Page 63

—Por qué no los encerramos a ustedes en una habitación… —Dorian señaló a los guerreros Fae a través de la cubierta con su barbilla, luego a Lyssandra a su derecha. —… y vemos que tan bien les va luego de tanto tiempo. Aelin dijo— Cada centímetro de ella fue diseñado para capturar hombres. Para hacerlos pensar que es inofensiva. —Créeme, Manon Blackbeak es cualquier cosa menos inofensiva. Aelin continuó,— Ella y las de su clase son asesinas. Son criadas sin consciencia. Sin importar lo que su abuela le hizo, siempre será de esa manera. No pondré en peligro las vidas de las personas de esta nave para que tú puedas dormir mejor por la noche. —Sus ojos brillaron con un golpe mudo. Todos se movieron, y Aedion estaba a punto de preguntarle a Lyssandra si quería combatir, conversación terminada, cuando Dorian dijo un poco muy silencioso: —Soy Rey, ¿sabes? Ojos turquesa y dorado golpearon a Dorian. Aedion casi podía sentir las palabras que Aelin trataba de pensar, su temperamento rogándole que apagara el desafío. Con unas cuantas frases, ella podía filetear su espíritu como a un pescado, haciendo trizas los fragmentos del hombre que quedaban luego de que el príncipe Valg lo había violado. Y si lo hacía, perdería a un aliado poderoso que necesitaría no solo en esta guerra, pero también lo haría si la sobrevivían. Luego, esos ojos se suavizaron un poco. Un amigo. Perdería eso también. Aelin se masajeó las cicatrices de sus muñecas, expuestas en la dorada luz del atardecer. Las que ponían enfermo a Aedion cuando las veía. Ella le dijo a Dorian luego de un momento. —Movimientos controlados. Si ella deja el cuarto, se queda bajo guardia, uno de los Fae a todo momento, además de uno de nosotros. Esposas en sus muñecas, no en los pies. Sin cadenas en la habitación, pero un guardia fuera de ella. Aedion visualizó el pulgar que Rowan rozó contra una de las cicatrices de la muñeca de ella. Dorian solo dijo: —Está bien. Aedion debatió sobre si decirle a Dorian que un compromiso por parte de Aelin debería ser celebrado. La voz de Aelin se convirtió en un letal ronroneo. —Luego de que terminaste de coquetear con ella ese día en Oakwald, ella y su aquelarre trataron de matarme. —Tú la provocaste. —contra argumentó Dorian. —Y me siento aquí hoy por lo que ella arriesgó cuando fue a Rifthold dos veces. Aelin secó el sudor de la ceja. —Tenía sus propias razones, y dudo que fuera porque ella, en sus cientos de años de matanzas, decidiera que tu linda cara la convertiría en buena. —La tuya convirtió y sacó a Rowan de una promesa de sangre de tres siglos. Fue el padre de Aedion el que habló calmadamente mientras que dejaba su puesto cerca de Abraxos

Profile for Cineadictos pwa

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

Advertisement