo. Son los años sesenta y el ritual era cubanísimo. Lundkvist publicó el libro ”Sa lever Kuba” (Así vive Cuba, 1965). Söderberg publicó ”Ros för en revolution”, (Una rosa para una revolución, 1972) y seleccionó y tradujo la antología de poetas cubanos “Kubas poeter drömmer inte mer” (1969). ¿Qué tiene que ver? Los cubanos, entonces, se pelearon con Parra. Fue a raíz de ese affaire llamado: “Té de Parra con la señora Nixon”. Parra visitó la Casa Blanca en 1970, durante la ofensiva militar yanqui a Camboya, y saludó a Patricia Nixon. El mundo ya era globalizado y la performance comunicacional impactó como bomba de racimo. Los cubanos lo sacaron del jurado de Casa de las América de ese año. Parra pidió “justicia revolucionaria” y “rehabilitación urgente”. Fue negada. “Como revolucionarios condenamos su confianza en el imperialismo”, decía la carta visada por Roberto Fernández Retamar. En Chile los rojos tampoco lo disculparon y le dieron como caja. El presidente de la SECH, Luis Merino Reyes, lo trató de “ególatra y sexagenario hippie”. El diario Puro Chile escribió que era “chupa medias de Nixon”. Carlos Droguett lo trató de “basura temblorosa”. Luis Sánchez Latorre (Filebo) habló de “acto de deserción” y “ombliguismo”. German Marín dijo que “el poeta es

víctima de su propia ambigüedad” y Mahfud Massis afirmó que “sentía una inmensa pena” por Parra. Parra se protegió a cachetadas: “los enemigos son los pelotudos, los conformistas incondicionales, los robots”. “Droguett es un escritor mediocre y como persona es un hijo de puta”, “Massis es un resentido literario y un robot que no sabe pensar por sí mismo”. Combos iban, combos venían. Un debate de nivel, un fino debate, en una era de controversias y de guerra fría. Así fue como Parra, el creador de “El hombre Imaginario” quedó atrapado, congelado en las redes de esa guerra. Y como el mundo ya era globalizado, en Estocolmo, obvio, la kotteri pro cubana también escuchó y tomó nota. Y vino el golpe militar y la dictadura de Pinochet no iba a mover un soldado, y no movió un soldado, por la poesía en general, y por Parra en particular. Cuando llegó Alywin a la presidencia, varios, en la medida de lo posible, se hicieron los suecos. Parra es un independiente. Y los autónomos son mal vistos. (Digámoslo bajito para que no escuchen las eminencias grises: también Chile es un país de kotterier y nomenclaturas). Los años pasaron vanamente y la lucha por el Nóbel a Parra arrancó tarde y, además, manía insular, para consumo interno de las masas. Un Premio Nóbel significa dignidad, amplitud cultural, educación y estímulo para los jóvenes. Por eso la ineptitud de país es asaz imperdonable. Vean la diferencia: Gabriela Mistral recibió, en 1945, el Premio Nóbel. Su candidatura fue lanzada años antes por el mismo Presidente Aguirre Cerda que impartió instrucciones a su embajador en Francia. Este encargó a Salvador Reyes, Cónsul chileno en París, que pagara un traductor para una antología de Mistral. Finalmente encontraron al escritor de Malmö, Hjalmar Gullberg, quien la tradujo al sueco. ¿Ven la diferencia? Así se hacían las cosas antes.

94

95


Hubo apoyos aislados a Parra. Leif Duprey (cuyo real apellido es Gustavsson) tradujo a Parra. La traducción esperó un editor. Pero no había apoyo. Tampoco nadie activó la redecilla literaria chilena en Suecia. Por ej.: los poetas Sergio Infante, Sergio Badilla, Adrián Santini, Rubén Aguilera y Jesús Ortega. No se usó el know how, los contactos y el poder de producción cultural, por inopia de la clase política. Recién el año 2003 se publicó la traducción de Duprey, “Manchas en la pared”, esa vez por brío y afán personal del agregado cultural y músico, Julio Numhausser, que siempre estuvo informado. Ya ven, el tiempo pasa y es implacable. En la literatura, en el arte en general, nadie llega poniéndose a la cola, como creen los ingenuos. No es por edad ni por orden de llegada. Es por presencia y actualidad, como en todas las cosillas de la vida.

Índice Un ciego frente al mar Tomás Tranströmer: misticismo del silencio Poemas de Tomás Tranströmer Pilar de la poesía sueca: Eric Johan Stagnelius Años 30. Modernismo sueco: “Sexo, alcohol y socialismo” El fuego de Karin Boye Gunnar Ekelöf Hjalmar Gullberg, El Beso del Viento Años 40: Poetas de la angustia. Años 50: Generación del silencio & Tranströmer Lars Forsell Lasse Söderberg Dag Hammarskjöld: Saint-John Perse y Ezra Pound Años 60: Placas en conflicto: Göran Palm Generación 80 Michael Strunge y la poesía de los 80 The Danish Connection

Jens Fink-Jensen

31 32 37 41 45 49 51 55 59 63 67 68 69

73

Lukas Moodsyson Tomás Tranströmer y sus vínculos con escritores latinoamericanos Octavio Paz en Malmö Nóbel y Nicanor Parra

96

07 09 15 27

97

75 77 85 91


WWW.CINOSARGO.COM

98

99


100

101


Introducción para inquietos