Page 59

Capítulo 45 Traducido por Tay Paredes Corregido por Flo

La Bruja estaba lúcida pero molesta. Aedion tenía el placer de servirle el desayuno y trató de no notar el persistente aroma de excitación femenina en el camarote, o que la esencia de Dorian estaba mezclada con la de ella. El Rey tenía derecho a seguir adelante, Aedion se recordó a si mismo horas más tarde cuando escaneaba el horizonte a altas horas de la tarde desde el timón del barco. En las calmadas horas de su vigía, normalmente meditaba sobre la rigurosa reprimenda que Lyssandra le había dado con respecto a su ira y crueldad hacia el Rey. Y quizás, solo quizás, Lyssandra tenía razón. Y quizás el hecho de que Dorian pudiera mirar a una mujer con interés luego de haber visto a Sorcha decapitada era un milagro. Pero… ¿La Bruja? ¿Eso es con lo que quiere enredarse? Se lo preguntó a Lysandra cuando se reunió con él treinta minutos después, todavía empapada de patrullar las aguas por delante. Todo despejado. Lyssandra peinó su cabello color tinta con los dedos, frunciendo el ceño. —Tenía clientes que perdieron a sus esposas o amantes, y querían algo que los distraiga. Querían lo opuesto a como su amante había sido, quizás para hacer sentir el acto completamente distinto. Lo que él vivió cambiaría a cualquiera. Muy bien ahora podría encontrarse a sí mismo siendo atraído por cosas peligrosas. —Ya tenía una inclinación por ellas. —murmuró Aedion, mirando hacia donde Aelin y Rowan combatían en la cubierta principal, sudor reluciendo en oro mientras la luz de la tarde cambiaba al ocaso. Dorian descansaba en los escalones cercanos al alcázar, Damaris apoyada sobre sus rodillas, medio despierta en el calor. Una parte de Aedion sonrió, sabiendo que Rowan sin duda patearía su trasero por ello. —Aelin era peligrosa, pero seguía siendo humana —Observó Lyssandra— Manon no… lo es. A él probablemente le gusta de esa manera y si fuera tú, me mantendría fuera de ello. —No voy a meterme en el medio de ese desastre, no te preocupes. Aun así, no dejaría que esos dientes de hierro estén cerca de mi parte favorita si yo fuera él. —Aedion sonrió mientras que Lyssandra llevó su cabeza hacia atrás y rió. Añadió: —Además, ver a Aelin y a la Bruja ir cara a cara esta mañana sobre Elide, fue suficiente para recordarme que debo permanecer fuera y disfrutar del espectáculo. La pequeña Elide Lochan, viva y por ahí afuera, buscándolos. Dioses. La mirada en la cara de

Profile for Cineadictos pwa

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

Advertisement