Page 32

Opera Mundi

George Junios Stinney Jr.

El niño que murió en la El 16 de junio de 1944, a sus 14 años de edad, Stinney fue ejecutado por el asesinato de dos niñas, convirtiéndose en la persona más joven en ser condenada a muerte en la historia de Estados Unidos

A

lcolu es una zona pequeña dentro de la Ruta 521 en el condado de Clarendon, en Carolina del Sur. La primera tenista afroamericana en jugar en Wimbledon, Althea Gibson, nació Alcolu. De ahí también fue Peggy Parish, autora famosa de libros infantiles. Los productos forestales representan los ingresos principales de la región, junto con el tabaco, el algodón y el maíz. Pero, dentro de la zona, hay una ciudad aún más pequeña, Manning, cuya población en 1944 no llegaba siquiera a los 3 mil habitantes. Esencialmente, el condado era un conjunto de granjas tranquilas, cuya rutina sólo ha sido rota una vez. En la tarde del 24 de marzo de 1944, Betty June Binnicker, de 11 años, y su amiga, Mary Emma Thames, de ocho, fueron al campo a cortar algunas flores. Alternadamente, caminaban y montaban sus bicicletas siguiendo el camino aledaño a las vías del ferrocarril de Alcolu. La zona era bien conocida por las niñas. En algún momento de su paseo vieron a un joven afroamericano, quien caminaba en sentido contrario a ellas. Todos se conocían en Alcolu, por lo que las niñas no se alarmaron. El joven vivía en la misma ciudad que ellas y lo habían visto en infinidad de ocasiones. Sin embargo, minutos después de aquel encuentro, las niñas yacían muertas en el piso; sus cráneos habían sido salvajemente machacados por un pesado trozo de riel. Sus cuerpos fueron arrojados a un arroyo cercano a las vías. Después de esconder en los arbustos el arma homicida, el asesino reanudó el camino a su casa. El asesino de aquellas niñas también era un niño. Su nombre era George Junius Stinney Jr., de 14 años, hijo analfabeto de un molinero local. Increíblemente, menos de tres meses después de

< 30 29 >

los sangrientos hechos, el chico también enfrentaría a la muerte, con lágrimas rodando por sus mejillas, amarrado a la silla eléctrica de la Correccional Central de Columbia. El público apenas si se enteró de esa ejecución, pues en esa época los ojos de los norteamericanos miraban fijamente las playas de Normandía, donde un millón de soldados estadounidenses participaba en los combates del Día-D. Nadie tuvo tiempo para compadecer a un adolescente negro que había asesinado a dos niñas blancas. Así, el 16 de junio de 1944 fue ejecutada legalmente la persona más joven en la historia de Estados Unidos.

“Aquí están…” Al caer la noche del 24 de marzo de 1944, la desesperación había hecho presa de las familias de las niñas perdidas. Aunque las pequeñas acostumbraban internarse al bosque a jugar, no era usual que regresaran tarde a casa. B.G. Alderman, el carpintero local, organizó una partida de voluntarios, blancos y negros, para buscar a las criaturas extraviadas. La luz del amanecer llegó sin novedades. Alrededor de las 7:30 de la mañana del 25 de marzo, el grupo halló huellas pequeñas cerca de las vías. Cerca de ahí encontraron unas tijeras, las que Betty June utilizaba para cortar flores. En pocos minutos, los hombres buscaban entre los arbustos, en los que estaba escondida una bicicleta. Finalmente, alguien gritó: “Aquí están…”. Las víctimas estaban cubiertas por lodo y las heridas en sus cabezas daban fe de que habían sido golpeadas brutalmente. Después de unas cuantas horas de investigación, las autoridades localizaron y arrestaron a George Stinney Jr., al que los vecinos habían visto en el área donde las niñas fueron halladas. En menos de una hora de interrogatorio, Stinney había confesado su crimen.

silla

Cinefilia Noviembre 2010  

Cinefilia México Norte, Noviembre 2010 / Harry Potter

Cinefilia Noviembre 2010  

Cinefilia México Norte, Noviembre 2010 / Harry Potter