Page 70

La piel no era blanca hueso como la de la Sabuesa, sino más bien con manchas oscuras, cruzadas con sombras. Aladas, todas con caras humanoides y cuerpos… Ilken, uno de ellos siseó mientras destripó a un hombre con un golpe de sus garras. Somos los ilken, y hemos llegado a la fiesta. De hecho, los piratas estaban muertos en la cubierta, la sangre cobriza oliendo tan fuerte que llenaba sus sentidos mientras corría por donde había sonado el rugido de Abraxos. Pero él se encontraba en el aire, agitándose en lo alto, la cola oscilando. La cambia formas en forma de wyvern a su lado. Enfrentándose a tres de las figuras más pequeñas, mucho más ágiles mientras ellos… Una llama estalló en la noche, junto con el viento y el hielo. Un ilken se derritió. Al segundo le habían arrancados las alas. Y el tercero… el tercero se congeló en un sólido bloque y se rompió en la cubierta. Ocho ilken más aterrizaron, uno de ellos rasgando el cuello de un marinero gritando en la cubierta… Los dientes de hierro de Manon se cerraron. La llama atacó de nuevo, lanzándose hacia los terrores que se aproximaban. Sólo para que ellos lo atravesaran sin problemas. El barco se convirtió en un cuerpo a cuerpo mientras alas y garras desgarraban delicadas pieles humanas, mientras los guerreros inmortales se desataron a sí mismos sobre los Ilken que aterrizaban en la cubierta.

l

Aedion se lanzó tras Aelin en el momento en que rugió el Wyvern. Llegó hasta la cubierta principal antes de que esas cosas atacaran. Antes de que la llama de Aelin rasgara desde la cubierta delantera y de que se diera cuenta de que su prima se podía cuidar a sí misma porque, mierda, el rey Valg había estado ocupado. Ilken, se habían llamado a sí mismos. Había dos de ellos ahora delante de él en el alcázar, donde había corrido para evitar que el primer oficial y Capitán tuvieran sus órganos arrancados de sus vientres. Ambos animales median casi dos metros y medio y nacidos de las pesadillas, pero sus ojos... esos eran ojos humanos. Y sus olores... como carne podrida, pero... humana. Parcialmente. Se encontraban entre él y las escaleras de vuelta a la cubierta principal. —Vaya recompensa nos ha

Profile for Cineadictos pwa

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

Advertisement