Page 89

—Muy bien. Lorcan dijo: —Muy bien. Ella se dirigió hacia la cabina para encontrar algunas otras telas que la ayudaran, cuando Lorcan dijo: —Apenas sangraste la última vez. La última cosa que ella necesitaba era tener esta conversación. —Quizá mi cuerpo finalmente se sintió lo suficientemente seguro como para ser normal. Porque incluso él, asesinando a ese hombre, mintiendo, y luego escupiendo la verdad acerca de Aelin en su cara…Lorcan iría en contra de cualquier amenaza sin pensarlo dos veces. Quizá por su propia supervivencia, pero él le había prometido su protección. Ella había sido capaz de dormir por las noches porque él yacía en el piso entre ella y la puerta. —Así que…no hay nada malo, entonces —ni siquiera se molestó en mirarla cuando lo dijo. Pero ella ladeó la cabeza, estudiando los fuertes músculos de su espalda. Incluso mientras se rehusaba a hablar con él, lo observaba, y hacia excusas para mirarlo mientras realizaba sus ejercicios cada día, usualmente sin camisa. —No, no hay nada malo —dijo ella. Por lo menos, eso esperaba. Pero Finnula, su niñera, siempre chasqueaba la lengua y decía que sus ciclos fueron llenos de manchas, ligeros e irregulares. Para este que había llegado precisamente un mes tarde… Ella no se sentía maravillada al respeto. Lorcan dijo: —Bien, esto nos retrasa como si fuera así. Ella posó los ojos en su espalda, no tan sorprendida por la respuesta, y cojeó hacia la cabina.

l

Él necesitaba detenerse de todas maneras, Lorcan se dijo a sí mismo mientras observaba el trueque de Elide con una posadera del pueblo por los suministros que necesitaba. Ella se había envuelto su largo cabello negro en un rojo pañuelo roto que había robado de esa lamentable y pequeña barcaza, e incluso usaba un acento con un timbre nasal mientras hablaba con la mujer, todo su aspecto estaba lejos de la agraciada, tranquila mujer que él había pasado tres días ignorando.

Profile for Cineadictos pwa

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

Advertisement