Page 74

Rowan recogió el arco caído de Fenrys y su carcaj de flechas de punta negra. Ninguno le detuvo mientras caminaba hacia la barandilla, las salpicaduras de sangre bajo sus botas. Los únicos sonidos eran las olas golpeando, los gemidos de los heridos y el gemido del poderoso arco cuando colocó una flecha y tiró de la cuerda. Más y más lejos. Sus brazos se tensaron, pero se concentró en el distante aleteo de la mancha oscura. —Una moneda de oro a que falla —jadeó Fenrys. —Guarda tu aliento para la curación —espetó Aelin. —Que sean dos —dijo Aedion detrás de él—. Yo digo que acierta. —Se pueden ir todos al infierno —gruñó Aelin. Pero luego agregó—. Que sean cinco. Diez si lo derriba del primer disparo. —Hay trato —gimió Fenrys, su voz llena de dolor. Rowan apretó los dientes. —Recuérdame por qué me molesto con cualquiera ustedes. Luego disparó. La flecha era casi invisible, ya que volaba a través de la noche. Y con su vista Fae, Rowan vio con perfecta claridad cómo la flecha alcanzaba su objetivo. Justo a través de la cabeza de la cosa. Aelin se rio silenciosamente mientras eso golpeaba el agua, su salpicadura visible incluso desde la distancia. Rowan se volvió y frunció el ceño hacia ella. La luz brillaba en la punta de sus dedos mientras arreglaba el destrozado pecho de Fenrys. Pero miró al macho, luego a Aedion y dijo: —Paguen, idiotas. Aedion rio, pero Rowan captó la sombra en los ojos de Aelin mientras reanudaba la curación de su ex centinela. Entendió por qué ella le había hecho caso, incluso con Fenrys herido. Porque si Erawan supiera dónde estaban… Tendrían que moverse. Rápido. Y rezar para que las instrucciones de Rolfe para llegar a la Cerradura no estuvieran equivocadas.

l

Profile for Cineadictos pwa

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

Advertisement