Page 1

26-29 Ramiro 2180.qxp:CULTURA 2007 A

26/12/13

18:23

Página 2

cultura

Candidatas de habla hispana

El cine latinoamericano A veces miramos al norte como si no hubiera que recorrer de espaldas, dando pasos atrás, el camino hasta él. Un norte que se llama a sí mismo América y que es la menos americana de las Américas. El norte al sur del sur. El país desde el cual se da forma contranatura, a través del cine, al instinto y a los pensamientos de millones de espectadores JOSÉ RAMÓN OTERO ROKO

ada falsa idea que se traslada desde sus guiones supone a continuación el trabajo de miles de personas desmontando una mentira. Cada simplificación, cada arquetipo elegido en función de su viabilidad comercial, refutado por el sociólogo, el historiador, el crítico de cine, el ciudadano. Un trabajo incesante para hacer un poco más favorable el frá-

C 26

gil equilibrio entre los oprimidos y los opresores. Entre aquellos con los que aprendemos a conocer el mundo y quienes lo desconocen. La hegemonía cultural del cine estadounidense es sólo producto del dominio económico que ejerce sobre el resto del mundo. Su control de los medios de distribución y propagación ha educado a las nuevas proles en un modelo que ha perdido las virtudes que mostró alrededor de los años anteriores y posteriores

a la II Guerra Mundial, cuando recogían a los exiliados y refugiados del fascismo, y el cine de los Estados Unidos se convertía parcialmente en el mejor del orbe porque parte de lo mejor del mundo entero iba a allí a crearlo. Luego la caza de brujas contra el comunismo en Hollywood, las rentas del éxito, cada vez más exiguas en términos éticos, de los que se adaptaron al modo de vida yanqui y un alza de la creatividad en la primera crisis de

CAMBIO16 • 6 enero 2014 • Nº 2.180 • cambio16.es


26-29 Ramiro 2180.qxp:CULTURA 2007 A

26/12/13

18:23

Página 3

cultura

no ante los Oscar y aviones. Decíamos hegemonía cultural debida a la hegemonía económica y no al revés precisamente porque la calidad y la ambición de las producciones estadounidenses que llegan cada año a los Oscar nos dibujan un panorama en el que es patente que importan mucho más las campañas publicitarias, y la oportunidad política de los intereses del establishment en relación a sus objetivos económicos, que la vindicación de la realidad de su modelo social o una hipotética contribución creativa y creadora a la construcción de una sociedad radicalmente democrática. El espectáculo de los Oscar sirve para ensalzar un modelo económico, el capitalismo de libre mercado, que accesoriamente sirve para promover la libertad individual, convenientemente demarcada por

tos que si lo hiciera tendría casi el mismo valor que si no lo hace. La dirección del complejo económicomilitar cultural norteamericano se desenvuelve de modo tan férreo que únicamente se pueden reconocer las diferencias interpretando un gesto o su ausencia. Setenta y seis países han presentado una candidata a los premios de 2014 de la Academia de Cine de Estados Unidos, entre ellos diez latinoamericanos. Hay hueco por tanto para visibilizar durante dos o tres minutos hasta cinco producciones foráneas en un espectáculo que mueve millones de dólares y de espectadores fuera de EEUU, muchos menos que los que se publicitarán esos días dando pábulo a cifras de audiencias potenciales que es imposible que se hagan realidad. ARGENTINA. El filme argentino El médico alemán (Wakolda) (Lucía Puenzo, 2013) abre las candidaturas latinoamericanas a los Oscar. Esta coproducción con España

