Page 18

sala dos

Hemingway E 50 años

l pasado 2 de julio se cumplieron cincuenta años de la muerte (por suicidio) de Ernest Miller Hemingway. Periodista, aventurero, novelista ganador del premio Nobel de literatura en 1954, una de sus virtudes fue obviamente un talento para la escritura que combinó la sobriedad con la elocuencia parara describir la tragedia humana, y un oído atento para los conflictos de su tiempo.

SALA DOS

cinemateca uruguaya

18

El otro fue el de la autopromoción que ha llegado a convencer a los responsables de una encuesta del diario francés Le Monde que Por quien doblan las campanas es una de los dos mejores libros norteamericanos del siglo XX (el otro que figura entre los “diez mejores” es Viñas de ira de Steinbeck, en un listado que incluye a siete franceses y a Kafka pero omite a Joyce, a Faulkner y a Fitzgerald). Habìa nacido en Oak Park, Estados Unidos, en 1899 , y ya se había iniciado en el periodismo cuando se alistó como conductor de ambulancias Volvió a Estados Unidos a hacer periodismo y luego se trasladó a París para alternar con E. Pound, Pablo Picasso, J. Joyce y G. Stein, entre otros. Participó en la Guerra Civil Española y en la Segunda Guerra Mundial como corresponsal, experiencias que luego incorporaría a sus relatos y novelas. Alguna vez declaró que su labor como periodista lo había influido incluso estéticamente, pues lo obligó a escribir frases directas, cortas y duras, excluyendo todo lo que no fuera significativo. Su propio periodismo, por otra parte, también influyó en el reportaje y las crónicas de los corresponsales futuros. El cine se ocupó de su obra con resultado desigual, y este pequeño ciclo proporciona un adecuado muestrario. Adiós a las armas (1932) de Borzage es seguramente la mejor versión de una de sus novelas mayores, que volvió a ser filmada patéticamente en 1957 por Charles Vidor (de hecho, John Huston, esa suerte de Hemingway del cine, rodó algunas escenas pero luego huyó cuando vio lo que se venía: un vehículo para la intolerable Jennifer Jones, esposa del productor Selznick). Por quién doblan las campanas es un film fallido pero que tiene que estar. Hollywood demoró en filmarla, y cuando finalmente lo hizo Franco había ganado la

444  

El lugar prometido en nuestra juventud, Cinco centímetros por segundo, El mundo es grande y la salvación acecha a la vuelta de la esquina, I...

Advertisement