Page 42

Ella se quedó bajo la mesa, contando su respiración, pensando a través de todo lo que podía escuchar. Ella dudaba que el carnaval los hubiera pasado por alto. Y apostaba todo el dinero de su bota que Nik y Ombriel habían sido los que los delataron ante los guardias, decidiendo que ella y Lorcan eran una amenaza, especialmente con los ilken cazándola. Se preguntaba si Molly lo había sabido desde un principio, desde su primera reunión, que eran mentirosos y había dejado que Nik y Ombriel los vendieran cuando la recompensa era demasiado buena para pasarla por alto, el costo de la lealtad muy grande. Elide suspiró por la nariz. Un chapoteo sonó, pero el barco siguió navegando. Al menos se había traído consigo la piedra, aunque extrañaba sus ropas, aunque estuvieran en mal estado. Estas prendas estaban creciendo más en el calor, y si iban a Eyllwe, estarían sofocantes… Los pasos de Lorcan sonaron. —Sal. Estremeciéndose por su tobillo ladrando de dolor, ella gateó de debajo de la mesa y se asomó. —¿No hay problema? Lorcan sacudió su cabeza. Estaba empapado con lluvia o agua de río. Ella miró al lado de él hacia donde el hombre estaba conduciendo el barco. No había nadie ahí… o en la parte trasera del bote. —Él nadó de vuelta en la curva —le explicó Lorcan. Elide dejó salir un respiro. —Pudo bien correr al pueblo y avisarles. No tomará mucho tiempo para que nos alcancen. —Nos haremos cargo de ello —dijo Lorcan, dándose la vuelta. Muy rápido. Evitando su mirada muy aprisa– Ella miró el agua, y vio las manchas en las mangas de su camiseta. Como… como si se hubiera lavado las manos muy deprisa, torpemente. Ella miró hacia el hacha al lado de él mientras salía de la cabina. —Lo mataste, ¿verdad? —eso había sido el chapoteo en el río. Un cuerpo siendo aventado por la borda. Lorcan se detuvo. Y miró sobre su hombro. No había nada humano en sus oscuros ojos. —Si quieres sobrevivir, tendrás que estar dispuesta a hacer lo que sea necesario. —Pudo haber tenido una familia que dependía de él —ella no había visto un anillo de bodas, pero no significaba nada. —Nik y Ombriel no nos dieron esa consideración cuando nos reportaron en la guarida —miró en

Profile for Cineadictos pwa

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

Advertisement