El espectáculo de los Oscar sirve para ensalzar un modelo económico, el capitalismo de libre mercado, que accesoriamente sirve para promover la libertad individual conciencia del imperio, los años 70, cuando el divorcio con la nueva generación encumbrada la década anterior obligaba a la industria a acercarse al público volviendo a hacer buenas películas. A partir de los años 80 del pasado siglo sólo encontramos aislados los fogonazos de verdadero cine y arte en un país que produce más de 800 películas al año y que logra introducirlas en cada rincón del planeta como el que planifica una invasión con tanques

cambio16.es • Nº 2.180 • 6 enero 2014 • CAMBIO16

los poderes empresariales, y sólo marginalmente sirve para ayudar a visibilizar producciones genuinas locales o pertenecientes a cinematografías minorizadas, que no minoritarias, como la latinoamericana, de la que se ocupa este artículo. Michelle Obama no va a entregar este próximo año un Oscar desde la Casa Blanca a la mejor película extranjera y el sistema del que es cara visible, actriz protagonista, está tan sobresignificado por sus ac-

cuenta como protagonista femenina a la uruguaya Natalia Oreiro, en el papel de la madre de una niña, interpretada por la argentina Florencia Bado, que en el filme es algo menos alta que la estatura media de su edad y cuyo devenir vehicula el desarrollo de la trama, y como protagonistas masculinos al español Àlex Brendemühl. Wakolda, el título con el que se está distribuyendo mundialmente desde su estreno en Cannes, está

27


26-29 Ramiro 2180.qxp:CULTURA 2007 A

26/12/13

18:23

Página 4

cultura

basada en la novela homónima escrita por la propia directora, Lucía Puenzo, hija del director Luis Puenzo (La historia oficial, Argentina, 1985), quien es autora de cinco novelas y de cinco películas contando esta, y que debutó en 2007 con XXY, llevándose entre otros premios el Goya en España, el Ariel en México y el de la crítica en el Festival de Montreal. Wakolda es mucho más poderosa en sus subtramas (la fabricación de muñecas, el comportamiento de los compañeros de Florencia Bado en el colegio alemán, la relación del padre con el doctor Mengele) que en su trama principal, el thriller del descubrimiento y persecución de los nazis en Argentina y América y la asunción de sus argumentarios en las sociedades modernas. Lucía Puenzo ha sacado a la luz una parte de la historia que quizás explica la raíz de muchos de los problemas de su país. La presencia del fascismo en una sociedad, lo sabemos bien en España, no puede minimizarse y tratarse como anecdótica. Nunca puede extirparse del todo, vuelve siempre como una clase de infección nueva, falso pragmatismo, tecnocracia, neoliberalismo, y contamina fatalmente el cuerpo social porque para su supervivencia necesita de la cooperación de muchos elementos, principalmente entre la clase dirigente y sus organizaciones armadas. Wakolda es una película necesaria para Argentina, pero es también una película necesaria para pensarse en cualquier lugar del mundo porque ese cáncer de establecer una jerarquía en la naturaleza se ha extendido y tiene sus raíces en determinados gobiernos y en ciertos grupos políticos y militares. VENEZUELA. Brecha en el silencio, de Luis Alejandro Rodríguez y Andrés Eduardo Rodríguez, es la apuesta venezolana por otro tipo de vivencias, las que muestra un cine

28

Lucía Puenzo presenta El médico alemán (Wakolda), basada en una novela suya.

que ha sufrido a mejor una transformación radical en los últimos años. Las historias ahora tratan sobre problemas sociales vistos con extremo realismo pero también con una esperanza que se refrenda con hechos. El dolor ya no es ni perpetuo ni irreversible y aparecen los personajes, como el de esta Ana interpretada por la bellísima actriz Vanessa Di

un cine venezolano que exprese igualmente las consecuencias del legado de décadas de gobiernos salvajemente capitalistas, que mantenían a la mayoría del pueblo pobre y depauperado y en unas pésimas condiciones económicas y morales, como la vitalidad y la certidumbre de un futuro mejor si se alumbra a luchadoras y luchadores.

