Page 65

Y dudaba que la bruja fuera comunicativa, especialmente cuando Aelin había perdido un poco su temperamento esta mañana. Y quizás la hacía una conspiradora y horrible persona por usar el interés de Dorian como un velo para endulzar a la bruja, pero…era la guerra. Aelin flexionó su mano mientras se acercaba a la habitación de la bruja, las luces balanceándose en las fuertes olas que iban sobrellevando desde el mediodía. Rowan había curado el cardenal en el dorso de sus nudillos del golpe que le había dado a la bruja y ella le había agradecido al bloquear la puerta de su habitación y ponerse de rodillas frente a él. Todavía podía sentir los dedos de él enrollados en su cabello con fuerza, aún escuchaba su gemido… Rowan, ahora un paso por detrás, movió su cabeza en su dirección. ¿En qué demonios estás pensando? Pero las pupilas de él brillaron lo suficiente como para que ella se diera cuenta de que él sabía precisamente a donde su mente había ido mientras caminaban a la cabina de la bruja. Que Fenrys se encontrara lejos en el pasillo le decía lo suficiente sobre el cambio en su esencia. Las cosas usuales, miró a Rowan con una tonta sonrisa. Matanzas, Tejidos, cómo hacerte gemir de esa forma de nuevo… La cara de Rowan reflejó una expresión de dolor que la hizo sonreír. Especialmente cuando su garganta se contrajo mientras tragaba con dificultad. Segunda vuelta, parecía decir. Tan pronto como terminemos. Tendremos una segunda vuelta. Esta vez, yo podré ver qué sonidos haces. Aelin apenas caminó hasta la jamba de la puerta de Manon, la cual se encontraba abierta. La risa silenciosa de Rowan la hizo enfocarse, la hizo parar de sonreír como una idiota confundida por el deseo, enamoradiza… Manon estaba sentada y erguida sobre la cama, ojos dorados oscilando entre Rowan, Dorian y ella. Fenrys se deslizó detrás de ellos, su atención directamente en la bruja. Sin duda embobado por la belleza, la gracia, la blah blah blah perfección de ella Manon dijo, bajo y plano. —¿Quién es este? Dorian levantó una ceja, siguiendo su mirada. —Ya lo conociste antes. Él es Fenrys, guerrero comprometido a la reina Maeve. Fue el estrechamiento de los ojos de Manon lo que activó algunos instintos. El brillo de los dilatados orificios nasales de Manon mientras percibía la esencia del hombre, su olor apenas detectable en la estrecha cabina. —No, no lo es. —Dijo Manon. Las garras de hierro de a bruja aparecieron en un pestañeo antes de atacar a Fenrys.

Profile for Cineadictos pwa

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

Advertisement