El cine de Venezuela está recorriendo en pocos años, y con pasos seguros, el camino que otros tardaron en recorrer sin hacer ruido décadas porque no podían arriesgarse Quattro, que logran revelarse aun habiendo sufrido sordos y en silencio el durísimo mundo que les rodea. Di Quattro además expresa ese salto de calidad pues procede del mundo de las telenovelas y creemos que va a ser cada más habitual, si se sigue apoyando un cine en consonancia con la realidad social de la mayoría del público, el que veamos

El cine de Venezuela está recorriendo en pocos años, y con pasos seguros, el camino que otros tardaron en recorrer sin hacer ruido décadas porque no podían arriesgarse a despertar a sus clases dominantes. Un modelo de sociedad propio lleva irrevocablemente a una cinematografía con una personalidad propia.

CAMBIO16 • 6 enero 2014 • Nº 2.180 • cambio16.es


26-29 Ramiro 2180.qxp:CULTURA 2007 A

26/12/13

18:23

Página 5

cultura

BRASIL. La candidata brasileña O Som ao Redor (Sonidos de Barrio, Kleber Mendonça Filho, 2012) parece que viene a impugnar un fenómeno que hemos venido observando en el cine de las Américas de los últimos años y es que éste en gran medida viene siendo realizado por los privilegiados, manifestando una cierta sensibilidad social, eso sí, pero desde un punto de vista de clase que es casi inmanente aunque no se busque. O som parece caer, durante gran parte del metraje, en los mismos tics de esas producciones que uno va encontrando aquí y allí en las que el director, perteneciente a una familia rica, se ve obligado por el aburrimiento a contarnos la historia de unos sueños nacidos en el ocio con una película (artefacto mucho más caro que una novela y por tanto con menos posibilidades de pasar inadvertido) que rebata la inutilidad que le sospechan sus conciudadanos de mayor conciencia. COLOMBIA. La candidata colombiana La playa DC, de Juan Andrés Arango, estuvo presente en la sección “Un Certain Regard” de Cannes 2012. Es una película que hace un esfuerzo sincero por acercarse al lumpenproletariado afrolatino de Bogotá, mostrando sus aspiraciones, sus derivas y unas problemáticas que no se endulzan, pero sí que parecen amortiguadas si las comparamos con exponentes del cine de este país como La vendedora de rosas, de Víctor Gaviria (1998), que dejaron el listón muy alto en lo que se refiere a la capacidad de trasladar la realidad social al público. En este caso, tras un comienzo titubeante en el que los riesgos que se toman en algunos encuadres parecen equivocados, y una cámara que no deja de moverse en los primeros minutos para dar la impresión, ya descontada de tan repetida, de estar pre-

cambio16.es • Nº 2.180 • 6 enero 2014 • CAMBIO16

Fotograma de Heli, del mexicano Amat Escalante, firme candidata a los Oscar.

senciando un documento casi periodístico, la historia remonta para desarrollar una vista panorámica de los condicionantes de una de las mayorías, no la única, del pueblo colombiano. Sobrevivir con la fuerza del or-

Brecha en el silencio, candidata venezolana.

gullo y la voluntad, parecen decirnos sus personajes. Personajes que están cincelados por unos peinados que amalgaman sus nexos de unión ya que el protagonista es un aspirante a peluquero que intenta ejercer esa profesión sin verse obligado a emigrar con su hermano a EEUU. Diez películas americanas candidatas a las nominaciones de la No América de los Oscar. Una lista que se completa con la chilena Gloria de Sebastián Lelio, la mexicana Heli, de Amat Escalante, premio al mejor director en Cannes, un retrato de la violencia del que ya se ha escrito mucho y que por ello es una firme aspirante a estar en la nominación final, el filme de animación uruguayo Anina, de Alfredo Soderguit, la ecuatoriana Mejor no hablar (de ciertas cosas), del director Javier Andrade, que ya ha tenido hueco en algún festival USA, como el de Miami, la comedia dominicana ¿Quién manda? de Ronni Castillo, y la peruana El limpiador, ópera prima ■ de Adrián Saba.

29

José Ramón Otero Roko - Cambio 16 2180 - Enero 2014  

El cine latinoamericano antes los Oscar. Repaso por algunas de las candidatas latinoamericanas a los premios de la Academia de Cine de EEUU.